‘Notas Breves de Prensa’

Alarma por la contaminación de los Suelos del Mundo (Informe demoledor de la FAO en 2018)

contaminacio-suelos-mundo-fao-2018b

Fuente: Colaje Imágenes Google.

La siguiente nota de prensa sobre un informe de la FAO, publicada en mayo de 2018, acerca de la contaminación de los suelos del mundo, no hace más que ratificar todo lo que hemos venido exponiendo durante 18 años en nuestro blog. La situación es alarmante y las consecuencias ya las padecemos. Así pues recomiendo vívidamente su lectura. Tremendo, terrorífico, y más que materia para la reflexión lo sería para sentir terror. No tiene desperdicio.  Os lo he traducido, con un mayor esmero de lo habitual, ya que de haberse publicado en español-castellano, no lo he logrado encontrar en las páginas Web de la FAO.

Más que lectura recomendada deviene en obligatoria. Y luego que nadie me acuse de alarmista, ya que hasta he podido quedarme corto.

Juan José Ibáñez

Leer el Informe en Inglés y Español-Castellano……..

  (más…)

Etiquetas: , , , ,

Ecoturismo una gran amenaza para la naturaleza

ecoturismo-ecodegradacion 

Las Medulas y más…. Fuente: Imágenes Google

La degradación ambiental y el interés por la naturaleza parecen ir unidas de la mano, tal amiguitas que discuten y pelean desde el jardín de infancia. Deseamos despertar el amor por la naturaleza entre los ciudadanos, y como resultado podemos decir que “hay amores que matan. La moda es mala consejera y el ecoturismo es moda. Una buena parte de los turistas que deciden visitar esos lugares hermosos que deben ser preservados, simplemente van allí para  demostrar a sus conocidos que han estado, sacar algunas fotos y enseñárselas a los amigos. Empero su comportamiento, con harta frecuencia, resulta ser más que lamentable, devastador. Para la mayoría de ellos, lo de “eco” es exactamente eso, eco, eco, eco, ya que los consejos previos que reciben antes de pisar tales enclaves, naturalmente eco-sagrados, les entran por un oído y les sale por otro.  “Nada parece registrarse en sus neuronas”. Y por tal irreverente y sucia actitud deberían ser multados y expulsados, y a veces encarcelados. Sin embargo, cuando tal suceso acaece, lo hace tarde, mal o nunca. Es decir, en la mayoría de los casos el daño ya ha sido infringido y a veces irreparable.   

Y por esta razón he defendido en numerosas ocasiones que todos aquellos ciudadanos que deseen hacer ecoturismo deberían tener un carnet de ecoturista tras realizar un examen que demuestre que están capacitados para no devastar, sino respetar debidamente los espacios naturales.   Empero como debo reiterar que el “ecoturismo” está de moda desde hace ya algún decenio dando lugar a la siguiente ecuación empírica fácilmente entendible: “Ecoturismo = Ecodegradación”.  Debido a tal eco-terrorismo ciudadano, debiéramos replantearnos todo este negocio ecoturístico. Por ejemplo, la manera más eficiente de preservar espacios protegidos sería prohibir que entraran las manadas de “ecocerdos” (obviamente los que han logrado el carnet de ecoturista no deberían, en teoría, ser incluidos en tal enorme saco de inmundicia). Son cientos de noticias las que diariamente denuncian tal “anti-ecoeducación” alrededor de todo de mundo, ante la pasividad de las autoridades eco-incompetentes. Al fin y al cabo, la promoción del ecoturismo no deja de ser más que el auge del “eco-negocio”, que justamente es alimentado y publicitado por las administraciones públicas competentes, agencias eco-turísticas, etc.. Por ejemplo, en España, muchas de sus despobladas tierras interiores, intentan ser repobladas por la vía del ecoturismo. Y para conseguir tal fin se crean muchos parques naturales, geoparques, monumentos de interés natural y bla, bla, bla. No se trata pues de preservar sino de dinamizar, a cualquier precio, la relación “economía y sociedad”. Una vez creada la figura legal comenzará el festival de abrir casas rurales, hoteles e incluso urbanizaciones (las he visto y nadie me lo puede negar), empresas de transportes, eco-vinos y eco-leches y otros eco-alimentos artesanales.  Allende los mares andan los ecologistas muy alarmados últimamente por el enorme crecimiento exponencial del turismo chino en gigantescos cruceros, que van ensuciando y devastando las islas que pisan como el caballo de Atila. Empero, no es más que otro paso hacia adelante en ese arma-ecoletal  creada por la economía globalEl ecoturismo como arma de degradación masiva”. La prensa española habla algo del tema, aunque mucho menos que la de otros países, ya que al fin y al cabo el turismo es vital para la su economía.  Y el ecoturista ignorante es capaz de llegar a cualquier sitio, por decir que el sí ha estado, no porque le interesa admirar o disfrutar de esos bellos espacios. Somos capaces de todo, como arrasar hasta la cima más alta del mundo (Everest: la cima del mundo convertida en un vertedero de basura).  Y yo me pregunto, ¿porque no se quedan en sus casas, visionan un documental del lugar el ejido” y ensucian sus hogares como les plazca, en lugar de colaborar a que vivamos en un Planeta cada vez más degradado y contaminado?. La biosfera y los verdaderos amantes de la naturaleza se lo agradeceríamos.

Permítanme que les cuente una anécdota a este respecto que viví personalmente en un crucero por las rías patagónicas.  Tras un Congreso Internacional sobre taxonomía de Suelos en Chile, decidí viajar por el país durante varias semanas. Obviamente uno de los lugares elegidos resultó ser la Patagonia, para lo cual decidí viajar en barco por las hermosísimas Rías en la que desembocan los glaciares, que allí nos regala la naturaleza. Yo disfruté de un viaje fascinante y más aun cuando por casualidad me hice amigo de Eugenio Azpillaga, conocedor de sus pueblos indígenas, sus costumbres, historia y paisajes.   Hablamos del Pueblo  kawésqar, a punto de su extinción.   Pues bien, prácticamente a nadie excepto a mi hermana y a mi les importaba en absoluto el paisaje ya que aparentemente es bastante monótono, al menos tras algunos días de navegación. Pues bien, los turistas se hacinaban en una pequeña cafetería/embriagaría, y al medio día ya abundaba la embriaguez y el ansia del ligoteo. Y el crucero no daba para más, por cuanto se trataba , “más bien”, de un barco de carga cuya cubierta superior había sido reformada para el turismo, mientras que las inferiores permanecían en su tradicional tarea del transporte de mercancías. ¿Qué les dirían a sus amistades al regresar de tal aventura etílica?. Espero que tuvieran buen pulso para obtener fotografías porque con tal cantidad de alcohol en sus venas. Resultado “la gran resaca” y quizás alguna que otra presa del otro sexo. Malo, caro y aburrido.

Abajo os dejo otras noticias que no dejan de ser más que un ínfimo botón de muestra de una gran oportunidad para el ciudadano y una tragedia para la naturaleza.  

Juan José Ibáñez

Continua……

Las Médulas” Un paisaje minero antrópico en problemas a los pocos años de ser publicitado.

La Junta limita el paso de turistas en Las Médulas fuera de las rutas   petición de la Junta Vecinal y para frenar los daños en el paraje y los sotos privados.

Las Médulas son Patrimonio de la Humanidad: Este entorno fue declarado “Bien de Interés Cultural” en el año 1996 debido a su interés arqueológico. En el año 1997 la Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad, en el año 2002 se le galardonó con el título de “Monumento Natural” y en el año 2010 “Espacio Cultural”.

Agencia SINC La Ciencia es Noticia

Animales salvajes: un reclamo turístico con un lado oscuro y cruel

A la hora de elegir un lugar de vacaciones, hay quienes se deciden por un destino que incluya animales salvajes que se puedan ver; pero también tocar, alimentar, comer o incluso matar. Una parte de la comunidad científica lucha por que se reconozca la ética animal en este sector y que se impulse la conservación.

Adeline Marcos | | 22 julio 2019 08:00

 En Oslob, en la isla filipina de Cebu, los tiburones ballena son alimentados para que los turistas naden junto a ellos. / © Adobe Stock

De vacaciones en Tailandia en el año 2014, la investigadora canadiense Valérie Sheppard y su marido acabaron, por culpa de un malentendido con su guía, en el Namuang Safari Park en la isla Koh Samui, un parque donde se pueden contemplar cataratas, montar en quad, ver un show de animales salvajes o dar un paseo a lomos de un elefante asiático.

Crear conciencia sobre el uso de seres vivos en la industria del turismo es el primer paso hacia la justicia para los animales

Lejos de disfrutar de la visita, Sheppard se sintió consternada e indignada por la lamentable situación de los animales. Elefantes encadenados, maltratados y enclaustrados es lo que se encuentran en realidad los turistas atraídos por el supuesto exotismo del lugar.

Al regresar a Canadá, la científica emprendió una campaña enviando cartas al propietario del centro turístico que organizó el recorrido, a organizaciones de bienestar animal e incluso al rey de Tailandia. “No recibí respuesta”, explica a Sinc Sheppard, profesora en la Escuela de Turismo y Hospitalidad de la Universidade Europeia de Lisboa (Portugal).

La canadiense lleva desde la década de 1990 estudiando la ética en el turismo, un interés que ha derivado de manera progresiva en la ética animal en este sector, animada por el investigador David Fennell. La experta quiere que cambie el comportamiento de la industria turística hacia los animales. “Crear conciencia sobre el uso de seres vivos en y por la industria del turismo es el primer paso hacia la justicia para los animales”, asevera.

A pesar de sus esfuerzos, la investigadora no consiguió parar el maltrato animal en el centro tailandés, donde las condiciones de los animales se mantienen aparentemente sin cambios desde hace años. Así lo demuestran las decenas de comentarios en internet sobre este parque, en los que se deja patente la crueldad. “Los turistas hasta el día de hoy continúan denunciando el trato inhumano que presencian”, comenta la científica.

Este no es más que un ejemplo de cómo los animales salvajes son utilizados para promover el turismo. Ya no es suficiente con fotografiar al animal, respetando su espacio y su hábitat, el turista se adentra en su vida alimentándolo o tocándolo, y, en algunas ocasiones, paga por acabar con ella.

 No basta con ver a un tiburón ballena

No muy lejos de Tailandia, otra práctica turística está siendo cada vez más rentable: la de alimentar a los tiburones. Estas actividades recaudan unos 314 millones de dólares al año. En el caso de los tiburones ballena (Rhincodon typus), clasificados como en peligro de extinción y cuyas poblaciones en el Indopacífico han sufrido una disminución del 63 % en las últimas tres generaciones, los turistas interactúan con ellos alimentándolos a mano en su viaje a Cenderwasih Bay o Gorontalo en Indonesia.

Los científicos han percibido un cambio en la conducta natural de los tiburones alimentados por turistas

Este tipo de encuentros, bajo la calificación de ecoturismo, es la alternativa que los locales han encontrado para dejar de pescar al mayor de los peces. Sin embargo, aunque viajeros y oriundos quedan satisfechos –los unos por la experiencia y los otros por los ingresos económicos–, el peor parado sigue siendo el animal.

Los científicos han percibido un cambio en el comportamiento natural de los tiburones alimentados por turistas, sobre todo en otras zonas como Oslob, en la isla filipina de Cebu, considerado el sitio de turismo de la vida salvaje más visitado del mundo, con 250.000 visitantes cada año.

“Las actividades humanas siempre deben evitar cambiar el comportamiento natural”, comenta a Sinc el equipo de científicos que ha analizado por primera vez la conducta de los tiburones ballena en Filipinas, donde existe una gran presión humana y los turistas se acercan a menos de dos metros de los peces.

Según los expertos, alimentar a los animales para aumentar o mejorar los avistamientos es una práctica controvertida, en especial porque no se evalúa el impacto en el comportamiento del animal a largo plazo.

Por ello, durante tres años, los científicos de la Deakin University en Australia observaron las interacciones entre turistas y tiburones en la isla de Cebu. Sus conclusiones muestran que los peces asocian automáticamente este lugar con comida, lo que ha provocado que algunos individuos se hayan acostumbrado a la perturbación turística. De los 208 tiburones ballena identificados, una pequeña porción permaneció más de lo debido en la zona y otra se hizo residente.

“Esto es preocupante porque la residencia prolongada o permanente en el sitio donde son alimentados puede reducir la eficiencia del forrajeo, alterar las distribuciones de estos peces y conducir a la dependencia alimentaria en etapas posteriores de su vida”, indican los científicos, para quienes aún es necesario conocer los efectos de este turismo en la condición corporal del animal y en sus tasas de crecimiento por el tipo de alimentación que reciben.

 Conductas alteradas de las rayas

Esta misma situación se repite con las mantarrayas (Mobula alfrech), cuyo estado es vulnerable, con las que los viajeros se hacen fotografías mientras hacen snorkel o buceo submarino. “Acercarse demasiado a los animales puede interrumpir sus comportamientos naturales de alimentación, apareamiento y acicalado. Un aumento de los buzos en el agua incrementa la posibilidad de perturbaciones”, asegura a Sinc Elitza Germanov, investigadora en la Universidad de Murdoch en Australia.

Acercarse demasiado a los animales puede interrumpir sus comportamientos naturales de alimentación, apareamiento y limpieza

En un estudio, la científica, junto a su equipo, ha estudiado entre el año 2012 y el 2018 la resiliencia de estos animales en un área marina protegida indonesia, llamada Nusa Penida, en la que se han identificado 624 rayas a lo largo de los seis años de investigación.

Según los biólogos, el principal problema de estas interacciones entre rayas y turistas es el tráfico de barcos en zonas donde los animales se alimentan y se reproducen. “El tráfico marino, especialmente en los sitios de alimentación –ya que las mantarrayas se alimentan en aguas superficiales–, puede provocar lesiones graves”, alerta la científica.

En este sentido, los expertos exigen que se cumplan los códigos de conducta de los tours operadores y que se tenga en consideración la capacidad de cada barca y el número de bañistas para evitar alteraciones en las mantarrayas. “Se podrían considerar los cierres estacionales de arrecifes o la reducción de embarcaciones que operan durante los tiempos de reproducción de estos animales”, propone a Sinc Germanov.

 La cabeza de un león por 44.500 €

En tierra firme, existen otros lugares donde los animales son el mayor reclamo turístico, hasta el punto de convertirse en trofeos. En varios países sudafricanos, no muy lejos de donde se realizan safaris fotográficos, los turistas –en general, hombres occidentales de mediana edad– disparan con otro tipo de objetivo.

Cuanto más en peligro está una especie, más deseada es como trofeo. También buscan características únicas como una rara melena negra en un león

“En muchos países del mundo la caza de trofeos es legal y es un gran negocio”, confiesa a Sinc Muchazondida Mkono, investigadora en la Universidad de Queensland en Australia. Las cabezas de leones, rinocerontes, jirafas y elefantes, entre otros grandes y carismáticos mamíferos africanos, son los principales atractivos turísticos. Y generan unos ingresos anuales de unos 200 millones de dólares americanos en África.

“Cuanto más en peligro está una especie o más rara es, más cazadores la quieren como trofeo. También suelen buscar características únicas de su ‘premio’, como por ejemplo, una rara melena negra en un león”, asegura Mkono. Una vez obtenidos los permisos –que suelen costar decenas de miles de dólares–, nada se interpone entre el cazador y su presa. Por unos 50.000 dólares americanos (44.500 euros) el turista abate a un león.

En la mayoría de los países sudafricanos esta práctica es legal y está regulada a través de cuotas, con límites cuantitativos en la caza. En ellas, también se puede especificar la edad de los animales asesinados, la zona geográfica donde son capturados, e incluso el método de caza. En general suelen utilizarse rifles, ya que “la caza con arco suele ser ilegal”, señala la científica.

A la caza salvaje, se unen, además, las ‘granjas’ de animales salvajes, criados en cautividad para el mercado cinegético. Estos criaderos, que se han convertido en un gran negocio, no solo permiten que los turistas acaricien a las crías de león, sino que también fomentan la caza ‘enlatada’ de los ejemplares adultos. Esto ocurre en Sudáfrica, Zimbabwe y Namibia.

“La caza enlatada se ha enfrentado a críticas intensas en los últimos años. También hay un fuerte movimiento contra la caza de trofeos de manera más amplia”, señala la experta que ha analizado el papel de las redes sociales en la denuncia a estas prácticas.

“Las redes sociales se han convertido en una poderosa plataforma para el activismo contra la caza de trofeos en los últimos años”, informa la científica, que pone como ejemplo el uso de Facebook para nombrar y avergonzar a los cazadores. Los usuarios difunden los mensajes y crean conciencia con iniciativas a favor del bienestar animal, pero el problema de base perdura: el turista no siempre tiene conciencia medioambiental.

 Turistas bajo lupa

De viaje en el extranjero, lejos de casa, los viajeros no mantienen los códigos éticos y consideran ciertas experiencias como un “placer culpable”. ¿Son realmente conscientes del impacto que causan en la vida salvaje? “Creo que lo son, en su mayor parte, pero muchos están más preocupados por ellos mismos, tanto que ponen sus propios intereses por encima de los de los animales”, señala a Sinc la investigadora Valérie Sheppard.

Las redes sociales se han convertido en una poderosa plataforma para el activismo contra la caza de trofeos en los últimos años

La industria del turismo lleva desde hace años evolucionado y adoptando políticas relacionadas con el bienestar animal, según Sheppard que ha revisado junto a David Fennell 123 políticas turísticas de 73 países diferentes. Mientras que en los años 90, estas estaban más centradas en la economía, en los últimos años la tendencia es hacia una protección de los entornos naturales.

Sin embargo, aunque los actividades turísticas tienden a inclinarse más hacia los safaris fotográficos que a la caza, los viajeros siguen sin diferenciar cuándo pueden interactuar con los animales, y en algunos casos se frustran cuando los avistamientos no son suficientes.

“Lo que nos pareció interesante y desconcertante a la vez es que muchas de las reseñas publicadas por los turistas en TripAdvisor lamentaron el hecho de que no había más oportunidades de ver más animales en uno de los santuarios que estamos estudiando”, recalca Sheppard. Para la científica, es importante “educar” a los visitantes. “Los animales no son y no deberían ser una exhibición para ellos”, destaca.

La sociedad está, no obstante, ejerciendo cierta presión en la industria de recreación animal, pidiendo prácticas más éticas y humanas. “Se está haciendo más ruido con el bienestar animal y ahora le toca a la industria responder a esas preocupaciones, si quiere sobrevivir a largo plazo”, apunta a Sinc Muchazondida Mkono.

