EL IMPERIO DE LA INFORMACIÓN

 

Sin libertad de información no existe una sociedad libre, pero la libertad de información puede ahogar o prostituir  la libertad genuina. Los días 12 y 13 del pasado mes de septiembre se celebraron en la Universidad japonesa de Nanzan las jornadas tituladas “Cultura española y modernidad: activo económico”. El Instituto Cervantes era uno de los  organismos auspiciadores del evento. Pero, al parecer, era inevitable que al tal evento acudieran numerosos periodistas (del ABC,. EL PAIS, LA RAZÓN, etcétera) para… estar allí, no para informar sino para…¿para qué? Pues para anudar los lazos de clientelismo entre dichos medios, o sus representantes, y el Instituto y el Pabellón de España de la Expo 2005 de Aichi, otra de las entidades implicadas en el fasto. Los periodistas se dan un garbeo lujoso de aviones, hoteles y encuentros y aquí paz y después gloria. ¿Libertad de información? La sociedad mediática en la que nos hallamos no tiene por qué ser una sociedad necesariamente libre. Lo mediático se instituye en fin en sí mismo. Y de lo mediático forman parte aviones, hoteles, encuentros…¿O no? ¿Dónde están las crónicas, los reportajes, los seguimientos informativos…?

 

MIGUEL GARCÍA-POSADA

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*