Juan Ramón Jiménez

 El eminente poeta sigue más vivo que nunca. La Consejería de Educación acaba de publicar dos títulos juanramonianos: una espléndida guía del Madrid de Juan Ramón, que vivió en la capital de España buena parte de su juventud y madurez y solo lo abandonó cuando tuvo que marchar al destierro, y un cederrón interactivo con el texto de <<Platero y yo>>. Los progres de salón y “gauche divine”, que execraron en los tiempos oscuros a Juan Ramón, por esteta y descomprometido (cuando el hecho es que murió en Puerto Rico fiel a la causa liberal, en la que creyó siempre) ahora callan o balbucean su recién descubierta admiración. Bien está que sea así, rectificar es de sabios, y también,  y pese a todo, de progres,  incluso de progres revenidos. Los dioses del Parnaso poético español se llaman Jorge Manrique, Garcilaso,  Luis de León, Juan de la Cruz, Góngora, Lope de Vega,  Quevedo, Andrés Fernández de Andrada, autor de la “Epístola moral”, Gustavo Adolfo Bécquer (más Rosalía, diosa floral), Antonio Machado, Federico García Lorca y Luis Cernuda.

 

   Y Juan Ramón Jiménez, el andaluz.

 

MIGUEL GARCÍA-POSADA

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

"Y Juan Ramón Jiménez, el andaluz"… Como andaluces son Góngora, Andrés Fernández de Andrada, Gustavo Adolfo Bécquer, Antonio Machado, Federico García Lorca y Luis Cernuda. Sin duda, su Parnaso poético español -con el que estoy básicamente de acuerdo- habla andaluz.

Querido amigo:

¿Sería posible conocer sus dioses del Parnaso "narrativo" español?

Saludos cordiales.

(requerido)

(requerido)


*