La existencia de los animales debería dejar de estar relacionada con el aumento del atractivo y potencial económico de un destino

De hecho, a través del turismo también se puede promover la conservación. Para la científica Elitza Germanov, las interacciones humanas y animales pueden servir para aumentar la conciencia sobre temas clave de conservación, conectar al público y despertar la empatía.

“El turismo, como la mayoría de las cosas, tiene límites aceptables antes de convertirse en una carga para la naturaleza, la infraestructura y las comunidades circundantes. Es importante que reconozcamos estos límites lo antes posible, como nos lo han enseñado ejemplos recientes en Filipinas (Boracay) y Tailandia (Isla Phi Phi). Esto es aún más importante cuando se trata de especies amenazadas”, subraya a Sinc Germanov.

A pesar de la creciente preocupación sobre la fauna salvaje en los lugares turísticos, los científicos coinciden en que nada será del todo efectivo hasta que los animales dejen de considerarse partes interesadas de la industria del turismo. Para lograrlo, su existencia debería dejar de estar relacionada con el aumento del atractivo y el potencial económico de un destino.

Etiquetas: , , ,

Pandemias: El Aislamiento Social de los Vampiros, Una Lección de Salud Pública para los Humanos

pandemia-vampiros-y-distanciamiento-social

Dedicado a  Dionisio Herrera Guibert in memorian.

Como casi todos deberíamos (aunque algunos ciudadanos descerebrados parecen analfabetos y sordos funcionales), personalmente intento mantenerme al día cerca del devenir de la Pandemia COVID-19 que azota a la humanidad, al menos durante 2020. No me gusta ni logro entender casi nada de lo que leo o visiono en TV. Existen personas a las que yo denominaría sociópatas, en el sentido de que no les importa en absoluto que su estupidez ponga en riesgo la vida de sus congéneres y, aunque no se percaten, de sus seres más queridos. Y mientras tanto, la mayor parte de la clase política, se comportan como niños mal criados inmersos en sus mezquinas peleas con vistas a intentar anteponer la economía a la salud, sin que lo parezca. La economía debería encontrarse siempre al servicio de los ciudadanos. En cualquier caso, ambos son en nuestra sociedad elementos indisolubles de la misma ecuación. Sin salud difícilmente puede prosperar una economía. Y justamente hoy 28/10/2020 me ha sorprendido la siguiente noticia que lleva por título, traducido del suajili al español castellano: “Los murciélagos vampiros se distancian socialmente cuando caen enfermos” para a renglón seguido exclamar “los murciélagos vampiros son mejores para seguir las pautas de los CDC que algunos humanos”. Abajo os explico que es el CDC en mi homenaje a mi entrañable amigo Dionisio Herrera Guibert  Director del Tephinet, que falleció meses después de que lo hiciera mi hermanita Consuelo Ibáñez, la administradora de Salud Pública y Algo más, compartiendo trabajo en la CAM durante algunos años, y seguidamente contactos permanentes hasta que ambos decesos se los llevaron. Consuelo y Dionisio, se conocieron, si no recuerdo mal en un master del CDC. Actualmente uno de los principales obstáculo para reducir el crecimiento de la pandemia es el sistemático incumplimiento, especialmente por parte de la juventud, del distanciamiento social. Alardeamos de ser el Homo sapiens, (el ser más inteligente de la creación ¿¿??) aunque yo me pregunto ¿sapiens porque, si realmente somos estúpidos?, o al menos hacemos esfuerzos enormes para parecerlo. A la espera de terapias, la pandemia no habría causado tantos estragos en los países más favorecidos económicamente.  Empero aquel caduco trinomio de Dios, patria y rey ha sido sustituido, por el de manada (pandillas), botellones y desprecio por nuestros congéneres.

Pues bien, los murciélagos vampiros parecen atesorar comportamientos que impelen al distanciamiento social, intentando evadir las epidemias. Sin embargo, nosotros no y muchos de nuestros mandatarios menos. En otras palabras, tenemos menos cerebro (o más retorcido y sádico) que los vampiros. En fin, más que materia para la reflexión, la nota de prensa se me antoja como materia de depresión. Leer la noticia, aunque el titular sea algo exagerado.

Juan José Ibáñez

Continúa……

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

La Importancia de las Clasificaciones en Ciencia. El dramático caso de la psiquiatría

taxonomisas-y-pisiquiatras 

Taxonomías y psiquiatras Fuente: Colaje imágenes Google

Ya hemos hablado de la capital importancia de las clasificaciones y taxonomías en cualquier ámbito de la ciencia. Y hemos insistido mucho debido tanto a su importancia en la edafología y otras ciencias de los recursos naturales, como para tener que elaborar una “categoría específica” en nuestra bitácora (un constructo de esta naturaleza) denominada simplemente Taxonomía y Clasificaciones. También escribimos varios artículos científicos sobre el tema, siendo este libro una síntesis de mis indagaciones (y posiblemente el mejor estudio que haya realizado en mi vida profesional).  Eso sí, hasta la fecha ha sido acogido con bastante indiferencia, si lo comparo con mis investigaciones sobre edafodiversidad.  Pero a lo que vamos (….).

Las taxonomías pueden entenderse como un lenguaje rigurosamente formalizado que permite la comunicación, lo más inequívocamente posible, entre los profesionales involucrados en un objeto de estudio concreto. ¿Se imaginan como se podría cuantificar la biodiversidad y su pérdida sin una taxonomía universalmente aceptada entre los estudiosos?. ¡Imposible!. Una clasificación también refleja el estado de los conocimientos en el periodo en el cual se aplica. Del mismo modo los taxónomos aceptan que ninguno de estos constructos es perfecto, ya que de ser así, implicaría que nuestro conocimiento sobre el tema de estudio también lo es, por lo que no haría falta continuar indagando. ¡No existen clasificaciones o taxonomías perfectas!. El objetivo de los científicos deviene en seguir mejorándolas y/o hacerlas más coherentes y amigables.  

Sin embargo, y por razones dignas de ser analizadas por los psiquiatras, la comunidad científica suele considerar estos estudios de escasa importancia y a los propios taxónomos como actores secundarios en el contexto de la corriente principal de la ciencia.  Expondré dos ejemplos, que me han sucedido personalmente al intentar publicar dos artículos sobre taxonomías/clasificaciones (sus estructuras matemáticas subyacentes, así como los sesgos cognitivos y utilitaristas que padecen), aunque finalmente fueron aceptados por otras revistas sin excesivos problemas. Todo este material lo podréis encontrar en mi Researchgate. El primer intento fue en Ecology Letters. Menos de un día tardó el editor (que curiosamente era de mi propia institución) en rechazarlo, obviamente sin la denominada revisión por pares (es decir subjetivamente), para lo cual alegó que eran productos obsoletos y que actualmente lo que “vendía” era investigar en materia de “redes”. Cabe mentar aquí que el estudio de las redes ecológicas era su principal tema de investigación ¿¿??. Seguidamente, lo envié a otra importante editorial. Esta vez tardaron unas 48 horas más. De nuevo su editor en jefe, sin revisión por pares, para variar, lo rechazó esgrimiendo el razonamiento de que aunque el documento parecía correcto, recibiría pocas descargas (poca pasta y menos posibilidad con vistas a elevar la audiencia de la revista y su factor de impacto). Como veis los argumentos científicos brillan por su ausencia, en esta era de la tecnociencia. ¡El negocio por delante y el contenido……. según la audiencia! que pudiera interesase por el mismo. ¿Y la calidad?. También cuenta, empero actualmente es una variable más a tener en cuenta, que no la principal.

Pues bien, hoy os hablamos de una nota de prensa cuyo contenido, de ser cierto, sería como para llevarse las manos a la cabeza hacernos “enloquecer”. ¡La psiquiatría  al paredón!. El título de la nota de prensa habla por sí solo: Un estudio descalifica el DSM, la biblia de los psiquiatras“”. Para a renglón seguido puntualizar: “Según esta nueva investigación, los diagnósticos psiquiátricos estandarizados no tienen valor científico para identificar y tratar trastornos de salud mental”. Como podréis leer abajo un DSM es una especie de clasificación que usan los psiquiatras al objeto de ordenar e identificar las enfermedades de los pacientes. Ahora resulta o resultaría, que estamos muchos, o la mayoría, mal diagnosticados, y como corolario, paupérrimamente tratados clínicamente. Debo suponer, espero y deseo, que no sea para tanto. Ahora bien, el asunto resulta ser francamente serio. Y todo por no atender debidamente a elaborar una buena taxonomía o clasificación.  ¿Nos vamos dando cuenta de los derroteros por los que camina la ciencia?. Una clasificación es un lenguaje común entre los expertos. Pero también una herramienta imprescindible para categorizar los objetos de estudio. Y sin ellas…. ¿Qué haríamos?. Algún listillo diría que apelar a la IA.  Empero si alguien defiende algo así es que desconoce absolutamente como se construye y alimenta una IA para que sea eficiente, al menos hasta la fecha.  Y aquí me paro. Abajo os dejo con la definición de DSM y esta, tan desquiciante, como sorprendente noticia. ¿Me voy a un psiquiatra o a un chamán?.  

Juan José Ibáñez

Continua…..

(más…)

Etiquetas: , , ,

Supernovas y Superpoderes casi Divinos. ¿Y los metales pesados también?

supernovas-y-metales-pesados

Supernovas: Fuente: NASA/CALTECH.

Las supernovas son esas asombrosas estructuras cósmicas, producto de ciertas explosiones estelares. Ellas nos han ofrecido últimamente (los telescopios, etc.), muchas de esas hermosas imágenes que se muestran los medios de comunicación sobre astronomía. Francamente se trata de una ciencia que me fascina tanto como  lo que ignoro de ella, por desgracia. El día que escribo este post, acabo de leer la siguiente Noticia: “Los metales pesados de la Tierra son resultado de una rara explosión de supernova”. Rara no sé si era, pero pesada… “heavy metal”, mogollón. Lo que me ha llamado la atención, es que no hará más de dos semanas que leí otra nota de prensa también muy sorprendente, que dio lugar al siguiente post: “Qué nos parta un rayo!: De cuatro Patas a Dos (El día que una supernova nos hizo humanos).  Es decir en apenas quince días resulta que acabamos de descubrir que, desde los metales pesados que moran en nuestro planeta hasta la evolución de la inteligencia humana, y como coralario parte de la contaminación de nuestros recursos naturales, se encuentra condicionada por los “caprichos” de esas estructuras estelares. Guau!!!!…… Superrr-NovasCold”. De ser así, cambiarían muchos conocimientos considerados como verificados sobre el universo y el origen de la Tierra, que de este modo serían reemplazados por otros nuevos.  ¿Demasiadas coincidencias?. ¡Posiblemente!. Pero aquí también pudiera interviene el factor humano, ya que se publican muchos artículos no tanto por sus sólidos argumentos, como porque previamente las editoriales han sopesado que van a ocasionar muchas descargas del ellos (ganancias económicas para para la multinacional de turno). Quizás por ello, se confunda con cansina frecuencia la realidad con resultados de los modelos de simulación. Afortunadamente los autores reconocen que se trata de una conjetura cuya corroboración deberá esperar a ser confirmada con datos observacionales.  En cualquier caso, quizás cabría hacerle hueco en los bíblicos siete días de la creación, más concretamente entre el primero y el segundo.

Reitero por enésima vez que llevo entre treinta y cuarenta años leyendo sobre resultados de los modelos de simulación, y fallan más que una escopeta de feria. Empero ya sabemos cómo funciona esa cosa llamada tecnociencia.

Posiblemente, el gran dramaturgo Pedro Calderón de la Barca (1600-1681) fue un visionario, y el soliloquio de Segismundo, que ha pasado a la historia, una mala versión… veámoslo….

¿Qué es la vida? Un frenesí. (cierto)

¿Qué es la vida? Una ilusión (con el tránsito de la ciencia a la tecnociencia),

una sombra, una ficción,(no, era simulación)

y el mayor bien es pequeño: (los resultados experimentales/observacionales)

que toda la vida es sueño,(no, simulación)

y los sueños, sueños son. (No, los modelos, modelos son. ¡cierto cierto!)

 

Pido disculpas a quien piense que me burlo del lector. No es así, tan solo que comienzo a estar harto de ciertas “coincidencias” y más aun los que confunden los suelos con algo que se parezca a la realidad. El tiempo dirá ……

Os dejo con cuatro simulaciones de la misma noticia

Juan José Ibáñez

Continua………..

(más…)

Etiquetas: , , ,

Pandemias y Literatura Científica en Tiempos de Crisis

 pandemia-covid-papers

Esta es una gran oportunidad o ya sabes (publica o perece). Fuente: Colaje Imágenes Google

 

¿Qué miras en la pantalla?

Una curva exponencial

¿La del crecimiento de la Pandemia?

No, la del número de papers publicados sobre el COVID- 19 desque que comenzó la pandemia.

Pues se parecen mucho

Efectivamente ambas son exponenciales

Tan rápido se investiga?

Bueno pues…… mejor me callo.

Me lamento ahora, pero posiblemente dentro de unos meses, ya no serán tales, sino quejidos desesperados, desgarradores, furiosos, etc., Y de eso estoy seguro. Si en algo se asemeja el crecimiento exponencial de una pandemia en sus fases iniciales resulta ser justamente el número de artículos científicos que se escriben sobre ella ¡científicamente comprobado!, como podréis leer más abajo. Se trata de un nicho vacío, y todo estúpido que se crea Indiana Jones, en busca de fama y gloría, intentará hacerse un hueco en una galería de la fama tan efímera como patética: “ser de los primeros en publicar sobre el tema”. Esperemos que la Pandemia clínica pronto comience a controlarse, empero la que afecta al número de paupérrimos estudios aparecidos en las publicaciones que salen a la luz por los medios que sea, tardará mucho más en alcanzar la meseta para luego declinar, a no ser que algún científico brillante encuentre rápidamente una maravillosa vacuna o un fármaco que corte las ansias coloniales del COVID-19.

Consuelo Ibáñez, epidemióloga, la hermana lamentablemente fallecida de este bloguero, que ocupó durante varios años la máxima autoridad técnica (es decir no elegida políticamente) en materia de emergencias epidemiológicas de la Comunidad de Madrid, terminaba hastiada tras cada brote epidemiológico importante, y especialmente si tenía calado internacional. Ella me comentaba la enorme cantidad de arribistas y artículos basura que aparecían en el escaparate de la ciencia médica. Encontrar una contribución relevante era como buscar una aguja en un pajar. Empero las TICs ¡avanzan que es una barbaridad!, con todo tipo de plataformas digitales y utensilios para alzar tu voz e intentar aparentar que aportas algo a la materia. Y así se ha terminado por generar una Torre de Babel. Tales progresos tecnológicos han dado lugar a convertir un tema concreto de moda en un inmenso vertedero de basura en Internet. Y así los mediocres intentan medrar a toda costa, pase lo que pase, y que no se les ponga nadie de por medio porque (…). Unos artículos no aportarán nada, la mayoría serán considerados inmensamente malos y quizás alguno pueda ser interesante y va y se me escapa. ¡porca miseria! Tan solo en el portal científico Pubmed, si uno de esos que son considerados prestigiosos, aparecen publicados en dos meses más de 8.000 artículos acerca del COVID-19 a 8 de junio de 2020, según JAL (ver abajo). Si Consuelo hubiera podido continuar en su más que popular bitácora  Salud Pública y Algo más, seguro que os ibais a divertir, aunque era mucho más prudente y educada que yo. Siento vergüenza ajena ante tan lamentable espectáculo; hoguera de vanidades que terminarán frustradas, como todas las precedentes.  No obstante cabe recordar que, actualmente y sobre este asunto, se ofrecen ingentes cantidades de dinero, proyectos, becarios e infraestructuras a todos aquellos que ya ostentan algún poder, tengan influencias, y por qué no, quizás alguna idea más que interesante. Otra cuestión es quien se lleva el gato al agua. ¡La batalla ha comenzado!. Codazos, empujones, zancadillas, y lo que sea necesario. Primero la “pasta” y luego ya veremos…..

Abajo os dejo unos cuantos enlaces y breves comentarios al respecto sobre esa tenebrosa mancha negra que sobrevuela nuestras cabezas y penetra en los pulmones. Efectivamente, otros colegas también se lamentan, en esta era de la imagen, de que la calidad de los contenidos científicos sea relegada a un segundo plano. Empero varios de ellos también resultan ser parte del problema, que no de la solución, ya que reprochándole sus respectivos comportamientos socavan una ciénaga aún más profunda a todos aquellos que desean estar ¡bien informados!. Tarea titánica en esos momentos. Algunos sacerdotes de la ciencia, sí esos ultra-ortodoxos a los que les va muy bien con el sistema actual, se desgarran las sotanas alegando que no se han hecho buenas revisiones por pares. Y efectivamente es así, no lo discuto. Sin embargo, las editoriales de reputación y sus responsables, son en gran medida tan culpables como los autores de esos trabajos, por mucho que se achaque a revistas depredadoras, ya que tan depredadoras son unas como otras. Al final lo importante es obtener pingues beneficios, que no otra cosa, es decir que se pague por leer lo que publican sobre un tema que tiene en vilo a la humanidad. Y como los investigadores tienen que estar bien documentados, el dinero lo recaudarán a raudales. Los plumillas, que dicen dedicarse a la divulgación científica, poco versados en estos menesteres, por lo general, se hacen eco de lo que leen y les comentan los afamados sacerdotes El establishment) , metiendo la pata y ¡más madera!. Da igual lo que escriban, si dan con un buen titular (…) el público entra al trapo.

Empero ante crisis de la magnitud del COVID-19, y sus repercusiones sobre la salud de ciudadanía, además de la economía (que es lo que más preocupa a una buena parte de nuestros dirigentes), las televisiones, periódicos, y esos programas llamados de periodistas tertulianos, que en base a su ignorancia, mezclan churras con merinas, dan lugar e interminables y soporíferos debates, de los cuales, lo único que puedes  extraer, es confusión, caos, dolor de cabeza, o un siestecita en los brazos de Morfeo…….. Empero falta un elemento en la ecuación ¿sabéis cual es?. ¡Políticos!: horror, terror y pavor!. Por una vez y sin que sirva de precedente me adhiero a la perspectiva de JAL (ver abajo). Desde luego, si lo que pretenden hacernos creer que sus votantes no les importan nada, dan en el centro de la diana. Ellos al acoso y derribo del adversario político, con vistas a echarles a patadas del poner y para ello, ¡vale todo!. Pero a lo que vemos….. El nivel de los artículos científicos sobre la covid-19 ha sido decepcionante”, “Dos revistas médicas meten la pata”. Fijaros en estos dos titulares, ya que ninguno de ellos aborda el meollo de la cuestión, por cuanto ya han tomado partido, dirimiendo disputas y descalificando a muchos de sus colegas. En tiempos de COVID-19, estudios científicos sin revisar: las prisas están acelerando y viralizando los papers. Y ante tal marasmo de información la: Inteligencia artificial para los ‘papers’ de la COVID-19.

Ya es difícil dormir, e incluso ver la TV. El problema es que el ciudadano entienda si o si, que debe serguir unas normas, así como que en estos momentos, tal deber es la principal línea de defensa que tnemo: ¡está en manos de cada uno de nosotros! .Y debe hacer falta mucha creatividad porque no veo a una parte de mis conciudadanos muy dispuestos, tan solo hace falta que se pongan las mascarillas como piercings, o peor aún de taparrabos. Y es que hastía. No se trata de concienciación, sino e acoso o tortura.

Sin embargo, no se hablamos exclusivamente de la publicidad que observamos, o las peleas callejeras de los políticos. Cada día leo un par de horas la prensa científica (es decir noticias sobre artículos u otro material de interés en medio ambiente o ciencia general). Pues bien, antes me hastiaba ver siempre la la coletilla del cambio climático, se escribiera sobre lo que se escribiera, era la norma. En los últimos meses, obviamente la pandemia lo ha desplazado, aunque como los primeros son muy correosos, han elaborado un puente entre degradación ambiental, pérdida de biodiversidad y pandemias. Y no me parece mal, ya que pienso lo mismo.  No obstante una cuestión  es informar con vistas a hacer comprender  tal vinculación y otra muy distinta repetirla una y mil veces haciendo creer cada redactor a su público que es original.  Sin embargo hablamos de la punta del Iceberg. Si leo sobre investigación y tecnología aeroespacial espacial, etc. me habland de sus bondades  e interés contra la pandemia. Si leo sobre tal o cual tecnología de descontaminación, me hablan e sus bondades contra la pandemia, si leo sobre casi cualquier otra materia me hablan e sus bondades contra la pandemia. Francamente se me antoja un comportamiento decepcionante.

Os dejo con algún material de interés que nos informa,  no sobre el coronavirus, sino por aquello de “publica o perece”, aunque no tengas nada que aportar.  Consuelo, cuánta razón tenías.  Y ahora me voy a tomar una coronitas. ¿Por qué tengo hoy ese antojo si prefiero la cerveza tostada? ¿Vosotros lo sabéis? ¡Estoy hasta la coronilla! A pesar de que me preocupe al tema como al que más. No me extrañaría que el público arto de escuchar más de lo mismo una y mil veces, esté desconectando y…. a la postre este si sería un tema muy preocupante.

Y justamente antes de acabar el post recibo la siguente noticia. …. ¡Más Mdera! Pero atención porque esta es muy, muy interesante, didáctica y esclarecedora. La más informativa de todas. Leerla por favor.

El escándalo del #LancetGate y la hidroxicloroquina: una llamada de atención sobre las publicaciones científicas

Las dos revistas más prestigiosas en investigación médica del mundo han caído de forma simultánea en el mismo error y hecho mella en la reputación de la ciencia cuando más necesaria es

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

¡Qué nos parta un rayo!: De cuatro Patas a Dos (El día que una supernova nos hizo humanos)

bipedestacion-evolucion-humana 

Fuente: Colaje Imágenes Google

¿Qué opino yo de la noticia que os ofrezco hoy?. Jajajajajaja. ¡Pero ahí está!. La evolución humana fue generada por una “vieja supernova que explotó de orgullo”, tras la hazaña de hacernos andar a dos patas, con lo agusto que lo hacíamos con cuatro. Ella sí que sabía, era ¿SuperSuper?…. Igual era divina. ¡Que nos parta un rayo!

El estudio que describe la nota de prensa de os mostramos hoy versaba sobre un posible evento cósmico que, según los autores, pudo causar la transición del plioceno al pleistoceno (cuaternario), es decir congeló un tanto el ambiente terráqueo (periodos glaciares). Empero estos sesudos investigadores debieron reflexionar muchísimo sobre el título. ¿Cómo hacer que los lectores lean nuestra noticia, ante tantas conjeturas propuestas sobre el mentado evento geológico (perdón celestial)?. Y en sus obnubiladas mentes, ante tanta electricidad latente, les partió un rayo y vieron la luz ¡por fin!. Se hizo la luz, que iluminó a esos miserables humanos terrestres, que ante tal milagro salieron corriendo de los infernales incendios forestales de este mundo, sí: un verdadero paño de lágrimas. Más aun, como había tanta madera muerta, y observaron atónitos aquella plaga de incendios forestales, a la que siguió el aumento desorbitante del número de rebaños de herbívoros, se aficionaron al fuego divino y la transformación celestialmente  inspirada de los infernales infiernos terrenales.  

¿Cuántas conjeturas se pueden hacer de esta índole?. Yo diría que innumerables. ¿Es tal aseveración realmente científica? ¡No!. Todo ello me recuerda a algunos colegas que, para explicar los resultados de sus indagaciones (no muy claras debían pensar), ante el público espetan con demasiada frecuencia frases de la siguiente guisa: “esto podría ser debido”; “entre las posibles causas nos inclinamos por pensar”, etc., etc. pero todo tiene un límite. Y yo llego hasta aquí. Es decir, hasta aquí hemos llegado (cuarta temporada).  

Simplemente, he puesto el texto en ese ingenio llamado Traductor Google, que otros dirían mejorado con “deep learning”, porque profunda, lo que se dice profunda, si es la noticia de hoy, ya que procede del espacio profundo, profundísimo. ¿Nos acercamos ya mucho al creacionismo?. No sé qué decir. Eso sí tal inferencia se parece basarse en el dicho español: “Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid”. Al fin y al cabo algunos expertos defienden que la bipedestación nos hizo humanos!, o casi, casi.

Os dejo con este celestial notición, sin más demora, ya que estaréis ansiosos tras mi larga desiderata. Mil perdones:  ¡Que me parta un rayo!

Juan José Ibáñez

Continua……..

(más…)

Etiquetas: , , ,

La quema de los rastrojos de las cosechas: Implicaciones en la contaminación, salud humana y cambio climático

quema-rastrojos-y-contaminacion

Fuente: Colaje Google imágenes

 La contaminación y calidad del aire de las grandes urbes es materia de preocupación mundial. Son millones los ciudadanos que anualmente enferman o fallecen a consecuencia de este gravísimo deterioro ambiental. Y entre las grandes ciudades del mundo, me “llueven” las noticias que conciernen a Nueva Delhi y Beijín. Por ejemplo leer esta noticia.: “El aire de Nueva Delhi está tan contaminado que respirarlo equivale a fumar 45 cigarrillos al día”. La nota de prensa sobre la que versa el post que os mostramos hoy abunda en el tema, aunque va mucho más allá. El estudio se me antoja francamente interesante. Ahora resulta que el veneno que se respira allí, no obedece tan solo a las emisiones urbanas e industriales sino a también a la quema de los rastrojos agrícolas a nivel regional y con intensidad regional.  La noticia se encuentra también redactada, como para no tener que trabajar mejorando “algo” las pésimas traducciones de los ingenios tipo Google. Seré pues breve.

Ciertamente, he mentado dos ciudades que tienen el dudoso honor de encontrarse en la vanguardia del “top ten”  de mega-urbes inhabitables. Existen muchas más en el SE asiático. Sin embargo los países del denominado estado del bienestar/malestar no son ajenos a este problema, estando sus autoridades y ciudadanos muy reocupados. Así se restringe el tráfico, el acceso a las grandes ciudades por vehículos desde la periferia, etc. etc. Vivir en las ciudades resulta a todas luces insalubre. Por eso yame he comprando una casa en el campo para mi retiro.

Empero hay más. Si la quema de restrojos produce demasiado carbón negro, emitiéndose de paso otros gases nocivos para la salud y el calentamiento climático, debería calcularse en que magnitud a escalas locales y regionales. En lo que concierne al calentamiento de la atmósfera, la escala global resulta ser, incuestionablemente, la más pertinente. La investigación llevada a cabo debe ser motivo de consternación, preocupación y merecedora de investigaciones muy serias.  En hora buena a los autores.

Juan José Ibáñez

Continua……

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Bill Gates y su preocupación por los suelos para más gloria de Rattan Lal

bill-gates-rattan-lal-y-suelos 

Bill Gates y Rattan Lal. Fuente: Google imágenes

Rattan Lal fue hasta hace, más o menos, dos años Presidente de la IUSS. Durante su mandato, solía escribir en cada boletín de la mentada sociedad un tipo de carta editorial “From the Desk(es decir, “desde el escritorio”) en las que nos mostraba sus opiniones. ¡Vale!. No soy partidario de que los que ostentan el poder se encuentren constantemente haciendo un uso abusivo del mismo con vistas que todos conozcamos sus doctas opiniones. Se trata de prebendas un tanto anacrónicas, y que la prudencia indica que debieran utilizarse exclusivamente en situaciones especiales y concretas. Otra cuestión distinta estribaría en que de vez en cuando el redactara alguno, invitando a otros afamados expertos  a que siguiesen su ejemplo. Dicho de otro modo, tal exceso de autoestima no es de mi agrado. Reitero que se trata de un juicio de valor muy personal. Sin embargo, no opinaré personalmente sobre él porque apenas le conozco y por tanto tampoco su idiosincrasia. Eso sí, mantuve un intercambio de mails con Lal, debido a un más que desagradable asunto que afectaba a otros colegas y… ¡me callo!.

Pocos días antes de la semana Santa de 2019, recibí una alerta de la SECS en la que se indicaba que habían recibido un correo de Lal, remitiendo a la nota de prensa que os muestro hoy. Aunque no me encontraba muy interesado en volver a leer este tipo de escritos, me llamó la atención la importancia que el archiconocido multimillonario Billy Gates comenzaba a dar al recurso suelo. Creí que podía ser del interés de algunos de vosotros y me puse a traducirlo. Rápidamente entendí que Bill era el reclamo y Lal el verdadero héroe de la narración, para su mayor gloria “once again”. ¿Y qué comentaban Bill y Rattan?. ¡Más de lo mismo! Ese discurso repetido hasta la saciedad durante demasiados años, cuando no décadas, que ya se me antoja muy cansino y aburrido.   Entiendo perfectamente Bill Gates no se saque nada novedoso de su chistera. Ahora bien Rattan….

En cualquier caso, abajo os dejo el documento con alguna advertencia. La nota de prensa escrita por un tal ¿Bruce Y. Lee? (si, sé que os suena este nombre y apellido) juega mucho con las palabras, y posiblemente yo no lograra traducir adecuadamente el texto.  Por ejemplo, “dirt” suele traducirse como “sucio, asqueroso, verde, cochino, guarro, asesino, etc.” pero también se apela mucho a este vocablo en materia de divulgación científica a la hora de explicar el papel de los suelos entre la ciudadanía. Pero al margen de este caso, que ya conozco, existen otros palabros o juegos de ellos que se escapan a mis cortas entendederas. Os dejo pues con la opinión de Bill Gates y especialmente las de Rattan, al que tanto le gusta aparecer en los “mass media”.

Bastante decepcionado

Juan José Ibáñez

Continúa…..

(más…)

Etiquetas: ,

Secuestro de carbono y sostenibilidad en Latinoamérica: Carbono Neutro (Revista en acceso abierto)

planeta-carbono-neutro 

Fuente: Página Web de donde se puede obtener los números de la revista y mucha más información

Con frecuencia, debo ofreceros informaciones que sean útiles para vuestros intereses, a pesar de que personalmente no tenga mucha fe en las mismas. Hoy es uno de esos días. No se trata en esta ocasión de llevar a cabo un análisis crítico, sino de que este tipo de iniciativas no suelen conducirnos a ninguna parte, y en el caso del cambio climático y del secuestro de carbono resultan ser prácticamente todas. Ojalá me equivoque y esta vez no se repita tal regularidad, por el bien de todos.  En este post no deseo hacer juicio de valor alguno, simplemente, pongo en vuestro conocimiento, para los que lo desconozcáis,  que se denomina  Carbono Neutral y una revista para Latinoamérica que os informará sobre esta iniciativa internacional en la región:  Planeta carbono Neutro.

Os dejo pues con la definición de neutralidad del carbono (según Wikipedia) y la información que ofrece la página Web de donde podréis adquirir en acceso abierto los boletines, videos, abundante documentación de eta iniciativa, etc.

Juan José Ibáñez

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , , , ,