Contaminación de las aguas costeras por plata

Un reciente estudio a nivel europeo con participación española pone de manifiesto la relación entre los vertidos de aguas residuales y la presencia de plata en las aguas costeras. La plata es uno de los elementos más nocivos para la comunidad microbiana y los invertebrados que viven en los ecosistemas acuáticos, a pesar de su baja toxicidad para los seres humanos. Los vertidos de plata procedentes de generadores tradicionales como la industria de la fotografía se han reducido con la implantación de la fotografía digital. Sin embargo, los sedimentos acumulados durante décadas podrían suponer una fuente secundaria de plata hacia las aguas marinas durante un tiempo difícil de ponderar. Por otra parte, existe una tendencia creciente a incorporar nanopartículas de plata en diferentes bienes de consumo por su efecto germicida, lo que da lugar a su transferencia final al medio acuático.

[Grupo de Procesos y Sistemas de Ingeniería Ambiental, Universidad Autónoma de Madrid]

La contaminación de las aguas por plata se ha convertido en un motivo creciente de preocupación en los últimos años. Las emisiones de plata se encuentran tradicionalmente ligadas a vertidos industriales y mineros, y en particular relacionadas con la industria de la fotografía. La plata es uno de los elementos más nocivos para la comunidad microbiana y los invertebrados que viven en los ecosistemas acuáticos, a pesar de la baja toxicidad para los seres humanos. Por lo que respecta al suelo, la plata ejerce también ejerce una toxicidad acusada, ligada al estado en que se encuentre. Se ha observado que la presencia de nanopartículas de plata en el suelo reduce los indicadores de actividad enzimática sensiblemente.

Un trabajo publicado recientemente en la revista Water Research constituye el más completo análisis de la presencia de plata en las aguas costeras europeas. El trabaja es el resultado de la colaboración de varios grupos de investigación liderados desde las universidades británicas de Plymouth y Southampton, y con colaboración de la universidad de la Coruña. Para la realización del trabajo se tomaron muestras de agua en las aguas de A Coruña, en el fiordo Gullmar (Suecia), el mar Adriático (cerca de la costa italiana) y en dos estuarios de Reino Unido (Tamar y Fal). Los resultados establecen la relación directa entre los vertidos de aguas residuales y la concentración de metal en las aguas. De las zonas estudiadas, la costa de A Coruña es la que presenta los niveles de plata más elevados.

Los resultados reflejan que las concentraciones de plata disuelta son muy bajas (inferiores a 28 picoMolar), aunque en dos localizaciones son más elevadas. Se trata del entorno minero de Restronguet Creek (91 pM), en el estuario del Fal (Reino Unido), y en A Coruña (243 pM) por el vertido de aguas residuales sin un tratamiento conveniente. El muestreo en A Coruña se realizó en aguas muy próximas a las fuentes de los vertidos.

La tendencia para el futuro es incierta. Por una parte la implantación masiva de la fotografía digital ha dado lugar a una reducción muy importante de los vertidos de plata derivados de la industria de la fotografía. Así, en otros estudios muestran que en las aguas en torno a la ciudad de Estocolmo la concentración de plata se redujo a menos de la mitad durante la primera mitad de esta década. Por otra parte, existe preocupación por la tendencia a incorporar nanopartículas de plata en diferentes bienes de consumo por su efecto germicida, lo que da lugar a su transferencia final al medio acuático. En cualquier caso, aunque se adopten medidas de control, es probable que los sedimentos acumulados permanezcan como una fuente secundaria de plata hacia las aguas marinas durante un tiempo difícil de ponderar. 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*