La hoguera de las apariencias del desarrollo sostenible


Tengo que reconocer que para el título de este post me he inspirado en la novela y película “La hoguera de las vanidades”, que como se recordará es una novela escrita por el estadounidense Tom Wolfe en 1987, en la cual se presenta un cuadro de sátira sobre las costumbres de la sociedad de Nueva York en la década de 1980.

En los últimos años, la cuestión del desarrollo sostenible está en el foco de empresas pasando por políticos/as, Administraciones, hasta ciudadanos todos parecen estar de acuerdo en poner de relieve su importancia y que tenemos que proteger nuestro planeta.

Así se están llevando a cabo acciones en turismo y movilidadsostenibles, o ropa elaborada siguiendo criterios medioambientales, nuevos textiles, contratación pública ecológica, hasta la economía circular.

Pero sin embargo, se siguen emitiendo gases de efecto invernadero con impacto en el cambio climático. En los mares aparecen residuos de plásticos y los problemas de reciclaje, o los incendios del Amazonas.

Imagen de previsualización de YouTube

Todos estos problemas y retos medioambientales están presentes en los discursos de diferentes stakeholders y difundidos en redes sociales, emitidos en televisión, radio o prensa. Pero no se ven claramente las soluciones y resultados. Y en ocasiones, me hace preguntarme ¿Si estamos ante un compromiso real en sostenibilidad?  o  ¿Asistimos a una hoguera de apariencias en todo lo referente responsabilidad medioambiental?

Esperemos que la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, permita articular políticas públicas y acción colectiva,  que logren que se tome conciencia y poner en marcha tecnologías limpias, inversiones sostenibles, innovaciones en bioenergías, usos responsables de los mares, repensando el futuro del uso de plásticos, el correcto ciclo del agua.

Me gustaría finalizar, parafraseando a lo afirmado por Tom Wolfe: “Hay que hacer un mundo protegido de la hipocresía” y que yo redactaría diciendo hay que hacer un planeta sostenible protegido de las apariencias, y apostando por acciones reales.

Etiquetas: , , , ,
Categorias: Agenda 2030, Diversidad, Ecológica, ecosistema, Hidríca, Huella de Carbono, Huella Ecológica, Huella Hídrica, Sostenibilidad

Reflexiones filosóficas en la era del Big Data


Hace unos días finalicé la lectura del interesante libro de Victoria Camps “Elogio de la duda”, donde se indica que la filosofía favorece la capacidad de dudar, de no dar por definitiva ninguna respuesta y esto no supone una parálisis en la decisión, sino en analizar para actuar de manera más adecuada.

Este libro me ha hecho reflexionar, que en lo que llevamos del siglo XXI estamos depositando en la tecnología digital en ocasiones demasiada confianza. Por ejemplo  el Big data, que en los últimos años “ha calado entre las personas ejecutivas, considerando que los datos deberían estar en el centro de la toma de decisiones”. Considerado como clave de la competencia, y para el crecimiento de la productividad e innovación.

Pero también están apareciendo algunas opiniones críticas ¿Tal vez se estén corriendo el riesgo de tomar decisiones equivocadas basadas precisamente en lo que los datos no dicen? Ejemplo de esto es el famoso caso de Lego, los datos lo que decían era que las niñas no jugaban. Nada más. No explicaban ¿por qué?

Esto puede conducir a que los datos sean interpretados por directivos, empresas, etc. de acuerdo a sus intereses sin que haya una hipótesis previa. Parafraseando al gran matemático Jules-Henri Poincaré que escribió: La ciencia (-que podríamos aplicar a la tecnología en nuestro caso-) está hecha de datos, como una casa de piedras. Pero un cúmulo de datos no es más ciencia-tecnología que un montón de piedras una casa”

Las empresas tomarán mejores decisiones si analizan bien los datos, además hay que tener presente que la revolución del Big data coincide en el tiempo con otra, la de la economía del comportamiento (tal y como demuestra el premio Nobel a Richard Thaler). La investigación de Thaler se ha centrado en la psicología de los diferentes actores económicos ante cambios en el mercado que obligan a modificar su conducta. Thaler ha intentado arrojar algo de luz sobre este proceso de toma de decisiones que es tan complejo y en el que entran en juego muchas variables. En este sentido, la perspectiva conductual incorpora a la economía “un análisis más realista de cómo piensan y actúan las personas cuando están tomando decisiones económicas”, lo que ayuda a “diseñar medidas e instituciones que incrementan los beneficios para el conjunto de la sociedad”.

Vaya por delante que el Big Data está ayudando en la sanidad, turismo, agricultura… o para la Seguridad Social. O cuál será el perfil de las personas que hagan uso de esos datos y sus riesgos y la ciberseguridad, etc.

 En mi opinión, hoy más que nunca necesitamos reflexionar y meditar sobre los nuevos ídolos tecnologícos que estamos creando en este nuevo siglo.  Por ello los seres humanos necesitamos tiempo de la filosofía, y como afirma la filósofa Victoria Camps  “… la filosofía tiene la virtualidad de dejarnos perplejos, de sembrar el desconcierto allí donde todo parecía claro, de estimular la curiosidad hacia lo desconocido, de dar valor a las expresiones ajenas” , “… me gustaría ser capaz de dar cuenta de la utilidad de la filosofía para aprender a dudar y, en definitiva, para vivir”. Para ello siempre sería recomendable leer a Sócrates, Aristóteles, Montaigne, Descartes, Spinosa, Hume,Nietzsche, Julián Marías,…

Para finalizar, me gustaría haciendo mías algunas ideas de Montaigne, filósofo y humanista francés, que tal vez opinaría: que ante el gran desarrollo tecnológico ya sea de Big Data, o incluso redes sociales aprendamos a dar un paso atrás, distanciémonos y tengamos una actitud reflexiva y prudente de los que es necesario.

Etiquetas: , ,
Categorias: General

¿Qué opinaría Leonardo Da Vinci de la Inteligencia Artificial?


Hablar de Leonardo Da Vinci es afirmar que fue  un genio,  un visionario adelantado a su época, y todos los calificativos serían insuficientes, pero quinientos años después me gustaría poder preguntarle cuál sería su opinión sobre la alabada inteligencia artificial (IA) que estamos asistiendo actualmente.

Su creatividad e innovaciones que llevo a cabo en la pintura, sus aportaciones a la arquitectura, ingeniería, aeronáutica  incluso a la robótica. Pero desde hace un tiempo me viene a la cabeza la pregunta ¿con la Inteligencia Artificial sería posible esta capacidad creativa?.

Es aquí donde me he puesto a investigar y parece existir un cierto consenso “La adopción de IA promete beneficios considerables para las empresas y las economías a través de sus contribuciones al crecimiento de la productividad y la innovación. Al mismo tiempo, es probable que el impacto de IA en el trabajo sea profundo. Algunas ocupaciones, así como la demanda de algunas habilidades, disminuirán, mientras que otras crecerán y muchas cambiarán a medida que las personas trabajan junto con máquinas en constante evolución y cada vez más capaces.

Pero vamos a hacer memoria el término “inteligencia artificial” se popularizó en una conferencia en el Dartmouth College en los Estados Unidos en 1956 que reunió a investigadores en una amplia gama de temas, desde simulación del lenguaje hasta máquinas de aprendizaje. Pero es desde finales del siglo XX y sobre todo en estas dos décadas es cuando ha experimentado un avance exponencial, entre los avances en IA han sido el resultado de innovaciones tales como os vehículos autónomos son una buena ilustración de esto: aprovechan las innovaciones en sensores, visión de máquinas, mapeo y tecnología de satélites, algoritmos de navegación y robótica, todo en sistemas integrados.

“Sin embargo, la mayor parte del progreso ha sido en lo que a menudo se denomina “IA estrecha”, donde se están desarrollando técnicas de aprendizaje automático para resolver problemas específicos, por ejemplo, en el procesamiento del lenguaje natural. Los problemas más difíciles se encuentran en lo que generalmente se denomina “inteligencia general artificial”, donde el desafío es desarrollar una IA que pueda abordar los problemas generales de la misma manera que los humanos. Muchos investigadores consideran que esto está a décadas de convertirse en realidad”.

Esta dificultad es para algunos humanistas algo positivo porque la creatividad y la ética pertenecen a los seres humanos. Pero volviendo a la pregunta de qué pensaría el genio del Renacimiento, he de confesar que no lo sé y tampoco me lo imagino.

Por un lado, él fue un adelantado a su tiempo, con lo cual estaría expectante a su aplicación a acciones sociales: desde innovaciones en  educación, en  la medicina como prevenir el cáncer , etc.

Pero por otro lado, están las cuestiones éticas y, aquí algunos científicos como Elon Musk, Noam Chomsky insisten en que es necesario darle más importancia a la ética y reflexionar sobre la seguridad  antes de avanzar. Incluso Stephen Hawking afirmó: “Si bien el desarrollo de la inteligencia artificial podría ser el evento más grande en la historia humana, por desgracia podría también ser el último”.

Para finalizar, espero que en el futuro la inteligencia artificial esté al servicio de todas las personas y de nuestro planeta. Con este deseo supongo que estaría de acuerdo Leonardo Da Vinci, y hago mía frase “La sabiduría es hija de la experiencia, no lo olvidemos.

 

Etiquetas: ,
Categorias: Inteligencia Artificial, Leonardo Da vinci

La evolución de la RSC: entre la genética y la epigenética


El pasado 25 de marzo tuve la oportunidad de ser ponente en el Centro de Investigaciones Biológicas (CIB) dentro del Simposio La Responsabilidad Social en la investigación que dirige el Dr. Enrique J. de la Rosa.

Cuando me indicaron la posibilidad de participar en este importante Simposio, y dada mi formación como bióloga y profesora en RSC y Planes de Igualdad. Mientras reflexionaba sobre el tema a tratar en mi ponencia, me vino a la mente el uso indiscriminado por parte de algunas personas directivas y CEO´s cuando afirman Hemos nacido con RSC y lo llevamos en el ADN” o “Somos  ADN  en la forma de actuar en RSC”. Ante estas expresiones, me recordó mi formación en Ciencias Biológicas y que el ADN está en los seres vivos, entonces deberíamos preguntarnos ¿Son las empresas seres vivos?  o tal vez, la cuestión es ¿Se comportan las organizaciones como seres vivos? es decir,  nacen, creen que en ocasiones  tienen corta vida, aunque también pueden llegar a ser centenarias como se recoge en el libro The Living Company  de Arie de Geus donde se  analiza como aquellas organizaciones que son innovadoras y que son capaces de adaptarse al entorno son las que sobreviven. En este sentido, si admitimos ese comportamiento de “seres vivos” de ahí a tener ADN y estar en su RSC es algo bastante diferente.

Indagando en lo que ha ido evolucionando la una RSC desde actuaciones de mecenazgo, pasando por ser utilizada como marketing, gestionando en impacto en el medio ambiente hasta la triple cuenta de resultados es decir, creación de valor, buena gobernanza, contribución social e integridad-respeto medioambiental. Esta triple cuanta de resultados es posible lograrla con creatividad, escalabilidad, capacidad de respuesta, glocalidad y circularidad. Siendo clave el dialogo con los stakeholders que integran desde clientes, plantilla, ONG´s, Administraciones, otras empresas, ciudadanía, etc. Esta RSC se recoge en el libro The Age of Responsability. CSR 2.0 and the New DNA of Business de Wayne Visser.

Estos grupos de interés interactúan con la empresa y se traduciría en el diseño y visión de la RSC de las empresas. Lo que me lleva a poner en cuestión que cuando las empresas afirman con rotundidad y cierta seguridad que su RSC es el ADN es decir su genética (rama de la biología que estudia como los caracteres hereditarios se transmiten de generación en generación) en mi opinión comenten un error, lo que vemos de los seres vivos es su epigenética (que es la variación de la expresión de los genes sin afectar a la secuencia de ADN)  es decir, los genes se expresan o no dependiendo de ciertas condiciones bioquímicas, como la metilación del ADN o de las histonas, la forma de la cromatina, y otros factores ambientales (estrés, dieta, tabaco…).

Esto debe hacer reflexionar a esos CEO´s que de forma tan gratuita hablan de ADN y lo relacionan con la RSC. En este sentido les vendría bien una aproximación a las investigaciones de Rosalind Franklin, Francis Crick, James Watson y la epigenética de Adrian Bird

Para finalizar, me gustaría recordar a Denise Barlow quien afirmó “La epigenética siempre ha sido todas esas cosas extrañas y maravillosas que no pueden ser explicadas por la genética”

Etiquetas: , , , , , , , , ,
Categorias: ADN, Epigenética, Genética

LA RESPONSABILIDAD y LA ETICA: TRES INDENTICOS DESCONOCIDOS


Hace unos días fui a ver la película Tres Idénticos desconocidos ,  es una película documental dirigida por Tim Wardle. En 1980, a través de una serie de coincidencias, dos completos desconocidos, Robert Shafran y Edward Galland, de 19 años, descubrieron que eran gemelos idénticos.

Habían sido separados al nacer, adoptados y criados por diferentes familias. La historia se publicó en el New York Post y otro joven de 19 años, David Kellman, se dio cuenta de que era trillizo de estos. Después de una alegre reunión, se convirtieron en la sensación de los medios de comunicación.

Para la ciencia la investigación de gemelos o trillizos como es este caso, imagino que es apasionante pues se trata de estudiar si el material genético en estas personas situados en entornos distintos tanto a nivel educacional, social e incluso medioambiental puede generar individuos distintos a nivel cognitivo, psicológico o de comportamiento relacional.

No voy a revelar lo que muestra como resultado final la película. Pero es aquí donde comienza mi reflexión en relación a la Responsabilidad de los investigadores, de los medios de comunicación y sociedad en general. ¿Cuál es la responsabilidad de todos los agentes? ¿Es una cuestión ética? ¿Es un tema que aporta conocimiento a la ciencia y para todos?

Imagen de previsualización de YouTube

Los medios de comunicación fueron claves para difundir todo de estos trillizos y como una resonancia aprovecho programas de televisión, película y entrevistas para magnificar este situación, y aquí la influencia en Robert Shafran, Edward Galland y David Kellman imagino que sería distinta porque realmente las familias que los adoptaron eran diferentes en cuanto a clase social y la educación fue diferente. Con lo cual desde mi formación de coach todo lo que tiene que ver con el Argumento de Vida que se estudia en el Análisis Transaccional, tendría repercusión en los mandatos que recibimos desde la infancia y que aunque compartían el mismo ADN, su comportamiento sería diferentes por creencias, valores ante su día a día.

Por otra parte la sociedad norteamericana se hizo eco de todo esto y lo amplificó creando corrientes de opinión que sin duda afectaría a esos jóvenes.

Esta película me ha parecido muy interesante, y sobre todo me ha venido a la cabeza la magnífica conferencia ¿Por qué somos como somos? de Álvaro Martínez del Pozo es Catedrático de Bioquímica de la Universidad Complutense de Madrid.

Recogiendo lo indicado en esta charla: Nos queda tanto por investigar de la adaptación del texto de la vida, la secuencia de ADN, a las continuas condiciones cambiantes del entorno en el que nos desenvolvemos”.

Efectivamente, aún no tenemos todas las piezas de por qué somos como somos, y pero mientras tanto sería recomendable intentar ser responsables y éticos.

Etiquetas: , ,
Categorias: Biologia, RSC

¿Necesita la Responsabilidad Social Corporativa un Algoritmo?


Como profesora y consultora en Responsabilidad Social Corporativa, llevo bastantes años impartiendo clases de RSC, tanto para empresas, como impartiendo clases para profesionales y alumnos/as. Asimismo escribo diferentes posts que hacen referencia a la importancia estratégica e internacionalización de la RSC o artículos en prensa. Recientemente asistía a una conferencia donde los ponentes explicaban a en qué consiste la RSC, como si fuese una recién llegada e incluso confundiendo su verdadero contenido.

Esta situación, me ha hecho reflexionar que esto no ocurra tal vez la solución esté en diseñar un algoritmo que ayude a comprender a los profesionales ¿Qué es y cómo aplicar la RSC? Pues en las últimas semanas leía que existe: Un algoritmo mejora la integración de refugiados o el algoritmo que permite saber qué aspecto tendrás a los 60 años, pues los algoritmos “son un conjunto prescrito de instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite llevar a cabo una actividad mediante pasos sucesivos que no generen dudas a quien deba hacer dicha actividad. Dados un estado inicial y una entrada, siguiendo los pasos sucesivos se llega a un estado final y se obtiene una solución”.

 Con lo cual los algoritmos nos podrían ayudar a evitar la RSC aparezca y desparezca como el Guadiana,y sobre todo que aquellas personas que se autodefinen como expertas en Responsabilidad, realmente comuniquen bien el valor de la RSC.

 Para finalizar, indicar que René Descartes, afirmó La matemática es la ciencia del orden y la medida, de bellas cadenas de razonamientos, todos sencillos y fáciles”. Y que yo parafrasearía los algoritmos tal vez puede servirnos para llegar a un razonamiento, sencillo y fácil de la RSC.

Me gustaría conocer vuestras opiniones…

Etiquetas: ,
Categorias: RSC

Cuatro Décadas de Innovación


Tengo en mis manos la Revista de Perspectiva de CDTI, cuyo número está dedicado a la Innovación, de hecho se menciona: Desde hace cuatro décadas el CDTI sigue siendo un motor en el apoyo y la financiación de la I+D y la innovación empresarial española.

Sin embargo, cuando he comenzado a leerla me he encontrado con el artículo ¿Qué os  pasa con la I+D+i? donde Francisco Marín. Director General del CDTI, reflexiona  afirmando que “la I+D+i sigue quedando atrapada en el olimpo de los expertos, de los creyentes o de los adictos, a pesar de que los resultados que se cocinan al amparo de estas palabras mágicas depende no solo el incremento en los factores de la calidad de vida sino el progreso de las sociedades hacía los límites posibles del bienestar. La innovación nos permite vivir mejor y más”

Este comentario me ha desconcertado, porque si después de tantos años hablando de innovación, aún no es entendida como el verdadero motor del avance de las sociedades y sus ciudadanos la valoran y apoyan. Mi pregunta sería ¿por qué ? ¿no se ha explicado adecuadamente? Pues tras la lectura, tengo una cierta sensación un tanto agridulce, sobre todo cuando el Director General del CDTI concluye… y alguien te pregunta “pero ¿de qué va eso de la I+D+i?”, no dudes en contestar que “la I+D+i va de ti también”.

Personalmente me gustaría llamar la atención a esos expertos, creyentes o adictos a la innovación (que se mencionan en el artículo) para que salgan de sus urnas de cristal, y comiencen a acercarse a la realidad y comuniquen de forma transparente en que consiste la innovación para que todas las personas comprendamos su importancia ayer, hoy y mañana.

Para finalizar, solamente señalar  lo que afirmó Vicent Van  Gogh ¿Qué sería de la vida, si no tuviéramos el valor de intentar algo nuevo?” No puedo estar más de acuerdo, aprovecharé para ver la película Loving Vicent sobre este extraordinario pintor.

Etiquetas: ,
Categorias: CDTI, General, Innovacion

La agricultura 4.0: un futuro que es presente


Pasear por el campo tras de un día de lluvia tiene algo especial, pero más allá de eso lo verdaderamente importante es que favorece a los cultivos y crea reservas para el largo verano. Normalmente los pluviómetros informan a los agricultores de los litros de agua en sus explotaciones, pero en la era digital cada vez será más fácil tener información exacta del agua de sus parcelas, con lo cual facilitará la gestión del riego de forma eficiente.

Les comento esto porque hace unas semanas leía un interesante artículo de la revista de Cooperativas Agro-alimentarias de España, titulado La revolución de los datos en la agricultura pasa por las cooperativas, donde se incluía que “En la Producción se espera que el consumo de datos se regularice en el futuro como un «input» más, al nivel de los productos de sanidad vegetal o animal, los fertilizantes, semillas, piensos, etc. Estamos en transición desde una agricultura basada en decisiones sustentadas en la experiencia del agricultor y el conocimiento del territorio, hacia una complementada con una evaluación sistemática de información masiva recogida en la explotación o fuera a través de sensórica, satélites, drones, etc. Es la evolución hacia el Smart Farming o Agrointeligencia”.

Cada vez con mayor frecuencia me llegan más noticias sobre que esta agricultura inteligente supondrá una comunicación máquina a máquina que permitirá controlar de forma remota diferentes tareas en una instalación agropecuaria: activación de bombas de riego, electroválvulas u otra maquinaria presente en su explotación. Además, mediante la instalación de sensores agronómicos es posible conocer fácilmente varios parámetros de los cultivos, como la temperatura o la humedad de suelo. Estos sensores se instalan en diferentes zonas de la parcela y recogen información sobre los cultivos, permitiendo conocer en tiempo real las distintas necesidades de las plantaciones. Desde la red WiFi que puede extenderse desde el domicilio hasta la nave o explotación, y todos los dispositivos conectados a la red se pueden controlar cómodamente desde el ordenador, smartphone o tablet. Y por supuesto el  uso de drones.

No cabe duda que la agricultura ha comenzado una importante revolución que le llevará a que el agricultor/ra cada vez más sea un profesional y gestionando de sus explotaciones aunque sea desde varios kilómetros.

Para finalizar, me gustaría parafrasear a Eleanor Roosevelt:El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños” y yo añadiría el futuro de la agricultura pertenece a las personas que creen que una agricultura inteligente es posible.

Etiquetas: , ,
Categorias: Agricultura 4.0, Drones, Smart Farming

Alicia en el País de la Sostenibilidad


Alicia es directiva en una empresa que está comprometida con el medioambiente, hace unos días asistía a una Jornada sobre Sostenibilidad, Mientras escuchaba las ponencias, estas le empezaron a resultar un tanto repetitivas, y por un momento se imaginó como Alicia en el País de las Maravillas, solo que en el País de las Sostenibilidad.

Y comenzó a darle significados sostenibles a cada uno de los personajes del cuento. Empezó recordando al conejo vistiendo un chaleco, y murmurando que llegaba demasiado tarde a su destino.  Alicia mirando su reloj, pensó que no tenemos tanto tiempo,  si queremos verdaderamente actuar a favor del medio ambiente, prueba de ello fue la Cumbre  Climática de Paris de 2015. Pero a veces a las Instituciones y Empresas  les ocurre como a los hermanos Tararí y Tarará, están llenos de dudas ¿sobre cómo avanzar en  sostenibilidad?

En ese momento Alicia, pensó si todas estos Seminarios, Debates,…en torno a la sostenibilidad, en algunas ocasiones se convierten en humo como el gato Cheesire, donde algunos ponentes siempre nos indican lo que tenemos hacer, pero luego desaparecen, y recordó la frase ¿Me podrías indicar hacia dónde tengo que ir desde aquí? -pregunta Alicia. Eso depende de a dónde quieras llegar -responde el gato. Las personas que están implicadas en avanzar en sostenibilidad, en ocasiones no tienen claro hacia dónde dirigir sus esfuerzos: economía circular, energías renovables, smart cities, consumos sostenibles, innovaciones responsables.

De repente, le vino a la memoria el sombrerero loco, su sombrero simboliza la capacidad de centrarse, es fundamental que cuando actuemos a pro de la sostenibilidad tengamos claro la estrategia  y la hoja de ruta a seguir. El Sombrerero defiende la idea de que todas las palabras tienen un significado propio y único y que hay que expresarse sin lugar a equívocos porque por la naturaleza de las mismas no lo permite. De ahí que diga no es lo mismo decir “respiro cuando duermo” que “duermo cuando respiro”.

Pero como en la novela de Lewis Carroll,  en ocasiones nos encontramos también que hay personajes como la Reina Roja y la Reina Blanca, la primera es el ego que en ocasiones se respira en el ámbito ambiental donde se ponen de manifiesto nuestros intereses antropocéntricos,  y en cuanto a la Reina Blanca es nuestra conciencia de proteger el nuestro planeta.

Me gustaría finalizar, con una frase que se recoge en Alicia en el País de las Maravillas Siempre se llega a alguna parte si se camina lo bastante.” Esperemos seguir avanzando en sostenibilidad, nuestro planeta lo necesita.

 

Etiquetas: , , ,
Categorias: Alicia en el País de las Maravillas, medioambiental, Sostenibilidad

La Singularidad Tecnológica y su futuro: Cerca o Lejos


Recuerdo esos años de mi infancia de Epi y Blas donde a aquellos niños y niñas nos enseñaban que significaba cerca o lejos. Era un mundo totalmente analógico, y que hoy a los ojos de los adolescentes es como hablar de laprehistoria”. Pues bien, una sensación de desfase parecida, he tenido  cuando acabo de leer que estamos cada vez más próximos al diseño de una inteligencia sobrehumana, que se denomina  Singularidad Tecnológica, y que algunos expertos afirman que está más cerca de lo que creemos y otros autores señalan que todavía quedaría barreras que superar.

Pero vayamos por parte ¿Qué es la Singularidad?

“La Singularidad es un hipotético acontecimiento futuro en el que el progreso tecnológico y el cambio social se acelerarán debido al desarrollo de inteligencias artificiales sobrehumanas, cambiando nuestro mundo de manera tal, que cualquier ser humano anterior a la Singularidad sería incapaz de comprender o predecir. La Singularidad se ha nombrado así por analogía con la singularidad espacio-temporal observada en los agujeros negros. Algunos pensadores identifican el comienzo de la Singularidad con la aparición de máquinas tan inteligentes como los humanos, y capaces de diseñar máquinas aún más inteligentes”

Pues bien en torno a ella, a quienes como Ray Kurzweil, el conocido científico, inventor, asesor tecnológico del Gobierno de EEUU, y autor de la “La Singularidad está cerca“. Donde afirma: “Un análisis de la historia de la tecnología muestra que el cambio tecnológico es exponencial, al contrario de la visión ‘lineal intuitiva’ del sentido común. Así que no experimentaremos cien años de progreso en el siglo XXI, sino que serán más como 20.000 años de progreso (al ritmo de hoy)”.

Por su parte el co-fundador de Microsoft, Paul Allen, en “La Singularidad no está cercaadmite que la Singularidad llegará, que es posible comprender por completo el cerebro y que los nuevos sistemas de hardware y software nos deslumbran a todos. Pero sostiene que la comprensión de los sistemas naturales y muy especialmente el cerebro avanza despacio y serán necesarios nuevos enfoques que aún hoy no vislumbramos. Frente a la Ley de los rendimientos acelerados de Kurzweil, Allen propone El freno de la complejidad.

Debo reconocer que estas cuestiones siempre me dejan un poco sorprendida, porque mientras el mundo se plantea retos como hacer frente al cambio climático para la supervivencia de nuestro planeta y en consecuencia como afectará a los seres humanos. De forma paralela, una serie de investigadores están pensando cómo llegar a esa Singularidad, que conlleva inteligencia artificial, a la inmortalidad biológica, la descarga mental y otras tecnologías y para ello se proponen:

Inteligencia artificial

Según los pensadores, cuando el ser humano cree una nueva forma de vida inteligente, la llamada inteligencia artificial (IA), nuestra comprensión de nosotros mismos como seres pensantes cambiará, así como la que tenemos de los fenómenos del universo.

Máquinas de replicación molecular

La idea de esta tecnología es construir máquinas que manipulen la materia a nivel subatómico, de modo que la realidad pueda ser controlada de muchas maneras, entre ellas los genes de los individuos. A su vez estos equipos podrían pensar y trabajar por sí mismos.

Verdaderamente no sé qué pensar, soy bióloga y el ser humano me parece tal prodigio, además de los millones de años que han tenido que pasar para llegar a contemplar este planeta azul y su excepcional naturaleza, con lo cual esperaré …

Para finalizar, estoy segura que el futuro nos deparará cambios que solo  las mentes de grandes visionarios pueden atisbar en el horizonte como Julio Verne, o ser excepcionales observadores como Darwin, y me quedo con una de sus frases: No puedes depender de tus ojos cuando tu imaginación está fuera de foco”.

Etiquetas: , , , , , ,
Categorias: ADN, Darwin, Inteligencia Arificial, Julo Verne, Paul Allen, Ray Kurzweil, Singularidad