Cuadrados y ángulos. Alfonsina Storni.

Enlace a Cuadrados y ángulos de Alfonsina Storni en poesía y ciencia

Cuadrados y ángulos

Ubicado junto a otros – en el capítulo de poemas dedicados a la geometría -  encontré hace varios años Cuadrados y ángulos de Alfonsina Storni en el número 253 de la revista Litoral, monográfico sobre  “Ciencia y poesía, vasos comunicantes”, publicado en junio de 2012.

El poema, que es como una letanía, me causó una impresión seca y cortante por su desnudez y su sobriedad. A uno le gustaría contar con el referente del paisaje concreto del que está hablando Alfonsina Storni. Si es que existe un paisaje concreto en el que se inspiró o si es, más bien, un constructo anímico de una poeta de tan acendrada y enfermiza personalidad; eternamente descontenta e infeliz al chocar su extrema sensibilidad con unas realidades en las que, prácticamente, nunca acababa de encajar. Ver notas 1 y 2.

Alfonsina Storni. (Wikipedia)

En 1921 la editorial Cervantes de Barcelona en su colección “Las mejores poesías de los mejores poetas”, publicó una selección de la obra de Alfonsina Storni. En el prólogo de la citada edición se analiza la obra de la poeta argentina y en el encontramos los siguientes párrafos que creo que, en buena medida, proporcionan claves para el análisis de su obra y personalidad.

(Sic) A propósito de su obra, escribe el poeta Fernando Maristany:

“La obra de Alfonsina Storni nace de su gran sensibilidad anímica. Su alma se cierne sobre las realidades de la vida a una altura a la cual no puede seguirle la materia. De aquí que ambas se hallen en desacuerdo. El dilema es éste: O descender el alma al nivel de la materia o ascender la materia al nivel del alma. La relativa paz sólo puede hallarse en su relativa armonía. Pero el alma de Alfonsina Storni no transige en descender. Las realidades de la vida no llenan sus anhelos, sus aspiraciones idealistas. (…)

Como en Shelley, hay en Alfonsina Storni un idealismo intransigente, que hace que tropiece con rudeza contra las cosas vulgares y macizas de la vida. Nuestra poetisa se siente incomprendida y solitaria entre las gentes, siente su vida, por lo general, fallida; siente que sus más grandes aspiraciones no han logrado realidad plena, e instintivamente se pregunta el motivo. Se hace reflexiva. Analiza psicológicamente las causas exteriores e interiores. Y en sus adentros halla contradicciones, desfallecimientos, puntos obscuros, misterios  desconcertantes que algo de su propia esencia rechaza (….) y acaba por desconfiar de su propio corazón, para con el cual se muestra intolerante, dura, cruel, a veces. Conscientemente se humilla, se desprecia.

Luego reacciona, se hace efusiva, y asciende en un vuelo recto y seguro hacia las más inmateriales generosidades, tal como las siente en aquel momento, tal como, con toda el alma, quisiera sentirlas siempre. Y, en su efusión, se siente buena, purificada por el sacrificio… Pero cuando bajo esa impresión llega un nuevo dolor, busca en las crueldades  externas la causa de ese mal que la exacerba. Y aparece la amargura, la afilada ironía, el cansancio, el desdén hacia la vida… Y analiza de nuevo su alma, y otra vez se castiga, y saca de ella nuevas y más puras efusiones… Terrible círculo vicioso, cuya causa está en la intransigencia de su alma y de su materia, que reclaman, cada una desde su plano, sus fueros opuestos.

También el prólogo, sobre el poema Cuadrados y ángulos, se comenta sucintamente

“En ocasiones  se expresa con una boutade  genial, y llora la vulgaridad y la rectilínea monotonía ciudadana, con una lágrima cuadrada, como sus “cuadras” y sus casas”

Sus cuatro primeros versos de 12, 6, 9 y 6 sílabas son repetición y letanía de casas enfiladas y cuadrados. En los tres siguientes esa monotonía geométrica se traspasa a las gentes con “…alma cuadrada/ ideas en fila/ y ángulo en la espalda.” ; y en los dos últimos llega a la poeta misma que vierte una lágrima cuadrada.

Cuadrados y ángulos, estaba incluido en el poemario El dulce daño publicado en 1918. El poema se incluye en la última sección del libro cuyo título es “Hielo” y va seguido del poema Aspecto en el que vuelve a aparecer la geometría

Aspecto

VIVO dentro de cuatro paredes matemáticas
Alineadas a metro. Me rodean apáticas
Almillas que no saben ni un ápice siquiera
De esta fiebre azulada que nutre mi quimera.
Uso una piel postiza que me la rayo en gris.
Cuervo que bajo el ala guarda una flor de lis.
Me causa cierta risa mi pico fiero y torvo
Que yo misma me creo pura farsa y estorbo.

 

Alfonsina Storni, la leyenda

La importancia de Alfonsina Storni dentro de la poesía del siglo XX es innegable. Es, sin embargo, aún, más potente su trágico final que es mito y es leyenda, alentados por esa inmensa canción que es Alfonsina y el mar, de Ariel Ramírez y del escritor Félix Luna.

De hecho, mucha gente cree o ha creído que la letra de la canción fue según el cual la letra de la canción fue originalmente la carta de suicidio de la poetisa o un último poema de Alfonsina Storni, musicado en la canción. No es así.

El 18 de octubre de 1938, Alfonsina viajó a Mar del Plata. El 25 de octubre escribió cartas de despedida a su hijo Alejandro –que tenía 26 años- y a su colega, el escritor Manuel Gálvez, y un poema, “Voy a dormir”, para el Diario La Nación. Sobre la una de la madrugada abandonó su habitación. Dos obreros encontraron su cadáver al día siguiente. Parece que se arrojó al mar desde una escollera.

Voy a dormir

DIENTES de flores, cofia de rocío,
manos de hierbas, tú, nodriza fina,
tenme prestas las sábanas terrosas
y el edredón de musgos escardados.

Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame.
Ponme una lámpara a la cabecera;
una constelación, la que te guste;
todas son buenas: bájala un poquito.

Déjame sola: oyes romper los brotes…
te acuna un pie celeste desde arriba
y un pájaro te traza unos compases

para que olvides… Gracias. Ah, un encargo:
si él llama nuevamente por teléfono
le dices que no insista, que he salido…

 

Notas y enlaces.

1. En referencia a la vida y obra de Alfonsina Storni, (además de los enlaces incluidos en el post sobre la selección “Las mejores poesías de los mejores poetas” de la editorial Cervantes y sobre el libro El dulce sueño), se puede mencionar la información incluida en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes:  http://www.cervantesvirtual.com/portales/alfonsina_storni/autora_apunte/; y también, en el Centro Virtual Cervanteshttps://cvc.cervantes.es/actcult/storni/

2. Una buena selección de la obra de Alfonsina Storni junto con una introducción a su obra se puede obtener en Entre el largo desierto y la mar, con selección y prólogo de Marilyn Bobes.

 

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*