‘Fertilidad de Suelos y Nutrición Vegetal’

El periodismo de la posverdad: (Clamor contra la prohibición de los productos agrotóxicos que atentan contra la salud humana, la de la biosfera y la producción agraria)

0-plagicidas-y-posverdad_0 

Colaje Imágenes Google, pero pinchar sobre este enlace para una exposición didáctica

Vaya por delante que, en las noticias científica que ofrece la prensa general, es difícil saber qué es lo que realmente han comentado los entrevistados. ¡Ya tengo experiencia!. Por lo tanto, en este tipo de post, asumo y reflexiono sobre el contenido escrito, que a veces no tiene nada que ver con las respuestas originales de los expertos consultados. Por tanto fijaros en la noticia, sin demonizar a nadie.

No ha pasado mucho tiempo desde que redacté este post, en el que la ONU y la FAO se promulgaban contra la agroindustria y a favor de la agricultura ecológica, cuando me veo obligado a redactar este último, tras leer como un rotativo español, El Diario el País, ensambla una larga nota sobre el tema que me ha dejado despavorido. En esta última, por ser benevolentes, digamos que, como mínimo, insinúa que la prohibición más reciente de la UE para el uso plaguicidas neonicotinoides, constituirá una debacle en la producción agraria Europea. Como comenté en aquella entrega precedente, estaba seguro que el contraataque de la agroindustria iba a ser inmediato y furioso. Ni siquiera se trata de la primera andanada, a las que sucederán otras más y más alarmistas.

¿A quién creer?: ¿a los organismos internacionales (a penas citados en el texto, en favor de los movimientos ecologistas, a los que se denomina siempre con vocablos que causan pavor al ciudadano profano en la materia) o a la agroindustria?. No se trata de un capricho, y menos aún de “histeria”, como proclaman algunos de los expertos interpelados, sino, de una larga lucha en la que finalmente somos muchos los convencidos, en base a un tumulto de pruebas directas e indirectas, de que tales venenos acabarán con todos, que no solo con las plagas.

Puedo entender el pánico de muchos agricultores, por cuanto, su producción se basa en los pilares de la agroindustria. Comprendo que se pregunten ¿Y ahora qué hacemos?. Y tal angustia también se encuentra propiciada por el aliento incesante de las empresas multinacionales y comercializadoras de sus productos. Ellos dicen temer la ruina, pero también que, de aplicarse tales medidas, el descenso de la producción generará la dependencia casi total, de los productos que importemos del exterior, lanzando la puya de que China se encuentra en vías de la monopolización casi total de tales tóxicos. Adelantemos que, contra tal desiderata, la Unión Europea, como otros Estados, pueden y deben tomar medidas. No nos olvidemos tampoco que la UE es actualmente neta importadora de alimentos, por lo que la soberanía alimentaria de tal mancomunidad de países resulta ser inexistente. Si queremos productos sanos también debemos prohibir la importación de los alimentos contaminados que proceden del exterior. No debemos tampoco olvidar que, en el caso concreto de la Unión Europea, las posibles pérdidas de los productores serían compensadas con los subsidios correspondientes. Tales soslayos, deben hacer reflexionar a los lectores sobre el significado de ese vocablo, denominado posverdad, que si no recuerdo mal, el mismo rotativo ensalzó como palabra del año en 2016.  Recordemos su significado:

Ciencia y Posverdad

Conforme a Wikipedia el vocablo que da título al apartado, puede definirse como: “Posverdad o mentira emotiva es un neologismo que describe la distorsión deliberada de una realidad, con el fin de crear y modelar la opinión pública e influir en las actitudes sociales, en la que los hechos objetivos tienen menos influencia que las apelaciones a las emociones y a las creencias personales. En cultura política, se denomina política de la posverdad (o política posfactual) a aquella en la que el debate se enmarca en apelaciones a emociones desconectándose de los detalles de la política pública y por la reiterada afirmación de puntos de discusión en los cuales las réplicas fácticas ―los hechos― son ignoradas. La posverdad difiere de la tradicional disputa y falsificación de la verdad, dándole una importancia “secundaria”. Se resume como la idea en “el que algo aparente ser verdad es más importante que la propia verdad“. Y a renglón seguido comenta que “Para algunos autores la posverdad es sencillamente mentira (falsedad) o estafa encubiertas con el término políticamente correcto de «posverdad», que ocultaría la tradicional propaganda política y el eufemismo de las relaciones públicas y la comunicación estratégica como instrumentos de manipulación y propaganda”.

La R.A.E., más brevemente define la posverdad como: “Distorsión deliberada de una realidad, que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en actitudes sociales. Los demagogos son maestros de la posverdad

Personalmente yo no tengo dudas de que estamos inmersos en una era de posverdades y la ciencia no resulta ser una excepción. De hecho, a la hora de redactar este post me encuentro escribiendo un capítulo para un libro de agricultura ecológica que lleva por título, “Los Suelos y la Agricultura Ecológica en la Era de la Postverdad”. Pero retornemos a la nota de prensa. El texto se encuentra perfectamente ensamblado, apreciándose una rápida respuesta de la editorial, o del redactor de la noticia, es decir Manuel Ansede, a las decisiones tomadas un par de días antes por la Unión Europea.  Desde luego, ha sido capaz en un brevísimo plazo de tiempo (que coincidía con un fin de semana) de contactar y hablar con los expertos que aparecen en la noticia que abajo os mostramos y debiéramos felicitarlo si y solo sí….. Pero no es el caso.

(…) Sorprende, que prácticamente todos los entrevistados estén de acuerdo, cuando en realidad, existen muchos otros científicos y técnicos que defenderían la posición opuesta, es decir la tomada en resoluciones por la ONU, la FAO la EU, numerosos agricultores y efectivamente movimientos ecologistas. Estando inmiscuido de pleno en todo este entramado de disputas y controversias acerca de la agroindustria y los agrotóxicos, se me antoja como una sorprendente serendipia tal respuesta casi al unísono, aunque alguno por lo menos “razona científicamente”. Obviamente el texto padece de un agudo sesgo, ya que tan solo recoge una de las posiciones, presentándose como una respuesta unánime, lo cual es rotundamente falso. Entramos pues de lleno en el tenebroso significado de posverdad.

Una vez más, parece comprensible que los científicos y técnicos que desarrollan su actividad para progresar y medrar bajo los monótonos paisajes de la agricultura industrial, también se lleven las manos a la cabeza, ya que no entienden, o no quieren entender, que no se trata de prolongar la agonía de un planeta gravemente enfermo y el deterioro de la salud humana por los mezquinos intereses que alimentan con proclamas injustificables los lógicos temores de la población. Y todo en favor de la dictadura del mercado/financiera. Ellos temen por que se dejen de financiar sus líneas de trabajo, futuro profesional, todo lo cual afectaría a su prurito personal. Y no se lo reprocho. ¡Somos humanos! Simplemente denuncio que así no podemos seguir.

Cierto es que la monopolización china de una potente industria, es un peligro sobre el que reflexionar, a la par que tomar contramedidas que lo palíen o contrarresten. Dudo que las autoridades de la UE no lo hayan considerado y tenido muy en cuanta. Sin embargo, en el contexto de la redacción, también puede percibirse como una apelación al miedo de los lectores, profanos en la materia, al margen del de los agricultoresPermítanme ahora que analiza algunas de las frases más sabrosonas de la nota de prensa, muchas de las cuales se me antojan tan maniqueamente tóxicas como lo son los propios plaguicidas.

