Raíz cuadrada. Boris Vian

Enlace al poema Raíz cuadrada en la sección poesía y ciencia

Hace cierto tiempo encontré en internet esta Raíz cuadrada que me sedujo de forma instantánea, (ver Nota) . En ella se resume la biografía de su autor, Boris Vian, del modo siguiente:

Boris Vian (1920-1059) fue un genio poliédrico; escritor anticonformista, poeta, inventor de palabras, comediógrafo, jazzista, cantante y autor de canciones, traductor, crítico, inventor e ingeniero. Su obra maestra literaria fue la novela La espuma de los días, originalísima y surreal. Fue también el autor de la espléndida canción antimilitarista El desertor, (escrita en 1954, inmediatamente después de la guerra de Francia en Indochina), y miembro del Colegio de Patafísica.

Buen resumen, aunque insuficiente. Añadiría que en el epígrafe jazzista no se deberían ovidar sus facetas como editor y como trompetista. Indicaría, asimismo, que dentro de su producción literaria practicó con éxito y escándalo la novela negra, pues fue autor, con el seudónimo de Vernon Sullivan, de la mítica y rompedora Escupiré sobre vuestra tumba. Diría más y más cosas. Pero es imposible resumir a los genios. Y Boris Vian lo era en grado sumo como podréis comprobar si sois curiosos.

El caso es que, a partir de 1949, Boris Vian, desengañado por los resultados y el rumbo de su carrera literaria, se lanza de lleno a la música donde ejerce en variadas posiciones como intérprete, cantante, editor discográfico y compositor. Sólo en esta faceta, su producción excede de las 600 canciones, de las que las más famosas, creo yo, son Le deserteur, Je suis snob y  La Java des bombes atomiques.

Racine Carrée Raíz cuadrada – ocupa esta semana la sección poesía y ciencia por dos motivos. En primer lugar, porque ya era hora de que en la sección poesía y ciencia apareciera algo de Boris Vian que para eso fue un genio y porque además uno se hace cruces de la magnitud en cantidad y calidad de la obra de este patafísico que vivió solamente 38 años.

En segundo lugar, es una poesía divertida y muy ingeniosa – como lo es todo Vian, consumado maestro y aficionado a los juegos de palabras y a su invención – que se encuentra en bastantes webs francesas de pedagogía y difusión de las matemáticas siendo, en suma, una clásica en francés dentro del género poesía y ciencia.

El poema – cuyo original en lengua francesa, pueden ver después de este párrafo – hace juegos de palabras con los distintos significados que la palabra racine (raíz) tiene en francés y – dentro ya del género vegetal – sus diferentes formas y usos; dejando claro en el estribillo que la raíz que más quiere, porque se extrae con facilidad, y su favorita es la raíz cuadrada.

Racine carrée

Il y a des racines de tout’ les formes
Des pointues, des rond’ et des difformes
Cell’ de la guimauve est angélique
Il y a une Racin’  qui est classique
Et la mandragore est diabolique
Mêm’ s’il nous bassin’ on n’y peut plus rien

Mais la racine que j’adore
Et qu’on extrait sans effort-eu
La racin’carrée, c’est ma préférée

Une racine qu’a un aspect louche
C’est cell’ de l’arbre de couche
Le drogué vend son âme
Pour cell’ de l’arbre à cames
Si la racine du manioc a
De quoi fair’ du tapioca
Evitons tout’ not’ vie
(de bouffer) Celle du pissenlit
Il y a des racin’ qui s’vend’ en bottes
Le radis, l’navet ou la carotte
Vous connaissez celle de la bruyère
Dans laquell’ on taille des pip’ en terre
Il y a la racin’ de canne à pêche
Cultivez-la donc, qu’est-ce qui vous empêche?

Mais la racine que j’adore
Et qu’on extrait sans effort-eu
La racin’carrée, c’est ma préférée.

Respecto de la traducción, que he hecho como he podido, hay que explicar varias cosas. En cuanto a la alusión a que hay una raíz que es clásica, se refiere al dramaturgo Racine, clásico francés del siglo XVIII. Por otra parte, en francés “eje” es arbre” (árbol) y, lógicamente, los árboles tienen raíces. De aspecto sospechoso para l’arbre de couche, (el eje motor); y objeto de deseo para los drogatas la raíz de l’arbre a cames (eje o árbol de levas), que venden su alma por ella (¿?).

En cuanto a abstenerse de comer la raíz de la planta diente de león;  en francés comer el diente de león por las raíces significa estar muerto y sepultado. Por último, hay que imaginarse que la caña de pescar hincada en el suelo al lado del río, está plantada y podemos verla crecer. Como dice la canción: ¿Quién nos lo va a impedir?

Boris Vian con Magali Noël

Y como, al fin y al cabo, Racine carrée es una canción, es obligada su escucha. Por eso, para finalizar, les enlazo a la descarga de un fragmento interpretado por Magali Noël incluido en la página web http://www.boris-vian.net/fr/ y de propina otro a la canción Je Bois cantada por el propio  Boris Vian que es – como la raíz cuadrada – mi preferida.

Notas y enlaces

Puede obtenerse información sobre la vida y obra de Boris Vian en Wikipedia
http://fr.wikipedia.org/wiki/Boris_Vian o en la página web de la Site officiel de la Cohérie (Fondation Boris Vian): http://www.borisvian.org/

- La página http://www.boris-vian.net/fr/ está dedicada a la obra musical de Boris Vian. En ella se incluye una lista de las más de 600 canciones de las que fue autor, indicándose el año de composición, los diversos intérpretes y en casi todas ellas se puede acceder a su reproducción con una o más versiones.

- La página web en la que descubrí La raíz cuadrada de Boris Vian, es Scienza e letteratura: terribilis est locus iste  que realiza Marco Fulvio Barozzi.  Trata de lo que indica el título y es muy buena.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Es increible todo lo que aprendemos con tus entradas. Genial¡¡¡

(requerido)

(requerido)


*