Cetonia aurata. Gertrud Kolmar.

Enlace a Cetonia aurata de Gertrud Kolmar en poesía y ciencia

Cetonia aurata

El animalito – coleóptero – de nombre científico Cetonia aurata es un escarabajo especial que, en vez de ser negro y feo, presenta una bella coloración metálica por que resulta agradable y atractivo a la vista. Además se alimenta de rosas – es un plaga para ellas – por lo que se le conoce como “escarabajo de las rosas” o “rose chafer” en el ámbito anglosajón.

En Wikipedia podemos ver la filiación exacta e imágenes de Cetonia aurata, así como párrafos sobre su identificación , ciclo de vida y comportamiento.

 

En cuanto a su identificación, se indica:

Los adultos de C. aurata miden aproximadamente 20 mm de longitud (3⁄4 de pulgada), y poseen una coloración verde metálica que a veces puede tornarse de color bronce, cobre, violeta, azul-negruzco o gris. Tienen un escutelo distintivo en forma de V y poseen varias manchas y líneas blancas en el dorso. La parte ventral del cuerpo es de color cobrizo.

Y en lo relativo a su ciclo de vida se indica que los adultos

… principalmente emergen en primavera y se aparean, después de lo cual la hembra pone los huevos en materia orgánica en descomposición y muere. Las larvas hibernan en el mismo lugar donde se alimentaron, el cual puede ser compost, estiércol y madera en descomposición, para luego convertirse en una pupa en junio o julio. (…) El ciclo de vida dura dos años.

Finalmente, en cuanto a su comportamiento:

… es capaz de volar muy rápidamente, con sus élitros en posición de descanso, como en todos los miembros de la subfamilia Cetoniinae. Los adultos están activos entre abril y septiembre; vuelan muy torpemente y son usualmente vistos en días soleados. Se alimentan de néctar, polen, flores, brotes, hojas y frutos de diferentes plantas, en especial de rosas, compuestas y umbelíferas.

El poema

Nos parece muy singular el poema por cuanto es absolutamente inusual que el nombre científico de un ser vivo sea título de un poema.

Por lo demás, Cetonia aurata es una hermosa parábola o gran imagen de que el delicado y elegante aspecto del escarabajo le es transmitido por la belleza de las rosas entre las que vive y de las que se alimenta.

Los primeros dos versos recalcan la escasa relevancia y el papel secundario  de animales como estos insectos que generalmente, además, suelen producir aversión u asco.

Es un mísero ser, es una cosa de las cosas,
la esquirla, del anillo de sello de Dios, quitada por la broza.

En los siguientes versos se expresa la magia de su ser y el fulgor de su aspecto; debido todo ello a “un espíritu de flor”. También se señala que esa magia no es impostada ni artificial… “que no nos vende curandero ni herborista”. Es una magia que procede de la magnífica mecánica del mundo y de su engranado funcionamento interrelacionado entre los diferentes reinos – floras y faunas – de la naturaleza.

pues esto de lo que se nutre, luz y sangre de la rosa,
es, lo que para él en oro verde y pardo se transforma.

Formalmente, el poema consta de cuatro pareados. En el idioma alemán original, los versos son todos de 13 sílabas. En la traducción al español de Héctor A. Piccoli, se mantienen  los pareados con rima asonante pero los versos tienen medidas diversas: entre 13 y 20 sílabas.

Gertrud Kolmar

Debo confesar mi desconocimiento absoluto, hasta el descubrimiento de Cetonia aurata, de la poeta y novelista alemana Gertrud Kolmar. Alemana y judía, su biografía nos muestra una de esas vidas atravesadas por el dolor y el espanto de la segunda guerra mundial. La barbarie nazi le hizo padecer lo peor del siglo XX, muriendo en el campo de concentración de Auschwitz en 1943.

 

Gertrud Kolmar, cuyo verdadero apellido era Chodziesner, nació en Berlín en 1894, en el seno de una familia judía asimilada de origen polaco. Prima de Walter Benjamin, a diferencia de la mayoría de sus familiares y conocidos, no huyó de la Alemania nazi, sino que permaneció en su ciudad natal junto a su padre. En 1943 fue deportada a Auschwitz, donde murió. No se sabe la fecha exacta ni bajo qué circunstancias, si a causa del frío en el transporte al Este o gaseada en el campo de concentración. Sólo obtuvo el reconocimiento de su obra, en Alemania, a título póstumo.

Además de información sobre su biografía y varios poemas que circulan por internet, (entre los que se encuentra L’etoile d’Hollande, dedicado a la variedad de rosa de ese nombre), gracias a los que podemos acercarnos a su obra, Gertrud Kolmar está siendo ya editada en España. En la editorial Acantilado se publicó su poemario Mundos en 2005. Asimismo, su última novela escrita en 1939, Susannase editó en 2010 en la editorial errata naturae.

En 2015, Mar García Lozano ha publicado Campos de la despedida. Una imagen de Gertrud Kolmar; que es, en palabras del sello editorial Torremozas,  ”una recreación literaria de algunos de los aspectos más relevantes de su vida. (…) un acercamiento a la figura de una poeta mayor, una de las más importantes en lengua alemana…”

Por último, me parece muy valiosa la aproximación de Mercedes Monmany a las figuras de escritoras en Auschwitz, que ha sido galardonado recientemente, (septiembre de 2018), con el Premio Internacional de Ensayo Caballero Bonald por su libro Ya sabes que volveré. Tres grandes escritoras en Auschwitz: Irène Némirovsky, Gertrud Kolmar y Etty Hillesum; temática en la que Mercedes Monmany  lleva largo tiempo trabajando. (Ver, por ejemplo, el artículo dedicado, fundamentalmente a Gertrud Kolmar, Los poetas de Auschwitz en ABC Cultural del 9 de junio de 2001, pgs. 22 y 23).

 

 

 

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*