Los plaguicidas, en la nota de prensa, son denominados “sustancias activas, como los fármacos. Y efectivamente esa debe ser la intención, ya que a renglón seguido se puede leer: “Hay una batalla grande para recuperar la imagen de que somos medicinas de las plantas. Estamos yendo a los colegios, a clases de niños de 9 o 10 años, para explicarles la producción agrícola“. No doy crédito: una de las personas interesadas se identifica con un pesticida. Más aun, luego visitan los colegios intentando distorsionar la imagen del efecto que producen  estos tóxicos. Nos quejamos en España, bramamos al cielo y juzgando sumarísimamente que a los infantes en los colegios se les coaccione con tergiversaciones nacionalistas o de otra índole.  ¿Y esto que es?: inculcar a los niños, que los plaguicidas son medicinas y quien no defiende su posición unos radicales. ¿La ONU, FAO; UE, y otros grupos terroristas deberían ser fusilados?. ¡No me lo puedo creer!. Posverdad de lo más peligrosa para la salud física y mental de todos los habitantes de este Planeta Enfermo, pero en parte por el uso de esas agrotóxicos convertidos por arte de magia en “medicinas indispensables.   Pero sigamos con esta otra: “La directiva europea de uso sostenible de los plaguicidas, de 2009, ya nos obliga a utilizar los plaguicidas como última opción“. ¿Serán miserables en la Unión Europea?. Por culpa de ellos enferman las plantas y nos moriremos de hambre. “genocidio de lesa humanidad”. Y sino lean ustedes  esta otra frase: La UE, claramente, no podría vivir sin usar pesticidas. Tendría que importar todos los alimentos. Para empezar todos los alimentos no. En segundo lugar la agricultura ecológica comienza a ser muy rentable para muchos agricultores, y tras la toma de las medidas oportunas aún lo serán más. Se les olvida a los consultados, que una buena parte los productos agrarios europeos no serían competitivos si no fueran subvencionados por la propia UE. Se trata pues de, con sosiego e inteligencia, de ir implementando medidas para dejar de subvencionar venenos o alimentos contaminados por otros más saludables para el hombre y el medio ambiente. Serán estos últimos pues los que capten tales subvenciones, que no las empresas multinacionales que venden los tóxicos como medicinas. Hablamos de crear una nueva agricultura, no de morirnos nosotros y la biosfera. Esto sí que es intoxicar a los lectores. Sin embargo, seguidamente puede leerse “Los pesticidas, como los medicamentos, cuanto menos se usen, mejor. La situación ideal es que tuviéramos medicamentos que curasen todas las enfermedades, pero que nuestra salud fuera tan buena que nunca tuviéramos que utilizarlos. Con los pesticidas es lo mismo“. Y será esa la razón por la que los tóxicos han terminado de contaminar gravemente suelos, aguas, salud de la biosfera, etc., ya que de haberse aplicado con “precaución” no habríamos llegado a una situación límite y casi dramática. ¡Angelitos ellos!,

También se lamentan de “la importación de alimentos de países terceros a los que no se les exigen los mismos requisitos“. Pues bien, aquí si hay que darles toda la razón si tal hecho ucede o sucediera. Una de dos o se prohíbe con la legislación pertinente que comamos con productos contaminados o se obliga a que en sus etiquetas se explicite con mayúsculas que no son buenos para la salud, como el tabaco o el alcohol.  Sigamos……

la agricultura ecológica también utiliza pesticidas tóxicos, como el cobre, el azufre y el spinosad, un insecticida de origen natural y dañino para las abejas”. Pues si, en casos excepcionales se médica a los enfermos, pero no en pro del negocio o en búsqueda de una surrealista “precaución” (de la que luego se lamentan como veréis), como se desprende de la nota de prensa, sino en casos extremos. Una cuestión es poder evitarlo y otra muy distinta hacer uso de los mismos masivamente, contaminando el ambiente y enfermando a la población. Se trata de hechos archiconocidos. Los hechos, racionalmente, no pueden rebatirse con posverdades. Veamos ahora una sentencia seriamente maniquea.

Yo no me imagino una Europa en la que no tengamos un buen jamón de bellota o un buen chorizo, en la que todo sean hamburguesas de vacas americanas”. Tampoco la mayoría de los ciudadanos que intentamos cuidar nuestra salud y paladar.. Retorcer el lenguaje y el discurso tan solo nos conduce, una vez más, a la posverdad. Y ahora…..

Desde el punto de vista de los pesticidas, es más seguro comer en Europa que en cualquier otro sitio del mundo“. Posiblemente, pero también importamos productos y alimentos contaminados. ¿No se lamentaba algún experto de ello?. Ahora bien, nuestro ambiente contaminado con tales pesticidas enferma a casi todos los organismos vivos y entre ellos los insectos polinizadores, de los cuales depende también “la agricultura europea y mundial”.

El siguiente párrafo, por el contrario, ya delata parte del  problema de fondo. Resulta difícil demostrar nada de nada, si nos movemos en los terrenos pantanosos de la posverdad. En el ámbito de la farmaindustria y la agroindustria, cada denuncia de un estudio, es contraatacado con “los que haga falta”, por los sicarios de los mentados lobbies, terminando por ensuciar y enturbiarlo todo. Finalmente el lector ya duda acerca de lo que es verdad o es mentira. Un caso enormemente doloso, que tardó en solucionarse fue propiciado por los cárteles de las tabacaleras, al negarse a reconocer durante decenios, utilizando a los científicos que contrataban, de que fumar no perjudicaba en absoluto a la salud de los consumidores (ruego visionar ese fantástica película que llevaba por título El dilema (The Insider) – Película 1999”, en el que se narra tal escandalosa historia). Parece ser que volvemos a las andadas.    Y es que la noticia evita comentar que los científicos, cuando trabajan para empresas, suelen ser obligados a firmar una cláusula de confidencialidad que les prohíbe tajantemente hablar sobre sus actividades. La propaganda corre a cargo de “otros”. Llegados a este punto, se vislumbra un razonamiento infiormado y serio, para variar:

“(…) resulta sumamente difícil demostrar la existencia de un vínculo definitivo entre la exposición a los plaguicidas y la aparición de enfermedades o de daños en los ecosistemas”. “Esta dificultad se ha visto exacerbada por una negación sistemática (alimentada por la agroindustria y la industria de los plaguicidas) de la magnitud de los daños provocados por estas sustancias químicas, y las tácticas agresivas y poco éticas empleadas en el ámbito de la mercadotecnia se siguen sin cuestionar”, denuncia la relatora ”, Pero sigamos:

Los productos europeos tienen total garantía. Es una pena esta histeria, esta deriva histérica, de prohibir cualquier cosa con el principio de precaución. El riesgo cero no existe“.

Quien viva en Europa sabe sobradamente que aparecen casos en la prensa y otros que se nos ocultan. Suele ser un tema tan controvertido, como todos los que afectan a la salud pública, como para evitar alarmar a los ciudadanos, que escuchamos diariamente hablar de fraudes de toda clase, tipo y condición.  Resulta que si exigimos que se nos indique que alimentos son sanos,  y se prohíban los contaminados somos unos “histéricos” o “radicales” o “populistas” (al parecer la ONU, FAO, y UE también son incluidos en esta categoría). Por favor lean la penúltima frase reproducida arriba y enmarcada en negrita. ¡Sin comentarios!, ya que somos brutalmente histéricos con esos bienhechores que nos ofrecen consumir   alimentos inmaculadamente sanos. En una sociedad en la que el “principio de precaución” apenas se utiliza, mientras nos lanzamos a vender y consumir productos de todo tipo, sin conocer sus repercusiones, ahora resulta que también es enormemente molesto. ¿¿??. Continuamos con la nota de prensa, siempre en cursiva.

En la UE se están eliminando sustancias en las que se ha hecho una inversión tremenda en I+D. Lo mismo podrían alegar en su defensa los presidentes de las tabacaleras, como muestra el film previamente mentado. ¿Cuántas ingentes inversiones que han terminado por atentar contra la salud pública y medioambiental se han producido hasta la fecha, siendo finalmente reconocidas como tales? ¡Cientos!. ¿Quién invertía? Ya vamos terminando, pero sigamos.

Hay que buscar un equilibrio entre un riesgo aceptable y los beneficios de los fitosanitarios”. Miren ustedes, si vamos sumando riesgos aceptables, de los alimentos, fármacos, contaminaciones industriales, etc., seguimos sumando y sumando “ad nausean”. Al final resulta que en su conjunto, para que el capital prospere, debemos sufrir lo inaceptable. Pero para abundar más aun en la ceremonia de la confusión se espeta la siguiente frasecita: “identificar lo natural con bueno y lo sintético con malo es un error muy grave”. Habría mucho que comentar al respecto, pero, aun omitiendo el dilema naturalia/artificialia, ¿A qué viene tal afirmación?. Se nos trata como idiotas o retrasados mentales. En fin me callo. Sigamos: “Yo puedo estar en contra del mal uso de los antibióticos en las personas, pero no a favor de su prohibición. Hay determinadas enfermedades a las que es imposible enfrentarse con la agricultura ecológica”. Efectivamente y con los plaguicidas muchas tampoco. Y hablado de fármacos, lean ustedes la siguiente noticia extraída de internet que no tiene desperdicio: “”La industria farmacéutica es muy rica y ha corrompido los sistemas de salud” (…) y el entrevistado fue editor de una afamada revista de medicina (British Medical Journal). ¿Tanto hablar de fármacos verdad?. ¿Es esta la medicina que se propone la agroindustria? . Veamos tan solo una de las frases del citado artículo ya que farmaindustria y agroindustria resultan ser primas hermanas (cuan do no son la misma multinacional): “Es verdad que muchos de los medicamentos que la gente toma causan más daños que beneficios. Sabemos muy poco sobre la utilidad real de los medicamentos, ya que la práctica totalidad de los ensayos controlados con placebo son desarrollados por la industria farmacéutica, que tiene un tremendo conflicto de intereses. La industria exagera los beneficios y oculta los daños de los medicamentos en la publicación de los ensayos clínicos. Muchos de los fármacos que tomamos ni siquiera tienen efectos; simplemente parece que han tenido un efecto en los ensayos avalados por la industria, pero esto sucede normalmente porque los ensayos no se han ‘cegado’ de forma efectiva, y en ese caso tanto los pacientes como los médicos tienden a exagerar los efectos subjetivos de los medicamentos de forma substancial”. Sin comentarios. Los pesticidas son dañinos por naturaleza, por lo que la opinión expresada en el párrafo precedente es aún más válida en el caso de los que fans/beneficiarios de la agroindustria.

Hablemos ahora tan solo un poco de los daños que generados por los agroquímicos en la naturaleza, ya que la misma nota también menta que: “(….) la desaparición de un tercio de las aves agrarias en los últimos 17 años y señalaron al abuso de pesticidas en la agricultura intensiva (…)”. Empero siendo tremenda la noticia, se soslaya que lo mismo ocurre con los insectos polinizadores, incluso en espacios naturales protegidos de Europa. Si los insectos polinizadores mantienen la inmensa mayoría de la producción mundial de alimentos, los pájaros ayudan a controlar las plagas, etc. lo que defienden estos expertos es que finalmente colapsen todos los ecosistemas. Según ellos no debéis preocuparos, ya que nos venderán” mmicrorobots,  que sustituyan e la naturaleza y así pronto  casi toda la vida será artificial, que no natural”.  Puede leerse también en internet esta otra noticia, que es independiente: “Abejas robot de Monsanto – una amenaza a la vida”. Eso sí, cada vez que abráis la boca tener cuidado de no tragaros uno o varios de esos bichitos sintéticos, que no creo que sean muy beneficiosos para la salud y menos aun nutritivos.

Y no seguimos porque podríamos eternizando poniendo ejemplo, tras ejemplo. Se trata de una noticia “ejemplar” del periodismo de la posverdad. ¿Qué Dios nos pille confesados”.

Os dejo por tanto con esta aparentemente inocua pero perversa noticia, tal como es narrada. Una guerra entre mil plagas .

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

La edafometría y sus vicios ocultos: ¿Dónde están los datos?

funciones-de-edafotransferencia_0

La Edafometría atesora un núcleo duro (no de todos sus miembros) de su comisión en la IUSS que se comporta como un verdadero cártel o lobby. Son ellos los que determinan que concierne a esta sub-disciplina del conocimiento y que áreas de la edafología matemática son ignoradas. ¡Y así nos va!. En una época donde parece resultar más sexy creerse los resultados de los modelos matemáticos que la propia realidad de campo, sus modos de proceder y el excesivo prestigio de sus “popes” elevó tales estudios a los altares de las revistas de las ciencias del suelo. También suposo suculentos beneficios en forma de proyectos para muchos de los correligionarios. Empero, con todos mis respetos, considero que gran parte de sus actividades han perdido el norte. Las denominadas funciones de edafotransferencia (pedotransfer functions) pretenden estimar indirectamente variables complejas de medir a partir de otras más sencillas de estimar en el campo/laboratorio, utilizando diversos procedimientos matemáticos. Se trata de un modo de proceder muy antiguo, que precede en décadas a su auge en la ciencia del suelo. De hecho yo personalmente ya leía el termino funciones de transferencia en otras ciencias mucho antes que en edafología, remontándose sus orígenes teóricos al siglo XIX. Se hacían y punto, sin que se le diera más importancia. Pero como la estupidez y el arribismo  son moneda de cambio tanto en la sociedad como en la ciencia actual, casi repentinamente todo cambió. Un buen día un colega que ya había alcanzado cierta notoriedad debió leer el término, seguramente por casualidad. A renglón seguido añadió el prefijo (“pedo” en inglés y “edafo” en castellano) haciéndose inmerecidamente famoso. “Pedotransfer functions que guay” ¡así va la ciencia!.  Como en otros ámbitos de nuestra sociedad también es válido el lema hay que cambiar las palabras para que todo siga igual! Pero a lo que vamos.

