‘Edafología y Política’

Cartografía de Suelos en España. Hablamos de Francisco Monturiol Rodríguez, un edafólogo con mayúsculas

 francisco-monturiol-con-robert-dudal

Francisco Monturiol y Robert Dudal. Foto cedida por Juan José Ibáñez

francisco-monturiol-luis-alalaca-y-angel-recogiendo-un-monolito

Foto cedida por Gonzalo Almendros

El 9 de Abril de 2020 falleció mi añorado maestro en materia de suelos y director de la tesis doctoral que defendí en 1986. Debo discúlpame por no haber podido rendirle homenaje con anterioridad, como hubiera deseado. Existen varias razones y entre ellas el que no atesoraba fotos digitalizadas de Paco, al estar yo confinado en mi casa. Monturiol ya tenía una avanzad edad, empero fue víctima del COvid-19. Espero que no fuera en una residencia de ancianos de Madrid, ya que la tragedia que allí se vivió durante los primeros meses de la pandemia, por pudor, no me atrevo calificarla aquí.

Hablar de Francisco Monturiol Rodríguez es hablar de la cartografía de suelos en España. La News-21 de 2020 publicada por la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo ha elaborado un escrito “In Memorian. Empero su redactor, un colega del que prefiero no hablar (por soslayar lo de blasfemar) ha sido tan insustancial (ídem que en el paréntesis anterior) y aburrido como acostumbra. Quien debiera haber redactado tal escrito debiera haber sido su inseparable compañero Luis Alcalá del Olmo, pero no he podido contactar con él. Por mi parte, no deseo abundar en los aburridos discursos tradicionales plagados de éxitos académicos (relevantes o nada relevantes) . Como en los casos anteriores (muy pocos) en que  rindo homenaje a colegas amigos, prefiero abundar en lo que aprendí de su figura.

Buscaba fotos en Internet pero me ha resultado muy difícil, por lo que he ido a escanear una que tenía con Robert Dudal (padre del Mapa de Suelos del Mundo de la FAO y también amigo), mientras mi colega Gonzalo Almendros  (Dr. Humus) me enviaba otras dos de sus archivos.

Y me he puesto muy triste. Me explico. Francisco Monturiol era una persona a la que no le gustaba ni figurar ni aparentar. Huía de cualquier protagonismo.  En España cuando hablamos del Mapa de Suelos Nacional, solemos decir el de “Guerra y Monturiol”. Empero en la red de redes, las imágenes de Antonio Guerra aparecía por doquier mientras que las de Paco, poco, por no decir nada. ¿Razón?.  Cuando eres Catedrático y te jubilas o falleces, te hacen un homenaje, con miles de fotos y todas esas zarandajas. Por el contrario, en el CSIC han desaparecido como tales los diversos centros que trabajaban sobre edafología y que fueron en buena parte responsables de aquellas cartografías. Más que homenaje se ha tratado de una extinción en masa, del que, si no estoy equivocado, el último mohicano soy yo, a pocos meses de mi jubilación. La edafología en el CSIC está muerta y enterrada.

Francismo Monturiol, Rodríguez, llevaba la sección o departamento de cartografía de suelos del Instituto Nacional de Edafología y Agrobiología y figura con Guerra como responsables de la coordinación de aquel producto entre otros muchos. Hablar de Monturiol, efectivamente es hablar de la cartografía de la suelos tradicional.

  Hasta donde alcanzo recordar, a Paco le apasionaban esencialmente dos cosas, Una de ella eran los suelos (cartografía, morfología, clasificación génesis, etc.,)., aunque por delante se encontraba su amada esposa y familia. Siempre hablaba de ella y para bien. Lamentable pero también amorosamente, durante el Alzheimer que ella sufrió a lo largo de años, Paco cuidó la cuidó con amor, como no podía ser de otra forma.

La foto en la que aparece Paco y Robert Dudal fe tomada justamente  cuando este impresentable bloguero, comenzó a representar a España en el “Ente” que actualmente conocemos por el European Soil Buro (ESB). Personalmente me encargaba de la organización del mitin y Rudi, por supuesto, conocía  a Monturiol sobradamente. Pues bien, durante años, en el ESB representantes de cada país (en mi caso acompañado de otro entrañable amigo, como lo es Jaume Boixadera) nos dedicamos a armonizar los mapas edafológicos de los diferentes Estados para parir el de toda Europa y su base de datos de suelos georreferenciadas, acualizando de otro que le precedía. ¿Cuál era la base, y aun lo es del mapa continental?. Pues precisamente para España el de “Guerra y Monturiol”, a falta de un nuevo inventario completo, lo cual es lamentable pero……

Cuando en 1990 Monturiol se jubiló, yo empecé, como os he dicho a representar a esta país en la EU. Por aquel entonces se iniciaba en todo el mundo la desdichada política del “publica o perece”.  La publicaciones generalmente eran editadas por las revistas de suelos de cada país (Anales de Edafología y Agrobiología, en el caso de España). Pues bien, conforme iba conociendo a cartógrafos de otros países, me solían preguntar ¿Cómo no están Monturiol  y Guerra y por aquí?, ¿No van a venir?. También alababan, por ejemplo, a Josefina Beneyas, entre otros(as) por ser una más que valorada experta en micromorfología de suelos a escala continental.  Personalmente ya había publicado en revistas indexadas, pero en los foros en los que  estuve, muchos jefes del servicio de suelos no.  No podemos catalogar la reputación de un experto de aquellas décadas con los cánones actuales. Además en España seguía la escuela francesa y Paco si se manejaba bien en lengua francófona, pero no en la anglosajona.

alcala-y-monturiol

Foto cedida por Gonzalo Almendros

Tuve con anterioridad estuve bajo la tutela de dos directores previos de tesis, ya que de joven era considerado muy revoltoso y ¿anti-sistema?. Mi coleta, atuendos, pendientes y collares, no eran del gusto de mucho edafólogos españoles maduros, criados en el franquismo.  Pues bien, a la tercera fue la vencida, y con Paco terminé la tesis.  El Prof. Monturiol, se comportó conmigo magníficamente, dándome alas para volar y recursos tecnológicos, además de sabios consejos y formación de campo. Un día cualquiera, deprimido por cualquier razón, le comenté a Paco en su despacho que me iba de allí, que dejaba el trabajo. Y Paco se puso a llorar. Pues bien quiero rendir homenaje, como siempre primero al hombre y luego al profesional. Monturiol fue un ejemplo para mí y para otros muchos en ambos sentidos. Y recordar el mapa de suelos de España es de….. Y si hablamos de la historia  de la Cartografía de suelos en España hablamos de Francisco Monturiol Rodríguez.

Con ello no quiero decir que en su generación no hubieran otros magníficos edafólogos. Yo conocí a algunos de ellos, pero no a otros. Muchos de aquellos colegas eran francamente magníficos profesionales. No mentarles, viene a cuento porqueal desconocer la obra de cada uno de ellos,  así como que si añades unos y no a otros, sus alumnos se enfurecen.  Tampoco recuerdo todos sus nombres. Si puedo aseverar que algunos investigadores europeos y americanos, tras asistir a algunas excursiones de campo en esta país, me comentaron que les había sorprendido el alto nivel de conocimientos de los edafólogos españoles en el campo. Vaya también para todo ellos mi más sincero homenaje.

mapa-de-suelos-de-espana-monturiol-guerra

Iré añadiendo algunas fotos más e Paco, con vistas a que cuando se busque el nombre de Francisco Monturiol, no me devuelva la Web la foto de Antonio Guerra, contra quien no tengo nada en absoluto, por supuesto. Eso sí mi contribución es modesta, por falta de más material gráfico.

Con dolor y nostalgia

Su alumno

Juanjo Ibáñez

Etiquetas: , , , , ,

¿Mejoran la calidad del suelo los fertilizantes biológicos?

biofertilizantes-y-tecnonegocio 

Fuente: Colaje Google imágenes

 Ya os he comentado en más de una ocasión el auge de los biofertilizantes y sus presuntos beneficios, como en el siguiente post: “Microorganismos Eficientes o Efectivos (EM) y Rehabilitación de Suelos”. También se publican estudios que se me antojan tan estúpidos en sus contenidos como para entender que solo puedo tacharlos de propaganda o marketing encubierto. Por ejemplo, partiendo de la siguiente  noticia: “Demuestran que la combinación de dos bacterias mejora la salud de las plantas”, elaboré el correspondiente post “calidad del suelo, fertilizantes biológicos, biofertilizantes, mejora de calidad,”. El problema estriba en que la indagación actual ya no se basa tanto en los principios de la ciencia, como en los de esa extraña y deforme criatura a la que denominamos tecnociencia. Y bajo el imperio de la última separar el grano de la paja, resulta endiabladamente difícil, cuando no imposible. En consecuencia, resulta estimulante leer notas de prensa como esta, cuyo título en castellano vendrá a decir ¿Los aditivos ayudan al suelo? Como podréis leer abajo tanto en suajili como en mi traducción al castellano, la entrevistada contesta lo que desde un principio cabría esperar y para bien.  La respuesta viene a ser, frecuentemente no, a veces sí y de vez en cuando generan daños medioambientales. Seguidamente recalca lo que ya suponíamos muchos, bien pudiéramos estar ante un nuevo modelo de negocio, cuyos pilares científicos, son demasiado frágiles para ser considerados genuinos avances científicos y no “la princesa prometida”. También acertadamente compara estos “organismos denominados benéficos/beneficiosos, con las especies invasoras que tanto nos inquietan, y con razón.  

Si aplicáramos el sentido común y los conocimientos ecológicos adquiridos durante un par de siglos, el tema resulta ya perturbador desde el principio. No son muchos los casos bien fundados en los que la introducción de nuevas especies en los ecosistemas les ayudan a repararse de algún daño previamente sufrido. Por el contrario, abundan los que denuncian perturbaciones de gran calado, o simplemente no se adaptan y desaparecen al no ser competitivas con la biota del lugar.  Si leéis detenidamente la nota de prensa, comprobareis que vengo defendiendo es ¡lo mismo que ella!, pero con diferentes palabras. Eso sí, aquí se trata de producir alimentos, que no de la salud de los ecosistemas. Empero las empresas que comercializan estos productos, nos hablan casi de sus poderes milagrosos, a la hora de restaurar la “armonía ecológica”, aumentar la productividad de las cosechas y como no, garantizar la soberanía alimentaria, y todo lo que se les ocurra.

Ya hablemos de ecosistemas naturales, o de sistemas agrarios, la introducción de nuevas especies, debe hacerse con suma cautela. Un biofertilizante puede tener efectos positivos en algunos tipos de suelos y bajo ciertos tipos de manejo, y los opuestos en otros. La naturaleza muestra que a menudo son neutralizados por las especies residentes en la zona, aunque si logran medrar, llegan a generar estragos. Todo este asunto concierne a la ecología de las comunidades, ya se encuentren sobre el suelo o en su seno. Nadie ha logrado demostrar que la ecología microbiana se base en principios ecológicos distintos que la de seres vivos de mayor tamaño. Dudo mucho también que la ecología sub-aérea diste de la aérea, en cuanto a sus leyes. Pues bien, Miranda Hart, nos cuenta su experiencia, que a mí me ha resultado especialmente estimulante.

No existen remedios milagrosos. Como los medicamentos, en algunos casos  solucionan la dolencia, en otros no y finalmente en ocasiones hacen morir al paciente. Y me viene a la mente la experiencia que me contaron en Cuba en diciembre de 2012. Debido a que entre su débil economía y los malditos bloqueos de países “enemigos” no pueden comprar pesticidas, ni a penas fertilizantes, todo es ecológico por “pura necesidad (la mejor forma para evitar engaños), reciclándose al máximo, lo cual depende tanto de los escasos recursos que atesoran como de la imaginación.  Pues bien, ante la imposibilidad de adquirir esos mágicos fertilizantes, se pusieron a experimentarlow cost”, estúpido anglicismo traducido del Chino “todo a cien: barato, barato”.   Quiero decir que ante la falta de medios, pero no de imaginación y voluntad, recolectaron muestras de suelos de diferentes lugares, mezclándolas con diversos  productos/desechos locales a reciclar. Seguidamente llevaban a cabo unos cócteles/ una especie de compostaje en grandes recipientes. Tras el periodo o periodos que consideraban oportunos, extraían los diferentes líquidos con sus inóculos, rociando diversas parcelas con ellos. Luego sembraban y observaban el rendimiento de los cultivos con cada “biofertilizante casero”, respecto al control. Tal tipo de investigación atesora al menos dos ventajas, al margen de que así raramente te publiquen un “paper”. La primera deviene en que no dependes de agentes externos que te vendan como oro, posiblemente veneno, y además tengas que pagar dinero por ello.  Empero por otro lado, los posibles microorganismos beneficios son locales, por lo cual raramente podría hablarse de especies invasoras. Y así “con el tiempo y una caña, hasta los verdes se alcanzan”. ¿¿??.

Sin embargo, no lo dudéis, el debate suele ganarlo, o al menos la primera batalla de una guerra, quien atesora más recursos económicos y/o, de poder, y/o de márquetin. De cualquier modo, hasta las fraudulentas multinacionales del agronegocio están siendo paulatinamente acorraladas. Empero si cambiamos la economía actual por otra aparentemente ecológica, bajo el mismo modelo de negocio que fomenta la dictadura financiera, preparémonos  para otro largo y estúpido debate  bajo los nauseabundos dictados de la tecnociencia ” Francamente yo elijo el modelo cubano y vislumbro que al final la clave estará en los sencillos, claros, breves y rotundos comentarios que abajo podréis leer de Miranda Hart.  

Continua…….

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

“La IUSS VA A LA ESCUELA” Concurso de folletos para niños sobre la biodiversidad del suelo (Booklet contest for children on Soil Biodiversity)

iuss-biodiversidad

Laura Bertha Reyes Sánchez nos ha enviado esta interesantísima propuesta y como tal os la expongo: ¡Animaros!

Estimado Juan José,

Espero que mi mensaje te encuentre bien y que disfrutes mucho junto conmigo la GRAN noticia que en archivos adjuntos te hago llegar.

Creo que es una gran oportunidad de participación para quienes estamos interesados y comprometidos con la educación interdisciplinar de las Ciencias del suelo para la preservación del mismo como el elemento indispensable a la existencia de la vida en el planeta.

Este es a la vez el lanzamiento del proyecto educativo “La IUSS VA A LA ESCUELA” a nivel mundial y con la IUSS y la Alianza Mundial por el Suelo de FAO trabajando JUNTOS por la sostenibilidad del recurso suelo como el bien común que es.

Mucho te agradecería auxiliarme en su difusión.

Con un muy cordial y atento saludo,

Laura Bertha Reyes Sánchez

Y aquí abajo la propuesta que nos envía Laura….

 

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: ,

Suelos Urbanos, Cultivos Urbanos, Contaminación de Suelos y Monitorización de la calidad del aire

agricultura-urbana-monitorizacion-calidad-aire 

Huertos Urbanos. Fuente: Colaje imágenes Google.

Existen noticias aparentemente interesantes, que nos ofrecen la imagen de una gobernanza preocupada por la salud de los ciudadanos. Sin embargo, casi nunca es oro todo lo que reluce. El lector debe siempre tener en cuenta que, tras muchas de las denominadas políticas verdes, tan solo existen nuevos modelos de negocio, que no genuinos intentos de salvaguardar la salud de los ciudadanos y del medio ambiente. Se trata de vender o aparentar preocupación y atención, que no de revertir situaciones indeseadas. Sobre la calidad del aire en las ciudades, mejor no hablar, ya que suelen incumplir los umbrales permitidos por la OMS, incluso en aquellas urbes que disfrutan un mayor grado de bienestar. Hemos advertido en numerosas ocasiones que los alimentos producidos en los huertos urbanos y periurbanos pueden resultar ser beneficiosos o perjudiciales en función de las deposiciones atmosféricas, aunque también de la contaminación previa de los suelos que se pretenden poner en cultivo. En cualquier caso, ya se ha demostrado en numerosas ocasiones que los suelos de los jardines urbanos se encuentran fuertemente contaminados. Como corolario, pueden usarse, bajo control, con vistas a analizar la contaminación de sus suelos y plantas, monitorizar la evolución y advertir a los eco-agricultores urbanitas si pueden consumir los alimentos de sus huertas. Y es aquí en donde me sorprende la noticia que os mostramos hoy: “Los huertos urbanos como vigilantes de la contaminación”. Tras leerla, me han surgido varias tribulaciones. Al menos, tal cual se encuentra redactada la nota, da la impresión que importa más la monitorización del estado de salud ambiental y humana que cuidar de la población en sí misma antes que enferme.  Por supuesto, que estoy de acuerdo con las redes de vigilancia de tal guisa, ahora bien: ¿por qué no empezar con los jardines, cuyos productos no son consumibles y luego preocuparse por lo que consumen los seres humanos que habitan tales urbes?.

Veamos el lado positivo redactado en la nota de prensa: “El segundo objetivo fundamental del trabajo ha sido comprobar si los alimentos cultivados en un ambiente urbano, empleando un sustrato limpio, serían adecuados para su consumo, puesto que estudios previos llevados a cabo por el grupo de investigación de la UPM Prospección y Medio Ambiente (PROMEDIAM), habían determinado que ciertos emplazamientos urbanos podrían no ser adecuados para la agricultura urbana si se cultiva directamente sobre el suelo, debido a los niveles de concentración existentes de algunos de los elementos traza analizados”. Hasta aquí todo perfecto, ya que además los sustratos, es decir suelos artificiales, reemplazan el “los potencialmente contaminados suelos urbanos”. Ahora bien, cabe discrepar en el periodo monitorizado en esta experiencia “tres semanas”. Siempre se puede alegar que diversos cultivos crecen rápidamente, por lo que en la práctica no existen muchas posibilidades de que se contamine el alimento en tan corto lapso de tiempo. Pero con otros no ocurre lo mismo, mientras que en el suelo puede ir acumulando paulatinamente contaminantes que a la postre asimilarán las plantas y como corolario también los seres humanos que las ingieren. Tengamos también presente que reemplazar grandes superficies (aunque se encuentren dispersas) de suelos urbanos por sustratos adecuados puede ser bastante oneroso. Del mismo modo, las condiciones de una ciudad concreta cerca del mar, en un país cuyos ciudadanos se encuentran muy concienciados con la salud humana y la calidad ambiental (Copenhague en este caso), da lugar a extraer conclusiones precipitadas y poco generalizables. Existen pocas urbes tan concienciadas como las del norte de Europa.

Tampoco debería soslayarse que una red de vigilancia, no significa, ni mucho menos, que se monitoricen todas las parcelas, sino unas pocas que, “en teoría”, debieran ser representativas de barrios y calles cuyo aire (micro-climas) se encuentre “potencialmente, más o menos contaminado.  Conozco un caso concreto en el cual, ante la gravísima contaminación detectada, y con vistas a no alarmar a la población, se re-ubicaron los sistemas de vigilancia de la calidad del aire en enclaves “menos perversos”, dando la impresión de que había mejorado el aire, cuando en realidad era todo lo contrario. ¿Así son buena parte de los políticos y gestores?.

El crecimiento o expansión de la agricultura urbana se promueve en casi todos los países con independencia de la calidad del aire, del suelo, sus niveles de pobreza/riqueza, el cuidado/desprecio de los gobernantes con sus conciudadanos, etc. Por ejemplo, ustedes podrán leer como “Respirar el aire de Nueva Delhi es como fumar 45 cigarros al día”. Sin comentarios ¿verdad?.

Por lo tanto, lamento que se generalicen unos resultados tan concretos, singulares, y poco representativos, con vistas a animar a la población en general a que inicie su huerto urbano. Y a pesar de que no son consumibles, ¿Por qué no monitorizamos los parques y jardines?.  No me parece de rigor redactar noticias que pueden ser engañosas o muy engañosas.

Os dejo estos dos post previos como aperitivo, aunque abajo muestro la noticia original y otras entregas relacionados con los suelos de los ambientes urbanos. Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos y periurbanos; Ciudades Verdes: Tejados y Cubiertas verdes y/o sostenibles.

Juan José Ibáñez

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Agricultura Intensiva y Pandemias

pandemia-y-agricultura-intensiva

Agricultura Intensiva y Pandemias. Foto: Colaje Imágenes Google

 ¡Que pereza!, ¡Qué preocupación!, ¡Qué indignación!. La Pandemia Covid-19 nos ha dado un buen revolcón a todos, ya seamos ciudadanos, instituciones, economía, y un largo etc. De todas ellas no se cual es peor. Ya abundaré algún día, por cuanto que ante la bobalización de nuestro sistema socioeconómico, los ciudadanos estamos respondiendo con otra del mismo calibre, aunque algunos, no pueden decir lo mismo ante la falta de medios y las mil y una penurias arrastradas desde siembre.  ¡Qué indignación!. Pero a lo que vamos, ya que atónito desde hace meses que apenas escribo un post aunque mis “reservas” podrían permitir que lo hiciera durante un año más, sin teclear en el PC.

Y ayer, 16 de Agosto de 2020, en Madrid se manifestaron los negacionistas de lo evidente, de lo certero. No hay más ciegos que los que no quiere ver y sordos que los que no desean escuchar. ¿Racionalidad y sentido común?. Adiós, ante el miedo y teoría conspiranoicas. Yo solo me creo lo ue personalmente me interesa. Así va el mundo. ¡Somos un vergüenza!

Cuando ocurren este tipo de terremotos, causados por nuestra incuestionable estulticia, casi todos temblamos, menos los mequetrefes del botellón y la juerga, que son tan tontos como para creer que ¡esto no va con ellos!. ¡Ya pagareis las consecuencias, ya!, cuando vuestros parientes no tengan dinero para pagar vuestras peligrosas juerguistas. Vivo en el centro de Madrid y no puedo dar crédito ante la insensatez y falta de cerebro de muchos conciudadanos, aunque en especial los jóvenes. Insensatamente están tornando su futuro en ruina.

Parece ser que los científicos tampoco nos quedamos cortos. Ante este Pandemia, como cuando ocurrió la del SIDA, todo advenedizo se lanza a publicar.  ¿Y si no tiene datos?. ¡No pasa nada!. Existen dos posibilidades: (i) ensamblar un modelito predictivo y vaticinar, lo que casi con toda seguridad no va ocurrir y (ii) especular (ellos dirían las reflexiones de los sabios) sobre el futuro de cualquier cosa en la era post-pandémica. ¡Reitero!: ¡Cualquier cosa!. Eso sí, si perteneces a una institución reputada, hasta las revistas de mayor prestigio, te abren el corredor de una autopista sin peaje. La nota de prensa que os ofrecemos hoy, traducida al español-castellano, es producto de un artículo previo publicado en Nature. ¿Y qué nos dice?. ¡Nada de nada, que no sea ya archiconocido!, obviedades, una detrás de otra. Desde el principio de la Pandemia, numerosos investigadores denunciaron que la causa profunda del actual estropicio que se encuentra  generando ese pequeño bichito al que denominamos amigablemente SARS-CoV-2, resultaba ser la depredación por parte de la antroposfera sobre la ya maltratada biosfera y su biodiversidad.  Empero ante la “insostenibilidad” de la dictadura financiera que nos domina, el cambio climático, degradación ambiental, contaminación masiva de todos los recursos naturales, así  como los problemas de todo tipo que tales desmanes generan la salud pública de la población humana, las mentadas campanadas de alarma vienen repicando sin cesar,  al menos durante la última década. Incluso la Propia Organización mundial de la salud –OMS- tiene una página Web sobre zoonosis y medio ambiente. Zoonosis: “Se dice de cualquier enfermedad propia de los animales que incidentalmente puede comunicarse a las personas.”. Y de eso va la noticia, que tan solo adolece de un pequeño defecto. Lo han dicho hasta las musarañas con bastante antelación. Tampoco debemos olvidar que soslaya otros factores, al incidir esencialmente en la agricultura.

Necesitamos ser más respetuosos con el medio ambiente, abandonar la agricultura industrial y en especial esa intensísima interacción, en espacios pequeños, entre animales y seres humanos.

 Hoy os ofrecemos una noticia que lleva por título “La agricultura intensiva aumenta el riesgo de pandemia”. Es decir defiende que o somos más respetuosos con la biosfera, o destruiremos nuestro hábitat global. ¡Trivialidad ecológica!. Sin embargo, al menos este susto, o tragedia a escala global (a saber cuales terminan siendo las consecuencias, sin fallar “atinadamente” como resultado de apelar a modelitos de simulación”) sirva para reforzar que, o giramos actuando en consecuencia, o la biosfera nos volteará como si fuéramos muñecos de peluche.

Empero si comemos insaciablemente y seguimos destruyendo tierras marginales para su puesta en cultivo, ya que suelos fértiles no quedan, ¿Qué se puede hacer?. Y aquí la nota de prensa no nos dice nada. De hecho da lugar a pensar que o nos acogemos a dietas estrictamente hipocalóricas hasta que nos quedemos famélicos, y de este modo logremos retrasar algún tiempo la agonía, o….. ¿Qué?. Y resulta ser justamente este ¿Qué?, el que me causa una honda preocupación.  Tenemos dos, tres, cuatro, cinco…… problemas por resolver, antes de empezar. Superpoblación, inasumibles desigualdades sociales (nacionales e internacionales) en el reparto de la riqueza, una dictadura financiera que debemos hacer desaparecer, por cuanto atesora el control de todo lo que ocurre, ya que cualquier cosa es convertible en sus desquiciadas mentes como “un modelo de negocio” que reclama “emprendimiento” y bla, bla, bla.

Pues bien, ante este tipo de artículos, todos ofrecen alternativas, todos creer tener en sus mentes el santo Grial. Y aquí los defensores de primero la tecnología ( tener dinero para adquirirla. Por supuesto) y luego “de todo lo demás” pueden frotarse las manos, volviendo las supuestas buenas intenciones del artículo, en una especie de virus infeccioso que actuaría a modo de bomba de relojería contra la sociedad. Veamos, sin ser exhaustivos.

“La evolución de los cultivos puede seguirse mediante al arsenal de sensores remotos que “atesoramos”.  Los jornaleros que recogen las cosechas, serán reemplazados por ingenios robóticos apoyados por una agricultura inteligente repleta de instrumentación, y que a la postre generará menos puestos de trabajo y como corolario más pobreza en el mundo. ¿Y si se extinguen las abejas y otros vitales polinizadores de nuestras especies cultivadas? ¡No preocupéis! Varias multinacionales están al acecho de crear diminutos drones que las reemplacen.  Y así podríamos seguir “ad neuseam”. Empero, entonces que hacemos los humanos corrientes?. Caben varias alternativas como (i) fallecer por el coronavirus, (ii) seguir confinados ¿¿?? (iii) o ser emprendedores ¿?.  Estas son las cuestiones que pueden desprenderse desde este inocuo y insustancial artículo.

Empero como defendemos la agricultura ecológica, abajo os dejo una tormenta de noticias que la FAO ha publicado y recopilado para añadirla al Internet FAO COVID-19 website. Nadie quiere quedarse atrás de a la hora de manifestarse como seriamente preocupados. Dicho de otro modo, el giro agroecológico puede tornarse en un juego de malabarismos tecnológicos propios de la tecnociencia que nos ha conducido hasta aquí.

Hoy si tenéis material en abundancia sobre el COVID y la agricultura, gracias a la FAO.  Empero recordar que las epidemias zoonoticas han existido como un azote para la humanidad, desde siempre, como ya os comenté en otros post. Lo único que hemos logrado demostrar a los espectros de nuestros antepasados, es que no se trata de tecnología, ya que lo estamos haciendo igual o peor que en pandemias precedentes de la misma guisa que acaecieron siglos tras, cuando ni se sabía lo que era un microbio.

Uff ¡Qué pereza!. ¡Cuanto me ha costado”, no decir nada.

Juan José Ibáñez

Continúa…..

(más…)

Etiquetas: , , ,

Las bacterias del Suelo y la salud de las plantas (¿juntas o por separado?)

comunidades-microbianas-de-los-suelos

“Comunidades microbianas de los suelos”. Fuente: Colaje Imágenes Google

La nota de prensa que vamos a “criticar” hoy, lleva por título: “Demuestran que la combinación de dos bacterias mejora la salud de las plantas”. ¡Dos mejor que una! Y ¡tres mejor que dos!. Personalmente no lo dudo. Los microorganismos viven en comunidades de numerosas especies y a menudo formando biopelículas. Ya hablemos de animales o vegetales, y como no de la vida en los suelos, tales “micro-sociedades” no son la norma, sino la ley. De hecho, para variar, hasta los micro-nichos que dan lugar a nuevos modelos de negocio son devorados por los investigadores en el seno de esta dictadura financiara que sufrimos, que no para de innovar incesantemente, para bien o para mal. ¡No importa!, mientras la empresa comercializadora nos secuestre enormes sumas de dinero. Ya os comenté las posibles verdades y falsedades sobre este tema en nuestra entrega: “Microorganismos Eficientes o Efectivos (EM) y Rehabilitación de Suelos”. Pero para que no os quede duda, también os recomiendo la lectura de este otro post “Principios Universales de los microbiomas animales y rizosferas vegetales: Salud, Alimentación y Sistema Inmune”. Por todo ello el título de la noticia me dejó totalmente desconcertado. Y al leer brotan nuevas sorpresas, como esta “Ya se conocía que algunas bacterias, por separado, contribuían a la mejora de algunos vegetales. Este hallazgo comprueba que mezclándolas pueden tener aún mayores beneficios (…) han demostrado por primera vez que la combinación de las bacterias ‘Bacillus subtilis’ y ‘Pseudomonas’ puede mejorar la salud de las plantas. Por favor, leer esta comunicación científica para ir aclarando ideas.  Raramente los organismos viven aislados, Pero en Internet existe una ingente cantidad de material sobre este tema “por primera vez”. Por ejemplo en esta nomografía publicada por la comunidad Económica Europea puede leerse. “En los apartados anteriores hemos analizado las ventajas que suponen para la agricultura los principales grupos de microorganismos que viven en el suelo. Las interacciones entre unos y otros aportan una sinergia que ayuda a aumentar todavía más el efecto beneficioso sobre los cultivos”. ¿?. Que novedad atesora el estudio cuya nota de prensa abordamos hoy? Se trata de dos microbios que ya han sido estudiados en numerosas ocasiones y que con toda seguridad se comercializarán como microrganismos eficientes, ya que en la literatura científica aparecen muchos artículos como los siguientes: Effect of Bacillus subtilis and Pseudomonas fluorescens on Growth of ….Inhibition of Cell Differentiation in Bacillus subtilis by Pseudomonas … Role of Bacillus subtilis and Pseudomonas aeruginosa on …

Por favor, leer esta comunicación científica para ir aclarando ideas.  Raramente los organismos viven aislados, Pero en Internet existe una ingente cantidad de material sobre este tema “por primera vez”. Por ejemplo en esta nomografía publicada por la comunidad Económica Europea puede leerse. “En los apartados anteriores hemos analizado las ventajas que suponen para la agricultura los principales grupos de microorganismos que viven en el suelo. Las interacciones entre unos y otros aportan una sinergia que ayuda a aumentar todavía más el efecto beneficioso sobre los cultivos”. ¿?. Que novedad atesora el estudio cuya nota de prensa abordamos hoy? Se trata de dos microbios que ya han sido estudiados en numerosas ocasiones y con toda seguridad comercializada como microrganismos eficientes, ya que en la literatura científica aparecen muchos artículos como los siguientes: Effect of Bacillus subtilis and Pseudomonas fluorescens on Growth of ….Inhibition of Cell Differentiation in Bacillus subtilis by Pseudomonas Role of Bacillus subtilis and Pseudomonas aeruginosa on ..

Los microorganismos viven en comunidades con otras especies y a menudo formando biopelículas, en el seno de las cuales unas interaccionan con otras. Por lo tanto, el estudio individual de cada especie en el laboratorio, puede decirnos “algo”, aunque jamás garantizara, que en condiciones de campo prosperen en competencia con la enorme diversidad bacteriana y fúngica que el medio edáfico atesora. Y podría seguir ofreciendo un argumento detrás de otro, pero ¿para qué?.  Algo tendrían in mente los investigadores y posiblemente también las potenciales empresas que quieran vendernos el “producto resultante”, cuando claman: ““Las aplicaciones son infinitas. Más allá del impulso a la agricultura sostenible a partir de la reducción de fertilizantes, estos resultados pueden tener impacto en cualquier área de investigación, como la resistencia a antibióticos. No se trata de poner en tela de juicio esta exclamación, sino de exigir que la demuestren, pero como las aplicaciones son infinitas, dirán que es imposible. ¡¡!!

Reitero “ad neusean”, año tras año, que muchos de mis post no van dirigidos directamente en contra de las investigaciones, algunas de las cuales leí con detenimiento y otras no. Sin embargo partiendo del título, los lectores, que se interesen por los contenidos de notas de prensa como está, no podrán entender debidamente  su significado, ya que son confusas y confundentes, cuando no erróneas. A menudo son los plumillas de los gabinetes de prensa los que abundan en la ceremonia de la confusión, mucho más que los entrevistados. Ahora bien, es obligación de los investigadores que, en su nombre, no se confunda a los ciudadanos. Porque en muchos casos no estamos divulgando si no confundiendo. Mejor sería llamar a este tipo de noticias, como de anti-cultura científica. Flaco favor para todos. Y os dejo con este post antes de dar cuenta de la noticia original que os reproduzco abajo “por primera vez”. Las biopelículas: Bioestructuras de las comunidades microbianas (la salud del suelo y las plantas: los Biofilms)

Juan José Ibáñez

Continua……..

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Primera evaluación y mapa global del “Recurso Estiércol”

manure-world-soil-map

Fuente: Buscar en Google “manure soil map” los hay de todos los tamaños y colores

 La verdad es que nuestra bitácora comienza a oler mal.  Sin embargo, todo sea en aras de la sustentabilidad y la seguridad alimentaria. Es lógico entender que los jóvenes de las sociedades de la opulencia no entiendan muchas iniciativas y menos aún post como este. Hay que perdonarles, ¡son jóvenes!, y desconocen la historia de las sociedades humanas, incluyendo a las de sus propios países.  En el mundo agrario, el uso del estiércol como abono, ha sido insustituible y una bendición para la nutrición de las plantas y como corolario la humana. Y esta aseveración es válida para cualquier país del mundo hasta no hace muchos decenios. Por lo tanto, taparos la nariz si os molesta, ya que se trata de un recurso natural valioso e históricamente esencial. ¿Huele mal, huele bien?. Existen otros muchos aspectos de las sociedades actuales que huelen peor, son hediondos y putrefactos, pero los aceptamos sin pestañear. Yo ya viví aquellas letrinas caseras en donde nuestros detritus caían en un establo y allí, se mezclaban con otros residuos para formar un compost orgánico más o menos elaborado, según lares y costumbres. El último que observé fue en la Galicia rural , en donde el campesino lo mezclaba con el tojo o toxo con vistas a hacer “la cama del ganado” y de allí al abonado orgánico con que rociaría sus huertos. Si los campesinos actuales reciclaran como se reciclaba antes…… Si en las ciudades siguiéramos con las botellas de vidrio, como antes de que se comercializaran los envases no retornables…. Y si…, Y si…. pues entonces no habríamos alcanzado las cotas de inmundicia y despilfarro global con que hemos “premiado” a la naturaleza (contra-servicios ecosistémicos). Empero un día remplazamos las letrinas (que también se encontraban antaño en el interior de las casas) por los inodoros,  pagando las consecuencias. Tener en cuenta que si las primeras causaron problemas y enfermedades fue fundamentalmente en las ciudades y por falta de un adecuado saneamiento/limpieza.

 El abono orgánico resulta vital para la agricultura, y si siguiéramos ciertas pautas de la agricultura tradicional campesina, los alimentos que consumimos serían más saludables, mientras que los campesinos ahorrarían bastante dinero con vistas a usar unos fertilizantes inorgánicos que contaminan todo, volviéndose finalmente contra nosotros y esa hermosa biosfera que destruimos sin compasión. Nos obligan a reciclar y desechar al modo industrial, gastándonos ingentes sumas de dinero en lugar de emplearlas para otros fines que sí lo necesitarían. El estiércol, resulta ser fundamental también a la hora de mejorar las propiedades físicas del medio edáfico, retención de nutrientes y agua, etc., es decir lo que se denomina calidad del suelo. Empero hemos convertido un recurso preciado en un problema ambiental y sanitario de gran calado, siguiendo las enseñanzas de la agricultura industrial. ¿Existe modo más lamentable de proceder?. Por favor recordar la tragedia de Londres conocida por “El Gran Hedor”, fruto de abandonar la aplicación de los detritus humanos en agricultura y ganadería. El mundo al revés.  

Así pues, la noticia que os ofrecemos hoy no resulta ser baladí, y menos aún las conclusiones que eran las únicas que cabría esperar. No se trata tanto de una genialidad como de un recordatorio e incitación a la acción. Los autores defienden que, dada la apremiante necesidad de este elemento, indispensable en la nutrición vegetal, reutilicemos el que excretamos, so pena de que finalmente sea un grave problema para la mantenimiento de la humanidad.   Ya os explicamos este candente asunto en nuestro post: “El Fósforo de los Suelos: Una Amenaza para la Producción Alimentaria Global”. Al fin y al cabo, ¿Qué es guano o nitrato de Chile?.

 Las heces del ganado y ser humano son ricas en fósforo y un excelente abonado orgánico. ¿Qué nos dice su mapa de distribución global?. Conforme a los autores: “(…) reciclar estiércol animal por su contenido de fósforo (…) el primer mapa del mundo de este recurso poco apreciado (…) muestra que la mayoría del estiércol se encuentra exactamente donde lo necesitan los agricultores, en sus propios patios traseros”. Es decir la cartografía identifica que las grandes reservas se encuentran donde debían estar: en los lares en donde abundan las cabañas ganaderas, donde vertimos las aguas residuales, y más aún bajo ese tipo de ganadería industrial en donde el ganado estante se cría abirragadamente en condiciones nauseabundas.  Obviamente también en donde ubicamos nuestros residuos urbanos. Efectivamente, al ladito de donde se necesitan en muchas circunstancias. Finalmente los autores señalan que: “utilizando datos sobre la densidad del ganado, calculando después la cantidad anual de fósforo excretado por el ganado vacuno, cerdos pollos, ovejas y cabras a nivel mundial, obtenido la importate cifra de 130.000 kilogramos por kilómetro cuadrado (Varios cálculos estiman que la producción global total oscila entre 15 millones y 20 millones de toneladas métricas por año) (…) encontraron “puntos calientes”, áreas en las que el fósforo a base de estiércol está ampliamente disponible, pero infrautilizado, en todos los continentes, excepto en la Antártida. Como era de esperar, muchos de tales puntos calientes se encuentran próximos a las comunidades agrícolas y deltas de ríos donde abunda la escorrentía agrícola”. Y no digo más ya que el artículo es interesante y atesora otros datos de interés, como el de la estruvita. Abajo os lo he traducido.

 Juan José Ibáñez

 Continúa…….

  (más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

La biodiversidad del suelo y la agricultura ecológica reducen los riesgos causados por los patógenos en las granjas

escarabajo-pelotero-y-agricultura-ecologica

Escarabajos peloteros, setos y biodiversidad contra los patógenos de los cultivos. Fuente: Colaje Imágenes Google

Ya ni la ONU ni la FAO, ni la UE, dudan ya del daño causado por esa bomba de relojería que ha demostrado ser la agricultura industrialTras casi medio siglo de destrozos en la agricultura tradicional/campesina, repleta de hermosos paisajes con setos, arbolado y plantas silvestres, son ahora estos organismos internacionales los que demandan viajar al pasado y rescatar aquel bagaje de sabiduría, lamentándose por el grave error cometido, el cual ha dañado casi irreversiblemente toda la biosfera. Ya os hemos hablado de este tema en diversas ocasiones, almacenando los textos en nuestra categoría:  ‘Etnoedafología y Conocimiento Campesino’. No volveremos a repetirnos.

La nota de prensa que os mostramos hoy da cuenta de una investigación en la que se muestra como las especies salvajes o asilvestradas, reducen la carga de patógenos de las granjas, disminuyendo drásticamente el riesgo para la salud animal, vegetal y humana,  inherentes a las prácticas de la agricultura industrial y sus tóxicos arsenales de agroquímicos.  Más concretamente, el estudio constata el papel de las bacterias de los suelos y los escarabajos peloteros en la descontaminación del medio edáfico, de forma natural.   Y así, en el peor de los casos, los insumos de pesticidas y agroquímicos se reducirían drásticamente, ahorrando dinero al agricultor y mejorando de paso la salud humana y la calidad ambiental.

El problema estriba en que, las cosas de palacio van despacio, es decir que entre la aceptación de las evidencias y su reconocimiento formal por los organismos multinacionales nos eternizamos. Empero lo mismo ocurre entre las decisiones de los últimos y las legislaciones nacionales e internacionales en la materia. Lamentablemente toda esta interminable burocracia da lugar a que las buenas prácticas actualmente recomendadas choquen con las leyes vigentes. Como ya hemos comentado en multitud de ocasiones la bobalización reina entre nosotros.  Hemos traducido la nota de prensa al español-castellano y creo que sobran las palabras. Los listos de los científicos y tecnólogos destrozaron la cultura tradicional del agro llevada a cabo por los ignorantes campesinos. Y ahora resulta que aquellos eran los estúpidos y los últimos sabios.

Leer, disfrutar y ver que fácil resulta solucionar numerosos problemas ambientales sin “tocar los genes“ de los organismos vivos y envenenar el ambiente y nuestros humanos cuerpos con inmensas cantidades de pesticidas y fertilizantes. Observar como el simple comportamiento de los escarabajos peloteros, al enterrar sus excrementos en el suelo, realiza una tarea de saneamiento ambiental formidable.

Juan José Ibáñez

Continua……

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Mercurio como contaminante global y posibles vías para la mitigación de su impacto

mercurio-contaminacion-deposicion

Fuente Colaje imágenes Google

La nota de prensa que os mostraremos hoy lleva por título: “Identifican un proceso que reduce la presencia de mercurio oxidado en la atmósfera”. En ella se expone una nueva propuesta metodógica con vistas a paliar sus dramáticos efectos sobre la biosfera, salud humana y, como no, los suelos que tanto nos interesan. En ella puede leerse por ejemplo, como: El nuevo proceso de fotólisis solar reduce el mercurio oxidado a mercurio elemental, dando lugar a un incremento importante del tiempo de vida de este metal en nuestra atmósfera y, por tanto, un aumento en las distancias que puede alcanzar desde los puntos de origen. El trabajo, que se publica en la revista Nature Communications, plantea una nueva opción para destruir este metal en la atmósfera y aportar cambios en su ciclo de vida en los ecosistemas terrestres y marinos. Ahora bien, se trata especialmente de evitar o mitigar sus efectos a larga distancia. También os exponemos otra noticia en la que los autores defienden que las cenizas, blancas o negras, que se depositan sobre el medio edáfico, tras los incendios forestales, podrían unirse a las formas reactivas de este elemento químico (especialmente en la ceniza a la que denominamos carbón negro o carbón vegetal), transformándolo en otras no reactivas, manteniéndolo en suelos y sedimentos, evitando así su liberación y contaminación en las aguas.

Ya hemos hablado de la contaminación por mercurio en diversas ocasiones. Incluso en algunos post explicamos que sus efectos dañan la salud humana desde tiempos ancestrales. Empero el impacto humado ha generados enormes emisiones de tal metal pesado hasta límites alarmantes. Dado el ciclo del mercurio y su transporte a enormes distancias de las fuentes de emisión, algunos expertos lo califican como contaminante global.  Abajo os exponemos ambas notas de prensa, así como bastante material con vistas a que entendáis, tanto de forma didáctica como técnica, cuales son las fuentes de mercurio, sus procesos de deposición en suelos y sedimentos, pero también lo efectos e impactos en los suelos, la vegetación etc.  Obviamente, del mismo modo os detallamos los post más relevantes que hemos publicado por el tema (no se trata de repetirse una y otra vez). Tener presente que, aunque, en el título de estas últimas no aparezca, en sus contenidos sin hablamos del mercurio, metal pesado, pero que muy pesado, en todos los sentidos. Espero que os sirva de introducción a alguno de vosotros. Gracias al Portal troposfera que, junto con Wikipedia, son las fuentes del material más didáctico que podréis leer abajo.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Bacterias de la rizosfera ofrecen biopesticidas naturales

biopesticidas-y-rizosfera 

Fuente: Colaje Google imágenes

 Buscar biopesticidas que erradiquen el uso de plaguicidas sintéticos y sus dañinos efectos en el medio ambiente es una actividad científica digna de encomio. Hay que seguir avanzando en esa dirección. Utilizar mutantes de algunos microrganismos (mediante la ingeniería genética) que han demostrado a menudo ser riesgo para la salud humana, como mínimo se me antoja peligroso.  Ya conocemos el flujo horizontal de genes y la “promiscuidad” de estos organismos para intercambiarse material genético. Si el bichito mutante se cruza con otros naturales, tarde o temprano, se corre el peligro de que vuelvan a adquirir la patogenicidad. Vuelvo a recalcar que temo a los “tocagenes” y más aún cuando las industrias se encuentran involucradas en las indagaciones, como parece ocurrir en la noticia que os mostramos hoy.  Ambos casos se conjugan en Burkholderia ambifaria una proteobacteria que habita en la rizosfera de muchos suelos, ya sean naturales, ya cultivados. De ella, primero se obtuvieron antibióticos, no hace mucho tiempo. Ahora, esos mismos investigadores nos venden su aplicación como biopesticidas “sin riesgos” que nos ayudarán a alcanzar mayores cosechas a la par que preservar el medio ambiente y avanzar hacia una agricultura sostenible. Hablamos pues de biopesticidas, cuya definición os ofrezco más abajo.  Pero hay más.

Redactar notas de prensa tramposas, o como se dice actualmente “fake news” más que recriminable debería ser sancionable “de alguna forma”. Puede ser que los periodistas que redactaron la noticia, fueran más ignorantes que los políticos que sufrimos en casi todos los países del mundo. Ahora bien, son los investigadores los que debemos exigir revisar tales notas de prensa antes de ser publicada, dada la incompetencia de muchos de ellos. ¡Me da igual!. Sabiendo el color de la orina del enfermo, yo exijo siempre revisarlas y si no se comprometen a ello, no hablo con periodistas de ninguna clase, ya sean radiofónicos, televisivos, de la prensa en formato papel o de Internet. Quien no lo haga, que luego no eche la culpa a esos ignorantes, sino a su desidia, o lo que es peor aún, a su adictivo ego que tan solo se retroalimenta si tu nombre y foto aparece en los medios, con independencia de la veracidad de la noticia. ¡La vanidad y egolatría tienen precios!.  Abajo os muestro una noticia que adolece de todos estos males. Aunque nosotros hemos traducido el escrito por nuestros medios, también lo ha sido al español-castellano por el rotativo El Independiente, bajo el título de: Bacterias mutantes como pesticidas naturales. La nota de prensa, del que os ofrezco las versiones en inglés y suajili, resulta ser una patraña de primera categoría, por cuanto hace creer al ciudadano que estos sesudos científicos han inventado los biopesticidas, cuando en realidad la literatura es extensísima y muchos productos están siendo ya comercializados. 

Y volvemos a reiterar que los microrganismos de los suelos ofrecen unos enormes servicios ecosistémicos. De allí siguen extrayéndose numerosos productos de interés al margen de un inmenso arsenal de antibióticos. Y como hasta los más pequeños saben sobradamente que son los “antibióticos” lo enlazo aquí por si alguno de esos plumillas ignorantes, o algo peor, lee por casualidad estas páginas. 

Vi la noticia, me gustó por el mero hecho de que el biopesticidas procediera de un organismo de la rizosfera y me lancé sin pestañear sobre ella para informaros. Empero conforme iba documentándome… Y así lo que pensaba que iba a ser una buena nueva para todos los amantes del universo invisible de los suelos,  se ha transformado en una crítica agria. ¿Sabéis cuantos post comienzan y terminan así? ¡No, no os lo podéis imaginar!. 

En fin… os dejo con las noticias, el concepto de biopesticidas y otro material extraído de Internet que os ayude a entender algo más a cerca de todo este embrollo, producto de la tecnociencia que padecemos que no de la ciencia con mayúsculas (la verdad convertida en posverdad). 

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , ,