Gestión y control del ciclo integral del agua en la Comunidad de Madrid.

Canal de Isabel II Gestión dispone de un Centro de Control, en el que se centralizan los datos de las instalaciones englobadas en el ciclo del agua. Desde los embalses e infraestructuras de captación de agua bruta, hasta las estaciones depuradoras de agua residuales,  donde se devuelve el agua al río o se realiza un tratamiento terciario de afino para reutilizar el agua en riego, hidrantes, baldeo, etc. Todos los datos se reciben en el Centro de Control, que se encarga de controlar el ciclo integral del agua en la Comunidad de Madrid, a través de un complejo y sofisticado sistema de monitorización.

[Grupo Ingeniería Química. UAM]

Gracias a los 16.000 instrumentos de medida instalados en los sistemas de abastecimiento, saneamiento y reutilización, que generan 10.000 datos por minuto, el Canal puede conocer, en tiempo real, la situación hidráulica de la red de aducción, distribución, saneamiento y reutilización, así como el estado de la calidad de las aguas, las captaciones subterráneas, y otros parámetros similares.

De este modo, se controlan las 14 presas, 7 minicentrales, 13 Estaciones de Tratamiento de Agua Potable,  más de 80 captaciones de agua subterránea, más de 350 depósitos, 50 estaciones de bombeo de agua potable y residual, más de 1.300 caudalímetros, 152 Estaciones de Depuración de Agua Residual, tratamientos terciarios para agua reutilizada, 16.000 kilómetros de red de aducción y distribución y se controla la calidad del agua en cada punto del ciclo del agua. La Figura 1 muestra un ejemplo de la monitorización detallada del consumo de agua potable que se realiza en el Centro de Control. En ella se compara la demanda en un día de celebración de una final de fútbol con la del día anterior.

Figura 1. Comparativa de consumo

Este sistema se implantó en Madrid, en la década de los 80, para mejorar la garantía del abastecimiento de agua a Madrid con dos objetivos claves: asegurar el suministro de agua a todos los puntos de la Comunidad y dar una respuesta rápida ante posibles emergencias. Durante el año 2012, el centro de control se renueva y se ubica en Majadahonda, en un edificio moderno y elegante, conformando, junto al antiguo centro de Madrid, un sistema redundante que proporciona mayor seguridad y protección de la información.

En el Servicio de Incidencias, dentro del Centro de Control, se gestionan los avisos que se reciben por tres vías.

- La primera de ellas es la relacionada con el sistema de Telecontrol instalado, toda alarma que este poderoso sistema detecte, y que implique una alteración en el funcionamiento de la red es notificada al Servicio de Incidencias para su interpretación y tratamiento.

- La segunda fuente de información la proporcionan los vecinos y clientes con sus llamadas al Call Center, que registra informáticamente los avisos y los deriva al Servicio de Incidencias. Roturas, filtraciones, faltas de agua, percepción de alteraciones en la calidad, problemas en el saneamiento o cualquier posible anomalía detectada por un ciudadano es comunicada a este Servicio.

- La tercera es una vía directa con organismos públicos de la Comunidad de Madrid: Bomberos, Policía Local, Guardia Civil, Ayuntamientos, etc. para conseguir reaccionar rápidamente ante posibles averías urgentes.

El Servicio de Incidencias recibe entre 300 y 400 avisos diarios de media, aunque puede haber picos de más de 1.000 avisos al día, por ejemplo en época de heladas.

Estos avisos se tratan individualmente:

-          Ubicación geográfica.

-          Análisis previo para conocer la posible instalación afectada.

-          Determinar relación con incidencia o trabajo existente.

-          Evaluar el posible impacto, con el fin de establecer un nivel de urgencia.

-         Transmitir la información al área concreto encargado de solucionar dicha incidencia, dependiendo del servicio afectado y su localización, para reparar lo antes posible la avería.

A continuación se realiza uno de los trabajos fundamentales: el control y seguimiento de la incidencia. Se coordina la acción de reparación y maniobras alternativas de suministro. A la vez se mantiene contacto con posibles afecciones a terceros (Metro, Renfe, empresas de electricidad, telecomunicaciones, gas, transportes, colegios, residencias, etc). El sistema de Telecontrol permite comprobar los efectos de la incidencia y confirmar su resolución definitiva.

Por último, una vez que se resuelve la incidencia, se generan las estadísticas (tiempos, elemento reparado, datos hidráulicos) proporcionando información para consultar y para realizar estudios de mantenimiento y prevención de futuros problemas similares.

En definitiva, la tecnología de la que dispone y la centralización de los datos permite a Canal tener conocimiento en tiempo real de la situación de las instalaciones, la ejecución y posterior seguimiento de las maniobras en el sistema de abastecimiento y un aprovechamiento óptimo de los recursos hídricos y las infraestructuras mediante el análisis de toda la información capturada.

Fuentes: Canal de Isabel II Gestión, Comunidad de Madrid.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*