Archivo de autor

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE EL ESTUDIO DE LA EDAFOLOGÍA EN CARRERAS RELACIONADAS CON LA SANIDAD (Por Antonio López Lafuente)

 edafologia-en-cc-relacionadas-con-la-salud

Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid y equipo de López Lafuente

Hola otra vez, después de mi nueva incursión en el blog, allá por la primera oleada de la pandemia, ahora los tiempos se correlacionan con esta desgracia, vuelvo a escribir sobre temas relacionados con Edafología. Quiero dar, nuevamente, las gracias a Juanjo por brindarme estas páginas, intentaré que lo escrito sea de su interés.

Cuando miro los programas de Edafología que hemos impartido a lo largo de los últimos años, me refiero en la Facultad de Farmacia de la UCM, observo una clara evolución. Hemos pasado de explicar el suelo desde una óptica más cercana a la ecología, acorde con unas líneas próximas  a la escuela rusa (Dukuchaev) y francesa (Douchafour), donde se explica que los factores formadores actúan sobre el suelo y determinan los procesos de formación, a una Edafología más descriptiva y cuantitativa, seguida por las clasificaciones modernas, tanto de la  Soil Taxonomy (Soil Survey Staff), como de la FAO-UNESCO (WRB), donde horizontes de diagnóstico, componentes y propiedades, identifican mejor las características de los suelos.

Este hecho se ha producido porque el estudio del suelo lo hemos enfocado hacia la contaminación y su relación con la salud humana. Debido a esta nueva orientación de la disciplina, estamos en una facultad sanitaria, nos pareció más adecuado centrarnos en propiedades y componentes, ya que son más fácilmente cuantificables, lo que permite entender mejor el comportamiento del suelo ante la llegada de compuestos tóxicos, y analizar los procesos de sorción y desorción, o de movilización y precipitación dentro del perfil. Esto hizo que se abandonara, prácticamente, del programa el desarrollo de los procesos genéticos del suelo para incluir conceptos como calidad del suelo e índices de calidad, no desde el punto de vista de la producción de cultivos, sino como base para la prevención de la degradación del suelo y el medio ambiente en relación a los programas de sanidad ambiental.

Con este cambio en la forma de transmitir la Edafología los estudiantes han tomado conciencia, al menos en mayor medida, de que el suelo también es un  recurso natural a cuidar, y que no podemos tratar los temas de salud pública sin dar el protagonismo que requiere en cada momento al suelo. Esto, que parece una obviedad, nos ha costado mucho que se entienda, todavía el suelo sigue siendo el gran desconocido cuando se diseñan planes de actuación para preservar el medio ambiente, inclusive cuando tienen como objetivo la salud de los ciudadanos.

El precio que hemos pagado, desde el punto de vista de la Edafología clásica, es que no conocen el suelo más allá de como lo define el RD 9/2005 o, las legislaciones autonómicas, lo que les permite introducir en su lenguaje términos que incluyen: evaluación de actividades potencialmente contaminantes, usos del suelo, niveles genéricos de referencia, peligro y riesgo, o biodisponibilidad y bioacumulación.

Desde esta perspectiva nos situamos en lo que se ha llamado tercera “onda”, o tercer periodo de la historia de la Edafología, que definió Bouma (2002), y que tan bien describe Díaz-Fierros (2011), en su libro La Ciencia del Suelo. Hemos ganado en el análisis multifuncional del suelo, en efecto, ya el suelo no es solo lo que produce, ni solo una parte del ecosistema, además tiene que ser parte del acervo cultural, social, económico, sanitario de la sociedad. Pero también debemos decir que con ello, corremos el riesgo, como dice Díaz- Fierro, de dar origen a determinados efectos perversos, entre los cuales se destacaría el de la banalización del suelo como elemento de la naturaleza con funciones y procesos específicos propios.

Para intentar contribuir a que se entienda que el suelo es un sistema natural, dinámico, vivo, que desempeña una gran cantidad de funciones, y que su formación es un proceso continuo y muy complejo, hablaremos del suelo en el sentido que utiliza y describe, ya hace muchos años, Huguet del Villar en su libro “El Suelo” (1937), de Suelo edafológico lato sensu, es decir en sentido amplio. Por ello, trataremos los factores ambientales y los procesos edafogenéticos que tienen lugar para su formación, y analizaremos las funciones ecosistémicas  que se le atribuyen.

Quien me propuso la idea, se pueden imaginar, fue nuestro administrador Juan José Ibáñez, que revisando post publicados hace tiempo, vimos que aquellos con contenidos más divulgativos eran mejor recibidos por muchos lectores. Como este es un blog donde caben contenidos de diferente nivel, me sugirió escribir para los que les interesa el suelo, pero no son profesionales del mismo. Por tanto, el formato que empezamos tiene un nivel informativo que permita a los lectores entender un lenguaje, y que después, a quien le interese, pueda profundizar en los temas con mayor nivel científico. Es como una presentación de una parte de la Edafología.

Antonio López Lafuente

Etiquetas: , ,

Olor a Playa, Maresía, Suelos Hídricos, Comunidades Microbianas y Enfriamiento Climático

suelos-hidricos-y-ciclo-del-azufre 

Suelos hídricos y ciclo del azufre. Fuente: Colaje Imágenes Google

La Biosfera se encuentra repleta de olores y aromas que invaden nuestros sentidos. Unos nos resultarán más placenteros y otros desagradables, como también ocurre con un sinfín de procesos que nos regala Gaia. Ya os hablamos del Olor a tierra mojada, o mejor dicho el olor a suelo húmedo. Hoy, en base a un par de notas de prensa y otro material, lo haremos a cerca del olor a playa o maresía. No obstante adelantemos que este último perfume es tratado en este post por lo que esconde, quien lo produce y lo que implica, es decir, vamos más allá de las cuestiones olfativas y los aromas que la estimulan. Resulta que las emanaciones de poblaciones y comunidades microbianas de algas unicelulares que abundan en los sedimentos marinos o suelos hídricos, proceden en gran medida de la maresía, mientras que ésta genera un potente efecto de enfriamiento climático digno de ser analizado en profundidad en un periodo de calentamiento por ¡culpa de los seres humanos!. Y tal propiedad se genera incrementando la nubosidad que podemos observar. ¡Vaya ecuación!: atmósfera, hidrosfera, biosfera y geosfera, o más concretamente edafosfera. Se trata de un nuevo ejemplo del maravilloso entramado de la vida en el planeta Tierra. He extraído varias noticias en español y una en inglés, la cual también la he traducido al español castellano. Creo que tenéis material suficiente para que os deprima con una larga entradilla.

