INSTALACIONES COMPACTAS PARA LA DEPURACION DE AGUAS RESIDUALES EN PEQUEÑOS NÚCLEOS URBANOS

La utilización de sistemas compactos basados en biodiscos se presenta como una alternativa para el tratamiento de aguas residuales en pequeños núcleos urbanos.

[Grupo Ingeniería Química. UAM]

Durante los últimos años en España se han llevado a cabo diferentes programas cuyo objetivo ha sido impulsar la depuración de las aguas residuales para cumplir las directivas europeas. El plan integral de saneamiento y depuración (1995-2005) preveía inversiones de 11.440 millones de € (6.000 millones de € para la construcción de EDAR’s) para  garantizar la calidad de la depuración y del vertido de las aguas residuales urbanas, acorde con los criterios de la Unión Europea (Directiva 81/271/CEE sobre tratamiento de aguas residuales urbanas), mediante la integración y coherencia de las inversiones de los tres niveles de la Administración, En la actualidad, el Plan Nacional de Calidad de las Aguas: Saneamiento y Depuración (2007-2015) para adaptarse a la disposiciones de la Directiva Marco Europea del Agua, prevé inversiones de 19.000 millones de €, con una propuesta adicional de dedicar 366 millones de euros adicionales en el período 2007-2015 a inversiones en materia de I+D+i en saneamiento, depuración y calidad de aguas, entre administraciones y empresas. Dentro de este plan se presta especial atención a la instalación de sistemas de depuración en pequeños núcleos urbanos (inferiores a 2.000 habitantes equivalentes) que, según estimaciones del propio plan de saneamiento, suponen alrededor de 13 millones de habitantes equivalentes. Se une el hecho de que muchos de estos núcleos urbanos se encuentran en zonas sensibles, lo que obliga a la instalación de sistemas de eliminación de nutrientes.

El pequeño tamaño de éste tipo de plantas obliga a minimizar los recursos económicos, técnicos y humanos destinados tanto a la construcción como a la gestión de estas instalaciones. Por tanto, los sistemas de tratamiento de las aguas residuales de los pequeños y medianos núcleos de población deben ser muy sencillos y económicos. Por este motivo, estas instalaciones deben funcionar de un modo prácticamente autónomo y es imprescindible que sean poco sensibles a variaciones de carga (tanto orgánica como hidráulica).

Para afrontar la depuración de las aguas en estos municipios, existen en la actualidad numerosos sistemas comerciales. Estos sistemas por lo general se trata de unidades compactas que emplean biodiscos para la eliminación conjunta de materia orgánica y nutrientes. Este tipo de instalaciones (biodiscos) presentan, para pequeñas poblaciones, una serie de ventajas (menor consumo energético, menor producción de lodos, menor inversión inicial y menor mantenimiento) en relación a otras alternativas de depuración como los sistemas de lodos activos.

Estos sistemas por lo general constan de tres etapas. Una primera etapa de tratamiento primario (tanque polivalente de tres cámaras), en la que se eliminan los sólidos en suspensión sedimentables. La segunda etapa es un tratamiento biológico mediante biodiscos. Su funcionamiento se basa en que, al estar los discos parcialmente sumergidos en el agua residual, la rotación de los mismos induce a que la película biológica formada se ponga en contacto alternativamente con el agua y con el aire (transferencia de O2 manteniendo la biomasa en condiciones aeróbicas). Dicha rotación también es la causa del desprendimiento de los sólidos en exceso. La última etapa es una decantación secundaria para separar el exceso de sólidos (crecimiento de la biomasa con motivo del consumo de la materia orgáncia del agua) que se forman debido a la operación de los biodiscos. Estos sistemas también permiten la eliminación de nutrientes a partir de procesos de nitrificación-desnitrificación. El proceso de nitrificación (transformación del nitrógeno amoniacal a nitrato) requiere una superficie adicional de biodiscos. Así, en los primeros biodiscos se elimina la materia orgánica y en los biodiscos adicionales se produce la etapa de nitrificación en condiciones aerobias. Por su parte, la desnitrificación (transformación del nitrato en nitrógeno gas) necesita de condiciones anóxicas (ausencia de oxígeno disuelto). Para conseguirlo, se realiza una recirculación interna de parte del agua tratada (rica en nitratos) al tanque polivalente de tres cámaras donde, en condiciones anóxicas, se transforman los nitratos a nitrógeno gas.

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Muy interesante este sistema compacto basados en biodiscos, me podría indicar cual es la eficiencia de este sistema comparado con los sistemas convencionales y que tan factible se pueda implantar este sistema para Latinoamérica específicamente Quito – Ecuador

Saludos

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..