 Dado que la elaboración de los inventarios y mapas de suelos acarrea mucho dinero, siempre resultará más fácil, hacer uso de este tipo de procedimientos y ahorrarse mucho dinero.  Como es lógico, se necesitan un grupo de datos de partida recolectados y minuciosamente estimados, si deseamos buenos resultados. Empero resulta que la información utilizable en muchos territorios del mundo se encuentra absolutamente obsoleta. Y aquí comienza una danza dantesca, difícilmente comprensible desde la racionalidad científica. Me explico. Estas funciones, pueden ser usadas para los mismos tipos de suelos y ambientes, fallando estrepitosamente en otros, como era de esperar (lean las páginas 7 y 8 del siguiente documento de la ESCS).

 Ciertas propiedades del suelo son bastantes estables en el tiempo, pero otras cambian con rapidez, generalmente al hacerlo el uso de los suelos. Resulta, que a lo largo de decenios los usos del suelo cambian más de lo que uno pudiera imaginarse, por lo cual también numerosas variables cuyos valores dependen del manejo que se le dé al recurso suelo, como por ejemplo, los contenidos de materia orgánica, capacidad de cambio catiónico, grado de agregación de las partículas del suelo, salinidad, etcEste tipo de variables puede ser muy importante, existiendo en el mercado una gran demanda, como lo es por ejemplo es timar el secuestro de carbono por los suelos.  Y así a falta de inventarios recientes, algunos colegas extraen la información de bases de datos antiguos, como por ejemplo, los mapas de suelos y sus memorias explicativas. Como entenderán, al hacerlo usan unos datos que en grandes regiones del planeta han cambiado por el mentado manejo. Y así, los resultados que obtienen carecen de verosimilitud. Los modelos siempre padecen de incertidumbres. Sin embargo, si a estas últimas añadimos una nueva fuente, el resultado final y la realidad de campo pueden parecerse como un huevo a una gallina. Soslayaremos aquí otro serio problema, como la determinación de los valores de una variable mediante diferentes técnicas instrumentales, que suele dar lugar a discrepancias, a veces notorias. Volvamos al tema de la efemiridad de las mentadas propiedades Por ejemplo, ciertos campos, al comenzar a someterse a sistemas de riego se salinizan, a veces en muy pocos años, mermándose drásticamente su productividad. Y qué decir de los contenidos de materia orgánica en donde el paso de la agricultura convencional  a la ecológica, incrementan súbitamente el contenido de carbono en los horizontes superficiales del suelo.  Sin embargo, se siguen librándose grandes sumas de dinero en programas nacionales e internacionales con vistas a mejorar la información edáfica de los productos antiguos.  Mutatis, mutandis, se dan por válidos y novedosos productos presentados como buena ciencia, cuando en realidad se me antojan de ciencia ficción. ¡Tiempo al tiempo!, ya que parece que no existen interesados en demostrar que la edafología de salón y PC jamás pueden sustituir a la de campo. Cuando la última tarea es reciente y correctamente realizada, la segunda puede dar frutos. No obstante reitero que haciendo uso de información caduca jamás.  El otro día recibí una alerta de la comisión de edafometría que os reproduzco abajo. Diplomáticamente, el experto preguntaba y se preguntaba lo que he explicado arriba. Yo no he recibido alerta en la que se le dé respuesta alguna. Una lástima ya que me habría divertido.

 Debajo de esta nota os dejo una serie de post previos en donde podéis saber tanto mi opinión, como también los disparates de algunos edafometras implicados en un proyecto concreto de envergadura mundial.  Allá cada cual con su modo de proceder. La pasta y el poder dominan al rigor científico en muchos ámbitos del saber, y este es uno.  No obstante se publican, en detrimento de estudios menos espectaculares y coloridos, pero más serios, precisos y honestos. No sigo porque……

 Os dejo con la carta del colega, y mi traducción el español-castellano.

 Juan José Ibáñez

 Continúa……

(más…)

Etiquetas: , , , ,

La alarmente contaminación de muchos fertilizantes orgánicos

lodos-depuradora-con-microplasticos

Depuradoras, Lodos, contaminación. Fuente Colaje imágenes Google

 Obviamente se trata de una mala noticia, aunque era predecible que tarde o temprano se diera a conocer a los ciudadanos. Ya comentamos en más de alguna ocasión que un residuo orgánico no tiene por qué ser ineludiblemente bueno. Todo depende de su composición, calidad, etc. Durante el proceso de compostaje s.l. el producto resultante dependerá, en gran medida del proceso utilizado, pero también de la calidad de las materias primas. Mientras los residuos naturales “suelen estar poco o nada contaminados”, lo contrario ourre respecto a los lodos de depuradoras, dependiendo el riesgo de toxicidad de su procedencia. Cuando la planta de tratamiento recoge aguas residuales de zonas industriales y grandes urbes, nos topamos siempre con el mismo problema.  Aun suponiendo que usemos una planta de depuradora eficiente y adecuadamente mantenida, cabe mentar que están no suelen actuar contra los denominados contaminantes emergentes, es decir aquellos “de nueva generación” que pasan los diversos filtros sin ser retenidos y neutralizados, ya que los perimeros no suelen encontrarse diseñados con vistas a su “neutralización”.

 Apelando a vocablos de evolución y biodiversidad, podría decirse que nos encontramos ante una radicación de nuevas especies de contaminantes, por cuanto no paramos de innovar con nuevos tóxicos, muchos más de los que erradicamos. De aquí que las depuradoras no garanticen del todo, la calidad de los lodos resultantes. Como corolario, los abonos orgánicos obtenidos pueden atesorar propiedades más o menos saludables.

 No obstante, la noticia que os ofrecemos hoy desinforma más que informa, al menos si no se reflexiona con serenidad sobre su contenido. Según su título: los fertilizantes orgánicos son fuente de polución por microplásticos”, alertando al público de su riesgo para la salud pública. ¿Cierto o falso?.  Pues ni lo uno ni lo otro. Reiteramos que todo depende de su procedencia. No se puede generalizar, y algunos comentarios de los autores que os muestro debajo así lo atestiguan. Como corolario podemos concluir que el título es nefasto y alarmista, aunque no podemos calificarle de totalmente falso. Bien podría ser propaganda mal intencionada encubierta de las empresas que comercializan fertilizantes inorgánicos, cuyos efectos perversos ya nadie cuestiona.   Pero soslayemos los argumentos “conspiranoicos”.

 A día de hoy, sabemos que el pescado contiene microplásticos entre otros contaminantes, que el agua embotellada también, como los alimentos precocinados y hasta la sal que ingerimos de sobremesa. La cuestión a contestar sería pues ¿Qué alimentos de este maltratado planeta no se encuentran contaminados?.

 No obstante, con ello no deseo justificar el empleo de cualquier basura orgánica como un fertilizante que garantize una agricultura ecológica que proporcione alimentos sanos.  Todo dependerá, en última instancia de los conocimientos y ética de los agricultores que se han adherido a esta loable práctica. Sin embargo, muchas multinacionales nos venden productos ecológicos, y aquellas, por lo general,  no tienen reparo alguno en hacer uso de las materias primas más baratas.

 Por lo tanto, mientras la dictadura financiera intenta confundirnos al equiparar los productos orgánicos con los ecológicos, en realidad, la defensa del consumidor debiera exigir el proceso inverso: en función da la calidad de las materias primas los certificados debieran añadir estrellas, o lo que se quiera, que ¿garantice? el cumplimiento de las normas especificadas. Y en este contexto, las bondades de la materia prima estriban en parte en la calidad de los lodos y sus contenidos en contaminantes. Es decir que los últimos demandarían un certificado de calidad con sus correspondientes estrellas.

 Así pues, cuando compramos un producto ecológico, ¿ingerimos un alimento sano?. No está tan claro. Si uno conoce la cooperativa que los comercializa, podrá elegir con mayor seguridad. Empero si los compra en las miles de tiendas que proliferan como setas ¡Dios dirá!.

 Juan José Ibáñez

 Continuá……

(más…)

Etiquetas: , , ,

Vergeles Agrícolas en Desiertos: El Papel de la Tecnología

vergetels-agricolas-tecnologicos-en-desiertos

Fuente: Colaje imágenes google

Bajo el título de “Proyecto del Bosque del Sahara”, se ha puesto en práctica un parque agrícola en los desiertos jordanos basados en tecnologías que ojalá puedan ser sustentables. Si los desiertos disponen de agua “de algún modo”, ya sabemos que ésta, junto a la gran cantidad de radiación solar y suelos mejorados (o sustratos) pueden generar grandes rendimientos agrarios, especialmente bajo cubiertas de plástico. Este es el caso por ejemplo de los cultivos bajo invernadero en el denominado mar de plástico” del SE español. No se trata de ninguna novedad. Sin embargo, muchos proyectos precedentes terminan por degradar en exceso el medio ambiente y no ser sustentables por la sobreexplotación de los  acuíferos de los que fluía el líquido elemento, salinizando el suelo por aguas salobres. Sin embargo, si el espacio geográfico en cuestión atesora, desalinizadoras, energía suficiente y un capital inicial generoso todo es posible. La cuestión estribaría entonces implementar fuentes de energía renovables, como la solar y la eólica, al objeto de evitar el uso oneroso de electricidad procedente de centrales alimentadas por recursos no renovables. Este ¿podría? ser el caso de la noticia que exponemos hoy,  extraída de ScienceDaily, y traducida por nosotros. Ya hemos hablado de estos temas, así como que, correctamente utilizadas, las nuevas tecnologías podrían dar lugar a una gran explosión agraria en zonas desérticas, como resultan ser las costas del pacífico Latinoamericano. Eso sí, el impacto ambiental puede ser serio, y la belleza del paisaje dar lugar a horrorosos mares de plástico. Empero se puede alimentar a una población muy considerable (varias cosechas anuales), parte de la cual podría ser exportable, como lo es la de la zona del SE peninsular previamente mentada. Incluso con imaginación, el excedente de sal puede ser utilizado, no solo para el consumo humano sino también en la construcción de infraestructuras como carreteras (ver post referenciado abajo).

El proyecto del que hablamos ha comenzado a construirse en Jordania, eso sí con la ayuda financiara de Noruega, la UE, etc. Es decir, los países menos desarrollados deberían recibir los fondos financieros y la tecnología adecuada (pero no administrada por los estados industrializados vía acaparamiento de tierras). Se trata de una idea interesante con vistas a garantizar la soberanía alimentaria de muchos países e incluso generar excedentes para ser exportados. Si existiera buena voluntad y generosidad, en lugar de acciones aisladas……

Mis dudas proceden más del potencial impacto ambiental que se generaría, que de la viabilidad per se de este tipo de iniciativas. Eso si, no deben realizarse maniobras “ad hoc”, como el riego con aguas urbanas o industriales no depuradas, que ya conocemos a los políticos y sus adláteres……

Todo ello debe hacernos reflexionar sobre la futilidad de términos como tierras marginales o no aptas para el cultivo, cuando la disposición de nuevas tecnologías agrarias puede permitir extraer de tales territorios unas producciones agrarias sorprendentes. Cabe pues preguntarse: ¿podría ampliarse la extensión de zonas potenciales agrarias más allá del inventario mundial de suelos fértiles de la FAO?.

Os dejo con la noticia y la referencia de algunas de las entregas que hemos editado en este blog sobre el tema.

Juan José Ibáñez

Continua……. 

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Un Avatar en La Tierra (Los Waiapi de la Amazonía)

 pueblo-wajpi-amazonas

Fuente: Colaje Google Imágenes

Tras visionarla, quizás a muchos humanos nos hubiera gustado habitar en un planeta del tipo que se describe en Avatar, la película. Lo que muchos desconocerán es que “aún existen” lugares y pueblos en la Tierra cuyos habitantes disfrutaban de un mundo mágico y placentero semejante, hasta que llegó el Homo tecnológicus subespecie depredator para acabar con tal intolerable felicidad. Hablamos del pueblo Wajãpi, escondido en pequeños y recónditos pedazos de selva amazónica. En un post anterior  (¿El Progreso trae felicidad?. Viajando al jardín del Edén en el Amazonas), ya os comentamos diversos aspectos de su dramática situación, costumbres, agricultura, manejo del suelo, etc. Os recomendamos también la lectura de la siguiente entrega: El Expolio a los Pueblos Indígenas en Aras del Progreso: Los Dongria Kondh, Avatar y James Cameron.

 Lo que cabe preguntarse es si tanto progreso tecnológico nos ha ido separando del verdadero bienestar, en lugar de abrirnos nuevos caminos de paz, harmonía, conocimiento genuino y confort. Francamente, comienzo a sopesarlo muy seriamente. Cuando uno entra en la saga de los sexagenarios y ha vivido/sufrido multitud de experiencias, comienza a valorar que lo mejor que le puede ocurrir a un ser humano, resulta ser simplemente disfrutar de su vida en paz, divertirse a raudales tras cumplir con sus necesidades más básicas, encontrarse rodeado de familia y amigos, sin beligerancia alguna contra otros, contemplar con respeto y amor el universo que le ha ofrecido tanto disfrute, para finalmente despegarse para siempre de nuestro cuerpo material, rodeado de todo lo que quiere. Y todo ello tiene que ver tanto con los bienes que le ofrece su ambiente, como por haber nacido en una cultura tan especial como humilde. El hombre moderno siempre desea más, y confunde lo material con lo espiritual. La vida se nos escurre entre los dedos deseando más dinero, éxitos, un hogar repleto de artefactos, estresados casi siempre a la hora de dar la mejor educación a sus hijos, en competencia/lucha cotidiana con nuestros congéneres. A la postre, el estrés, la depresión y la infelicidad enferman esos mismos cuerpos y almas. La noticia central de hoy lleva el título: “Para la Tribu amazónica el bosque pluvial es el universo entero”.… ya que tienen todo lo que demandan y desean a su alrededor. Como veréis abajo, he traducido rápidamente la noticia científica del suajili publicada en TerradDaily al español castellano usando el ingenio Google, por lo que no esperéis delicatesen lingüísticas.