Suelos y sedimentos han llamado muy poco la atención de la comunidad científica excepto en lo concerniente a la que busca vida en Marte, sin saber realmente que realizaría más eficientemente tal prospección si se conocieran debidamente los suelos y sedimentos terrestres que abundan a nuestro alrededor. Y como corolario de todo ello deviene el error de atribuir erróneamente a un recurso y hábitat el papel/función que en realidad lo llevan a cabo otros. Os dejo pues con el origen  del dimetilsulfoniopropionato (DMSP) y del sulfuro de dimetilo (DMS) que es resultado de la acción esencialmente de algas unicelulares, ocultas en los suelos hídricos. Se explicará también  la maresía, la formación de nubes, algo acerca del ciclo global del fósforo,  y los ya mentados gases de enfriamiento climático. Espero que os resulte de interés.

Juan José Ibáñez

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,

Paleosuelos de las Islas Canarias y el Origen del Sahara

paleosuelos-canarias-sahara

El secreto de los paleosuelos de Canarias y el Origen del Sahara. Fuente: Imágenes Google

La noticia que os ofrecemos hoy aborda el tema de como los paleosuelos pueden albergar información valiosísima sobre los climas del pasado que incumben al lugar, pero también a otros que pueden ser muy distantes. Los investigadores que han realizado el estudio, intentan esclarecer cuando se formó el gran desierto del Sahara.  Y con tan motivo analizaron los restos y evidencias que se encuentran bien guardados en los paleosuelos enterrados de las Islas Canarias, y más concretamente en los de Fuerteventura y Gran Canaria. Los resultados, francamente interesantes, que podéis leer tras esta entradilla, no los discutiré aquí, aunque adelantaré que varios millones de años. Ahora bien, digan lo que digan los autores, otros estudios han constatado un Sahara verde y al parecer de carácter mediterráneo hará unos pocos miles de años.  No se trata de hipótesis contrapuestas ya que una cuestión estriba en saber cuándo los patrones generales de circulación de la atmósfera comenzaron a establecerse como ahora, y otra bien distinta que cambios climáticos menores ocurren de vez en cuando, cíclicamente o no, los regímenes de humedad y temperatura regionales. En consecuencia, personalmente, considero que una de las hipótesis que describen estos científicos, entre otras muchas, se me antoja la más acertada: “También existe otra evidencia que sugiere que  el desierto ha tomado descansos y ha tenido períodos más verdes y húmedos intercalados con épocas áridas. Es esta sensibilidad al clima, y el papel del Sahara en el clima global, lo que hace que la región sea tan interesante (….)”.

 Existen zonas del planeta que son exportadoras natas de materiales y tanto el Sahara como su sureño vecino Sahel, son dos de ellas. Y tal mercancía suele beneficiar a ecosistemas tan lejanos como los americanos, fertilizando sus suelos y, según algunos, causando a los humanos problemas de salud respiratorios hasta en américa. De todo esto ya hemos hablado en varios post anteriores que os muestro abajo, aunque en algunos de los títulos no pueda infeirse.

 Ya comentamos también que, entre otras valiosas informaciones, los suelos y más aún los paleosuelos que se encuentran enterrados, y como corolario mejor preservados, son un archivo de memoria de la vida y los ambientes del pasado. Hoy seré breve, aunque os proporciono información abundante. Espero que sea del interés de algunos de vosotros.

 Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Suelos y Vegetación de las Montañas en el Mundo: ¿Por qué su diversidad y edafodiversidad es tal elevada

catenas-de-montana

Catenas de montaña del Chimborazo y Teide: Fuente: Imágenes Google

En septiembre de 2019 recibí una Noticia científica que llevaba el sugestivo título de “La Vida en las Montañas del Planeta” (Mountains of life across Planet Earth). Empero cuando lo leí me quedé boquiabierto, y no precisamente por su novedad. Al buscar el artículo original me percaté que era un número especial en honor de uno de mis ídolos, Alexander von Humboldt, quien descubrió por primera vez los pisos de vegetación de las montañas y su maravillosa diversidad escalonada. También fue determinante en la conceptualización de los gradientes latitudinales.  Según las fuentes, la imagen de concatenación en altura de los pisos de vegetación se le ocurrió visitando las islas Canarias en España, o ese imponente Chimborazo, en los andes ecuatorianos. (viajaba en una expedición del antiguo Imperio Español).  De ahí que en la imagen de presentación de esta entradilla muestre los dos. Empero en realidad la nota de prensa versaba sobre  varios trabajos dedicados a von Humboldt, mientras que la nota de prensa “debe” dar cuenta de todos ellos.

 Y este material publicado en una de las revistas más importantes del mundo, en mi opinión deja bastante que desear. Gracias a von Humboldt, sabemos que la diversidad de la vida y de los suelos es mucho mayor en las montañosas que en las zonas bajas circundantes. Se han debatido mucho las razones, varias de las cuales son obvias y otras descabelladas. Ninguno de los tres artículo que revisé aportaba nada de sustancia, debatir por enésima vez lo que sabemos y lo que seguimos sin saber. Por lo tanto sorprende leer frases como esta: Otra explicación de la riqueza de las montañas, dice el estudio, puede estar en la interacción entre geología y biología. Los científicos informan de un hallazgo novedoso y sorprendente: la gran diversidad se encuentra en la mayoría de las montañas tropicales estrechamente ligadas a la geología del lecho rocoso”. En fin mejor me callo. ¿Novedoso y sorprendente?: tan solo para los más ignorantes sobre estos asuntos.

