‘Fraude y Mala Praxis Científica’

Los Pesticidas y transgénicos en Agricultura no son una necesidad para la soberanía alimentaria ¡confirmado!

 control-biologico-vs-pesticidas

Control biológico versus plaguicidas. Producción Vegetal. Fuente: Colaje Imágenes Google

Interesantísima la noticia que os reproducimos hoy basada en una nota de prensa en suajili, traducida al español castellano. Esta lleva por título “La agricultura sin pesticidas produce miles de millones en beneficios anuales en Asia-Pacífico”. Se trata justamente lo que han solido negar los defensores de la agroindustria y el agronegocio bajo el paraguas de esa pseudociencia a la que denominan Tecnociencia actual. Se ha defendido que los males que padecemos, tales como la contaminación global, polución de la biosfera y la propia salud pública, fueron generadas por la  Revolución verde. Empero hasta sus detractores suelen creer, erróneamente, que tal revolución sirvió para paliar el hambre y la miseria en las décadas los años  60 y 70 del Siglo XX. ¿No había otra alternativa?. Una y otra vez se ha negado con contundencia, arrogancia y cinismo. Empero hoyos vamos a mostrar que se trataba de una pura falacia, como La FAO, ONU, UE, etc., han terminado por reconocer. Y aun si hubiera sido el caso, desde hace muchos años existen contramedidas, es decir alternativas, que hubieran evitado el desastre ambiental global que ahora sufrimos. ¿Entonces?. Simplemente las multinacionales del agronegocio no dejan de poder ser también etiquetadas como las multinacionales del agrogenocidio, que de paso, han resultado ser también ladronas de ingentes sumas de dinero que habría que calcular. ¡Robo y magnicidio!. La noticia nos habla de la lucha biológica, siendo ambigua respecto a otras alternativas sustentables, si  bien la mayoría de ellas son complementarias.  Durante 15 años os hemos mostrado, en cientos de post, esta tragedia que amenaza nuestro destino. Cientos de entregas las hemos ido incluyendo en las siguientes categorías de nuestra bitácora. Se trata de una noticia que es fruto de un artículo publicado en Nature, para que no se nos tache de fanáticos ecologistas. Ciencia en acción, traducido en un éxito sensacional que ya se ha producido, como veréis…

 ‘Etnoedafología y Conocimiento Campesino’

Degradación de Suelos: Contaminación’

Fertilidad de Suelos y Nutrición Vegetal’

Los Suelos y la Salud

Fraude y Mala Praxis Científica’

 Y no os comento nada más, ya que esta investigación hunde el dedo en la llaga mostrándonos el caso de una región concreta. Os ruego encarecidamente que la leáis, y comprobéis que somos idiotas por naturaleza, sin excluir a una considerable parte de la comunidad científica que, desafortunadamente, aún cree que ese es el atufante camino …¿¿??… hacia el abismo, digo yo.

 Os añado aquí el principio para estimular vuestra curiosidad, aunque abajo reproduzco el texto completo.

Juan José Ibáñez

Como muchos de los programas subyacentes se ejecutaron con muy poco dinero, la tasa de rendimiento de la ciencia del control biológico es extraordinaria“, dijo el coautor Michael Furlong, investigador del Centro de Agricultura y Biociencia Internacional.

“Nuestro trabajo constituye una demostración empírica de cómo el control biológico de insectos ayudó a solidificar la base agraria de varias economías de Asia y el Pacífico y, al hacerlo, coloca el control biológico en pie de igualdad con otras innovaciones biológicas como el germoplasma de la Revolución Verde.

Continua……

(más…)

Etiquetas: , , ,

COP26: Cambio Climático vs Espiritualidad Ubuntu (y la Responsabilidad Ciudadana)

cop26-glasgow-2021

Fuente: Colaje Imágenes Google.

Este post se redactó previamente al fallecimiento del Premio Nobel de la Paz sudafricano, Desmond Tutu, que será enterrado el 1 de enero en Ciudad del Cabo. Descanse en Paz este gran hombre. Ojalá hubiera muchos como él.

La actualidad manda tanto como cansa, y a mí personalmente me hastía. Nada ha mejorado en lo que concierne al cambio climático y la sustentabilidad desde que hace ya 17 años comenzamos la andadura de esta bitácora. ¿Quién publicita las fake news?. Comienzo a pensar que casi todos, desde las redes sociales hasta los que dirigen los destinos de nuestra civilización. La pandemia de COVID-19 ha sido razonablemente relacionada con el cambio Global. La globalización sin cortapisas de bienes y personas también lo es ineludiblemente de especies invasoras o exóticas y este maldito virus también cae en tal categoría. En los momentos de escribir esta nota tras las Reuniones del G-20 y COP-26 los mandatarios de este desmantelado mundo se han propuesto firmemente y por enésima vez afrontar el reto del calentamiento de la atmósfera, la degradación ambiental la pandemia-etc. La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) fue adoptada en Nueva York el 9 de mayo de 1992 y entró en vigor el 21 de marzo de 1994. Hablamos ahora de “La cumbre del clima 2021”.

Casi un cuarto de siglo después todo ha empeorado a pesar de las tan reiteradas promesas y abrazos fotográficos de aquellos que gobiernan el mundo. Ya nos pronunciamos antes de la Cumbre de París en nuestro post COP 25 ¿Qué cabe esperar?. ¡Nada!, ¡Nada de Nada!. ¿Lo ven?. Nada de Nada o “peor imposible”.

Empero tras tanta precariedad ciudadana generada por las crisis económicas y el COVID, se pone de manifiesto, por enésima vez, la ineptitud ¿o quizás perversidad? de los poderosos y la indefensión e ingenuidad casi punible de la mayoría de todos nosotros. En marzo de este año, editamos otro post que llevaba por encabezamiento “El Gran Reseteo: ¿Hacia una Sociedad Sustentable?: Foro Davos, Foro Económico Mundial y el Cuento de Caperucita Roja”. En este último ya avisamos que tanta clarividencia acerca del descarrilamiento de nuestra civilización, desde las bocazas de aquellos que nos han conducido hasta aquí, olía muy mal. ¡Lobos con piel de cordero!. Por eso parece que se llegará a un tan pobre como mínimo acuerdo sobre las emisiones de metano. También fomentar la agricultura ecológica, y algún ítem más. Pero ni por esas, ya que seguirá sufriendo el hedor de la descomposición de la civilización actual que aumentará in crescendo  hasta que nos caigamos por el precipicio.  Y Todo en aras del cacareado progreso (tecnológico claro está).

Progreso y democracia son dos conceptos demasiado ambiguos que, en este mundo destinado  a ser guiado por la tecnociencia, adquieren matices hediondos. Si la democracia se entiende como el gobierno del pueblo, casi todas las ideologías “democráticas” y no “democráticas” dicen hacerlo, cuando en realidad lo oprimen, unas y otras, en mayor o menor medida. ¿Y qué decir del concepto de progreso? Habría que clarificar que entendemos por tal. Nadie duda del que el progreso tecnológico alcanzado, empero ¿ha traído más bienestar y felicidad a los ciudadanos?. Este mundo tecnológico ha sido, directa o indirectamente causante de los grandes males que aquejan al planeta. En lo que respecta al nivel social y bienestar real de los ciudadanos, el tema sigue siendo materia de gustos. ¿Han progresado los valores ético-humanos que rigen nuestra sociedad?. Desplaza la solidaridad a la competitividad y el emprendimiento? ¿Vivimos en un mundo algo más feliz?. Para unos pocos posiblemente así sea, empero para la mayoría no.

Resulta paradójico que discutamos inactivamente mil temas que aquejan a nuestro planeta y sociedad, bajo la batuta y consejos de los mismos poderes fácticos que nos han conducido a tal situación. Recodar la fábula del escorpión y la rana. La mayor parte de las religiones monoteístas que conozco dicen guiarnos hacia la solidaridad y la harmonía. Empero el capitalismo neo-ultraliberal que padecemos tan solo alienta la competitividad y el emprendimiento tecnológico ¡caiga quien caiga. El bien estar humano, es obvio, podría mejorar mediante avances tecnológicos. Sin embargo, cuando los últimos se utilizan especialmente con “ánimo de lucro” resulta trivial, que no. Necesitamos unos valores éticos que guían tanto o más a los dirigentes que a los ciudadanos corrientes aunque de ningún modo nosotros nos encontramos libres de pecado. En un mundo global segmentado por conflictos y guerras geoestratégicas, religiosas o dictadas por mezquinos intereses  todo buen deseo o deviene en falacia o como mínimo no pasa de ser una posverdad.  En este contexto La cumbre del clima 2021 es una genuina posverdad, en el mejor de los casos.

Dado que es un blog dirigido esencialmente hacia el mundo hispano parlamente.  Solemos utilizar ejemplos de culturas aborígenes latinoamericanas en muchos casos. Hoy haremos una excepción. Como dijo hace un par de días Greta Thunberg: “No necesitamos más promesas vacías”. Por estos días se cumplen los 30 años de ‘American Psycho’, el libro que retrató el capitalismo y el mundo donde viviríamos y que escandalizó a muchos no hace tanto tiempo.

Son los valores éticos los que rigen los modos de vida y destinos de una sociedad, y que a la postre conducirán las direcciones que deben seguir la ciencia y la tecnología. Hemos btenido de ellos lo que interesaba a unos pocos, no al conjunto de la humanidad. Sabéis el contenido de la Teología Ubuntu?, Gracias a ella Sudáfrica pudo salir de un régimen esclavista cruel sin apenas derramar sangre reducido actualmente a una minoría de Afrikáners . Tal espiritualidad, de residir en la sociedad moderna, habría dado lugar a otro modelo de sociedad más equitativo, en donde la solidaridad reemplazara los valores/horrores de la sociedad neo-ultraliberal que suprimimos. Abajo os dejo material para que lo entendáis.   Adelantemos tan solo que: “La filosofía de Ubuntu es muy clara. La creación de la riqueza común enriquece a cada uno y cuando cada uno se enriquece, cada uno es feliz y la paz reina

La Responsabilidad/irresponsabilidad ciudadana

Tan solo expondré un ejemplo de un hecho/evento en el que intervine allá a primeros de siglo, para que meditéis acerca de ese falso interés por el medio ambiente y el clima que a la postre no deja de ser más que pura mezquindad. Los que voy a narrar es parte de dos iniciativas a  las que me invitó la Comunidad Autónoma de Madrid en 2004. Tras ellos se me insistió en que creara un blog sobre cambio climático, aunque yo decidí abordar esencialmente el tema que da título al blog. Aquí tenéis dos referencias a partir las cuales se inicia la breve historia que os cuento abajo.  No os fijéis en los enlaces ya que han cambiado y hasta yo me pierdo para encontrarlos.

Pues bien, durante bien durante el primer evento cinco ¿expertos? Debíamos explicar y responder las preguntas de varios colectivos con  diferentes procedentes grados de formación (colegios, universidades, etc.) que significaba el cambio climático y el susodicho protocolo. Todo fue perfectamente en lo que concernía a las primeras preguntas. Empero cuando yo personalmente espeté que para llegar a buen puerto y conseguir lo que ahora denominan descarbonización, los ciudadanos deberíamos hacer también bastantes sacrificios además de implicación, empezó la polémica y que termino siendo muy agria con algunos, y especialmente algún colectivo de adolescentes.

Una de las jóvenes colegiales (aunque bien podía haber sido un varón, ya que la estupidez y el egoísmo no son materia de género) espetó que estaba de acuerdo en todo, excepto en perder “su calidad de vida”. Estamos en un país que se encuentra del lado de los que en general disfrutan del denominado “estado del bienestar”. En consecuencia yo le respondí, que como adolescente no debía de hablar de “su calidad de vida”, sino de la que le ofrecían sus padres. Ella no era más que una privilegiada que no había aportado “aun nada de nada a la sociedad”. Y tras otras variadas consideraciones, la indiqué que con actitudes como la suya, estábamos perdidos. La criatura histérica, montó un alboroto tremendo. Eso si, la participación en el foro, que se encontraba decayendo, comenzó a dispararse de nuevo. ¿Cómo es posible que los ciudadanos defiendan la neutralidad de carbono alcance sus fines sin que todos pongamos nuestro granito de arena?.  Todo el mundo quiere lo mejor, pero sin molestarse o ceder lo más mínimo. Criatura ¡así no!. Sin embargo no se trata un mal de adolescentes (la adolescencia es una enfermedad que tan solo se cura con el tiempo) sino de la sociedad en general. Casi nadie quiere perder algo de sus bienes materiales en aras de un bien mayor. Casi nadie quiere darse cuenta que nuestro desenfrenado consumo es una de las mayores amenazas ante el gravísimo problema que nos afecta a todos. Imagínense que un día, un gobierno decide prohibir cambiar de teléfonos móviles más de una vez cada tres años  con vistas a paliar de paso la obsolescencia programada a la par que reducir así (entre otro ítems) el excesivo consumo de energía y que además el uso de estos dispositivos no sobrepasara las dos horas diarias por persona. Con toda seguridad, tras una revuelta popular, el gobierno sería derrocado. ¡Hasta ahí podíamos llegar!. Creo que es suficiente: ¡A buen entendedor pocas palabras bastan!. Leamos pues algo sobre la filosofía Ubuntu con vistas a constatar que nuestro problema material se inicia como resultado de la carencia de valores éticos dignos de llevar tal nombre.

PD. Cuando he buscado el internet el vocablo descarbonización para enlazarlo, he observado que casi todas las primeras páginas Webs que lo explican proceden de las Multinacionales energéticas que han obtenido pingues beneficios con los combustibles fósiles y ahora esperan obtener los mismos con las renovables. Multinacionales sin escrúpulos que ponen el ojo en donde cualquier iniciativa que pueda aportarles beneficios ya que se trata de dejar de suministrar carbón petróleo y enriquecerse plagando el país de los denominados huertos solares, pero siempre bajo su dictadura con el beneplácito de los gobiernos. 

Ibáñez, J. J. 2004. Consideraciones Acerca del Protocolo de Kyoto. Panel de Ciudadanos sobre el Protocolo de Kioto (La Opinión de los Expertos), que se celebró en el Marco de la Feria de la Ciencia de Madrid Página Web: http://www.madrimasd.org/cienciaysociedad/Kioto/documentacion/pdfs/Presentacion_JuanJoseIbanez.pdf

Ibáñez, J. J. 2004. Ponencia sobre Cambio Climático. IV Semana de la Ciencia. Programa de Cultura Científica. Ponente para el Panel de Ciudadanos. Protocolo de Kioto (12 de noviembre de 2004 a Abril de 2005, respondiendo a los ciudadanos de Madrid en Internet. CAM. 

Juan José Ibáñez

La Tecnociencia Como Sistema Complejo o No lineal: ¿Qué Significa?

Tecnociencia Definiciones y Objetivos

COP 25 ¿Qué cabe esperar?. ¡Nada!, ¡Nada de Nada!

El Gran Reseteo: ¿Hacia una Sociedad Sustentable?: Foro Davos, Foro Económico Mundial y el Cuento de Caperucita Roja

Cambio De Paradigma o el Decrecimiento Económico frente al Crecimiento. Esperanza para la Humanidad y el Planeta

¿Holocausto ambiental o Guerra mundial?

La cumbre del clima 2021 (Fuente Madri+d)

Esta semana ha arrancado la 26º edición de la COP, la reunión donde se decide el futuro del planeta

La primera cumbre del clima post-pandémica ya está en marcha en la ciudad de Glasgow, en Reino Unido. Durante los próximos días, las máximas autoridades políticas y ambientales del mundo intentarán negociar acuerdos que permitan cumplir el Acuerdo de París. Los compromisos existentes hasta ahora son insuficientes y existen todavía muchos flecos que cerrar sobre cómo llevar a cabo la reducción de emisiones de carbono.

Uno de los puntos clave en la negociación será el Artículo 6, que debe regular el futuro mercado de emisiones. Ese mercado permitirá que empresas y países compren y vendan el derecho a emitir determinadas cantidades de gases de efecto invernadero. Es uno de los puntos más polémicos del Acuerdo de París.

Podéis leer más sobre la cumbre en español en El PaísEuronews, y The New York Times, entre muchos otros medios.

Teología Ubuntu

La teología Ubuntu es según Wikipeda

La percepción cristiana del obispo anglicano sudafricano Desmond Tutu de la filosofía africana Ubuntu, que reconoce la humanidad de una persona a través de su relación con otras personas. Partiendo de su fe cristiana, Tutu teologiza Ubuntu mediante un modelo de perdón en el que la dignidad y la identidad humanas se extraen de la imagen de Dios como trino (Santísima Trinidad) . Los seres humanos están llamados a ser personas porque son creados a imagen de Dios . 1

La idea de Ubuntu siempre ha existido en las culturas orales del sur de África, pero parece haber tres desarrollos significativos en su aplicación que lo han llevado al mundo en general. El primer desarrollo se remonta a la aparición del concepto impreso alrededor de 1846, cuando……..

Ubuntu: una cultura africana de solidaridad humana – UMOYA

 La filosofía de Ubuntu proviene de la comprensión de que la vida de cada uno está profundamente ligada a la del otro y de la ELECCIÓN de utilizar el PODER personal para comprometerse con el bien común, por oposición a la creación del bien individual aislado. La filosofía de Ubuntu es muy clara. La creación de la riqueza común enriquece a cada uno y cuando cada uno se enriquece, cada uno es feliz y la paz reina. El contraste es igual de cierto cuando se utiliza el poder personal para empobrecer a los demás con el propósito de crear riqueza y poder personales. Hay que reconocer que el abuso de poder proviene de un espíritu humano enfermo, disfuncional y narcisista que crea una imagen inflada de uno mismo y busca apoyar esa imagen. Eso se expresa mediante elecciones comunes, políticas, económicas y científicas, así como en las relaciones entre personas, pueblos y países. El mayor fracaso ético de toda la historia es dar a las empresas el estatus de una persona moral. A través de ellas, la tecnología y las instituciones financieras han amplificado el impacto destructivo que el espíritu humano ejerce sobre el planeta, otras formas de vida y sobre los propios humanos. En un reciente informe de Oakland es sorprendente comprobar como los programas económicos del Banco Mundial se han convertido en una herramienta para el empobrecimiento de África por las mismas personas que van “ayudar” a África por distintos motivos.

En realidad, ni el bienestar económico y social mundial, ni la paz, pueden provenir de la promulgación de más instrumentos internacionales. Son importantes en la medida que proporcionan la guía internacional básica para vivir juntos sobre el planeta. Los deseados resultados de aumento y consolidación del bienestar humano y social sólo pueden emanar de un compromiso personal y colectivo hacia los imperativos éticos de Ubuntu. Dicho de otro modo, el Ubuntu africano podría llevar a cabo una revolución de ternura si las personas del mundo se permitiesen beber de su espíritu. Mientras seguimos haciendo camino, AEFJN (Africa Europe Faith Justice Network) nos invita a todos a la esencia de Ubuntu.

Continúa…………..

(más…)

Etiquetas:

El terror de la Neurociencias en el mundo de la Tecnociencia

neurociencia-tecnociencia

Colaje imagenes Google

El 12 de febrero de 2020, Rafael Yuste, neurocientífico español y catedrático de la Universidad de Columbia (EE UU), ofreció una escalofriante exclusiva al Rotativo El País, digna de la mejor película de terror-ciencia ficción. Y como veréis, por la autoridad que atesora y el proyecto al que dio vida, nadie puede dudar del riesgo que corremos los ciudadanos en este mundo dominado por la Tecnociencia encabezada por los lobbies,  que caracterizan a la dictadura financiara que sufrimos. Prácticamente no necesito añadir o puntualizar nada, ya que el texto es meridiano y transparente.  La profecía de George Orwell en su obra maestra 1984 está ya entre nosotros, según Rafael Juste. El Gran Hermano de Orwell vive. Leí este libro de joven y me dejó impresionado, como también me ocurrió con su obra “Mi guerra Civil Española”, que le marco durante su intensa aunque breve vida.

Ya os comenté que la ciencia no tiene moral, mientras que su utilidad depende del uso que le dan los que atesoran el poder, y de los que aún confían en él. No se trata de vilipendiar uno de los mayores logros del ser humano, pero tampoco negar quelas dos caras de la ciencia jamás deben soslayarse. Y aquí está el problema. Como señala el título de un libro del filósofo de la tecnociencia Javier Echeverría, se puede hablar de “Ciencia del bien y el Mal”. Por lo tanto, si la balanza se inclina del lado de los poderosamente avariciosos, estamos perdidos. Ellos no desean ciudadanos libres. Primero nos convirtieron en consumidores y ahora se preparan para anular nuestras mentes, y la postre disfrutar manipulándonos como zombis. Y reitero no es la ciencia, sino la condición humana. El Gran Hermano de Orwell vive y ya habita entre nosotros. Y este discurso casi apocalíptico no es mío sino que lo comparte, y con mayor conocimiento de causa Rafael Yuste, como podréis leer más abajo.

Si retornamos a la sinopsis del mentado libro de Echeverría os muestro una frase de que ofrece la editorial:

“Hay bienes y males físicos, mentales, económicos, sociales, ecológicos, políticos, jurídicos, militares, religiosos y morales. La mayoría son específicamente humanos y otros son comunes a los diversos animales y seres vivos. Así, las ciencias, las tecnologías y las artes también generan sus propios bienes y males. Este libro afirma la posibilidad de una ciencia del bien y el mal que tenga en cuenta esta pluralidad y afronta cuestiones éticas yendo más allá de la ética. Los bienes y los males dependen de los valores, al igual que las virtudes y los vicios. La ciencia del bien y el mal es una axiología que se aplica a diversos tipos y sistemas de valores y puede ser investigada en los ámbitos privados y públicos, pero también en la biosfera, la literatura y la medicina. En este libro no se parte del bien ni mucho menos de la Idea del Bien, sino de los males. El mal es ubicuo, omnipresente y plural mientras que el bien es escaso………

De aquí que el Profesor Yuste nos hable de los neurólogos firmen un juramento tecnocrático, a modo de código deontológico, y se desarrolle en serio una Neuroética. También incide en la necesidad de tecnoderechos y neuroderechos ciudadanos que debieran incluirse en la Carta de los Derechos Humanos. La Neurotecnología, avanza rápidamente y en especial de la mano de las empresas tecnológicas y militares. Yuste no evade el duro tema que nos ocupa citando empresas que todos utilizamos diariamente en nuestros PC, portátiles y especialmente teléfonos móviles., ap., etc. Pero mejor que leáis el texto por  vosotros mismos. Nuestras libertades e incluso individualidades corren peligros y las amenazas ya están aquí, entre nosotros.  Si no movilizamos, como contra el cambio global, podemos decir que solo falta un empujoncito para que caigamos por el precipicio. Hay que tomar partido: ¿“Ciencia del bien o del Mal?. Os dejo en esta entradilla algunas frases si bien el texto completo y abiertamente sincero lo leeréis al final.

A corto plazo, el peligro más inminente es la pérdida de privacidad mental”. “La privacidad máxima de una persona es lo que piensa, pero ahora ya empieza a ser posible descifrarlo”. “La neurotecnología, ya es capaz de ver y hacer en nuestras mentes”. “Se puede usar para crear soldados con supercapacidades (Darpa). ““Las compañías tecnológicas se están metiendo en esto de cabeza porque piensan, de manera acertada, que el nuevo iPhone va a ser una interfaz cerebro-computadora no invasiva”. “A corto plazo, el peligro más inminente es la pérdida de privacidad mental”..

Tan solo recordaros que WhatsApp ya es usado por más de 2.000 millones de personas, habiéndose demostrado su mala praxis. Y podría seguir citando firmas empresariales…..

Juan José Ibáñez

Por qué hay que prohibir que nos manipulen el cerebro antes de que sea posible

 Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Pandemias: El Aislamiento Social de los Vampiros, Una Lección de Salud Pública para los Humanos

pandemia-vampiros-y-distanciamiento-social

Dedicado a  Dionisio Herrera Guibert in memorian.

Como casi todos deberíamos (aunque algunos ciudadanos descerebrados parecen analfabetos y sordos funcionales), personalmente intento mantenerme al día cerca del devenir de la Pandemia COVID-19 que azota a la humanidad, al menos durante 2020. No me gusta ni logro entender casi nada de lo que leo o visiono en TV. Existen personas a las que yo denominaría sociópatas, en el sentido de que no les importa en absoluto que su estupidez ponga en riesgo la vida de sus congéneres y, aunque no se percaten, de sus seres más queridos. Y mientras tanto, la mayor parte de la clase política, se comportan como niños mal criados inmersos en sus mezquinas peleas con vistas a intentar anteponer la economía a la salud, sin que lo parezca. La economía debería encontrarse siempre al servicio de los ciudadanos. En cualquier caso, ambos son en nuestra sociedad elementos indisolubles de la misma ecuación. Sin salud difícilmente puede prosperar una economía. Y justamente hoy 28/10/2020 me ha sorprendido la siguiente noticia que lleva por título, traducido del suajili al español castellano: “Los murciélagos vampiros se distancian socialmente cuando caen enfermos” para a renglón seguido exclamar “los murciélagos vampiros son mejores para seguir las pautas de los CDC que algunos humanos”. Abajo os explico que es el CDC en mi homenaje a mi entrañable amigo Dionisio Herrera Guibert  Director del Tephinet, que falleció meses después de que lo hiciera mi hermanita Consuelo Ibáñez, la administradora de Salud Pública y Algo más, compartiendo trabajo en la CAM durante algunos años, y seguidamente contactos permanentes hasta que ambos decesos se los llevaron. Consuelo y Dionisio, se conocieron, si no recuerdo mal en un master del CDC. Actualmente uno de los principales obstáculo para reducir el crecimiento de la pandemia es el sistemático incumplimiento, especialmente por parte de la juventud, del distanciamiento social. Alardeamos de ser el Homo sapiens, (el ser más inteligente de la creación ¿¿??) aunque yo me pregunto ¿sapiens porque, si realmente somos estúpidos?, o al menos hacemos esfuerzos enormes para parecerlo. A la espera de terapias, la pandemia no habría causado tantos estragos en los países más favorecidos económicamente.  Empero aquel caduco trinomio de Dios, patria y rey ha sido sustituido, por el de manada (pandillas), botellones y desprecio por nuestros congéneres.

Pues bien, los murciélagos vampiros parecen atesorar comportamientos que impelen al distanciamiento social, intentando evadir las epidemias. Sin embargo, nosotros no y muchos de nuestros mandatarios menos. En otras palabras, tenemos menos cerebro (o más retorcido y sádico) que los vampiros. En fin, más que materia para la reflexión, la nota de prensa se me antoja como materia de depresión. Leer la noticia, aunque el titular sea algo exagerado.

Juan José Ibáñez

Continúa……

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Softwares Estadísticos y Mentes Perezosas

gis-y-fragstat 

GIS  y FRAGSTATS Fuente: Imágenes Google

Cuando tecnologías sencillas de usar generan mentes perezosas

Acabo de remitir a la editorial el informe  de un documento que tenía que revisar para una revista científica indexada y me vuelve e invadir la desesperación. Nadie duda de la utilidad de potentes programas para el análisis estadístico de la información. Ahora bien, una cuestión es acelerar todas las operaciones de cálculo, y otra bien distinta, atesorar unos datos, apretar un par de teclas y obtener simultáneamente o en cascada decenas o cientos  de análisis estadísticos de los primeros, más aun cuando en la mayoría de las ocasiones los usuarios desconocen su racionalidad y como son calculadas. Ante tamaña cantidad de información, resulta fácil caer en la tentación de analizar los resultados y escoger los que consideres “oportunos”, con una actitud “oportunista”.   Y así ocurre. Nuestros  jóvenes investigadores, y otros que no lo son tanto, elaboran documentos, aferrándose a resultados y significaciones estadísticas concretas que no tienen ni pies ni cabeza. Un caso dramático y archirrepetido estriba en observar como los autores se afanan de dar racionalidad a patéticas correlaciones espurias.

La ciencia se basa en la creatividad de sus practicantes, estando la estadística al servicio de la primera.  Sin embargo la segunda no puede, ni no podrá reemplazar a la primera. A menudo estos software son pensados para ofrecer las soluciones que más demandan los usuarios que, con harta frecuencia, no son las más adecuadas en muchos estudios, como seguidamente explicaremos. Tras décadas de trabajo en estos menesteres, es fácil extraer conclusiones. Nos creemos muy modernos por utilizar unos sofisticados hardware y software informáticos. Empero estos no pueden sustituir los conocimientos clave de cada disciplina, el trabajo de campo, la bibliografía adecuada y sobre todo la reflexión. Nuestros jóvenes investigadores, atraídos por estos paquetes de programas, se olvidan de lo fundamental, es decir de casi todo lo previamente mentado.  Y como es tan fácil……. Darle al teclado y ¡¡¡flash!!!…. te aparecen las consabidas riadas de estadísticas. Este modo de proceder modela mentes perezosas y descuidadas de aprender todo lo que realmente necesitan. Reitero que estamos formando mentes perezosas, y lo que es peor, con cierta adición a hablar de lo que desconocen. Pero pongamos un ejemplo, de colegas más maduritos tiempo atrás.

Cuando comenzaron a aparecer los sistemas de información geográfica –SIG- (como también la teledetección), allá por los años 80 del Siglo XX, yo adquirí uno, que por aquel entonces solían ser muy caros, demandando estaciones de trabajo más sofisticadas que un PC normal. Inmediatamente puse a un par de becarios a instruirse y trabajar con ellos. En un congreso, me encontré con un antiguo colega que se acercó a saludarme afablemente. Al preguntarle a que dedicaba sus esfuerzos en los últimos años me comentó textualmente (aun me acuerdo): “Ahora investigo sobre sistemas de información geográfica”. Inmediatamente le pregunté: ¿estas desarrollando un programa? ¿Qué características atesora?. El respondió: “No, ufff eso es muy complicado…. Yo me he comprado uno y lo aplico a lo que me ofrezcan”. ¿Se trata de investigación?. No simplemente era un mero usuario de la tecnología de moda, la cual desconocía casi por completo. Inmediatamente me reuní con mis becarios y les hablé muy claro, es decir le explique lo que aquí os cuento: Si utilizáis un hardware y/o un software comercial, no sois investigadores, sino como máximo técnicos, que es algo muy distinto. 

En mi caso, es habitual, por ejemplo, que los editores me soliciten que revise estudios en los que la información geoespacial resulta ser extremadamente relevante. Pondré un ejemplo.

La multinacional ESRI es famosa por sus sistemas de información geográfica y paquetes estadísticos asociados. Pues bien, se realizan las operaciones oportunas sobre mapas e información georreferenciada en general, para a la postre meterla en la batidora/coctelera de esos softwares. También en mi caso concreto suelo toparme casi siempre con el mismo producto comercial, es decir FRAGSTATS. Personalmente no critico este software en sí mismo, sino a los usuarios que creen que se trata de una especie de barita mágica y que lo que nos ofrece “va a misa” Ahora bien, nada más lejos de la realidad. FRAGSTATS, es un paquete de programas  enfocado a los investigadores de ecología del paisaje. Este ofrece un montón de métricas diferentes incluidas muchas que conciernen a los análisis de diversidad, que también son de interés de los expertos que estudian los patrones espaciales que acaecen en los paisajes preferentemente biológicos. Ahora bien, mi tema central de estudio resulta ser la geodiversidad (aunque no de la manera constreñida y sesgada que nos ofrece Wikipedia) y más específicamente la edafodiversidad o diversidad de suelos. Pues bien, son ya muchos, demasiados, los manuscritos que he tenido que rechazar, o en el mejor de los casos devolver a los autores para una profunda reorganización del trabajo por hacer un uso acrítico e indiscriminado de FRAGSTATS, que iba más allá del rigor científico y lo que es peor aún, del sentido común. No entraremos en detalles.

Buena parte de los trabajos que me veo obligado a rechazar es debido a la aplicación indiscriminada de tales estadísticas a casos y objeto de estudio que carecen de sentido científico. Observar cómo se usan esta tecnología y herramientas estadísticas para extraer conclusiones, ya no criticables, sino incomprensibles y carentes de sentido me hiela la sangre. Y son dignas de reprimenda. por cuanto los autores suelen hacer gala de un palmario desconocimiento del objeto de estudio.

Juan José Ibáñez 

Etiquetas: , , , , , ,

¿Mejoran la calidad del suelo los fertilizantes biológicos?

biofertilizantes-y-tecnonegocio 

Fuente: Colaje Google imágenes

 Ya os he comentado en más de una ocasión el auge de los biofertilizantes y sus presuntos beneficios, como en el siguiente post: “Microorganismos Eficientes o Efectivos (EM) y Rehabilitación de Suelos”. También se publican estudios que se me antojan tan estúpidos en sus contenidos como para entender que solo puedo tacharlos de propaganda o marketing encubierto. Por ejemplo, partiendo de la siguiente  noticia: “Demuestran que la combinación de dos bacterias mejora la salud de las plantas”, elaboré el correspondiente post “calidad del suelo, fertilizantes biológicos, biofertilizantes, mejora de calidad,”. El problema estriba en que la indagación actual ya no se basa tanto en los principios de la ciencia, como en los de esa extraña y deforme criatura a la que denominamos tecnociencia. Y bajo el imperio de la última separar el grano de la paja, resulta endiabladamente difícil, cuando no imposible. En consecuencia, resulta estimulante leer notas de prensa como esta, cuyo título en castellano vendrá a decir ¿Los aditivos ayudan al suelo? Como podréis leer abajo tanto en suajili como en mi traducción al castellano, la entrevistada contesta lo que desde un principio cabría esperar y para bien.  La respuesta viene a ser, frecuentemente no, a veces sí y de vez en cuando generan daños medioambientales. Seguidamente recalca lo que ya suponíamos muchos, bien pudiéramos estar ante un nuevo modelo de negocio, cuyos pilares científicos, son demasiado frágiles para ser considerados genuinos avances científicos y no “la princesa prometida”. También acertadamente compara estos “organismos denominados benéficos/beneficiosos, con las especies invasoras que tanto nos inquietan, y con razón.  

Si aplicáramos el sentido común y los conocimientos ecológicos adquiridos durante un par de siglos, el tema resulta ya perturbador desde el principio. No son muchos los casos bien fundados en los que la introducción de nuevas especies en los ecosistemas les ayudan a repararse de algún daño previamente sufrido. Por el contrario, abundan los que denuncian perturbaciones de gran calado, o simplemente no se adaptan y desaparecen al no ser competitivas con la biota del lugar.  Si leéis detenidamente la nota de prensa, comprobareis que vengo defendiendo es ¡lo mismo que ella!, pero con diferentes palabras. Eso sí, aquí se trata de producir alimentos, que no de la salud de los ecosistemas. Empero las empresas que comercializan estos productos, nos hablan casi de sus poderes milagrosos, a la hora de restaurar la “armonía ecológica”, aumentar la productividad de las cosechas y como no, garantizar la soberanía alimentaria, y todo lo que se les ocurra.

Ya hablemos de ecosistemas naturales, o de sistemas agrarios, la introducción de nuevas especies, debe hacerse con suma cautela. Un biofertilizante puede tener efectos positivos en algunos tipos de suelos y bajo ciertos tipos de manejo, y los opuestos en otros. La naturaleza muestra que a menudo son neutralizados por las especies residentes en la zona, aunque si logran medrar, llegan a generar estragos. Todo este asunto concierne a la ecología de las comunidades, ya se encuentren sobre el suelo o en su seno. Nadie ha logrado demostrar que la ecología microbiana se base en principios ecológicos distintos que la de seres vivos de mayor tamaño. Dudo mucho también que la ecología sub-aérea diste de la aérea, en cuanto a sus leyes. Pues bien, Miranda Hart, nos cuenta su experiencia, que a mí me ha resultado especialmente estimulante.

No existen remedios milagrosos. Como los medicamentos, en algunos casos  solucionan la dolencia, en otros no y finalmente en ocasiones hacen morir al paciente. Y me viene a la mente la experiencia que me contaron en Cuba en diciembre de 2012. Debido a que entre su débil economía y los malditos bloqueos de países “enemigos” no pueden comprar pesticidas, ni a penas fertilizantes, todo es ecológico por “pura necesidad (la mejor forma para evitar engaños), reciclándose al máximo, lo cual depende tanto de los escasos recursos que atesoran como de la imaginación.  Pues bien, ante la imposibilidad de adquirir esos mágicos fertilizantes, se pusieron a experimentarlow cost”, estúpido anglicismo traducido del Chino “todo a cien: barato, barato”.   Quiero decir que ante la falta de medios, pero no de imaginación y voluntad, recolectaron muestras de suelos de diferentes lugares, mezclándolas con diversos  productos/desechos locales a reciclar. Seguidamente llevaban a cabo unos cócteles/ una especie de compostaje en grandes recipientes. Tras el periodo o periodos que consideraban oportunos, extraían los diferentes líquidos con sus inóculos, rociando diversas parcelas con ellos. Luego sembraban y observaban el rendimiento de los cultivos con cada “biofertilizante casero”, respecto al control. Tal tipo de investigación atesora al menos dos ventajas, al margen de que así raramente te publiquen un “paper”. La primera deviene en que no dependes de agentes externos que te vendan como oro, posiblemente veneno, y además tengas que pagar dinero por ello.  Empero por otro lado, los posibles microorganismos beneficios son locales, por lo cual raramente podría hablarse de especies invasoras. Y así “con el tiempo y una caña, hasta los verdes se alcanzan”. ¿¿??.

Sin embargo, no lo dudéis, el debate suele ganarlo, o al menos la primera batalla de una guerra, quien atesora más recursos económicos y/o, de poder, y/o de márquetin. De cualquier modo, hasta las fraudulentas multinacionales del agronegocio están siendo paulatinamente acorraladas. Empero si cambiamos la economía actual por otra aparentemente ecológica, bajo el mismo modelo de negocio que fomenta la dictadura financiera, preparémonos  para otro largo y estúpido debate  bajo los nauseabundos dictados de la tecnociencia ” Francamente yo elijo el modelo cubano y vislumbro que al final la clave estará en los sencillos, claros, breves y rotundos comentarios que abajo podréis leer de Miranda Hart.  

Continua…….

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Suelos Urbanos, Cultivos Urbanos, Contaminación de Suelos y Monitorización de la calidad del aire

agricultura-urbana-monitorizacion-calidad-aire 

Huertos Urbanos. Fuente: Colaje imágenes Google.

Existen noticias aparentemente interesantes, que nos ofrecen la imagen de una gobernanza preocupada por la salud de los ciudadanos. Sin embargo, casi nunca es oro todo lo que reluce. El lector debe siempre tener en cuenta que, tras muchas de las denominadas políticas verdes, tan solo existen nuevos modelos de negocio, que no genuinos intentos de salvaguardar la salud de los ciudadanos y del medio ambiente. Se trata de vender o aparentar preocupación y atención, que no de revertir situaciones indeseadas. Sobre la calidad del aire en las ciudades, mejor no hablar, ya que suelen incumplir los umbrales permitidos por la OMS, incluso en aquellas urbes que disfrutan un mayor grado de bienestar. Hemos advertido en numerosas ocasiones que los alimentos producidos en los huertos urbanos y periurbanos pueden resultar ser beneficiosos o perjudiciales en función de las deposiciones atmosféricas, aunque también de la contaminación previa de los suelos que se pretenden poner en cultivo. En cualquier caso, ya se ha demostrado en numerosas ocasiones que los suelos de los jardines urbanos se encuentran fuertemente contaminados. Como corolario, pueden usarse, bajo control, con vistas a analizar la contaminación de sus suelos y plantas, monitorizar la evolución y advertir a los eco-agricultores urbanitas si pueden consumir los alimentos de sus huertas. Y es aquí en donde me sorprende la noticia que os mostramos hoy: “Los huertos urbanos como vigilantes de la contaminación”. Tras leerla, me han surgido varias tribulaciones. Al menos, tal cual se encuentra redactada la nota, da la impresión que importa más la monitorización del estado de salud ambiental y humana que cuidar de la población en sí misma antes que enferme.  Por supuesto, que estoy de acuerdo con las redes de vigilancia de tal guisa, ahora bien: ¿por qué no empezar con los jardines, cuyos productos no son consumibles y luego preocuparse por lo que consumen los seres humanos que habitan tales urbes?.

Veamos el lado positivo redactado en la nota de prensa: “El segundo objetivo fundamental del trabajo ha sido comprobar si los alimentos cultivados en un ambiente urbano, empleando un sustrato limpio, serían adecuados para su consumo, puesto que estudios previos llevados a cabo por el grupo de investigación de la UPM Prospección y Medio Ambiente (PROMEDIAM), habían determinado que ciertos emplazamientos urbanos podrían no ser adecuados para la agricultura urbana si se cultiva directamente sobre el suelo, debido a los niveles de concentración existentes de algunos de los elementos traza analizados”. Hasta aquí todo perfecto, ya que además los sustratos, es decir suelos artificiales, reemplazan el “los potencialmente contaminados suelos urbanos”. Ahora bien, cabe discrepar en el periodo monitorizado en esta experiencia “tres semanas”. Siempre se puede alegar que diversos cultivos crecen rápidamente, por lo que en la práctica no existen muchas posibilidades de que se contamine el alimento en tan corto lapso de tiempo. Pero con otros no ocurre lo mismo, mientras que en el suelo puede ir acumulando paulatinamente contaminantes que a la postre asimilarán las plantas y como corolario también los seres humanos que las ingieren. Tengamos también presente que reemplazar grandes superficies (aunque se encuentren dispersas) de suelos urbanos por sustratos adecuados puede ser bastante oneroso. Del mismo modo, las condiciones de una ciudad concreta cerca del mar, en un país cuyos ciudadanos se encuentran muy concienciados con la salud humana y la calidad ambiental (Copenhague en este caso), da lugar a extraer conclusiones precipitadas y poco generalizables. Existen pocas urbes tan concienciadas como las del norte de Europa.

Tampoco debería soslayarse que una red de vigilancia, no significa, ni mucho menos, que se monitoricen todas las parcelas, sino unas pocas que, “en teoría”, debieran ser representativas de barrios y calles cuyo aire (micro-climas) se encuentre “potencialmente, más o menos contaminado.  Conozco un caso concreto en el cual, ante la gravísima contaminación detectada, y con vistas a no alarmar a la población, se re-ubicaron los sistemas de vigilancia de la calidad del aire en enclaves “menos perversos”, dando la impresión de que había mejorado el aire, cuando en realidad era todo lo contrario. ¿Así son buena parte de los políticos y gestores?.

El crecimiento o expansión de la agricultura urbana se promueve en casi todos los países con independencia de la calidad del aire, del suelo, sus niveles de pobreza/riqueza, el cuidado/desprecio de los gobernantes con sus conciudadanos, etc. Por ejemplo, ustedes podrán leer como “Respirar el aire de Nueva Delhi es como fumar 45 cigarros al día”. Sin comentarios ¿verdad?.

Por lo tanto, lamento que se generalicen unos resultados tan concretos, singulares, y poco representativos, con vistas a animar a la población en general a que inicie su huerto urbano. Y a pesar de que no son consumibles, ¿Por qué no monitorizamos los parques y jardines?.  No me parece de rigor redactar noticias que pueden ser engañosas o muy engañosas.

Os dejo estos dos post previos como aperitivo, aunque abajo muestro la noticia original y otras entregas relacionados con los suelos de los ambientes urbanos. Ciudades Verdes: Los Huertos Urbanos y periurbanos; Ciudades Verdes: Tejados y Cubiertas verdes y/o sostenibles.

Juan José Ibáñez

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Cambio De Paradigma o el Decrecimiento Económico frente al Crecimiento. Esperanza para la Humanidad y el Planeta

consumismo-y-glogalizacion

Consumismo y globalización. Fuente: Colaje imágenes Google

Si el primer artículo que os mostramos hoy hubiera intentado haber sido publicado en la misma revista un par de años antes de la crisis económica de 2007, dudo mucho que no fuera rechazado en cinco minutos. Ya lo advertimos desde el nacimiento de esta bitácora en 2005, que vivimos en un mundo insustentable, se mire por donde se mire. Solo las mentes retorcidas y cegatas como las de Milton Friedman y sus secuaces economistas, junto a políticos codiciosos eran capaces de generar un sistema tan irracional como pernicioso, excepto para unos pocos. Y por ello al primero le otorgaron el Premio Nobel. Es decir insistimos en que bajo la aparentemente benefactora globalización subyacía soterradamente una bobalización económica de calibre descomunal (“La Decadencia de Occidente y el Colapso del Estado del Bienestar (Y la Ciencia de por Medio”; post de 2011 aunque no el primero). Ya al inicio de la recesión económica, en 2008, escribimos otro post en la misma línea: “Crisis Económica y Cambio Climático versus Blogs y Pobreza en el Mundo”. Empero los codiciosos mentecatos seguidores de Milton, debieron pensar “a palabras necias oídos sordos”, de estas estrategias no sacaremos provecho. La cuestión resulta ser que los necios eran ellos (….) y si tan solo el problema hubiera estribado en su estrechez mental (…). Empero una codicia infinita siempre ha andado detrás de los que buscan el poder, caiga quien caiga.

El problema estriba ahora en arrancarles de sus posiciones de poder e intentar que sean suplantados por mentes lúcidas y sensatas. El daño a la biosfera ya está hecho, el daño a los seres humanos ya está hecho, se han malgastado veinte años, empero todo puede seguir empeorando hasta un punto de no retorno. Y ahora como fruto de la degradación ambiental (que ya no discute casi nadie) hoy sacude al mundo una pandemia descomunal, y no lo dice este bloguero, sino los propios organismos internacionales. Empero obras son amores y no buenas razones. Una cuestión es cotorrear y otra bien distinta pasar a la acción ¿verdad? Hemos hablado hasta la saciedad del cambio climático (“¿Porque Decir Cambio Climático y no Degradación Ambiental?”). Y tras treinta años de concienciación seguimos en babia: “COP 25 ¿Qué cabe esperar?. ¡Nada!, ¡Nada de Nada!”. Empero aún permanece otro factor del que nadie desea discutir a pesar de su enorme gravedad:  “Cambio Climático, Degradación Ambiental, Demografía y Envejecimiento”. Pero a lo que vamos. La primera noticia traducida del suajili al español castellano, que os reproducimos abajo, lleva el tibio título de La crisis del cambio climático requiere una economía global menos orientada al crecimiento. Sin embargo al leerla comprobaréis que su contenido es mucho más duro, y yo lo comparto. Por fin se habla de decrecimiento. El consumismo al que nos han impelido la dictadura financiera es el principal causante del estado del Planeta y de nuestra civilización. ¿Y qué decir de la ciencia?. Pues bien, el problema no es la ciencia sino la nauseabunda tecnociencia en que se ha convertido el quehacer investigador, casi siembre servil con los poderes fácticos. Permitirme ahora que adelante unas breves frases de la primera noticia que os exponemos abajo:

los economistas y los consumidores no pueden aspirar a la riquezamaterial y la sostenibilidad simultáneamente” (….) la búsqueda de riqueza termina siendo un impedimento importante para frenar el calentamiento global y reparar los ecosistemas dañados de la Tierra (….) es peligroso y conduce a la destrucción a escala planetaria” (….) Con vistas a protegernos del empeoramiento de la crisis climática, debemos reducir la desigualdad y desafiar la noción actual de que las riquezas” (…) los ciudadanos más ricos del mundo tienen la mayor parte de la culpa de los problemas ambientales del planeta (….) ofuscarse en impulsar el crecimiento económico e inhibir los cambios sociales necesarios (.…) El consumo de los hogares ricos en todo el mundo es, con mucho, el determinante más fuerte, y el principal acelerador del aumento de los impactos ambientales y sociales mundiales (….) Para abordar el problema del consumo excesivo por parte de los ciudadanos más ricos del planeta, los investigadores sugieren que se podría usar una variedad de impuestos que frenen los comportamientos de gasto y modifiquen los patrones de inversión (….) Los defensores del ‘decrecimiento’ van un paso más allá y sugieren un cambio social más radical que aleje nos del capitalismo actual a acerque a otras formas de gobernanza económica y social” (….) un ingreso básico garantizado demás de una reducción de las horas de trabajo” (…) un nivel que entre dentro de los límites planetarios, mientras se satisfacen las necesidades humanas” (….)

Como podéis observar, estos “sabios en la Revista Nature” abogan por un cambio radical del modelo económico actual hacia otro respetuoso con el medio ambiente, que erradique las desigualdades sociales y la pobreza. La felicidad no nos la otorgan los medios materiales (puro consumismo)  sino el bienestar mental, salud ciudadana y necesidades básicas satisfechas.

¿Han hecho falta decenios para que nuestros sabios (resabiados) reconozcan que 2+2 =4?. Francamente no creo que lleguemos a tal cuota de bobalización, sino que las evidencias hablan por sí solas, mientras que Nature se afana por “hacer caja” (ganar más y más dinero)  y este comienza a ser un trending topic.

La segunda noticia es fruto de una entrevista a otro Premio Nobel de Economía, quien de un modo más diplomático nos viene a decir más de lo mismo. Por la que os la dejo traducida sin más. Y aquí sí, la mente de un economista debe cerrar las bocas de todos los que nos denostan, acusándonos de iletrados, a la hora de defender ese bodrio de sistema económico que sufrimos y del que nos quejamos amargamente.

Os dejo pues con la noticia, tanto más cuando no somos pocos los que llevamos también décadas defendiendo tal aparente novedad.

Juan José Ibáñez

¿Porque Decir Cambio Climático y no Degradación Ambiental?

Continúa…………

Climate change crisis requires less growth-oriented global economy
by Brooks Hays; Washington DC (UPI) Jun 19, 2020

Economies and consumers can’t aspire to both affluence and sustainability, researchers warn in a new paper, published Friday in the journal Nature Communications.

Hundreds of studies have highlighted the challenges facing the planet’s climate, biodiversity and food systems — global warming, pollution, habitat loss — but few have focused on the relationship between Earth’s climate and ecological crises and the planet’s growth-oriented economies and the pursuit of affluence.

Many economists, business leaders, policy makers and even a few climate scientists have suggested technological advances will see planet Earth and its economies through the climate crisis — continuing economic growth but with a smaller carbon footprint.

