Ha brotado la parra verde y roja. Juan Antonio González Iglesias.

Enlace a Ha brotado la parra verde y roja de Juan Antonio González Iglesias en poesía y ciencia.

Uno no sabe muy bien si es ahora el momento exacto en que brotan las parras, pero sí que estamos en plena primavera y todo florece tras el invierno. Y ello a pesar de este 2020 que nos deja una primavera nefasta de coronavirus y confinaciones y trae a nuestra memoria las palabras del inicio de La tierra baldía“Abril es el mes más cruel…”,  de T. S. Eliott. 

Pero también nos acerca a Ha brotado la parra verde y roja, el luminoso soneto de uno de los más grandes poetas españoles actuales, Juan Antonio González Iglesias , (Nota 1), que  nos muestra cómo la vida vegetal surge en un milímetro abierto en el cemento y cómo nadie ni nada podrán detener su crecimiento. Vemos la fotografía de la parra del soneto en la portada de Confiado, título del poemario en el que está incluido Ha brotado la parra verde y roja. (Nota 2).

Confiado obtuvo el XXXVI Premio Internacional de Poesía Ciudad de Melilla.  (Ver Nota 3). En la contraportada del volumen se glosa al autor y el contenido del poemario del modo siguiente:

Juan Antonio González Iglesias (Salamanca, 1964) es un poeta español de signo clásico. Su poesía reunida hasta 2010 se encuentra publicada por Visor en el volumen Del lado del amor. Sus poemas deportivos se recogieron nuevamente en Decatletas (2012). En Confiado el lenguaje, que aspira a ser logos, trata del amor, del cuerpo, del deporte, de las nuevas tecnologías y remotamente de la política, todo ello desde una perspectiva serena orientada a la belleza del mundo y a la cercanía de Dios. Confiado contiene una apología de la lentitud y de lo sencillo. Es un libro que, sobreponiéndose a las negaciones, presiente el futuro como algo bueno. Es también un autorretrato.

Por su parte el autor, en el prólogo del libro nos dice

“Hay momentos en que casi todo se puede decir con casi nada. En este momento – que ha durado varios años – he podido decir lo esencial con una sola palabra. Si somos fieles a la circularidad antigua, un libro de poesía da una vuelta a una idea, para que tome cuerpo. El Evangelio de Juan se compone de poco más de un millar de intensas palabras, combinadas prodigiosamente. Una de ellas es “confiado”.
Aristóteles define el miedo como un sufrimiento anticipado, por un mal que nos aguarda en el futuro. Lo contrario – la percepción del futuro como un bien- tiene que tener un nombre. Creo que es la confianza.”

Confiado es fruto del trabajo de una beca que recibió el poeta en 2012 para escribir un libro de poemas sobre la “confianza”, en que estuvo viviendo el la Villa Marguerite Yourcenar en Saint-Jans-Cappel, localidad francesa próxima a la frontera belga en la que la autora de Memorias de Adriano pasó parte de su infancia. Describe así esa estancia:

“Rodeado de árboles, tuve tiempo de hablar con los caballos, de tomar el sol y de nadar en la piscina de un camping cercano. Crucé casi a diario la frontera belga (…) Vi y toqué manuscritos de Yourcenar en el humilde museo de Saint-Jans-Cappel. Y al fin aquí está el libro”.

 Saint-Jans-Cappel
(De Westhoekpedia – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0)

Nos interesa y apasiona la fuerza regeneradora del mundo vegetal cuando florece, cuando nace de nuevo con toda su fuerza e intensidad. Consulté con mi hija María, que es la botánica de la familia, lo que le parecía Ha brotado la parra verde y roja. Me contestó, (dando valor a esa fuerza espontánea y desatada de plantas naciendo, creciendo y sobreviviendo donde nadie espera), lo siguiente:

“Aprecio la rebelión y desobediencia botánica en las grandes urbes, y probablemente esta constatación forme parte de la actual vida confinada de muchas personas. En mi caso, gusto de vigilar a diario desde la terraza la evolución de las matillas que han nacido en el tejado de las casas-talleres de enfrente.”

Como nos dice Ida Vitale en Saxifraga.

“Lección de la saxífraga:
Florecer
entre piedras,
atreverse.”

O como se expresa en Ha brotado la parra verde y roja.

Ha brotado la parra, verde y roja,
del milímetro abierto en el cemento.
Ya nada detendrá su crecimiento.
Ya va plantando donde se le antoja
nuevo estandarte cada nueva hoja,
trémulo bajo el sol, feliz si lento…

Y la parra pintará, para nuestro deleite, “verdaderas hojas de acanto por la arquitectura”. ¡Que viva la botánica!

Notas y enlaces

1. Se encuentran incluidos en poesía y ciencia, hasta el momento, 3 poemas de Juan Antonio González Iglesias:

Benditos los ignotos, (diciembre de 2014);
Leo a Tomás de Aquino en mi smartphone,
(marzo de 2016) y
Ciclismo olímpico
, (mayo de 2019).

2. La fotografía está realizada por el propio poeta y figura en la portada de Confiado, que se ha incluido en gran tamaño para poder apreciar bien la imagen de la parra verde y roja. La imagen está tomada en París en el otoño de 2014.

3. A continuación se enlaza a tres críticas literarias de Confiado

Horacio en el ‘smartphone’. Luis Bagué Quilez. En El Pais. 25 de agosto de 2015.
Confiado. Tua Blesa. En elcultural.com. 4 de septiembre de 2015.
El poeta en su madurez. Juan Carlos Sierra. En Estado crítico (criticoestado.es). 15 de diciembre de 2015.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*