El consumo de agua en el mundo

Un reciente estudio realizado por investigadores holandeses de la Universidad de Twente y publicado en la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences”, analiza la huella hídrica de todos los países desde la perspectiva del consumo y de la producción. Tan sólo tres países consumen el 38% de los recursos hídricos disponibles en el planeta. China, India y EEUU encabezan el ránking mundial, consumiendo, entre los tres, el 38% de los recursos hídricos del planeta. El 92% de los recursos hídricos se destina al sector agrícola, siendo los cereales, la carne y la leche los productos que más agua necesitan.

[Grupo de Ingeniería Química y Ambiental, Universidad Rey Juan Carlos]

El estudio, elaborado por científicos holandeses, se publica esta semana en la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences”. La investigación calcula la huella hídrica de cada país desde la perspectiva del consumo y de la producción, a partir de la información recopilada entre los años 1996 y 2005.

El agua se está convirtiendo en un bien cada vez más preciado y escaso debido al rápido crecimiento de la población mundial. De hecho, tan sólo tres países consumen el 38% de los recursos hídricos disponibles en el planeta. China, India y EEUU encabezan el ránking mundial, seguido de Brasil (Fig. 1). En este estudio se calcula la huella hídrica de cada nación, una medida que estima el volumen total de agua consumida por el hombre para producir bienes y servicios.

Fig. 1. Huella del agua en el periodo 1996-2005.

Esta investigación tiene una importancia adicional y es que es una de las primeras publicaciones que analiza la disponibilidad y la utilización de los recursos hídricos desde una perspectiva global e internacional. Hasta ahora estos temas se habían estudiado desde un punto de vista local o nacional. Según sus autores, Arjen Hoekstra y Mesfin Mekonnen, de la Universidad de Twente, esto ayudará a gestionar mejor los limitados recursos hídricos.

Estimaron, además, la huella hídrica per cápita, es decir, la cantidad de agua que anualmente gasta cada ciudadano según el país en el que viva. Y es que, aunque China, India y EEUU son los países con una huella hídrica total mayor, su gasto por habitante es inferior al de otros países. Lógicamente, las naciones más pobladas tienen una huella alta por lo que, según señalan los autores, en ocasiones resulta más interesante considerar el gasto por persona. En el caso de España, cada español gasta una media de 2.461 metros cúbicos al año. En  EEUU, por ejemplo, un país con 289 millones de habitantes (durante el periodo en que se hizo el estudio) cada ciudadano consume cada año, de media, 2.842 metros cúbicos. En India (1.050 millones de habitantes) el consumo per cápita es de 1.089 metros cúbicos mientras que un ciudadano chino gasta 1.071 metros cúbicos (más de 1.300 millones de habitantes).

Por otra parte, el estudio establece tres componentes en la huella hídrica: azul, verde y gris (Tabla 1). La huella azul hace referencia al consumo del agua disponible en la superficie terrestre. La verde, al consumo de agua procedente de la lluvia, que es particularmente relevante en la producción de cosechas. Finalmente, la huella gris es un indicador del grado de contaminación del agua. Según este estudio, China es el país que más agua contaminada genera. Los autores consideran que la huella hídrica de un país está determinada, principalmente, por los diferentes tipos de productos que se consumen y por la huella hídrica por producto. Asimismo, revela que ciertos productos y países contribuyen al consumo de agua y a la contaminación en el planeta. Los cereales, la carne y la leche son los productos que más agua necesitan. Así, el 27% del agua se destina al cultivo de cereales, el 22% a la carne y el 7% a la leche.

El estudio también destaca que durante el periodo 1996-2005, aproximadamente una quinta parte de la huella hídrica total no está relacionada con el consumo nacional sino con la exportación, lo que muestra la importancia de abordar la gestión de los recursos hídricos desde una perspectiva mundial.

A pesar de que en la actualidad la huella hídrica de China es principalmente interna, su rápido desarrollo y el aumento del consumo de agua, apuntan a que es probable que cada vez dependa más de los recursos hídricos del exterior. Los autores de esta investigación afirman que es crucial que los gobiernos de países en los que escasea el agua (como las naciones del norte de África y Oriente Medio por ejemplo) reconozcan la dependencia de fuentes externas. De esta manera, puedan desarrollar políticas con el objetivo de garantizar la importación de bienes y productos que no pueden producir ellos mismos.

 

Referencia

 

The water footprint of humanity.

Arjen Y. Hoekstra1 and Mesfin M. Mekonnen, Department of Water Engineering and Management, University of Twente, P.O. Box 217, 7500 AE Enschede, The Netherlands. Edited by Peter H. Gleick, Pacific Institute for Studies in Development, Environment, and Security, Oakland, CA, and approved December 21, 2011

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*