Archivo de marzo 20th, 2010

Desigualdades sociales en salud en la Comunidad de Madrid (9): El crecimiento urbano e industrial (V): la construcción de la democracia y el urbanismo del desencanto

Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

Continuamos hoy la serie sobre DSS en la Comunidad de Madrid, en la que en los últimos artículos (Madrid villa y corte Murallas, arrabales y conventosEl ensanche y los extrarradios , la pesada herencia del franquismo ),  hemos intentado comprender la actual segmentación socio-territorial a través de un recorrido histórico del  crecimiento urbansitico de la región. La llegada de la democracia a finales de los setenta vino aparejada al intento de dar un giro en el modelo heredado del franquismo. Los nuevos ayuntamientos democráticos y la recién creada Comunidad de Madrid, introdujeron nuevos criterios de planificación urbanística e hicieron un gran esfuerzo en crear infraestructuras y servicios colectivos (educativas, sanitarias, deportivo-culturales etc.), que evitaran en lo posible la constitución de nuevos guettos en las poblaciones mas vulnerables. Sin embargo, esta nueva racionalidad que trajo la democracia, no impidió que los desarrollos urbanísticos posteriores llevaran a una progresiva ocupación del territorio hasta constituir la actual gran conurbación de Madrid. La segmentación socio territorial siguió profundizándose, mediante el desplazamiento fuera de Madrid de los jóvenes a zonas socialmente diferenciadas. Los de clase más baja se mudaron al sur y a este y a la segunda corona metropolitana; y los jóvenes profesionales, de las clases medias y altas, se desplazaron a los municipios del noreste de la Comunidad. Éstos últimos cambiaron no solo su configuración urbanística y socio-económica, sino el sentido de su voto. Por otra parte, los años 80 fueron también los años de “la movida” y del desencanto con las expectativas que había levantado la democracia, especialmente entre las clases trabajadoras y los jóvenes. Aunque los servicios públicos crecieron de forma espectacular, intentando mejorar las oportunidades de vida (igualando el acceso a la formación, a la sanidad, a la cultura, etc.) de los más desfavorecidos, las desigualdades sociales persistentes y cierta desmovilización social, dieron paso a la cultura del “No Future” (no hay futuro) y a que medrara la plaga de la heroína como vía de escape de la dura realidad social. Fueron los años de la epidemia del SIDA que impactó en una generación de jóvenes madrileños que fue masacrada.

 a-6-a-su-paso-por-las-rozas

 La autovía A-6 a su paso por el municipio de las Rozas, con sus tipicas urbanizaciones de chalets adosados. Al fondo se ve la sierra de Guadarrama. Fuente: www.navalcarbón.com  

(más…)

Etiquetas: