RELATIVISMO DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

 

Uno no es tan ingenuo para creer en la absoluta libertad de expresión mientras que el mundo sea el que es. Pero hay dos elementos claros: la  revolución informática ha puesto al alcance de muchos, no todos necesariamente privilegiados, el acceso a la información plural, de la que participan los “weblogs”; segundo, sigue siendo un ideal, esa libertad, porque el uso de las palabras depende de quién manda, como conoció Alicia en su viaje a través del espejo. Todos sabemos que el mundo está en mano de unas cuantas oligarquías, que hacen y deshacen: guerras del petróleo, guerras en África, etc. Pero hoy en la India, por citar un solo ejemplo, existen millones de nuevos usuarios de los medios informáticos, que antes no solo no tenían acceso a la informática sino a una comida digna. La libertad de opinión y expresión sigue siendo relativa, y lo será mucho tiempo todavía, pero hoy es un poco menos relativa con los weblogs. Se supone que hablamos de “blogers” cultos e informados; de los otros no hay nada que decir.

 

MIGUEL GARCÍA-POSADA

 

Compartir:

Deja un comentario