La sequía es un asesino lento, pero muy eficaz

De esta forma tan rotunda se manifestó Gregoire de Kalbermatten, el secretario ejecutivo en funciones de la Convención de la ONU contra la Desertificación, en su intervención durante la sesión de apertura de la Octava Conferencia de las Partes de esta convención (COP-8). La conferencia se celebrará durante las próximas dos semanas en Madrid con el objetivo de unir a la comunidad internacional para desarrollar un plan global eficaz para lucha contra la desertificación. Ha llegado el momento de pasar a la acción.

 

[Grupo de Procesos y Sistemas de Ingeniería Ambiental,
Universidad Autónoma de Madrid]

La Octava Conferencia de las Partes (COP-8) del Convenio de la ONU contra la Desertificación ha comenzado en Madrid con la presencia de delegaciones de 191 países y con un mensaje claro: la desertificación no es un problema de países aislados, sino que se da en todos los continentes. La desertificación afecta a un tercio de la superficie emergida, siendo las zonas más perjudicas África y los países mediterráneos. Gregoire de Kalbermatten, el secretario ejecutivo en funciones de la Convención de la ONU contra la Desertificación, ha calificado a la sequía de “asesino lento, pero eficaz”. Asimismo, ha señalado que “ha llegado la hora de que la comunidad internacional busque la herramienta apropiada para hacer frente a estos retos cada vez mayores”.

 

El Convenio de la ONU contra la Desertificación tiene su origen tras la Cumbre de Río de 1992, a la par que los convenios de Cambio Climático y de Pérdida de Biodiversidad. El desarrollo del Convenio de la ONU contra la Desertificación ha sido sensiblemente menor que el de sus contemporáneos, adoleciendo de una falta de mecanismos financieros que dificulta la acometida de planes y plazos concretos, y la recepción de contribuciones voluntarias de los países desarrollados. La aparente lejanía de la desertificación de los países ricos puede ser uno de los motivos por los que éstos realizan escasas contribuciones, mientras que los países más pobres y acosados por la desertificación carecen de los recursos necesarios para tomar medidas de prevención y rehabilitación. Uno de los objetivos del COP-8 es conseguir el consenso de la comunidad internacional para establecer un plan de Acción para los próximos 10 años y poner en marcha mecanismos para converger con los otros convenios de la ONU.

El avance de la desertificación es causa de pérdida de productividad de las tierras, reducción de recursos y merma de la calidad de vida, lo que víctimas, abandono de actividades tradicionales, guerras y es una gran amenaza para la alimentación de cientos de millones de personas. Asimismo, es uno de los desencadenantes de los importantes movimientos migratorios que desde África se vienen produciendo en las últimas décadas. El portavoz de Africa de la Convención, Emmanuel Chinyamakobvu, indicó que “si el mundo no actúa para frenar la desertificación, cada vez más personas migrarán a zonas más prósperas para tratar de sobrevivir”, lo que es una muestra más de la escala global del problema.


La ministra de Medio Ambiente española, Cristina Narbona, adelantó algunos detalles del Programa de Acción Nacional contra la Desertificación, cuyo objetivo es “la prevención y reducción de la degradación de las tierras, la rehabilitación de tierras parcialmente degradadas y la recuperación de tierras desertificadas”. Entre las medidas anunciadas destacan la determinación de las zonas más vulnerables, las acciones para hacer un uso más racional del agua, la selección de cultivos con menores exigencias de agua y el fomento de la investigación en la lucha contra la desertificación. El programa ha sido acogido con escepticismo por grupos ecologistas, que echan de menos el que el plan no cuente con un presupuesto detallado y sólo recoja inversiones de otros planes sectoriales ya aprobados.

 

A pesar de las discrepancias que se han puesto de manifiesto en algunos de los aspectos relacionados con la desertificación, existe consenso en que ha llegado el momento de pasar a la acción.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Los políticos son iguales, cualesquiera que sea el país. Mucho bla bla y pocas acciones. Detrás de ellos esta los intereses del oro azul, que ya esta permitiendo crear grandes fortunas. Donde por cierto el mejor filtro natural que hay del agua que es el suelo brilla, pero por su ausencia. Por curiosidad convendría preguntarle a esos señorones de la ONU, cuanto invierten en proyectos para detener y prevenir la galopante degradación mundial de los suelos.

si tienen mucha rason porque el 70 porciento del mundo esta erosionado y seco.

madagascar es el pais mas herosionado del mundo, con un 95 porciento de la superfisie nacional

(requerido)

(requerido)


*