Agua. Margaret Tait.

Enlace a Agua de Margaret Tait en poesía y ciencia

En el número monográfico 259 de la revista Litoral dedicado al agua, me encontré con este poema homónimo, que me sorprendió gratamente por la claridad y precisión de las descripciones químicas y, también, por el tono de espontáneo de los comentarios de sorpresa y admiración ante las propiedades del agua. ¿De dónde salía? ¿quién era esta Margaret Tait, que nos traía esta poesía temblorosa, osada y fresca?

Pues bien, Margaret Tait fue una cineasta y poeta escocesa – de las Islas Orcadas para mayor precisión – nacida en 1918 cuya vida y obra transcurrieron, a la vez, por caminos de heterodoxia, inteligencia y sobriedad. Médica de formación por la Universidad de Edimburgo en 1941 se alistó en el Real Cuerpo Médico del Ejército Británico sirviendo en Sri Lanka, India y Malasia. A su vuelta al Reino Unido, en 1946, dejó el ejército continuando con su profesión médica.

Su vida da un giro radical en 1950 en que va a Italia y acaba estudiando cine en el Centro Experimental de Fotografía en Roma. Allí toma contacto con el neorrealismo italiano del que le fascinan los rodajes en exteriores y localizaciones reales, lo que la lleva a los documentales.

Margaret Tait
(en http://www.scottishpoetrylibrary.org.uk/)

Se dedica, a partir de ese momento y hasta su fallecimiento en 1999, a la realización de documentales experimentales realizados sin apenas medios, autofinanciados generalmente a través de su propia productora Ancona Films y con absoluta independencia de la industria. Es su faceta más conocida.  gozando de bastante renombre en los reducidos círculos del documentalismo cinematográfico experimental. (Ver Nota 1).

Siendo más conocida su faceta cinematográfica, Margaret Tait fue, también, autora de una relevante y original obra poética en la que llegó a publicar tres libros de poemas concentrados en dos años: origins and elements de 1959 y The Hen and the Bees: Legends and Lyrics y Subjects and Sequences en 1960. En 2012 se publicó el conjunto de su obra poética, con el añadido de su obra en prosa con el título Poems, Stories and Writings. 

El bagaje científico de su formación médica va a estar muy presente en su obra poética, en la que se encuentran algunos poemas con contenidos descriptivos o reflexivos en torno a temas científicos.  Entre ellos, además de este Agua, se mencionan los poemas The Unbreakable-Up y Litmus. (Ver Nota 2).

El crítico Alistair Bedow de la página literateur.com apunta que la fascinación de Margaret Tait por las limitaciones del registro científico está presente en gran parte de su obra temprana: (sic) “… que se  manifiesta de dos formas interconectadas: primero como pura maravilla ante el funcionamiento del mundo natural, como en Aguadonde reflexiona sobre como el  << Oxigeno… El aire que respiramos. / Oxihemoglobina, / sangre de vida, / y combina con ese explosivo ligero el hidrógeno / y hace… / agua, ¡caray! >>.  La segunda manifestación es de incertidumbre o duda sobre la empírica de la ciencia. Preguntas retóricas como: ¿Lo veis?; ¿Puedes creerlo?;’ ¿Es así?, impregnan los poemas, como para sugerir que las explicaciones que nos ofrece la ciencia sobre la experiencia del mundo de la experiencia, tanto si se está de acuerdo con ellas como si no; de alguna manera, nunca acaban de resultar completamente adecuadas.”

Es una poesía, la de Margaret Tait, que resulta fresca y fascinante y en la que la crítica especializada encuentra ecos e influencias de Lorca, Lowry, Rimbaud, Rilke, Pound y Emily Dickinson, entre otros. Desgraciadamente no se encuentra editada en España. Posiblemente Agua, (traducido por Antonio Rivero Jaramillo), sea su único vertido al castellano.

En la página web Scottish Poetry Librairy se hace notar que el primer poemario de Tait, origins and elements se publicó en 1959, el mismo año que C. P. Snow pronunció su famosa conferencia sobre “las dos culturas”, en que alertaba sobre el distanciamiento cada vez mayor entre las humanidades y las ciencias, argumentando que el progreso cultural y económico en Gran Bretaña se veía obstaculizada esepor una distancia cada vez mayor entre . La poesía de Tait se sitúa en esa brecha, contemplando a ambas disciplinas dedicadas a la exploración de misterios posiblemente irresolubles. En el poema The Unbreakable-Up se encuentra el fragmento siguiente:

La poesía también,
finalmente,
es incapaz de expresarse.
Al igual que la ciencia,
encara la ausencia de palabras sin palabras.

Notas y enlaces

1. En cuanto a su obra cinematográfica, Margaret Tait produjo de 32 films entre 1952 y 1998, de los que todos, salvo 3 de ellos, fueron autofinanciados y todos, salvo 1: Blue Black Permanent, cortometrajes. Tait definía sus películas como film-poems.  En internet pueden visualizarse algunos de ellos. En los siguientes enlaces, pueden encontrar información sobre su obra fílmica:
National Library of Scotland: Scottish Screen Archive. Biografía y enlaces a detalles de los cortometrajes.
– En detour.es, el artículo Margaret Tait. Elogio a lo pequeño de Elena Duque
– En www.puntodevistafestival.com, la entrada de blog Margaret Tait: el cine que abre flores

2. Una muestra de la obra poética de Margaret Tait puede encontrase en la Scottish Poetry Library, en que se incluye además de su biografía y comentarios sobre su poesía, diversos enlaces y los textos de los poemas:  Now, A Poem for a Morning, The Scale of Things, Flame y Light. Desgraciadamente, no hemos encontrado en internet el texto completo de ningún poema más de Margaret Tait y , por tanto, tampoco aquellos que se señalan como directamente relacionados con la ciencia: The Unbreakable-Up, Carbon,  y Litmus. 

Es muy interesante, también, la reseña del volumen recopilatorio Poems, Stories and Writings realizada por Alistair Bedow de la página literateur.com que hemos citado en la entrada.

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*