El negocio del agua envasada: polémica en botella

En los últimos años se ha incrementado vertiginosamente el consumo de agua envasada, convirtiéndose este negocio en uno de los más fructíferos a nivel mundial. Sin embargo, frente al auge de este sector se alzan voces críticas que se plantean si justificable el consumo de agua envasada sin tener en cuenta el coste ambiental que supone, o su auge en países donde no está asegurado el abastecimiento de agua potable a toda la población.

 

[Grupo de Ingeniería Química y Ambiental (GIQA) Universidad Rey Juan Carlos]

El negocio del agua envasada se ha convertido actualmente en uno de los de mayor crecimiento a nivel mundial. Sólo en EE UU, sus ventas rondaron en 2007 en los 18.000 millones de euros. En España, el consumo de agua envasada ha crecido vertiginosamente en los últimos años: en 2007 se vendieron casi 6.000 millones de litros con una previsión para el 2008 de un crecimiento del  7,9%, según la Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasada, Aneabe.

La legislación española, en línea con las directivas comunitarias, diferencia entre tres tipos distintos de aguas envasadas:

1)  Aguas minerales naturales: son aquellas bacteriológicamente sanas que tengan su origen en un estrato o yacimiento subterráneo y que broten de un manantial en uno o varios puntos de alumbramiento, naturales o perforados.

2) Aguas de manantial: son las potables de origen subterráneo que emergen espontáneamente en la superficie de la tierra o se captan mediante labores practicadas al efecto, con las características naturales de pureza que permiten su consumo.

 

3)  Aguas preparadas: son las sometidas a los tratamientos autorizados fisicoquímicos

necesarios para que reúnan las características concretas de tipo microbiológico y físico-químico.

 

En la actualidad existen en nuestro país 130 manantiales en explotación, 92 marcas y unas 75 empresas relacionadas y España se ha convertido en el cuarto productor europeo de aguas envasadas, detrás de Italia, Alemania y Francia, según analiza la Estadística de Producción de Bebidas de Aguas Envasadas de Europa, elaborada por la EFBW (Federación Europea de Aguas Envasadas).

 

¿Cómo puede explicarse el aumento tan importante en el consumo de agua embotellada que ha hecho que  se comience a hablar de ella como el ‘oro azul’, en clara alusión comparativa al petróleo? Quizás la respuesta se encuentre en la conversión hoy día del agua envasada en un bien que mezcla la primera necesidad, la salud y el lujo. Cada vez son más los establecimientos que se apuntan a la tendencia de ofrecer una carta de aguas junto a las tradicionales cartas de vinos, se ha creado la profesión de catador de aguas, y en Nueva York y Los Ángeles estrellas del cine pagan a precio de oro botellas de agua mineral traídas de la Patagonia o del monte Fuji de Japón.

Frente a este auge de crecimiento del negocio del agua envasada, se alzan voces críticas.

¿Es justificable el consumo de tales cantidades de agua sin tener en cuenta el coste ambiental que supone? Según las estimaciones de Pacific Institute, se necesitó una cantidad de petróleo equivalente a 100 millones de barriles (el crudo que importa España en dos meses) para producir el plástico de todas las botellas que se utilizaron en 2006 en el mundo. Casi todas son de PET, del que en EE UU sólo se recicla un 14%. Frente a esto, Irene Zafra, secretaria general de ANEABE subraya el esfuerzo de la industria en España por reducir el peso de las botellas (ahora son un 45% más ligeras que hace dos décadas) y, de esa manera, el coste energético del transporte. La dirigente de ANEABE recuerda además que otras bebidas incurren en costes similares o mayores, “cuando es mucho más saludable beber agua embotellada”.

¿Es justificable el consumo de grandes cantidades de agua envasada en España? Desde la federación de consumidores Facua apuestan, en este sentido, por el agua de grifo que aseguran es de calidad y no produce daños a la naturaleza. No obstante,  Rubén Sánchez, portavoz de la asociación recalca que “el consumidor debe tener en cuenta el impacto ambiental de una botella, pero en muchas ciudades el sabor del agua de grifo es muy malo”. Es un mal generalizado en la costa mediterránea; en Barcelona, por ejemplo, se bebe más agua embotellada que de grifo, según la Agencia Catalana del Agua. “Hay que invertir más en los sistemas de abastecimiento”, mantiene Sánchez. Otra opción contra el mal sabor son los filtros, una inversión que se amortiza en unos cuantos meses.

¿Es justificable el consumo de agua envasada en países donde no está asegurado el abastecimiento de agua potable a toda la población? Las denuncias ecologistas sobre problemas similares en países emergentes son habituales. En China, Brasil o Indonesia, el crecimiento del consumo de agua embotellada es vertiginoso. Pero también crece el número de personas que no tienen garantizado el consumo de agua potable. Según la Organización Mundial de la Salud, hay más de 1.000 millones de personas en esta situación. Para reducir a la mitad esa cifra antes de 2015, la ONU abogó por duplicar los 10.000 millones de euros que se gastan al año en sistemas de abastecimiento y alcantarillado. Muy por debajo de los 70.000 millones que se destinan a pagar botellas de agua en el mundo.

La polémica del agua envasada está servida

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Quizás beber agua embotellada no sea lo más ecológico (quizás habría que buscar alternativas a la botella de PET, además de fomentar el reciclaje, la obligatoriedad de los fabricantes de indicar a qué contenedor va según qué envase no estaría de más), pero en muchos casos es la alternativa más saludable. Y no hablo del snobismo de beber agua del Kilimanjaro (que por otra parte suelen venir en botellas de cristal, supongo que para aumentar aún más el precio del capricho), sino de beber agua de origen nacional, pero con ciertos controles sanitarios, y de las que se puede ver la composición de sales minerales y residuos, que garanticen que el agua no sabe ni huele a otra cosa que no sea agua. No creo tampoco que la solución sea que las familias se gasten un dineral en poner sistemas de filtración en casa, por qué no pedir que compañias descalcifiquen el agua, por ejemplo…

No necesito resaltar el valor del agua como elemento indispensable para nuestra vida en la Terra. Sólo quiero destacar un hecho. Hay aguas Minerales Naturales Envasadas que sobrepasan, con mucho, la concentración de algún componente, en comparación con lo que la Ley Españpla, la Comundad Europea y la OMS permiten para el agua potable por razones de salud.

Las polémicas desatadas son artificiales y tal vez busquen objetivos no declarados. El análisis debe ser personal ¿por qué se consume agua envasada?

a) porque el agua de grifo tiene sabor (el agua ha de ser insípida) y se debe garantizar esta característica

b) porque el agua del grifo tiene color (a veces presenta turbidez), debe ser incolora

c) porque el agua del grifo huele acloro a veces, debe ser inodora y se debe garantizar.

Estas características del agua deben garantizarse en el suministro. En ese caso les aseguro que el agua embotellada dejaría de ser un bien precioso. Hagan la comprobación. Beban unvaso de agua embotellada e inmediatamente después una del grifo. Se nota la diferencia.

El resto, que si viene del Himalaya o de Japón, es como todo, pasa con el vino, el ron, etc. eso entra en la libertad y capacidad económica de cada uno de permitirse esos caprichos o no. No ha de entrarse en ese debate, forma parte del ser humano y en todo caso sería una minoría. Entiendo que el debate ha de estar en la calidad del agua sumnistrada, y que al igual que aparcen en las botellas de agua mineral, cuando recibamos el recibo de consumo, debería ser obligatoria por parte de la compañia añadir por detrás los parámetros de calidad del agua, para ir viendo la evolución en el tiempo. ¿por qué cuando tomo agua embotellada veo su composición certificada y,en cambio, cuando pago el recibo del agua no?. Por otro lado, hay aguas que tienen propiedades mineromedicinales, y dado el ritmo de vida que llevamos habitualmente, el propio facultativo nos aconseja que bebamos ese o tal tipo de agua. ¿por qué renunciar a ello, si es saludable? ¿el agua de grifo puede tener las mismas características?. Y los envases? y el transporte?. Repito, ese no es el problema, ni debenos tener problemas de conciencia con paises menos desarrollados, porque el problema de base no lo tenemos solucionado ni nosotros.

la polemica, solo es una manera de minimizar el producto, las empresas consientes de embazar este producto trabajamos con calidad y además el agua que se embaza tiene ciertas caracteristicas diferentes a la agua normal del grifo de agua, las vertientes donde se envasan son unicas y ofrecen cero en dureza, además de minerales adicionales, y da la certificación de pureza total, embazada con las mas altas condiciones de higiene, lo que no ofrece el agua de grifo por más que sea tratada, por la misma tuberia que atraviesa.

Q costo tiene una botella d agua n barcelona?

Cuántos tipos d monedas manejan?

Es más cara una botella d agua q d vino?

Xfa m aclararia mis dudas?

Busco socio para explotar manantial de agua en COLOMBIA,El mercado nacional esta asegurado y las exportaciones mas. Para mayor información llamar a CarlosCeballos 304438 1412 Carlos .ceballoscu —//skip

(requerido)

(requerido)


*