But a new paper by an international team of scientists argues such predictions ignore the realities of economic and environmental history.

The authors claim the pursuit of affluence is a major impediment to curbing global warming and repairing Earth’s damaged ecosystems.

“Our paper has shown that it’s actually dangerous and leads to planetary-scale destruction,” Julia Steinberger, a professor of ecological economics at the University of Leeds in Britain, said in a news release. “To protect ourselves from the worsening climate crisis, we must reduce inequality and challenge the notion that riches, and those who possess them, are inherently good.”

La crisis del cambio climático requiere una economía global menos orientada al crecimiento

Por Brooks Hays; Washington DC (UPI) 19 de junio de 2020

Los investigadores advierten en un nuevo documento, publicado el viernes en la revista Nature Communications, que los economistas y los consumidores no pueden aspirar a la riqueza y la sostenibilidad simultáneamente.

Cientos de estudios han resaltado los desafíos que enfrenta el clima, la biodiversidad y los sistemas alimentarios del planeta (calentamiento global, contaminación, pérdida de hábitat), aunque muy pocos se han centrado en la relación entre el clima de la Tierra y las crisis ecológicas y las economías orientadas al crecimiento imperantes actualmente en el planeta y la búsqueda de riqueza material.

Muchos economistas, líderes empresariales, formuladores de políticas e incluso algunos científicos climáticos han sugerido que  en el futuro los avances tecnológicos y económicos estarán condicionados en nuestro planeta  a causa de la crisis climática, buscándose un crecimiento económico continuo, si bien con una huella de carbono menor.

Pero un nuevo artículo de un equipo internacional de científicos argumenta que tales predicciones ignoran las realidades de la historia económica y ambiental.

Los autores afirman que la búsqueda de riqueza termina siendo un impedimento importante para frenar el calentamiento global y reparar los ecosistemas dañados de la Tierra.

“Nuestro artículo ha demostrado que en realidad es peligroso y conduce a la destrucción a escala planetaria“, dijo en un comunicado de prensa Julia Steinberger, profesora de economía ecológica en la Universidad de Leeds en Gran Bretaña. “Con vistas a protegernos del empeoramiento de la crisis climática, debemos reducir la desigualdad y desafiar la noción actual de que las riquezas y para quienes las poseen son inherentemente positivas”.

For the study, researchers looked at the drivers of consumption across the world’s largest economies, as well as the role of technology in the pursuit of sustainability.

“In our scientists’ warning, we identify the underlying forces of overconsumption and spell out the measures that are needed to tackle the overwhelming ‘power’ of consumption and the economic growth paradigm — that’s the gap we fill,” said lead study author Tommy Wiedmann, professor of environmental engineering at the University of New South Wales in Australia.

Analysis of economic and energy-use trends over the last four decades showed that wealth growth has continuously outpaced efficiency gains.

“Technology can help us to consume more efficiently — to save energy and resources — but these technological improvements cannot keep pace with our ever-increasing levels of consumption,” Wiedmann said.

The new research also highlighted what many critiques of climate change mitigation plans have pointed out — that the world’s wealthiest citizens shoulder most of the blame for the planet’s environmental problems.

The wealthiest citizens have the largest carbon footprint and apply the greatest negative pressure to natural resources, researchers said.

“Consumption of affluent households worldwide is by far the strongest determinant – and the strongest accelerator — of increased global environmental and social impacts,” said study co-author Lorenz Keysser, researcher at ETH Zurich in Switzerland.

But authors of the new study suggest it is not just individual attitudes about affluence that must change. They also note that all of the world’s largest economies are designed to prioritize growth, which they call problematic.

“The structural imperative for growth in competitive market economies leads to decision makers being locked into bolstering economic growth, and inhibiting necessary societal changes,” Wiedmann said. “So, we have to get away from our obsession with economic growth — we really need to start managing our economies in a way that protects our climate and natural resources, even if this means less, no or even negative growth.”

To address the problem of overconsumption by the planet’s wealthiest citizens, researchers suggest a range of taxes could be used to alter spending behaviors and shift investment patterns.

A la hora de llevar a cabo este estudio, los investigadores analizaron las fueras conductoras del consumo en las economías más grandes del mundo, así como el papel de la tecnología en la búsqueda de la ansiada sostenibilidad.

“En la advertencia de nuestros científicos, identificamos las fuerzas subyacentes del consumo excesivo y detallamos las medidas que se necesitan para abordar el abrumador ‘poder’ del consumo y el vigente paradigma del crecimiento económico, esa es la brecha que llenamos“, dijo el autor principal del estudio Tommy Wiedmann, profesor de ingeniería ambiental en la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia.

El análisis de las tendencias económicas y de uso de energía en las últimas cuatro décadas mostró que el crecimiento de la riqueza ha superado continuamente las ganancias de eficiencia.

La tecnología puede ayudarnos a consumir de manera más eficiente, para ahorrar energía y recursos, pero estas mejoras tecnológicas no pueden seguir el ritmo de nuestros niveles actuales, progresivamente más consumistas“, dijo Wiedmann.

La nueva investigación también destacó lo que muchas críticas de los planes de mitigación del cambio climático han señalado: que los ciudadanos más ricos del mundo tienen la mayor parte de la culpa de los problemas ambientales del planeta.

Los ciudadanos más ricos tienen la mayor huella de carbono y aplican la mayor presión negativa a los recursos naturales, dijeron los investigadores.

El consumo de los hogares ricos en todo el mundo es, con mucho, el determinante más fuerte, y el principal acelerador del aumento de los impactos ambientales y sociales mundiales“, dijo la coautora del estudio Lorenz Keysser, investigadora de ETH Zurich en Suiza.

Más aún los autores del nuevo estudio sugieren que no solo las actitudes individuales sobre la riqueza deben cambiar. También señalan que todas las economías más grandes del mundo están diseñadas para priorizar el crecimiento, lo que llaman problemático.

El imperativo estructural para el crecimiento en economías de mercado competitivas lleva a los encargados de tomar decisiones de ofuscarse en impulsar el crecimiento económico e inhibir los cambios sociales necesarios“, dijo Wiedmann. “Por lo tanto, debemos alejarnos de nuestra obsesión con el crecimiento económico; realmente necesitamos comenzar a administrar nuestras economías de una manera que proteja nuestro clima y nuestros recursos naturales, incluso si esto significa un crecimiento menor, nulo o incluso negativo“.

Para abordar el problema del consumo excesivo por parte de los ciudadanos más ricos del planeta, los investigadores sugieren que se podría usar una variedad de impuestos que frenen los comportamientos de gasto y modifiquen los patrones de inversión.

Some scientists estimate that the world’s economies will actually need to shrink in order to stave off ecological disaster.

“‘Degrowth’ proponents go a step further and suggest a more radical social change that leads away from capitalism to other forms of economic and social governance,” Wiedmann said.

“Policies may include, for example, eco-taxes, green investments, wealth redistribution through taxation and a maximum income, a guaranteed basic income and reduced working hours,” Wiedmann said.

While there is disagreement on what must be done, authors of the new paper claim there is no doubt that current economic trends are unsustainable.

“The strongest pillar of the necessary transformation is to avoid or to reduce consumption until the remaining consumption level falls within planetary boundaries, while fulfilling human needs,” researchers wrote in the new paper.

“Avoiding consumption means not consuming certain goods and services, from living space (overly large homes, secondary residences of the wealthy) to oversized vehicles, environmentally damaging and wasteful food, leisure patterns and work patterns involving driving and flying.”

Algunos científicos estiman que las economías del mundo realmente necesitarán contraerse si deseamos evitar un irreversible desastre ecológico.

Los defensores del ‘decrecimiento’ van un paso más allá y sugieren un cambio social más radical que aleje nos del capitalismo actual a acerque a otras formas de gobernanza económica y social“, dijo Wiedmann.

“Las políticas pueden incluir, por ejemplo, impuestos ecológicos, inversiones ecológicas, redistribución de la riqueza a través de los impuestos y un ingreso máximo, un ingreso básico garantizado demás de una reducción de las horas de trabajo“, dijo Wiedmann.

Si bien existe desacuerdos a cerca de lo que debe hacerse, los autores del nuevo artículo afirman que no hay duda de que las tendencias económicas actuales son insostenibles.

“El pilar más fuerte de la transformación necesaria estriba en evitar o reducir el consumo hasta que el nivel un nivel que entre dentro de los límites planetarios, mientras se satisfacen las necesidades humanas“, escribieron los investigadores en el nuevo artículo.

“Evitar el consumo significa no consumir ciertos bienes y servicios, desde el espacio habitable (hogares demasiado grandes, residencias secundarias de los ricos) hasta vehículos de gran tamaño, alimentos perjudiciales para el medio ambiente y derrochadores, patrones de ocio y patrones de trabajo que involucran conducir y volar“.

Build a better, greener world economy after pandemic: Stiglitz
By Manon BILLING; Paris (AFP) June 19, 2020

Business as usual is not an option once the world emerges from the coronavirus pandemic, according to Nobel laureate economist Joseph Stiglitz, who wants new climate-laced metrics to measure growth beyond the blunt instrument of GDP.

Interviewed by AFP, Stiglitz said the debilitating effects of COVID-19 worldwide offered governments a chance to forge a green recovery with a new emphasis on fairness.

“And it shouldn’t be just going back to where we were,” he said.

“GDP does not take into account the inequalities, the lack of resilience or the lack of sustainability. What we want to do now is to lead the economy in a direction that reflects all these concerns.”

Stiglitz, winner of the Nobel prize for economics in 2001 who served as a top adviser at the World Bank and in Bill Clinton’s White House, has long argued that gross domestic product is far too broad a measure.

A decade ago, he co-chaired a commission convened by the French government that recommended a new approach encompassing metrics for sustainability and a “green GDP”.

“We argued for a dashboard,” he told AFP, “We pointed out that if we had had better measures, we would have had a better sense of the damage that the 2008 crisis was doing.”

Today, “the most important indicator is the impact of greenhouse gas emissions”, Stiglitz said.

“What we’ve been learning more about is the multiple manifestations of climate change, in terms of for instance how it will affect extreme weather events. What we have learned is the complexity in climate change itself.”

Stiglitz is not alone in demanding a break with the past as the world strives to overcome a pandemic that has so far killed more than 450,000 people and infected at least eight million, according to an AFP tally.

- ‘No spare tyres’ -

Shutdowns sparked by the outbreak have led to dizzying declines in growth rates and mammoth government bailouts in a number of countries, especially in Europe and the United States.

Some of the rescue packages have come attached with strings demanding companies refocus their investment plans on strategies to fight climate change. An overarching plan was unveiled Thursday by the International Energy Agency and International Monetary Fund.

The project aims to boost GDP growth by 1.1 percentage points, “save or create” nine million jobs, and slash CO2 emissions by 1.5 billion tonnes in each of the next three years.

Construir una economía mundial mejor y más verde después de la pandemia: Stiglitz

Por Manon BILLING; París (AFP) 19 de junio de 2020

Los negocios como siempre no son una opción una vez que el mundo emerge de la pandemia de coronavirus, según el economista ganador del Premio Nobel Joseph Stiglitz, que quiere nuevas métricas relacionadas con el clima para medir el crecimiento más allá del instrumento contundente del PIB.

Entrevistado por AFP, Stiglitz dijo que los efectos debilitantes de COVID-19 en todo el mundo ofrecieron a los gobiernos la oportunidad de forjar una recuperación verde con un nuevo énfasis en la equidad.

“Y no debería ser solo regresar a donde estábamos”, dijo.

El PIB no tiene en cuenta las desigualdades, la falta de resistencia o la falta de sostenibilidad. Lo que queremos hacer ahora es liderar la economía en una dirección que refleje todas estas preocupaciones”.

Stiglitz, ganador del premio Nobel de economía en 2001 que se desempeñó como asesor principal en el Banco Mundial y en la Casa Blanca de Bill Clinton, ha argumentado durante mucho tiempo que el producto interno bruto es una medida demasiado amplia.

Hace una década, copresidió una comisión convocada por el gobierno francés que recomendaba un nuevo enfoque que abarcara métricas para la sostenibilidad y un “PIB verde”.

“Pedimos un tablero”, dijo a la AFP, “señalamos que si hubiéramos tenido mejores medidas, habríamos tenido una mejor idea del daño que estaba causando la crisis de 2008″.

Hoy, “el indicador más importante es el impacto de las emisiones de gases de efecto invernadero“, dijo Stiglitz.

“De lo que hemos estado aprendiendo más es de las múltiples manifestaciones del cambio climático, en términos de, por ejemplo, cómo afectará los eventos climáticos extremos. Lo que hemos aprendido es la complejidad del cambio climático“.

Stiglitz no está solo en exigir una ruptura con el pasado mientras el mundo se esfuerza por superar una pandemia que hasta ahora ha matado a más de 450,000 personas e infectado al menos a ocho millones, según un recuento de AFP.

- ‘Sin neumáticos de repuesto’ -

Los cierres provocados por el brote han provocado descensos vertiginosos en las tasas de crecimiento y enormes rescates del gobierno en varios países, especialmente en Europa y Estados Unidos.

Algunos de los paquetes de rescate se han vinculado con cadenas que exigen que las empresas reorienten sus planes de inversión en estrategias para combatir el cambio climático. La Agencia Internacional de Energía y el Fondo Monetario Internacional dieron a conocer un plan general el jueves.

El proyecto tiene como objetivo impulsar el crecimiento del PIB en 1,1 puntos porcentuales, “salvar o crear” nueve millones de empleos y reducir las emisiones de CO2 en 1.500 millones de toneladas en cada uno de los próximos tres años.

IEA Executive Director Fatih Birol said world leaders have a “once-in-a-lifetime opportunity” to reboot their economies and tackle global warming at the same time.

But those goals continue to pull against each other, Birol acknowledged, pointing to lessons learned from the global recession triggered by the 2008 collapse of the US housing market.

Stiglitz, who has extensively criticised the laissez-faire policies that led up to 2008, said the current crisis had again exposed short-sighted thinking.

“We created an economy without spare tyres, without extra hospital beds, we didn’t do pandemic preparedness, we didn’t do a lot of the things that would have enabled us to respond to the pandemic,” he said.

“It’s not that we could have prevented it, but we could have had a much more resilient economy, more able to respond to that.”

Stiglitz said there were grounds for hope now, especially in the European Union, whose executive arm is pushing a five-year “Green Deal” as part of a strategy to achieve “carbon neutrality” by 2050.

But the plan remains hostage to other financial pressures, as EU leaders squabble over a coronavirus recovery plan worth 750 billion euros ($843 billion).

The 2050 goal is “attainable” and “very positive”, Stiglitz said.

“But it’s not enough to have that aspiration. You have to actually start spending the money. And obviously the pandemic is being a big impetus to begin spending the money.”

Stiglitz said he backed proposals by both the European Commission and by US presidential contender Joe Biden to impose a tax on carbon-intensive goods from abroad.

“I think this is something that needs to be implemented. Of course it would have to be used in a non-protectionist way,” the economist said.

El Director Ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, dijo que los líderes mundiales tienen una oportunidad única en la vida” para reiniciar sus economías y enfrentarse al calentamiento global simultáneamente.

Sin embargo, Birol reconoció que esos objetivos continúan en conflicto unos contra otros, señalando las lecciones aprendidas de la recesión global provocada por el colapso del mercado inmobiliario de Estados Unidos en 2008.

Stiglitz, quien criticó ampliamente las políticas de laissez-faire que condujeron a 2008, dijo que la crisis actual había vuelto a demostrar su miopía.

Creamos una economía sin neumáticos de repuesto, sin camas de hospital adicionales, no hicimos preparación para una pandemia, no hicimos muchas de las cosas que nos hubieran permitido responder a la pandemia actual”, dijo.

“No es que pudiéramos haberlo evitado, pero podríamos haber tenido una economía mucho más resistente, más capaz de responder a este tipo de retos”.

Stiglitz dijo que ahora hay motivos para la esperanza, especialmente en la Unión Europea, cuyo brazo ejecutivo está impulsando un “Acuerdo Verde” de cinco años como parte de una estrategia para lograr la “neutralidad de carbono” para 2050.

Pero el plan sigue siendo rehén de otras presiones financieras, ya que los líderes de la UE se pelean por un plan de recuperación de coronavirus por valor de 750 mil millones de euros ($ 843 mil millones).

El objetivo para 2050 es “alcanzable” y “muy positivo”, dijo Stiglitz.

Pero no es suficiente tener esa aspiración. Debes comenzar a gastar el dinero. Y obviamente la pandemia está siendo un gran impulso para comenzar a gastar el dinero“.

Stiglitz dijo que respaldó las propuestas de la Comisión Europea y del contendiente presidencial estadounidense Joe Biden para imponer un impuesto a los bienes con alto consumo de carbono del exterior.

“Creo que esto es algo que debe implementarse. Por supuesto, tendría que usarse de una manera no proteccionista”, dijo el economista.

Etiquetas: , , ,

Pandemias y Literatura Científica en Tiempos de Crisis

 pandemia-covid-papers

Esta es una gran oportunidad o ya sabes (publica o perece). Fuente: Colaje Imágenes Google

 

¿Qué miras en la pantalla?

Una curva exponencial

¿La del crecimiento de la Pandemia?

No, la del número de papers publicados sobre el COVID- 19 desque que comenzó la pandemia.

Pues se parecen mucho

Efectivamente ambas son exponenciales

Tan rápido se investiga?

Bueno pues…… mejor me callo.

Me lamento ahora, pero posiblemente dentro de unos meses, ya no serán tales, sino quejidos desesperados, desgarradores, furiosos, etc., Y de eso estoy seguro. Si en algo se asemeja el crecimiento exponencial de una pandemia en sus fases iniciales resulta ser justamente el número de artículos científicos que se escriben sobre ella ¡científicamente comprobado!, como podréis leer más abajo. Se trata de un nicho vacío, y todo estúpido que se crea Indiana Jones, en busca de fama y gloría, intentará hacerse un hueco en una galería de la fama tan efímera como patética: “ser de los primeros en publicar sobre el tema”. Esperemos que la Pandemia clínica pronto comience a controlarse, empero la que afecta al número de paupérrimos estudios aparecidos en las publicaciones que salen a la luz por los medios que sea, tardará mucho más en alcanzar la meseta para luego declinar, a no ser que algún científico brillante encuentre rápidamente una maravillosa vacuna o un fármaco que corte las ansias coloniales del COVID-19.

Consuelo Ibáñez, epidemióloga, la hermana lamentablemente fallecida de este bloguero, que ocupó durante varios años la máxima autoridad técnica (es decir no elegida políticamente) en materia de emergencias epidemiológicas de la Comunidad de Madrid, terminaba hastiada tras cada brote epidemiológico importante, y especialmente si tenía calado internacional. Ella me comentaba la enorme cantidad de arribistas y artículos basura que aparecían en el escaparate de la ciencia médica. Encontrar una contribución relevante era como buscar una aguja en un pajar. Empero las TICs ¡avanzan que es una barbaridad!, con todo tipo de plataformas digitales y utensilios para alzar tu voz e intentar aparentar que aportas algo a la materia. Y así se ha terminado por generar una Torre de Babel. Tales progresos tecnológicos han dado lugar a convertir un tema concreto de moda en un inmenso vertedero de basura en Internet. Y así los mediocres intentan medrar a toda costa, pase lo que pase, y que no se les ponga nadie de por medio porque (…). Unos artículos no aportarán nada, la mayoría serán considerados inmensamente malos y quizás alguno pueda ser interesante y va y se me escapa. ¡porca miseria! Tan solo en el portal científico Pubmed, si uno de esos que son considerados prestigiosos, aparecen publicados en dos meses más de 8.000 artículos acerca del COVID-19 a 8 de junio de 2020, según JAL (ver abajo). Si Consuelo hubiera podido continuar en su más que popular bitácora  Salud Pública y Algo más, seguro que os ibais a divertir, aunque era mucho más prudente y educada que yo. Siento vergüenza ajena ante tan lamentable espectáculo; hoguera de vanidades que terminarán frustradas, como todas las precedentes.  No obstante cabe recordar que, actualmente y sobre este asunto, se ofrecen ingentes cantidades de dinero, proyectos, becarios e infraestructuras a todos aquellos que ya ostentan algún poder, tengan influencias, y por qué no, quizás alguna idea más que interesante. Otra cuestión es quien se lleva el gato al agua. ¡La batalla ha comenzado!. Codazos, empujones, zancadillas, y lo que sea necesario. Primero la “pasta” y luego ya veremos…..

Abajo os dejo unos cuantos enlaces y breves comentarios al respecto sobre esa tenebrosa mancha negra que sobrevuela nuestras cabezas y penetra en los pulmones. Efectivamente, otros colegas también se lamentan, en esta era de la imagen, de que la calidad de los contenidos científicos sea relegada a un segundo plano. Empero varios de ellos también resultan ser parte del problema, que no de la solución, ya que reprochándole sus respectivos comportamientos socavan una ciénaga aún más profunda a todos aquellos que desean estar ¡bien informados!. Tarea titánica en esos momentos. Algunos sacerdotes de la ciencia, sí esos ultra-ortodoxos a los que les va muy bien con el sistema actual, se desgarran las sotanas alegando que no se han hecho buenas revisiones por pares. Y efectivamente es así, no lo discuto. Sin embargo, las editoriales de reputación y sus responsables, son en gran medida tan culpables como los autores de esos trabajos, por mucho que se achaque a revistas depredadoras, ya que tan depredadoras son unas como otras. Al final lo importante es obtener pingues beneficios, que no otra cosa, es decir que se pague por leer lo que publican sobre un tema que tiene en vilo a la humanidad. Y como los investigadores tienen que estar bien documentados, el dinero lo recaudarán a raudales. Los plumillas, que dicen dedicarse a la divulgación científica, poco versados en estos menesteres, por lo general, se hacen eco de lo que leen y les comentan los afamados sacerdotes El establishment) , metiendo la pata y ¡más madera!. Da igual lo que escriban, si dan con un buen titular (…) el público entra al trapo.

Empero ante crisis de la magnitud del COVID-19, y sus repercusiones sobre la salud de ciudadanía, además de la economía (que es lo que más preocupa a una buena parte de nuestros dirigentes), las televisiones, periódicos, y esos programas llamados de periodistas tertulianos, que en base a su ignorancia, mezclan churras con merinas, dan lugar e interminables y soporíferos debates, de los cuales, lo único que puedes  extraer, es confusión, caos, dolor de cabeza, o un siestecita en los brazos de Morfeo…….. Empero falta un elemento en la ecuación ¿sabéis cual es?. ¡Políticos!: horror, terror y pavor!. Por una vez y sin que sirva de precedente me adhiero a la perspectiva de JAL (ver abajo). Desde luego, si lo que pretenden hacernos creer que sus votantes no les importan nada, dan en el centro de la diana. Ellos al acoso y derribo del adversario político, con vistas a echarles a patadas del poner y para ello, ¡vale todo!. Pero a lo que vemos….. El nivel de los artículos científicos sobre la covid-19 ha sido decepcionante”, “Dos revistas médicas meten la pata”. Fijaros en estos dos titulares, ya que ninguno de ellos aborda el meollo de la cuestión, por cuanto ya han tomado partido, dirimiendo disputas y descalificando a muchos de sus colegas. En tiempos de COVID-19, estudios científicos sin revisar: las prisas están acelerando y viralizando los papers. Y ante tal marasmo de información la: Inteligencia artificial para los ‘papers’ de la COVID-19.

Ya es difícil dormir, e incluso ver la TV. El problema es que el ciudadano entienda si o si, que debe serguir unas normas, así como que en estos momentos, tal deber es la principal línea de defensa que tnemo: ¡está en manos de cada uno de nosotros! .Y debe hacer falta mucha creatividad porque no veo a una parte de mis conciudadanos muy dispuestos, tan solo hace falta que se pongan las mascarillas como piercings, o peor aún de taparrabos. Y es que hastía. No se trata de concienciación, sino e acoso o tortura.

Sin embargo, no se hablamos exclusivamente de la publicidad que observamos, o las peleas callejeras de los políticos. Cada día leo un par de horas la prensa científica (es decir noticias sobre artículos u otro material de interés en medio ambiente o ciencia general). Pues bien, antes me hastiaba ver siempre la la coletilla del cambio climático, se escribiera sobre lo que se escribiera, era la norma. En los últimos meses, obviamente la pandemia lo ha desplazado, aunque como los primeros son muy correosos, han elaborado un puente entre degradación ambiental, pérdida de biodiversidad y pandemias. Y no me parece mal, ya que pienso lo mismo.  No obstante una cuestión  es informar con vistas a hacer comprender  tal vinculación y otra muy distinta repetirla una y mil veces haciendo creer cada redactor a su público que es original.  Sin embargo hablamos de la punta del Iceberg. Si leo sobre investigación y tecnología aeroespacial espacial, etc. me habland de sus bondades  e interés contra la pandemia. Si leo sobre tal o cual tecnología de descontaminación, me hablan e sus bondades contra la pandemia, si leo sobre casi cualquier otra materia me hablan e sus bondades contra la pandemia. Francamente se me antoja un comportamiento decepcionante.

Os dejo con algún material de interés que nos informa,  no sobre el coronavirus, sino por aquello de “publica o perece”, aunque no tengas nada que aportar.  Consuelo, cuánta razón tenías.  Y ahora me voy a tomar una coronitas. ¿Por qué tengo hoy ese antojo si prefiero la cerveza tostada? ¿Vosotros lo sabéis? ¡Estoy hasta la coronilla! A pesar de que me preocupe al tema como al que más. No me extrañaría que el público arto de escuchar más de lo mismo una y mil veces, esté desconectando y…. a la postre este si sería un tema muy preocupante.

Y justamente antes de acabar el post recibo la siguente noticia. …. ¡Más Mdera! Pero atención porque esta es muy, muy interesante, didáctica y esclarecedora. La más informativa de todas. Leerla por favor.

El escándalo del #LancetGate y la hidroxicloroquina: una llamada de atención sobre las publicaciones científicas

Las dos revistas más prestigiosas en investigación médica del mundo han caído de forma simultánea en el mismo error y hecho mella en la reputación de la ciencia cuando más necesaria es

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Bacterias de la rizosfera ofrecen biopesticidas naturales

biopesticidas-y-rizosfera 

Fuente: Colaje Google imágenes

 Buscar biopesticidas que erradiquen el uso de plaguicidas sintéticos y sus dañinos efectos en el medio ambiente es una actividad científica digna de encomio. Hay que seguir avanzando en esa dirección. Utilizar mutantes de algunos microrganismos (mediante la ingeniería genética) que han demostrado a menudo ser riesgo para la salud humana, como mínimo se me antoja peligroso.  Ya conocemos el flujo horizontal de genes y la “promiscuidad” de estos organismos para intercambiarse material genético. Si el bichito mutante se cruza con otros naturales, tarde o temprano, se corre el peligro de que vuelvan a adquirir la patogenicidad. Vuelvo a recalcar que temo a los “tocagenes” y más aún cuando las industrias se encuentran involucradas en las indagaciones, como parece ocurrir en la noticia que os mostramos hoy.  Ambos casos se conjugan en Burkholderia ambifaria una proteobacteria que habita en la rizosfera de muchos suelos, ya sean naturales, ya cultivados. De ella, primero se obtuvieron antibióticos, no hace mucho tiempo. Ahora, esos mismos investigadores nos venden su aplicación como biopesticidas “sin riesgos” que nos ayudarán a alcanzar mayores cosechas a la par que preservar el medio ambiente y avanzar hacia una agricultura sostenible. Hablamos pues de biopesticidas, cuya definición os ofrezco más abajo.  Pero hay más.

Redactar notas de prensa tramposas, o como se dice actualmente “fake news” más que recriminable debería ser sancionable “de alguna forma”. Puede ser que los periodistas que redactaron la noticia, fueran más ignorantes que los políticos que sufrimos en casi todos los países del mundo. Ahora bien, son los investigadores los que debemos exigir revisar tales notas de prensa antes de ser publicada, dada la incompetencia de muchos de ellos. ¡Me da igual!. Sabiendo el color de la orina del enfermo, yo exijo siempre revisarlas y si no se comprometen a ello, no hablo con periodistas de ninguna clase, ya sean radiofónicos, televisivos, de la prensa en formato papel o de Internet. Quien no lo haga, que luego no eche la culpa a esos ignorantes, sino a su desidia, o lo que es peor aún, a su adictivo ego que tan solo se retroalimenta si tu nombre y foto aparece en los medios, con independencia de la veracidad de la noticia. ¡La vanidad y egolatría tienen precios!.  Abajo os muestro una noticia que adolece de todos estos males. Aunque nosotros hemos traducido el escrito por nuestros medios, también lo ha sido al español-castellano por el rotativo El Independiente, bajo el título de: Bacterias mutantes como pesticidas naturales. La nota de prensa, del que os ofrezco las versiones en inglés y suajili, resulta ser una patraña de primera categoría, por cuanto hace creer al ciudadano que estos sesudos científicos han inventado los biopesticidas, cuando en realidad la literatura es extensísima y muchos productos están siendo ya comercializados. 

Y volvemos a reiterar que los microrganismos de los suelos ofrecen unos enormes servicios ecosistémicos. De allí siguen extrayéndose numerosos productos de interés al margen de un inmenso arsenal de antibióticos. Y como hasta los más pequeños saben sobradamente que son los “antibióticos” lo enlazo aquí por si alguno de esos plumillas ignorantes, o algo peor, lee por casualidad estas páginas. 

Vi la noticia, me gustó por el mero hecho de que el biopesticidas procediera de un organismo de la rizosfera y me lancé sin pestañear sobre ella para informaros. Empero conforme iba documentándome… Y así lo que pensaba que iba a ser una buena nueva para todos los amantes del universo invisible de los suelos,  se ha transformado en una crítica agria. ¿Sabéis cuantos post comienzan y terminan así? ¡No, no os lo podéis imaginar!. 

En fin… os dejo con las noticias, el concepto de biopesticidas y otro material extraído de Internet que os ayude a entender algo más a cerca de todo este embrollo, producto de la tecnociencia que padecemos que no de la ciencia con mayúsculas (la verdad convertida en posverdad). 

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , ,