Yunque: alba. Pascual Pla y Beltrán

 Enlace al poema Yunque: alba en la sección poesía y ciencia

De los diferentes estilos poéticos, quizás haya sido el futurismo el que con más ímpetu haya recurrido a la tecnología. El futurismo consideraba como elementos principales de la poesía, el valor, la audacia y la revolución, postulando, entre otros, la adoración de la máquina y el retrato de la realidad en movimiento. Rechazaba la estética tradicional e intentó ensalzar la vida contemporánea, basándose en sus dos temas dominantes: la máquina y el movimiento.

Natalia Goncharova. Cyclist, 1913 (Wikipedia)

De este estilo hemos traído a poesía y ciencia el poema Yunque: alba del alicantino Pascual Pla y Beltrán, que encontramos en La Generación de 1936. Antología poética de Cátedra. En la nota que lo acompaña, el editor de la antología, Francisco Ruiz Soriano, apunta:

Perteneciente a Narja, presenta ciertos rasgos del futurismo: el estilo dinámico, la energía del nombre, la exaltación de la máquina y de la fuerza del ser humano, además de los ecos de Maiakovski, por ejemplo, los “100.000 voltios rodados de poleas” nos evocan a  aquel “150.000.000 fragmentos” del poema del poeta ruso, (Nota 1), donde la bala era el ritmo como la fragua de “hierro, martillo y yunque” son el movimiento en Pla y Beltrán.  

En efecto, encontramos en el texto poleas impacientes”, grúas encendidas de grillos”, fuego de hierro y fragua”,  constelaciones de martillos sin sueño”, humo oxidado en las espadañas de los crepúsculos”…, en construcciones e  imágenes de gran fuerza y expresividad. (Nota 2).

Talleres en Glasgow. 1910

No es éste un futurismo optimista a la manera del futurismo italiano, sino que más bien se aproxima al futurismo ruso cuyo desarrollo corrió paralelo a la revolución soviética con argumentos y temas sociales y políticos. En este sentido vemos  como en Yunque: alba, aparece, de forma contenida, el sufrimiento del obrero: en los mares de hulla se consumen / los cerebros más vivos”, el canto sin gracia de los obreros con voluntad de bayonetas” o el cansancio olvidado de la vida de / los obreros se despereza sobre la playa / de los siglos”. Con todo los dos versos finales establece un paralelismo nítido entre la técnica y la máquina: ¡Hierro, martillo y yunque!; y el hombre: ¡Hombre, trabajo y alba!

Pascual Pla y Beltrán, nacido en Ibi (Alicante) en 1908, representa, con caracteres personales especialmente sobrecogedores, la biografía dramática de una generación partida en dos por la guerra civil. De familia humildísima, comenzó a trabajar a los 7 años como pastor – como Miguel Hernández. Trasladada la familia a Alcoy, trabaja durante 8 años como obrero textil en una hilatura, un duro trabajo que le destrozó la espalda, dejándolo jorobado. Pasa a Valencia donde, de forma autodidacta, se va introduciendo en el mundo literario, publicando en 1929 su primer libro de poemas, La cruz de los crisantemos, de versos románticos con reminiscencias modernistas que no dejan adivinar lo que será su trayectoria posterior. (Nota 3).

Ingresa en 1931 en la Juventud Comunista y comienza a practicar una poesía social de un radicalismo extremo. En 1931 publica Narja, considerado el primer libro de poesía comprometida y proletaria publicado en España. En la Guerra Civil se incorpora a la Alianza de Intelectuales Antifascistas, llevando a cabo una gran actividad política, literaria y perodística, (Nota 4). Al término de la contienda pasó siete años en la cárcel. En 1955 se exilió en Venezuela, país del que adoptó la nacionalidad, y en cuya Biblioteca Nacional trabajó. Falleció en 1961 en Caracas con 53 años .

Pla y Beltrán, (a la derecha de pie), en Caracas con Pablo Neruda. 1959

Pla y Beltrán, de procedencia obrera y auténtico representante de la poesía proletaria o bolchevique, finalizaba una nota autobiográfica – que encabezaba su libro Hogueras en el Sur - de la manera siguiente:

Ingreso en la Juventud Comunista. Lectura de libros de Lenin. Primeros poemas revolucionarios. Agitación. La cárcel.
En 1932 rompo el fuego de la poesía revolucionaria en España con mi libro Narja. Sigo esta línea.
Me gustaría viajar. Cuando pueda iré a Rusia y China.
He trabajado en la constitución de la Unión de Escritores y Artistas Proletarios de Valencia.
Actualmente pertenezco al Partido de Lenin. Vivo humildemente.

 

Notas y Enlaces

1. En el enlace: http://lacomunidad.elpais.com/paisdepoesia/2009/1/12/poesia-contra-guerra-maiakovski-150-000-000 , pueden leer un fragmento del poema citado.

2. Algunos de los términos técnicos utilizados parecen haber sido elegidos más por su sonoridad o capacidad de evocación que por su significado o coherencia con el relato. Así, por ejemplo, es un hecho que a principios de la década de los treinta, no había aún en la comunidad valenciana líneas de alta tensión de 100.000 voltios,  las cuales, además, en ningún caso podrían utilizarse directamente en una factoría; posiblemente, tendría más sentido hablar de watios que corresponden a potencia. Por otro lado, para la transmisión de las potencias eran utilizadas correas de transmisión, (como puede verse en la foto), no poleas.

3. Tres interesantes semblanzas de la biografía de Pascual Pla y Beltrán se muestran en el blog La biblioteca fantasma en el enlace http://bremaneur.wordpress.com/2008/12/03/tres-semblanzas-de-pascual-pla-y-beltran/ . En internet pueden encontrarse algunos poemas de Pla y Beltrán. A modo de ejemplo pueden leer, por ejemplo,  Sobre el pecho una estrella. 

 4. Una muestra de la actividad periodística de Pla y Beltrán es la entrevista realizada a D. Antonio Machado en agosto de 1937 que pueden leer en el enlace: http://palmeral-pensamientos.blogspot.com.es/2010/05/mi-entrevista-con-antonio-machado.html

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*