EVALUACIÓN MANUAL DE LOS MOVIMIENTOS VENTILATORIOS

 

Revisando de forma aleatoria algunas de las revistas de Fisioterapia de nuestro centro de trabajo encontramos un artículo que habla de este asunto, publicado en el número de hace ya un año de la revista fracesa Kinesithérapie Scientifique.

Dado que la Fisioterapia respiratoria es una de las parcelas de nuestra profesión que siempre nos ha llamado a atención, y más la evaluación, lo hemos leido con interés. Y nos atrevemos a hacer al lector un pequeño resumen.

El método Manual Assessment of Respiratory Motion (MARM), o Evaluación Manual de  Movimiento Respiratorios (EMR) en nuestra libre traducción, pretende un examen sistemático de los movimientos en la ventilación según la posición y la acción voluntaria del sujeto.  Considera la distribución relativa de los movimientos ventilatorios en los segmentos costal superior, costal inferior y abdominal. La inclusión del movimiento de flexión-extensión de la columna vertebral se considera como un tercer grado de libertad, de forma de la extensión facilita la “inspiración vertical” y la  flexión una “inspiración horizontal”, con elongación diafragmática.

Con la EMR se trata construir una imagen mental de los movimientos percibidos manualmente por el fisioterapeuta. Esta imagen se representa por un semicírculo. Se analizan tres grados de libertad:

  • Elevación del esternón y tórax superior
  • Elevación y apertura lateral del tórax inferior
  • Expansión abdominal.

Los creadores de la técnica proponen que la ventilación óptima  está en el equilibrio  entre los segmentos torácico y abdominal, en una proporción del 50% del movimiento total ventilatorio.

La técnica se hace, con ojos cerrados, reposando las manos en la parte posterior e inferior del tórax, con los pulgares alineados en paralelo a los lados de la columna apuntando a cefálico, en la charnela dorsolumbar, y los dedos restantes envolviendo las costillas  inferiores para percibir el movimiento abdominal.

La palpación se representa, como dijimos ut supra, en un semicírculo con el radio horizontal que lo divide en dos para representar el movimiento del tórax en la mitad superior y el abdomen en la inferior. Así, el volumen inspiratorio se representa por los ángulos de dos radios, uno superior A  y otro inferior B, en relación con el radio horizontal C. El equilibrio se representa por la diferencia entre los ángulos AC y CB. La tasa de movilidad torácica se representa por el cociente AC/CB, expresado en porcentaje. Además, la evaluación es también cualitativa (facilidad, esfuerzo y asimetría).

La EMR se realiza durante los movimientos en reposo, en ventilación torácica y abdominal y en diferentes posiciones.

La técnica ha sido validada por su reproducibilidad y sensibilidad comparada con dos métodos físicos. Aunque con prudencia, dada su subjetividad,  puede ser una forma de enriquecer nuestra evaluación en pacientes “respiratorios”.

Referencia:

Selleron B. L’évaluation manuelle des mouvements ventilatoires par la méthode MARM (Manual assessment of respiratory motion). Kinesitherapie Scientifique, nº 549, diciembre 2013.

 

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Related Posts

No related posts.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*