¡Viva el Papa!

El Papa ha condenado la guerra santa en cualquiera de sus manifestaciones, desde las cruzadas a la “jihad”. La Iglesia la practicó, es obvio, pero eso no resta autoridad a sus palabras y hemos de congratularnos por ellas, que son en todo caso una sabia rectficación. Pero como estamos en el mundo que estamos, parte del mundo musulmán, el que apoya a Ben Laden, se excita y protesta. Pues que proteste. Hasta ahí podíamos llegar, en el respeto a quienes no respetan a nadie. Ahora resulta que los integristas de ese mundo son minoría discriminada. Falso. Pero se toma al Papa como chivo expiatorio de todos los pecados del mundo occidental. Que los ha cometido, y muchos. Pero que por la persona de uno de sus más ilustres representantes ha descalificado toda tentativa de guerra en nombre de Dios ¿Habrá que recordar que Karol Woytila apoyó al sindicato Solidaridad y su empuje fue decisivo, pero el régimen comunista se derrumbó sin ninguna clase de cruzada? Dan ganas de gritar por esta vez ¡Viva el Papa! Es decir, viva el sentido común, que ha roto para siempre, queremos creer, con toda clase de inquisiciones, autos de fe, guerras “non sanctas” sino malditas. MIGUEL GARCÍA-POSADA

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Que no den ganas que se grite ¡Viva el Papa! ¡Viva!¡Viva!

todas las clases de papa estoy informacion de toda clase de papa

que viva la papa

VIVA EL PAPA, VIVA EL JEFE DE LA IGLESIA

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..