Las Empresas comprometidas con la Responsabilidad Social ¿Están mejor preparadas ante la crisis?

Hablar de Responsabilidad Social de las Empresas (RSE) en el momento de incertidumbre actual es, adentrase en los múltiples debates donde se analizan: sí las empresas que apuestan por la RSE se encuentran mejor preparadas para hacer frente a la crisis, o, por el contrario, en el presente escenario socioeconómico, la RSE puede pasar a un segundo plano.

Estas cuestiones vienen siendo debatidas en diferentes foros con frecuencia en los últimos meses, donde hallamos de un lado, grandes defensores de la RSE por las posibilidades que ofrece una misión y cultura empresarial que apuesta por la triple cuenta de resultados: económicos, medioambientales y sociales, que es germen de innovaciones; y de otro, aquellos que son más escépticos, poniendo en duda las bonanzas en los resultados empresariales y en sus stakeholders, afirmando que la RSE ha sido utilizada como marketing y cuyos efectos han sido pasajeros. Ante estas afirmaciones invito a los lectores a ser parte activa ante la pregunta: ¿Cómo puede afectar la crisis a las empresas con responsabilidad social?.

Intentaré apuntar de forma breve algunas consideraciones:

  1. Los que confian plenamente en el poder de la RSE afirman que es la mejor vacuna ante la actual situación económica, y las empresas que por ella apuestan continúam siendo competitivas.
  2. Para otros en época de crisis las empresas se centran en su core business y abandonan sus proyectos medioambientales y sociales.

Entre los primeros, se sitúan grandes empresas y pymes, que vienen siendo proactivas en RSE e incluso realizan memorias donde muestran sus actuaciones siguiendo la metodología Global Reporting Iniciative (GRI).

Muchas de estas empresas son líderes en su sector, y con su gestión responsable esperan disponer de algunos anticuerpos para hacer frente a los antígenos que viene provocando la crisis: que afectan a las ventas, a la fidelidad de los clientes, etc. En este sentido, recogemos algunas de las declaraciones que las empresas realizan a favor de la RSE:

  • “La RSE no sólo es esencial ante la crisis sino que va a ayudar a las empresas a salir reforzadas de ella”.
  • “Estamos convencidos de que la RSE no es un asunto coyuntural, sino estructural, que empieza a formar parte de la estrategia de las empresas y, por lo tanto, no solamente superará la crisis, sino que saldrá fortalecida de ella”.

Y para apuntalar estos comentarios, incluso se apoyan en las palabra de Barack Obama en su discurso de toma de posesión como Presidente de los EE.UU de América donde llamó la atención a la necesidad de una mayor responsabilidad en esta nueva era.

          

En sentido contrario los que desconfian de la panacea de la RSE consideran que no se ha podido establecer una relación causa-efecto entre la RSE y una mejor cuenta de resultados en un escenario de crisis económica. Esta vinculación debería dar respuesta a: ¿En qué medida la RSE está minimizando riesgos? ¿Se han visto afectadas las acciones a favor del medio ambiente? ¿Se mantienen los compromisos sociales?. También para algunos existe un cierto desencanto ante la falta de transparencia de los datos que ofrecen algunas empresas RSE.

Paralelamente desde distintas Instituciones Públicas se vienen promoviendo actuaciones catalizadoras de la RSE, así la Unión Europea viene desarrollando una labor de impulso, pasando por el Ministerio de Trabajo e Inmigración con la creación del Consejo Estatal para la Responsabilidad Social, y recientemente en EEUU, medio centenar de organizaciones relacionadas con la Inversión Socialmente Responsable, han propuesto a la Administración de Obama la creación de una Agencia Federal que se encargue de políticas sobre RSE.

Como se puede comprobar encontramos diferentes miradas hacia el prisma de la RSE, y, en consecuencia, coexisten diversas valoraciones que son fruto del compromiso de las Instituciones Públicas, de las experiencias de las empresas y de nuestra propia percepción sobre la responsabilidad social.

En conclusión, la RSE es un tema, que hoy es capital, tanto en Europa como al otro lado del Atlántico y por supuesto en España. Recogiendo las palabras de Albert Einstein, “en los momentos de crisis, solo la imaginación es más importante que el conocimiento”, podríamos decir que la Responsabilidad Social tiene ante sí un importante examen en estos momentos de crisis, y no es otro que demostrar que estas empresas comprometidas con la RSE continúan generando ideas creativas e innovación que se transforman en productos y servicios competitivos, sin olvidar su respeto al medio ambiente y su compromiso con la sociedad. ¡Esperaremos la nota del examen!

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Interesante planteamiento. Creo que es el momento de clarificar el verdadero compromiso de las empresas con la sociedad y sus empleados. Frente a ello los consumidores y las administraciones deberían tener, igualmente, un tratamiento diferencial, en todos los campos incluidas las ayudas públicas, frente a los que, quitándose la mascara, demuestren que la RSP era para ellos solamente cosmética

Tema muy interesante: a este propósito aconsejo el documental canadiense "The Corporation": un debate sobre la importancia de una nueva visión de empresa, desvinculada del único objetivo del beneficio y de la satisfacción de los accionistas, sino más bien empresa responsable, comprometida con la sociedad y con otro modelo de vida.

Un saludo

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..