¿Donde se fabrica la ropa que compras?. Hacia una moda sostenible

Algunos expertos en sociología señalan que existe un fenómeno que es “ir de compras” y que todo ello esta envuelto en un comportamiento singular. Pues bien, hecha está  introducción me he preguntado: si los ciudadanos cuando compramos mostramos interés por el lugar donde se ha fabricado esa ropa, y sobre todo, si éste ha sido un proceso sostenible. Esta duda me ha surgido porque acabo de leer que de acuerdo a BBC Mundo, las últimas tendencias apuestan por la moda sostenible. Así desde pequeñas iniciativas hasta marcas de lujo como Chanel o grandes cadenas como H&M- ofrecen líneas de ropa “ecológica”, “ética” y “justa”.

En el caso de  H&M, los principales puntos de su filosofía podemos encontrarlos en su web, en “conscious actions“, donde se aboga por un futuro de la moda más sostenible, con 4 Rs interesantes: Respetuosos con el clima, Reducir, Reutilizar, Reciclar. Y una R adicional doble para el público: Recompensar el comportamiento Responsable.

Pero además de estas marcas conocidas, resulta interesante mencionar a Enrique Posner. Él es cofundador de I Owe You,   que ha lanzado un proyecto a través de Internet que une las realidades de los tejedores de una aldea en Asia y de los internautas atentos a las últimas tendencias. Este emprendedor trabaja con cooperativas de tejedores en India, cada uno gana poco más de un dólar por pieza tejida. El consumidor puede seguir todo el recorrido de la prenda que compra y, a su vez, trasformarse en vendedor a través de Facebook. En esta misma línea  Dilys Williams, de London College of Fashion,  señala que con poco dinero se puede vestir bien y estar tranquilo. Por ejemplo reciclando ropa, reparándola, intercambiándola con otras personas y comprando prendas de segunda mano.

Pero ante esta tendencias de moda sostenible, han aparecido grupos de izquierdas que indican que el comercio justo no supone ningún cambio real sobre el actual sistema comercial. Esther Vivas, autora de diversos libros sobre consumo responsable, manifestó que para que haya un cambio profundo es necesario cambiar las prácticas políticas que rigen el comercio. No obstante, Vivas confía en que en la medida en que las prácticas de comercio justo se generalicen, los productos ya no serán tan caros. “La idea es llevar a cabo una práctica lo más coherente posible teniendo en cuenta que la coherencia total no es posible en el sistema capitalista donde vivimos, donde la mayor parte de los servicios corre por cuenta de grandes empresas”, agrega Esther Vivas.

Además, el Instituto Adam Smith, defensor del libre mercado, afirma que el alto precio de los productos “justos” poco beneficia a los productores, ya que sólo el 10% del sobreprecio que paga el consumidor llega al terreno, lo que indica que quienes siguen ganando son los intermediarios. Esta situación ha llevado a la institución a describir el comercio justo como poco más que una estrategia de marketing. También grupos de izquierda critican que el comercio justo no supone ningún cambio real sobre el actual sistema comercial.

Para finalizar, me gustaría parafraseando a Coco Chanel: la moda pasa de moda, pero el estilo no, esperemos que la moda sostenible sea un estilo de vida llamado a permanecer en el tiempo.

Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] En el caso de  H&M, los principales puntos de su filosofía podemos encontrarlos en su web, en “conscious actions“, donde se aboga por un futuro de la moda más sostenible, con 4 Rs interesantes: Respetuosos con el clima, Reducir, Reutilizar, Reciclar. Y una R adicional … [Seguir leyendo...] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts [...]

El problema no és el tipo de consumo sinó el consumo en sí mismo… necesitas todo lo que compras??? qué te incita a comprar?? la necesidad o el capricho?? las alternativas estan ahí: reduce tu consumo a lo imprescindible, intercambia, customiza la ropa que no usas, regala…

pero sobretodo… pregunta e infórmate de dónde vienen los productos!!! una multinacional no puede ser ni ética ni justa ya que las personas = costes y si tienen líneas solidárias (que no éticas) es puro márketing….

http://www.ropalimpia.org/documentos/publicaciones/Guia%20CRL%20castellano.pdf

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*