El desastre CIPF

La noticia está en que el Comité de Empresa del Centro de Investigación Príncipe Felipe ha denunciado ante la Inspección de Trabajo que los investigadores con contratos bajo la fórmula 2+2 serán despedidos del centro cuando finalicen el período de la beca y sin formalizar el contrato regulado por el Real Decreto 63/2006 del Estatuto del Personal Investigador en Formación, todavía vigente hasta que se apruebe el nuevo borrador.

No es la primera vez que el Comité de Empresa presenta denuncias ante la Inspección de Trabajo. De hecho, ya prosperaron dos denuncias anteriores acerca de la falta de información en la gestión de recursos y la organización del trabajo. He intentado recuperar el contenido de las sanciones de la ITSS, pero me temo que va a ser imposible mientras no haya Ley de Acceso Público a la Información.

Sin embargo, según ha explicado el presidente del Comité, Rafael Pulido, si hasta la fecha las prácticas del Centro en materia de gestión financiera y laboral ya eran sospechosas, ahora son “directamente ilegales”.

Los problemas del Centro no son nuevos, como explicaré más adelante; pero parece que, en este caso, el despido de personal investigador en formación ha sido la gota que ha colmado el vaso. Algo debe tener que ver algunos factores, como 1) la no formalización de un contrato obligado y cuyo presupuesto debería haber estado ya comprometido, 2) que los “despedidos”, si se los puede llamar así, tengan derecho alguno a paro, y 3) que desaparezca la posibilidad real de proseguir las investigaciones conducentes a la presentación de la Tesis Doctoral.

El goterón plutónico ha producido una reacción en cadena. En efecto, el 7 de septiembre de 2011, un día después de que se conociera el futuro de los PIF, todo el Comité Científico del centro presentó su dimisión, lo que a su vez forzó la dimisión de Carlos Simón, Director Científico del centro.

Carlos Simón, Catedrático de la Universidad de Valencia y director, hasta el 7 de septiembre, del CIPF

Ahora mismo el Centro no tiene cabeza pensante, y Rafael Pulido incluso señala que la actual financiación es “inviable” y “no permite tener abierto el centro”.

Luis Rosado, Conseller de Sanidad de la Comunidad Valenciana y Presidente del Patronato de la Fundación CIPF

Por su parte, el Presidente del Patronato de la Fundación CIPF, que no es otro que el Conseller de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Luis Rosado, ha afirmado que se seguirán apoyando todas las líneas de investigación con resultado y retorno a la sociedad, unas declaraciones que no voy a comentar. Además, ha indicado que el despido de los becarios responde a que el MICINN ha dejado de financiar el Programa de Medicina Regenerativa, dirigido por el propio Simón.

Sin embargo, el Comité de Empresa señala que estos datos son muy parciales. Es cierto que el MICINN ha dejado de apoyar el programa, en una decisión que coincide con la del propio Ministerio de Sanidad; sin embargo, también es cierto que la financiación de la Consellería de Sanidad no ha dejado de descender desde la creación del centro. Si en 2009 aportó 9,8 millones de euros, en 2011 fueron 4,6 millones, lo que supone un descenso superior al 50% en dos años. En 2012 seguirá la misma progresión, hasta un mínimo histórico de 2,2 millones. La financiación del centro se completa con ayudas obtenidas en régimen competitivo, cuyo monto total ascendió este año a 5,3 millones.  Como comentario maligno añadiré que en la web del centro figuran los logos de la Consellería del Fondo Social de Desarrollo Regional y de Bancaja, pero ningún ministerio.

llorar. La mala gestión económico-financiera había llevado a la dirección del centro a estudiar un ERE con el recorte de un 20% del personal. Para estudiar la viabilidad de este escenario se había planteado la posibilidad de encargar una auditoría, con presupuesto de entre 70.000 y 80.000 euros, a PriceWaterhouseCoopers (por comparar malignamente, con 80.000 euros se pagan, por lo menos, los sueldos de tres investigadores contratados durante un año). Por otra parte, y bajo petición de un Comité de Empresa obligado por las circunstancias a la hiperactividad, CC.OO. y UGT realizaron este año un estudio económico de los gastos e ingresos durante los ejercicios de 2009 y 2010. Según este estudio:

  1. Los balances contables con los que se justificaron 20 despidos realizados en 2010 no tenían en cuenta 5,5 millones de IVA devuelto por la construcción del edificio que alberga al CIPF.
  2. Gastos por un total de 4 millones de euros están sin justificar.
  3. En general, se aprecia una falta de criterio en la imputación de ingresos y gastos que produce un déficit irreal.

Además, en la memoria económica de 2010 aparecía un resultado negativo de 2,7 millones de euros; pero en las cartas de despido de aquel año se indicaba que el déficit era de 6 millones, y el Comité de Empresa afirma que la cifra que le fue comunicada era 7,5 millones. Por citar el final del artículo del diario El Mercantil Valenciano, “nada cuadra”.

Un par de conclusiones:

1) Hace falta una nueva regulación de las Fundaciones Generales que apunte a una mayor transparencia en la gestión de gastos e ingresos y persiga, por encima de todo, el máximo aprovechamiento de los fondos para la creación de empleo y el avance científico. Son éstas, y no otras, las misiones sociales y los compromisos éticos contraídos por estas Fundaciones con la ciudadanía. No olvidemos que el mecenazgo privado o la obtención de ingresos por patentes y otros resultados de la investigación siguen siendo componentes minúsculos en el desglose real. Un despilfarro que repercute en los bolsillos de todos los contribuyentes es insostenible.

2) Es urgente, cuando no absolutamente prioritario, que se permita la financiación privada de los Organismos Públicos de Investigación, ya sea como sustento exclusivo de alguna de las líneas de investigación o como apoyo a líneas ya existentes. En este sentido, seguimos esperando a una nueva Ley del Mecenazgo apartada de la agenda política por la terrible situación económica y el sentido de urgencia que ha inundado a la vida parlamentaria.

Esta entrada se ha redactado a partir de las siguientes fuentes periodísticas:

http://www.20minutos.es/noticia/1149979/0/

http://www.kaosenlared.net/noticia/boletin-sobre-despidos-luchas-obreras-10-2-2011

http://www.publico.es/ciencias/395208/el-centro-principe-felipe-es-inviable

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2011/08/27/centro-principe-felipe-plantea-encargar-auditoria-conocer-viable/834840.html

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2011/09/07/direccion-cientifica-centro-principe-felipe-dimite-bloque-falta-recursos/837638.html

http://www.adn.es/local/valencia/20110601/NWS-1560-Principe-Felipe-Centro-injustificadas-sanciones.html

http://www.europapress.es/comunitat-valenciana/noticia-rosado-dice-dimision-cipf-obligara-remodelacion-seguir-apoyando-investigacion-biomedica-20110907141221.html

Etiquetas: , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] La noticia está en que el Comité de Empresa del Centro de Investigación Príncipe Felipe ha denunciado ante la Inspección de Trabajo que los investigadores con contratos bajo la fórmula 2+2 serán despedidos del centro cuando finalicen el período de la beca y sin formalizar el contrato regulado por el Real Decreto 63/2006 del Estatuto del Personal Investigador en Formación, todavía vigente hasta que se apruebe el nuevo … [Seguir leyendo...] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts [...]

(requerido)

(requerido)


*