Taquicardia y El virus del ordenador. Vainica Doble

Enlace a Taquicardia y El virus del ordenador de Vainica Doble en poesía y ciencia

Letras de canciones

Las letras de las canciones populares constituyen una forma peculiar de poesía oral. Composiciones en verso con rimas y ritmos que se deben acompasar con la música de la que son parte. Van de la alegría a la tristeza, de la banalidad a la trascendencia y son seguidas por los aficionados que, muchas veces, aprenden de memoria y acaban, muchas de ellas, formando parte de la memoria y del habla popular.

Hay autores de letras de canciones considerados – porque lo son – como poetas auténticos y renombrados; por ejemplo, entre otros, Juan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Leonard Cohen o Bob Dylan al que galardonaron con el premio Nobel de 2016.

Y si la ciencia y la tecnología han llegado a ser temas no raros sino usuales, digamos, en la poesía canónica; con las letras de canciones ha ocurrido lo mismo. En bastantes de ellas vemos como tratan con mayor o menor intensidad de la ciencia y la tecnología. Por tanto creemos que no debe considerarse impropio y que, con todo derecho, podemos incluir en poesía y ciencia letras de canciones en las que sea relevante su contenido y alusiones a temas científicos tecnológicos. ( Ver Nota 1). Lo que nos anima a incluir, de tiempo en tiempo letras de canciones en poesía y ciencia como es el caso de Taquicardia y El virus del ordenador de Vainica Doble.

 

Taquicardia

El pasado sábado … yendo en coche de repente empezó a sonar Taquicardia de Vainica Doble en el magnífico y siempre sorprendente programa Mundo Babel, de radio 3 – ¡bendito sea este programa y su presentador Juan Pablo Silvestre!. Se nos puso una sonrisa de oreja a oreja y nos elevó la moral por encima de estos tristes tiempos de pandemias y convalecencias.

Música envolvente y arreglos sencillos, extraordinarios…; esa interpretación a dúo única (“ya están las dos hadas juntas, dejaron huella”, dicen en un comentario en Youtube). Con unos versos simpáticos y sugerentes, entre aprensivos e insinuantes – con muchísimo estribillo y repetición – sobre las taquicardia y quien sabe que otros problemas cardiológicos. El “doctor”, la taquicardia y electrocardiogramas…

“¡Ay qué palpitación! / Cómo late, late, late mi corazón.”

Y el estribillo en el que repetimos, repetimos, repetimos….

“Sístole diástole, sístole diástole, ….” 

O sea; el intringulis de la medida de la tensión: entre la presión máxima del sístole y la relajación entre latidos o presión diastólica. ¡A ver!:

“¿Dónde está ese médico de guardia
para que me cure esta taquicardia?”

Taquicardia estaba incluido en el LP de título homónimo grabado por Vainica Doble en 1984. (Ver Nota 2). Los arreglos del álbum estuvieron a cargo de Ángel Muñoz Alonso, “el Reverendo”, cuya labor hay que destacar, ya que consigue que las armonías vocales de las Vainica brillen más que nunca. Entre los músicos acompañantes destaca Antonio Vega a la guitarra eléctrica. También colaboraron en el disco con voces de acompañamiento y arreglos Pablo Guerrero, J. A. Arteche, Luis Pastor y Joaquín Sabina, entre otros. (En este enlace, pueden disfrutar de una interpretación en directo en que intervienen todos ellos – y más intérpretes).

 

El virus del ordenador

La canción El virus del ordenador es de 1997. Formaba parte del álbum Carbono 14, (Ver Nota 3), con título de famoso isótopo y con una portada que mostraba unas “vainicas” muy astronáuticas.

 

El virus del ordenador es de estilo “muy Vainica Doble”: una historia en estrofas. Con sus versos de consonantes; versos, a veces ripiosos, pero siempre ingeniosos e irónicos. Con estribillos pegadizos y cantables.

Me da la sensación de que en esa época (1997),  de gran desarrollo y difusión de los PCs domésticos, debió coincidir con los primeros virus informáticos masivos y Vainica Doble no hizo más que absorberlo e incluirlos, como así hizo, en esta canción en la que me asombra su apreciación, en el estribillo, de que los virus son, en ese momento, aún adolescentes;  … y el miedo que da lo que podrán hacer en el futuro. (Ver Nota 4).

“… soy el virus del ordenador,

un error de la ciencia.

¡Qué no haré cuando sea mayor,
si aún estoy en la adolescencia!

Se mencionan ya los antivirus. La última estrofa parece escrita entre la sorna y una “cierta mieditis”

“… hundir a la vez el Pentágono y el Bundesbank.
Y no cejaré hasta que ponga todo al revés,
el sur en el norte el norte abajo
que “la cumbre” en pleno se vaya al carajo,
si no hallo en el camino
al pérfido antivirus asesino.”

 

Más sobre Vainica Doble

“…. Señoría: sobre Vainica Dobleaparte de procurar que sus canciones fueran una parte  fundamental en la educación de mis hijos…., no tengo más que decir”.

 

Notas y enlaces

1. Ejemplos de letras de canciones en poesía y ciencia son La estatua del jardín botánico de Santiago Auserón, interpretada por Radio Futura y Marcianita de José Imperatore Marcone, interpretada por Billy Cafaro, a las que hemos puesto sus enlaces a este blog.
2.  Para más detalles sobre el LP Taquicardia, en el siguiente enlace pueden ver el texto que le dedica Roberto Macho en la página web lafonoteca.net.
3. Para más detalles sobre el LP Carbono 14 , en el siguiente enlace pueden ver el texto, también de Roberto Macho , que aparece en lafonoteca.net.
4. Para saber un poco más de los virus informáticos y su historia pueden ver el artículo La historia de los virus informáticos de Javier Yanes en la web bbvaopenmind.com, y, también, El virus del ordenador, de Elena Soto, en la web establopegaso.wordpress.com. 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..