‘Fertilidad de Suelos y Nutrición Vegetal’

Los suelos de los manglares y su fertilidad ante los huracanes y el ascenso del nivel del mar

 manglares-fertilidad-del-suelo-y-huracanes

Los Manglares y los autores del estudio: Fuente: Colaje Imágenes Google.

 Los ecosistemas litorales, generalmente muy dinámicos, protegen la costa de las adversidades causadas por los desastres naturales. Empero la naturaleza es sabia y el hombre no. Por talmotivo, las legislaciones con vistas proteger a ambos brillan por su ausencia o resultan ser muy deficientes. El papel de manglares y otras comunidades costeras, a menudo pantanosas, resultan ser la primera línea de defensa ante la erosión y desastres naturales que provienen de los mares y océanos. También lo serían ante el previsible aumento del nivel del mar frente al calentamiento climático. Empero deseamos disfrutar de la orillita del mar destrozándola, y con el transcurso del tiempo primero nos lamentamos, para a la postre volver a tropezar en la misma piedra. Y así, se estima que “La cobertura mundial de manglares se ha reducido a la mitad en un periodo de cuarenta años”. Erradicamos estas comunidades como si fueran malas hierbas. para a la postre llorar como plañideras de los estragos originados por los “desastres naturales”, que como veis no lo son tantoNosotros ocupamos actualmente el primer puesto en el ranquin de los eventos catastróficos.

 Pues bien, la noticia sobre la que versará el post que os mostramos hoy (en inglés y español-castellano) demuestra que, “seguramente” los suelos de los manglares y los ecosistemas que sobre ellos se asientan se necesitan mutuamente.  Ya hablemos de huracanes y tifones, aunque posiblemente también de tsunamis, estos eventos les proporcionan nutrientes imprescindibles como lo son el nitrógeno y el fósforo, entre otros. Del mismo modo, allí depositan sedimentos y los redistribuyen a la par que elevan las zonas afectadas sobre el nivel del mar, evitando la erosión costera, y el mentado ascenso de las aguas marinas. Tal aporte de nutrientes y materiales ayuda a restaurar o a la recuperación espontánea del ecosistema natural, obviamente si no existen otras obras humanas en sus alrededores que alteren tal dinámica natural, física y químicamente. De no ser así, pueden ocurrir los hechos que comenta la segunda entrevistada en la nota de prensa que podéis leer abajo, a la que no responderé aquí ya que tendría que explayarme en demasía. Tan solo diré que efectivamente puede haber huracanes tan devastadores como para dañar los manglares irreversiblemente, aunque para saberlo hay que dar tiempo al tiempo, ya que podrán tarderse varios decenios. También es cierto que pudieran generar floraciones algales. Sin embargo, los materiales marinos no atesoran ingentes cantidades de fósforo y nitrógeno, al contrario de lo que puede suceder a causa de nuestras que nuestras actividades y los residuos que allí se depositan. No se puede desear todo, ya que la naturaleza sigue su curso, al contrario que con harta frecuencia nuestros deseos y codicia.

 Interesante ejemplo de la importancia de los suelos en la auto-restauración de los ecosistemas tras padecer eventos catastróficos y causados por las manazas del ser humano.

 Juan José Ibáñez

 Continúa…..

(más…)

Etiquetas: , ,

Rebeliones agrarias campesinas contra las multinacionales del agronegocio

sistema-intensivo-del-cultivo-de-arroz-sri

Sistema Intensivo del Cultivo de arroz o SRI. Fuente: Colaje Imágenes Google

Hoy os informamos de otra noticia que da cuenta cómo se las gastan las multinacionales, en este caso del agronegocio, con los productores (y consumidores, por supuesto). Tanto unos como otros somos víctimas de la dictadura financiera y sus secuaces, que mienten como bellacos. Y como comienza a ser norma en la mayoría de los países, nuestros gobiernos nos dejan desamparados, cuando no ponen la mano aceptando la corrupción de estas empresas del agrocidio, por llamarlas algo. Ellas se llevan las guanacias no sembrando más que vegetales trangénicos, pobreza, enfermedad, así como degradación ambiental. No insistiré, no deseo repertirme, ya que he redactado centenares de post sobre el tema, como los archivados en estas categorías de la bitácora, aunque también en otras: “Fertilidad de Suelos y Nutrición vegetal”, “Etnoedafología y conocimiento campesino” y “Fraude y Mala praxis científica”. Pues bien, en muchos lares del globo, el campesinado arto de tanta esclavitud ha decidido buscar otras alternativas que alivien esas gravísimas penurias.   Por ejemplo, en diciembre de 2019 recibí la noticia que os proporciono hoy en inglés y traducida al español-castellano. En ella se constata el paso dado por muchos agricultores de arroz de aquel país (Tailandia), que ante tanto desmán han adoptado el “Sistema Intensivo del Cultivo de arroz o SRI”, mucho más amigable con el medio ambiente, sin o con escasos agroquímicos, y escasamente despilfarrador de recursos hídricos, sustentable, saludable (tanto en lo que concierne a los agricultoras y productores) y liberador. Del mismo modo, la nota de prensa constata que (i) otros muchos países se encuentran en situaciones similares adoptando las mismas medidas y (ii) como se las gastan estos amantes del “dinero para mí, y el veneno para los demás”.

Y la técnica la desarrolló un clérigo, que no un científico. Ósea que mientras muchos colegas colaboran con la nauseabunda y filibustera tecnociencia, hombres y mujeres de buen corazón hacen parte del trabajo que deberíamos estar abordando “todos” nosotros. ¡Materia de reflexión, que no de confesión”.  No he leído lo suficiente como para aseverar a “ciencia cierta” si el “Sistema Intensivo del Cultivo de arroz o SRI”, puede considerarse ecológico. Sin embargo, lo que no da lugar a dudas deviene en que es, “como mínimo” palmariamente menos dañino que los agro-negociantes manipuladores sostenidos para la cacareada dictadura financiera. ¡Este es el camino!. Ojalá los gobiernos de todo el mundo realizaran el trabajo que les corresponden, y así no debiéramos esperar interminables años o décadas a que se tomen las medidas oportunas para el bien de la biosfera y la humanidad. Abajo os dejo también información sobre este sistema de cultivo de arroz es decir el SRI”.

Juan José Ibáñez

Continua…..

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Los suelos de Rapa Nui guardan el misterio del significado del Moai de la Isla de Pascua: La Agricultura

isla-da-pascua-fertilidad-suelos-rapa-nui

Isla de Pascua, Rapa Nuí, Moái, fertilidad de suelos, minería extractiva, sustentabilidad. Fuente: Colaje Imágenes Google.

 Y los Rapa Nui  imploraron a sus Dioses para que el suelo permitiera suministrarles alimentos con los que saciar su hambre, construyendo con gran esfuerzo monumentales esculturas. Y su Dios, conmovido, les recompensó su más que generoso trabajo, fertilizando los suelos justamente mediante tales monumentos.

Tal narración se asemeja a un fragmento de algún texto sagrado ¿verdad?. Pues va a ser que no. Se trata de una metáfora de lo que allí al parecer ocurrió. Trabajo duro en la cantera de donde extraían los materiales litológicos para crear sus obras escultóricas, que a le vez fertilizaban la tierra, dando lugar a la siembra de policultivos. Gran parte de la agricultura se encuentra justamente en el enclave de tal actividad extractiva. Más trabajo, más monumentos, más fertilidad del suelo, mayor producción agraria, sostenibilidad.

Esta es la curiosa historia de la isla de Pascua que nos narra el estudio que os mostramos hoy en dos versiones. La primera procede de USA y es más completa y rica en detalles, mientras que la segunda ha sido redactada en español, y como en los medios de comunicación de masas españoles la edafología les genera una seria alergia, pues ¡se nota, se nota!, con independencia de su potencial calidad. Añadimos una tercera noticia por su indudable interés.

La relación entre suelos y esta misteriosa cultura que, por la razón que sea, ha atraído tanta atención y actividad investigadora, por fin parece aclararse gracias a una estudiosa edafóloga. Los suelos y la agricultura son el corazón del secreto de las Islas de Pascua, tanto o más que los archiconocidos Moái. Prefiero que descubráis poco a poco esta asombrosa historia. Empero tan solo un brevísimo comentario. La minería extractiva, como podemos observar en la actualidad, contamina y genera  graves problemas medioambientales y de salud pública, aunque solo sea por ese polvo fino que es suspendido en el aire (las conocidas PM de diferente tamaño). También produce materiales que pueden llegar a degradar el paisaje. Pues bien, los Rapa Nui, lograron en parte por observación y en parte por serendipia que tales materiales y los desechos de ellos derivados, dieran lugar a que florecieran los alimentos. En fin….. eso si es sustentabilidad.

Otra nota de prensa reciente, que añado al final del post, defiende que la cultura isleña no colapsó, sino que siguió su curso, a pesar de las tropelías de sus conquistadores europeos. Por tanto, de ser cierto, sus costumbres serían sustentables, pero aparecieron los del viejo continente y …..

Os dejo pues con esta asombrosa historia de los Moái que levantaban los Rapa Nui, implorando a su dios o dioses, surgieron efecto, ya que Pascua significa “celebración”. ¿Islas de Pascua?

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Los Suelos Negros (Tierras Negras)

suelos-negros

Suelos Negros: Colaje Imágenes Google

Los suelos antaño conocidos en muchas regiones del mundo, como “suelos negros”, a pesar de no cubrir más que el 7% de la Superficie terrestre libre de cubierta helada, son indispensables con vistas a mantener la soberanía alimentaria mundial. Se trata de suelos muy productivos, con buenas propiedades físicas y a menudo inmejorables condiciones de fertilidad. Obviamente y como podréis leer y consultar en el abundante material que os proporciono abajo, existen diferencias entre distintos tipos de suelos que pueden incluirse bajo tal denominación genérica. Este hecho, acarrea cierta ambigüedad, aunque no es inusual que se haga uso de “palabros” antiguos con vistas a agrupar con una terminología más amigable aquellos edafotaxa que actualmente pertenecen a diferentes categorías en los recientes constructos taxonómicos, como por ejemplo ocurre en el bioma mediterráneo  cuando se mentan a  los Suelos rojos mediterráneos y Terras Rossas Prácticamente todos los suelos negros fueron el fruto de las interrelaciones entre la biota y el medio abiótico que dieron lugar a las praderas, sabanas y estepas subhúmedas o húmedas. Nos referimos a las plantas herbáceas, el pastoreo, generalmente de rumiantes, así como a los pequeños ingenieros del suelo, como lo son las lombrices entre otros. Obviamente el vocablo “negro” se asocia a su color oscuro y este a un rico contenido en materia orgánica, aunque no siempre necesariamente sea así. Sin embargo, daremos el térmico por bueno.

Resulta curioso que se hablara hasta hace poco tiempo de que los suelos negros constituían el granero del mundo, mientras actualmente deseamos erradicar algunos de los factores formadores que dieron lugar a su génesis, es decir las estepas, sabanas y otros ecosistemas que primero mantuvieron gran parte de las inmensas manadas de herbívoros salvajes del planeta y a la postre terminaron en gran parte para mantener al doméstico, proporcionan carne no estabulada de  alta calidad. Hoy en día, deseamos paliar nuestros desmanes en materia de degradación ambiental y necesidades de la soberanía alimentaria impeliendo a la población a que mute su omnívora dieta hacia otra vegana o simplemente vegetariana.  Es decir, se desea transformar las antaño extensas praderas, sabanas, etc. en tierras de cultivo y así aprovechar los enormes rendimientos de los suelos negros.  Cabe mentar que la agricultura industrial los degradó en buena medida, al hacerles perder gran parte de su contenido en materia orgánica, elemento trivialmente vital incluso con vistas a clasificarlos como tales (en muchas de sus denominaciones por las taxonomías modernas). Posiblemente no existe otro remedio, empero, resulta un tanto triste y paradójico que la sustentabilidad nos encamine hacia la desaparición, no solo de estos suelos, sino de algunos de sus propios factores formadores.

No obstante y al mismo tiempo, deseamos que mantengan sus propiedades e incluso se enriquezcan más aun en materia orgánica, con vistas a maximizar su rendimiento, pero también a la hora de que secuestren carbono de la atmósfera, y no lo emitan a ella por degradación. Es decir, se trata de reconstruir todo lo que la agricultura industrial destruyó. Como corolario, retornamos la vista a los sistemas de manejo agropecuario de culturas indígenas que generaron suelos negros a partir de otros infértiles, como es el caso de las Terras Pretas do indio amazónicas. Y así, intentemos reproducir con dudoso éxito, las propiedades de esos antrosuelos indígenas bajo la denominación de biochar.

Este post consiste básicamente en una traducción del inglés al español-castellano, de tres textos de la FAO que versan sobre los suelos negros.  Tal material lo hemos enriquecido con los enlaces a los post previos que nos informan de la génesis, geografía, propiedades, usos y manejos, de aquellos tipos de suelos entre los cuales se han dividido estos genéricos suelos negros. Finalmente terminamos haciendo otro nuevo listado de los post previamente publicados relacionados  con las Terras Pretas y el biochar.

Espero que os resulte un material interesante para muchos de vosotros.

Juan José Ibáñez

Continúa………

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,

Agricultura Digital, Agricultura de Precisión y Nuevas tecnologías

 agricultura-de-precision-y-nuevas-tecnologias

Agricultura de Precisión y Nuevas Tecnologías. Fuente: Colaje Google imágenes

Más vale acertar aproximadamente que errar con precisión (Juan José Ibáñez)

Hará unos veinte años que se acuñó el concepto de agricultura de precisión. Abajo os muestro una relación de post que redactamos sobre este tema previamente. Desde entonces, su rumbo ha ido incorporando todas las nuevas tecnologías que han aparecido en el mercado.  A pesar de todo,  sigue sin esclarecerse, “a ciencia cierta”, cuál es su eficacia en relación a sus costos, más onerosos cada año que pasa. Obviamente tal artillería de técnicas e instrumentos  se encuentra val alcance de una minúscula fracción de los agricultores del mundo. En consecuencia, o las administraciones se responsabilizan de la puesta en marcha y funcionamiento diario o, como supongo, aparecerán empresas que presten estos servicios a precio de oro. Nada ha cambiado al respecto desde mi primer post sobre el tema, excepto que la complejidad aumenta tanto o más que la precisión que aporta, por no hablar de los beneficios.

El nota de prensa aparecida en la revista Phytoma, que me gusta y suelo leer, me ha dejado perplejo. Personalmente y contando con mi experiencia e información académica, sería totalmente incapaz de aplicar tal artillería, en el caso que tuviera el dinero para adquirirla, por supuesto. He leído artículos científicos de disciplinas de moda en los que se aplicaban una alta gama de nuevas tecnologías, pero casi ninguno requería tal arsenal de novedades, ya que aquí solo se citan las últimas, pero se requieren más (SIG, DEMs, Satélites, IA, etc.).  Parece ser que el perfil de un agricultor de vanguardia debiera ser muy superior al de los científicos, desde casi todos los puntos de vista. Hablamos pues de pura Tecnociencia, en el peor de los sentidos. Así pues,  a la agricultura de precisión de hace unos años, al margen de las tecnologías ya descritas en posts anteriores, habría que añadir: sensores de visión hiperespectral acoplados a dispositivos en vuelo no tripulado (drones y robots autónomos), técnicas de Inteligencia Artificial, Big data analytics, etc. El discurso de esta nota de prensa, se me antoja a algo así como recoger todos los vocablos de moda y añadirlos concatenados uno detrás de otro, disparándolos después como una metralleta. En consecuencia he buscado en Internet  algunas de las empresas implicadas en este “proyecto de demostración”. Al final del post os dejo el de una de ellas que deja palmariamente claro sus objetivos. Es decir, se trata de colaborar con grandes y medianas empresas, así como grandes cooperativas del sector agroalimentario, y posiblemente prestar servicios bajo pago a otras más modestas. Es decir, negocio, puro negocio, que para eso es una empresa.  Aquellos de vosotros no iniciados en tantas, sofisticadas y complejas tecnologías, no es dejéis acongojar con tanto palabro. A un agricultor que ama y conoce su tierra, disponiendo de los aperos e instrumentos que ha venido utilizando, junto  un televisor y un PC, todo esto, no le debe quitar el sueño.  Hablamos pues de pura Tecnociencia y todo lo que acarrea, con su marketing, etc. No hay mejor agricultura que aquella bien hecha, mientras que la tecnología puede ayudar en el mejor de los casos. Que nadie piense tras leer el contenido que os exponemos es debido a algunas fobias a la agricultura de precisión, sino a los que confunden el márquetin con la ciencia y la tecnología.   Que nadie piense tampoco, tras leer el contenido, la ilusionante idea de que se puede implementar una buena agricultura y productos alimentarios saludables desde un despacho y bebiendo una cerveza.

Para finalizar, observar cómo se habla de ahorro de fertilizantes, medio ambiente, sostenibilidad, etc., pero siempre desde un punto desde vista productivo/ empresarial. Nada se dice prácticamente sobre contaminación, salud ciudadana, alimentos saludables, soberanía alimentaria. La agricultura industrial en estado puro.

Juan José Ibáñez

Continúa……….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Fijación del Nitrógeno por los suelos: una resiliencia inesperada

ciclo-del-nitrogeno

Cuatro perspectivas del ciclo del Nitrógeno. Fuente. Imágenes Google

Los nutrientes en el suelo deben encontrarse en forma biodisponible para poder ser asimilados por las plantas. Por su parte el nitrógeno resulta ser un elemento abundantísimo en la atmósfera, aunque no en un estado biodisponible. Por ello, la vida a necesitado desarrollar un complejo entramado de reacciones bioquímicas con vistas a la alcanzar la fijación del nitrógeno vía enzimática. Hablamos de la nitrogenasa en el sentido más amplio del término. Hasta la fecha, según la nota de prensa, en el conjunto de procesos, es decir la cadena de reacciones inherentes, era necesario el molibdeno, un elemento traza que en los suelos es muy escaso, y a veces, insuficiente.  Sin embargo, con el tiempo, se ha visto que otros metales como el hierro y el vanadio daban lugar a otrasnitrogenasas alternativas”. Es decir, que si en un territorio el molibdeno es alarmantemente escaso, puede alcanzarse la biodisponibilidad del nitrógeno vía “alternativa”, haciendo uso del vanadio y quizás el hierro. De la nota de prensa que os presentamos hoy se desprende que ¡la intervención de este último metal!, parece haber sido descubierta por los autores. Sin embargo si utilizáis vuestro motor de búsqueda, observaréis que no es “exactamente” así.   Con toda la sinceridad y humildad del mundo, mis conocimientos sobre fisiología vegetal se fugaron junto a algún grupo de neuronas que he perdido a lo largo del sendero de mi vida. ¡Lo lamento!. Empero a pesar de todo he traducido la nota de prensa original y añadido algún material (demasiado técnico para esta bitácora)  elaborado por la Estación Experimental del Zaidín –EEZ-(CSIC) en el que enlazo algunos vocablos con otras páginas Web, más divulgativas. No voy pues hoy a relatar nada que no sea mi impresión personal, ya que el resto lo podéis leer abajo.

No me cansa llamar la atención sobre la cantidad de “emprendimiento” que atesora la naturaleza cuando debe sortear obstáculos que impiden su pleno asentamiento en la biosfera, o en algún espacio geográfico de la misma. Según la noticia, el molibdeno escasea en ciertos suelos y, según los autores, como mínimo en los ecosistemas boreales. Y es allí en donde dicen que esa nitrogenasa alternativa, con vanadio reemplaza total o parcialmente su función ecosistémica. Aunque al parecer, repito, que al parecer, al menos existe otra posibilidad, el hierro.

Rescatamos estas frase de la nota de prensa traducida aquí al español-castellano: “Investigadores de la Universidad de Princeton descubrieron que la naturaleza ha desarrollado un método de respaldo/alternativo para convertir el nitrógeno atmosférico en la forma de nutrientes asimilables para el crecimiento de las plantas y la fertilidad del suelo. Los investigadores informan que el proceso conocido como fijación de nitrógeno puede ser llevado a cabo por el metal vanadio en los ecosistemas, particularmente en el hemisferio norte, donde el catalizador primario de molibdeno es escaso. El estudio sugiere que la capacidad de la naturaleza para restaurar los ecosistemas a raíz de las perturbaciones causadas por el hombre o fertilizar las tierras agrícolas es más resistente de lo que se pensaba. Aunque el nitrógeno es esencial para todos los organismos vivos (constituye el 3% del cuerpo humano) y comprende el 78% de la atmósfera de la Tierra, es sumamente difícil para las plantas y los sistemas naturales el acceso al mismo. El nitrógeno atmosférico no es directamente utilizable por la mayoría de los seres vivos. En la naturaleza, los microbios especializados en suelos y cuerpos de agua convierten el nitrógeno en amoníaco, una forma crucial de nitrógeno a la que la vida puede acceder fácilmente, a través de un proceso llamado fijación de nitrógeno. En la agricultura, la soja y otras leguminosas que facilitan la fijación de nitrógeno se pueden sembrar para restaurar la fertilidad del suelo”.

Desde otro punto de vista, me llama la atención a la incorporación que hacen de las emisiones antropogénicas con las que el ser humano ha cargado la atmósfera y que como no también transporta vanadio y molibdeno, incorporándolas con toda naturalidad a la dinámica de los ecosistemas y el ciclo del nitrógeno. ¡No critico tal acción, por cuanto querámoslo o no, allí se encuentran ahora. Simplemente y sin apenas percatarnos evoluciona nuestro pensamiento conforme se consolida nuestra Tecno-biosfera.  Así mismo, los investigadores que han realizado este estudio nos informan de que: “Una consecuencia de este hallazgo es que las estimaciones actuales de la cantidad de entrada de nitrógeno en los bosques boreales a través de la fijación pueden haber sido subestimadas significativamente. Este es un problema importante para nuestra comprensión de los requerimientos de nutrientes para los ecosistemas forestales”.

Por su parte la Página Web de la EEZ, señala una posible aplicación práctica: “Una vez descifrada la química de la fijación se podría abrir la posibilidad de un proceso industrial alternativo al de Haber Bosch para la obtención de fertilizante nitrogenado. Sería interesante, pues el funcionamiento del sistema Haber Bosch, que produce unos 80 MTn. año de amonio, supone el 1 % del total de la energía consumida a nivel mundial”.

Si cabe reprochar la apelación a que el papel del molibdeno y vanadio no es recogido por los modelos actuales climáticos. ¡Menuda estupidez!. Si tuviéramos que incorporar a estos modelitos todos los elementos, interacciones y procesos que los científicos desean, no podríamos resolver problemas, modelizar, simular, laborar algoritmos, y bla, bla, bla, ni mediante la computación cuántica que tanto ansiamos.

Todo el post constata hasta qué punto la vida trabaja e innova con tal de otorgar a los suelos la fertilidad que necesitan para el mantenimiento de los ecosistemas, a lo cual hay que incluir ahora nuestras contaminaciones.

Juan José Ibáñez

Continúa…………

  (más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,

LA MATERIA ORGÁNICA DEL SUELO: COMPONENTE IMPRESCINDIBLE DEL PLANETA

som-antonio-y-concha

Fuente: Composición ofrecida por los autores de este post

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en su cartel conmemorativo del año internacional del suelo en 2015, contempla los siguientes once servicios ecosistémicos del suelo: regulación del clima; ciclo de nutrientes; hábitat de organismos; regulación de inundaciones; fuente de productos farmacéuticos y recursos genéticos; base de infraestructuras humanas; suministro de materiales para la construcción; herencia cultural; suministro de alimentos, fibras y combustibles; retención de carbono; purificación del agua y, por último, reducción de la contaminación.

La importancia del suelo, por tanto, para el desarrollo de la vida en el planeta es fundamental, por lo que parece lógico pensar que el suelo es un recurso natural que las políticas de los países deberían cuidar y conservar.  Sin embargo, no es así, la degradación de los suelos debido a la erosión, el agotamiento de los nutrientes, la pérdida de carbono orgánico, el cambio de uso, o, el sellado, entre otras agresiones, son algunos de los problemas más importantes que afectan a grandes extensiones, y a los que no se les está dando la importancia que requieren. De hecho, y según informes publicados por la FAO: “la erosión se lleva de 25 a 40 000 millones de toneladas de la capa arable del suelo (depósito de la materia orgánica) cada año, lo que reduce significativamente los rendimientos de los cultivos y la capacidad del suelo para almacenar y completar el ciclo del carbono, los nutrientes y el agua”. Esta pérdida de rendimiento sería equivalente a eliminar 1,5 millones de kilómetros cuadrados de tierras agrícolas o, aproximadamente, toda la tierra cultivable en la India.

La materia orgánica del suelo es un elemento clave de la calidad del suelo porque regula muchas de sus funciones básicas  tales como: el almacenamiento de carbono; el almacenamiento y disponibilidad de los nutrientes para las plantas; la biodiversidad del suelo; porosidad; estructura; aireación; capacidad de retención de agua; conductividad hídrica; calor y temperatura del suelo.

La cantidad y el tipo de materia orgánica representa uno de los mayores bienes de que dispone el planeta para la supervivencia de las especies, incluida la especie humana. En 2009 la revista NATURE publica un artículo, encabezado por Johm Rockström, del Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo (Suecia), titulado “Un espacio operativo seguro para la humanidad”, donde se identifican y cuantifican que límites planetarios no se deben transgredir para ayudar a evitar que las actividades humanas provoquen un cambio ambiental inaceptable. Propone nueve procesos del sistema terrestre y los umbrales asociados. Dice que es necesario definir los límites planetarios para: el cambio climático; la tasa de pérdida de biodiversidad (terrestre y marina); la interferencia con los ciclos del nitrógeno y del fósforo; el agotamiento del ozono estratosférico, la acidificación oceánica; el uso global de agua dulce; el cambio de uso de la tierra; la contaminación química y la carga de aerosoles atmosféricos.

De las nueve propuestas, en cuatro interviene de forma decisiva la materia orgánica del suelo: cambio climático; tasa de pérdida de biodiversidad; interferencia del ciclo del nitrógeno y del fosforo y cambio de uso del suelo. Analizaremos, brevemente, como interviene la materia orgánica en estos procesos.

La relación entre la materia orgánica y el carbono orgánico es conocida desde hace décadas cuando se analiza la fertilidad de los suelos. Es más reciente el conocimiento de cuál es el papel que juega el carbono orgánico en relación con el cambio climático y su influencia en el control del CO2 atmosférico. Hoy se sabe, que el carbono del suelo representa casi tres veces el carbono de la atmósfera, y cuatro veces el carbono de la biomasa de las plantas. Luego los suelos son sumideros y reservorios de carbono, de hecho, el suelo es el segundo reservorio de carbono terrestre (tras las bolsas de petróleo) con un contenido total de 2500 billones de toneladas en los primeros dos metros de profundidad. La estabilidad y la sostenibilidad a largo plazo de la incorporación de este carbono dependen, en gran medida, de la mejora de las prácticas y técnicas agrícolas que permitan asegurar que los ingresos de carbono sean mayores que las pérdidas de este elemento por mineralización.

En cuanto a la tasa de pérdida de biodiversidad del suelo, tal es su importancia que fue el objeto en la campaña conmemorativa del día mundial del suelo del año 2020 “Mantengamos vivo el suelo, protejamos la biodiversidad del suelo” y que, próximamente, se plasmará en la celebración del Simposio Mundial sobre la Biodiversidad del Suelo (GSOBI21). Durante tal evento se intentarán alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible a través de la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad del suelo, ya que muchos investigadores afirman que la pérdida de biodiversidad, es una amenaza mayor que el cambio climático.

El suelo es uno de los ecosistemas más complejos de la naturaleza y uno de los hábitats más diversos de la tierra. Albergan más del 25% de la biodiversidad de nuestro planeta, no hay ningún lugar de la naturaleza con una mayor concentración de especies, un solo gramo de suelo puede albergar millones de seres vivos y varios miles de especies de bacterias. Sin embargo, esta biodiversidad apenas se conoce, actualmente, solo se ha descrito el 1% de las especies de microorganismos del suelo. No obstante, el desarrollo de tecnologías moleculares está ayudando a caracterizar y cuantificar la biodiversidad del suelo a diferentes escalas, lo que abre grandes expectativas.

Todos estos organismos interactúan entre sí y contribuyen de forma decisiva en los ciclos globales que hacen posible la vida; son almacén de carbono y descomponen ciertos contaminantes, entre otros procesos. Si estas interacciones se interrumpen pueden causar un impacto irreversible para la vida en la tierra incluidos los humanos.

En relación a los ciclos de nutrientes, tres son los elementos, en sus distintos estados, que mantienen viva la planta y a los organismos, y que se definen como nutrientes primarios: nitrógeno, fósforo y potasio, sin ellos el reino vegetal y animal no podrían desarrollarse. Estos elementos forman parte de: aminoácidos, proteínas, ácidos nucleicos, enzimas, coenzimas y clorofila. La trasformación de nitrógeno orgánico en amonio (NH4+) y nitrato (NO3-), que son las formas asimilables por las plantas, se hace con la colaboración de Nitrosomonas y Nitrobacter, bacterias que se desarrollan en suelo. Por su parte el P es absorbido por la planta principalmente como ion ortofosfato primario (H2 PO4- ), pero también se absorbe como ion fosfato secundario (HPO42-), la absorción de esta última forma se incrementa a medida que aumenta el pH.  Aunque, en el ciclo global de este elemento a largo plazo dentro de los sistemas terrestres, el P biodisponible proviene principalmente de la meteorización de rocas que contienen fósforo, son los microorganismos del suelo quienes actúan como sumideros y fuentes de fósforo disponible a corto plazo, en este punto la transformación del fósforo es química, biológica o microbiológica. Tanto las modificaciones del nitrógeno orgánico como las del fósforo inorgánico son procesos que forman parte de las reacciones que tienen lugar en el suelo para trasformar la materia orgánica fresca en asimilable. La interferencia humana en estos ciclos está generando un daño irreversible en los ecosistemas terrestres. La modificación antropogénica en el ciclo del nitrógeno es aún mayor que la modificación que se provoca en el ciclo del carbono. En la actualidad, las actividades humanas convierten más N2 de la atmósfera en formas reactivas que todos los procesos terrestres naturales combinados. Gran parte de este nuevo nitrógeno reactivo incrementa los procesos de eutrofización en la hidrosfera alterando los sistemas acuáticos más allá de los límites permitidos.

Otro de los motivos de alarma es el cambio de uso del suelo que se está convirtiendo en un problema a nivel global, pues sucede cada vez en un mayor número de países. Este hecho se produce porque el suelo está directamente relacionado con los contextos sociales y económicos de los territorios. Guerras, emigración, construcción de infraestructuras de forma desordenada, son algunos de los motivos analizados, pero tampoco podemos olvidar un hecho cada vez más importante, y es el abandono de las tierras de labor debido a la expansión de las ciudades que obliga a ampliar la línea perimetral de influencia sobre los suelos cercanos a ellas. Con relación a esto, según datos que aparecen publicado en la Agenda 2030 de la ONU, en su Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) Nº 11 “Ciudades y Comunidades Sostenibles”, se puede leer: “el número de habitantes que viven en las ciudades se estima en 3500 millones, es decir, la mitad de la población mundial, y se espera que para 2030 se llegue a los 5000 millones”. Esto supone que las funciones de las tierras periurbanas se modifican a un ritmo superior al que le impone las nuevas exigencias ecosistémicas. El cambio de uso de forestal a agrícola, o de este a urbano, modifica muchas de sus propiedades, y entre otras, y de forma significativa, la funcionalidad de la materia orgánica.

A modo de conclusión se puede resumir que la materia orgánica del suelo depende: del contenido de carbono que está relacionado con el cambio climático, de la actividad microbiana y su funcionalidad que está relacionada con la biodiversidad y el ciclo de nutrientes, de las condiciones del sitio y las prácticas de manejo que determinan el uso del suelo. Si alguno de estos factores se ven afectados, de forma perentoria, por actividades antrópicas, la materia orgánica perdería su capacidad de regular el ciclo de la vida en el planeta tierra.

Antonio López Lafuente

Concepción González Huecas

Etiquetas: , , , , ,

Agricultura Subterránea Suburbana

agricultura-suburbana

Agricultura suburbana: Colaje Imágenes Google

Ya sabemos que con vitas a alcanzar el desarrollo sostenible o sustentabilidad, han proliferado todo tipo de propuestas variopintas. Algunas de ellas son descabelladas, otras inútiles, a menudo ridículas, y finalmente las que pueden considerarse desconcertantes. Hoy mostramos una que pertenece, al menos para mí, a la última categoría. Sin embargo, quisiera manifestar que hay miles de publicaciones, ¡sí!, ¡miles y miles!, a pesar de lo cual ninguna nos sirve para salir del atolladero en que nos hemos metido al degradar hasta extremos delirantes nuestro hogar, es decir la biosfera y la geosfera. No pretendo exigir soluciones milagrosas y globales, pero tampoco es cuestión, de que tal inundación de propuestas termine convirtiéndose en algo así como granitos de arena en el seno de una interminable playa. Resulta ya difícil separar el grano de la paja, bajo las leyes de la tecnociencia, y que realmente merezcan la pena considerarse entre tanta basura que se publica sobre en un tema de moda, como lo es el desarrollo sostenible.  Ya sabemos que existen propuestas sinceras y otras (la mayoría) que no dejan de ser más que puro marketing de un nuevo modelo de negocio para la economía neoliberal-global.

Os hemos hablado en post anteriores de la agricultura urbana y periurbana (al margen de los jardines verticales), que han proliferado en todo el mundo y a veces, solo a veces, por necesidad. Eso sí, suele llamarse agricultura suburbana a la más o menos periurbana ¿?, es decir a la que se implanta en los “suburbios” de las ciudades. No obstante, acabo de leer la noticia que os expongo hoy, la cual nos informa de una nueva modalidad  de agricultura suburbana, es decir de bajo de los suelos de las ciudades y más concretamente en ese medio de transporte al que llamamos metro o suburbano  ¿suburban, subway? (también hay trenes suburbanos, etc.), al menos en España. Pues bien, en Seúl (Corea),  tales medios de transporte bajo el suelo, comienzan a ser utilizados para cultivar vegetales y comercializarlos allí. ¿Moda o necesidad? ¡A saber!.  Existen diversos tipos de agricultura urbana, periurbana, etc. muy extendidos en las ciudades coreanas debido a la falta de tierras fértiles en un país pequeño, superpoblado e industrializado. Modas y leyes del mercado han generado que la población prefiera vivir y trabajar en las ciudades que en el campo, por lo que la pirámide de edades en el mundo rural, ha alcanzado cotas de envejecimiento “insostenibles.  Empero mientras que en mi país, por ejemplo, hablamos de la España vacía o vaciada, al quedarse buena parte del agro sin apenas campesinos y repleto de campos de cultivo abandonados. Justamentees el el caso contrario que el de Corea. Allí se produce el caso opuesto: ¡faltan tierras! para alimentar a todos sus ciudadanos. En consecuencia, una medida, siempre de segunda fila, estriba en la reciente alternativa de cultivar en esos laberintos de túneles que nos conducen por las redes del “metro” como si de invernaderos se tratase, sustituyendo la luz solar por la Led.  Los productos obtenidos allí se comercializan y eso tiene sus ventajas. Ahora bien, presumo que se trata de una solución muy local, que apenas satisfará las demandas de la población, aunque sea bienvenida. Como veréis en la nota de prensa, ni en el vecino Japón, esta agricultura suburbana resulta rentable. Empero me temo que, por pura moda y sacar de la chistera otro “modelito de negocio”, se extenderá a otros “metros” y a lo largo de “metros y metros”, en los espacios suburbanos. En Madrid, por ejemplo, llegan a extenderse, tan solo en las lineras de transporte (exceptuando el resto de estructuras y pasillos, etc.,) hasta alcanzar un total de 294 Km.

Francamente, no sé qué conclusiones extraer de esta iniciativa subterránea. Un utensilio potencial más  entre un arsenal de propuestas que se quedan cortas de recorrido. Eso sí, el ser humano no ha inventado nada que la naturaleza no practicara. Desde hace algunos  cientos de millones de años, existen ciudades subterráneas bajo el suelo, construidas por hormigas en las que se cultiva todo el alimento que ingieren (sus propios y sustentables cultivos), y sin necesidad de iluminación artificial. Cabe mentar de paso que el título de la noticia que he traducido del inglés al español-castellano es de lo más ridículo: ¡hay que vender periódicos de la manera que sea!: La agricultura pasa a la clandestinidad en la estación de metro de Seúl. ¡Toma ya!. Podíamos haber puesto pues a este post el título de agricultura clandestina. Sin comentarios…… Para finalizar, se me antoja ridículo, y quizas tendencioso, defender que se van a crear puestos de trabajo para personas discapacitadas en vista de las cifras que aporta la noticia.

Os dejo abajo información suficiente para que entendáis en que consiste este tipo de agricultura  suburbana es decir de debajo de las urbes.

Juan José Ibáñez

Continúa………

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Escuelas y Talleres para la formación de agricultores en países pobres: Pros y Contras

agricultura-y-granjas-escuela

Colaje Imágenes Google

Por favor antes de entender esta entradilla, leer la nota de prensa original que os expongo debajo. No albero la menor duda de que formar a los jóvenes sin esperanzas ni futuro, para adiestrarlos en el desarrollo sostenible y las prácticas de agricultura ecológica es una actividad loable, digna de encomio y necesaria. Pero no es esa la cuestión que desearía tratar aquí. Como veréis en la noticia que os ofrecemos hoy, se están implementando escuelas de agricultura tradicional en varios continentes del mundo, si bien en este caso se menta tan solo a África Occidental. Tras leer la noticia, observo con satisfacción la aplicación de técnicas genuinas de agricultura ecologica, cuidado y mejora de la calidad de los suelos, incluidos, policultivos con piscifactorías caseras, setos, uso de abonos orgánicos, exclusión de agroquímicos, etc. etc. ¿todo perfecto?.  Si, al menos  de cara a la galería, es decir marketing, propaganda, etc. Otra cuestión bien distinta es saber si tales iniciativas darán frutos a la larga. Los alumnos que cita la noticia desembolsan una cantidad der dinero considerable. En primer lugar 40 Euros a la semana para paisanos que viven en la precariedad se me antoja un precio excesivo. He intentado averiguar el salario mínimo interprofesional de Benin y no existe, pero si frases como estas: “(…) por lo que al tener una economía basada solo en la agricultura y el trueque es complicado poder mantener un salario mínimo actualizado para cada uno de los trabajadores del país. Ya que no es posible pagar por un trabajo que en ocasiones se basa solo en el intercambio de mercancía entre familias de Benín para poder mantener una buena alimentación. No obstante las siguientes cifras os darán una idea: “Un análisis comparativo de los salarios mínimos en los distintos países africanos de habla francesa muestra que Marruecos es el que ofrece el salario mínimo más alto: 137.095 francos CFA (209 €). Seguido por Guinea Ecuatorial y Argelia con salarios mínimos de 128.000 FCFA (195 €) y 112 000 francos CFA (171 €) respectivamente. El salario mínimo promedio en el África francófona es de 62.358 francos CFA (95 €). Es decir 40 euros semanales equivalen a 120 al mes. Extraer vuestras propias conclusiones. Por lo tanto, debo entender que se trata de intentar abastecer de alimentos a la población con vistas a paliar, en la medida de lo posible, la soberanía alimentaria de los que se animen a realizar este tipo de agricultura, si tienen capital suficiente para permitirse el lujo de ir a tal taller.  ¿? Al seguir leyendo, y dada que la ubicación del  susodicho taller, infiero que buena parte de los estudiantes deben ser jóvenes urbanitas/peri-urbanitas sin futuro. Y en tal caso bien venido sea. Pero reiteraremos, ahora bien, ¿de dónde sacarían unos euros que seguramente allí equivalen a un dineral?  También se menta ese vocablo tan de moda en el mundo actual como el de “emprendedores”, “negocios”, redes sociales que demandan el uso de computadoras y abastecimiento de electricidad y el texto añade, este comentario que me resulta un tanto desconcertante: “aprenden técnicas agrícolas, siguen cursos de mercadeo y pueden establecer contactos con agro-empresarios exitosos”. Ciertamente, la noticia nos informa que en el agro tradicional de Benin (el centro de la noticia) la vida campesina es comunal, por lo que sí pudiera ser que, siguiendo la tradición, se conviertan en comunidades-empresas o quizás algo así como lo que en España se denomina cooperativas agrarias. Al parecer, el comandante en jefe es un tal Oluwafèmi Kochoni que, en principio merece todo mi respeto. Sin embargo, veamos un precedente que debe hacernos reflexionar.

Durante varios años, he leído innumerables notas de prensa, y algún que otro documento más extenso, sobre los microcréditos para mujeres (que no a hombres, argumentando razones lógicas para tal discriminación de género) y el éxito que se estaba obteniendo tal iniciativa. Sin embargo, a la hora de escribir este post, iba a utilizar tal ejemplo, cuando al teclear en mi motor de búsqueda vocablos sobre el tema, todas las primeras noticias, para mi sorpresa resultaron ser bastante negativas, como la del siguiente enlaceMujeres africanas unidas contra los microcréditos, la estafa a las más pobres. Ser mujer, pobre y africana. Son los tres requisitos preferidos por los buitres de los microcréditos que, con la excusa de combatir la pobreza y con el beneplácito de organismos como Naciones Unidas (PNUD), USAID o el Banco Europeo de Inversiones (BEI), las estafan, las endeudan y las arruinan. No se trata de una opinión aislada, sino que repasé varias de la misma guisa.

¿Subsistencia o crear empresas agrarias y contactos con agro-empresarios-exitosos?. Si el patrocinio, proviene en parte de la UNESCO, ver la página Web del Gurú mentado, ¿no sería más lógico que estos talleres fueran gratuitos y destinados preferentemente a los más necesitados, es decir sin un miserable Euro?.

En esta sociedad de la posverdad y la tecnociencia, “Y es que en este mundo traidor / nada hay verdad ni mentira: / todo es según el color / del cristal con que se mira”, la denominada Ley de Campoamor. ¿Qué será esta vez?. ¡A saber!. Leo cientos, por no decir algunos miles, de noticias al año, notas de prensa como estas cargadas “aparentemente” de buenas intenciones, pero que la realidad termina desmintiendo. ¿Publicidad?;  ¿proyectos bien intencionados aunque destinados al fracaso? Lamentablemente suelen terminar así, y desde la distancia uno no sabe las razones. Es hermoso leer noticias de tal guisa. Sin embargo también me veo obligado a que comprobéis por vosotros mismos, los resultados de las que queráis seguir, según preferencias, tras unos años. En mi opinión, tan solo ofrecen una imagen de que también hay “chicos buenos” en esta película de terror que nos está tocando vivir. He reiterado hasta la extenuación que antes de impartir clases deberíamos llevar a cabo a escala mundial el Libro rojo de las prácticas tradicionales sustentables, para a la postre implementar fuertes programas comandados por entidades internacionales que guíen a las comunidades locales a implantar sistemas agroecológicamente sustentables, tras consultar el comentado inventario libro-rojo. Existen sistemas sustentables de unas partes del mundo que pueden implantarse con éxito en otros.  Oluwafèmi Kochoni, lleva diez años en tal “encomiable actividad”, pero nada de lo que leo sobre él me aclara su formación académica y de campo.

Si queremos desterrar el hambre en el mundo y garantizar la soberanía alimentaria, todas estas iniciativas no dejan de ser más que cantos de sirena, cargados de buenas intenciones o no. ¡A saber! En nuestras categorías “Etnoedafología y Conocimiento Campesino” y “‘Fertilidad de Suelos y Nutrición Vegetal” podréis encontrar abundante información sobre agricultura ecológica y conocimiento campesino. Francamente, este tipo de noticias, tras leer tanto fiasco, me dejan indiferente.

Os dejo pues con la noticia.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , ,

Hormigas del suelo y la lucha contra las bacterias multirresistentes a los antibióticos

hormigas-atta-y-resistencia-antibioticos

Hormigas del Suelo y la búsqueda de resistencia a antibióticos: Fuente: Colaje Google Imágenes.

Ya os hemos hablado en innumerables ocasiones del papel de los insectos sociales (hormigas, y termitas especialmente) en los suelos, Así como de sus asombrosas estructuras, comportamientos, edificaciones etc. Abajo podéis encontrar toda la información que necesitáis de un modo asequible. Entre otros muchos temas os comentamos como las hormigas Atta llevan cultivando hongos para su alimentación en el seno del suelo desde hace más de 100 millones de años.  Ellas tienen sus propios sistemas de manejos del sistema planta-suelo- plagas entre los cuales hacen uso de antibióticos generados por microorganismos. Obviamente, resulta ser una dieta muy monótona, pero ese es otro asunto. Pues bien, a lo lardo de tantos millones de años, sus granjas con fungiculturas no parecen haber sufrido plagas.  Muy por el contrario, nuestra sociedad y tecnología agraria jamás ha logrado tal proeza, sembrando por el camino muerte y destrucción, tanto en lo que concierne a la diversidad biológica,  como a la salud humana y la biosfera en general. En consecuencia me parece muy acertado estudiar esos productos biocidas contra los que no han podido luchar otros organismos de la biosfera. Más aun, nuestra tecnología ha convertido a muchos  patógenos en lo que llamamos Superbacterias, es decir multirresistentes a casi todos los antibióticos que descubrimos o fabricamos. En la nota de prensa que he recogido de la excelente Agencia de Noticias SINC, se pueden leer frases como estas: “(…) las hormigas cultivadoras de hongos –de la tribu de los atinos– es su capacidad para aliarse con bacterias que producen ingredientes antimicrobianos para proteger a sus cultivos de otros parásitos. En entornos clínicos, el uso de antimicrobianos conduce rápidamente al aumento de cepas bacterianas resistentes, pero las hormigas no tienen ese problema (…) Las bacterias asociadas a las hormigas producen antimicrobianos siempre cambiantes e impredecibles (…)”. Y justamente en esta última frase reside la gran novedad de la que informa SINC. No debe por tanto extrañar que algunos investigadores comiencen a estudiar cual es tal prodigio que desconocemos los humanos, con vistas a intentar obtener productos que nos libren de los patógenos comunes y sobre todo de los multirresistentes. Lo que yo me pregunto es la razón de haber tardado tanto en desviar la mirada hacia un hecho que se conoce desde hace bastante tiempo. Se trata de una buena nueva, aunque existen algunas dudas que me asaltan. Expondré tan solo una.

Por decirlo de alguna manera, un hormiguero funciona como un invernadero, es decir el ambiente, temperatura, humedad, etc. son bastante constantes (aquí no coincido con el contenido de la nota de prensa). Una coevolución, en tal situación de confort casi permanente, puede dar lugar a simbiosis estables y duraderas entre las hormigas y sus aliados productores de los mentados biocidas. Ahora bien, ¿funcionaran en el ambiente aéreo y sus tanto constantes como bruscas inclemencias (no solo meteorológicas), repletas de presiones ambientales, la estrategia de tal estructura simbiótica?.  Ya hemos convertido microrganismos patógenos manejables en armas de destrucción masiva, y sin desearlo. Cabe pues rezar para que no terminemos creando un Armageddon. Las hormigas Atta han sido desde tiempos inmemoriales capaces de alcanzar la sostenibilidad, mientras que nosotros la insostenibilidad. Se trata de una pequeña diferencia…. ¿verdad?.

Os dejo con la noticia y post anteriores que versan sobre el tema.

Juan José Ibáñez

Continúa………

(más…)

Etiquetas: , ,