LA BUSQUEDA DE LA FELICIDAD EN ÉPOCA DE CORONAVIRUS


Hace ya algún tiempo leí el maravilloso libro de la filósofa Victoria Camps, La búsqueda de la felicidad donde a través del pensamiento de diferentes filósofos nos acerca que entendemos por felicidad, la propia Camps afirma que la felicidad es una búsqueda que dura toda la vida. Además indica que la felicidad no es una cuestión de fórmulas, consignas ni recetas fáciles. Es un esfuerzo constante del individuo y un aprendizaje. Estas reflexiones por supuesto siguen siendo válidas también en época de coronavirus.

Imagen de previsualización de YouTube

Hace unos días estuve releyendo Sapiens de Animales a dioses, su autor Yuval Noah Harari, realiza un breve análisis sobre la Felicidad, o mejor dicho se pregunta ¿qué nos hace felices? Tener salud, -y que yo añadiría tan importante en la actual situación de la pandemia de Covid-19-, la riqueza, el bienestar con uno mismo y con la sociedad en la que vivimos. Podrimos afirmar que en la naturaleza de la felicidad influyen factores sociales, éticos, espirituales pero también condiciones materiales.

Desde hace siglos filósofos, han reflexionado sobre ella, pero en las últimas décadas psicólogos y biólogos también se ha puesto a estudiar que hace que la gente sea feliz. Yuval Noah Harari, en su extraordinario libro Sapiens de Animales a dioses, indica que una definición generalmente aceptada de la felicidad es “bienestar subjetivo”. Sería algo que siento en mi interior, una sensación o bien de placer inmediato, o bien de satisfacción a largo plazo con la manera como se desarrolla mi vida.

Podríamos pensar que determinadas personas encuentran la felicidad en disponer de dinero “suficiente”, que les reportaría una cierta tranquilidad económica durante muchos años. Sin embargo, Harari afirma que para gran parte de la ciudadanía la felicidad no es un tema de dinero, y se inclinan más por temas como el valor de la salud y no tener enfermedades, y cuando estamos enfermos se reduce nuestra felicidad. Siguiendo esta afirmación, podríamos cuestionarnos si ¿La pandemia del Sars-CoV-2 ha influido en nuestra felicidad como sociedad? Lamentablemente, no dispongo de una respuesta objetiva, ni ningún estudio al respecto. Pero tal vez las enfermedades cuando se vuelven crónicas o afectan a muchas personas a  nivel global, nuestra mirada es diferente, a cuando afecta a nuestra familia o comunidad más próxima.

Frente a esta felicidad que depende de condiciones objetivas, – dinero o salud-, muchos filósofos y psicólogos nos hablan que la felicidad está vinculada a nuestras expectativas subjetivas, Pero esta es una tarea complicada, nuestras expectativas se hayan influenciadas por los medios de comunicación y la industria publicitaria que nos bombardea con recetas mágicas para ser felices.

Otras aproximaciones hacía la felicidad, se dirigen a los avances en bioquímica que están poniendo de relieve que cuando comprendamos la química de nuestro cerebro aplicaremos tratamientos apropiados para ver siempre la botella medio llena y la cara amable a las circunstancias que nos ocurren. Evidentemente, esta idea de que “la felicidad empieza dentro” coincide con la biología moderna y con los movimientos de la New Age, ahora bien cuanto más importancia damos a nuestras sensaciones, más las anhelamos y más sufrimos.

En mi opinión, la actual situación de pandemia nos está influyendo en nuestra felicidad por factores externos tales como el riesgo de contagio, escenarios económicos inciertos o muy graves desde el punto de vista social, pero también por sentimientos internos de miedo y pensamientos de preocupación de cómo afrontaremos nuestro futuro.

La recomendación sería comprender y tener la información más completa sobre esta enfermedad, y no dejarnos arrastrar por factores externos y emociones internas. Pero claro esto no es sencillo, requiere conocernos mucho y establecer los valores que forman parte de una vida buena en el sentido ético de la palabra, como afirma Victoria Camps. Y tal vez, intentar no estar siempre buscando sensaciones agradables, sino procurar vivir el momento presente en lugar de fantasear acerca de lo que pudo haber sido o podrá suceder.

Para finalizar, incluyo la reflexión de Yuval Noah HarariMientras mi narrativa personal esté en línea con las narrativas de las personas que me rodean, puedo convencerme de que mi vida es significativa y encontrar la felicidad en esa convicción”

Etiquetas: , , , ,
Categorias: Covid 19, Pandemia

Breves reflexiones sobre el coronavirus: la comunicación y la cultura


En estos días de tanta exposición a comunicaciones sobre el coronavirus en España, en la que en muchas ocasiones se nos presenta como un lenguaje que a marchas forzadas estamos interiorizando y que parece que se repite día tras día. Cómo cada país tiene su propia cultura, si ésta nos estará influyendo y condicionando. Me explico, Luis Rojas Marcos nos recuerda en su libro Somos lo que hablamos, que llamamos “cultura” al conjunto de creencias, acuerdos y normas que comparten los miembros de una sociedad y transmiten de generación en generación. Los transmisores suelen ser abuelos, padres y educadores, pero también ejercen esta función los líderes sociales y los personajes populares que idealizan, los personifican y comunican los valores de la época. Aunque las costumbres evolucionan con el paso del tiempo, en general tienden  ser bastantes estables. Los valores culturales moldean el lenguaje y la forma de hablar de las personas.

Esta reflexión, me resulta muy interesante porque esto estaría suponiendo que ante una pandemia como es el coronavirus. La cultura de cada país establece sus propios modos sutiles de cómo comunicar y hablar sobre temas globales, además de cómo se espera que las personas los traten en las diferentes circunstancias.

La sociedad española combina el individualismo-privacidad con la solidaridad. Ante la crisis del Covid-19 estamos asistiendo a un fenómeno peculiar objeto de análisis, estamos comunicando nuestras opiniones y abrimos los hogares. Estos ámbitos que hasta hace pocas semanas eran privados, y que ahora los mostramos a través de redes sociales debido al confinamiento en nuestras casas, haciendo visibles nuestros aplausos al personal sanitario y a todas a aquellas personas que día a día contribuyen con su esfuerzo y generosidad a aliviar el sufrimiento del Covid-19.

Esta primavera de generosidad, está siendo analizada por sociólogos/as, psicólogos/as, filósofos/as, investigadores/as y otras personas expertas. Sobre si el día después o periodo post-coronavirus, ¿seguiremos con estas actuaciones y palabras solidarias?

Para filósofa Adela Cortina, asegura que la sociedad va a “cambiar radicalmente” después de esta crisis, va a haber “un antes y un después” de ella, y afirma que para poder salir adelante se va a necesitar toda “la capacidad moral” y todo el “capital ético” de cada uno. También sobre el coronavirus  se podría aplicar lo afirmado por el sociólogo y antropólogo francés Marcel Mauss:  que es un hecho social total” es decir un fenómeno que ponen en juego la totalidad de las dimensiones de lo social.

Realmente no tenemos certeza si tendremos lecciones aprendidas, tras esta crisis sanitaria. Siguiendo como el símil de la primavera, en una entrevista al gran filósofo Emilio Lledó, preguntado sobre qué brotará de esta experiencia de la pandemia. Respondía Le estoy dando vueltas. Ojalá que pase algo positivo. La esperanza, hijo, es que nos reinventemos para mejor, que maduremos como sociedad. Aunque no quisiera decir que seamos mejores, no me gusta ser moralista. Prefiero decir, simplemente, que seamos algo más, que después de esta crisis del virus intentemos reflexionar con una nueva luz, como si estuviéramos saliendo de la caverna de la que hablaba el mito de Platón, en la que los hombres permanecen prisioneros de la oscuridad y las sombras. Quisiera que sea así, como te digo, pero me preocupa que esto sirva en cambio para ocultar otras pandemias gravísimas, plagas como el deterioro de la educación, de la cultura y del conocimiento.

No puedo estar más de acuerdo, es siempre reconfortante leer las reflexiones de filósofos como Emilio Lledó: “Debemos estar alerta para que nadie se aproveche de lo vírico para seguir manteniéndonos en la oscuridad y extender más la indecencia. Sobrecoge ver el poder que tienen sobre nosotros ciertas personas disparatadas, pues un imbécil con poder es algo terrible. Deseo de verdad que esto nos sirva para algo como sociedad. Que propicie un nuevo encuentro con los otros en la polis, en la vida en común”.

Para finalizar, me gustaría recordar a Eleanor Roosevelt “No hemos de convertimos en héroes de la noche a la mañana. Demos un paso cada vez, encarando las cosas que van viniendo, viéndolas no tan espantosas como parecen, descubriendo que tenemos la fuerza para controlarlas”.

#QuédateEnCasa

Etiquetas: , , , , ,
Categorias: Adela Cortina, Comunicación, Coronavirus, Covid 19, Cultura, Emilio Lledó, Luis Rojas Marcos, Pandemia

Desafíos y Oportunidades del Teletrabajo en tiempos de Coronavirus


En los últimos años, se había puesto de relieve que las organizaciones tenían que ser agiles - ser capaces de reconfigurar estrategias, estructuras, procesos y personas que se adaptan a los cambios- para dar respuesta a los nuevos desafíos socioeconómicos y al desarrollo sostenible.

Sin duda, la pandemia del Coronavirus ha precipitado y está siendo una prueba de fuego para la gestión de los negocios, sobre todo en lo que respecta a sus plantillas y por supuesto los profesionales. Medidas como el teletrabajo que formaba parte de los Informes de Responsabilidad Social (RSC) y Planes de Igualdad de Oportunidades de Hombres y Mujeres de numerosas empresas, debido a su contribución a la conciliación de la vida laboral, personal y familiar, así como la corresponsabilidad. Asimismo desde hace décadas numerosos estudios nacionales e internacionales habían puesto de relieve que su implantación del teletrabajo tendría beneficios sociales y económicos e incluso medioambientales. Pero la realidad mostraba que su “éxito” en referencia a su implementación no era el que cabría esperar, y siempre aparecían justificaciones para su aplazamiento o en muchas ocasiones su uso era anecdótico, pues vendría a representar un 4-5 % aproximadamente con incrementos sobre todo en empresas tecnológicas.

Sin embargo y paradójicamente, la crisis sanitaria mundial y el riesgo de contagio han puesto de relieve que el teletrabajo estaba en nuestra caja de herramientas, y que sin duda existen empresas y profesionales que lo pueden utilizar junto a otras medidas como uso de plataformas digitales como muy bien sabemos los profesores en la Escuela de Organización Industrial (EOI) que lo aplicamos en nuestra labor docente, videoconferencias, etc. para evitar la extensión del coronavirus. Y es aquí donde la respuesta a favor del teletrabajo por parte de aquellas empresas y personas que pueden realizarlo se ha puesto en “marcha”, evidenciando y poniendo el foco en las nuevas tecnologías digitales que son claves en el presente y futuro, con nuevos modelos de comunicación y de gestión del trabajo. Somos realistas y evidentemente el teletrabajo no puede ser extensible a todos los sectores económicos.

También esta pandemia de forma colateral está suponiendo un menor uso de desplazamientos y los transportes, con menores emisiones de gases de efecto invernadero y disminución del uso de energías no renovables. Cuando pase está pandemia, habrá un antes y un después en toda la sociedad, que sin duda tendrá   repercusiones que nos hará tener nuevas miradas y actuaciones en el desarrollo sostenible.

Me gustaría marcar con MAYUSCULAS las recomendaciones realizadas por las autoridades sanitarias de QUEDARNOS EN CASA, para evitar que aumenten los contagios, confiemos que si cada persona actuamos con esta premisa se podrá lograr que vaya disminuyendo el riesgo de contagio y en definitiva el control de esta grave pandemia.

Para finalizar, me ha venido a la mente lo afirmado Viktor Frankl, autor del libro El hombre en busca de sentido: “Nuestra mayor libertad es la libertad de elegir nuestra actitud”. Tanto las personas como las empresas tenemos que tener una actitud de responsabilidad ante esta situación sanitaria que estamos viviendo, con lo cual si podemos teletrabajar apostemos por ello. Gracias.

#Quédate en casa

Etiquetas: ,
Categorias: Coronavirus, Covid 19, teletrabajo

El Coronavirus y la Pirámide de Maslow: Nuevas realidades


La  pandemia del coronavirus ha cambiado nuestras vidas para siempre, afectando a nuestros comportamientos, valores, la casa que hace apenas un mes era un lugar donde llegamos tras nuestra jornada laboral o después de haber realizado cualquier otra actividad,  ahora se ha convertido en un escenario donde estamos confinados.

Esta situación está siendo analizada a través de interesantes artículos como el publicado por Luis Rojas Marcos, donde señala la confianza y la resiliencia, que son tan necesarias. La resiliencia la define la RAE como “la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o estado o situación adversa”. Tras esta lectura me ha venido a la mente la conocida Pirámide de Maslow, y su vigencia.

La idea básica es: sólo se atienden necesidades superiores cuando se han satisfecho las necesidades inferiores, es decir, todos aspiramos a satisfacer necesidades superiores. Las fuerzas de crecimiento dan lugar a un movimiento ascendente en la jerarquía, mientras que las fuerzas regresivas empujan las necesidades prepotentes hacia abajo en la jerarquía. Según la pirámide de Maslow dispondríamos de:

Necesidades básicas: Son necesidades fisiológicas básicas para mantener la homeostasis (referentes a la supervivencia); necesidad de respirar, beber agua (hidratarse) y alimentarse; etc.

Necesidades de seguridad y protección: Surgen cuando las necesidades fisiológicas están satisfechas. Se refieren a sentirse seguro y protegido: seguridad física (asegurar la integridad del propio cuerpo) y de salud (asegurar el buen funcionamiento del cuerpo), etc.

Necesidades sociales (afiliación): Son las relacionadas con nuestra naturaleza social: función de relación (amistad, pareja, colegas o familia);

 Necesidades de estima (reconocimiento): A uno mismo y a los demás, con tantos aplausos a los sanitarios y que extensibles a todas aquellas personas que están todos los días con su labor contribuyendo a nuestro mejor situación mientras dure el confinamiento.

Autorrealización Este último nivel es algo diferente y Maslow utilizó varios términos para denominarlo: «motivación de crecimiento», «necesidad de ser» y «autorrealización».

En mi opinión, los cuatro primeros niveles de la Pirámide de Maslow se está evidenciando en esta crisis del Coronavirus. Actualmente, los 2 necesidades básicas y de protección- primeros serían una sola por la pandemia (actividades relacionas con la salud y alimentación son esenciales). Y en referencia a -afiliación y reconocimiento-, esta última se está poniendo de manifiesto la labor de personal sanitario, agricultores/as, comercios y supermercados de alimentación y otros productos básicos, los transportistas y tantas y  tantas personas. En cuanto a la afiliación vemos que sigue en pie aunque la forma de transmitirla haya cambiado, por el distanciamiento.

Finalmente, el nivel de autorrealización lo podemos comprobar cuando tantos miles de personas cada día ponen sus conocimientos, innovaciones y creatividad al servicio de las personas, es decir científicos/as e investigaciones, fabricantes de material sanitario, nuevas formas de logística de productos agroalimentación o de primera necesidad, y todos nosotros/as a través de originales videos o actuaciones menos visibles pero muy necesarias, etc. etc.

Me gustaría concluir, con lo afirmado por mi admirada Madame Curie La vida no es fácil, para ninguno de nosotros/as. Pero… ¡qué importa! Hay que perseverar y, sobre todo, tener confianza en uno mismo/a” Y que yo completaría,  tengamos confianza que con nuestro esfuerzo lograremos vencer a la pandemia. Es el Valor de lo conjunto.

 #Quédate en casa

Etiquetas: ,
Categorias: Coronavirus, Covid 19, Madame Curie, Piramide de Maslow

Las personas científicas y el coronavirus: entre la primavera y la esperanza


La primavera siempre ha sido una estación de una renacer de la vida, bastaría con asomarse a los balcones, ventanas o llegar al campo para comprobar la belleza de la naturaleza, y  como diría Einstein “La belleza no mira, sólo es mirada”. Sin embargo, huelga decir que actualmente estamos viviendo una pandemia debido al Coronavirus, y que muchas personas en las ciudades nos debemos contentar con mirar tras las ventanas los arboles de las calles o plantas que hay en las casas.

Pero en este mes de marzo tan atípico y preocupante por razones obvias del Coronavirus, también ha aparecido una cierta primavera de la I+D+i” porque ha tenido que ocurrir esta crisis sanitaria global, para que desde las Administraciones Públicas, sean conscientes que son los científicos y científicas los que con su trabajo tantas veces apenas reconocido y con escasos fondos, son los que a través de sus investigaciones buscan soluciones a problemas sanitarios, agrarios, etc. Por eso, bienvenidos sean que el Instituto de Salud Carlos III recibirá 25,2 millones de euros y el Centro Nacional de Biotecnología (CNB) del CSIC obtendrá 4,5 millones para estudiar el nuevo coronavirus y trabajar en el desarrollo de vacunas. En total, la concesión de 29,65 millones de euros para la investigación científica frente al coronavirus SARS-CoV2.

Con esta medida, el Gobierno impulsa el desarrollo de los trabajos que ya están llevando a cabo los organismos públicos de investigación e infraestructuras críticas y apoya la apertura de nuevas líneas de investigación para hacer frente al SARS-CoV2.

El proyecto diseñado por el CNB tiene seis objetivos: generar herramientas básicas y modelos experimentales esenciales para el desarrollo de estrategias de protección; identificación y test de compuestos antivirales para el tratamiento del SARS-CoV2; desarrollo de anticuerpos específicos monoclonales para la protección frente a la infección; desarrollo de la próxima generación de candidatos de vacuna; caracterización molecular, estructural y funcional, y modelado computacional para entender la propagación del nuevo coronavirus.

El Centro Nacional de Biotecnología del CSIC es pionero mundial en un método de clonación de virus que permite manipularlos genéticamente para atenuar su virulencia y lograr una vacuna. El equipo liderado por los profesores Luis Enjuanes e Isabel Sola trabaja ya en un proyecto para estudiar los mecanismos de patogénesis del nuevo coronavirus. Este equipo del CNB también fue seleccionado en la reciente convocatoria urgente de la UE, para un proyecto que busca desarrollar anticuerpos monoclonales protectores frente al nuevo coronavirus.

Esta búsqueda de vacuna o medicamento que ahora está recibiendo nuestra atención y recursos, no debería ser algo puntual y aislado. Como muy bien sabes los científicos y científicas la investigación requiere tiempo, muchos análisis y comprobaciones y por supuesto necesita recursos económicos, para tener cierta seguridad que pueden aplicarse a la población.

Pero ante esta pandemia desde el Ministerio de Sanidad, se ha anunciado el 20 de marzo que varios hospitales españoles van a comenzar dos ensayos clínicos con pacientes para demostrar la efectividad del remdesivir, un fármaco desarrollado por la farmacéutica estadounidense Gilead para tratar el ébola que aún está en fase experimental. Tres hospitales —La Paz, en Madrid, el Clínico, en Barcelona, y Cruces, de Vizcaya— han comenzado ya a reclutar pacientes y se espera que se sumen otros cinco en los próximos días: el 12 de Octubre y el Ramón y Cajal, en Madrid; el Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (Madrid); el Carlos Haya en Málaga y el Vall d’Hebron en Barcelona.

Estos ensayos van en paralelo de los que buscan vacunas viables y que lideran EE UU, China y Alemania y que en el mejor de los casos tardarán unos 18 meses en poder tener un candidato listo para su uso generalizado. En España, el Ministerio de Ciencia, ha informado que el reciente paquete de financiación urgente para investigar tratamientos y vacunas contra la Covid-19 incluye modificaciones en la Ley de la Ciencia para agilizar el proceso de concesión de las ayudas de investigación y que estas lleguen “lo antes posible”.

Para finalizar, haciendo mía la frase del poeta Pablo Neruda: “Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera”. Espero aunque se hayan cortado nuestras salidas para ver las flores, estoy segura que más pronto que tarde la ciencia permita dar los primeros frutos para frenar el coronavirus.  MI APLAUSO A LAS PERSONAS INVESTIGADORAS POR SU LABOR  FRENTE AL CORONAVIRUS!!

#Quédate en casa

Etiquetas: , , ,
Categorias: Centro Nacional de Biotecnología (CNB), Coronavirus, Covid 19, Instituto de Salud Carlos III

El Sector agrario y Covid-19: Las paradojas del destino


Escribo este breve post en relación a las paradojas que tiene el destino, pues la pandemia de Covid-19 ha puesto de relieve la necesidad de disponer de productos de alimentación procedentes el sector agrario y ganadero.  Me explico, en los últimos días me ha venido a la mente que aunque parece ya que haya pasado mucho tiempo, hasta hace apenas unas semanas las imágenes en la televisión y los comentarios en los medios de comunicación era de manifestaciones de agricultores/as en todo la geografía española, poniendo de manifiesto lo olvidados que estaban y están, y que producir productos agrarios no es rentable, y en muchas ocasiones se producen pérdidas y sin alcanzar una renta digna. Las imágenes de “tractoradas” cortando carreteras y manifestando las demandas, eran vistas con muchos habitantes de las ciudades como algo anecdótico, se escribieron diferentes artículos en prensa como “El campo es un país extranjero”.

Pues bien, en medio de estas reivindicaciones, de forma impactante  apareció Covid-19 y como bien sabemos los españoles/as lo que esto está suponiendo dado el incremento exponencial de personas infectadas, que ha llevado por segunda vez en nuestra historia democrática a la aprobación de un Real Decreto Ley 463/2020 de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria, además del impacto económico y social que está produciendo.

En estos últimos días y con la vista puesta en la situación sanitaria y las medidas que el Gobierno podría tomar, hemos presenciado como los ciudadanos se han “lanzado a la compra” de productos de alimentación de forma “compulsiva” y rozando cierta irracionalidad, con imágenes de estanterías vacías, largas colas. Pues bien esos productos que han llenado los carros de los supermercados, de los mercados municipales y demás tiendas de alimentación se producen en el campo por el trabajo de mujeres y hombres agricultores/as y ganaderos/as para que luego la industria agroalimentaria y cooperativas lo repartan por todo el territorio nacional y llegue a hombres y mujeres para su consumo. Este hecho nos debe hacer reflexionar, de la necesidad de prestar atención por parte de los poderes públicos y de toda la ciudadanía, el campo y el sector agroalimentario que hoy más que nunca sigue trabajando para que no haya desabastecimiento.

Para finalizar, me gustaría parafraseando a Albert Camus En las profundidades del invierno (que aquí podríamos decir de la crisis sanitaria) finalmente aprenderemos que si estamos unidos, somos responsables, realizamos un reconocimiento a tantas y tantas personas sanitarias, agricultoras, ganaderas, al sector de cooperativistas agrarias, empresas de alimentación,… y todas la personas anónimas que están en su puesto de trabajo llevando a cabo labores calladas pero encomiables, aprenderemos que en nosotros había y lograremos un verano invencible”. Gracias.

#QUÉDATE EN CASA

Etiquetas: , , , , , ,
Categorias: Quedate en casa

Las mujeres que caminan: 11 de febrero, 8 de marzo y todos los días


Próximamente el 11 de febrero se celebra Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, donde se pone de manifiesto que las niñas pueden tener acceso a una educación en ciencia o la formación que deseen, imprescindible para que de mayores sean esas mujeres científicas, tecnólogas, ingenieras, matemáticas, o cualquier actividad profesional.

En palabras de António Guterres, Secretario General de la ONU  “Para estar a la altura de los desafíos del siglo XXI, necesitamos aprovechar todo nuestro potencial. Ese esfuerzo exige desmontar los estereotipos de género. En este Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia, hemos de asumir el compromiso de poner fin al desequilibrio de género en esta disciplina”

Apenas un mes después el 8 de marzo, millones de mujeres alzarán su voz por la igualdad real de mujeres y hombres para que desaparezcan estereotipos de género y las barreras visibles e invisibles para alcanzar su desarrollo personal y profesional.

Estas dos fechas 11 de febrero y 8 de marzo están muy conectadas pues el Tema del Día Internacional de la Mujer 2020: “Soy de la Generación Igualdad: Por los derechos de las mujeresEl slogan es conforme con la nueva campaña multigeneracional de ONU Mujeres, Generación Igualdad, que conmemora el 25º aniversario de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, que fue aprobada en 1995 en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, que tuvo lugar en Beijing, China, y es reconocida como la hoja de ruta más progresista para el empoderamiento de las mujeres y las niñas en todo el mundo.

Efectivamente, muchas niñas y jóvenes han nacido en espacios de igualdad pudiendo acceder a la educación, a puestos de trabajo y desarrollo profesional sin obstáculos, y en igualdad de condiciones que los hombres. Pero aún cada mucho camino por recorrer, como mujeres tenemos que seguir caminando, y también los hombres junto a nosotras.

El viaje hacia la igualdad de género me ha recordado la famosa escultura de Alberto Giacometti, “El hombre que camina” que paradójicamente estaba concebida para  ser una mujer que camina, y que se puede ver en la Exposición de la Fundación Mapfre de Madrid.  Nos sirve de reflexión a niñas, jóvenes, y todas las mujeres que no debemos de dejar de desplazarnos hacia nuestros retos, debemos avanzar, con la espalda recta, un pie levantado hacia atrás, dando un paso, y el otro apoyado sobre la base, y muchos pasos más.Con una mirada hacia el futuro, y que se nos escuche que se tiene que alcanzar la igualdad de oportunidades hombres y mujeres. Aunque nunca debemos olvidar a nuestras predecesoras.

Me gustaría, que este post fuese un homenaje a tantas mujeres valientes y a los hombres que estuvieron, están y espero sigan estando a nuestro lado, porque como la obra de Giacometti al final todos/as somos seres frágiles, deberíamos desprendernos de la vanidad y apoyarnos. Para finalizar, me gustaría parafraseando a Emily Dickinson poeta estadounidense “Ignoramos nuestra verdadera estatura hasta que nos ponemos en pie” y  yo añadiría que la verdadera estatura es cuando caminamos en busca del lugar que como mujeres en igualdad nos corresponde, y estando presente y participando en todos los ámbitos sociales, económicos, políticos, culturales, etc.

FELIZ DÍA 11 de Febrero y 8 DE Marzo de  2020!!!!

Etiquetas: , ,
Categorias: Igualdad, Mujeres, Mujeres STEM, ONU Mujeres

¿Cómo dibujaría Goya la Conferencia del Cambio Climático-COP25?


Hace unas semanas estuve visitando la magnífica exposición que el Museo Nacional del Prado dedica a los Dibujos de Goya con el subtítulo “Solo la voluntad me sobra”, si para mi Goya era un genio de la pintura, tras ver sus dibujos debo reconocer que considero que es extraordinaria la forma de retratar la sociedad de su tiempo, incluyendo los grandes temas que estuvieron presentes en su vida: el cariño y la amistad, la violencia consustancial a la naturaleza humana, la multitud irracional que contribuye a perpetuar los errores humanos, … o la vejez.

Mientras contemplaba estos dibujos, por un momento pensé si actualmente viviese este irrepetible pintor ¿Cómo dibujaría Goya el Cambio Climático y la Conferencia que se ha celebrado en Madrid COP 25?

Me hago esta pregunta, porque durante estas semanas de la Conferencia del Cambio Climático, se está difundiendo tanta información en prensa, radio, televisión o redes sociales sobre esta COP25, Muchos ciudadanos hemos visto activistas como Greta Thunberg, políticos/as nacionales e internacionales, agricultores/ras, empresarios/as, personas expertas o del Panel de Cambio Climático, Sindicatos, ecologistas, jóvenes, actores, stakeholers, consultoras y demás ciudadanos/as, incluso algunos pensaban que tenían que estar allí, solo para hacerse un selfie para las redes sociales.

Entre los conceptos más difundidos está la emergencia climática, según la RAE la palabra emergencia define: Situación de peligro o desastre que requiere una acción inmediata. Entonces: ¿Por qué esta paralasis en poner freno al cambio climático? ¿Por qué falta ambición o voluntad?, algo que si tenía Goya  hasta afirmar la voluntad me sobra.

Tal vez habría que pedirles a todas aquellas personas que han sido altavoces de los problemas pero que no son capaces de encontrar soluciones, que actúen que no pierdan ni un minuto. Sin embargo, el mundo o al menos nuestro entorno inmediato es más complejo y está repleto de intereses económicos y sociales, que está conduciendo en ocasiones a discursos diametralmente opuestos, o como tal vez afirmaría el pintor de Fuendetodos “El sueño de la razón produce monstruos”. Por ello, tal vez en lugar de hablar de grandes objetivos en ocasiones grandilocuentes y que solo son titulares efímeros, seamos más realistas y coherentes entre lo que afirmamos en los micrófonos o redes sociales que los demás deberían hacer, y lo que realmente nosotros/as hacemos o deberíamos comprometer a llevar a cabo por  nuestro planeta azul.

Por eso pienso que en Conferencias como esta COP 25, permítanme el atrevimiento, Goya pintaría a unos personajes que incluiría (políticos, empresarios, activistas, ONG´s, actores, etc. etc.), que miran unos instantes un planeta que se dirige hacia calentamiento producido por el Cambio Climático, pero rápidamente en su mente aparecen pensamientos y objetivos centrados en cómo alcanzar los bienes u objetos más deseados del desarrollo económico y que no siempre son compatibles con la sostenibilidad ambiental.

Evidentemente, lo que pintaría Goya sería más profundo y de culto, pero al menos permítanme que incluya una viñeta del Roto, y recomendarles una exposición genial en el Museo del Prado: El Roto No se puede mirar (y otras estampas).

Para finalizar, me gustaría señalar una frase de Goya “Mi pincel no debe ser mejor que mis ojos” miremos nuestro planeta y no olvidemos que es el más maravilloso que tenemos, y debemos cuidarlo.

Etiquetas: , , , , ,
Categorias: Cambio climático, COP25, ONU

Mujeres rurales y las jóvenes STEM: Una sinergia necesaria ante el cambio climático


El próximo 15 de octubre se celebra el día de la Mujer Rural, que comenzó a celebrase desde el 2008, desde esa fecha cada año en medios de comunicación y redes sociales se muestra el importante papel de las mujeres en los entornos agrarios, al llevar a cabo actividades agroalimentarias, de ganadería, o de otros servicios claves en el medio rural y que contribuyen a asegurar la supervivencia del mismo. Así como su papel clave en la conservación y mantenimiento sostenible tanto a nivel económico, social y medioambiental de pueblos, evitando su despoblación de esos municipios rurales.

Pero cuando se pregunta a esas mujeres que problemas o dificultades encuentran para seguir viviendo en esos pueblos, se menciona la necesidad de los servicios básicos tales como la sanidad, colegios e infraestructuras. Además también se indica que en este siglo XXI, es imprescindible que exista una eficiente conectividad digital.

Paralelamente estamos asistiendo a múltiples campañas llevadas a cabo desde Instituciones Públicas Internacionales, Europeas, Nacionales o de empresas promoviendo a que las niñas y jóvenes estudien las llamadas disciplinas STEM, esto es ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas, pues podrán acceder a empresas muy innovadoras y digitales alcanzan puestos de dirección y disminuyendo la brecha digital. Empresas que por regla general no están ubicadas en esos territorios despoblados en nuestro país, sino en grandes ciudades.

Esta paradoja, me ha hecho reflexionar que asistimos a un  sector agrario y ganadero que cada día hace lo imposible por no abandonar, puesto que la rentabilidad es insuficiente para mantener una renta  digna. Y que las mujeres jóvenes no ven atractivo este medio rural; salvo aquellas que son luchadoras, que no se rinden por nada capaces de ser pastoras trashumantes, que presiden sus cooperativas agroalimentarias, que cultivan sus propios viñedos, que gestionan sus explotaciones de frutales, que son maestras de almazaras, etc.

En el día de la Mujer Rural, me gustaría que no se fijaran en nosotras por ser heroínas sino porque todos los agentes implicados: políticos, empresas, sindicatos agrarios,  y la sociedad en general, de una vez comprenda que el medio rural no es un escenario bonito y de visita los fines de semana , sino  que es imprescindible en nuestro territorio nacional, además de ser clave para el mantenimiento de la biodiversidad, reducir los incendios forestales, contribuye a una salud de sus ciudadanos con productos agrarios y ganaderos de proximidad reduciendo la huella de carbono, en definitiva evitando el Cambio Climático.

con lo cual en mi opinión, hoy se hace necesario que a las jóvenes que están estudiando ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, también tengan conocimiento que el medio rural puede ser un ámbito o ecosistema donde poner en práctica sus conocimientos, pues la agricultura y ganadería 4.0 del presente y futuro necesita mujeres muy formadas para aplicar Biotecnología, Big data, Internet de las cosas y modelos matemáticos que nos informen del calentamiento del planeta para estar preparados a los nuevos desafíos al que el medio rural se tendrá que enfrentar.

Me gustaría recomendar dos libros: el primero Diario Rural escrito en 1850 Susan Fenimore Cooper porque su obra no es ni mucho menos una colección de pasajes bucólicos del medio rural, “sino que adelanta conflictos ecológicos que sufrimos en la actualidad, como las extinciones y la proliferación de especies invasoras.”

Y el segundo  “Por qué las mujeres salvarán el planeta” varias autoras de 2019, donde se plantea si el empoderamiento de las mujeres puede transformar las posibilidades de  conseguir la sostenibilidad ambiental.

Han pasado casi 170 años entre estas 2 publicaciones y los temas ambientales siguen estando presente en el medio rural, en este sentido me gustaría recordar el acertado lema que ha propuesto  Naciones Unidas para el 15 de octubre de 2019, Mujeres y niñas rurales, creadoras de resiliencia climática

 FELIZ DIA 15 DE OCTUBRE A TODAS LAS MUJERES RURALES!! :)

Etiquetas: ,
Categorias: Agricultura 4.0, Huella de Carbono, Inteligencia Arificial, Mujeres, Mujeres STEM, Talento

El cambio climático: Entre la ciencia y la psicología


El cambio climático es actualmente una de las cuestiones que están en todos los debates, de hecho este lunes 23 de septiembre de 2019 se celebrará la Cumbre del Clima en Nueva York. Pero en los últimos meses, me ha hecho reflexionar en torno a dos aproximaciones: Una científica, donde los datos sobre calentamiento del planeta, desaparición de especies ponen de manifiesto su realidad. Y otra psicológica, debido al ámbito emocional que está despertando el cuidado de nuestro planeta entre los ciudadanos y sobre todo en jóvenes.

El interés científico por evitar el cambio climático se remonta a varias décadas atrás, baste recordar el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático o Panel Intergubernamental del Cambio Climático, conocido por el acrónimo en inglés IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change), es una organización intergubernamental fundada en 1988 por Naciones Unidas cuya misión disponer de una opinión objetiva de los impactos y riesgos naturales, políticos y económicos y las opciones de respuesta posibles.  
Pero en diciembre de 2018 la activista Greta Thunberg, ofreció un discurso ante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2018. Esta adolescente de 16 años ha sido capaz movilizar a miles de estudiantes desde Sídney a São Paulo, pasando por París, Bruselas, Dinamarca, Finlandia, Londres, Washington, Johannesburgo, menores de 29 años a tomar palabra liderando esta revolución verde. Llamando la atención a tomar medidas urgentes para detener la catástrofe ambiental que han heredado de sus mayores. “Si nadie actúa lo haremos nosotros. No somos simples jóvenes que se saltan las clases. Somos la vía para el cambio. Juntos somos imparables”, ha afirmado Greta Thunberg.
Imagen de previsualización de YouTube
Estos dos análisis del cambio climático, no son incompatibles de hecho la propia Greta ha afirmado “Debemos dejar de pedir a los líderes que escuchen la ciencia, y pedirles que actúen por la ciencia”. Sin embargo, la novedad es que por primera vez el cambio está siendo interiorizado a nivel emocional y esto tiene que ver con los sentimientos, es decir con la psicología.
 Este comportamiento me ha traído a la mente que los grandes temas, como son: la inteligencia artificial o si es posible vida en otros planetas siempre suscita cual es el futuro de la civilización humana, ambos son temas universales y claves, prueba de ello han suscitado interés para llevar a cabo  películas como: 2001: Una odisea del espacio” de Kubrick, o la reciente “Ad Astra” de James Gray donde se pregunta ¿dónde reside lo humano? en un mundo dominado por los impulsos belicistas, la maquinaria capitalista y las ansias de grandeza.  Además esta película contiene capas de lectura acerca del progreso, la evolución tecnológica, el aislamiento del ser humano, la obsesión, el peso de la culpa o la carga de la herencia.
Esto me ha hecho pensar, que parecidas capas también afectan al cambio climático, nuestro progreso en muchas ocasiones no ha prestado atención a la sostenibilidad de nuestro planeta, los espectaculares avances de la tecnología parece olvidar que no todo se puede cuantificar con datos, pero tal vez aún estemos a tiempo de que en el futuro no tengamos el peso de la culpa, por no haber actuado protegiendo este luminoso planeta, para que las nuevas generaciones no carguen con nuestra herencia; o como evitar lo que ha dicho Guterres: “Mi generación le ha fallado a los jóvenes” .Después de escuchar a los activistas, Antonio Guterres aseguró que los en realidad los líderes mundiales hablan demasiado y escuchan muy poco.
Por su parte Greta ha indicado “Lo que pedimos como jóvenes es que podamos influenciar las decisiones de los Estados miembros. Los países deben respetar nuestra libertad de expresión, incluida aquella en línea. Este es el momento para trabajar todos juntos y ser el colibrí que apaga un incendio forestal”.
Como en la película Ad Astra se indica nuestro planeta es una maravillosa canica azul vista desde el espacio”. Con lo cual, aprendamos a cuidarlo, y ésta es una labor de todas las personas que habitamos la tierra.
Para finalizar, me gustaría incluir la frase de Joseph Conrad autor del Corazón de las Tinieblas: “La mente de un hombre y –yo añadiría de una mujer-es capaz de todo, porque todo está en ella, el pasado y el futuro”.  

Pensemos en nuestro planeta ahora y siempre!!!

Etiquetas: , ,
Categorias: Cambio climático, Greta Thunberg, IPCC, ONU