Descartes. Alfonso Brezmes.

Enlace a Descartes de Alfonso Brezmes en poesía y ciencia

Descartes

Los caminos por los que se eligen los poemas de poesía y ciencia son muy variados, aunque podrían resumirse en tres: los buscas, los encuentras o alguien te lo pone en bandeja. Este último es el caso del poema Descartes de Alfonso Brezmes, (Madrid, 1966), que nos llegó, a principios de julio, a través del aviso de un buen amigo que lo descubrió.

Después se trata de acercarse al poema con cuidado y tratar de entenderlo. Debo decir que tal como me llegó el título del poema Descartes – con mayúsculas – me fui de forma automática a la figura del gran filósofo francés del siglo XVII. Pero no era  eso. El poema lleva por título Descartes  porque, en su mayor parte, identifica y menciona un proceso de descartes; esto es, temas que se apartan, evitan o excluyen. El poema va desgranando descartes de cuestiones importantes en la comprensión científica del funcionamiento del mundo que nos rodea y en la comprensión de otras cuestiones existenciales.

 


 

Con el no por delante, (descartando), el poeta menciona con valor y admiración diferentes logros indudables de la ciencia; “… el álgebra exacta/ y su árbol de verdad irrefutable”; “….el cosmos infinito/ y su secreta arquitectura” o “…las leyes de los cuerpos /que gobiernan su atracción y su repulsa”…

El poeta continúa descartando otras importantes cuestiones ya no propiamente científicas, sino, más bien existenciales, o del terreno del alma, como como el silencio, la música, el amor – con el memorable verso: “…no el amor, ese desorden necesario;” - , y por último, nada menos, que la razón de la existencia.

Después de la enumeración cadenciosa que suponen los 10 versos iniciales, el poema finaliza con un quiebro final de 2 versos dodecasílabos, en que el poeta, quizá deslumbrado o abrumado por la complejidad o inaprensibilidad del mundo, aspira solamente a comprender su lugar o su papel en la maravilla que es el mundo.

“Si al menos lo supiera antes de morirme:
qué pinto yo aquí, en esta maravilla.

Descartes está incluido en “Sed” - último libro publicado por Alfonso Brezmes - y, tomando nota de una conjetura que se me sugiere, bien pudiera considerarse el titulo del poema como un juego de palabras con el nombre del filósofo francés; ya que las referencias científicas lo son a la física y a las matemáticas que rigen el orden del cosmos; orden que tan caro le era a Descartes: filósofo y científico.

El poema, que resulta moderno y bastante elegante, tiene esa redondez de ciertos poemas en los que se siente que están todas las palabras necesarias; ni una más ni una menos y en su orden, no en otro. Nos trae un aliento de lo mejor de la denominada en nuestro país en los últimos años como “poesía de la experiencia”; muy en la línea de la editorial Renacimiento en la que Alfredo Brezmes ha publicado toda su obra poética: “La noche tatuada” (2013), “Don de lenguas” (2015),  “Ultramor” (2017) y “Sed” (2020).

 

Alfonso Brezmes y la fotografía

Al contrario que la gran mayoría poetas españoles actuales,  Alfonso Brezmes no proviene del mundo académico de las letras, sino que es un artista que se ha desenvuelto, de forma autodidacta, con gran éxito en el campo de la fotografía. (Nota 1).

 

 ‘El pozo de los deseos’. (C) Alfonso Brezmes. (Exposición en Blanca Berlín)

Ha participado en diversas exposiciones individuales en las galerías Caprice Horn (Berlín), Stieglitz 19 (Amberes) y en las galerías madrileñas Cámara Oscura y Blanca Berlín. Ha estado representada en ferias como ARCO, ESTAMPA, ARTESANTANDER, y su obra forma parte de la Colección de Arte Contemporáneo de la Comunidad de Madrid (Centro de Arte Dos de Mayo) y del Archivo Fotográfico de la Comunidad de Madrid.

Con el uso de técnicas mixtas en apoyo de la cámara fotográfica, y sirviéndose de todos los materiales a su alcance: el papel y las tijeras, pasando por el escáner, los collages manuales y las animaciones pobres hasta el uso de las palabras crea fantásticos mundos, fronterizos territorios entre la realidad y el sueño. (Nota 2).

 

El poeta Alfonso Brezmes 

En la entrevista Alfonso Brezmes: «Siempre lo más bello lo vi en los demás»realizada en 2014 en la web lasoga.org, el autor de la misma, Nestor Villazón, define al poeta como un “hombre calmado y atento que es, seguro de sí mismo y sin miedo a rebatir cualquier argumento, pero siempre con mesura y cordialidad”.

En esta entrevista podemos conocer mejor la personalidad del poeta y las cualidades de su obra poética. En ella Alfonso Brezmes se califica a si mismo como poeta tardío:

” Si algo he aprendido con el paso de los años es a esperar. Y esperar es lo que he hecho: a que viniesen a mí las imágenes cuando las soñaba; a que venga a mí la palabra cuando la llamo. Este proceso tarda mucho, a veces toda una vida, depende de cada uno. Yo soy un poeta tardío y, qué le voy a hacer, mis frutos han nacido maduros, listos para comerse; otra cosa es que puedan o no gustar, o que no sean aptos para todos los paladares: nada hay más absurdo que intentar complacer a todo el mundo. Ahora bien, mentiría si dijera que esto ha surgido de la nada: he sido un voraz lector desde muy pequeño y un poeta en la sombra. Solo cuando he sentido que tenía algo que decir, me he atrevido a hacerlo.”

Por nuestra parte sólo tenemos que añadir que nos alegramos enormemente de que Alfonso Brezmes haya sentido que tenía algo que decir y lo haya dicho; es decir que haya dejado  que su obra poética haya visto la luz y la tengamos disponible para nuestra felicidad y disfrute. Y un último poema, muestra de su enorme calidad y humanidad.

Los puntos invisibles

Desconfío de las rectas:
van a donde quiero ir,
no por donde quiero ir.

La sucesión de los recodos
que conducen a un lugar
¿no son acaso parte del lugar?

¿No dibujan las flechas
dirigidas a un solo corazón
el mapa mismo del deseo?

Una vez estuve a punto de perderme
por querer salir del ahora
para llegar antes al después.

Solamente cuando tardo
porque entro en el paisaje
logro ver los puntos que lo unen.

Sólo cuando me demoro
en el camino que me lleva
logro saber a dónde voy.

A ciertas alturas de la vida,
el por dónde es importante:
Ítaca —ya lo sabíamos—
se desvanece al llegar.

 

Notas y enlaces

1. En la web de la galería Blanca Berlín se puede acceder a una buena muestra de la obra fotográfica de Alfonso Brezmes; y, también, en su propia Web: https://alfonsobrezmes.wordpress.com/ .
2. Para conocer con más detalle a la obra fotográfica de Alfonso Brezmes enlazamos a las reseñas de sus exposiciones “Espacios privados” en la galería Cámara Oscura de 2011 y “Alguna vez en ninguna parte” en la galería Blanca Berlín en 2014.

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..