La sequía que se avecina

Lejos de ser el título de una serie de televisión, la escasez de precipitaciones durante el mes de enero así como las previsiones para la próxima primavera abren la puerta a un nuevo episodio de sequía que determinará hasta qué punto hemos aprendido algo de episodios similares ocurridos en la última década.

[Grupo Ingeniería Química. UAM]

Según datos de la agencia estatal de meteorología (www.aemet.es), “el mes de enero ha sido muy seco en casi toda España, con una precipitación media a nivel nacional de tan sólo 21 mm., lo que supone el 30% del valor normal de este mes (Periodo de Referencia: 1971-2000). Se trata del sexto mes de enero más seco de los últimos 50 años”. En la Comunidad de Madrid, este valor fue inferior al 25%.

Las previsiones para la próxima primavera no son tampoco nada halagüeñas en lo que a precipitaciones se refiere, lo cual podría indicar que estamos ante el inicio de un nuevo episodio de sequía. El nivel actual de los pantanos en la Comunidad de Madrid asciende a 629,139 Hm3 lo que supone el 66,5% de su capacidad (www.cyII.es), por lo que en principio no deberían existir problemas de abastecimiento que pudieran conducir a restricciones en los próximos meses.

En los últimos años, y según datos del canal de Isabel II, durante el periodo 2006-2010 se invirtieron alrededor de 1.200 millones de euros en nuevas infraestructuras hidráulicas entre ellas el plan madrid dpura; los campos de pozos de Guadarrama; la ampliación de las estaciones de tratamiento de agua potable de Majadahonda y Valmayor; la creación del Segundo Anillo de transporte de agua, con 104 kilómetros de red, y las obras de refuerzo del abastecimiento a los municipios del Rincón Suroeste.

A pesar de ello, y dado que con motivo del cambio climático se espera un incremento tanto en la frecuencia como en la duración de los episodios extremos de sequía, sería conveniente no bajar la guardia. Sin duda alguna, los esfuerzos no deben dirigirse únicamente a la construcción de infraestructuras sino sobre todo a incidir en el ahorro y en la consideración del agua como un bien preciado, involucrando para ello a todas las entidades/personas implicadas en el ciclo del agua.

Solo desde un conocimiento profundo del ciclo del agua será posible concienciar a la sociedad del verdadero valor de este recurso y que muchas veces se banaliza con lo que se paga en el “recibo del agua”.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Concientizar punto de partida, clave para avanzar en el cuidado de este tan preciado recurso natural para la existencia de la humanidad; pero concientizar para qué, a quién, porque lo que hace el gobierno y sus aliados de las empresas transnacionales, es lucrar con el agua, ya que primero la sobre-explotarón en la agroindustria, y despues la contaminaron con la industria desde arriba y por debajo, y ahora nos venden disque agua pura enbotellada y escasa. Bonito negocio. la pelicula ya la conocemos:qué importa que a la humanidad se la lleve el carajo, pero las ganancias y el lucro son sagradas, es más, aunque estas no sean eternas bien venidas sean.

(requerido)

(requerido)


*