 Reitero que, por lo que a día de hoy saben los expertos, muchas de las tribus amazónicas fueron más sofisticadas que las que actualmente resisten. Algo ocurrió, según se piensa en 2019, un par de siglos antes de la llegada de los europeos, que arrasaron con todo lo que encontraron a su paso, (¿qué sucedió?). Se desconoce la causa y las fechas precisas, pero gran parte de la cuenca amazónica era un paisaje semi-agrario, rebosante de prácticas agronómicas y manejos de suelos ingeniosos, diversos y sofisticados. ¿Qué paso pues?; ¿Por qué se perdió (ver post: “Los Bosques Amazónicos: ¿Paisajes Prístinos o Paisajes Culturales?”). Posiblemente, muchas de las etnias y pueblos no culturizados ¿?¿? que aún restan en aquellos lares, son el fruto de un retroceso tecnológico, típico de la falta de intercambios culturales, necesidad de huir constantemente del hombre blanco (perdiendo parte de su sedentarismo), pérdida de diversidad de recursos naturales en espacios pequeños, así como también de unas organizaciones sociales dispersas en diminutos poblados, etc. Empero tal hecho no hizo mella en su modo de vida, aunque necesariamente debió cambiar.

 En la película Avatar, se hablaba de una inteligencia natural distribuida por todo el bosque en donde los seres del suelo y las raíces de las plantas, funcionaban como una ciudad, muy inteligente, pero además genuinamente sustentable. En nuestro post: “La Inteligencia de los bosques y su comunicación bajo el Suelo” os explicamos que una nueva corriente de pensamiento, así como evidencias empíricas, parecen constatar que lo narrado en Avatar no resulta ser descabellado, en absoluto, aunque seguramente idealizado.

 Quizás los Wajãpi se encontraban y aun lo hacen (aunque mermados) en su Avatar, y nosotros pensando que es un producto de nuestra calenturienta imaginación. ¡Qué lástima!. Todo lo que podríamos seguir aprendiendo de un pueblo tan respetuoso, afable, feliz y sustentable. Empero preferimos exterminarlos porque somos cultos y sofisticados ¿? ¿?. ¡No tenemos perdón!.  Y por ello los Wajãpi, hartos, nos han declarado la guerra al mundo entero, al menos si se pisan sus dominios. Ya les han engañado demasiadas veces: han dicho ¡basta!.

 Hoy os dejamos pues nuestro más entrañable recuerdo y solidaridad con los Wajãpi, y otras tribus latinoamericanas que sufren los mismos padecimientos y exterminios ante nuestro hipócrita y cómplice desinterés. ¿Un Avatar en la Tierra?. Al parecer antaño así puedo ser, actualmente una quimera.

PD. Observar en la narración como entienden y utilizan el concepto de “cansancio/fatiga del suelo”. 

 Juan José Ibáñez

Continúa……

  (más…)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Política Agraria Común Europea (PAC): Más errores que aciertos, al menos en los países mediterráneos.

pac-mas-fracasos-que-existos

Fuente: Imágenes Google

Llevo casi quince años denunciando las incoherencias de la Política Agraria Común (PAC), en nuestra bitácora, es decir poco menos que los investigadores de mi Institución y autores de la nota de prensa que os mostramos hoy, con vistas a constatarlo por enésima vez. Abajo veréis una relación de post al respecto. No me refiero exclusivamente a sus repercusiones agropecuaria, sino como veréis también a las ambientales. En consecuencia, no me extraña en absoluto que otros colegas denuncien en la noticia: “Las políticas agrarias de la UE hacen fracasar los objetivos de conservación de la Red Natura 2000”. La Junta de Andalucía calculó en la década de los 90 del siglo XX que. en menos de 20 años, esta región había cambiado el uso del suelo al menos en el 20% de su territorio, en gran parte por seguir las directrices de la PAC. ¿Y desde entonces?. No tengo datos pero me temo lo peor.

La Política Agraria Común (PAC) es, como señala Wikipedia: “una de las políticas más importantes y uno de los elementos esenciales del sistema institucional de la Unión Europea (UE). La PAC gestiona las subvenciones que se otorgan a los agricultores y ganaderos de la Unión Europea (UE).

Como me comentó un compañero hace muchos años, quizás lo mejor de la PAC para España sea el “cultivo de subvenciones”, es decir sembrar lo que dictan, y a la postre abrir la mano para que suelten el dinero prometido si se acatan sus arbitrarios y a menudo absurdos criterios. Y digo arbitrarios por cuanto sus directrices dejan tanto que desear como para pensar que sus sabios arquitectos se caracterizan más por fracasar que de tener éxito. En sí misma, se trata de una iniciativa(a) magnifica en muchos aspectos, tanto en lo que concierne a la agricultura Europea, como para los propios agricultores que allí viven.  Realmente desconozco si desde el punto de vista agropecuario y ambiental, acertarán más en otros Estados de la UE, pero aquí en el sur (…).

Tengo la impresión de que el problema ha estribado en que se ofuscan preferentemente en el reparto subyacente de beneficios económicos y sociales por países y sectores, en función de sus decisiones, que en respetar el medio ambiente y la sustentabilidad agropecuaria de los estados miembros.  En estos foros, los representantes de cada país intentan obtener el mayor provecho económico y social posible para sí mismos, sin pensar realmente en las consecuencias ecológicas que acarrean sus rapaces cabezas. Y no me extraña, ya que eso es lo que  desean sus gobernantes y los sectores económicos afectados de cada Estado. Del mismo modo, la prensa mediática, en su inmensa mayoría timorata, alerta de que tal o cual decisión en ciernes pueden afectar muy negativamente el tamaño de nuestro trozo de tarta en favor del  de otros, predisponiendo (como si no fuera suficiente para la feroz clase política) a guerrear para conseguir un pedazo mayor. ¿Y el medio ambiente?. Simplemente ha sido tradicionalmente ser secundario (por mucho que digan lo contrario), por cuanto de otra forma, tan solo cabría concluir que se trata de un grupo de inexpertos tiburones, en contra de la composición gráfica que encabeza este post. Resumiendo una parte considerable de sus “doctas decisiones”, no merecerían más que ser echadas en un vertedero, pero “la pasta es la pasta” y hay que traer dinerito a casa…….

Os dejo pues con la noticia.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , ,

La ONU urge investigar e implantar la agroecología y mejorar la calidad de suelos para una agricultura con futuro

agroecologia-demanda-de-la-onu

Agroecología y agricultura sostenible. Colaje Imágenes Google

La nota de prensa  que os mostramos hoy (UN food agency urges ‘agroecology’ to fight famine), no hace más que reclamar lo que venimos haciendo nosotros, en esta bitácora, desde 2005, en contra de quienes equivocadamente dejan su futuro en manos de las procelosas manos de la agricultura industrial o la agroindustria. No se dejen engañar, si cualquier alternativa que propongan estos lobbies no va acompañada de una mejora del medio ambiente, relegando fertilizantes, plaguicidas, pesticidas y maquinaria pesada a un segundo plano. Pero no es así, ni lo será, porque la reclamación de la ONU y la FAO no les aporta los pingües beneficios que su avaricia demanda en un fragrante atentado contra el resto de los seres humanos y la biosfera. No entraremos a recalcar ningún aspecto más, ya que al menos los contenidos de 1.000 de nuestros post previos van en la misma dirección.  Estas compañías seguirán subvencionando investigaciones sobre transgénicos y nuevos productos para el gozo de muchas instituciones (¡más dinero más!), demasiados investigadores cortos de vista o sin prejuicios, y políticos complacientemente fanáticos de la dictadura financiera (omito detallar las causas ¡una vez más!). Del mismo modo, persistirán con sus paupérrimos resultados emponzoñando todos los medios de comunicación de masas alegando que con este o ese resultado paliarán el hambre en el mundo. Pero a las pruebas hay que remitirse. Según la ONU y la FAO, efectivamente, han aumentado “algo”, aunque ni mucho menos lo suficiente la producción alimentaria mundial. Todo ello a costa de dejar la biosfera destrozada y nuestra salud dañada. Tan solo recordar a la FAO y la ONU que no hacen falta tanto nuevas investigaciones, sino voluntad política y un nuevo orden mundial. Empero ya sabemos que los países firman y aplauden alegremente en estas asambleas y reuniones y a renglón seguido, se olvidan o ríen a carcajadas. ¿Quién dice ahora que nos equivocamos? Os dejo pues con la noticia que no da lugar a dudas. Y sobre los suelos pivota casi todo. Ver por ejemplo, los múltiples post incluidos en nuestra categoría de ‘Etnoedafología y Conocimiento Campesino’ , con vistas a percatase de que ya tenemos una enciclopedia de ingenio y conocimiento acumulado a lo largo de milenios. Empero la gobernanza mundial se empecina en acabar con todo y con todos, hasta someternos dictatorialmente a lo que dicten estos poderes fácticos.

Juan José Ibáñez

Continua…………

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

¿Las Rocas Mejoran la Producción Agraria?

fertilizantes-rocas-buena

Fuente: Colaje de imágenes Google

¡Vaya, vaya!, otra vez descubriendo la dinamita. La noticia que os vamos a ofrecer hoy resultará interesante para todos aquellos que desconozcan muchos sistemas tradicionales/campesinos de manejo de suelos. Eso sí, debemos entender que la noticia procede de UK. Hace unos 40 años, las grandes superficies llanas en USA permitían que no fuera necesario cultivas suelos pedregosos  en aquél país por considerales inadecuados. El resultado fue que raramente fueron investigados desde el punto de vista agronómico. Pues bien, los británicos parecen hijos del Tio Sam. ¿Son tan malditos los suelos pedregosos? Obviamente en lo que concierne al laboreo con arado sí. Sin embargo, en otros tipos de gestión se han utilizado con éxito. Ningún experto duda ahora que los residuos pedregosos superficiales que se originan en las laderas por erosión, al lavarse las fracciones texturales más finas en profundidad o por escorrentía lateral , frenan que corran la misma suerte los materiales de los horizontes profundos, limitando de paso la pérdida de agua por evapo-transpiración. Como podréis observar más abajo, las rocas, y entre ellas las de ciertos residuos mineros u de otra índole,  son también empleadas en materia de fertilidad, y no en el pasado, sino ahora. ¿Y qué decir de la viticultura de Lanzarote y sus bellísimos paisajes?. Esta última práctica no es exclusiva de esta paradisiaca isla del archipiélago canario. En cualquier caso, un mulching o acolchado del suelo puede lograrse con materia orgánica y/o mineral. De aquí, que hacer uso de una capa pedregosa en parques y jardines, al margen de motivos estéticos, puede ser una idea interesantemente pragmática (evita el deterioro de la estructura de los horizontes superficiales). Los pueblos aborígenes, a menudo añadían fragmentos de roca fácilmente deleznables, incluso conchas de moluscos con vistas a paliar, por ejemplo, las deficiencias de calcio y/o otros nutrientes.

Cierto es que generalmente, se han estudiado más desde la perspectiva de la física de suelos que de la química. Sin embargo, existen ejemplos actuales de las ingentes adiciones de rocas fragmentadas al suelo, como ocurre en Sicilia y del que el amigo Carmelo Dazzi ha hecho estudios impresionantes. En este caso, se trataba también de mejorar la fertilidad del medio edáfico, esencialmente en terrenos vitícolas. Se trata de un manejo de suelos que ya tratamos en nuestro blog y al que denominamos “agricultura extrema”.

Mulching pedregoso”: Por ejemplo en el resumen de este artículo, uno de cuyos autores era un bien amigo mío, puede leerse: “En el presente trabajo se estudia la influencia que la pedregosidad superficial, tan común en muchas formaciones de ladera, ejerce sobre el contenido de humedad del suelo por ella recubierto; se encuentra que dicha capa pedregosa supone un freno muy eficaz para la pérdida de agua por evaporación, lo que se traduce en una mejora de las condiciones de humedad respecto de los suelos desprovistos de la misma, al menos en regímenes de humedad de tipo xérico”.

Más aun, los autores de la noticia que os ofrecemos hoy en otro párrafo señalan que: “Pocos estudios (…) han investigado explícitamente los tratamientos de basalto en cultivos templados para evaluar directamente los efectos sobre los rendimientos y las propiedades del suelo, pero numerosos estudios de campo e invernadero han documentado los beneficios de aplicar silicatos y residuos de silicatos modificados a la producción de cultivos en los EE. UU. Esta la práctica se remonta a 1871, cuando se otorgó la primera patente para el uso de escoria rica en Si como fertilizante. En consecuencia, décadas de investigación han establecido que la escoria de silicato de calcio procesado actúa como un material de cal eficaz y fertilizante de Si, sin reconocer aún su potencial de captura de CO2. Los estudios incluyen ensayos de campo en Florida y Louisiana, donde las aplicaciones de escoria de silicato aumentaron la producción de ….. ”

Pues bien, la nota de prensa que os ofrecemos hoy, “acaba de descubrir” los beneficios de añadir sobre el suelo materiales rocosos: Growing crops with crushed rocks could reduce CO2 emissions (Cultivar cultivos con rocas trituradas podría reducir las emisiones de CO2). Debe ser que si no se habla de cambio climático no se publica nada, o que si no dices que eres experto en la materia no serás un científico sexy (sin comentarios). En  el la nota de prensa,  estos colegas dicen haber descubierto las bondades de añadir rocas reactivas  a la hora de mejorar las propiedades, físicas, químicas e hídricas de los cultivos (al margen del posible secuestro del carbono atmosférico: ¡cómo no!). Personalmente me intrigaba su énfasis en añadir nutrientes por esta vía, que al parecer no corresponde exactamente a la descrita por Carmelo Dazzi en Italia. Me explico.

Una cubierta ya sea de cantos, gravas y gravillas usualmente previene la erosión y evita que el medio edáfico pierda mucha agua, mejorando pues la disponibilidad de recursos hídricos. Sin embargo, nada o poco pueden aportar a la fertilidad del suelo, a no ser que se trate de litologías muy deleznables y porosas, que no es el caso que sucede en el artículo de marras. Sin embargo, si las trituramos hasta fragmentos minúsculos, al incrementarse la superficie efectiva de la enmienda, podrán liberar, algunos elementos esenciales para la nutrición vegetal (posiblemente sean mejores las mezclas de varias distintas, de diferente composición, aspecto que admiten estos científicos) que demandan los cultivos, y como corolario, reducir el costo del abonado y la contaminación execrable que generan gran parte de los productos comercializados por la agroindustria. Empero al hacerlo, se perdería gran parte de su poder protector ante la erosión por agua y viento. En vista de que la nota de prensa era muy ambigua, busqué el trabajo original. Y al comenzar a leerlo observo que los autores si conocían las practicas ancestrales o campesinas  previamente mencionadas, al señalar que “La modificación de los suelos con rocas de silicato ricas en Ca / Mg molidas puede mejorar el rendimiento de los cultivos, teniendo una larga historia de práctica a pequeña escala, especialmente en suelos tropicales altamente degradados en África, Brasil Malasia y Mauricio, así como rejuvenecimiento de suelos lateríticos y promoción del establecimiento de árboles en Europa”. Ok, si lo sabían, pero lo que no me queda claro es que si se trata de materiales líticos del tipo grava, u otros pulverizados, ya que los últimos poco podrían hacer respecto a la protección de la erosión (a no ser que a costa de ser ellos presa del mentado proceso). ¿Realmente cubrían el suelo o lo mezclaban con sus horizontes superficiales e incluso profundos, como nos narraba Dazzi en Sicilia?.

Desconozco la respuesta precisa con la que finalizamos el párrafo anterior. Sin embargo, en otra página Web, los autores parecen decirnos que “Aún mejor, muchas áreas ya han extendido la piedra caliza triturada sobre la tierra cultivable para revertir la acidificación de los suelos causada por las prácticas agrícolas, incluido el uso de fertilizantes. Entonces la maquinaria y la infraestructura para la práctica ya existen, todo lo que se necesita hacer es cambiar el tipo de roca. La tecnología de trituración es común en la industria minera” (…). El tamaño es las partículas es un determinante crucial de la tasa de reacciones químicas. Las partículas pequeñas con un área de superficie alta reaccionan más rápido. La piedra caliza, esencialmente carbonato de calcio, reacciona muy rápido, pero la mayoría de las veces libera dióxido de carbono en lugar de secuestrarlo“. Ni una palabra aparece en el texto, sobre si lo espolvorean o mezclan con el suelo. Pero cuidado, debido a que tales materiales podrían ser erosionados por el viento, ya que sugieren una trituración para conseguir micro-roquitas (entre 10–30 μm de diámetro).

Muy por el contrario, se me antoja interesante la propuesta que veréis debajo de Cascade Mindrals, al sugerir añadir material rocoso  y/o residuos adecuados de diferente tamaño, con vistas a que la liberación de nutrientes se prolongue el tiempo (por diversificar la superficie efectiva de los fragmentos añadidos y dilatar así su disolución diferencial durante bastante tiempo).

 Ahora sí: ya tengo un paisaje mental de lo que los autores nos venden. Vino viejo en nuevas botellas. Estos anglosajones deben tener muchos residuos de rocas basálticas y/o otras para su propuesta, y una buena forma de desprenderse de los mismos resulta ser añadirla al suelo. Pero como se trata de un tema tan manido como para publicarlo en la revista Nature pues (…) lo enfocan desde la perspectiva del cambio climático y el secuestro de carbono, arreglan, empaquetan el mensaje y (..) ¡ya está!. ¿Ayudará este tipo de manejo a paliar el cambio climático?. Si uno analiza los enclaves susceptibles a nivel mundial, costos, etc. ¡No!. Pero en algunos  países concretos (como UK) u otros similares, cuentan con el beneficio de que en este pack también entra la recompensa de losbonos o créditos de carbono”. Lo dicho nada nuevo bajo el sol aunque habilidad para vender papers, desde luego que sí.

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Manual de agricultura de precisión de libre acceso en Internet

manual-agricultura-de-precision

Nosolosig, es algo así como una revista de libre acceso en Internet que muestra las últimas novedades de todo lo relacionado con la cartografía, geografía, sistemas de información geográfica, sensores remotos y otros modos de analizar, entender y aplicar la información espacial que tanto necesitamos para comprender el mundo que nos rodea. En noviembre de 2017. Nosolosig  nos informó de la aparición en acceso abierto de un Manual sobre Agricultura de precisión . No dudo de las bondades de estas técnicas, si bien albergo diversas reservas que ya os narré en un post titulado: Agricultura de Precisión y Suelos. El Manual de agricultura de precisión os lo presento aquí tomando prestado el texto que apareció en Nosolosig,  que os recomiendo a todos los interesados que visitéis ya que siempre ofrece, como mínimo, alguna novedad interesante. No competiremos con ella en este sentido, ya que este post aparecerá muchos meses después que la noticia de esta revista electrónica en acceso abierto. Nuestro interés es que la monografía en cuestión alcance la mayor difusión posible. Pues bien, sin más palabras os dejo la reseña del libro, no sin antes agradecer esta interesantísima labor a los autores y organizaciones que han hecho posible que podáis acceder a la obra sin tener la necesidad de realizar ningún pago por este interesante documento, con independencia de mis opiniones personales.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , ,

La Extinción de los Insectos: Una Tierra que se colapsa

extincion-de-los-insectos

La Extinción de los Insectos. Colaje imágenes Google

La contribución de los insectos a la seguridad alimentaria y vida en el Planeta resulta ser esencial. En consecuencia, es de vital importancia mantener sus poblaciones y biodiversidad. Pero: ¿Dónde han ido todos los insectos? ¿Ya no están ni en los espacios protegido?.

Y me paro aquí. No continúo escribiendo. Queda claro que la “la extinción de los insectos”, puede ser afecta, pero en modo alguno exclusivamente atribuida al actual cambio climático.  Primero las graves amenazas afectaron a los anfibios, luego a los corales y las abejas, ahora la práctica totalidad de los insectos polinizadores.  No soy dado a palabros como el “punto de no retorno”. Empero parece que no hay remedio y estamos acabando con el planeta sin más. ¿Y a quien podría beneficiar tal drama?. Sencillamente a nadie, al menos que sea un descerebrado o simplemente un canalla psicótico que urde un plan tan diabólico: ¿Acabar con todo?, ¿Quizás alguna multinacional del agronegocio?. Desde luego no creo en las teorías de la conspiración pero, ante la pasividad de nuestros gobernantes, cuando también leo noticias como estas: “Abejas robóticas: el último plan de Monsanto ” o “Abejas robot podrían polinizar los cultivos transgénicos de Monsanto” me pongo a temblar. No se ya que pensar ¡Quién sabe!. Posiblemente, sin desear reconocerlo, hemos envenenado tanto el planeta de pesticidas y otros muchos tóxicos como para que poco a poco vayan desapareciendo un especie tras otra. Es duro, muy duro, pasar un par de horas al día buscando información ambiental para ofreceros. Siempre queda la satisfacción de vuestras lecturas. Sin embargo, hay momentos en que se me hace muy cuesta arriba y otros en que me siento totalmente triste frustrado e impotente, como ante un muro que se abate sobre mí. Hoy es uno de esos instantes en los que….. y os dejo alguna información que he recopilado en pocos minutos. ¿Dónde han ido todos los insectos?: Ya no están ni en los espacios protegidos. Que Dios se apiade de nosotros, como se suele decir. FAO: Mundo sin polen sería sin diversidad de alimentos. Lo dejo Ciau.

Eso sí, los parques naturales estudiados pertenecen a un simple país y en una región industrializada. ¿hasta qué punto pueden extrapolarse los datos a todos las reservas naturales y espacios conservados del Planeta?. Habría que estudiarlo y explicitarlo antes de generalizar.

Juan José Ibáñez

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , ,