‘Biología y Ecología del Suelo’

Estimación de la Virosfera y sus Recorridos Planetarios: ¿cuantos virus llueven en un metro cuadrado del suelo diariamente?

lluvia-de-virus-en-granada

Fuente: Colaje Imágenes Google

 En las navidades de 1988 o 1989, me encontraba en Edimburgo (Escocia). Había temporal y corría mucho el viento, la lluvia arreciaba. Junto a dos colegas visitábamos la ciudad tras viajar previamente a un centro de investigación de agricultura, un poco más al norte, en Dundee. De pronto el paraguas se me escapó de las manos y subió vertiginosamente en la vertical hasta perderse en el cielo. No, nos encontrábamos en el ojo de un huracán. No me pregunten porqué, pero pasó. ¿Resultado?. El agua gélida nos caló hasta los huesos.

La Nota de Prensa que abordaremos hoy (en su versión inglesa y española) nos informa de algo que ya era conocido, siendo las cifras las que sorprenden y mucho. Por ejemplo, os dejamos abajo algunos de los post previos que editamos en su día sobre el tema. Sin embargo, tales entregas hablan de esas grandotas bacterias, si las comparamos con los diminutos virus. En esta ocasión se han estimado las deposiciones de ambos sobre el suelo encontrándose sorpresas como esta que apuntan los autores: “De media, encontraron hasta 800 millones de virus y unos 20 millones de bacterias caídas del cielo cada día sobre la superficie que ocupa un metro cuadrado. Más aun, parecían viajeros que provenían de lugares diferentes, así como haciendo uso de medios de transporte distintos. Las bacterias  arribaban de África adheridas a finos materiales o polvos “terrestres” procedentes del Sahara, mientras que los virus, viajaban acomodados en aerosoles “marinos” de materia orgánica procedentes del atlántico.  El aeropuerto-suelo, sito en Sierra Nevada (Cadena Montañosa de la Península Ibérica ya cercana al continente africano) los recibía con la misma alegría, ya fueran los minúsculos norteños, o los grandotes sureños. ¡No se trata de inmigrantes ilegales, sino desapercibidos!. ¡Trump no saques el arsenal!, que eso sí consistiría en matar “virus a cañonazos”.

Virus lejanos, bacterias próximas….. Todo esto me recuerda a los archiconocidos procesos de deposición de las partículas arrancadas por el viento de los desiertos. Los cantos y las gravas son desplazados unos pocos metros, generalmente rodando por el suelo, o dando algún saltito si son “peques”. Las arenas viajan a mayores distancias, pero no excesivamente, formando los campos de dunas a distancias variables, aunque usualmente en el mismo continente. Los limos llegan a mayores distancias, pero las arcillas diminutas pueden elevarse mucho más allá de los 3.000 metros, logrando  proyectarse en viajes transoceánicos (de hecho son los vehículos de las bacterias). Por lo tanto, no veo mayores misterios. Lo mismo podría decir de la diferencia de individuos entre estos dos grupos taxonómicos. Como señalamos en nuestro post acerca de la Virosfera, y como es ley en ecología, la cantidad de individuos aumenta según desciende su tamaño en órdenes de magnitud.

Eso sí, una advertencia a los autores de esta interesante cuantificación del trasiego de los individuos pertenecientes a este mundo microscópico globalizado desde tiempos inmemoriales. Me refiero a la zona de recolección que se eleva a 2.900 metros de altitud. Estudios recientes muestran como las cantidades de plomo depositadas en los lagos glaciares procedentes de antiguas extracciones mineras de las áridas y desérticas zonas próximas (por ejemplo Almería), aumentaron y disminuyeron en el pasado, según tal práctica decaía y renacía de nuevo, en función de las demandas de las poblaciones locales. Tal hecho constata lque sí debe existir la contaminación local, ineludiblemente. No mezclemos nacionales con extranjeros. Más aun, parte de los cm superficiales de los suelos en estos últimos ambientes ineludiblemente deben atesorar deposiciones de polvo sahariano y sus viajeros bacterianos, por lo que no debe descartarse que se trate, en este caso, de un vuelo con escalas o paradas intermedias.

De cualquier manara se trata de datos muy interesantes, de ser corroborados en otros estudios. ¡Mis felicitaciones!.

Y ahora la pregunta del millón. A la luz de todo lo explicado: ¿alguien de ustedes se atreve a inferir donde fue a parar mi paraguas abducido por las corrientes atmosféricas escocesas?. ¿No?. Pues yo tampoco. ¡Algo se pierde en el alma cuando un paraguas se va… tutua!.

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Elección de los cultivos de cobertura o cobertera a sembrar

cultivos-de-cobertura  

Cultivos de cobertura: Colaje Google imágenes

Ya os hemos hablado en numerosas ocasiones de los beneficios de los Cultivos de cobertera o cobertura (también denominados abono verde) en la práctica agronómica. Abajo os dejamos algunos post previos. Sin embargo, personalmente considero que los técnicos y servicios de extensión agraria/agronómica necesitan plantearse las siguientes cuestiones: ¿Cuáles, cuando, como, etc.?, para condiciones ambientales concretas, incluidos los propios tipos de suelos. Y aquí surge el dilema. La noticia que os ofrecemos hoy nos informa de este tema, pero en territorios específicos, por lo que los cultivares elegidos, difícilmente prosperarán bien, o cumplirán su misión adecuadamente, en otros espacios geográficos diferentes. No he leído prácticamente nada sobre el tema en la literatura científica, ni soy ingeniero agrónomo, empero se trata de una cuestión nada trivial. Si las plántulas medran, pueden considerarse éxitos en sus objetivos primordiales: (i) la de proteger el suelo de los agentes erosivos, ya se trate de lluvias o viento, y (ii): la de desprender justamente los nutrientes en el momento que lo necesite el cultivo principal.  Sin embargo, la última misión resulta ser  un asunto  al que a menudo no sabemos responder debidamente por falta de información

 La cuestión estriba en que no se pueden generalizar las bondades agrarias y ecológicas de las especies elegidas para los cultivos de cobertera, de unos espacios geográficos a otros, sin más miramientos. Por idénticos argumentos, tampoco puede afirmase que está práctica pudiera resultar decepcionante, en muchos casos. Todo ello da lugar a polémicas y controversias espurias.   La cuestión que abordan los autores de la nota de prensa que os reproduzco abajo resulta ser (en su región), que especies elegir así como cuando sembrarlas para que su descomposición libere los nutrientes que necesita la especie comercial de valor con vistas a que crezca adecuadamente, evitando de paso abusar de los caros y contaminantes fertilizantes químicos industriales y otras cuestiones relacionadas.  

 Tal modo de proceder debería ser recomendable en cada caso concreto, y para ello contamos con los Servicios de Extensión Agraria, y la asistencia de los científicos cuando sea necesario.  También me pregunto por las posibilidades que ofrecen las plantas de la propia zona en lugar de otras que se comercializan, ajustando así el sistema planta-ambiente y ahorrado costes a los agricultores si fuera posible.

 He traducido el texto en inglés de la nota de prensa original, al español-castellano vía traductor google con algunas modificaciones, por lo que resulta ser bastante tosco. Ahora bien se entiende con suma facilidad.  He añadido algún cometario al final de los párrafos cuando consideré que podía mejorar la comprensión del texto. Así pues comenzamos sin más demora.

 Juan José Ibáñez

 Continúa………….. (más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

La Preservación de la Biodiversidad del Suelo está hoy más cerca que nunca. Carta Abierta al TIPS, GPS, COP, CBD, UNESCO, GIAHS, IUSS, etc.

acuerdo-biodiversidad-del-suelo-sipam

¿Acuerdos sobre la Preservación de Biodiversidad del Suelo?. Fuente: Colaje Imágenes Google

Ya sabemos que las cartas abiertas con vistas a reclamar algo legítimo e importante actualmente no dejan de ser más que papel mojado, es decir no sirven para nada, a menos que…… ¿te toque la lotería? ¡Pues va a ser que sí!  Sin embargo, por diversas fuentes he recibido noticias de que algo se está moviendo con vistas a “intentar” progresar en el marco de la preservación de la biodiversidad de los suelos.  Ya os comenté en este post, de que tengo el honor de que algunas de esas autoridades me conozcan y yo a ellos. También este otro, que se me olvidaba, y es muy relevante. Efectivamente me han llegado noticias de que algo se cuece y, posiblemente, comience ya este año. Eso sí, desconozco tanto los pormenores como si la iniciativa llegará a buen puerto, ni cual serán sus objetivos finales.  

Considero que la preservación de la biodiversidad del suelo, es un tema de transcendental importancia. Son muchos los expertos que calculan que el número de especies vivas es mayor en el seno de este recurso natural (ya sean los emergidos, aunque también los acuáticos dulceacuícolas y marinos) que el que disfrutamos sobre él. Sin tal biodiversidad todos los ecosistemas colapsarían, como la propia biosfera. Empero no atisbamos tal biodiversidad ni tampoco las relaciones entre la mayoría de sus organismos que interactúan bajo nuestros pies, a pocos centímetros, o algún metro de donde pisamos. 

Sin embargo, como investigador que fui en mis primeros años de carrera profesional acerca del estudio de la biodiversidad del suelo, así como mi posterior dedicación al estudio de la diversidad de los suelos que la cobijan, algo sé sobre el tema. Me preocupa, y mucho, el rumbo que en los últimos años han seguido los estudios en la materia. Y es por esta razón me veo auto-impelido a escribir este post y enviárselo seguidamente a las mentadas autoridades. Si me escuchan fantástico, sino tan solo habré perdido unas cuantas horas.   Eso sí, voy a mostrar argumentos difíciles de rebatir. Reto a quien quiera a un debate, si ¡se atreve!. Bues bien…. Comencemos. 

Si no se preserva el suelo, mutistis mutandi, tampoco su biodiversidadSi destruimos el hábitat de las especies, estas últimas desaparecerán ineludiblemente. Es decir, la preservación del hábitat es el paso previo a la preservación y estudio de su diversidad. Empero los suelos no son unidades discretas con fronteras netamente definidas, y por tanto lo que realmente necesitamos estriba  en acotar y estudiar los paisajes de suelos o edafopaisajes de pequeñas dimensiones, como por ejemplo,  una ladera o una microcuenca, desde su divisoria de aguas hasta su desembocadura. Se trata de que la unidad espacial elegida no se encuentre (o al menos lo sea en escasa medida) condicionada por los espacios colindantes. 

Cada tipo de suelos debe tener la huella dactilar de una biodiversidad más o menos idiosincrásica. Los expertos conocen sobradamente que las especies que aparecen en un suelo arenoso, arcilloso y turboso son totalmente distintas, por poner un ejemplo prosaico. En consecuencia, a mayor diversidad de suelos o edafodiversidad que atesore un territorio, más elevada será, por termino general, la biodiversidad edáfica que contenga

La Biodiversidad del suelo debe cuantificarse muestreándolo en toda su profundidad, horizonte a horizonte. De no hacerlo, jamás podremos defender que los datos obtenidos nos informen de la genuina riqueza de taxones edáficos.  

En los últimos años, por no decir alguna década, en la mente y prácticas de muchos expertos, el hábitat de la biodiversidad edáfica ha ido menguando. Ya fuera por ignorancia ya por comodidad,  no podemos, ni debemos muestrear tan solo los horizontes superficiales, debido a que gran parte de los organismos que albergan seguirían siendo invisibles y por tanto, obtendríamos una imagen lamentable pobre de la inmensa diversidad que atesora tal recurso natural. Empero sigue siendo práctica común, rascar un poco la superficie, coger la muestra y generalizar sin conocimiento de causa.  Personalmente, y como se constata ya en la literatura de los años sesenta y setenta del siglo XX, cada horizonte edáfico posee sus ensamblajes de organismos que los diferencian del resto.  ¿les parece a ustedes lógico que se intentara evaluar la biodiversidad vegetal de la selva amazónica muestreando tan solo las especies que aparecen en el metro más elevado del dosel arbóreo, como si fuera a vista de pájaro?. ¿No verdad? Pues es lo mismo que pretender dar cuenta de la variedad de formas vivas que habitan en los recursos edáficos rascando en sus 10, 20, 30 o 40 cm superficiales. No confundamos cantidad con diversidad.  

Por favor díganme un enclave en donde se intentara cuantificar la biodiversidad de todos los organismos edáficos simultáneamente. Busquen, busquen porque no encontraran ninguno, al margen de las secuenciaciones genómicas masivas de las que prefiero no hablar, ya que entraría en un debate muy agrio, a pesar de que no niego su utilidad, “en ciertos aspectos”. Por lo tanto, no estaría de más que tal programa se llevara a cabo, al menos en un enclave, y si pudiera ser en un suelo por bioma mejor que mejor. Obviamente no se puede actualmente pretender realizar un inventario más intenso ya que haría falta demasiada financiación, por cuento deben participar ineludiblemente decenas de taxónomos expertos en cada una de la gran variedad de phylum distintos (casi todas las principales formas de vida terrestres). Tal inventario, nos ofrecería una línea de base, una información vitalmente acuciante de referencia, sin la cual cualquier dato erróneo puede tener cabida.   Hasta que tal tarea no se lleve a cabo, cualquier cuantificación debería ir al cubo de la basura. ¡Un único sitio por favor!. 

Tampoco debemos confundir preservar y estimular la biodiversidad. En sistemas agrarios o agro-silvo-pastorales interesa fomentar la diversidad de organismos beneficiosos de tal modo que la agricultura ecológica sea lo más sustentable, eficiente y económica posible. No obstante, previamente, debemos tener la línea base anteriormente mentada, lo cual implica la preservación de los suelos tan prístinos como fuera posible. Es decir retornamos a la necesidad de estudiar ¡por primera vez! todos los taxones que pueden estar presentes en un suelo y sus interacciones con vistas a sopesar el estado de otros. No se trata de comparaciones sino de dimensionamientos, aproximarnos a dar unas primeras cifras que den cuenta de la magnitud de tal inmensa biodiversidad para no seguir repitiendo cifras tan repetidas como poco  corroboradas. Las modelizaciones, simulaciones numéricas, y bla, bla, bla,  son útiles si, y solo sí, se parte de un información de partida sólida, no digo exacta, pero si aceptable. Hoy por hoy reste no es el caso

¿Cómo debemos actuar pues?.

Aunque se ha venido haciendo caso omiso de la biodiversidad invisible bajo nuestros pies, resulta que para su preservación podría hacerse uso de varias iniciativas actualmente en curso, que debieran hacerlo pero que persisten en su irracionalidad científica. Veamos. Convenio sobre Diversidad Biológica,Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM, FAO), Patrimonio geológico: un pasado… y un futuro comunes – UNESCO, Observatorios dela Zona Crítica terrestre (donde se investiga la interacción entre el mundo biótico y abiótico, desde la parte emergida de los ecosistemas hasta los regolitos y las rocas que subyacen a los suelos, incluidos los acuíferos subterráneos). Por lo tanto, hay donde elegir.  Empero no se trata precisamente de elegir, sino de optimizar la estrategia. De hecho, las iniciativas y programas internacionales mentados resultan ser más que compatibles, complementarios, a la hora de conseguir  los objetivos previstos. Aferrarse tan solo a uno de ellos sería imprudente, por cuanto sus perspectivas constriñen lo que puede preservarse o no. 

Sin embargo, nuestras autoridades por algún sitio deben comenzar, y por las noticias que me llegan se inclinarán, posiblemente por el de Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM, FAO), ya que ven más viable y asequible llegar a un acuerdo. Nada que objetar, por supuesto, ¡adelante!.  Sin embargo, no nos olvidemos de ir paulatinamente de ir convenciendo a los restantes de que deben actuar por pura coherencia en la preservación de los suelos.  Por ejemplo, si la definición de patrimonio geológico recoge a los suelos, alguien deberá explicar porque en la práctica no se hace. Y así en la mayor parte de los geoparques aprobados por la UNESCO, el vocablo suelo, tan dolo es mentado en la susodicha definición. ¡Totalmente ridículo!, a no ser que finalmente modifiquen la última (con vistas a eliminar cualquier mención a los suelos), lo cual iría en contra de cualquier atisbo de racionalidad científica, así como del acta fundacional de tal iniciativa.  

Debiéramos ir paso a paso, siguiendo unas directrices que dimanen de un documento que sienten las bases de un acuerdo/estrategia internacional, y perseverar una y otra vez.   Por ejemplo, me encuentro completamente convencido de que los Observatorios dela Zona Crítica terrestre aceptarían gustosamente a participar, a poco que se les insista y se llegue a un diálogo franco y abierto. La alergia al suelo de los expertos en geodiversidad necesitaría de más insistencia y el esfuerzo de un equipo de psicólogos. 

Hay que intentarlo, ir despacio, ¡sin prisas pero sin pausas!. Yo tan solo puedo proponerme a prestarles mi ayuda, si lo consideran necesario. ¡Mucha suerte amig@s!. 

Abajo os dejo una lista de enlaces institucionales de interés y una referencia de los post que he dedicado a estas iniciativas internacionales. En lo referente a la biodiversidad del suelo, tan solo reiteraros que he redactado algunos centenares de post que se encuentran incluidos en nuestra categoría biología y ecología del suelo.   

Juan José Ibáñez 

Continúa……….

Algunos Post Previos Relacionados sobre el tema

Categoría: Año Mundial del Suelo

Alianza Global por el Suelo (The Global Soil Partnership). Un Acuerdo Imprescindible para Alcanzar el Desarrollo Sustentable en el Planeta

Panel Intergubernamental de Suelos para La Cumbre de la Tierra de las Naciones Unidas Agenda Rio+20

Cambios en la Cúpula de la FAO en Materia de Suelos (Buenas y Malas Noticias)

Ciencias del Suelo: Grandes Noticias en Diciembre de 2012 (Alianza Global del Recurso Suelo y Panel Intergubernamental de Suelos)

Los Suelos Vuelven Nuevamente a la Agenda Global (Global Soil Partnership: Alianza Mundial para el Suelo). Entrevista a Ronald Job Vargas Rojas (FAO, Roma)

2015. Año Mundial del Suelo y Un Nuevo Portal de Suelos de la FAO ya Activo: Los suelos sanos son necesarios para alimentar a un planeta hambriento

Alianza Mundial Por el Suelo. La Web Multilingüe ya está en Funcionamiento (The Global Soil Partnership)

El Estado de los Recursos de Suelos en el Mundo (Status of the World’s Soil Resources Report)

Regionalización para la Cooperación y el Desarrollo en Materia de Suelos (GSP)

El Problema de Evaluar el Estado de Degradación de los Suelos del Mundo y El Problema de la Política Científica Actual (GSP/FAO)

El suelo es un recurso no renovable: su conservación es esencial para la seguridad alimentaria y nuestro futuro sostenible. Año Internacional de los Suelos (GSP/FAO)

Alianza Global por el Recurso Suelo (The Global Soil Partnership). Arranca la Iniciativa en la sede de la FAO en Roma (7-9 Septiembre de 2011)

El suelo es un recurso no renovable: su conservación es esencial para la seguridad alimentaria y nuestro futuro sostenible. Año Internacional de los Suelos (GSP/FAO)

Día Mundial de la Biodiversidad del Suelo (Los Movimientos Ecologistas y el Suelo)

Resolución aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la Importancia de los Suelos y el Año Internacional de los suelos

Cinco razones por las que el suelo es clave para el futuro sostenible del planeta (Alianza Mundial por el Suelo GSP)

El Año Internacional de los Suelos: Contribuciones personales y algo más

El Problema de Evaluar el Estado de Degradación de los Suelos del Mundo y El Problema de la Política Científica Actual (GSP/FAO)

Los suelos sanos son la base para la producción de alimentos saludables (GSP/FAO)

Herramientas y Consejos de la FAO para Divulgar el Año Mundial del Suelo

La Alianza Sudamericana por el Suelo Entra en Acción

Enlaces de Interés

Convenio sobre Diversidad Biológica

Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial

‎ UNESCO Global Geoparks

Geoheritage | IUCN

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Turberas del Congo y Cambio Climático (El problema de la carencia de los inventarios de suelos)

 turberas-del-congo

Turberas del Congo, sus pueblos aborígenes y testigo de su abundancia en materia orgánica. Fuente Google Imágenes

La primera noticia de la que vamos a hablar hoy lleva por título (traducido del suajili): “Los pantanos de turba de la cuenca del Congo son un nuevo frente en la batalla del cambio climático. Ya nos quedamos horrorizados cuando saltó la noticia a la prensa mundial hace casi “diez años”. Los bosques pantanosos tropicales estaban siendo desmontados, sin previo análisis, con vistas a obtener aceite de palma. Inmediatamente redactamos un post vaticinando lo que ocurriría. Y efectivamente ocurrió, ya que, por lógica, no podía preverse otro final: ¡catastrófico!. Ahora se nos informa que han descubierto una enorme extensión del mismo tipo, es decir de formaciones vegetales y suelos en el Congo. Vista la tragedia precedente, tanto científicos como ecologistas y los propios pueblos aborígenes que allí habitan sustentablemente, intentan evitar que volvamos a deteriorar el medio ambiente, perder una biodiversidad inexplorada y sobre todo, emitir enormes cantidades de CO2 a la atmósfera. Y el gobierno del país afectado se defiende alegando que debe compaginarse desarrollo y respeto a la naturaleza. Desde luego, lo que puede suceder, resulta ser la antítesis de cualquier medida que intente conciliar el desarrollo económico actual y la salud de la biosfera. Abajo os ofrezco abundante información y numerosas cifras que avalan la magnitud del sumidero/emisor de este maravilloso universo inexplorado. ¡No dejéis de mirarlas, ya que son tremendas!.

¿Podía haberse evitado? ¡Por supuesto que sí!, ya que hasta en los manuales de la FAO, publicados hace décadas, se detalla lo que sucede al drenar turberas, es decir esos suelos a los que llamamos Histosoles, cuyo uso y manejo pertinentes, son bien conocidos.

¿Podía haberse conocido su extensión? ¡Por supuesto que sí!, ya que bastaba con hacer reactualizado debidamente un mapa mundial de suelos muy grosero en su escala y caduco en el tiempo.

¿Por qué no se estimó su extensión y medidas adecuadas de uso/preservación?. Simplemente debido a que para los políticos desembolsar dinero en estos menesteres no les resulta rentable desde el punto de vista mediático/manipulador de las masas que les votan. ¿Y en que se utiliza tal financiación?. Simplemente en proyectos de investigación en la que los expertos nos informan regocijados, simulación tras simulación numérica, lo que puede suceder si sus premisas son acertadas.

¿Acertaron a vislumbrar los “expertos” tal laguna de información? ¡Por supuesto que no!. Los inventarios son realidades aproximadas, mientras que los modelitos numérico, tan solo conjeturas, si no se corroboran con precisión en el campo. ¿Y cómo se corroboran?. Simplemente inventariando (cartografías y bases de datos georreferenciadas) los recursos afectados. Y mientras tanto: ¿qué hacen actualmente los edafólogos expertos que realizaban  tales relevamientos cartográficos?: volverse viejos y/o obligados a abandonar su especialidad, cuando no han pasado ya al limbo de los justos. ¿Pero no hay jóvenes que les remplacen?.  Pocos ya que las ciencias del suelo tampoco son sexys para los gestores de política científica. Eso sí, el escaso número que se incorporan a las plantillas de investigadores y tecnólogos, se adiestra más en como extraer información de imágenes satelitales y obtener otra adicional a partir de datos antiguos, haciendo uso de técnicas matemáticas en su aprendizaje, con vistas mejorar la comprensión de una “realidad campo” que generalmente desconocen. ¿Y qué son estas últimas?. Pues más modelitos numéricos, que arrastran gran cantidad de incertidumbres, por ser escasamente corroborados en el ¡¡¡¡campoooo!!!!. Por ello, su adestramiento en labores sobre el terreno deja mucho que desear, salvo contadísimas ocasiones. ¿Y por qué?. Si no lo hicieran así, no publicarían en revistas de prestigio, por lo que sus carreras devendrían truncadas desde el inicio.

¿Y cómo puede arreglare esta lamentable y patética situación?. Sencillamente utilizando el sentido común, el menos común de los sentidos. Y así la pescadilla se muerde la cola, todo sigue igual. Seguimos pues con paso firme y seguro hacia el precipicio.

Reitero que abajo os muestro las cifras, así como un panorama relativamente detallado de lo que está sucediendo, aunque solo he traducido lo más relevante del suajili al español castellano. ¡Impresionante!. ¡Impresentable!

Juan José Ibáñez

Continúa……..

  (más…)

Etiquetas: , , , , ,

Los Suelos hídricos, calidad de suelos y calidad de aguas: El papel de la avifauna

 flamencos-y-suelos-hidricos

Fuente: Colaje de Google imágenes

Ya os hemos comentado en post precedentes, que son los suelos hídricos y/o   sumergidos, así como su reciente inclusión en varias taxonomías edafológicas. Más difícil resulta detectar noticias de interés acerca de su calidad, propiedades e interacciones con los restantes componentes de los ecosistemas. El problema estriba en que, a pesar de ya ser considerados suelos desde mediados de la primera década del siglo XXI, aún resulta difícil encontrar en la literatura científica documentos que aborden el tema desde la perspectiva de ciencias del suelo. La noticia que os vamos a ofrecer hoy “Los flamencos estimulan la depuración en humedales salinos”, “parece” que no se ajusta a esta última sentencia, aunque desde luego,  resulta ser muy ilustrativa de la interacción este tales edafotaxa y las comunidades animales, su rol en los ecosistemas, la calidad de aguas que yacen sobre ellos, y las propiedades beneficiosas que se generan en los humedales (en este caso salinos).  Y así, entre otros asuntos se puede leer en la siguiente nota de prensa, que publicita un artículo aparecido en la revista “Scientific Reports”: Las heces depositadas por los flamencos y la remoción de los sedimentos cuando están alimentándose o andando aumentan la disponibilidad del fósforo soluble fomentando la actividad microbiana y mejorando la calidad de las aguas”. La nota de prensa parece lo suficientemente interesante para que la leáis y no entre en más detalles. Eso sí, deploro la maldita costumbre de acuñar nuevos palabros para dar cuenta de conceptos bien conocidos. En este caso, se habla de “guanotrofización” (enriquecimiento en materia orgánica debido al exceso de excrementos aviares) y el “algo más” conocido, aunque muy poco, de   “evapoconcentración” (evapo-concentración aparece muy, muy pocas veces en Internet, aunque un poquito más). Os dejo pues con el contenido de la nota de prensa y algunos post previos sobre esta clase de suelos. Recomiendo que la leáis.

Juan José Ibáñez

Continúa………

(más…)

Etiquetas: , , , ,

¿Comenzó la vida en los suelos hídricos de Tierra hace 4,500 Millones de Años? (¿y el cambio climático?)

 0-extraterrestre-origen-de-la-vida

¿O fueron los extraterrestres con su portentosa ingeniería planetaria de Terrasformación. Fuente: Colaje de imágenes google

En el post que redactamos hace más de ocho años y que llevaba como título: Sobre los Posibles Orígenes de la Vida (Entre Jaimito y Mafalda) escribíamos en clave de humor: ¡Veamos Pancho! ¿Dónde está Dios?, a lo cual el gafotas responde: “En el cielo, en la Tierra y en todas las partes”. Muy bien, como siempre el primero. Veamos ahora Jaimito, ¿Dónde se originó la Vida?. Y para su sorpresa,  este trasto de criatura espeta ¿depende de la fuente de información científica que utilice?. ¡¡¡¡¡Jaimito!!!!!!, no te repito la pregunta, o me respondes o te quedas castigado después de clase. ¡Pues en el cielo en La Tierra y en todas las partes!. Mientras Doña Eucrasia castiga a Jaimito, Mafalda piensa para sí misma: ¡¡¡Qué vida tan divina!!!!. Empero Jaimito llevaba la razón, al menos si uno atiende a la documentación aparecida en los noticieros científicos.

