Tratamiento de aguas de vertederos mediante oxidación electroquímica

Esta noticia hace referencia a un reciente artículo publicado por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid junto con investigadores de la Universidad Estatal de Campinas, universidad brasileña (Silveira y col. Environ Sci Pollut Res (2015) 22:58315841).

Este grupo de investigadores ha estudiado el tratamiento de aguas de vertederos mediante oxidación electroquímica obteniendo unos resultados notables cuando el sistema se encontró optimizado.

Patricia García-Muñoz, Ingeniería Química, Universidad Autónoma de Madrid

 

Los principales problemas del agua de los vertederos son la presencia de contaminantes orgánicos (o una elevada demanda química de oxígeno, DQO) y la presencia de amonio. Esta última, estimula el crecimiento de algas acelerando la eutrofización del medio lo que conlleva a una disminución de la concentración de O2 disuelto y con ello a un aumento de la toxicidad del mismo.

Además, estas aguas presentan composiciones muy complejas y son difíciles de tratar mediante métodos convencionales tales como degradación biológica, oxidación química, precipitación química, coagulación-floculación, adsorción con carbón activo o procesos de membrana pues presentan desventajas como la formación de lodos, su baja eficiencia y su alta sensibilidad a volúmenes y concentración de contaminantes. Una alternativa para tratar dichas aguas de vertedero la constituyen los procesos de oxidación avanzada (AOPs) y entre ellos los procesos electroquímicos ya que no producen lodos y presentan costes de operación bastante bajos si el proceso está optimizado.

Las aguas procedentes del vertedero municipal de Limeira, San Pablo (Brasil) se trataron en un sistema continuo con recirculación. Para este estudio se empleó un ánodo estable recubierto con Ti/TiO2 y RuO2. Para optimizar las condiciones de tratamiento electroquímico se empleó una metodología de superficie de respuesta, Box-Behnken ya que reduce el número de ensayos y los costes asociados a los experimentos. En la optimización se estudió el efecto de 3 variables: densidad de corriente, tiempo de tratamiento y dosis del electrolito (NaCl y Na2SO4). Al aplicar las condiciones óptimas a las aguas reales de vertedero se obtuvo 55 % de eliminación de DQO y 71% de eliminación de amonio.

Durante el transcurso de la oxidación electroquímica la eliminación de los contaminantes presentes en dichas aguas se debió principalmente a la oxidación indirecta, utilizando Cl2/hipoclorito procedente de la oxidación anódica del Cl2 presente en el agua del lixiviado. La eliminación de contaminantes mejoró cuando la densidad de corriente aumentó probablemente debido a la activación del Cl2 formado. No obstante, la eliminación de amonio estuvo favorecida por la presencia del electrolito (NaCl) pues con una densidad de corriente muy baja se generó hipoclorito capaz de oxidar el amonio del medio.

El estudio reflejó la posibilidad de emplear este tratamiento para tratar aguas de vertederos ya que la regeneración de las aguas residuales constituye uno de los principales problemas a los que se enfrenta la sociedad actual.

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Enhorabuena por el post. Es una realidad que el agua es un bien escaso, y que cada vez somos más los seres humanos que lo reclamamos. Por ello, se convierte en necesidad imperiosa encontrar una solución válida para el tratamiento de aguas, además de que es igual de necesaria la concienciación.

(requerido)

(requerido)


*