Josep Mª Albaiges: en recuerdo

Cuando comencé a seleccionar poemas para poesía y ciencia y, también, en el inicio de La alegría de las musas 2, me propuse ir entablando contactos con personas destacadas en la recopilación de poemas en que se relacionaran ciencia o tecnología y poesía. En este panorama, la figura y personalidad de Josep María Albaigès destacaba con fuerza.

                   Josep Mª Albaigès i Olivart

Ingeniero de caminos y curioso insaciable de múltiples (y divertidas) actividades y aficiones que supo convertir en ocupaciones, fue fundador y presidente del Club Palindromista Internacional, experto en onomástica y otras materias relacionadas con las matemáticas recreativas, la lingüística y la literatura experimental. Colaboró con asiduidad en medios de comunicación: periódicos y radio con talento, amenidad y un  notable poder de comunicación. En definitiva, la persona ideal que uno querría ser cuando fuera mayor.

Era también, como hemos indicado, aficionado a la poesía científica y más en concreto, a la poesía matemática, que se dedicó a recopilar.  En su página web, que recomiendo que no os perdáis,  aparece una estupenda y variada – en cuanto género, temas y épocas – selección de poesía matemática.

A mediados del pasado mes de febrero contacté por vía electrónica con él a fin de que me ayudara a identificar al autor de un poema. Quedamos en seguir en contacto. Poco después me enteré por la radio, en Hoy no es un día cualquiera de rne1, de su fallecimiento en Barcelona el 18 de marzo.

Poeta él mismo, de entre lo poco que conozco de su obra, me resulta muy atractiva su soneto  Tesaracto que, a modo de pequeño homenaje, traemos aquí.

En geometría, un teseracto o hipercubo es una figura formada por dos cubos tridimensionales desplazados en un cuarto eje dimensional. Se compone de 8 celdas cúbicas, 24 caras cuadradas, 32 aristas y 16 vértices.

                   Esquema de Tesaracto

Es una oda en toda regla a esta extraordinaria figura geométrica, (de la que tenemos ejemplos de su utilización en monumentos, como el erigido a la Constitución Española de 1978 en Madrid, y edificaciones como el Hipercubo del Arco de la Defensa de París), que se convierte en el pleno objeto poético del poema.

Soneto al tesaracto

Recio fantasma del mundo, finura,
invento de la invención, tesaracto,
ubicas un incomprensible pacto
entre nuestra razón y la locura.

¿Quién imaginarte puede, criatura,
cómo pasar de tu potencia al acto,
quién puede encajar un mundo exacto
en el mundo real, hecho de espesura?

Tu universo propio es inaprehensible,
de la razón delirante eres sueño,
insensibilidad de lo insensible.

Libre y distante, careces de dueño,
más allá de lo humano, incomprensible
para la mente, su esfuerzo y su empeño.

 

                   Hipercubo del Arco de la Defensa. París

 

Notas y Enlaces

- El Obituario aparecido en La Vanguardia, periódico del que era colaborador, muestra una bella semblanza de Josep María Albaigés.

- La página web de Josep Maria Albaigès es albaiges.com

- Artículo sobre la figura geométrica Hipercubo en Wilipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Hipercubo

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] Josép Mª Albaiges al que, con motivo de su fallecimiento, dedicamos una entrada en este blog en el mes de abril, había recogido El algebrista en la sección Poesía matemática de su [...]

(requerido)

(requerido)


*