Adiós a la televisión analógica

Desde el 3 de abril de este año, España ya es 100% digital. De este modo, la TDT es ya la única manera para recibir y consumir la televisión terrestre en abierto con una penetración del 78% en todo el territorio nacional, frente al 20% que durante el pasado mes de abril optó por ver televisión a través de cable o satélite.

Gracias a esta transición hacia la televisión digital, España se une a Estados Unidos, Alemania, Dinamarca, Finlandia, Luxemburgo, Holanda y Suecia como país con televisión totalmente digital. Así, España completa un proceso que lidera en Europa y que inició, junto con Reino Unido y Suecia, en 1998. No obstante, es importante señalar que este cambio de tecnología no viene impulsado desde el mercado o sus destinatarios finales. Por el contrario, este proceso de transición está promovido por las instituciones europeas que han marcado diciembre de 2012 como fecha límite para finalizar las emisiones analógicas.

Este paso implica una serie de mejoras –fundamentalmente técnicas- entre las que destaca la posibilidad de aumentar la oferta de canales de televisión que se calcula alcanzará un mínimo de 32 canales nacionales, a los que deben sumarse los autonómicos y locales, pudiendo llegar a más de 40 por hogar según las Comunidades. A esto se añaden mejoras significativas en la recepción de la imagen y el sonido, así como la posibilidad de ver, en un futuro, la televisión en alta definición (HD) o, como siguiente paso, en 3D. La digitalización de la señal de televisión en su recepción en el hogar supondrá demás acabar con los fallos e interferencias de la señal analógica..

Sin embargo, en esta transición no todo es positivo,, ya que actualmente una parte de la población se ha quedado sin poder recibir la señal de los canales de televisión terrestre. A aquellos que no haya adaptado sus hogares, a pesar de las múltiples campañas de información realizadas, hastía que sumar un 1,3% de la población no recibe la señal digital por problemas de cobertura. En este sentido, encontramos poblaciones, como la madrileña Valdacerete, que no reciben el servicio por problemas técnicos o falta de rentabilidad económica. Para este tipo de casos, el Plan de Transición a la TDT contempla la posibilidad de emitir estos canales por satélite, que alcanzaría estas zonas problemáticas, pero no todavía no se ha puesto en marcha por falta de acuerdo.

Una cuestión importante queda pendiente en este proceso. Las frecuencias liberadas por el “apagado analógico” –también denominadas como “Divendo digital” se repartirán entre los operadores de televisión actuales a partir de este verano, otorgando a cada uno de ellos un canal múltiplex completo (4 ofertas de televisión) y dos a TVE. Esto supondrá un incremento importante en la oferta televisiva de nuestro país, pero implicará al mismo tiempo la necesidad de resintonizar los decodificadores e incluso adaptar las antenas colectivas de vecinos de algunos edificios.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*