Por fin, luz verde para el proyecto de limpieza del embalse de Flix.

El Ministerio de Medio Ambiente ha dado luz verde a la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) sobre la evaluación del proyecto de ‘Eliminación de la contaminación química del embalse de Flix (Tarragona)’, publicada recientemente en el BOE. Con la realización de este proyecto se conseguirá eliminar la acumulación a lo largo de un siglo de residuos contaminantes en el cauce del río Ebro a su paso por la localidad de Flix, constituyendo una actuación sin precedentes en España. Entre los contaminantes se encuentran compuestos organoclorados, metales pesados y elementos radiactivos.

 

[Grupo de Tratamiento de Aguas. Universidad de Alcalá]

El promotor del proyecto de limpieza del embalse de Flix es la Sociedad Estatal de Aguas de las Cuencas Mediterráneas, S.A. (ACUAMED) y el órgano sustantivo es la Confederación Hidrográfica del Ebro. El proyecto se enmarca dentro de las ‘Actuaciones prioritarias y urgentes’ de la Ley 11/2005 que modifica la anterior Ley 10/2001 del Plan Hidrológico Nacional. Para la ejecución del proyecto se ha creado una Comisión de Seguimiento integrada por el Ministerio de Medio Ambiente, Confederación Hidrográfica del Ebro, Ayuntamiento de Flix, Enresa, CSIC y ACUAMED, entre otros. Durante la fase de consulta han participado 82 organismos, incluidos algunos de carácter científico como el CSIC, que han redactado informes al respecto.

 

El proyecto informativo de esta actuación y su estudio de impacto ambiental, que fue sometido a información pública en febrero de 2006, ha tenido por objeto la definición de la solución óptima de los trabajos necesarios para acometer la eliminación de la contaminación en el embalse de Flix.

 

Tras la valoración de las diferentes alternativas planteadas en la Comisión Técnica, la Comisión de Seguimiento creada por el Ministerio de Medio Ambiente, optó en su reunión de 26 de octubre de 2005 por un tratamiento ex-situ. La extracción de las 800.000 toneladas de material contaminado contenido en el recinto mediante dragado por succión, ha sido escogida como la opción más adecuada ambientalmente. Esta opción reduce en mayor medida el nivel de contaminación, permitiendo aislar los residuos  existentes en el embalse de Flix en una ubicación más favorable para su control, alejada de la irregularidad hidrológica del río Ebro.

 

Las actuaciones a realizar pueden resumir de la siguiente manera:

 

- Aislamiento, dentro del embalse, de la zona en la que se ubican los suelos contaminados a extraer, para sustraerla a corrientes y fluctuaciones fluviales y para evitar la dispersión de contaminación en el río. Para ello se debe construir un muro que cierre contra la margen derecha del embalse un recinto de trabajo que incluya toda la superficie sobre la que se encuentran dichos suelos. Este muro se eliminará al finalizar las obras.

- Extracción y dragado del material contaminado mediante una draga ecológica por succión de 250 m3/h de capacidad. El tipo de dragas a utilizar responde a condicionantes concretos relacionados con la limitación de la turbidez que puede provocar la operación. Se utilizarán cortinas antiturbidez y se adaptarán los rendimientos a la misma finalidad.

- Transporte del material para su tratamiento. El material extraído se transportará por tubería cerrada desde el punto de extracción hasta la planta de tratamiento. Esto permite un estricto control de la contaminación atmosférica o al suelo y evita dispersión dentro del recinto de trabajo. La planta de tratamiento constará inicialmente de distintos equipos de deshidratación, desorción térmica y oxidación – estabilización.

- Recirculación del agua utilizada en el proceso. El proyecto incluye la instalación de una EDAR para el tratamiento del agua que haya estado en contacto con los materiales extraídos mediante técnicas de floculación, precipitación, sedimentación y absorción en filtros de arena y carbón activo, previamente a su vertido al área confinada del río Ebro.  De esta forma en situación normal se produce vertido cero hacia el agua libre del embalse. Además se exige que dentro del recinto de trabajo se cumpla con los objetivos de calidad fijados por la Confederación Hidrográfica del Ebro.

- Transporte de residuos a vertedero. El material sólido una vez tratado para su inertización se transporta a un vertedero de Clase II mediante un sistema de cintas transportadoras totalmente cerrado para evitar cualquier pérdida.

 

Finalmente, se prevé proteger la margen derecha del embalse donde se asientan industrias químicas, mediante la construcción de un muro litoral de 1229 m. de longitud, el cual contará con una protección de escollera que impida el hundimiento del suelo y la transferencia de aguas subterráneas cuando se hayan retirado los residuos del embalse.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Deeamos saber quien tiene expeiencia en el tratamiento de aguas con problemas de atrazina.

Es muy urgente

Gracias

Hola,

La red Red Madrileña de Tratamientos Avanzados para Aguas Residuales con Contaminantes no Biodegradables (REMTAVARES) cuenta entre sus miembros con grupos que tienen experiencia en el tratamiento de aguas contaminados con herbicidas clorados (Alacloro y Diurón) y en breve se comenzarán estudios con atracina. Para solicitar una colaboración en este tema se puede contactar mediante la dirección de e-mail: info@remtavares.es

mi estimados Srs. deseo realizar una pregunta al respecto sobre que tipo de material se utilizara en la construcción del muro en el aislamiento dentro del embalse. Y deseo saber si tienen un proyecto en la eliminación de plantas acuáticas dentro del embalse

(requerido)

(requerido)


*