¿Clásicos?

Los clásicos son los primeros, dice la etimología, pero los clásicos son los últimos de la fila cuando se les ningunea, se les falta al respeto, se les manipula,  se les toma  por tontos, en fin. Como acaba de hacer una editorial española, que ha lanzado “versiones” actualizadas de los clásicos, donde además de modernizar la lengua, lo cual seria lo de menos,  se “subsanan” lagunas, “se corrigen” lapsus, se “perfeccionan” y se “revisan” las historias. Clásicos “puestos al día”, es decir,  despojados, triturados, escarnecidos. Tonto más que tonto el autor del “Lazarillo”.¡ Dios! ¿El autor del “Lazarillo” tratado así, uno de los hombres mas cultos y sagaces de toda nuestra historia, fuera o no fuera el gran Alfonso de Valdés quien se ocultaba bajo la anonimia. ¿Completar la historia más completa de la novela española, en que en pocas páginas cabe todo, la crítica al emperador, la deshonra, la corrupción de la clase estamental y clerical, como supo la Inquisición  que entró a saco en el librito (en extensión)? La ignorancia, en verdad, es atrevida.

 

MIGUEL GARCÍA-POSADA

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

¿Se imagina al Cid con escafadra? A parecer se la han puesto.

(requerido)

(requerido)


*