La Unión Europea exigirá garantizar el suministro de agua para poder urbanizar

La crisis hipotecaria no es la única amenaza que se cierne sobre el sector de la construcción en los últimos días la Unión Europea ha comunicado que España deberá aportar evidencias de garantía del suministro de agua a más de 250 planes urbanísticos en ejecución y proyectados. La situación se desencadenó por una denuncia de un eurodiputado español del grupo de los Verdes en la que alertaba sobre la existencia de planes urbanísticos que siguen adelante pese a haber recibido opiniones negativas de las respectivas conferencias hidrográficas sobre la disponibilidad de agua.

 

[Grupo de Procesos y Sistemas de Ingeniería Ambiental, Universidad Autónoma de Madrid]

La Comisión Europea ha iniciado una investigación sobre los planes urbanísticos que se han puesto en marcha en España a pesar de no contar con los recursos hídricos suficientes. El ejecutivo comunitario quiere que las autoridades españolas expliquen cómo piensan garantizar el cumplimiento de los objetivos medioambientales de la directiva marco del agua, que vela por preservar la calidad y cantidad de los recursos hídricos, según explicó el comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas. El plazo establecido para enviar la información solicitada es de dos meses y atañe a más de 250 urbanizaciones proyectadas o en fase de construcción que no disponen de recursos hídricos suficientes.

 

Según Europa Press la apertura de la investigación responde a una denuncia presentada por el eurodiputado español del grupo de los Verdes, David Hammerstein, en la que alertaba sobre la existencia de planes urbanísticos en Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia y la Comunitat Valenciana que siguen adelante pese a haber recibido opiniones negativas de las respectivas conferencias hidrográficas sobre la disponibilidad de agua. En una carta remitida a Hammerstein el pasado 22 de septiembre, el comisario de Medio Ambiente asegura que sus servicios “han lanzado una investigación sobre estos planes y han pedido información a las autoridades españolas sobre las demandas hídricas adicionales que se esperan y, ligado a esto, sobre cómo pretenden garantizar que se logren los objetivos medioambientales de la directiva marco del agua”. En concreto, Dimas explica que ha solicitado a España “una lista de urbanizaciones que, a pesar de contar con una opinión negativa de la confederación hidrográfica respectiva en cuanto a la disponibilidad de recursos hídricos, hayan recibido una aprobación definitiva por parte de la autoridad competente, con la demanda anual estimada de agua de cada una de ellas”. El Ejecutivo comunitario también reclama otra lista de los planes urbanísticos que hayan recibido una opinión negativa de la confederación hidrográfica y cuya aprobación definitiva todavía esté pendiente. Según la Comisión Europea “La creación de necesidades adicionales que no se pueden cubrir con los recursos existentes -en regiones que ya están experimentando una falta de agua significativa- puede poner en peligro el principal objetivo de la Directiva Marco de Agua (lograr un estatus de buena calidad para todas las aguas para 2015)”.


Hammerstein aseguró que “la investigación europea puesta en marcha puede poner en entredicho legal la construcción de centenares de miles de viviendas que se proyectan construir en zonas con una escasez hídrica endémica”. El eurodiputado Verde a través de un comunicado señaló que “El ladrillo del ‘boom’ urbanístico tiene una sed insaciable que es incompatible con un futuro estable de agua dulce como marca la UE”. Esta situación ha llevado a la denuncia de 266 urbanizaciones, 129 en la Comunidad Valenciana, 121 en Murcia,  8 en Castilla La Mancha y otras tantas en Andalucía.

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*