Georges Seurat: la fábrica. Adam Zagajewsky

Enlace a Georges Seurat: la fábrica de Adam Zagajewsky en poesía y ciencia

1. La actualidad

Aunque la actualidad ya no es lo que era y va mucho más deprisa todo, podemos afirmar que hace unas semanas fueron “rabiosa actualidad” los precios de la electricidad y sus misterios: impuesto especial a la electricidad, tasa genérica de generación, costes de compensación a los sistemas extrapeninsulares, primas a las renovables, coste del bono social, déficit de tarifa, … y, finalmente, las subastas diarias. Parece el sino de estos tiempos  acabar convirtiendo la realidad en virtual, de forma que hasta la electricidad y su producción se ve reducida a la oscura subasta y a unas retahílas de difusos conceptos difíciles de entender. (Ver Nota 1).

 Líneas de transporte de electricidad
(V. van Zeijst. En Wikipedia)

La educación general no ayuda y, lo mismo que muchos hoy piensan que el pollo es algo que viene troceado y refrigerado en bandejitas, sin ver y sin conocer el animal de dónde viene, poca gente tiene una idea mínimamente clara de cómo son y funcionan las extraordinarias  centrales eléctricas y del formidable aparato de líneas de transporte de alta tensión que la distribuyen,  y de la coordinación y sabiduría que hay que poner en todas las fases, hasta que llega – hela ahí – la electricidad hasta los enchufes de nuestras casas: un misterioso milagro que lo tenemos virtualizado y convertido en una maraña de palabras que acaban en las subastas y el precio variando a cada hora.

Un bien público que cambia de precio 24 veces al día. Una locura: si lo hubieran ideado los hermanos Marx en Sopa de ganso, nos estaríamos riendo como hacemos al oír eso de  “la parte contratante de la primera parte es vinculante con la parte contratante de la segunda parte”; y, así, sucesivamente.

2. El pintor: Seurat

La temprana muerte, con sólo 31 años, de  Georges-Pierre Seurat, principal promotor del neoimpresionismo e inventor del puntillismo, truncó una original carrera artística e impidió conocer cómo habría podido ser su evolución. Su obra en el momento actual se considera una aportación esencial a la concepción de la pintura como una ciencia pictórica.

Seurat tuvo un acercamiento científico a la pintura y pensaba que el conocimiento de la percepción y de las leyes ópticas podría ser utilizado para crear un nuevo lenguaje artístico basado en puntos, líneas e intensidad del color.

Ello le llevó al acercamiento y estudio de los trabajos de científicos de la época, como los del químico Michel Eugène Chevreul autor de las obras: Ley del contraste simultáneo de los colores de 1839 y Sobre los colores y su empleo en el arte mediante círculos de color de 1864.Este impulso proveniente de estudios científicos potenció el interés del artista en el desarrollo de diagramas cromáticos, colores complementarios y la percepción óptica.

Además de sus más famosas y más conocidas obras como Tarde de domingo en la isla de la Grande Jatte, su sorprendente Torre Eiffel y la grandiosa e inacabada El circo, nos interesa aquí destacar los varios dibujos y óleos de paisajes en los que ya aparecía “otra naturaleza”: la naciente industria, las nuevas fábricas que  aparecían en los alrededores  de las ciudades.

Suburbio. 1882. Georges Seurat.
Museo de Arte Moderno de Troyes

Son muestra de ello Suburbio de 1882 del Museo de Arte Moderno de Troyes; Fábrica al amanecer, dibujo en el Museo de Arte Moderno de Nueva York o esa Fábrica de la Menil Collection de Houston, inspiradora del poema de Zagajewsky.

3. El poeta: Zagajewsky

Adam Zagajewsky, (Lviv, actual Ucrania, 1945), es uno de los poetas más importantes del panorama literario contemporáneo. Sus poemas se han traducido a numerosas lenguas y en todos los países en que ha sido traducido y publicado – entre ellos, también España – ha obtenido el favor de la crítica y del público.

Adam Zagajewsky

Forma parte de la mejor tradición de la poesía polaca del siglo XX, caracterizada, sobre todo,  por no permanecer ensimismada en sus propios problemas y estar atenta al mundo exterior proporcionando a los lectores un mundo compartido del que forman parte la vida corriente, la belleza y también la historia con sus errores y horrores.

Continuador aventajado, por tanto, de poetas como Milosz, Herbert, Rozewick y  Szymborska, su obra viene caracterizada por  “un equilibrio entre lo sublime y lo cotidiano,…, entre nuestra vida llena de preocupaciones y la vida (o el pensamiento y el lenguaje) que desemboca en la elevación por encima de lo que somos”. (Ver Nota 2).

También está presente en su obra una marcada conciencia de la historia que aparece, a menudo de forma tangencial, como contrapunto a los momentos – y esa es otra característica de  Zagajewski – de epifanía: momentos de iluminación, de sensación de plenitud, de aprensión de conocimiento en el que desembocan – o son el punto central – muchos de sus poemas.

Finalmente, hay una sabia y dosificada ironía para huir de la grandilocuencia, para poder llegar a lo sublime sin caer en el patetismo.

En suma un gran poeta que podemos disfrutar en castellano gracias  a las cuidadas ediciones llevadas a cabo por las Editoriales Pre-textos y El Acantilado. (Ver Nota 3).

4. El poema: Georges Seurat: La fábrica

Todo lo anterior ha traído a colación el poema  Georges Seurat: La fábrica que, inspirado en el dibujo del pintor francés conservado en The Menil Collection de Houston, nos habla de una peculiar forma de producción de la electricidad, también misteriosa, en que unos esclavos silenciosos mueven una enorme dinamo y, de esta forma, encienden chispas doradas en las partes más remotas del globo. También lloran o fuman cigarrillos selectos en un silencio absoluto.

Fabrica. Dibujo de Georges Seurat
(Menil Gallery, Houston)

Desde luego, algunas de las palabras que leemos, son el retrato de lo que aparece en el cuadro como esa hierba “insolente y afilada como bayonetas de desertores” que vemos al lado de la esquinada  y oscura imagen de la fábrica.

Aparte de la sorprendente imaginación y maestría del poema en la construcción de poderosas imágenes, me interesa – sobre el cómo y dónde surge la electricidad en el poema – lo siguiente:

La electricidad, la luz se hace en una “fábrica olvidada” ¿por qué hemos olvidado las fábricas de luz?

Es una fábrica tétrica ¿por qué aparece así – “… es aquí, en este tétrico edificio, donde nace la luz.” ?, la fabricación de la electricidad – uno de los mayores logros primero científicos y después técnicos de la humanidad.

¿Por qué todo se sume en una confusión? “No sabemos si es el amanecer o el ocaso”.

¿Por qué tal ensoñación de realidad virtual, de juego de ordenador, de película de ciencia ficción? Unos esclavos fabrican la electricidad en silencio mientras lloran o fuman cigarrillos elegantes. Y no hablan: les  han cortado la lengua.

Incluida en el poemario Deseo, (editorial El Acantilado, 2005), Georges Seurat. La fábrica  parece escrita anteayer como fantasía de esta confusión actual sobre la generación de electricidad y sus precios. Solo le faltó incluir en el poema alguna oscura subasta.

Notas y enlaces

1. De las noticias  de esos días sobre las subidas de las tarifas eléctricas he seleccionado Los cortocircuitos del mercado de la electricidad de Raúl Salgado publicada en La Razón del 30 de enero

2. Breves apuntes sobre la poesía de Adam Zagajewsky, escrito por uno de sus traductores al castellano, Xavier Farré,  constituye una magnífica introducción a la obra poética de Zagajewski, resumiendo de forma brillante las principales características de  su obra. (Decir que todo lo comentado en este post es deudor del artículo).  Por otra parte, en La poesía ha de conjugar ironía y éxtasis,  entrevista realizada por Jacinto Antón en El País en 2005, podemos descubrir la interesante personalidad y el talante de Zagajewsky.

3. Se pueden leer en internet bastantes poemas de Adam Zagajewsky. En publicación en abierto, se encuentran 26 poemas incluidos en el folleto editado por la Residencia de Estudiantes, con motivo de su lectura en el ciclo Maestros X maestros de la poesía contemporánea, celebrada el 15 de diciembre de 2010.

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Ciencia,poesía,pintura. Enhorabuena,Pedro una vez más por tan magnífico post.

Gracias Teresa

El poema y el artícolo, Qué maravillos!Como q la electricidad ya no es un bien social, hoy aparece como una propiedad privada de unos pocos para su usufructo

Estimado Ángel. Gracias por su comentario. Ciertamente, a veces parace que la electricidad no es un bien público. Saludos. P. Alonso

(requerido)

(requerido)


*