‘Degradación de Suelos: Contaminación’

La biodiversidad del suelo y la agricultura ecológica reducen los riesgos causados por los patógenos en las granjas

escarabajo-pelotero-y-agricultura-ecologica

Escarabajos peloteros, setos y biodiversidad contra los patógenos de los cultivos. Fuente: Colaje Imágenes Google

Ya ni la ONU ni la FAO, ni la UE, dudan ya del daño causado por esa bomba de relojería que ha demostrado ser la agricultura industrialTras casi medio siglo de destrozos en la agricultura tradicional/campesina, repleta de hermosos paisajes con setos, arbolado y plantas silvestres, son ahora estos organismos internacionales los que demandan viajar al pasado y rescatar aquel bagaje de sabiduría, lamentándose por el grave error cometido, el cual ha dañado casi irreversiblemente toda la biosfera. Ya os hemos hablado de este tema en diversas ocasiones, almacenando los textos en nuestra categoría:  ‘Etnoedafología y Conocimiento Campesino’. No volveremos a repetirnos.

La nota de prensa que os mostramos hoy da cuenta de una investigación en la que se muestra como las especies salvajes o asilvestradas, reducen la carga de patógenos de las granjas, disminuyendo drásticamente el riesgo para la salud animal, vegetal y humana,  inherentes a las prácticas de la agricultura industrial y sus tóxicos arsenales de agroquímicos.  Más concretamente, el estudio constata el papel de las bacterias de los suelos y los escarabajos peloteros en la descontaminación del medio edáfico, de forma natural.   Y así, en el peor de los casos, los insumos de pesticidas y agroquímicos se reducirían drásticamente, ahorrando dinero al agricultor y mejorando de paso la salud humana y la calidad ambiental.

El problema estriba en que, las cosas de palacio van despacio, es decir que entre la aceptación de las evidencias y su reconocimiento formal por los organismos multinacionales nos eternizamos. Empero lo mismo ocurre entre las decisiones de los últimos y las legislaciones nacionales e internacionales en la materia. Lamentablemente toda esta interminable burocracia da lugar a que las buenas prácticas actualmente recomendadas choquen con las leyes vigentes. Como ya hemos comentado en multitud de ocasiones la bobalización reina entre nosotros.  Hemos traducido la nota de prensa al español-castellano y creo que sobran las palabras. Los listos de los científicos y tecnólogos destrozaron la cultura tradicional del agro llevada a cabo por los ignorantes campesinos. Y ahora resulta que aquellos eran los estúpidos y los últimos sabios.

Leer, disfrutar y ver que fácil resulta solucionar numerosos problemas ambientales sin “tocar los genes“ de los organismos vivos y envenenar el ambiente y nuestros humanos cuerpos con inmensas cantidades de pesticidas y fertilizantes. Observar como el simple comportamiento de los escarabajos peloteros, al enterrar sus excrementos en el suelo, realiza una tarea de saneamiento ambiental formidable.

Juan José Ibáñez

Continua……

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Mercurio como contaminante global y posibles vías para la mitigación de su impacto

mercurio-contaminacion-deposicion

Fuente Colaje imágenes Google

La nota de prensa que os mostraremos hoy lleva por título: “Identifican un proceso que reduce la presencia de mercurio oxidado en la atmósfera”. En ella se expone una nueva propuesta metodógica con vistas a paliar sus dramáticos efectos sobre la biosfera, salud humana y, como no, los suelos que tanto nos interesan. En ella puede leerse por ejemplo, como: El nuevo proceso de fotólisis solar reduce el mercurio oxidado a mercurio elemental, dando lugar a un incremento importante del tiempo de vida de este metal en nuestra atmósfera y, por tanto, un aumento en las distancias que puede alcanzar desde los puntos de origen. El trabajo, que se publica en la revista Nature Communications, plantea una nueva opción para destruir este metal en la atmósfera y aportar cambios en su ciclo de vida en los ecosistemas terrestres y marinos. Ahora bien, se trata especialmente de evitar o mitigar sus efectos a larga distancia. También os exponemos otra noticia en la que los autores defienden que las cenizas, blancas o negras, que se depositan sobre el medio edáfico, tras los incendios forestales, podrían unirse a las formas reactivas de este elemento químico (especialmente en la ceniza a la que denominamos carbón negro o carbón vegetal), transformándolo en otras no reactivas, manteniéndolo en suelos y sedimentos, evitando así su liberación y contaminación en las aguas.

Ya hemos hablado de la contaminación por mercurio en diversas ocasiones. Incluso en algunos post explicamos que sus efectos dañan la salud humana desde tiempos ancestrales. Empero el impacto humado ha generados enormes emisiones de tal metal pesado hasta límites alarmantes. Dado el ciclo del mercurio y su transporte a enormes distancias de las fuentes de emisión, algunos expertos lo califican como contaminante global.  Abajo os exponemos ambas notas de prensa, así como bastante material con vistas a que entendáis, tanto de forma didáctica como técnica, cuales son las fuentes de mercurio, sus procesos de deposición en suelos y sedimentos, pero también lo efectos e impactos en los suelos, la vegetación etc.  Obviamente, del mismo modo os detallamos los post más relevantes que hemos publicado por el tema (no se trata de repetirse una y otra vez). Tener presente que, aunque, en el título de estas últimas no aparezca, en sus contenidos sin hablamos del mercurio, metal pesado, pero que muy pesado, en todos los sentidos. Espero que os sirva de introducción a alguno de vosotros. Gracias al Portal troposfera que, junto con Wikipedia, son las fuentes del material más didáctico que podréis leer abajo.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

La quema de los rastrojos de las cosechas: Implicaciones en la contaminación, salud humana y cambio climático

quema-rastrojos-y-contaminacion

Fuente: Colaje Google imágenes

 La contaminación y calidad del aire de las grandes urbes es materia de preocupación mundial. Son millones los ciudadanos que anualmente enferman o fallecen a consecuencia de este gravísimo deterioro ambiental. Y entre las grandes ciudades del mundo, me “llueven” las noticias que conciernen a Nueva Delhi y Beijín. Por ejemplo leer esta noticia.: “El aire de Nueva Delhi está tan contaminado que respirarlo equivale a fumar 45 cigarrillos al día”. La nota de prensa sobre la que versa el post que os mostramos hoy abunda en el tema, aunque va mucho más allá. El estudio se me antoja francamente interesante. Ahora resulta que el veneno que se respira allí, no obedece tan solo a las emisiones urbanas e industriales sino a también a la quema de los rastrojos agrícolas a nivel regional y con intensidad regional.  La noticia se encuentra también redactada, como para no tener que trabajar mejorando “algo” las pésimas traducciones de los ingenios tipo Google. Seré pues breve.

Ciertamente, he mentado dos ciudades que tienen el dudoso honor de encontrarse en la vanguardia del “top ten”  de mega-urbes inhabitables. Existen muchas más en el SE asiático. Sin embargo los países del denominado estado del bienestar/malestar no son ajenos a este problema, estando sus autoridades y ciudadanos muy reocupados. Así se restringe el tráfico, el acceso a las grandes ciudades por vehículos desde la periferia, etc. etc. Vivir en las ciudades resulta a todas luces insalubre. Por eso yame he comprando una casa en el campo para mi retiro.

Empero hay más. Si la quema de restrojos produce demasiado carbón negro, emitiéndose de paso otros gases nocivos para la salud y el calentamiento climático, debería calcularse en que magnitud a escalas locales y regionales. En lo que concierne al calentamiento de la atmósfera, la escala global resulta ser, incuestionablemente, la más pertinente. La investigación llevada a cabo debe ser motivo de consternación, preocupación y merecedora de investigaciones muy serias.  En hora buena a los autores.

Juan José Ibáñez

Continua……

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

El suelo y el Medio Natural: Reflexiones desde la Universidad (Antonio López Lafuente)

antonio-lopez-lafuente

Antonio López Lafuente: Genio y Figura hasta la sepultura cuando llegue que todavía es muy pronto….

Otra vez me ha permitido Juanjo asomarme al balcón, ahora que por desgracia está de moda (Pandemia de Covid-19), de su bitácora para compartir con vosotros algunas reflexiones relacionadas con el suelo y el medio natural. Deseo empezar dándole las gracias por esta nueva incursión que espero sea de algún interés. 

 Los que nos dedicamos a la  actividad docente e investigación en la universidad nos  encontramos pasando momentos de confinamiento, como muchas personas dedicadas a otras profesiones, lo cual nos está permitiendo tener más tiempo libre como para poder plantearnos algunas reflexiones, en este caso, acerca de nuestro trabajo, a la vista de las numerosas dificultades que nos estamos encontrando.

 Los profesores de universidad, como así lo establece la ley, debemos cumplir con dos misiones básicamente: (i) participar en la investigación del país, a través de los proyectos financiados por los distintos organismos oficiales, también de empresas privadas, pero claramente en menor proporción, y (ii) ocuparnos de la docencia de los futuros egresados. Esta ha sido la biga que ha mantenido el fundamento de nuestra universidad a lo largo de la historia. 

 Esta doble función que lógicamente en sus principios no va a cambiar, si bien es posible que se vea modificada con nuevos planteamientos a partir por el surgimiento  de la pandemia del COVID-19. Durante el tiempo de confinamiento estamos aprendiendo a marchas forzadas que no podemos seguir con los modelos tradicionales ni de investigación ni de docencia. La pandemia nos está ayudando a recordar que la investigación o se hace y se financia para potenciar equipos multidisciplinares, o no tendrá sentido de ser, y la docencia, o se hace desde la integración, no solo de los estudiantes, sino también del conocimiento, con una participación expresa de las nuevas tecnologías, ono tendrá garantías de calidad. Estos dos planteamientos no son nuevos, forman parte del frontispicio de nuestra profesión, pero parece momento de recordarlos si queremos tener en el futuro un mejor control de las distintas amenazas a que el planeta, y en especial el ser humano, va a estar sometido.

 Otra de las cosas que ha dejado claro este confinamiento es que no estábamos preparados para asumir tareas que empezaban a ser utilizadas, y de las que se hablaba mucho, aunque se ha demostrado lo lejos que nos encontramos para poder utilizarlas con rigor, me refiero al teletrabajo, o trabajo a distancia. Ni las empresas, ni las instituciones, ni los ciudadanos, ni los medios de que disponíamos estaban preparados para realizar una labor eficaz. Es evidente que algunas empresas, sobre todo en áreas concretas, el mundo de las finanzas, el entrenamiento a través de la red, llevan haciendo un trabajo de implantación desde hace años, lo que les ha permitido avanzar en este momento a un ritmo mayor, y seguramente han cubierto mejor sus objetivos. Pero sectores como la salud, la educación, la cultura, la alimentación, entre otros, necesitan impulsar de forma rápida la digitalización de sus actividades si no quieren encontrarse desfasados en los próximos años.

 Otra cuestión que merece una reflexión profunda estriba en analizar el papel de los ciudadanos en el devenir de la pandemia. Su colaboración está siendo fundamental para superar la catástrofe, si no se hubiera entendido que sin su participación no sería posible salir, los tiempos para superarla hubieran sido muy superiores y con consecuencias los estragos mucho más trágicos. Con ello se ha puesto de manifiesto la importancia de entender que los problemas cuando adquieren carácter global, como es el caso de la pandemia generada por el COVID-19, o del cambio climático, del que se lleva hablando décadas, o lo que fue en su momento la crisis económica producida por la quiebra de Lehman Brothers, afectan a cada una de las personas y es imprescindible la concienciación colectiva para superarlos.

 Ante esta concienciación de los grandes problemas a nivel planetario afecta a todos los ámbitos del conocimiento, es necesario que asumamos cada uno de nosotros muchos de los planteamientos que la ciencia está haciendo sobre diversos campos. Me centrare a partir de aquí en el suelo, que es lo que yo enseño en la universidad, y principal objetivo de esta bitácora.

 La erosión, la desertificación, la contaminación química, el cambio de uso, la perdida de materia orgánica, la permanente disminución de la biodiversidad, los cambios en los ciclos del carbono y el fosforo, en una palabra, la degradación del suelo, está alterando sus servicios ecosistémicos, tanto los que afectan a los sistemas biológicos y relacionados con el agua, como los vinculados con sus aspectos sociales y económicos. Estos hechos se llevan denunciando por parte de la comunidad científica desde hace años, y seguimos predicando en el desierto. Los suelos se siguen degradando, la perdida de superficie cultivable aumenta constantemente, lo que incide en los mercados económicos, en las hambrunas, en la migración, y esto se pone de manifiesto cada año con informes y planes estratégicos para evitarlo, que apenas se cumplen.

 Uno de los últimos intentos es la publicación de La Agenda 2030 que demanda el compromiso de los Estados para cumplir los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Esta Agenda fue adoptada en 2015 por la Asamblea General de Naciones Unidas y aprobada por los 193 miembros entre los que se encuentra España. El objetivo 15 es el dedicado a “vida de ecosistemas terrestres” donde se advierte de l imperiosa necesidad de: Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad.

 En el apartado de DATOS, podemos leer: 2.600 millones de personas dependen directamente de la agricultura, pero el 52% de la tierra utilizada para la agricultura se ve moderada o severamente afectada por la degradación del suelo. La pérdida de tierras cultivables se estima entre el 30-35 veces la tasa histórica.

Debido a la sequía y la desertificación, se pierden 12 millones de hectáreas cada año (23 hectáreas por minuto). En un año, podrían haberse cultivado 20 millones de toneladas de grano. El 74% de los pobres están directamente afectados por la degradación de la tierra a nivel mundial.

 Pero la degradación del suelo no afecta solo a los sistemas productivos, que ya sería suficiente, sino que también  genera la destrucción de los ecosistemas terrestres y tiene una incidencia muy importante en la salud de las personas.

La llegada al suelo de productos químicos procedentes de las actividades antrópicas, ocasiona daños de los que en muchos casos no se conoce cuál es su verdadero alcance, propiciando de paso que nos hagamos preguntas que necesitan una urgente respuesta porque de ellas va a depender la salud de muchas personas:

  1. No conocemos las complejas interacciones que tienen lugar entre las especies químicas del suelo.
  2. No se conocen los nuevos xenobióticos que están apareciendo en el suelo producto de reacciones orgánicas.
  3. No se conoce como afecta el cambio climático a muchas especies de microorganismos del suelo.
  4. No se conoce como afecta a los microorganismos la llegada de medicamentos (contaminantes emergentes).

Son muchos los planteamientos y muchas las incógnitas que surgen cuando hablamos del sistema suelo, pero hoy día, en nuestro planeta la especie humana no pude sobrevivir sin los suelos. La inversión en equipos multidisciplinares, desde la ingeniería a la sociología, pasando por ciencias de la salud, es necesaria si queremos tener respuestas que realmente sirvan a los problemas de la población. En las aulas, cuando explicamos Edafología, deberemos hacerlo desde el concepto de integración, como lo define María Moliner en su diccionario de uso del español, “integrar es hacer un todo o conjunto con partes diversas”, si queremos que nuestros estudiantes entiendan lo que significa “funciones ecosistémicas del suelo”. Y la población debe entender que no podemos aportar soluciones reales y duraderas si no comprende que el suelo es mucho más que el soporte que nos sostiene.

 Quiero concluir diciendo que deberíamos extraer conclusiones positivas de esta pandemia, la catástrofe está siendo tan grande en todos los campos, sobre todo en el número de víctimas, que necesitamos confiar en que no volverá a suceder, y para ello debe ser el conocimiento y la investigación, quien aporte esa confianza, porque es lo único que nos puede salvar. Concluyo con una cita del físico Richard Fyenman, que recoge Olle Häggström, en su libroAquí hay dragones. Ciencia, tecnología y futuro de la humanidad”, que por cierto me recomendó Juanjo, transcribe: “La ciencia es lo que hemos aprendido sobre cómo evitar engañarnos a nosotros mismos

 Comentario del bloguero que espera/teme Antonio: Veamos Antonio López Lafuente. Cuando comenzamos la andadura en esta bitácora entramos a participar cuatro colegas como blogueros responsables. Poco a poco fueron siendo abducidos los restantes, dejando de participar por los motivos más variados y comprensibles.  Uno de ellos resulta ser mi entrañable amigo Antonio, que además de gran investigación y docente, ha resultado ser un magnifico gestor, ocupando cargos de garn relevancia en España. Antonio, no tienes porqué pedir permiso para nada. Esta es tu casa. Siempre serás bienvenido. Obviamente estos asertos no causan ningún temor. Empero y  si digo con más asiduidad por favor….. Ahí … ¿Antonio dónde estás?…. ¿Antonio dónde estás?…. Me temo que salió corriendo. ¡en fin!…… Mi ”gozo en un pozo 

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Sistemas de labranza para mejorar la eficiencia y reducir la contaminación del nitrógeno añadido a los suelos

sistema-de-labranza-ferilizacion-nitrogenada-fertilidad-contaminac

Eureka Alert IMAGE: The efficiency of the procedure turned out to depend on the part of the bed (the furrow or the ridge) that was fertilized. view more

Credit: Allen Dressen

El post de hoy versa sobre como fertilizar con nitrógeno los suelos agrarios, maximizar su eficiencia y reducir la contaminación derivada por tal práctica. El estudio resulta ser interesante, aunque posee una seria limitación. Esta deriva en que tales intentos de manejos del suelo varían en función del clima, tipo de suelo, planta cultivada, etc. Es decir que la propuesta realizada en un lugar puede fracasar en otro. El estudio se realizó en los la meseta de loess china. Los loess son rocas madre o materiales parentales muy idiosincrásicos. Y francamente yo dudo de que la metodología propuesta sea útil en otros muchos lares (pero habrá que esperar corroboraciones/refutaciones), si bien entiendo que se puede aprender de tal experiencia.

Los autores experimentaron varios manejos en aquel lugar hasta que dieron con el más eficiente, ¡entre los testados! usando mulching o acolchado agrícola, así como fertilizantes nitrogenados. El uso de plásticos en la agricultura ecológica, ya lo mentamos en otra ocasión. Los paisajes agrarios actuales en España están repletos de ellos. Por lo tanto, no se trata de ninguna novedad (ver nuestro post:  Plásticos en la Agricultura Ecológica). Del mismo modo, la fertilización nitrogenada y el arado son prácticas habituales. Me llama la atención que la aplicación de esta enmienda sea más eficiente y se use en menor cantidad aplicándolos en la cresta y no en los surcos de de los caballones creados por el laboreo.

Y todo ello me recuerda a mi afamado, amigo ya lamentablemente desaparecido, Antonio Bello Pérez. Antonio, a pesar de que en sus últimos años, las prioridades científicas de la institución en que ambos trabajábamos y una política un tanto barriobajera le amargaron la existencia antes de que falleciera, desarrolló una técnica más ingeniosa y eficiente, que fue plagiada por parte de otros colegas sin escrúpulos. Lamentablemente, como defensor a ultranza de la agricultura ecológica reconocía que “Pasarán muchas décadas hasta que logremos tener alimentos libres de contaminantes”. Pero él casi lo consiguió y fue galardonado (nacional e internacionalmente) por ello en numerosas ocasiones.  Su técnica es descrita en este post: “Desinfección de Suelos (Biofumigación): Abono y Alternativa Ecológica al Uso de Plaguicidas y Fertilizantes Sintéticos”. También podéis bajaros libremente tales experiencias pinchando en “Manejo Agronómico y Biodesinfección de Suelos y (libro de libre acceso en Internet)” o visionarla en “Biodesinfección de Suelos: Video Demostrativo de su Potencial Fertilizante y Plaguicida”.

La biodesinfección aplica la labranza 0 y los mentados plásticos, pero de modo mucho más sustentable por cuanto es más baja en insumos de fertilizantes (cuando se necesitaban), ya que el suelo se enmendaba con residuos de la agroindustria. En cualquier caso, no existen remedios globales para problemáticas locales y a veces, un poco de laboreo es preferible a la agricultura sin labranza. Lo dicho el estudio parece interesante, si bien hay que testarlo en cada  enclave.

Os dejo ya con la noticia que será de interés para todos aquellos que estén interesados por el manejo el suelo, su fertilidad y la nutrición vegetal.

Juan José Ibáñez

Continúa……

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

La agricultura Ecológica Urbana y Periurbana. El problema de los suelos contaminados y las deposiciones atmosféricas.

suelos-periurbanos-contaminacion 

Suelos periurbanos contaminación: Fuente: Google imágenes

Entre 2016 y 2017, realizamos un esfuerzo con vistas a mostraros un análisis crítico acerca de las pretendidas bondades de la agricultura urbana y periurbana (ver nuestra categoría: ‘Suelos y ambientes urbanos: las Ciudades’ ). Pudisteis comprobar que no es oro todo lo que reluce, debiendo tomarse las decisiones oportunas con suma cautela. En todo lo relacionado con la agricultura ecóloga existe tanto buena voluntad como engaños. Nuestra sociedad pudre iniciativas interesantes convirtiéndolas en simples modelos de negocio. Y para que esto ocurra resulta necesario engañar a los ciudadanos con esas posverdades que se venden como sacrosantas por la tecnociencia imperante.

Incluso nuestras autoridades caen en la trampa,  y podrían ser corresponsables, si actúan en contubernio con las empresas que desean vendernos gatos por liebres.  Dos de las advertencias que os expusimos fueron que (i) las deposiciones atmosféricas cargadas de sustancias toxinas que emanan de las venenosas atmósferas urbanas terminan contaminando los suelos y (ii) que antes de comenzar la puesta en cultivo de esos terrenos urbanitas, las autoridades municipales debieran exigir inexcusablemente un análisis de suelos con vistas a saber si se encontraban previamente contaminados. Existen aún otros riesgos que ya os describimos en los post que relacionamos al final de esta entrada.

Pues bien, el artículo que os mostramos hoy, publicado en 2019, confirma nuestras tesis. En cualquier caso, las fuentes de contaminación varían según el lugar y la economía territorial en que se ubica. En otros lares, por ejemplo, el principal riesgo deviene del riego con las aguas residuales no depuradas. Todo se puede resolver si las extensiones de suelos afectados son pequeñas, ya que en caso contrario, el precio a pagar parece ser prohibitivo.

Resumiendo, las Sociedades de Agricultura Ecológica, Asociaciones de Consumidores,  y los propios ciudadanos,  deben exigir a las autoridades municipales y sanitarias que se implante una reglamentación que obligue a certificar que los suelos a cultivar se encuentren libres de contaminantes o que al menos estos no superan unos niveles que afecten a la salud humana y del medio ambiente.  

Os dejamos pues con esta breve pero interesante noticia (Agricultura urbana y periurbana contaminación por metales pesados y suelos contaminados) que no es más que el resumen de un artículo de investigación, sin gabinetes de Prensa interpuestos, afortunadamente.

Juan José Ibáñez

Continúa……

Agricultura urbana y periurbana contaminación por metales pesados y suelos contaminados

Heavy metal pollution in soils and urban-grown organic vegetables in the province of Sevilla, Spain

Autores:

López Núñez, Rafael ; Hallat Sánchez, Juana; Castro Pérez, Asunción de ; Miras Ruiz, A.; Burgos, Pilar; Fecha de publicación:2019: Editor: Taylor & Francis; Citación:

Biological Agriculture and Horticulture (2019)

Resumen

Sources of heavy metal pollution in vegetables can be varied. The focus of this study was to determine the factors affecting trace metal pollution in soils and vegetables that are grown on community urban and periurban organic farms in Spain. The results showed that soil and dust deposition affected plant composition more than other anthropogenic sources, such as traffic loads. Lettuce and broad bean samples collected from one urban farm showed high concentrations of crustal metals Fe, Ca, Mn and Cr, which was thought be due to Saharan dust deposition. The build-up of soil Cu concentration, due to the use of Cu-based fungicide over a long term, was observed on the farm where vegetables had been grown over a long period of time. On the same farm, concentrations of Pb in the soil and the vegetables were noted to be at levels that could pose a risk to human health and/or the environment and this was concluded to be due to the random and uncontrolled disposal of demolition waste containing lead-based white paints. The increased risks for consumers due to these different sources of pollution acting simultaneously demonstrated the need for careful selection of urban soils intended for agricultural use. Soil organic matter counteracted Pb availability, hence organic management and intensive use of organic amendments were recommended for urban farms. Abbreviation: SOM- Soil organic matter.

Descripción: 19 páginas.– 5 figuras.– 8 tablas.– 2 referencias.– Supplemental data for this article can be accessed https://www.tandfonline.com/doi/suppl/10.1080/01448765.2019.1590234?scroll=top

URIhttp://hdl.handle.net/10261/179492

DOI: 10.1080 / 01448765.2019.1590234; ISSN: 0144-8765; Aparece en las colecciones: (IRNAS) Artículos

 Resumen en Español

Las fuentes de contaminación por metales pesados en las verduras pueden ser variadas. El objetivo de este estudio fue determinar los factores que afectan la contaminación de metales traza en suelos y hortalizas que se cultivan en granjas orgánicas comunitarias urbanas y periurbanas en España. Los resultados mostraron que la deposición de suelo y polvo afectó la composición de la planta más que otras fuentes antropogénicas, como las cargas de tráfico. Las muestras de lechuga y frijol recolectadas en una granja urbana mostraron altas concentraciones de metales de la corteza, Fe, Ca, Mn y Cr, que se pensaron debidos a la deposición de polvo del Sahara. La acumulación de concentración de Cu en el suelo, debido al uso de fungicida a base de Cu a largo plazo, se observó en la granja donde se cultivaron vegetales durante un largo período de tiempo. En la misma granja, se observó que las concentraciones de Pb en el suelo y las hortalizas se encontraban en niveles que podrían representar un riesgo para la salud humana y / o el medio ambiente, y se concluyó que esto se debía a la eliminación aleatoria e incontrolada de los residuos de demolición que contienen pinturas blancas a base de plomo. El aumento de los riesgos para los consumidores debido a estas diferentes fuentes de contaminación que actúan simultáneamente demostró la necesidad de una selección cuidadosa de los suelos urbanos destinados al uso agrícola. La materia orgánica del suelo contrarrestó la disponibilidad de Pb, por lo que se recomendó el manejo orgánico y el uso intensivo de enmiendas orgánicas para las granjas urbanas. Abreviatura: SOM- Materia orgánica del suelo.

Relación de post previos

Ciudades Verdes y Jardines Urbanos: Carta Abierta a Manuela Carmena

Ciudades Verdes: Fachadas verdes y fachadas ajardinadas a gran escala (¿Suelos verticales?)

Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos y periurbanos

Ciudades Verdes: Tejados y Cubiertas verdes y/o sostenibles

Ciudades Verdes, Ciudades Ecológicas: Urbanismo resiliente

Ciudades Verdes, Ciudades Ecológicas: Urbanismo resiliente

La respiración de suelos urbanos versus naturales y las huellas de la contaminación de las ciudades Industriales

Ciudades Verdes: Infraestructuras verdes y restauración de riberas

Ciudades Verdes: vegetación en las calles, superficies permeables y vegetación adaptada

Ciudades Verdes: Revegetación de Solares, Microclimas con Agua, Áreas Inundables, Drenaje sostenible y sombreado estacional.

Construyendo Ciudades Verdes: Beneficios y Problemas (valoración de un caso concreto)

Agricultura urbana y periurbana, suelos, cultivos, contaminación y riesgos para la salud

Suelos Urbanos: Estudio, Inventario y Cartografía

Etiquetas: , , , , , ,

Contaminación ambiental = contaminación de suelos: Contaminación de suelos = contaminación ambiental

suelos-toxicos-y-salud-publica 

Fuente = Google Imágenes

Vivimos en una sociedad que tiene como bandera la búsqueda de la sostenibilidad, mientras que realmente constatamos día a día que la insustentabilidad es el resultado de nuestras acciones.  Y la transición de la ciencia a la tecnociencia, no ha hecho más que empeorar la situación de ciudadanos, medioambiente, economía e incluso la propia gobernanza mundial. No reincidiré sobre este tema, aunque si os aconsejo que leáis este post: “Cambio Climático, Degradación Ambiental, Demografía y Envejecimiento” por cuanto explica gran parte de la confusión mental en la que nos vemos inmersos. En cualquier caso, entre los cerca de 3.000 post que hemos escrito, varios cientos relacionados conciernen con el  tema sobre el que versa la entrada de hoy, siendo almacenados en las categorías: ‘Degradación de Suelos: Contaminación’ y ‘Los Suelos y la Salud’.

Pues bien, había leído una noticia relativamente reciente sobre la gravedad de la contaminación de suelos en china y sus devastadores efectos en la salud humana, por lo que consideraba pertinente abundar en el tema, cuando me di cuenta que su contenido era demasiado parco, no mostrando novedad alguna respecto a un post nuestro más antiguo: Contaminación de Suelos en China: Sobre los Sistemas no Sostenibles y el Magnicidio. Continúe buceando en búsqueda de información novedosa, cuando topé con una página Web de la Universidad de Arizona, en la cual se exponía didácticamente las repercusiones de sobre la salud de la contaminación edáfica, bajo la denominación de suelos tóxicos. Seguidamente busque entré los post editados en nuestro blog algunos relacionados con el tema y me perdí… eran cientos y cientos. Sin embargo llegue a la siguiente conclusión……

Si bien la mentada Página Web de la Universidad de Arizona, que abajo os traduzco al español castellano, trataba bien el tema, faltaban una plétora de contaminantes y procesos contaminantes (valga la “rebuznancia”) que no eran mentados. En nuestra andadura hemos abordado la cuestión con mucha mayor profundidad. No se trata de ningún mérito, ya que hablamos de una página Web divulgativa y/o para estudiantes y de una bitácora en la que se han redactado más de ¡17.000 páginas de texto! hasta el momento. Mis cavilaciones no caminaban por ese sendero, precisamente. Lo que yo me preguntaba  era algo así como ¿sería capaz de enumerar en menos de 15-20 páginas todos los elementos y procesos contaminantes que acechan la salud humana  a causa del descontrolado desarrollo que viene sufriendo la sociedad y el medio ambiente durante los últimos 50 años?. Y he llegado a una respuesta?: ¡No!, Abajo os dejo una relación de post que podéis comparar con los contenidos de la susodicha página Web. Pronto os daréis cuenta que en la primera faltan muchos elementos y tipos de contaminación del suelo. Más aún, muchos problemas de contaminación ambiental se entrelazan, o de diversas maneras  se expanden por el globo o desencadenando otros numerosos  procesos degradativos. ¡Es una locura!.

En su evolución, la biosfera ha ido alcanzando niveles de mayor diversidad o complejidad.  Empero con la desastrosa intromisión de los humanos se ha producido una radiación de nuevas “especies” contaminantes, de forma bastante brusca. Ya sabéis que las edades de las Tierra se miden mediante cambios bruscos en el registro fósil que nos ofrecen las rocas a lo largo de su historia. Tras una catástrofe global, de cualquier índole, muchas especies se extinguen, siendo repuestas por otras nuevas en ese fenómeno que los expertos denominan “radiación”. Y esto es precisamente lo que parece ocurrir con los contaminantes. Empero en nuestro caso apenas hay extinciones y sí una explosión de especies (moléculas, compuestos etc.) contaminantes. No solo ha aumentado la cantidad y superficie cubierta por  nuestras tóxicas prácticas, sino que con paciencia e ingenio hemos ido introduciendo otros nuevos elementos que contaminan la antaño hermosa y limpia Gaia. Personalmente considero detestable la idea y propuestas sobre el Antropoceno, por otros motivos epistémicos de los que ya os hablé. Ahora bien, tal radicación existe, y no estaría mal que estimáramos impacto de nuestras acciones, no solo cuantificando la extinción de especies biológicas, sino también la radiación de nuevos procesos y elementos contaminantes

Abajo os dejo abundante material didáctico y otros que dan lugar a la reflexión

Juan José Ibáñez

 Continua……. (más…)

Etiquetas: , , , ,

Salud del Suelo y su Relación con Salud Humana (Médicos y Edafólogos debaten una Agenda Conjunta de Investigación)

edafomedicina-institucional

¿Una Edafomedicina Institucionalizada? Fuente: Colaje Google imágenes

¿Una Edafomedicina Institucionalizada?. Pues pudiera ser el caso. Realmente se trata de una excelente noticia, si bien temo que la presencia de muchas multinacionales agroalimentarias y farmacéuticas terminen pasando una factura no deseable, pero sobre la que no voy a “rebuznar” en la presente “entradilla”.    Pero a lo que vamos. En octubre de 2018 se celebró una conferencia sobre las conexiones entre la salud del suelo y la salud humana (…). El evento fue diseñado con el propósito de reunir a las comunidades de profesionales implicados en la salud del suelo y la salud humana y así establecer el estado actual del conocimiento colectivo, identificando tanto las lagunas existentes como las prioridades necesarias  a la hora de rellenarlas. De este modo, se pretende esbozar una agenda de colaboración futura entre médicos y expertos en las ciencias del suelo. El evento se celebró en Silver Spring, MD y al cual asistieron más de 180 expertos pertenecientes a más de 120 organizaciones.

Sobre ambos temas y sus relaciones mutuas hemos abundado durante 15 años en los numerosos post incluidos en nuestras categorías: “Los Suelos y la salud humana” y “La calidad y las funciones del suelo”. Ahora bien, una cuestión es que algunos guerrilleros disparemos esporádicamente y otra bien distinta que se institucionalicen  los estudios pertinentes. No sería la primera vez en ciencia que tales eventos terminan con el tiempo dando sus frutos y entre ellos el nacimiento de una nueva disciplina y/o subdisciplina científica. Crucemos los dedos y esperemos que sea el caso, ya que existen sobradas evidencias de tales interconexiones. Por ejemplo, “somos lo que comemos” y actualmente, tanto la contaminación como la mala calidad nutritiva de los alimentos que ingerimos son noticia todos los días y en cualquier lugar del mundo.

Abajo os traducimos del al suajili al español castellano la noticia. Como podréis observar, todo el material, escrito y visual, se encuentra en Internet, siendo de libre acceso para todos aquellos interesados. ¡Antonio y Concha!… va por vosotros.

Juan José Ibáñez

Continua……

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,

Inventario, Clasificación y Cartografía de los Suelos Submarinos en EE.UU.

suelos-submarinos-usda

Suelos Submarinos USDA: Fuente: Colaje Imágenes Google

En los primeros meses de 2019 recibí  una nota de prensa en la que un edafólogo norteamericano hablaba sobre la importancia de los suelos submarinos, su falta de consideración en la cartografía de los recursos edáficos etc. Se trata de un tema sobre el que llevo insistiendo desde hace 12-14 años. Tiempo después la clasificación aceptada por la IUSS (la WRB, FAO) aceptó la inclusión de los más someros (generalmente bajo cuerpos de agua continentales a menos de dos o tres metros de profundidad) y finalmente la USDA-ST se adentró para estudiar los sedimentos oceánicos y los aceptó en su constructo taxonómico. Eso sí mojándose tan solo los pies. Abajo os muestro una relación no exhaustiva de los post que ya hemos escrito sobre el tema.  Esperaba vanamente que la nota de prensa nos informara de que por fin íbamos a considerar como suelos también los fondos oceánicos. ¡Mi gozo en un pozo!. Todo sigue igual, lo cual no deja de ser una omisión imperdonable. Seguimos “en la orillita del mar, no sea que nos ahoguemos”. 

Sin embargo, he considerado importante exponer la visión que los taxónomos de suelos norteamericanos atesoran diez años después de comenzar a estudiarlos con rigor. Abajo os muestro la entrevista en inglés y español (Google). Reitero que todo sigue igual, a pesar del título en español-castellano de la nota de prensa: Llegando al núcleo del suelo submarino”. ¡Falso!: arañar la superficie es justamente todo lo contrario que alcanzar sus “interioridades”. Lamento que el edafólogo hable de suelos submarinos como si más allá del litoral existirá un agujero negro que se lo traga todo y nos impide vislumbrar un “horizonte de sucesos más allá. Empero algo es algo. Ahí va la entrevista y la relación de post que aclarará la postura de los que no tenemos miedo de bucear hasta los fondos abisales.

Juan José Ibáñez

Continúa……

(más…)

Etiquetas: , , , ,

El enigma del destino de la sobre-fertilización nitrogenada: ¿emigración por escorrentía o en profundidad en el seno del perfil?

nitrogeno-fertilizacion-profundidad-del-suelo 

Fuente: Reserachgate  del autor del estudio Raymond R Weil

Ya os hemos comentado en numerosas ocasiones los perversos efectos del exceso de fertilización de los campos sometidos a la agricultura industrial. Estos se encuentran almacenados en nuestra categoría: ‘Degradación de Suelos: Contaminación’. Sabemos del dispendio y polución que generan en las aguas corrientes, su lixiviado y contaminación de los acuíferos, la proliferación de floraciones algales en la desembocadura de los cauces fluviales, las emisiones a la atmósfera en forma de gases con efecto de invernadero, y así, un largo etcétera. Se ha llegado a calcular  que más del 80% de estas enmiendas inorgánicas industriales son exportadas y dispendiadas, sin beneficio alguno para la producción de los cultivos, pero con severos perjuicios en lo concerniente a la salud humana y la degradación de los ecosistemas. Sin embargo en febrero de 2019 me llegaron varias alertas sobre el estudio del que vamos a hablar hoy, que se me antoja interesantísimo.

También hemos reiterado hasta la saciedad como, en la mayor parte de los temas que conciernen al trinomio-suelos-agronomía y medio ambiente, se comete el gravísimo error de estudiar/analizar/ generalizar indagando tan solo los centímetros superficiales del suelo. Por ejemplo, todas las estimas del secuestro de carbono orgánico e inorgánico de los suelos debieran hacerse estimando su contenido a lo largo del perfil completo. Y al no hacerlo, defendemos que las cantidades que suelen citarse en la literatura son unas palmarias subestimas de los contenidos reales, “que aún desconocemos“. También acerca de este tópico de moda, podéis encontrar abundante información en nuestra categoría ‘Biomasa y Necromasa en los Suelos: Raíces y Materia Orgánica’. Pues bien, vamos a ver qué tal apreciación es cierta en el caso del exceso de nutrientes. Y así la noticia de hoy nos informa de que: ‘Pocos estudios han investigado el nitrógeno residual del suelo a una profundidad superior a 30 cm, por lo que no sabemos cuánto nitrógeno queda y a qué profundidad del suelo’. Así al intentar averiguar la migración del nitrógeno se percataron de que en el área y con los cultivos que ellos analizaron: ʻen promedio, 253 kg ha-1 de nitrógeno disponible para la planta se mantuvo en el perfil de 0-210 cm después de los cultivos de verano, 115 kg ha-1 en forma de nitrato. Más de la mitad del nitrógeno restante se encontraba a una profundidad de 90 a 210 cm, por lo que probablemente se encuentre fuera del alcance de la cosecha de verano del próximo año.(…) El conocimiento de las cantidades y la profundidad del nitrógeno es fundamental para desarrollar prácticas de conservación que eliminen el nitrógeno residual, lo que puede ahorrar dinero a los agricultores en costos de fertilizantes y reducir las exportaciones polucionantes a los cuerpos de aguaʼ Dicho de otro modo, ese denominado nitrógeno residual se acumula en el seno del perfil a gran profundidad. Obviamente, no se trata de que los autores pretendan refutar los suficientemente corroborados estudios previos, sino que se toparon con un sumidero perdido que nos debiera ayudar a que en el futuro ofrezcamos mejores estimaciones del ciclo del nitrógeno en los paisajes agrarios. Ahora bien, ¿Cómo recuperarlo? Obviamente no sería ni prudente, ni eficiente dede un punto de vista económico, remozar todo el perfil del suelo periódicamente. Ahí me quedo con la duda, ya que no creo que se trate de almacenar tanto los lixiviados como el agua de escorrentía y volverlos a reintroducir como riego ¿?. Debemos felicitarnos de esa retención de nutrientes ya que palía en parte un mayor lixiviado del nitrógeno a las aguas dulces y atmósfera, que ya de por si es dramático. Eso sí, tener en cuenta que las cifras que muestran los autores solo tienen validez local, aunque el proceso seguramente sea bastante más generalizado.

Resumiendo, una prueba más de que la obsesión/vagancia de evitar cavar en el suelo, es un hábito que debemos erradicar ya ¡si o si!.  Os dejo pues con la noticia y el resumen del artículo original que se encuentra en acceso abierto.

Juan José Ibáñez

Continúa…………….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,