Desde entonces han aparecido decenas, por no decir centenares de artículos, pero el asunto estriba en que seguimos mareando la perdiz. ¿Cómo es posible que se propongan una y mil veces lo mismo, es decir nada, ni muy seguro, ni tan siquiera altamente probable? Cuando se tratan temas candentes, actualmente siempre ocurre lo mismo: nuevas técnicas instrumentales, ciertas evidencias que debieran ser corroboradas, y últimamente, sin cesar, los escenarios generados por los modelos de simulación dan lugar a un abanico al parecer casi infinito de posibilidades. Los modelos de simulación numérica, no dejan de ser más que modelos basados en las evidencias aludidas y asunciones teóricas siempre cuestionables. Con el tiempo, prácticamente todos estos estudios pasarán al baúl de los recuerdos. Esto no es ciencia, sino especulación tras especulación, y vuelta a empezar. No se puede confundir al ciudadano de forma tan indecente.

Hoy os presentamos varias noticias que no se ponen de acuerdo ni en cómo llegaron a la Tierra los diferentes elementos esenciales de la tabla periódica, ni cómo/cuando se formó. Y si esto ocurre, ¿cómo se puede insistir una y otra vez en dar cuenta de lo que pasó poco después? Lo más tragicómico del tema es que ya, hace varias décadas, se propusieron los mismos escenarios, que los que ahora salen a la palestra.  Hoy os vamos a mostrar varias noticias (con algún párrafo traducido), aunque nos centraremos en la primera redactada en español castellano: Un estudio afirma que meteoritos y lagunas de agua fueron el origen de la vida, que no las surgencias termales de los fondos oceánicos. Empero tal conjetura tiene más de ¡50 años! de antigüedad! Lo mismo ocurre con las primeras moléculas autoreplicantes, aunque soslayaremos hoy este tema. Es decir la última vuelta atrás es volver a incluir los protosuelos hídricos en la primera línea. De este tipo de edafotaxa ya os hemos hablado en más de una ocasión. ¿Y se trata en esencia de la última novedad?, pero…¡un momento!…… en el texto aludido puede leerse “señalaron que la vida empezó mientras la Tierra todavía estaba formándose, con continentes emergiendo de los océanos y meteoritos impactando en la superficie”. ¡Vale, ¿pero ya había charcas?. Al parecer sí, ya que seguidamente se nos ¿informa? de que….: ¡los meteoritos transportaron elementos esenciales para la vida, mientras que los ciclos secos y húmedos ayudaron a ensamblar los bloques básicos de la estructura molecular en moléculas de ARN. ¿Alternancia de ciclos secos y húmedos?. Si se piensa detenidamente en esta sentencia, resulta que ofrece pistas muy interesantes que los autores “indebidamente han soslayado”. Entendida literalmente, nos habla de periodos de sequía y periodos de humedad. Mutalis mutandis, la nota de prensa habría podido titularse a bombo y platillo: ¡La vida fue el resultado de un cambio  climático!. ¡Otra vez!. Tengo ¡ya pesadillas!: todos nuestros males son culpa del cambio climático: ¿aunque este fuera natural?. No necesariamente, bien pudo crearse por una civilización extraterrestre y su portentosa ingeniería planetaria. ¿Acaso no pretendemos hacer lo mismo en otros planetas con nuestra gloriosa geoingeniería planetaria?, es decir ¿la denominada Terraformación?. Pues bien, ya tengo mi propuesta, ¡una más! made in “Un universo invisible bajo nuestros pies!.

Os dejo primero la noticia en castellano que propone los suelos/protosuelos como candidato más verosímil. ¡Da igual!. En estos temas sucede como en muchas  elecciones políticas: al final ninguna partido/propuesta alcanza el número de votos suficientes como para tener una cómoda legislatura, necesitando hacer pactos con otros  partidos/propuestas. Pues eso consenso, necesitamos consenso. ¿Consenso de qué?. ¡Ya me he perdido!.

Juan José Ibáñez

Continua…..

(más…)

Etiquetas: , ,

Las biopelículas: Bioestructuras de las comunidades microbianas (la salud del suelo y las plantas: los Biofilms)

 biopeliculas-del-suelo

Biopelículas del suelo. Fuente: Colaje imágenes Google

Hasta no hace mucho tiempo, nadie había  prestado atención a este hecho de capital importancia. Ya hablemos del microbioma del suelo, animales o del propio hombre, los microrganismos no viven independientemente, sino que se asocian generando unas estructuras llamadas biopelículas. Estas bioestructuras tridimensionales se encuentran formadas por una matriz extracelular creada en gran parte por ellas, dentro de la cual habitan las comunidades microbianas, relacionando los distintos individuos y especies con vistas a cooperar  en su beneficio mutuo, aunque en algunas ocasiones pueden ser dañinas para los organismos pluricelulares, en los casos que fomenten su patogenicidad. Con vistas a conseguir tal fin, las relaciones/interacciones que desarrollan llegan a alterar la expresión de sus genes, como lo hace el metagenoma con el genoma de un organismo multicelular.

Se trata de un gran paso hacia adelante en la comprensión del mundo microbiano, desconocido hasta no hace mucho tiempo, y que puede cambiar el modo en que percibimos el mundo  y actuamos sobre él para nuestro beneficio.

En otras palabras, esos microbios que hasta hace mucho tiempo considerábamos entes aislados, resultan ser estructuras complejas altamente organizadas cuya comportamiento “sincrónico” las defiende de las agresiones del medio o las permite infectar, en su caso, a otros organismos vivos. Existe pues algo así como una división del trabajo y de diferenciación que las hace asombrosamente parecidas a la diversidad de células que conforman los tejidos humanos y vegetales. Hablamos pues de superorganismos y no de seres microbianos individuales. Aun nos resta conocer, en mayor profundidad, tales estructuras que con toda seguridad, nos depararán enormes sorpresas. Sin embargo, en cualquier caso, transforman nuestra visión del cosmos de la vida, dándonos a entender que esos pequeños bichitos atesoran muchas propiedades que hasta ahora creíamos exclusivas de los organismos superiores. Si los últimos pluricelulares viven cohesionados, estos lo hacen dispersos. Por lo tanto, en muchos sentidos, las biopelículas se asemejan, por su enorme complejidad a las  sociedades de hormigas y termitas que habitan en el suelo y de las que tanto os hemos hablado (ver nuestra categoría biología y ecología del suelo).  En mi opinión se trata de uno de los mayores descubrimientos de la microbiología de las últimas décadas, que nos hará repensar la estructura y dinámica de la biosfera. Abajo os dejo la traducción de un nuevo libro que acaba de aparecer en el mercado (Biofilms in Plant and Soil Health), así como unos fragmentos modificados de Wikipedia.

Juan José Ibáñez

Continúa…..

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Neolítico = Erosión del Suelo (Nuevas Evidencias)

erosion-igual-neolitico

 Fuente: Agricultura ecológica Etnoagricultura y Suelos. Conferencia J.J. Ibáñez de acceso abierto en Researchgate

 La erosión del suelo en sus diferentes formas, es un proceso natural (erosión natural/erosión geológica/erosión geológica/Ciclo de denudación continental) y también antrópico. Cuando se habla de esta última, muchos expertos vienen utilizando la expresión de erosión acelerada. Los pueblos paleolíticos debieron aumentar la mentada erosión antrópica, respecto a la natural, al hacer uso del fuego con vistas a expandir los pastos que alimentaran la cabaña de animales herbívoros salvajes de sus hábitats, dejando “eventualmente” el suelo desnudo.  Sin embargo, con el advenimiento de la agricultura en el Neolítico, la transformación del paisaje y la erradicación de la vegetación natural aumentaron exponencialmente la mentada pérdida de suelo.

 Pues bien, la noticia que os ofrecemos hoy (Earliest human impact on geological processes took place 11,500 years ago ), no hace más que corroborar en un espacio geográfico concreto (el Mar Muerto) los asertos arriba defendidos por gran parte de la comunidad científica internacional. Prospecciones en los sedimentos de los lechos del mentado mar cerrado, han demostrado que ni los cambios climáticos ni la tectónica, han generado durante los últimos 200,200 años las tasas de erosión que se produjo justo con la implantación de los paisajes agrarios hará unos 11,500 años, justo cuando en este territorio comienza la transformación del paisaje por las labores agrícolas. Dicho de otro modo, se trata de una nueva evidencia de como la pérdida de suelo  de los milenios se debió principalmente a la agricultura. Tal cambio cultural dio lugar a un crecimiento exponencial de la población y con ello a la necesidad de poner en cultivo más extensiones de suelo y así…. hasta la fecha. Podéis entender este evento desde otro punto de vista, es decir el progreso y costos ambientales de la evolución cultural humana en nuestros post:  Homo Sapiens, El Sistema Suelo-Planta, Diversidad Natural y Evolución Cultural y El Nacimiento de las Civilizaciones y El Sistema Suelo-Planta-Agua: El Caso de las Culturas Mesoamericanas.

 Que fácil ha sido escribir este post. ¡Aleluya!.

Juan José Ibáñez

Os dejamos pues con la noticia original en inglés

Continúa……

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Sobre la razón y la racionalidad científica: ¿Por qué ha generado sensación y preocupación que los micro y nanoplásticos se encuentren ya en nuestros intestinos?

microplasticos-nanoplasticos-heces-humanas peque

Fuente: Colaje Imágenes Google.

Hace unos días, la noticia saltó como la pólvora en el mundo de la ciencia y en especial en aquellas las notas de prensa que conciernen a la salud humana. Veamos una: “Los microplásticos ya han llegado al intestino humano”. El tema ha causado una gran conmoción. Lo que realmente me ha sorprendido es la razón de tal alarma. ¿Por qué? Es que alguien lo dudaba? Hay racionalidades científicas que la razón no entiende. Y esta es una de ellas. Veamos el porqué.

Me fastidia varios post que ya he escrito sobre el tema, aunque los editaré de cualquier modo, si bien habrá que modificarlos. Reitero que la alarma me ha desconcertado, ya que lo extraño hubiera sido leer: “Los Microplásticos y Nanoplásticos que consumimos a diario, desaparecen de nuestros cuerpos sin dejar rastro”. En los últimos años han ido identificándose estas partículas, que no dejan de ser residuos de la actividad humana, por doquier. Han sido detectados en los polos, abundan en el mar, ¡si esa sopá de plásticos!, cuerpos de agua dulce, los suelos y la atmósfera, son consumidos por los peces y el marisco, se han encontrado en el agua embotellada y del grifo, la sal de mesa que contenemos, y así un largo etc.   ¿Cómo no vamos a consumirlos, querámoslo o no?. Al parecer, la única novedad obedece a que se trata de un estudio experimental, que demostró que en unos pocos seres humanos, se acaban de detectar ¡por primera vez! ¿Nadie lo había intentado antes?. ¿¿??. La literatura científica muestra tanto su presencia como efectos tóxicos en una gran variedad de seres vivos.  ¿Por qué entonces nadie ha analizado si nuestros mortales cuerpos humanos las tenían?. ¿Somos menos importantes? ¿¿?? La plasticosfera ha impregnado el planeta y sus habitantes, convirtiendo la naturaleza en basuraleza. ¿Era de esperar que fuéramos distintos, por “intervención divina”?.

El problema estriba en averiguar qué efectos realmente tienen en nuestros organismos, aun a sabiendas que no serán precisamente ¡vitaminas!. Empero el estudio de marras no ha abordado tal asunto, más que espinoso, en la aludida investigación. Ahora bien, si analizamos someramente la bibliografía en Internet, es fácil comprobar que las repercusiones de losmicroplásticos y nanoplásticosen la cadena trófica están siendo catastróficas, alterando la fisiología de los organismos, haciéndolos enfermar o perecer.  ¿Somos notros distintos?. Afirmaría, sin temor a equivocarme, que no. Interaccionan con otros elementos, como metales pesados, forman agregados con otras diversas sustancias, que también han mostrado perjudicar la salud de los seres que han engullido tan rico manjar.  Seguidamente volví a preguntarme. ¿Microplásticos o nanoplásticos?, ya que el tamaño aquí sí importa a la hora de que tales partículas permeen las membranas de nuestras células, y no solo aparezcan en los tractos digestivos. Pues  bien, parece que ambas nos merodean por doquier, y como corolario no veo razón alguna, para que las “nano” más diminutas y fáciles de transportar por tierra, mar y aire que las micro, por lo que apostaría a que ya “las tengamos dentro de nosotros”. Los microplásticos suelen asociarse a las vísceras, de sus consumidores y los datos provenientes de estudios en las pesquerías de todo el mundo son aterradores. Existen más dudas de si finalmente se acumulan en otros tejidos, pero por la bibliografía que os muestro abajo (que me ha costado 15 minutos en detectar vía Internet), me temo que pronto la ciencia nos concederá una respuesta afirmativa.  El estudio en cuestión parece ser muy sencillo, no he detectado tecnologías punteras, sino sentido común.   Ahora bien era como apostar a caballo ganador. No hay genialidad alguna.

Reitero que no entiendo tal cobertura mediática: ¿Prensa sensacionalista,  científicos de chirigota o científicos sensacionalistas?.

Y es aquí en donde me quedo absolutamente desconcertado.  No se trata de ninguna aportación científica relevante ya que, aunque vuelva a repetirme: ¿Cómo era posible que estas partículas fueran abducidas sin afectarlos”.Y pronto nos escandalizaran con otras nanopartículas que ya se añaden hasta en los cosméticos. ¿Alguien duda de que volverá a ocurrir lo mismo?. Los seres vivos son en parte lo que comen, y ya prácticamente toda la población ingiera comida contaminada.   Es cuestión de esperar.

Hay razones que la racionalidad científica no entiende.

Juan José Ibáñez

Continua……..

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Reforestación Natural de las sabanas y pérdida de biodiversidad (bosques tropicales vs cerrados brasileños: el papel del fuego)

 cerrado-vs-bosque-supresion-fuego

Cerrado versus bosque tropical. Fuente: Colaje Imágenes google

 Al igual que se suele decirse que “nunca llueve a gusto de todos”, al parecer lo mismo ocurre con el uso del fuego.  Durante años hemos oído clamar contra el uso indiscriminado del fuego en las regiones tropicales brasileñas, así como de sus terribles consecuencias. No cabe pues extrañar que las autoridades brasileñas intentaran paliar el problema, ¿correcta o incorrectamente? ¡Ese es el problema! Sin embargo, ahora, como señala la noticia de hoy, la falta de quemas está poniendo en riesgo la ecorregión del cerrado brasileño que es sustituida paulatinamente por los bosques tropicales. Existen obviamente diversos tipos de selvas tropicales/ecuatoriales en Brasil, aunque no hablaremos de ello en este post. Eso sí, recordemos que actualmente comienza a defenderse que numerosos espacios geográficos actualmente ocupados por selvas/bosques ecuatoriales/tropicales atesoraan en un pasado no muy lejano espacios abiertos, seguramente conformados por el hombre con la acción del fuego. Empero se han recuperado sin problemas.

 Nadie duda de que su abuso del fuego genera también graves perjuicios ecosistémicos, junto con el pastoreo (que hace uso del mismo a la hora de aumentar la producción de forraje) y las quemas llevadas a cabo a la hora de instaurar la agricultura (de soja) en esta singular región, por lo que quizás su prohibición y/o concienciación ciudadana ha dado lugar a la situación actual. También cabe señalar que la obsesión indiscriminada con vistas a evitar emisiones y fomentar el secuestro de carbono, frenar la deforestación, así como al objeto de evitar las prolongadas sequías que “suelen” asociarse a él, fue otra fuerza que ayudó a que desaconsejara su aplicación. Ahora bien, en lugar de acerrase el resultado ha sido un uso menos sostenible de la biodiversidad de estos valiosos ecosistemas. Obviamente, todo apunta a que las decisiones no se han tomado correctamente, “por la razón que sea”. Los espacios sabanoides solo pueden mantenerse mediante el uso del fuego, pero utilizado correctamente y en los momentos oportunos. Todo apunta a que este no ha sido el caso, por desgracia. Se argumenta ahora que el secuestro de carbono por el abandono de las llamas efectivamente secuestra carbono, pero a costa de poner en riesgo la sabana más biodiversa del mundo.

 Ya os comentamos que las hormigas y termitas son fundamentales con vistas a la homogeneización del suelo (haploidización), imprescindible a la hora de mantener la fertilidad de las sabanas) y la distribución del carbono en profundidad. A falta de datos, puedo albergar dudas de si el secuestro de carbono por el suelo forestal es mayor que la que acaecía en el cerrado, al menos mientras no tenga evidencias del contenido de carbono edáfico hasta varios metros de profundidad en ambos tipos de ecosistemas. Resumiendo, al parecer al ser humano, actualmente, le cuesta mucho tomar decisiones correctas para mantener los cada vez los menguantes ecosistemas biodiversos que atesora nuestro planeta. Os dejo ya con la noticia y su traducción al español castellano.

 Juan José Ibáñez

Continúa….

(más…)

Etiquetas: , , , ,