 Al subir desde la base de una montaña (zona baja, llanura) hasta las cimas van sustituyéndose unos ecosistemas por otros, al disminuir las temperaturas y por lo general aumentar las precipitaciones, por lo que al proyectar estas áreas “planimetricamente” se observa que en espacios geográficos pequeños se acumula una gran cantidad de especies. De hecho existe una relación entre cliseries altitudinales y gradientes latitudinales. En cualquier caso, los autores patéticamente se sorprenden de estos puntos calientes de biodiversidad, cuando su asombro debiera haber sido que no fuera así. Conceptos como: Catena altitudinal, Cliserie altitudinal, Pisos altitudinales y pisos de vegetación, toposecuencias en laderas montañosas, son ideas por las que podéis seguir tirando del hilo e informaros mejor.  Es sencillo, debatir, punto por punto, la nota de prensa y los resúmenes de los trabajos traducidos que dejo abajo, aunque muchas aseveraciones sean ciertas, también son sobradamente conocidas. Sin embargo tal análisis daría lugar a una novela, que no a un post.

 Personalmente me ha sorprendido muchísimo de que no se mente nada de los suelos y la edafodiversidad en las mismas condiciones. Lo cual implica que no se han informado debidamente, por cuanto apelar a ejemplos de las rocas, como en el párrafo que he incluido en la entradilla, y dejar al margen los edafotaxa no deja de ser más que un craso error. ¡Gravísimo!. Me explico.

 Existen numerosos trabajos sobre el tema, aunque al hablar de edafodiversidad bastará con citar algunos de los míos, aunque hay más, y también de otros autores. Si ustedes analizan los siguientes, sin exponer una lista exhaustiva de todo lo que publicado: (I) Pedodiversity and global soil patterns at coarse scales (with discussion); (ii) Soil geography and diversity of the European biogeographical regions; (iii) Global Relationships of Pedodiversity and Biodiversity; (iv) Pedodiversity deserves attention in plant biodiversity research, observará que, a nivel planetario, la mayor edafodiversidad se produce en las regiones montañosas, mientras que en Europa ocurre lo mismo. Sin embargo el patrón es de naturaleza casi fractal, ya que también se detecta tal relación e nivel regional.  Dicho de otro modo, no ocurre tan solo en el mundo biótico, sino abiótico. Del mismo modo, se ha demostrado que biodiversidad, edafodiversidad, diversidad del modelado, y diversidad climática, son las principales fuerzas que determinan la biodiversidad estando generalmente todas ellas correlacionadas. Y resulta palmario que, por término general, en la montaña se ofrezca mayor variedad de todas ellas que en las extensas llanuras que las rodean, cuyos climas, formas del relieve, suelos y geomorfología suelen ser más homogéneos.  Obviamente, un cambio climático puede producir, otros correspondientes en la zonación de los pisos bioclimáticos, permitiendo que las especies asciendan o desciendan en altitud (dependiendo de las modificaciones en los regímenes de precipitación y temperatura). No debe soslayarse que tampoco la zonación e incluso que algunos ecosistemas cambien entre las orientaciones de las diferentes laderas montañosas (efecto de pantalla), lo cual es otro factor que incrementa la heterogeneidad. Y finalmente nadie duda de que la especiación, en estos ambientes y por las causas aludidas sea muy elevada. Resumiendo, ninguno de los tres artículos ofrece nada especialmente relevante. “viejo vino en nuevas botellas”. Todo esto ya se sabía desde hace muchísimas décadas.

 Sobre estos temas, ya al comienzo de la andadura de nuestro blog en 2005, editamos 14 posts sobre el tema, abundando acerca del mismo desde entonces en varias ocasiones. Todo este material está incluido en nuestra Categoría: Diversidad, Complejidad y Fractales’. E este documento, también encontraréis detalles e ideas de interés sobre este mentado asunto: “El paisaje mediterráneo a través del espacio y del tiempo : implicaciones en la desertificación”.

 Eso sí, algo suele pasarse siempre por alto en este tipo de análisis, y estriba en la  maldita Planimetroifilia (página 26; de la revista Biólogos). Un espacio montañoso es mucho más rugoso que uno llano, por lo que su proyección en el plano euclidiano (léase mapa) subestima considerablemente el área que realmente abarca. Os dejo pues ya con el abundante material aludido.

 Juan José Ibáñez

 Continúa…..

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Antropoceno y Analfabetismo (Época geológica afortunadamente cuestionada)

antropoceno-holoceno

Antropoceno Holoceno Fuente: Colaje Imágenes Google

Antropoceno = Paleolítico + Neolítico = Holoceno = Antropoceno.. ¿?

El tránsito de la ciencia a la tecnociencia ha dado lugar a un gran número de dislates científicos, muchos de los cuales han ido en detrimento del bienestar de los ciudadanos. Hoy hablaremos de uno que, aunque  no ha causado estragos, si da mucho que pensar de la praxis científica actual. Hablamos del Antropoceno. La noticia que os vamos a mostrar hoy, como veréis, ha desmontado el dislate que ha ocupado a una parte considerable de la comunidad científica. Entre la vanidad  e ignorancia del  premio Nobel de química, Paul Crutzen, quien popularizó un término que de hecho ya fue propuesto un poco antes en “términos geológicos, es decir, “1867” y quizás con más tino, se sumó rápidamente el arribismo de abundantes científicos, que, con razón o sin ella, defienden que a partir de la revolución industrial deberíamos hablar de una nueva época geología, es decir del Antropoceno. ¿Razón?: la devastación del Planeta Tierra por las actividades humanas desde el Siglo XIX.  Rápidamente el tema permeó hasta las más altas instancias de la Geología y se debate sobre ello. Al mismo tiempo, y dada la naturaleza del vocablo y su irresistible poder mediático, los medios de comunicación de masas se ocuparon de hacer saber al mundo, esta iniciativa, tan inútil, como intelectualmente ridícula.  Inútil, porque acuñar vocablos no conlleva solución alguna. Ridícula al poner de manifiesto el analfabetismo de los que se arrogan falazmente el derecho de hablar en nombre de la comunidad científica. Pues bien, la nota de prensa que os mostramos hoy pone los puntos sobre las íes. Antes de terminar la entradilla, os dejo mis puntos de vista plasmados en post escritos desde hace ya casi 13 años. Se corrobora todo lo que he ido afirmando e incluso pueden llegar a quedarse cortos. Lo que los autores constatan es que desde hace 10.000 años, como mínimo, el ser humano ha ido cambiando rápidamente la faz del planeta, y más aun considerando que hablamos de épocas geológicas. Si este fuera el caso, el Antropoceno incluiría todo el neolítico, posiblemente el paleolítico y quizás habría que retroceder bastante más en el tiempo, como comprobareis en parte de los post que os muestro.  Mal asunto cuando los ecólogos presionan a los geólogos desde la más absoluta ignorancia de nuestro pasado y que todo el mundo de palmas con las orejas. Cuando un científico se introduce en otros ámbitos ajenos, sin ni tan siquiera informarse de que el pasado condiciona y conduce al presente, habría mucho que reprochar. Hablamos de ciencia que no de ocurrencias. Como veréis, el Antropoceno resulta ser un vocablo sobrelapante al de neolítico y posiblemente al paleolítico, aunque posiblemente hubiera que retroceder hasta el Pleistoceno. Y a las pruebas me remito (ver post de lo ocurriendo en el continente austral y la polinesia).

Del mismo modo, considero incómodo y hasta estúpido discurir y clasificar im periodo geológico cuando estamos en su eno y no sabemos como terminará. La geología histórica se hace desde una profunda observación retrospectiva. ¿Somos vanidosos hasta en nuestros actos más indignos?. Incluso la editorial Elsevier acaba de editar una nueva revista denominada, ¡cómo no!, “Anthropocene”. Pues ya tienen tema para discutir, pero no del vocablo y sus repercusiones ecológicas, sino de arqueología, antropología, etc. ¿Y qué decir ahora de todos los arribistas que se encuentran luchando por proponer esa nueva época?: “zapatero a tus zapatos”.   He buscado en Wikipedia y me he quedado atónito. La versión del Antropoceno que yo leía no tiene nada que ver con la actual, ya que este última comienza a recoger lo que llevo defendiendo desde hace años, no porque sea muy listo, sino porque leía sobre los paisajes del pasado y la acción humana, noble actividad que parece entrar en desuso entre muchos colegas ¡Lamentable!.

Seguidamente termino la entradilla colocando los post que he escrito sobre el tema cronológicamente, para reproducir a continuación lo que expone a dia de hoy Wikipedia (octubre de 2019) y luego os reproduzco el trabajo realizado por multitud de colegas que desmonta las argumentaciones “antropocentricas al uso” por aquellos que más que ciencia solo pretenden ser famosos y alcanzar la gloria, incluso con argumentos peregrinos.

Antropoceno = Paleolítico + Neolítico = Holoceno  

Post Previos sobre el Antropoceno y los suelos

El Antropoceno: ¿Una Nueva época Geológica? (15 de agosto de 2007)

El Antropoceno y la Sexta Extinción (6 de mayo de 2010) …

Neocatastrofismo Ecológico y Evidencias Científicas (Las Grandes Extinciones de la Megafauna Durante el Paleolítico) (2 de septiembre de 2015)

El Hombre Paleolítico y la Transformación de la Biosfera y Edafosfera (24 de febrero de 2016)

Mamuts, Cultura Clovis, Estepas y su Impacto sobre los Suelos (4 de noviembre de 2015)

La Gran Extinción de la Megafauna Terrestre: Australia (8 de Octubre de 2015)

Extinción de la Megafauna de Australia y sus Repercusiones Clima, Suelos y Ecosistemas (2 de octubre de 2015)

Mamuts, Cultura Clovis, Estepas y su Impacto sobre los Suelos (4 de noviembre de 2015).

Juan José Ibáñez

Continúa………

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Mapa de Suelos Radioactivos: La radioactividad del suelo en Fukushima 2019

mapa-radioactividad-cesio-fulushima

Fuente: Colaje Imágenes Google

 Todos habéis oído hablar sobradamente del Accidente de Fukushima I, hace ya más de 8 años. Tras la avalancha de noticias que se desprendieron de aquella tragedia, estas han ido lógicamente disminuyendo. Sin embargo el tema sigue siendo motivo de atención y preocupación, ya que sus efectos sobre la salud pública, producción alimentaria de la zona afectada, así como qué hacer con los vertidos almacenados sigue siendo un problema de primera magnitud (ver por ejemplo: Efectos del Cesio sobre la salud humana). Las notas de prensa que os mostramos hoy, una reproducida de un rotativo Español, y la otra traducida del noticiero norteamericano Terradaily, nos informan que mediante nuevo instrumental se ha logrado hacer un mapa del cesio radioactivo que aún permanece en los suelos en forma de micro-partículas, y que dicho sea de paso, sigue siendo dañinamente elevado y traspasó la zona de exclusión. Las notas nos informan adecuadamente de la utilidad de este estudio, que ha permitido aclarar algunos aspectos previamente poco o mal conocidos. Un mapa muy útil, aunque tardío. Eso sí, tal metodología puede permitir que, en el futuro, las industrias y gobiernos tengan mayores cuidados a la hora de ocultar información en esta materia. Las notas de prensa son suficientemente ilustrativas como para que hoy me extensa mucho. No obstante os dejo al final otras dos que sí son motivo de preocupación, como la de barajar la posibilidad de verter el agua radioactiva a los océanos, ya que ante tal inmensa inmensidad de agua se diluiría la radioactovidad. Empero ya sabemos y sufrimos que nos dirigimos, gota a gota, paso a paso y torpeza tras torpeza, a convertir la hidrosfera en una masa de aguas muerta, sucia y peligrosa para toda la biosfera, no solo en lo que respecta a los humanos.  Prefiero no comenzar a blasfemar. Os dejo con las noticias.

 Juan José Ibáñez

 Continúa………

(más…)

Etiquetas: , ,

Usos del Suelo y Cambio Climático ¿Qué hacer?

usos-del-suelo-y-cambio-climatico

Usos del Suelo y Cambio Climático. Fuente Imágenes Google

Hoy os ofrecemos otra nota de prensa en la cual un grupo de expertos propone un “Plan” con vistas a conseguir que el clima no se sobrecaliente más de los 1,5ºC acordado en la Cumbre de París. Sin embargo, hoy en día los grupos de expertos y sus informes acerca del calentamiento climático proliferan viralmente, comenzando a publicarse cientos de ellos en los que se espetan los más disparatados puntos de vista, no siendo infrecuente que sus conclusiones sean incompatibles. ¿Quiénes aciertan? ¿Quiénes se equivocan? ¿Por qué surgen qué tantas discrepancias? Obviamente la composición, experiencia y procedencia de estos “sapientísimos expertos” puede tener mucho que ver en tal marabunta. De hecho, más que usar los medios habituales de comunicación científica, deberíamos realizar concursos radiotelevisivos y por Internet, en los que los consejos/grupos de sabios concursantes compitieran entre si hasta que solo pudiera quedar uno. Luego se aplica su metodología y a rezar, ya que barrunto un desastre descomunal.

 Como se solía decir, los problemas son globales pero se requieren soluciones locales, dependiendo de factores ambientales, poblacionales, económicos, tecnológicos, geopolíticos, etc., de cada nación/región. No se puede utilizar la misma estrategia en un país en vías de desarrollo con severas hambrunas, carencia de soberanía alimentaria, conflictos bélicos, etc. que en Estados desarrollados como EEUU. Y la UE. ¿Y qué decir acerca de las estrategias a seguir sobre los usos del suelo en espacios geográficos semiáridos? Lógicamente en muchos aspectos diferirán de los tropicales, así como de los que disfrutan de clima templado?.   Cuando a estas alturas se nos olvidan esos pequeños detalles…. mal, pero que muy mal color tiene la orina del enfermo. ¿Y de la divina sabiduría de los consejos de sabios y grupos de expertos? La literatura sobre como paliar y mitigar el cambio climático, más que clarificadora se me antoja contaminante, confundente.

 Como corolario, surgen todo tipo de problemas y discusiones. Por ejemplo en la nota de prensa que abajo os expongo, se vuelve a reiterar que en cuanto más países se implante una dieta vegana, tanto mejor. Se parte de la ganadería resulta ser siempre más negativa en términos de secuestros/emisiones de gases de invernadero, al menos en cuanto a emisiones se refiere, empero ni es un tema debidamente tratado, ni existen soluciones sustentables si se reemplaza, por citar un ejemplo, en ambientes áridos y semiáridos la ganadería por la agricultura de secano, cuando no se dispone de riego.  Totalmente de acuerdo con replantar árboles en el seno de los sistemas agrarios, aunque en gran parte de las tierras de cultivo, a nivel global, ya es así. Por lo que a nivel planetario (que no regional), tomar medidas al respecto paliará el problema en escasa medida.

 Del  mismo modo se habla de mejorar el uso del suelo en las  granjas para hacerlas sustentables. Sin embargo no se dice cómo. Nosotros hemos apostado abiertamente por la agricultura ecológica en base a bastantes razones de peso, que ya hemos repetido en numerosos post. Sin embargo, algunos grupos de expertos apuestan por seguir tocando los genes a las plantas, en una nueva variante superficialmente edulcorada de los intereses de la agroindustria.

 Otros grupos de expertos abogan por reforestar tierras de cultivo marginales, lo cual ineludiblemente genera mermar la extensión de las tierras para la producción agraria, por pobres que sean. Y este hecho podría resultar ser dramático en naciones y regiones pobres que apenas disponen de suelos francamente fértiles a la par que se les secuestran vía acaparamiento de tierras, para implantar allí los modos insustentables y criminales de la agroindustria que permitan satisfacer las necesidades alimentarias de los países todopoderosos.

 En los países ricos, la mayor parte de los ciudadanos apuestan por mejorar la agricultura, frenar y, si es posible,  paliar el deterioro ambiental. No obtante, unos grupos de expertos abogan por la reforestación y otros por la extensión de la agricultura con prácticas ecológicas, posturas a todas luces incompatibles! Cabría, mentar que, hoy por hoy, reforestar en los ambientes mediterráneos, sin otras muchas medidas complementarias, conllevaría un incremento en la frecuencia y aumento de la intensidad de los incendios forestales, emitiéndose más gases que los que se pretendían secuestrar. Reiteramos que no hay “baritas mágicas” y cada espacio geográfico requiere unas medidas idiosincrásicas a sus características.   En lo que concierne a la agricultura ecológica también muchos sabios ponen obstáculos. Otro grupo de expertos es de la opinión de que, como su productividad es menor, habría que ampliar el área de cultivo. Y en Europa no es posible. Empero, en cualquier caso, y a pesar de esas prácticas ecológicas, se emitirían más gases de invernadero por cuanto habría que importar alimentos de terceros países que se mantendrían bajo el dominio de la agricultura industrial, teniendo en cuenta, transportes, embalajes, etc.  Sin embargo, se trata de una generalización grosera y burda. Existen muchos tipos de agricultura ecológica, que no solo uno, y pueden mejorarse o adaptarse haciendo un uso razonable de las nuevas tecnologías y/o de algunas ancestrales. Habrá que esperar, pero no se puede ir de adivino, por muy sabios que se crean algunos.

 Otro asunto somos los propios ciudadanos. Todos nosotros somos muy sensibles al cambio climático, pero también a que mermen nuestros ingresos económicos y empeore nuestro bienestar. En la Unión Europea (UE), muchos países comienzan a tomar medidas para fomentar una producción agraria ecológicamente sustentable, con menos pesticidas, fertilizantes, etc. A penas han comenzado a implementarse, los granjeros de muchos países han comenzado a lanzarse a las ciudades con sus maquinarias para llevar a cabo manifestaciones de protesta, ya que alegan que sus ingresos decrecerían. Y todo cuando acabamos de comenzar a adoptar medidas aún muy tibias, prácticamente testimoniales. Miren ustedes, una cuestión es luchas contra las gravísimas desigualdades sociales que azotan a los ciudadanos y otra bien distinta, invertir/ sustraer “algo” de las ganancias de los que viven cómodamente con vistas a invertirla en el futuro para que sus hijos no perezcan a causa de las acciones/inacciones de sus progenitores.  Todos queremos un mundo sustentable, pero no acosta de nuestro bienestar, y cuanto más rico es uno tanto más se indigna. Lamentable.

 Pero obviamente todas esas sesudas cábalas de los que se autodenominan sabios, a las que no hay que prestar demasiada atención y menos aún valor, ya que no dejan de ser más que cantos de sirena descarriadas. Los expertos de diferentes disciplinas aportan su granito de arena, empero el entramado geopolítico y geoeconómico que nos ha conducido  esta  lamentable situación, no se arregla parte por parte, infinitesimalmente. En un sistema el todo es más que las sumas de las partes. Si no se cambia de modelo económico y formas de vida nada servirá para nada. Y obviamente los que ostentan el poder, los que se han enriquecido con la dictadura financiera que padecemos van a oponer toda la resistencia posible, ante la que poco podemos hacer los ciudadanos de a pie. El cambio climático es un síntoma, que no la causa, de que estemos matando a la gallina de los huevos de oro.  El problema es mucho más serio: ¿Por qué Decir Cambio Climático y no Degradación Ambiental?. Y a nivel social podría alegarse lo mismo. Existe alimentos, actualmente, como para solventar, hoy por hoy, la soberanía alimentaria. Empero no se hace. Estoy de acuerdo con evitar el enorme despilfarro de comida de loa países desarrollados. Pero no nos equivoquemos, una pequeña parte es culpa del ciudadano, aunque en su inmensa mayoría procede de la irresponsabilidad los que nos han impuesto, sí o sí, este modo de vida en una sociedad suciamente insustentable.

 Y como colofón todo debe parecer que cambia, para que todo siga igual”. La estrategia de mercado, habla sin parar de lo renovable, reciclable, sustentable, etc. Pero esos vocablos bajo el imperio de la tecnociencia se han convertido en un monumental negocio, aderezado de numerosos fraudes y cachivaches inútiles. Se trata de cambiar de autos, acondicionar viviendas, electrodomésticos, electricidad etc., etc., y todo para que las empresas sigan manteniendo sustanciosos beneficios.

 Sin embargo la tragedia se ahonda ya que muchos Gobiernos no están dispuestos a dar el gran salto hacia una nueva economía. Cuando escribo estas líneas ni USA, ni Rusia, ni China se encuentran dispuestas a aceptar lo que debía ser inevitable, torpedeando cualquier intento de llegar a verdaderos acuerdos que sean ratificados y cumplidos por todos los países de la ONU. Siguen campando en el mercado global, arrasando lo que sea necesario sin un más mínimo respeto por los derechos humanos. Eso sí, en lo concerniente a obligarnos a ser veganos, todos parece seguir el mismo guion, nos guste o no, aunque también pueden surgir obstáculos que ya barrunto.

 En gran parte del documento que abajo os muestro, se espetan obviedades (acaban de descubrir que estamos quemando los bosques y selvas del planeta). ¡Primicia mundial! Y Yodo esto aparece en una de las mejores revistas del mundo, ¿o eso dicen!. Porque  en mi opinión y posiblemente a vuestra consideración……… ¡Utilizan los modelitos climáticos cuyas predicciones suelen fallar, y unos cuantos tipos de gestión del suelo, cando en realidad existen miles.  ¡Mamma mía!.

 ¿Para qué sirve tanto hablar del cambio climático?. Bajo las actuales condiciones geopolíticas y geoeconómicas, con el respaldo del banco Mundial y el FMI, nuestra sociedad va hacia el naufragio que engullirá toda nuestra civilización. Por mucho que pienso no vislumbro salida alguna. ¡No tenemos remedio!.

Juan José Ibáñez

 Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , ,

El Suelo el Agua y Mucho Más: material didáctico para la docencia de la Edafología (Ángel Caballero Gª de Arévalo)

el-suelo-y-el-agua-material-docente

El Suelo y el agua

Ángel Caballero Gª de Arévalo (IACT CSIC-UGR) es un ilustrador gráfico profesional dedicado fundamentalmente, al menos en estos momentos, a realizar su labor en materia de las Ciencias de la Tierra. Cuando escribo este post, acababa de publicar en acceso abierto un pdf con más de 40 páginas sobre: “El Suelo y el agua”, repleto de bellas ilustraciones cuya estructura viene descrita abajo, ya que me he permitido “secuestrárselo” del prólogo de este magnífico libreto.  En mi opinión, es un material valioso y vistoso para todos aquellos que os dedicáis a la docencia y divulgación de le edafología o ciencias del suelo. Junto con otro material gráfico (publicaciones) puede bajarse de digital CSIC pinchando aquí: https://digital.csic.es/cris/rp/rp06041.

Y poco más que decir ya que podréis leerlo de la pluma del propio autor. Gracias a Ángel Caballero y las Instituciones que han fomentado o le sugirieron este tema. Espero, como él, que os sirva de ayuda o soporte en vuestra actividad.

Juan José Ibáñez

Continúa…. con prólogo del autor, las referencias que ofrece sobre el trabajo y enlaces para obtenerlo.

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Sobre la Abundancia de los Invertebrados del Suelo y Su Significado: ¿Son los nematodos los animales más abundantes del mundo?: Entre lo posible y la especulación

 nematodos-del-suelo-a-nivel-global

Foto  Nematodos del Suelo: Colaje Imágenes Google

Profeso una enorme simpatía por los invertebrados del suelo y en especial por los nematodos, ya que su estudio en ambientes naturales dio paso a mis primeras investigaciones científicas como profesional. Este es un ejemplo: “Importancia de la Nematofauna Edáfica en los Ecosistemas Forestales y su Dinámica. Análisis Autoecológico de Xenocriconemella macrodora”.

Resulta que se acaba de realizar un inventario a nivel global sobre la abundancia de sus especies, lo cual no deja de ser más que una muy buena noticia. Abajo os dejo una de las notas de prensa (la he escogido en español castellano, ya que se publicaron varias más en inglés). La mayor parte de lo que puede leerse en la nota de prensa me resulta conocido y concuerda con los conocimientos que yo atesoro. Sin embargo, albergo serias dudas sobre algunas de las sentencias, por lo cual me atrevo a escribir este post.   Hace unos 15 años, me peleaba con en un grupo de Expertos de la Unión Europea sobre el taxón mejor candidato, entre los invertebrados del medio edáfico, que pudiera ser indicador de la calidad de los suelos. Los anglosajones siempre sacaban a relucir a las lombrices de Tierra, posiblemente porque las estudio Darwin. Personalmente no estaba de acuerdo y defendía la elección de un grupo taxonómico que fuera ubicuo, es decir que se encontrara en todo tipo de suelos y biomas, sugiriendo los nematodos. ¡No había manera!. Incluso llegué a espetar por qué no incluían una foto de Darwin  y sus lombrices en su bandera patria. Pues bien, mucho tiempo después aún no hay consenso alguno. Abajo podréis leer detenidamente algo más a cerca de su cantidad, abundancia y como sus especies permean/incrustan  a través  de todos los eslabones de la cadena tróficaNo obstante me parece un atrevimiento alegar que son “Los gusanos nematodos son los animales más abundantes de la Tierra y que prefieren los climas templados y frescos, huyendo de los trópicos. Y es aquí, en donde, no solo en el caso de los nematodos, sino que también ocurre con otros grupos taxonómicos, se vierten generalizaciones grandilocuentes con muy poca base empírica. Efectivamente, suele haber más nematodos en los suelos húmedos y ricos en materia orgánica, como también suele suceder con las lombrices, dicho sea de paso.  Es decir “todo apunta” a que desempeñan un papel muy relevante en la descomposición de la materia orgánica. Ahora bien, también la vegetación desprende una abundante biomasa en los biomas tropicales y subtropicales y allí, posiblemente su importancia decrezca, debido a que su rol es reemplazado por otros taxones, como lo son las hormigas y termitas. En estos últimos ambientes, la  necromasa no suele acumularse en los horizontes superficiales, siendo descompuesta más rápidamente y/o arrastrada por los mentados insectos sociales hacia los horizontes más profundos que, de hecho, alcanzan varios metros de espesor, en comparación con esa abundancia mentada en la nota de prensa que tan solo alcanza los primeros centímetros bajo la superficie del suelo. Resulta ser equivalente a rascar el suelo y nada más.  Toda la información de que dispongo (mucha de la cual la he compartido con vosotros en post anteriores) induce a pensar que la ecología de los suelos de clima templado y frios es muy diferente a la tropical y subtropical.  Pero hay más (…..).

El lector profano no sabrá que, efectivamente, los nematodos del suelo no han sido estudiados tan detenidamente como otros taxones. Ahora bien, lo contrario también es cierto, es decir  “mucho más que otros”. La razón resulta ser simplemente pragmática: existen varias especies en el suelo que causan severas plagas en cultivos de gran interés agronómico y forestal y como corolario, hay más taxónomos que estudian nematodos que por ejemplo otros filos que abundan en el medio edáfico, aunque sea en menor medida, como lo son los tardígrados y rotíferos. Se trata de un sesgo utilitarista de las taxonomías que ya os explique en un post hace bastantes años. Y resulta que personalmente constaté como entre los nematodos fitoparásitos, es decir los que interesan en agronomía, los grupos taxonómicos más diversos resultaban ser los que también causaban más daños a los cultivos y las consiguientes pérdidas económicas. Lo mismo ocurría con los tipos de suelos, ya que los más productivos eran los más “diversificados” ¿?.

Estos mismos filos, junto a representantes de otros grupos taxonómicos de animales diminutos, que abundan en el suelo, son en realidad organismos acuáticos (se encuentran en el agua que rodea a las “partículas del suelo”), por lo que también abundan en las aguas corrientes, fondos oceánicos, etc., de los cuales aún sabemos muy poco, tanto a nivel de abundancia como de su  diversidad y rol ecosistémico.  Por lo tanto, los inventarios globales en taxonomía no son precisamente muy representativos de lo que acaece en el suelo y menos aun a nivel global.

Seguidamente os reproduzco, como botón de muestra, lo que se dice en Wikipedia acerca de ciertos taxones de pequeños invertebrados que abundan en el suelo.

Según se puede leer en Wikipedia en lo concerniente a los nematodos: “con más de 25.000 especies registradas y un número estimado mucho mayor, tal vez 500.000, forman el cuarto filo más grande del reino animal por lo que se refiere al número de especies”.

Según se puede leer en Wikipedia el filo de los colémbolos: “Son animales diminutos, ubicuos, que ocupan todos los continentes (incluso la Antártida). Son, probablemente, los animales más numerosos de la Tierra: hasta 62.000 individuos por m2 Se conocen casi 7.900 especies y su registro fósil data desde el Devónico (Rhyniella, Protoisotoma, hace unos 400 millones de años) siendo, pues, uno de los animales terrestres más antiguos“.

Según puede leerse en Wikipedia sobre los ácaros: “Existen casi 50 000 especies descritas, y se estima que existen entre 100 000 y 500.000 especies que todavía no han sido halladas “.

En consecuencia, me parece una temeridad defender que los nematodos, como también otros fila y grupos taxonómicos abundantes en el medio edáfico, son los animales más abundantes de la Tierra. Empero tampoco debemos soslayar que de otros fila o taxones ubicuos o casi ubicuos en el suelo, sabemos mucho menos aun que de los nematodos, ya que no causan problemas agronómicos que atenten contra la soberanía alimentaria. Pero hay más (i): Las estimas, son estimas, y sus números bailan con el tiempo; (ii) los científicos nos comportamos con lamentable frecuencia como ultra-nacionalistas, ya que tendemos a realzan/sobrevalorar por encima de todo el interés de nuestro objeto de estudio, a modo de patria profesional/vocacional.

Sabemos muy poco del ecosistema suelo y, a menudo, se generalizan los resultados de estudios y experiencias, que a la larga se constata que no son representativos para otros ambientes o el conjunto del Planeta. No hay inventarios de biodiversidad completos y menos aún de ecosistemas y en aún en menor medida del papel de los organismos edáficos en los ecosistemas. Sentencias que podréis leer debajo de la guisa “Su papel es clave en la regulación de las dinámicas del carbono y los nutrientes dentro y fuera del ecosistema terrestre” o “(…) muy importante para comprender la “biogeoquímica” de la Tierra y para mejorar las predicciones sobre el cambio climático”, se me antojan  a todas luces fuera de lugar.  Desiderata vacía. Omito hablar ya de cifras sobre carbono respirado  y contemplado como emisiones a la atmósfera” por cuanto en el mejor de los casos proceden de muy pocas experiencias y posiblemente no sean representativas.

Resumiendo, felicito la iniciativa, respaldo “lo ya sabido desde hace décadas”, aunque pongo en entredicho tan grandilocuentes conclusiones. Una investigación que nos permitirá avanzar algo más en el estudio de la ecología de los nematodos en un  universo invisible del bajo nuestros pies del que aun sabemos muy poco para generalizar.

Eso sí, como bien saben muchos nematólogos, una vez más, reitero que este post analiza el contenido de la nota de prensa, no entrando a inspeccionar a fondo el artículo científico, que tan solo es leído por los expertos más cualificados.

Juan José Ibáñez

Continua………

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Escaneando la abundancia y distribución de las raíces de las plantas en comunidades vegetales (“DNA metabarcoding”)

 0-paisaje-y-suelos-de-almeria-post-biomasa-raices

Matorrales de Almería y uno de sus tipos de suelos. Fotos: Juan José Ibáñez

El artículo que vamos a abordar hoy se me antoja muy interesante. Los autores dicen haber analizado y cuantificado la distribución y abundancia en el suelo de las raíces de especies vegetales distintas en un matorral mediterráneo, utilizando técnica genéticas “DNA metabarcoding”. Aclaremos que, cuando se pretende identificar una especie no procariota por su DNA, se utiliza el vocablo Código de barras de la vida o código de barras genético. Sin embargo, si se pretende discernir en una muestra de “algo” las variadas especies allí presentes se usa el vocablo   “DNA metabarcoding”. Debe existir una traducción al español de este vocablo que sea aceptado por los expertos, pero no estoy seguro tras mis pesquisas. Eso sí la técnica ya no es tan novedosa como recalca el “plumillas” en la nota de prensa. Otra cuestión bien distinta sería llevar a cabo tal análisis para discernir y cuantificar los microrganismos asociados a las raíces, es decir sus rizosferas. Me explico. Conforme a la Wikipedia inglesa, de la que he traducido algunos fragmentos que he dejado bajo, junto al original en inglés, que os aclarará las razones. Con los invertebrados, como señalan los autores de la publicación, albergo dudas, ya que muchas de sus especies aún no han sido debidamente descritas. Pero ese es otro tema, como también, el explicaros mis dudas sobre los códigos de barras genéticos. Se trata de asuntos de nuestra incumbencia que dejaremos en otra ocasión/post.

No cabe duda que poder realizar un mapa sobre la distribución y abundancia de las raíces de especies vegetales distintas en una comunidad resulta ser una línea de investigación muy interesante, ya que puede ofrecernos una valiosísima  panorámica de ese universo invisible que atesoramos bajo nuestros pies, y del que desgraciadamente sabemos tan poco. Eso sí, no alcanzo a entrever, sin que por ello sospeche nada, de cómo se puede cuantificar y visualizar la distribución de las raíces si fuera el caso, ya que hablamos de técnicas genéticas, no de imaginería. Empero hablo de la nota de prensa, que no dice nada al respecto. Si sospecho que, a día de hoy, la instrumentación debe ser lo suficientemente onerosa, es decir poco asequible, como para  poder ser usada por la mayor parte de los equipos de investigación, debido a que interviene una empresa cuyo nombre, hay que buscar en Internet y que incluye, por ejemplo, la siguente frasecita: “Diversity analysis of environmental samples with our DNA metabarcoding service”.  En cualquier caso, si todo lo que en la nota de prensa resulta ser cierto, se trata de un nuevo instrumental  que pudiera ayudar mucho a entender esa biomasa de las plantas que, a día de hoy, apenas podemos vislumbrar.

Os dejo pues con la note de prensa, así como con alguna información sobre las técnicas genéticas empleadas, que he extraído de las Wikipedias en Inglés (algunos fragmentos traduciodos al español-castellano) y Española.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , ,