‘Edafología y Política’

Mapa de Secuestro Potencial de Carbono de los Suelos del Mundo (Comienza el proyecto)

globl-soil-carbon-map-2020

globl-soil-carbon-map

Mapa de secuestro Real  del carbono de suelo, el potencial es el objeto de este post como señala la figura Fuente: FAO, GPS.

En 2018, la FAO y GPS lanzaron el primer mapa mundial de secuestro de carbono por los suelos. Fue un primer paso hacia adelante. Sin embargo, padecía de numerosas incertidumbres debido a la diversidad de las fuentes, protocolos analíticos, disparidades en densidad de muestreo, lagunas geográficas sin datos, etc.  Siempre he defendido que el contenido de carbono en los suelos varía rápidamente, ya sea por su manejo, ya por ciertos desastres naturales, etc. En consecuencia, lo que realmente interesa no es una foto fija de lo que en realidad es una película (acción en movimiento). Por lo tanto, este tipo de cartografías, como la de los usos del suelo, por ejemplo, son ilustrativas, pero su validez es efímeras a la hora de hacer uso de ellas tras varios años de su publicación. Del mismo modo, una cuestión es evaluar lo que hay actualmente y otra bien distinta la capacidad de los suelos del mundo para secuestrar carbono bajo diferentes escenarios de usos agrarios, cambios climáticos, nuevos procedimientos de gestión, y la preservación de la naturaleza. Un mapa potencial nos puede informar de cómo, donde y cuando, se puede aumentar el almacenamiento de carbono, en distintos escenarios. En Consecuencia la Alianza mundial del recurso suelo, o GPS, acaba de lanzar un proyecto mucho más ambicioso en todos los sentidos. La Frase que he recogido abajo lo explica casi perfectamente: “Con la publicación de las especificaciones técnicas y las directrices del país, ha comenzado el desarrollo del Mapa de potencial de secuestro de carbono orgánico del suelo global. El GSOCseq simula las existencias de COS durante un período de 20 años en tierras agrícolas y cuantifica el potencial de secuestro. Se trataría de un producto valiosísimo que acabaría con la disparidad de cifras ¿reales?, así como con las predicciones más que dudosas que se extraen, a partir de ellas con modelitos numéricos, muy abundantes en la literatura científica. Reiteramos que se trata de productos de simulación en base a bases de datos deficientes para estos menesteres. Hablamos pues de verdaderos cimientos con vistas a la planificación futura de los usos de suelos sostenibles y el almacenamiento que podría obtenerse a escasa mundial en lo que a la materia orgánica del suelo respecta. Va a llevar su tiempo. Pero está vez merecería la pena. Como decimos en España,  ¡No por mucho madrugar amanece más temprano!. No he encontrado apenas información, por lo que me veo obligado solo comentar esta iniciativa que acaba de comenzar. En la paginas Web que os proporciono abajo podéis seguir su elaboración y posiblemente participar. A fecha de hoy no puedo decir más. Empero como critico más que alabo, esta vez es de rigor aplaudir la iniciativa si se lleva a cabo correctamente. Ya veremos…. El problema,  para los expertos estribará en entender  y elegir protocolos y variables estandarizadas con gran poder predictivo, partiendo de un muestreo sea muy completo y no solo en número de muestras por unidad de área, sino también que incluya todo el perfil del suelo y no exclusivamente ¡los centímetros superficiales! del mismo (problema lamentable que tradicionalmente  arrastramos desde hace decenios y difícil de erradicar). Por ejemplo, la textura del suelo, la naturaleza del material a descomponer/humificar condicionan también fuertemente la capacidad de secuestro de carbono. Y tan solo cito dos variables entre otras. Un muestreo bien hecho pero deficiente en las variables seleccionas nos retrotraería a los modelitos numéricos que solo atinan si la información suministrada es pertinente y suficientemente completa. De no ser así, nuestro gozo en un pozo. Veamos que deciden lo expertos, tanto más cuando su elección se encuentra fuertemente politizada en este tipo de Instituciones Internacionales.

Ver: Boletín de la Alianza Mundial por el Suelo No. 29, 30 de septiembre de 2020.

Juan José Ibáñez

Continúa……….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Alarma por la contaminación de los Suelos del Mundo (Informe demoledor de la FAO en 2018)

contaminacio-suelos-mundo-fao-2018b

Fuente: Colaje Imágenes Google.

La siguiente nota de prensa sobre un informe de la FAO, publicada en mayo de 2018, acerca de la contaminación de los suelos del mundo, no hace más que ratificar todo lo que hemos venido exponiendo durante 18 años en nuestro blog. La situación es alarmante y las consecuencias ya las padecemos. Así pues recomiendo vívidamente su lectura. Tremendo, terrorífico, y más que materia para la reflexión lo sería para sentir terror. No tiene desperdicio.  Os lo he traducido, con un mayor esmero de lo habitual, ya que de haberse publicado en español-castellano, no lo he logrado encontrar en las páginas Web de la FAO.

Más que lectura recomendada deviene en obligatoria. Y luego que nadie me acuse de alarmista, ya que hasta he podido quedarme corto.

Juan José Ibáñez

Leer el Informe en Inglés y Español-Castellano……..

  (más…)

Etiquetas: , , , ,

Agricultura agrovoltaica o agrofotovoltaica

agricultura-fotovoltaica
Fuente: Colaje Imágenes Google

Pues va a ser que sí, se propone un nuevo sistema de manejo de suelos que incluye la producción de biomasa, y más concretamente la producción de alimentos, a la par que la de energía solar. Ahora bien, para empezar,  la iniciativa no es tan novedosa como vociferan las noticias de prensa en agosto de 2019. Pues va a ser que no, como podréis leer en varias notas de prensa que os incluyo abajo, tanto en español-castellano como en suajili. ¿Responderá a las expectativas que insinúan los plumillas, que suelen exagerar, cuando no mal interpretar todo? Presumo que no. Cuando las buenas nuevas las ofrecen las empresas tecnológicas, debemos siempre tener en cuenta que el objetivo de aquellas es vender, que no garantizar nuestro futuro ya sea alimentario o energético. Y este resulta ser el caso. ¡Vean la primera noticia procedente de Chile!, en la que tal sistema se presenta rodeado de un mar de bendiciones caídas del cielo. ¡No, no y no!. Eso sí, podréis observar cómo se muestran distintas modalidades o variantes, algunas más interesantes que otras. Me resulta difícil generalizar algunos comentarios a tanta variedad, ya que aunque no lo parezca, podréis comprobarlo por vosotros mismos al leer las mentadas notas de prensa.

Ya sabemos que a las tradicionales granjas para la producción de alimentos, se les suman las denominadas granjas o huertos solares. El paisaje en España comienza a transformarse tanto con la inmensa siembra de paneles solares, como para que un ciudadano que los visionara hace 40 o 50 años atrás, enmudeciera creyendo que nos han invadido los extraterrestres. Incluso en algunos pueblos del interior de España se lamentan de que tal fealdad afecta negativamente (espanta) al turismo rural, afectando de paso a la vida de ciertos animales silvestres.  Mejor los molinos de Viento de Don Quijote, más armónicos con su entorno y productores de energía renovables. Pero a lo que vamos.

La idea básica estriba en  cultivar vegetales debajo de paneles solares en territorios con exceso de insolación y déficit hídrico. Por un lado, esos paneles dan sombra a la “cosecha”, paliando parcialmente el estrés ocasionado por tanta radiación y disminuyendo la evapotranspiración del sistema suelo-planta. Según las noticias que abajo os exponemos, tal hecho por sí solo no afecta negativamente al rendimiento de la producción, pudiendo incluso aumentarla.  Pero hay más, mucho más. Los paneles solares  necesitan agua cuando se calientan en exceso y también para su mantenimiento. Tal tesoro en un medio árido, semiárido o mediterráneo, es finalmente recogido por el suelo que se lo ofrece a la planta para su crecimiento. Y de tal modo, con la misma cantidad, obtenemos energía solar y biomasa vegetal (que en alguna noticia ya se relaciona con especies aptas para la producción de biocombustibles). En principio, no resulta ser una mala idea, al margen del deterioro estético del paisaje. En alguna nota de prensa se nos informa que debe cambiarse, de algún modo, el diseño y disposición de las placas aunque tal hecho no adolece de dificultades tecnológicas dignas de mención.

Personalmente no me queda muy claro como consolidar todo el sistema con la misma extensión de suelo utilizada para la producción alimentaria, como podréis leer. Pero hay varias modalidades y reitero que, a día de hoy, me resulta difícil extraer conclusiones concretas. A pesar de ello, sí se me antoja interesante utilizar este sistema en los cultivos de invernadero bajo plástico. Los más asiduos a esta bitácora os acordaréis de los post que dedicamos a los mares de plástico, invernaderos  que deterioran el paisaje del SE de la península Ibérica, pero que son una bendición para sus propietarios y la producción agraria del país. Ahora bien, en otros lares con idénticas condiciones ambientales, la propia energía solar obtenida por los paneles serviría para acondicionar el sistema y ahorrar más agua. Añadamos aquí que, este tipo de cultivos de invernadero más modernizados reciclan ya de por si parte del agua que se les proporciona, para lo cual requieren energía.  En estos casos, y por la autonomía que se le puede otorgar a tales huertos eco-solares podría ser una solución interesante, como para incrementar sobremanera la producción de las cosechas. Empero aquí especulo. Prefiero que leáis por vosotros mismos el material que os proporciono abajo, eso sí, con espíritu crítico, ya que se trata, se quiera o no, de marketing con aval político.-empresarial.   ¡amen!.

Juan José Ibáñez

Continúa………….

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

La Mujer y la Agricultura desde sus Orígenes

mujeres-y-el-nacimiento-de-la-agricultura

La mujeres y el nacimiento de la agricultura. Fuente: Colaje Imágenes Google.

La noticia que os ofrecemos hoy se me antoja muy interesante por varios motivos. Y uno de ellos estriba en que una buena parte del mundo, sin necesidad de retrotraernos al Neolítico, las mujeres siguen  soportando una enorme carga en materia de tareas agrícolas, respecto al sexo masculino.  Me explicaré seguidamente, no sin antes adelantaros mis tribulaciones sobre las narraciones que defienden la igualdad de género a base de  quedarse con que “ellas valen mucho pero”…….. si bien intento  evitar en caer en la tentación de hablar del asunto, aunque un día lo haré.

No me gustan las discriminaciones de género, ya sean positivas o negativas. En nuestra bitácora las hemos evitado deliberadamente. Ahora bien, que entre los dos “géneros” uno ha abusado del otro durante miles de años es hecho incuestionable. Y sigue siéndolo, aun en el sentido de la noticia que os dejamos reproducida abajo, publicada por el Diario el País en la funesta hecha para mí del 30 de noviembre de 2017, lo cual ha debido ser el motivo de mi  lapsus mental.

Si leemos estudios sobre etnoagricultura y conocimiento campesino comprobaréis que en numerosas culturas ancestrales las mujeres eran la piedra ungular de la agricultura.  De hecho, en algunos pueblos andinos ellas eran adiestradas desde niñas a cruzar plantas para obtener nuevas variedades  de plantas.

Empero echarse a hombros toda la casa y la alimentación, la crianza de animales (al margen de las criaturas) y especialmente de las labores agrícolas sigue siendo una práctica habitual en muchas regiones del Planeta. He leído en varias ocasiones como en África, se han lanzado microcréditos con vistas a salir de la pobreza a las que los hombres no podían acceder, tan solo las mujeres, ya que hacerlo con los varones era como tirar flores a los cerdos.  La prensa proclama que el éxito ha sido total, aunque también se han dado abusos entre los “prestamistas” Seguro que eran XY. Cuando ellas hablan, suelen comentar en muchos lares que “ellos” se dedican a la caza a guerrear, otras labores típicamente masculinas, etc. , y casi todo lo demás  se consideran faenas femeninas.  Del mismo modo son más cumplidoras con llevar a cabo lo pactado.

¿Agricultura?. ¡Eso son tareas de mujeres!, ¡Yo Tarzán! lucho y cazo, como siempre hemos hecho los hombres, “machos, machos, machos”,  ¡y así nos va!. Lamentablemente en ciertas regiones de África, por citar tan solo un ejemplo, sigue siendo el caso. Me imagino que cruzar plantas para obtener mejores variedades también sería una labor inexcusablemente femenina. Sensibilidad, cariño y paciencia, no son precisamente los puntos fuertes de los XY. Cuando era infante, intenté plantar y ver crecer las  plantas en macetas pero….. Mis padres las tiraron, ya que eso era de “mariquitas”.  Y así, no me quedó más remedio que estudiar botánica en la Universidad.

Seguramente, los hombres de gran parte de los pueblos nos hemos dedicado más a las guerras, que tanto nos gustan, o en peleas para ver quién era el “gran simio” de la manada. Luego ir de caza para llevar al pueblo proteínas animales que recordemos, no son necesarias, por ricas que estén.  Obviamente, tampoco es lógico generalizar. No todas las culturas son igualmente machistas pero, casi, casi.

Aunque el estudio que os ofrecemos hoy  sigue siendo provisional, en mi opinión, constata el enorme esfuerzo físico que debía realizar el sexo femenino con vistas a la supervivencia de todos. De hecho, me hace despertar alguna duda y también expectación al leer las últimas líneas. Si realmente las primeras agricultoras/ganaderas eran tan musculosas y fornidas, ¿por qué no les dieron en su momento a los XY su merecida recompensa?. Habrá que esperar para saber el desenlace.  Pero seguimos así, o cambiando algo, para que “todo siga igual”.

Actualmente en muchos lugares del planeta ahora son ellos los agricultores. Empero cuando llegan a casa se lían a manporros, con su esposas, violan a sus hijas, etc. En España he oído frases tan cariñosas como “la mujer con la pata quebrada y en casa” Eso sí, ellos antes suelen pasar por el bar o cantina para beber sin freno y tener el valor moral suficiente a la hora de  cometer sus cobardes fechorías.

Empero siempre he intuido que la mujer tuvo un papel más importante que el hombre en el nacimiento y mantenimiento de la agricultura. Como corolario, ellas son la cuna de la civilización, que no los XY.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas:

La Agricultura Ecológica o Natural y los Policultivos frente a la de los monocultivos Agroindustriales (Interesante Experiencia China).

00-caucho-agricultura-sistentable-hainan-china 

Hainan. Cultivo el caucho monocultivos vs policultivos, Fuente: Imágenes Google

 Interesante noticia la que os mostramos hoy procedente de China y que lleva por titulo al traducirlo del suajili de “La agricultura para obtener beneficios naturales en China”. Ya hemos reiterado y atacado, por activa y por pasiva, los devastadores efectos de la agroindustria sobre el medio ambiente, la biosfera y la propia salud humana. Abajo os dejo una relación de las categorías de nuestro blog en la que ordenamos los post por temáticas. Detallamos las más relacionadas con el asunto que hoy nos preocupa. En general, el orden en las que hemos escogido y enumerado para este post “intentan” mostrároslas  desde las más interesantes a las que menos, es decir de las que defienden la agricultura ecológica y los policultivos, a ser posible bajo foresta natural o cultivo arbolado, hasta aquella en las que denunciábamos los devastadores efectos de la agroindustria basada en el uso abusivo de plaguicidas y fertilizantes: (i) ‘Etnoedafología y Conocimiento Campesino’; ‘Fertilidad de Suelos y Nutrición Vegetal’); (iii) ‘Biología y Ecología del Suelo’;  (iv);  ‘Degradación de Suelos: Contaminación’; (v) ‘Degradación de Suelos: Salinización y Acidificación’ (vi) ‘Los Suelos y la Salud’ (vii) ‘Suelos de Zonas Áridas, Semiáridas y desertificación ’.

 En este post hemos preferido centrarnos en una buena traducción más que redactar nuevos alegatos, sobre el legado tóxico de las prácticas agrarias de los últimos decenios, que se vendían alevosamente en nombre del progreso y la humanidad. Ya sabéis que en estos menesteres, los chinos no suelen hacer grandes concesiones de cara a la galería: lo que produce bueno, y lo que genera menos beneficios peor. Pues bien en la isla De Hainan, como podréis observar, han realizado interesantes experiencias mostrando la superioridad de la agricultura tradicional y ecológica, respecto a la agroindustrial. Empero también constatan las ventajas económicas que “revisitar el pasado” acarrea.

Os recomiendo una lectura detenida, ya que no tiene desperdicio, aunque los defensores de nuestras tesis conozcamos sobradamente tales bondades, o casi todas. ¿Virarán los chinos hacia una agricultura ecológica?  ¡Ese es ya otro asunto sobre el que no me atrevo a pronunciarme.

 Al final del post os muestro un artículo del que soy coautor. El análisis de diversidad de suelos fue realizado justamente en esta isla, es decir la de Hainan. ¿He estado allí?. Pues aunque me han invitado varias veces, va a ser que no. ¡Mis motivos tenía! De hecho, tardé un par de años en enterarme de que figuraba en tal artículo, ya que me en su día me comentaron que se encontraba redactado en Chino (y creo recordar que también fue así).  ¿Intervine en el análisis de los datos? ¡Pues va a ser que sí y mucho!, ya que algunas figuras incluso resultan ser pantallazos de lo que yo les enseñé aquí en Madrid (con mi PC), a unos edafólogos de la academia sínica de las ciencias que pidieron una beca para que les adiestrara en los principios, fundamentos y programas necesarios. En fin “vaya experiencia”. Ya os contaré detalles algún día. ¡Mama mía!.

Pero no perderos la nota de prensa traducida, que es lo verdaderamente importante.

 Juan José Ibáñez

Continúa…………

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Las plantas también absorben agua debajo del suelo, si la necesitan (resistencia a los periodos de sequía)

absorbiendo-agua-de-regolitos-y-rocas-fracs 

Absorbiendo agua de regolitos y rocas fracturadas. Fuente: Google imágenes

 Es bien sabido por la comunidad científica, que el agua se almacena tanto en el suelo, como en el subsuelo. En el seno del último, de profundidad muy variable, el agua suele ser asequible a las especies vegetales que atesoran sistemas radicales que penetran varios metros  en el continuo formado por suelos-regolitos, aunque también alcanzan las grietas de las rocas que pueden contener el líquido elemento.  No se trata de plantas raras o singulares, sino que acaece con relativa frecuencia.

 La ortodoxia, impresa a sangre y fuego en nuestras cabezas y manuales, suele restringir el agua asequible a la biota con la almacenada en los suelos (hasta uno o dos metros de profundidad), cuando no es cierto. Bajo ella aparecen las denominadas zona vadosa y más. Justamente fue la falta de atención de la edafología clásica hacia tal ambiente subterráneo y los procesos biogeoquímicos subyacentes la que dio lugar a la “zona crítica terrestre: El nuevo paradigma de la edafología (ZCT)”. Debemos tener encuentra que, desde numerosos puntos de vista y con variopintos propósitos, incluidos la modelización del sistema climático, contaminación, y otra gran cantidad de procesos que afectan a la superficie terrestre emergida, se requiere información abundante y precisa  de todo el espesor de la litosfera que interacciona con la biota y el clima. Por estas razones nació hace casi quince años, la Critical Zone Exploration Network o red de observatorios de la  ZCT. Con el tiempo, se han ido sumando toda una serie de enclaves repartidos por el mundo, con sus grupos de trabajo, proyectos, simposios, congresos, etc. Lamentablemente la mayor parte de los expertos en ciencias del suelo siguen ajenos a tal fascinante aventura, dando la espalda, a una realizad que reclama a gritos una mayor atención.  

 La Noticia que os vamos a ofrecer hoy y que lleva por título: Subsurface plant-accessible water in mountain ecosystems with a Mediterranean climate, es fruto de una investigación llevada a cabo en uno de los mentados observatorios, y más concretamente en el ubicado en los ambientes mediterráneos de Sierra Nevada, en EE.UU. En ella, se nos informa de lo que muchos edafólogos de campo ya conocen sobradamente, aunque no se interesen o puedan interesarse, debido a la complejidad logística e instrumental inherente para poder indagar hasta decenas de metros de profundidad. Me refiero más concretamente a que la vegetación hace uso de esa agua y en especial cuando el suelo se encuentra seco, ya sea fruto de un estío concreto ya tras  varios años de sequía.  De este modo, se alcanza una considerable resiliencia a los estreses causados por la falta de agua. No se trata de una tarea fácil, ya que a la sofisticación de los diversos métodos empleados y la instrumentación necesaria, debe añadirse que los estudios en sitios concretos deben extrapolase a escala de paisaje con vistas a entender, cuantificar y modelizar sus repercusiones sobre los ecosistemas naturales, agrarios, disponibilidad de recursos hídricos, etc. Por esta razón, algunos comentarios que he traducido abajo del resumen del artículo de investigación original, que no de una nota de prensa divulgativa, pueden resultar incomprensibles al lector que no se encuentre versado en estos temas. Sin embargo, no es importante en nuestro contexto y pueden pasarse aquí por alto.

 He comentado anteriormente que los edafólogos de campo, con larga experiencia y abundantes observaciones, saben sobradamente que las raíces de la vegetación y su biota asociada alcanza profundidades que a menudo exceden con creces los límites más someros, que son el foco de interés de los edafólogos. No resulta difícil observar en cortes o zanjas recientes de carreteras, ferrocarriles, etc., hasta qué punto penetran las raíces en los regolitos y estratos sedimentarios subyacentes, como también  en los sistemas de fragmentación de rocas consolidadas. Eso sí, en materia de investigación, reitero, que se requiere una logística e instrumentación bastante sofisticada, de la que carecemos la mayoría de nosotros.

 Tales hallazgos no son exclusivos de los ambientes mediterráneos, sino de todos aquellos en donde el suelo se seca totalmente durante parte del ciclo anual, como los semiáridos, y por qué no, también en los desérticos. De hecho, ya os mostré en un post precedente un caso mucho más asombroso y singular: “ Los Suelos de los Lechos Fluviales: Las Ramblas y los Uadi y su Biodiversidad de Plantas Vasculares”. Se trataba de un breve resumen de un artículo que publiqué sobre el tema en una revista científica (Islands of biogeodiversity in arid lands on a polygons map study: Detecting scale invariance patterns from natural resources maps). En este último se relata un caso concreto absolutamente sorprendente (explicado en el post) y que entra de lleno en el contexto de esa iniciativa a la que denominamos la  “Zona Crítica terrestre”. Lamentablemente toda esta información no aparece ni en los mapas ni en las bases de datos de suelos georreferenciadas. O cambiamos de chip, o nos van a adelantar desde otras disciplinas por la derecha, la izquierda, delante y atrás, por arriba y por abajo. 

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,

Cartografía de Suelos en España. Hablamos de Francisco Monturiol Rodríguez, un edafólogo con mayúsculas

 francisco-monturiol-con-robert-dudal

Francisco Monturiol y Robert Dudal. Foto cedida por Juan José Ibáñez

francisco-monturiol-luis-alalaca-y-angel-recogiendo-un-monolito

Foto cedida por Gonzalo Almendros

El 9 de Abril de 2020 falleció mi añorado maestro en materia de suelos y director de la tesis doctoral que defendí en 1986. Debo discúlpame por no haber podido rendirle homenaje con anterioridad, como hubiera deseado. Existen varias razones y entre ellas el que no atesoraba fotos digitalizadas de Paco, al estar yo confinado en mi casa. Monturiol ya tenía una avanzad edad, empero fue víctima del COvid-19. Espero que no fuera en una residencia de ancianos de Madrid, ya que la tragedia que allí se vivió durante los primeros meses de la pandemia, por pudor, no me atrevo calificarla aquí.

Hablar de Francisco Monturiol Rodríguez es hablar de la cartografía de suelos en España. La News-21 de 2020 publicada por la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo ha elaborado un escrito “In Memorian. Empero su redactor, un colega del que prefiero no hablar (por soslayar lo de blasfemar) ha sido tan insustancial (ídem que en el paréntesis anterior) y aburrido como acostumbra. Quien debiera haber redactado tal escrito debiera haber sido su inseparable compañero Luis Alcalá del Olmo, pero no he podido contactar con él. Por mi parte, no deseo abundar en los aburridos discursos tradicionales plagados de éxitos académicos (relevantes o nada relevantes) . Como en los casos anteriores (muy pocos) en que  rindo homenaje a colegas amigos, prefiero abundar en lo que aprendí de su figura.

Buscaba fotos en Internet pero me ha resultado muy difícil, por lo que he ido a escanear una que tenía con Robert Dudal (padre del Mapa de Suelos del Mundo de la FAO y también amigo), mientras mi colega Gonzalo Almendros  (Dr. Humus) me enviaba otras dos de sus archivos.

Y me he puesto muy triste. Me explico. Francisco Monturiol era una persona a la que no le gustaba ni figurar ni aparentar. Huía de cualquier protagonismo.  En España cuando hablamos del Mapa de Suelos Nacional, solemos decir el de “Guerra y Monturiol”. Empero en la red de redes, las imágenes de Antonio Guerra aparecía por doquier mientras que las de Paco, poco, por no decir nada. ¿Razón?.  Cuando eres Catedrático y te jubilas o falleces, te hacen un homenaje, con miles de fotos y todas esas zarandajas. Por el contrario, en el CSIC han desaparecido como tales los diversos centros que trabajaban sobre edafología y que fueron en buena parte responsables de aquellas cartografías. Más que homenaje se ha tratado de una extinción en masa, del que, si no estoy equivocado, el último mohicano soy yo, a pocos meses de mi jubilación. La edafología en el CSIC está muerta y enterrada.

Francismo Monturiol, Rodríguez, llevaba la sección o departamento de cartografía de suelos del Instituto Nacional de Edafología y Agrobiología y figura con Guerra como responsables de la coordinación de aquel producto entre otros muchos. Hablar de Monturiol, efectivamente es hablar de la cartografía de la suelos tradicional.

  Hasta donde alcanzo recordar, a Paco le apasionaban esencialmente dos cosas, Una de ella eran los suelos (cartografía, morfología, clasificación génesis, etc.,)., aunque por delante se encontraba su amada esposa y familia. Siempre hablaba de ella y para bien. Lamentable pero también amorosamente, durante el Alzheimer que ella sufrió a lo largo de años, Paco cuidó la cuidó con amor, como no podía ser de otra forma.

La foto en la que aparece Paco y Robert Dudal fe tomada justamente  cuando este impresentable bloguero, comenzó a representar a España en el “Ente” que actualmente conocemos por el European Soil Buro (ESB). Personalmente me encargaba de la organización del mitin y Rudi, por supuesto, conocía  a Monturiol sobradamente. Pues bien, durante años, en el ESB representantes de cada país (en mi caso acompañado de otro entrañable amigo, como lo es Jaume Boixadera) nos dedicamos a armonizar los mapas edafológicos de los diferentes Estados para parir el de toda Europa y su base de datos de suelos georreferenciadas, acualizando de otro que le precedía. ¿Cuál era la base, y aun lo es del mapa continental?. Pues precisamente para España el de “Guerra y Monturiol”, a falta de un nuevo inventario completo, lo cual es lamentable pero……

Cuando en 1990 Monturiol se jubiló, yo empecé, como os he dicho a representar a esta país en la EU. Por aquel entonces se iniciaba en todo el mundo la desdichada política del “publica o perece”.  La publicaciones generalmente eran editadas por las revistas de suelos de cada país (Anales de Edafología y Agrobiología, en el caso de España). Pues bien, conforme iba conociendo a cartógrafos de otros países, me solían preguntar ¿Cómo no están Monturiol  y Guerra y por aquí?, ¿No van a venir?. También alababan, por ejemplo, a Josefina Beneyas, entre otros(as) por ser una más que valorada experta en micromorfología de suelos a escala continental.  Personalmente ya había publicado en revistas indexadas, pero en los foros en los que  estuve, muchos jefes del servicio de suelos no.  No podemos catalogar la reputación de un experto de aquellas décadas con los cánones actuales. Además en España seguía la escuela francesa y Paco si se manejaba bien en lengua francófona, pero no en la anglosajona.

alcala-y-monturiol

Foto cedida por Gonzalo Almendros

Tuve con anterioridad estuve bajo la tutela de dos directores previos de tesis, ya que de joven era considerado muy revoltoso y ¿anti-sistema?. Mi coleta, atuendos, pendientes y collares, no eran del gusto de mucho edafólogos españoles maduros, criados en el franquismo.  Pues bien, a la tercera fue la vencida, y con Paco terminé la tesis.  El Prof. Monturiol, se comportó conmigo magníficamente, dándome alas para volar y recursos tecnológicos, además de sabios consejos y formación de campo. Un día cualquiera, deprimido por cualquier razón, le comenté a Paco en su despacho que me iba de allí, que dejaba el trabajo. Y Paco se puso a llorar. Pues bien quiero rendir homenaje, como siempre primero al hombre y luego al profesional. Monturiol fue un ejemplo para mí y para otros muchos en ambos sentidos. Y recordar el mapa de suelos de España es de….. Y si hablamos de la historia  de la Cartografía de suelos en España hablamos de Francisco Monturiol Rodríguez.

Con ello no quiero decir que en su generación no hubieran otros magníficos edafólogos. Yo conocí a algunos de ellos, pero no a otros. Muchos de aquellos colegas eran francamente magníficos profesionales. No mentarles, viene a cuento porqueal desconocer la obra de cada uno de ellos,  así como que si añades unos y no a otros, sus alumnos se enfurecen.  Tampoco recuerdo todos sus nombres. Si puedo aseverar que algunos investigadores europeos y americanos, tras asistir a algunas excursiones de campo en esta país, me comentaron que les había sorprendido el alto nivel de conocimientos de los edafólogos españoles en el campo. Vaya también para todo ellos mi más sincero homenaje.

mapa-de-suelos-de-espana-monturiol-guerra

Iré añadiendo algunas fotos más e Paco, con vistas a que cuando se busque el nombre de Francisco Monturiol, no me devuelva la Web la foto de Antonio Guerra, contra quien no tengo nada en absoluto, por supuesto. Eso sí mi contribución es modesta, por falta de más material gráfico.

Con dolor y nostalgia

Su alumno

Juanjo Ibáñez

Etiquetas: , , , , ,

¿Mejoran la calidad del suelo los fertilizantes biológicos?

biofertilizantes-y-tecnonegocio 

Fuente: Colaje Google imágenes

 Ya os he comentado en más de una ocasión el auge de los biofertilizantes y sus presuntos beneficios, como en el siguiente post: “Microorganismos Eficientes o Efectivos (EM) y Rehabilitación de Suelos”. También se publican estudios que se me antojan tan estúpidos en sus contenidos como para entender que solo puedo tacharlos de propaganda o marketing encubierto. Por ejemplo, partiendo de la siguiente  noticia: “Demuestran que la combinación de dos bacterias mejora la salud de las plantas”, elaboré el correspondiente post “calidad del suelo, fertilizantes biológicos, biofertilizantes, mejora de calidad,”. El problema estriba en que la indagación actual ya no se basa tanto en los principios de la ciencia, como en los de esa extraña y deforme criatura a la que denominamos tecnociencia. Y bajo el imperio de la última separar el grano de la paja, resulta endiabladamente difícil, cuando no imposible. En consecuencia, resulta estimulante leer notas de prensa como esta, cuyo título en castellano vendrá a decir ¿Los aditivos ayudan al suelo? Como podréis leer abajo tanto en suajili como en mi traducción al castellano, la entrevistada contesta lo que desde un principio cabría esperar y para bien.  La respuesta viene a ser, frecuentemente no, a veces sí y de vez en cuando generan daños medioambientales. Seguidamente recalca lo que ya suponíamos muchos, bien pudiéramos estar ante un nuevo modelo de negocio, cuyos pilares científicos, son demasiado frágiles para ser considerados genuinos avances científicos y no “la princesa prometida”. También acertadamente compara estos “organismos denominados benéficos/beneficiosos, con las especies invasoras que tanto nos inquietan, y con razón.  

Si aplicáramos el sentido común y los conocimientos ecológicos adquiridos durante un par de siglos, el tema resulta ya perturbador desde el principio. No son muchos los casos bien fundados en los que la introducción de nuevas especies en los ecosistemas les ayudan a repararse de algún daño previamente sufrido. Por el contrario, abundan los que denuncian perturbaciones de gran calado, o simplemente no se adaptan y desaparecen al no ser competitivas con la biota del lugar.  Si leéis detenidamente la nota de prensa, comprobareis que vengo defendiendo es ¡lo mismo que ella!, pero con diferentes palabras. Eso sí, aquí se trata de producir alimentos, que no de la salud de los ecosistemas. Empero las empresas que comercializan estos productos, nos hablan casi de sus poderes milagrosos, a la hora de restaurar la “armonía ecológica”, aumentar la productividad de las cosechas y como no, garantizar la soberanía alimentaria, y todo lo que se les ocurra.

Ya hablemos de ecosistemas naturales, o de sistemas agrarios, la introducción de nuevas especies, debe hacerse con suma cautela. Un biofertilizante puede tener efectos positivos en algunos tipos de suelos y bajo ciertos tipos de manejo, y los opuestos en otros. La naturaleza muestra que a menudo son neutralizados por las especies residentes en la zona, aunque si logran medrar, llegan a generar estragos. Todo este asunto concierne a la ecología de las comunidades, ya se encuentren sobre el suelo o en su seno. Nadie ha logrado demostrar que la ecología microbiana se base en principios ecológicos distintos que la de seres vivos de mayor tamaño. Dudo mucho también que la ecología sub-aérea diste de la aérea, en cuanto a sus leyes. Pues bien, Miranda Hart, nos cuenta su experiencia, que a mí me ha resultado especialmente estimulante.

No existen remedios milagrosos. Como los medicamentos, en algunos casos  solucionan la dolencia, en otros no y finalmente en ocasiones hacen morir al paciente. Y me viene a la mente la experiencia que me contaron en Cuba en diciembre de 2012. Debido a que entre su débil economía y los malditos bloqueos de países “enemigos” no pueden comprar pesticidas, ni a penas fertilizantes, todo es ecológico por “pura necesidad (la mejor forma para evitar engaños), reciclándose al máximo, lo cual depende tanto de los escasos recursos que atesoran como de la imaginación.  Pues bien, ante la imposibilidad de adquirir esos mágicos fertilizantes, se pusieron a experimentarlow cost”, estúpido anglicismo traducido del Chino “todo a cien: barato, barato”.   Quiero decir que ante la falta de medios, pero no de imaginación y voluntad, recolectaron muestras de suelos de diferentes lugares, mezclándolas con diversos  productos/desechos locales a reciclar. Seguidamente llevaban a cabo unos cócteles/ una especie de compostaje en grandes recipientes. Tras el periodo o periodos que consideraban oportunos, extraían los diferentes líquidos con sus inóculos, rociando diversas parcelas con ellos. Luego sembraban y observaban el rendimiento de los cultivos con cada “biofertilizante casero”, respecto al control. Tal tipo de investigación atesora al menos dos ventajas, al margen de que así raramente te publiquen un “paper”. La primera deviene en que no dependes de agentes externos que te vendan como oro, posiblemente veneno, y además tengas que pagar dinero por ello.  Empero por otro lado, los posibles microorganismos beneficios son locales, por lo cual raramente podría hablarse de especies invasoras. Y así “con el tiempo y una caña, hasta los verdes se alcanzan”. ¿¿??.

Sin embargo, no lo dudéis, el debate suele ganarlo, o al menos la primera batalla de una guerra, quien atesora más recursos económicos y/o, de poder, y/o de márquetin. De cualquier modo, hasta las fraudulentas multinacionales del agronegocio están siendo paulatinamente acorraladas. Empero si cambiamos la economía actual por otra aparentemente ecológica, bajo el mismo modelo de negocio que fomenta la dictadura financiera, preparémonos  para otro largo y estúpido debate  bajo los nauseabundos dictados de la tecnociencia ” Francamente yo elijo el modelo cubano y vislumbro que al final la clave estará en los sencillos, claros, breves y rotundos comentarios que abajo podréis leer de Miranda Hart.  

Continua…….

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

“La IUSS VA A LA ESCUELA” Concurso de folletos para niños sobre la biodiversidad del suelo (Booklet contest for children on Soil Biodiversity)

iuss-biodiversidad

Laura Bertha Reyes Sánchez nos ha enviado esta interesantísima propuesta y como tal os la expongo: ¡Animaros!

Estimado Juan José,

Espero que mi mensaje te encuentre bien y que disfrutes mucho junto conmigo la GRAN noticia que en archivos adjuntos te hago llegar.

Creo que es una gran oportunidad de participación para quienes estamos interesados y comprometidos con la educación interdisciplinar de las Ciencias del suelo para la preservación del mismo como el elemento indispensable a la existencia de la vida en el planeta.

Este es a la vez el lanzamiento del proyecto educativo “La IUSS VA A LA ESCUELA” a nivel mundial y con la IUSS y la Alianza Mundial por el Suelo de FAO trabajando JUNTOS por la sostenibilidad del recurso suelo como el bien común que es.

Mucho te agradecería auxiliarme en su difusión.

Con un muy cordial y atento saludo,

Laura Bertha Reyes Sánchez

Y aquí abajo la propuesta que nos envía Laura….

 

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: ,

Suelos Urbanos, Cultivos Urbanos, Contaminación de Suelos y Monitorización de la calidad del aire

agricultura-urbana-monitorizacion-calidad-aire 

Huertos Urbanos. Fuente: Colaje imágenes Google.

Existen noticias aparentemente interesantes, que nos ofrecen la imagen de una gobernanza preocupada por la salud de los ciudadanos. Sin embargo, casi nunca es oro todo lo que reluce. El lector debe siempre tener en cuenta que, tras muchas de las denominadas políticas verdes, tan solo existen nuevos modelos de negocio, que no genuinos intentos de salvaguardar la salud de los ciudadanos y del medio ambiente. Se trata de vender o aparentar preocupación y atención, que no de revertir situaciones indeseadas. Sobre la calidad del aire en las ciudades, mejor no hablar, ya que suelen incumplir los umbrales permitidos por la OMS, incluso en aquellas urbes que disfrutan un mayor grado de bienestar. Hemos advertido en numerosas ocasiones que los alimentos producidos en los huertos urbanos y periurbanos pueden resultar ser beneficiosos o perjudiciales en función de las deposiciones atmosféricas, aunque también de la contaminación previa de los suelos que se pretenden poner en cultivo. En cualquier caso, ya se ha demostrado en numerosas ocasiones que los suelos de los jardines urbanos se encuentran fuertemente contaminados. Como corolario, pueden usarse, bajo control, con vistas a analizar la contaminación de sus suelos y plantas, monitorizar la evolución y advertir a los eco-agricultores urbanitas si pueden consumir los alimentos de sus huertas. Y es aquí en donde me sorprende la noticia que os mostramos hoy: “Los huertos urbanos como vigilantes de la contaminación”. Tras leerla, me han surgido varias tribulaciones. Al menos, tal cual se encuentra redactada la nota, da la impresión que importa más la monitorización del estado de salud ambiental y humana que cuidar de la población en sí misma antes que enferme.  Por supuesto, que estoy de acuerdo con las redes de vigilancia de tal guisa, ahora bien: ¿por qué no empezar con los jardines, cuyos productos no son consumibles y luego preocuparse por lo que consumen los seres humanos que habitan tales urbes?.

Veamos el lado positivo redactado en la nota de prensa: “El segundo objetivo fundamental del trabajo ha sido comprobar si los alimentos cultivados en un ambiente urbano, empleando un sustrato limpio, serían adecuados para su consumo, puesto que estudios previos llevados a cabo por el grupo de investigación de la UPM Prospección y Medio Ambiente (PROMEDIAM), habían determinado que ciertos emplazamientos urbanos podrían no ser adecuados para la agricultura urbana si se cultiva directamente sobre el suelo, debido a los niveles de concentración existentes de algunos de los elementos traza analizados”. Hasta aquí todo perfecto, ya que además los sustratos, es decir suelos artificiales, reemplazan el “los potencialmente contaminados suelos urbanos”. Ahora bien, cabe discrepar en el periodo monitorizado en esta experiencia “tres semanas”. Siempre se puede alegar que diversos cultivos crecen rápidamente, por lo que en la práctica no existen muchas posibilidades de que se contamine el alimento en tan corto lapso de tiempo. Pero con otros no ocurre lo mismo, mientras que en el suelo puede ir acumulando paulatinamente contaminantes que a la postre asimilarán las plantas y como corolario también los seres humanos que las ingieren. Tengamos también presente que reemplazar grandes superficies (aunque se encuentren dispersas) de suelos urbanos por sustratos adecuados puede ser bastante oneroso. Del mismo modo, las condiciones de una ciudad concreta cerca del mar, en un país cuyos ciudadanos se encuentran muy concienciados con la salud humana y la calidad ambiental (Copenhague en este caso), da lugar a extraer conclusiones precipitadas y poco generalizables. Existen pocas urbes tan concienciadas como las del norte de Europa.

Tampoco debería soslayarse que una red de vigilancia, no significa, ni mucho menos, que se monitoricen todas las parcelas, sino unas pocas que, “en teoría”, debieran ser representativas de barrios y calles cuyo aire (micro-climas) se encuentre “potencialmente, más o menos contaminado.  Conozco un caso concreto en el cual, ante la gravísima contaminación detectada, y con vistas a no alarmar a la población, se re-ubicaron los sistemas de vigilancia de la calidad del aire en enclaves “menos perversos”, dando la impresión de que había mejorado el aire, cuando en realidad era todo lo contrario. ¿Así son buena parte de los políticos y gestores?.

El crecimiento o expansión de la agricultura urbana se promueve en casi todos los países con independencia de la calidad del aire, del suelo, sus niveles de pobreza/riqueza, el cuidado/desprecio de los gobernantes con sus conciudadanos, etc. Por ejemplo, ustedes podrán leer como “Respirar el aire de Nueva Delhi es como fumar 45 cigarros al día”. Sin comentarios ¿verdad?.

Por lo tanto, lamento que se generalicen unos resultados tan concretos, singulares, y poco representativos, con vistas a animar a la población en general a que inicie su huerto urbano. Y a pesar de que no son consumibles, ¿Por qué no monitorizamos los parques y jardines?.  No me parece de rigor redactar noticias que pueden ser engañosas o muy engañosas.

Os dejo estos dos post previos como aperitivo, aunque abajo muestro la noticia original y otras entregas relacionados con los suelos de los ambientes urbanos. Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos y periurbanos; Ciudades Verdes: Tejados y Cubiertas verdes y/o sostenibles.

Juan José Ibáñez

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,