‘Biología y Ecología del Suelo’

Fijación del Nitrógeno por los suelos: una resiliencia inesperada

ciclo-del-nitrogeno

Cuatro perspectivas del ciclo del Nitrógeno. Fuente. Imágenes Google

Los nutrientes en el suelo deben encontrarse en forma biodisponible para poder ser asimilados por las plantas. Por su parte el nitrógeno resulta ser un elemento abundantísimo en la atmósfera, aunque no en un estado biodisponible. Por ello, la vida a necesitado desarrollar un complejo entramado de reacciones bioquímicas con vistas a la alcanzar la fijación del nitrógeno vía enzimática. Hablamos de la nitrogenasa en el sentido más amplio del término. Hasta la fecha, según la nota de prensa, en el conjunto de procesos, es decir la cadena de reacciones inherentes, era necesario el molibdeno, un elemento traza que en los suelos es muy escaso, y a veces, insuficiente.  Sin embargo, con el tiempo, se ha visto que otros metales como el hierro y el vanadio daban lugar a otrasnitrogenasas alternativas”. Es decir, que si en un territorio el molibdeno es alarmantemente escaso, puede alcanzarse la biodisponibilidad del nitrógeno vía “alternativa”, haciendo uso del vanadio y quizás el hierro. De la nota de prensa que os presentamos hoy se desprende que ¡la intervención de este último metal!, parece haber sido descubierta por los autores. Sin embargo si utilizáis vuestro motor de búsqueda, observaréis que no es “exactamente” así.   Con toda la sinceridad y humildad del mundo, mis conocimientos sobre fisiología vegetal se fugaron junto a algún grupo de neuronas que he perdido a lo largo del sendero de mi vida. ¡Lo lamento!. Empero a pesar de todo he traducido la nota de prensa original y añadido algún material (demasiado técnico para esta bitácora)  elaborado por la Estación Experimental del Zaidín –EEZ-(CSIC) en el que enlazo algunos vocablos con otras páginas Web, más divulgativas. No voy pues hoy a relatar nada que no sea mi impresión personal, ya que el resto lo podéis leer abajo.

No me cansa llamar la atención sobre la cantidad de “emprendimiento” que atesora la naturaleza cuando debe sortear obstáculos que impiden su pleno asentamiento en la biosfera, o en algún espacio geográfico de la misma. Según la noticia, el molibdeno escasea en ciertos suelos y, según los autores, como mínimo en los ecosistemas boreales. Y es allí en donde dicen que esa nitrogenasa alternativa, con vanadio reemplaza total o parcialmente su función ecosistémica. Aunque al parecer, repito, que al parecer, al menos existe otra posibilidad, el hierro.

Rescatamos estas frase de la nota de prensa traducida aquí al español-castellano: “Investigadores de la Universidad de Princeton descubrieron que la naturaleza ha desarrollado un método de respaldo/alternativo para convertir el nitrógeno atmosférico en la forma de nutrientes asimilables para el crecimiento de las plantas y la fertilidad del suelo. Los investigadores informan que el proceso conocido como fijación de nitrógeno puede ser llevado a cabo por el metal vanadio en los ecosistemas, particularmente en el hemisferio norte, donde el catalizador primario de molibdeno es escaso. El estudio sugiere que la capacidad de la naturaleza para restaurar los ecosistemas a raíz de las perturbaciones causadas por el hombre o fertilizar las tierras agrícolas es más resistente de lo que se pensaba. Aunque el nitrógeno es esencial para todos los organismos vivos (constituye el 3% del cuerpo humano) y comprende el 78% de la atmósfera de la Tierra, es sumamente difícil para las plantas y los sistemas naturales el acceso al mismo. El nitrógeno atmosférico no es directamente utilizable por la mayoría de los seres vivos. En la naturaleza, los microbios especializados en suelos y cuerpos de agua convierten el nitrógeno en amoníaco, una forma crucial de nitrógeno a la que la vida puede acceder fácilmente, a través de un proceso llamado fijación de nitrógeno. En la agricultura, la soja y otras leguminosas que facilitan la fijación de nitrógeno se pueden sembrar para restaurar la fertilidad del suelo”.

Desde otro punto de vista, me llama la atención a la incorporación que hacen de las emisiones antropogénicas con las que el ser humano ha cargado la atmósfera y que como no también transporta vanadio y molibdeno, incorporándolas con toda naturalidad a la dinámica de los ecosistemas y el ciclo del nitrógeno. ¡No critico tal acción, por cuanto querámoslo o no, allí se encuentran ahora. Simplemente y sin apenas percatarnos evoluciona nuestro pensamiento conforme se consolida nuestra Tecno-biosfera.  Así mismo, los investigadores que han realizado este estudio nos informan de que: “Una consecuencia de este hallazgo es que las estimaciones actuales de la cantidad de entrada de nitrógeno en los bosques boreales a través de la fijación pueden haber sido subestimadas significativamente. Este es un problema importante para nuestra comprensión de los requerimientos de nutrientes para los ecosistemas forestales”.

Por su parte la Página Web de la EEZ, señala una posible aplicación práctica: “Una vez descifrada la química de la fijación se podría abrir la posibilidad de un proceso industrial alternativo al de Haber Bosch para la obtención de fertilizante nitrogenado. Sería interesante, pues el funcionamiento del sistema Haber Bosch, que produce unos 80 MTn. año de amonio, supone el 1 % del total de la energía consumida a nivel mundial”.

Si cabe reprochar la apelación a que el papel del molibdeno y vanadio no es recogido por los modelos actuales climáticos. ¡Menuda estupidez!. Si tuviéramos que incorporar a estos modelitos todos los elementos, interacciones y procesos que los científicos desean, no podríamos resolver problemas, modelizar, simular, laborar algoritmos, y bla, bla, bla, ni mediante la computación cuántica que tanto ansiamos.

Todo el post constata hasta qué punto la vida trabaja e innova con tal de otorgar a los suelos la fertilidad que necesitan para el mantenimiento de los ecosistemas, a lo cual hay que incluir ahora nuestras contaminaciones.

Juan José Ibáñez

Continúa…………

  (más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,

La Futura Revolución Industrial y la Supremacía Cuántica: Ciudadanos a Temblar

computacion-cuantica-revolucion-industrial_0

Computación cuántica. Fuente: Imágenes Google.

¿Computación Cuántica? ¿No sabéis lo que es?, animaros aún quedan plazas en ¡algunos másters!, de cuatro meses, y por el insignificante precio de 4.000 Euros, a pesar de que se deberán esperar muchos años para que salgan al mercado los primeros prototipos.  ¿Y eso de la próxima revolución industrial?, ¿nos beneficiará a todos los ciudadanos?. ¡ahhhh!, ¡que pregunta tan banal!… ¿Pero… acaso importa?.

Cuando explico a amigos y conocidos algunos de los aspectos más básicos de la mecánica cuántica, tales como la dualidad honda partícula, el entrelazamiento cuántico, el más que incierto destino del Gato de Schrödinger, etc., a menudo me contemplan obnubilados, creyendo que me burlo de ellos. Se trata de uno de los aspectos más llamativos y atrayentes de la mecánica cuántica. Ya están preparados, a mi pesar, para que cuando se mente algo “cuántico”, acepten cualquier afirmación por buena, aunque no entiendan absolutamente nada.

Sin duda alguna, la computación cuántica significará un gran éxito en lo que concierne al progreso de la ciencia y con indudables aplicaciones inmediatas en materia de tecnología. Este post no versará sobre los grandes beneficios que reportará este tipo de computación. Empero me pongo a temblar cuando se menta una nueva revolución industrial. La Primera Revolución Industrial en el Siglo XIX, efectivamente transformó buena parte la sociedad, pero a costa también de un enorme sufrimiento de la clase trabajadora. Eso, si, la burguesía y sus industrias florecieron, haciéndose de oro. Sin embargo, su nacimiento, dio paso a un enorme crecimiento demográfico, interminables horarios laborales, incluyendo a mujeres y criaturas (esclavismo), sueldos que tan solo permitían subalimentare, precariedad, falta de higiene, enfermedades, y un largo etc. ¡Qué se lo pregunten a los británicos! Al final del post podéis cercióranos por vosotros mismos con la lectura de unos breves fragmentos de un texto que os reproduzco, escrito por André Vela Bosqued. El vocablo revolución (la del siglo XIX) en manos de los más poderosos, es sorprendentemente semejante al que padece la mayoría de la población en estos momentos, es decir entrado el siglo XXI. Hay que cambiar todo para que unos pocos sigan acumulando poder y dinero. ¿Nosotros?: ¡a comprar y a callar!. Más aun, ¿No se pregona que el cambio climático surgoó a causa de la aquella revolución Industrial?.

Podemos hablar o no de una segunda revolución industrial, hacia finales del siglo XX, con los acuerdos del libre comercio que dieron paso a la Globalización Económica, junto con la entrada en escena de Internet, TICS, etc. No cabe duda que han cambiado la vida de los ciudadanos.  Y de paso, hemos devastado el planeta, y aumentado la depredación de los países ricos sobre los pobres, que ha venido ahora aderezada a la postre por la precariedad, empobrecimiento y sufrimiento de la población de los primeros, tras el crack económico iniciado a finales de la primera década del Siglo XXI. ¡Si1, se trata de eso que viene denominándose  crecientes desigualdades sociales. Permitirme que os narre una historia muy ilustrativa. En los albores de todo este entramado globalizante, que de eso se trata, de un globo que cuando se pinche “Dios nos coja confesados”, visioné la portada de uno de los numero de la Revista “investigación y Ciencia” (versión en español-castellano de la norteamericana “Scientific American”) una imagen idílica. Un joven se encontraba, a las orillas de una maravillosa playa caribeña en bañador, sentado sobre su toalla y bajo una sombrilla, con un ordenador portátil entre sus piernas y bebiendo un brebaje del tipo de los “Coco Loco”. Aquél artículo prometía que la globalización nos conduciría a una vida más placentera, sin horarios fijos, trabajando desde cualquier parte del mundo, y bla, bla, bla. La realidad ha constatado que efectivamente, tal delicia ocurre entre los más poderosos, una ínfima parte de la población. Sin embargo, el resto de los mortales, seguimos siendo un cero a la izquierda, como podréis ver al final de este post en el aludido texto de André Vela Bosqued.

Sin embargo, ahora las grandes compañías, nos vuelven a prometer otra fascinante segunda revolución industrial vía cúbits. A pesar de todo, ya sabemos que, tanto en materia de ciencia, como de investigación, pero también de márquetin, hay que seguir “innovando” “disruptivamente” a través de “emprendedores”, aconsejados por “”mentores”. Y con tal motivo se comienza a utilizar el tenebroso palabro de supremacía, no lo dudo, ya que barrunto que se refieren a la del KKK. Y como a muchos científicos les gusta ir de pitonisos por la vida, calculan que en un decenio o dos tal revolución cambiará el mundo. Los científicos no suelen ser buenos pitonisos, pero como veis las revoluciones industriales cambian la sociedad (“de algún modo”), pero  en lo concerniente al  bienestar de los seres humanos, miedo me dan. La tendencia obliga a reconsiderar si ¡todo tiempo pasado fue mejor!, aunque tampoco es exactamente cierto.

En las dos notas de prensa que os muestro abajo, se espetan muchas vaguedades, se habla de negocios, competencias,  apelando a tópicos de moda como eficiencia energética, cambio climático, ciberseguridad, posibles aplicaciones en biomedicina, principios éticos (¿para nosotros o para las partículas elementales?). No era necesario, ya que se sobreentiende que una computación tan veloz debería ayudar a resolver muchos problemas que, hoy por hoy, se encuentran fuera de nuestro alcance. Tres párrafos me llaman soberanamente la atención. Empecemos por la que más nos concierne, dado el tema de la bitácora: (i) (…) Un ejemplo: para fabricar fertilizantes se utiliza un proceso de fijación de Nitrógeno, que consume el 2 % de la energía mundial y que actualmente se hace mediante ensayo y error. “Creemos que esto se puede hacer de una forma más eficiente con computación cuántica, pero aún no hemos sido capaces”, afirma Boixo en conversación telefónica con EFE. El día que se logre el ahorro de energía será brutal”. Pues si no estais seguros de ser “capaces mejor callaros”, porque aquí la frase no afirma nada de nada; (ii) Pero también existen otros debates mucho más asequibles y a corto plazo en los la filosofía está presente, como en las implicaciones éticas de la revolución cuántica. En la era del Big Data y de la Inteligencia Artificial, en la que empresas privadas como Google mueven miles de millones de datos, tal poder de procesamiento ¿podría suponer un peligro en malas manos? «Hoy por hoy es una tecnología experimental que no tiene mucho que ver con el Big Data» (…) Hoy no pero: ¿y cuando entren en funcionamiento de la mano de las compañías privadas, que son las que están “partiendo el bacalao”?. Las noticias ya nos informan de que se trata de experimentos teóricos, ensayos, tecnología experimental, etc. Sin embargo cuando se comercialice…. ¡mama mía!; (iii) De momento, el equipo de Google está muy orgulloso no solo del logro, sino de su acogida en la sociedad. «Nos ha sorprendido que la gente ha entendido realmente cuál es el valor de este experimento. En los últimos dos o tres años yo tenía la duda de si se iba a comprender, pero creo que sí y de ahí su repercusión». A partir de aquí, solo queda mirar hacia delante. Creo que nos toman por idiotas. Reitero, una vez más, que es fácil de comprender que un ordenador que supere cientos o miles de veces la capacidad de cálculo de la supercomputación con hardware más sofisticado que disponemos hoy, puede revolucionar muchos aspectos de la ciencia, la tecnología y la sociedad. Empero, los seres humanos que no lo entiendan, con tal prodigiosa y futurista propaganda, quedarán fascinados; les parecerá maravilloso. No mezclemos el interés real, con el márquetin y la competencia empresarial. Pura Tecnociencia.

Fue pues un reciente experimento sobre la viabilidad de la supercomputación cuántica, la que ha constatado que no estamos tan lejos de alcanzar un objetivo perseguido durante mucho tiempo. Ahora bien, el lector avezado observará que los competidores en liza resultan ser algunas de las compañías tecnológicas más fuertes del mundo con poderosísimos medios a su alcance.  Resulta muy preocupante la falta de actores  públicos en materias que pueden “transformar nuestras vidas y sociedad? Los últimos ejemplos de varias de estas multinacionales constatan su perseverancia en materia de mala. ¿Quién controlará a los controladores?. Un estudio advierte del poder de las grandes empresas tecnológicas por su control de la comunicación y la cultura.

Resumiendo: las Revoluciones anteriores, fueron un paso de gigante para los poderes, a costa del resto de la humanidad (los trabajadores). ¿No pasará otra vez lo mismo? Probablemente sí, ya que el objetivo de las empresas es lucrarse y la de los políticos aprovecharse. Luego nos dirán que se ahorrarán millones de puestos de trabajo, que la sociedad envejece más etc., etc., por lo que nosotros seguiremos apretándonos el cinturón en una carrera diabólica para exprimirnos hasta dejarnos sin aliento. Hoy compiten entre grandes compañías intentando hacernos creer que al final el único objetivo es nuestro propio bienestar. Empero para que tal logro fuera cierto, mucho debería cambiar la gobernanza mundial. Y mientras la empresa privada sigue haciéndose con el control del mundo. Muy mal asunto. Os dejo ya con las notas de prensa/propaganda empresarial.

Juan José Ibáñez

Desde Quantico, Virginia, USA y Chamberí, Madrid

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , ,

LA MATERIA ORGÁNICA DEL SUELO: COMPONENTE IMPRESCINDIBLE DEL PLANETA

som-antonio-y-concha

Fuente: Composición ofrecida por los autores de este post

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en su cartel conmemorativo del año internacional del suelo en 2015, contempla los siguientes once servicios ecosistémicos del suelo: regulación del clima; ciclo de nutrientes; hábitat de organismos; regulación de inundaciones; fuente de productos farmacéuticos y recursos genéticos; base de infraestructuras humanas; suministro de materiales para la construcción; herencia cultural; suministro de alimentos, fibras y combustibles; retención de carbono; purificación del agua y, por último, reducción de la contaminación.

La importancia del suelo, por tanto, para el desarrollo de la vida en el planeta es fundamental, por lo que parece lógico pensar que el suelo es un recurso natural que las políticas de los países deberían cuidar y conservar.  Sin embargo, no es así, la degradación de los suelos debido a la erosión, el agotamiento de los nutrientes, la pérdida de carbono orgánico, el cambio de uso, o, el sellado, entre otras agresiones, son algunos de los problemas más importantes que afectan a grandes extensiones, y a los que no se les está dando la importancia que requieren. De hecho, y según informes publicados por la FAO: “la erosión se lleva de 25 a 40 000 millones de toneladas de la capa arable del suelo (depósito de la materia orgánica) cada año, lo que reduce significativamente los rendimientos de los cultivos y la capacidad del suelo para almacenar y completar el ciclo del carbono, los nutrientes y el agua”. Esta pérdida de rendimiento sería equivalente a eliminar 1,5 millones de kilómetros cuadrados de tierras agrícolas o, aproximadamente, toda la tierra cultivable en la India.

La materia orgánica del suelo es un elemento clave de la calidad del suelo porque regula muchas de sus funciones básicas  tales como: el almacenamiento de carbono; el almacenamiento y disponibilidad de los nutrientes para las plantas; la biodiversidad del suelo; porosidad; estructura; aireación; capacidad de retención de agua; conductividad hídrica; calor y temperatura del suelo.

La cantidad y el tipo de materia orgánica representa uno de los mayores bienes de que dispone el planeta para la supervivencia de las especies, incluida la especie humana. En 2009 la revista NATURE publica un artículo, encabezado por Johm Rockström, del Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo (Suecia), titulado “Un espacio operativo seguro para la humanidad”, donde se identifican y cuantifican que límites planetarios no se deben transgredir para ayudar a evitar que las actividades humanas provoquen un cambio ambiental inaceptable. Propone nueve procesos del sistema terrestre y los umbrales asociados. Dice que es necesario definir los límites planetarios para: el cambio climático; la tasa de pérdida de biodiversidad (terrestre y marina); la interferencia con los ciclos del nitrógeno y del fósforo; el agotamiento del ozono estratosférico, la acidificación oceánica; el uso global de agua dulce; el cambio de uso de la tierra; la contaminación química y la carga de aerosoles atmosféricos.

De las nueve propuestas, en cuatro interviene de forma decisiva la materia orgánica del suelo: cambio climático; tasa de pérdida de biodiversidad; interferencia del ciclo del nitrógeno y del fosforo y cambio de uso del suelo. Analizaremos, brevemente, como interviene la materia orgánica en estos procesos.

La relación entre la materia orgánica y el carbono orgánico es conocida desde hace décadas cuando se analiza la fertilidad de los suelos. Es más reciente el conocimiento de cuál es el papel que juega el carbono orgánico en relación con el cambio climático y su influencia en el control del CO2 atmosférico. Hoy se sabe, que el carbono del suelo representa casi tres veces el carbono de la atmósfera, y cuatro veces el carbono de la biomasa de las plantas. Luego los suelos son sumideros y reservorios de carbono, de hecho, el suelo es el segundo reservorio de carbono terrestre (tras las bolsas de petróleo) con un contenido total de 2500 billones de toneladas en los primeros dos metros de profundidad. La estabilidad y la sostenibilidad a largo plazo de la incorporación de este carbono dependen, en gran medida, de la mejora de las prácticas y técnicas agrícolas que permitan asegurar que los ingresos de carbono sean mayores que las pérdidas de este elemento por mineralización.

En cuanto a la tasa de pérdida de biodiversidad del suelo, tal es su importancia que fue el objeto en la campaña conmemorativa del día mundial del suelo del año 2020 “Mantengamos vivo el suelo, protejamos la biodiversidad del suelo” y que, próximamente, se plasmará en la celebración del Simposio Mundial sobre la Biodiversidad del Suelo (GSOBI21). Durante tal evento se intentarán alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible a través de la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad del suelo, ya que muchos investigadores afirman que la pérdida de biodiversidad, es una amenaza mayor que el cambio climático.

El suelo es uno de los ecosistemas más complejos de la naturaleza y uno de los hábitats más diversos de la tierra. Albergan más del 25% de la biodiversidad de nuestro planeta, no hay ningún lugar de la naturaleza con una mayor concentración de especies, un solo gramo de suelo puede albergar millones de seres vivos y varios miles de especies de bacterias. Sin embargo, esta biodiversidad apenas se conoce, actualmente, solo se ha descrito el 1% de las especies de microorganismos del suelo. No obstante, el desarrollo de tecnologías moleculares está ayudando a caracterizar y cuantificar la biodiversidad del suelo a diferentes escalas, lo que abre grandes expectativas.

Todos estos organismos interactúan entre sí y contribuyen de forma decisiva en los ciclos globales que hacen posible la vida; son almacén de carbono y descomponen ciertos contaminantes, entre otros procesos. Si estas interacciones se interrumpen pueden causar un impacto irreversible para la vida en la tierra incluidos los humanos.

En relación a los ciclos de nutrientes, tres son los elementos, en sus distintos estados, que mantienen viva la planta y a los organismos, y que se definen como nutrientes primarios: nitrógeno, fósforo y potasio, sin ellos el reino vegetal y animal no podrían desarrollarse. Estos elementos forman parte de: aminoácidos, proteínas, ácidos nucleicos, enzimas, coenzimas y clorofila. La trasformación de nitrógeno orgánico en amonio (NH4+) y nitrato (NO3-), que son las formas asimilables por las plantas, se hace con la colaboración de Nitrosomonas y Nitrobacter, bacterias que se desarrollan en suelo. Por su parte el P es absorbido por la planta principalmente como ion ortofosfato primario (H2 PO4- ), pero también se absorbe como ion fosfato secundario (HPO42-), la absorción de esta última forma se incrementa a medida que aumenta el pH.  Aunque, en el ciclo global de este elemento a largo plazo dentro de los sistemas terrestres, el P biodisponible proviene principalmente de la meteorización de rocas que contienen fósforo, son los microorganismos del suelo quienes actúan como sumideros y fuentes de fósforo disponible a corto plazo, en este punto la transformación del fósforo es química, biológica o microbiológica. Tanto las modificaciones del nitrógeno orgánico como las del fósforo inorgánico son procesos que forman parte de las reacciones que tienen lugar en el suelo para trasformar la materia orgánica fresca en asimilable. La interferencia humana en estos ciclos está generando un daño irreversible en los ecosistemas terrestres. La modificación antropogénica en el ciclo del nitrógeno es aún mayor que la modificación que se provoca en el ciclo del carbono. En la actualidad, las actividades humanas convierten más N2 de la atmósfera en formas reactivas que todos los procesos terrestres naturales combinados. Gran parte de este nuevo nitrógeno reactivo incrementa los procesos de eutrofización en la hidrosfera alterando los sistemas acuáticos más allá de los límites permitidos.

Otro de los motivos de alarma es el cambio de uso del suelo que se está convirtiendo en un problema a nivel global, pues sucede cada vez en un mayor número de países. Este hecho se produce porque el suelo está directamente relacionado con los contextos sociales y económicos de los territorios. Guerras, emigración, construcción de infraestructuras de forma desordenada, son algunos de los motivos analizados, pero tampoco podemos olvidar un hecho cada vez más importante, y es el abandono de las tierras de labor debido a la expansión de las ciudades que obliga a ampliar la línea perimetral de influencia sobre los suelos cercanos a ellas. Con relación a esto, según datos que aparecen publicado en la Agenda 2030 de la ONU, en su Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) Nº 11 “Ciudades y Comunidades Sostenibles”, se puede leer: “el número de habitantes que viven en las ciudades se estima en 3500 millones, es decir, la mitad de la población mundial, y se espera que para 2030 se llegue a los 5000 millones”. Esto supone que las funciones de las tierras periurbanas se modifican a un ritmo superior al que le impone las nuevas exigencias ecosistémicas. El cambio de uso de forestal a agrícola, o de este a urbano, modifica muchas de sus propiedades, y entre otras, y de forma significativa, la funcionalidad de la materia orgánica.

A modo de conclusión se puede resumir que la materia orgánica del suelo depende: del contenido de carbono que está relacionado con el cambio climático, de la actividad microbiana y su funcionalidad que está relacionada con la biodiversidad y el ciclo de nutrientes, de las condiciones del sitio y las prácticas de manejo que determinan el uso del suelo. Si alguno de estos factores se ven afectados, de forma perentoria, por actividades antrópicas, la materia orgánica perdería su capacidad de regular el ciclo de la vida en el planeta tierra.

Antonio López Lafuente

Concepción González Huecas

Etiquetas: , , , , ,

Hormigas del suelo y la lucha contra las bacterias multirresistentes a los antibióticos

hormigas-atta-y-resistencia-antibioticos

Hormigas del Suelo y la búsqueda de resistencia a antibióticos: Fuente: Colaje Google Imágenes.

Ya os hemos hablado en innumerables ocasiones del papel de los insectos sociales (hormigas, y termitas especialmente) en los suelos, Así como de sus asombrosas estructuras, comportamientos, edificaciones etc. Abajo podéis encontrar toda la información que necesitáis de un modo asequible. Entre otros muchos temas os comentamos como las hormigas Atta llevan cultivando hongos para su alimentación en el seno del suelo desde hace más de 100 millones de años.  Ellas tienen sus propios sistemas de manejos del sistema planta-suelo- plagas entre los cuales hacen uso de antibióticos generados por microorganismos. Obviamente, resulta ser una dieta muy monótona, pero ese es otro asunto. Pues bien, a lo lardo de tantos millones de años, sus granjas con fungiculturas no parecen haber sufrido plagas.  Muy por el contrario, nuestra sociedad y tecnología agraria jamás ha logrado tal proeza, sembrando por el camino muerte y destrucción, tanto en lo que concierne a la diversidad biológica,  como a la salud humana y la biosfera en general. En consecuencia me parece muy acertado estudiar esos productos biocidas contra los que no han podido luchar otros organismos de la biosfera. Más aun, nuestra tecnología ha convertido a muchos  patógenos en lo que llamamos Superbacterias, es decir multirresistentes a casi todos los antibióticos que descubrimos o fabricamos. En la nota de prensa que he recogido de la excelente Agencia de Noticias SINC, se pueden leer frases como estas: “(…) las hormigas cultivadoras de hongos –de la tribu de los atinos– es su capacidad para aliarse con bacterias que producen ingredientes antimicrobianos para proteger a sus cultivos de otros parásitos. En entornos clínicos, el uso de antimicrobianos conduce rápidamente al aumento de cepas bacterianas resistentes, pero las hormigas no tienen ese problema (…) Las bacterias asociadas a las hormigas producen antimicrobianos siempre cambiantes e impredecibles (…)”. Y justamente en esta última frase reside la gran novedad de la que informa SINC. No debe por tanto extrañar que algunos investigadores comiencen a estudiar cual es tal prodigio que desconocemos los humanos, con vistas a intentar obtener productos que nos libren de los patógenos comunes y sobre todo de los multirresistentes. Lo que yo me pregunto es la razón de haber tardado tanto en desviar la mirada hacia un hecho que se conoce desde hace bastante tiempo. Se trata de una buena nueva, aunque existen algunas dudas que me asaltan. Expondré tan solo una.

Por decirlo de alguna manera, un hormiguero funciona como un invernadero, es decir el ambiente, temperatura, humedad, etc. son bastante constantes (aquí no coincido con el contenido de la nota de prensa). Una coevolución, en tal situación de confort casi permanente, puede dar lugar a simbiosis estables y duraderas entre las hormigas y sus aliados productores de los mentados biocidas. Ahora bien, ¿funcionaran en el ambiente aéreo y sus tanto constantes como bruscas inclemencias (no solo meteorológicas), repletas de presiones ambientales, la estrategia de tal estructura simbiótica?.  Ya hemos convertido microrganismos patógenos manejables en armas de destrucción masiva, y sin desearlo. Cabe pues rezar para que no terminemos creando un Armageddon. Las hormigas Atta han sido desde tiempos inmemoriales capaces de alcanzar la sostenibilidad, mientras que nosotros la insostenibilidad. Se trata de una pequeña diferencia…. ¿verdad?.

Os dejo con la noticia y post anteriores que versan sobre el tema.

Juan José Ibáñez

Continúa………

(más…)

Etiquetas: , ,

El Gran Reseteo: ¿Hacia una Sociedad Sustentable?: Foro Davos, Foro Económico Mundial y el Cuento de Caperucita Roja

 foro-davos-sustentabilidad

Colaje Imágenes Google

La primera noticia que os ofrecemos hoy lleva por título, traducido del inglés:” El crecimiento económico tiene un costo devastador para la naturaleza. Aunque también debiera añadirse sobre las desigualdades sociales y otras muchas. ¿Ya nadie parece dudarlo?. La segunda noticia que os ofrecemos, y cuyo encabezamiento resulta ser ‘El Gran Reseteo’ de Davos concluye con la implantación de los viajes en trenes-cama y el fin del capitalismo según el rotativo de internet – Libre Mercado, abunda en el tema desde un perspectiva de la derecha que aún es negacionista del cambio climático, siendo muy crítica copn este pronunciamiento/amago/propaganda del Gran Reseteo, como se denomina a este giro ya sea real, imaginario o propagandístico. ¿Es el gran reseteo una conspiración?, se preguntan algunos en Wikipedia. ¿El Gran reinicio?. ¿Y que se pìensa en Latinoamérica?. ¿No será una nueva y perversa versión de “La doctrina del shock” nacida en la crisis de la primera década del SXXI?. Más que dudas albergo muchos temores, a pesar de que yo firmaría gran parte de los objetivos mostrados. Los malvados disfrazados de superhéroes?.

Sin embargo, cambiar un modelo de desarrollo elaborado por los todopoderosos por otra propuesta diseñada por ellos mismos, y que no dañe sus  principales intereses y en especial, su capacidad para manejar el mundo a su antojo, es otro asunto. Ellos son los líderes económicos y políticos, es decir los adalides de la actual gobernanza mundial que nos vienen arrastrando por el fango a los pobres mortales. Realmente, ¿Se creen realmente lo que dicen?. Se me antoja algo casi imposible. Ahora bien uno de sus principales exponentes resulta ser el Foro Davos.

Y es que el Foro de Davos 2021, en sus conclusiones, “parece” que comienzan a repensar el futuro, visto lo visto. Esta lobby es un ejemplo palmario del neoliberalismo y su dictadura financiera, por cuanto allí se reúnen personajes e instituciones que “dicen” representar a los agentes más poderosos del mundo. En él se: “reúnen los principales líderes empresariales, los líderes políticos internacionales, así como periodistas e intelectuales selectos, a efectos de analizar los problemas más apremiantes que afronta el mundo, y entre ellos, la salud y el medio ambiente desde 1971”. Sin embargo, muchos dudamos de sus verdaderas intenciones y como botón de muestra leer estas noticias: El propósito de Davos: ¡¿un golpe transnacional?; Pero ¿quién (des)gobierna este mundo?.

Vivimos en la era de la posverdad: y esta resulta ser mucho más nefasta que la mentira, por cuanto confunde, distorsiona y oculta las genuinas verdades. Empero hasta los líderes chinos, entre otros muchos, también  defienden ahora que el modelo económico neoliberal ya no funciona. Nos dirigimos todos hacia un modelo chino: ¿Un país mil sistemas?.

Realmente tanta “lumbrera” y sabiduría de estos agentes casi infinitamente ricos y poderosos me desconcierta. En esta bitácora llevamos ya quince años bramando lo mismo. Vamos camino de arrasar el planeta y a sus habitantes de todo tipo (biosfera). Llevamos tres lustros advirtiendo de que el cambio climático, pérdida de biodiversidad, etc. son síntomas de una degradación ambiental insostenible que se encuentra ya a punto de explotar irremediablemente. Podría personalmente pensar si la pandemia COVID-19 les ha metido el miedo en el cuerpo y hoy se sienten más inseguros y mortales. ¿¿??. ¡Lo dudo!. Sería un gran reseteo de sus cerebros, ya que de facto supone reconocer que sus políticas son las que han conducido a la situación en la que nos encontramos. Ellos han sido los culpables y ahora, ¿hablan todos en nombre de la inmensa mayoría de víctimas?.

Miren ustedes, los poderosos, en una economía de libre mercado sin aduanas al tránsito  de bienes, personas y mercancías, resulta casi imposible frenar la libre circulación de patógenos y sus enfermedades infecciosas. Y cuando se ha tomado alguna medida, como actualmente ocurre con la pandemia, la economía neoliberal se desploma. Del mismo modo, para los pitonisos que intentan predecir crecimientos económicos basándose en modelos matemáticos lineales, cuando el sistema económico (como casi todo) es complejo, no lineal, y como corolario impredecible, cabría recordarles que un minúsculo virus, cuyo surgimiento y expansión era imposible de pronosticar,  ha dado un enorme revolcón a loa economía y posiblemente a muchas empresas multinacionales. Empero todo ello a costa de la pobreza, morbilidad y muerte de parte de la ciudadanía y el terror del resto de los mortales.

Por otro lado aprovecho la ocasión para criticar las noticias de todos los sabios y expertos, incluyendo por supuesto a los propios científicos que, intentan acaparar notoriedad pronosticando el devenir de la pandemia, o de la era “poscovid”, “la nueva (sub)normalidad”, etc. Como adivinos los científicos no suelen dar en el clavo ni por casualidad. Y es que a falta de datos, los pronósticos de los investigadores son tan respetables, como los del Foro Davos o las videntes de la TV y radio. Ya he constatado en ocasiones precedentes que los integrantes de la clase científica  espetan vaticinios que casi nunca se cumplen. Zapatero a tus zapatos.

Ojalá pudiera creerme el gran reseteo que claman, o con el que amenazan, llevara la cordura a nuestra sociedad.  Empero que lo propongan aquellos que se han lucrado a nuestra costa, dando la imagen ahora de “hermanitas de la caridad” o ecologistas……. Si realmente creen lo que dicen, debieran primero pedir disculpas, luego ser juzgados y, finalmente, ceder el poder a los que no nos han hecho comulgar hasta el momento con ruedas de molino”. En la segunda noticia habla el “libre mercado” y ……, no desperdiciéis ni una palabra.

Todo queda pues en suspense, pero con un mosqueo de tres pares de narices……

Juan José Ibáñez

Continúa………..

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Olor a Playa, Maresía, Suelos Hídricos, Comunidades Microbianas y Enfriamiento Climático

suelos-hidricos-y-ciclo-del-azufre 

Suelos hídricos y ciclo del azufre. Fuente: Colaje Imágenes Google

La Biosfera se encuentra repleta de olores y aromas que invaden nuestros sentidos. Unos nos resultarán más placenteros y otros desagradables, como también ocurre con un sinfín de procesos que nos regala Gaia. Ya os hablamos del Olor a tierra mojada, o mejor dicho el olor a suelo húmedo. Hoy, en base a un par de notas de prensa y otro material, lo haremos a cerca del olor a playa o maresía. No obstante adelantemos que este último perfume es tratado en este post por lo que esconde, quien lo produce y lo que implica, es decir, vamos más allá de las cuestiones olfativas y los aromas que la estimulan. Resulta que las emanaciones de poblaciones y comunidades microbianas de algas unicelulares que abundan en los sedimentos marinos o suelos hídricos, proceden en gran medida de la maresía, mientras que ésta genera un potente efecto de enfriamiento climático digno de ser analizado en profundidad en un periodo de calentamiento por ¡culpa de los seres humanos!. Y tal propiedad se genera incrementando la nubosidad que podemos observar. ¡Vaya ecuación!: atmósfera, hidrosfera, biosfera y geosfera, o más concretamente edafosfera. Se trata de un nuevo ejemplo del maravilloso entramado de la vida en el planeta Tierra. He extraído varias noticias en español y una en inglés, la cual también la he traducido al español castellano. Creo que tenéis material suficiente para que os deprima con una larga entradilla.

Suelos y sedimentos han llamado muy poco la atención de la comunidad científica excepto en lo concerniente a la que busca vida en Marte, sin saber realmente que realizaría más eficientemente tal prospección si se conocieran debidamente los suelos y sedimentos terrestres que abundan a nuestro alrededor. Y como corolario de todo ello deviene el error de atribuir erróneamente a un recurso y hábitat el papel/función que en realidad lo llevan a cabo otros. Os dejo pues con el origen  del dimetilsulfoniopropionato (DMSP) y del sulfuro de dimetilo (DMS) que es resultado de la acción esencialmente de algas unicelulares, ocultas en los suelos hídricos. Se explicará también  la maresía, la formación de nubes, algo acerca del ciclo global del fósforo,  y los ya mentados gases de enfriamiento climático. Espero que os resulte de interés.

Juan José Ibáñez

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,

Sobre la Abundancia de los Invertebrados del Suelo y Su Significado: ¿Son los nematodos los animales más abundantes del mundo?: Entre lo posible y la especulación

 nematodos-del-suelo-a-nivel-global

Foto  Nematodos del Suelo: Colaje Imágenes Google

Profeso una enorme simpatía por los invertebrados del suelo y en especial por los nematodos, ya que su estudio en ambientes naturales dio paso a mis primeras investigaciones científicas como profesional. Este es un ejemplo: “Importancia de la Nematofauna Edáfica en los Ecosistemas Forestales y su Dinámica. Análisis Autoecológico de Xenocriconemella macrodora”.

Resulta que se acaba de realizar un inventario a nivel global sobre la abundancia de sus especies, lo cual no deja de ser más que una muy buena noticia. Abajo os dejo una de las notas de prensa (la he escogido en español castellano, ya que se publicaron varias más en inglés). La mayor parte de lo que puede leerse en la nota de prensa me resulta conocido y concuerda con los conocimientos que yo atesoro. Sin embargo, albergo serias dudas sobre algunas de las sentencias, por lo cual me atrevo a escribir este post.   Hace unos 15 años, me peleaba con en un grupo de Expertos de la Unión Europea sobre el taxón mejor candidato, entre los invertebrados del medio edáfico, que pudiera ser indicador de la calidad de los suelos. Los anglosajones siempre sacaban a relucir a las lombrices de Tierra, posiblemente porque las estudio Darwin. Personalmente no estaba de acuerdo y defendía la elección de un grupo taxonómico que fuera ubicuo, es decir que se encontrara en todo tipo de suelos y biomas, sugiriendo los nematodos. ¡No había manera!. Incluso llegué a espetar por qué no incluían una foto de Darwin  y sus lombrices en su bandera patria. Pues bien, mucho tiempo después aún no hay consenso alguno. Abajo podréis leer detenidamente algo más a cerca de su cantidad, abundancia y como sus especies permean/incrustan  a través  de todos los eslabones de la cadena tróficaNo obstante me parece un atrevimiento alegar que son “Los gusanos nematodos son los animales más abundantes de la Tierra y que prefieren los climas templados y frescos, huyendo de los trópicos. Y es aquí, en donde, no solo en el caso de los nematodos, sino que también ocurre con otros grupos taxonómicos, se vierten generalizaciones grandilocuentes con muy poca base empírica. Efectivamente, suele haber más nematodos en los suelos húmedos y ricos en materia orgánica, como también suele suceder con las lombrices, dicho sea de paso.  Es decir “todo apunta” a que desempeñan un papel muy relevante en la descomposición de la materia orgánica. Ahora bien, también la vegetación desprende una abundante biomasa en los biomas tropicales y subtropicales y allí, posiblemente su importancia decrezca, debido a que su rol es reemplazado por otros taxones, como lo son las hormigas y termitas. En estos últimos ambientes, la  necromasa no suele acumularse en los horizontes superficiales, siendo descompuesta más rápidamente y/o arrastrada por los mentados insectos sociales hacia los horizontes más profundos que, de hecho, alcanzan varios metros de espesor, en comparación con esa abundancia mentada en la nota de prensa que tan solo alcanza los primeros centímetros bajo la superficie del suelo. Resulta ser equivalente a rascar el suelo y nada más.  Toda la información de que dispongo (mucha de la cual la he compartido con vosotros en post anteriores) induce a pensar que la ecología de los suelos de clima templado y frios es muy diferente a la tropical y subtropical.  Pero hay más (…..).

El lector profano no sabrá que, efectivamente, los nematodos del suelo no han sido estudiados tan detenidamente como otros taxones. Ahora bien, lo contrario también es cierto, es decir  “mucho más que otros”. La razón resulta ser simplemente pragmática: existen varias especies en el suelo que causan severas plagas en cultivos de gran interés agronómico y forestal y como corolario, hay más taxónomos que estudian nematodos que por ejemplo otros filos que abundan en el medio edáfico, aunque sea en menor medida, como lo son los tardígrados y rotíferos. Se trata de un sesgo utilitarista de las taxonomías que ya os explique en un post hace bastantes años. Y resulta que personalmente constaté como entre los nematodos fitoparásitos, es decir los que interesan en agronomía, los grupos taxonómicos más diversos resultaban ser los que también causaban más daños a los cultivos y las consiguientes pérdidas económicas. Lo mismo ocurría con los tipos de suelos, ya que los más productivos eran los más “diversificados” ¿?.

Estos mismos filos, junto a representantes de otros grupos taxonómicos de animales diminutos, que abundan en el suelo, son en realidad organismos acuáticos (se encuentran en el agua que rodea a las “partículas del suelo”), por lo que también abundan en las aguas corrientes, fondos oceánicos, etc., de los cuales aún sabemos muy poco, tanto a nivel de abundancia como de su  diversidad y rol ecosistémico.  Por lo tanto, los inventarios globales en taxonomía no son precisamente muy representativos de lo que acaece en el suelo y menos aun a nivel global.

Seguidamente os reproduzco, como botón de muestra, lo que se dice en Wikipedia acerca de ciertos taxones de pequeños invertebrados que abundan en el suelo.

Según se puede leer en Wikipedia en lo concerniente a los nematodos: “con más de 25.000 especies registradas y un número estimado mucho mayor, tal vez 500.000, forman el cuarto filo más grande del reino animal por lo que se refiere al número de especies”.

Según se puede leer en Wikipedia el filo de los colémbolos: “Son animales diminutos, ubicuos, que ocupan todos los continentes (incluso la Antártida). Son, probablemente, los animales más numerosos de la Tierra: hasta 62.000 individuos por m2 Se conocen casi 7.900 especies y su registro fósil data desde el Devónico (Rhyniella, Protoisotoma, hace unos 400 millones de años) siendo, pues, uno de los animales terrestres más antiguos“.

Según puede leerse en Wikipedia sobre los ácaros: “Existen casi 50 000 especies descritas, y se estima que existen entre 100 000 y 500.000 especies que todavía no han sido halladas “.

En consecuencia, me parece una temeridad defender que los nematodos, como también otros fila y grupos taxonómicos abundantes en el medio edáfico, son los animales más abundantes de la Tierra. Empero tampoco debemos soslayar que de otros fila o taxones ubicuos o casi ubicuos en el suelo, sabemos mucho menos aun que de los nematodos, ya que no causan problemas agronómicos que atenten contra la soberanía alimentaria. Pero hay más (i): Las estimas, son estimas, y sus números bailan con el tiempo; (ii) los científicos nos comportamos con lamentable frecuencia como ultra-nacionalistas, ya que tendemos a realzan/sobrevalorar por encima de todo el interés de nuestro objeto de estudio, a modo de patria profesional/vocacional.

Sabemos muy poco del ecosistema suelo y, a menudo, se generalizan los resultados de estudios y experiencias, que a la larga se constata que no son representativos para otros ambientes o el conjunto del Planeta. No hay inventarios de biodiversidad completos y menos aún de ecosistemas y en aún en menor medida del papel de los organismos edáficos en los ecosistemas. Sentencias que podréis leer debajo de la guisa “Su papel es clave en la regulación de las dinámicas del carbono y los nutrientes dentro y fuera del ecosistema terrestre” o “(…) muy importante para comprender la “biogeoquímica” de la Tierra y para mejorar las predicciones sobre el cambio climático”, se me antojan  a todas luces fuera de lugar.  Desiderata vacía. Omito hablar ya de cifras sobre carbono respirado  y contemplado como emisiones a la atmósfera” por cuanto en el mejor de los casos proceden de muy pocas experiencias y posiblemente no sean representativas.

Resumiendo, felicito la iniciativa, respaldo “lo ya sabido desde hace décadas”, aunque pongo en entredicho tan grandilocuentes conclusiones. Una investigación que nos permitirá avanzar algo más en el estudio de la ecología de los nematodos en un  universo invisible del bajo nuestros pies del que aun sabemos muy poco para generalizar.

Eso sí, como bien saben muchos nematólogos, una vez más, reitero que este post analiza el contenido de la nota de prensa, no entrando a inspeccionar a fondo el artículo científico, que tan solo es leído por los expertos más cualificados.

Juan José Ibáñez

Continua………

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Escaneando la abundancia y distribución de las raíces de las plantas en comunidades vegetales (“DNA metabarcoding”)

 0-paisaje-y-suelos-de-almeria-post-biomasa-raices

Matorrales de Almería y uno de sus tipos de suelos. Fotos: Juan José Ibáñez

El artículo que vamos a abordar hoy se me antoja muy interesante. Los autores dicen haber analizado y cuantificado la distribución y abundancia en el suelo de las raíces de especies vegetales distintas en un matorral mediterráneo, utilizando técnica genéticas “DNA metabarcoding”. Aclaremos que, cuando se pretende identificar una especie no procariota por su DNA, se utiliza el vocablo Código de barras de la vida o código de barras genético. Sin embargo, si se pretende discernir en una muestra de “algo” las variadas especies allí presentes se usa el vocablo   “DNA metabarcoding”. Debe existir una traducción al español de este vocablo que sea aceptado por los expertos, pero no estoy seguro tras mis pesquisas. Eso sí la técnica ya no es tan novedosa como recalca el “plumillas” en la nota de prensa. Otra cuestión bien distinta sería llevar a cabo tal análisis para discernir y cuantificar los microrganismos asociados a las raíces, es decir sus rizosferas. Me explico. Conforme a la Wikipedia inglesa, de la que he traducido algunos fragmentos que he dejado bajo, junto al original en inglés, que os aclarará las razones. Con los invertebrados, como señalan los autores de la publicación, albergo dudas, ya que muchas de sus especies aún no han sido debidamente descritas. Pero ese es otro tema, como también, el explicaros mis dudas sobre los códigos de barras genéticos. Se trata de asuntos de nuestra incumbencia que dejaremos en otra ocasión/post.

No cabe duda que poder realizar un mapa sobre la distribución y abundancia de las raíces de especies vegetales distintas en una comunidad resulta ser una línea de investigación muy interesante, ya que puede ofrecernos una valiosísima  panorámica de ese universo invisible que atesoramos bajo nuestros pies, y del que desgraciadamente sabemos tan poco. Eso sí, no alcanzo a entrever, sin que por ello sospeche nada, de cómo se puede cuantificar y visualizar la distribución de las raíces si fuera el caso, ya que hablamos de técnicas genéticas, no de imaginería. Empero hablo de la nota de prensa, que no dice nada al respecto. Si sospecho que, a día de hoy, la instrumentación debe ser lo suficientemente onerosa, es decir poco asequible, como para  poder ser usada por la mayor parte de los equipos de investigación, debido a que interviene una empresa cuyo nombre, hay que buscar en Internet y que incluye, por ejemplo, la siguente frasecita: “Diversity analysis of environmental samples with our DNA metabarcoding service”.  En cualquier caso, si todo lo que en la nota de prensa resulta ser cierto, se trata de un nuevo instrumental  que pudiera ayudar mucho a entender esa biomasa de las plantas que, a día de hoy, apenas podemos vislumbrar.

Os dejo pues con la note de prensa, así como con alguna información sobre las técnicas genéticas empleadas, que he extraído de las Wikipedias en Inglés (algunos fragmentos traduciodos al español-castellano) y Española.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , ,

Agricultura Digital

agricultura-de-precision

Agricultura de Precisión. Fuente: Colaje Imágenes Google

Si este fuera un post tan solo redactado para lectores españoles comenzaría diciendo: ¿Agricultura Digital para una España Vaciada?.  Sin embargo no lo es, aunque da igual. Hoy hablamos de lo de siempre: “los mismos perros con diferentes collares”. Como en la sociedad de consumo y despilfarro en las que nos toca vivir, bajo el imperio de una dictadura financiara y multinacionales sin escrúpulos,  se nos intenta adiestrar /instruir /someter con cantos de sirenas y esas posverdades que imperan impunemente a sus anchas. Y aquí entra en juego la Tecnociencia con sus definiciones y objetivos. Porque le tecnociencia es a la ciencia, como la posverdad a la verdad (Las Dos Caras de la Ciencia). Soy de los que defiende que las medias/verdades/mentiras son peor aún que las falacias puras y duras, ya que confunden y engañan mediante un laberinto en el que se mezcla todo tipo de argumentos  que interesan a los intereses inconfesables.

Vivimos en un mundo digital, por lo que lógicamente parte de la tecnología adquirida permea a casi todos los ámbitos del conocimiento, para bien, pero también para mal. Por lo tanto, la agricultura digital no deja de ser más que la agricultura de nuestros tiempos en los países ricos o, la de los grandes hacendados de los Estados pobres y especialmente  de los grandes emporios del agronegocio, que acaparan tierras que no les pertenecen. Durante varias décadas las multinacionales estafaron, no a los agricultores, sino a toda la humanidad con sus falsas promesas de una productividad agraria sustentable que solucionaría el hambre en el mundo y la soberanía alimentaria de todos los países. Ya en 2015, aproximadamente, tanto la FAO como la ONU, reconocieron su rotundo fracaso y un dramático legado: aguas, tierras, clima, ganado, cultivos y nosotros mismos nos encontramos envenenados, gracias en gran parte a la polución de los agrotóxicos. Empero el objetivo de las empresas estriba en vender, lo necesario, lo innecesario, lo espurio e incluso lo venenoso. Las noticias de la prensa, diariamente así lo constatan. Ya hace años se nos comenzó a fustigar con la agricultura de conservación, que a la postre no dejó de ser una que otra falacia de la agroindustria. Pero los cantos de sirena de las multinacionales son un martillo pilón que nos golpea sin cesar.  Y por tanto os recomiendo que antes valorar la posible veracidad de las noticias, un primer filtro estriba en saber quiénes están detrás y de que fuentes beben, cuando y como se las vierten, en que trabajan sus protagonistas, etc. ¡No existe inocencia en nuestro mundo!.

En este blog defendemos que la agricultura ecológica sería el camino a seguir, pero tan solo podría ser sostenible si a la cabeza de nuestras instituciones y gobernantes se sentaran mentes razonables y comprometidas (no se requieren sabios, sino conocimientos y sentido común) en un genuino intento para salir de este sumidero de basura en el que hemos convertido en el Planeta Tierra.

La agricultura digital no deja de ser más que la Agricultura de Precisión (según Wikipedia). Empero en esta Agricultura de Precisión y los suelos que la mantienen (post de 2009) no es oro todo lo que reluce (ver nuestro post de 2010 Agricultura de Precisión, Modelos Digitales del Terreno y Producción Agropecuaria). Como veréis, ha transcurrido una década y nadie alaba un incremento desorbitado en las producciones agrarias a pesar de tanta precisión, como tampoco han disminuido sus negativos efectos ambientales. Ya en 2014 abundamos con el tema al “salir al mercado” otro vocablo estúpido, como os comentamos en el siguiente post:  Agricultura Inteligente y Agricultura de Precisión (Smart agriculture). Empero rápidamente, es decir en 2015, otro nuevo maldito palabro sin contenido había comenzado a popularizarse: Agricultura de Fusión o Granjas de Fusión. También podemos esgrimir los mismos argumentos en lo que concierne a la agricultura digital que esbozamos acerca de lo que aporta la Cartografía Digital de Suelos y Cartografía Predictiva de Suelos respecto a la convencional (ver también: Agricultura de Precisión, Modelos Digitales del Terreno y Producción Agropecuaria. La única diferencia deviene en que conforme nos invaden las nuevas tecnologías, se van añadiendo más y más palabros a nuestro acervo “tecno-incultural”, y ahora son los drones, los big data, la robótica, nanotecnología, Inteligencia artificial y lo que haga falta. ¿Empero ha mejorado la producción agraria en el mundo?. Los indicadores no lo demuestran ¿vale?. Pero, para más INRI, en una de las notas de prensa se puede leer “las últimas técnicas de edición genética en general y el CRIS-PR en particular son una demanda constante para poder competir en condiciones de igualdad”. Es decir que para competir en condiciones de “igualdad” (¿o superioridad?, mejor dicho) volvemos a tocar los genes con una herramientas que los propios científicos califican, hoy por hoy, de peligrosa e impredecible.

Entre aquellos argumentos constamos que, para ser hoy un agricultor necesitamos anexar a nuestras granjas y propiedades un nuevo edificio repleto de artefactos tecnológicos de todo tipo, así como personal con formación universitaria y de ingeniería altamente cualificada, como podéis comprobar al leer las noticias que os reproduzco abajo.  Sería algo así como una fusión de lo que se demanda en la siguiente nota de prensa: “Estos son los profesionales más buscados en 2019”. Digámonos claro, la sociedad actual ha puesto al carro delante del burro. En otras palabras la industria debería estar para servir a la sociedad, y no al revés, como podréis constatar al leer el material que os proporcionamos hoy.

Como también podréis comprobar abajo, nos prometen, nuevamente tanto el rendimiento, como la producción agraria, como la sostenibilidad. Todos los palabros de moda, de debida referencia para llamar la atención, son añadidos inmisericordemente al discurso. ¿Y quién lo hace?. Como podréis observar, las empresas fabricantes, los organismos oficiales que deben proporcionar nichos para promocionar la tecnología nacional, algunas multinacionales y algún colega que pasaba por allí.  Ante tal apabullamiento cabría preguntarse: ¿Y quién financia todo esto? ¿Cómo consigo yo tener tal acaparamiento de dinero, conocimientos científicos y tecnológicos?. No os dejéis engañar, se trata de propaganda para vender y vender, y vender y así siempre estaremos manipulados y pidiendo prestamos hasta que la muerte nos separe de tanta estulticia. Pero el lector avezado observará también, en alguna línea, el acopio de información que desean hacer de nuestras producciones y fincas, por parte de ciertas ¿benefactoras? Empresas.

No defiendo en modo alguno que muchas tecnologías sean o puedan llegar a ser  francamente útiles en ciertos casos, circunstancias y territorios.  Y en tales ocasiones bien venidas sean. También observéis que en las notas de prensa se habla mucho de predecir: ¿Predecir?. ¿Se puede predecir el tiempo?. ¿Puede predecir el agricultor una plaga causada por una especie invasora? ¿Puede predecir la contaminación del agua que llega a sus predios, ya sea por accidentes, vertidos incontrolados, etc., etc?. Estos vendemotos intentan hacer creer que se puede predecir todo cuando en realidad es muy poco.  Actualmente el vocablo predicción se utiliza con tanta ligereza que comienza a carecer de sentido. No es lo mismo, por ejemplo, saber la meteorología con unos escasos días de antelación, y otra bien distinta la producción final de una cosecha. ¿Verdad?.

Empresas, eventos y negocios, eso es de lo que se habla abajo, de vender al agricultor productos masivamente muy caros y en la mayor parte de los casos prescindibles. Aquí la única sostenibilidad que olfateo es la de los beneficios de las empresas y mercaderes del agronegocio, y los que aterrizan  por primera vez con sus nuevos juguetes, como los drones y la “Inteligencia IA”, francamente muy “Artificial”.

Adicionalmente, existe el riesgo que nuestros jóvenes agricultores y ganaderos dirijan su interés hacia la tecnología despreciando el conocimiento experto de los campesinos. Un buen día, por un conflicto, o un desastre natural/artificial, se va la eelectricidad, fallan los satélites y ¿Qué ocurre?. Bajo estas circunstancias formamos una legión de analfabetos. ¡Ni más ni menos!.

Os dejo ya la noticia, ya que leer tales notas informa mucho más que una definición. Y reitero, no estoy en contra de las nuevas tecnologías cuando se hace uso de las mismas con sentido común, prudencia y apelando principio de precaución. Pero lo que leeréis abajo es márquetin puro y duro.  ¿Cantos de Sirenas!.

Y una vez más os dejo con los testimonios timoratos de esos “entes” que se frotan las manos pensando en engañarnos para arrebatarnos los ya más que escasos recursos económicos de que disponemos. Y recordar el texto Es puro marketing, ni más ni menos. Pero reitero todo es útil cuando se utiliza con sentido común.  Eso sí, más tecnología y menos puestos de trabajo, es decir más pobreza ciudadana.

Juan José Ibáñez

Continua……

(más…)

Etiquetas:

Hacia un concepto oficial de la “Salud del Suelo” (ITPS 2020- Día Mundial del Suelo)

salud-del-suelo-itps-fao-2020

Salud del suelo. Fuente: ITPS 2020-FAO-2020)

El 5 de diciembre de 2020 se celebrará el día mundial del suelo. Se trata de una iniciativa que se celebrará todos los años, como viene siendo costumbre desde 2015. Tanto la FAO (GPS), como la ONU, entre otras instituciones internacionales apoyan tal iniciativa, siendo participes de la misma. El tema escogido para esta celebración resulta ser la biodiversidad del suelo. En consecuencia, vamos a ir mostrándoos una serie de materiales interesantes, que reproduciremos  de las páginas Web correspondientes. Sus contenidos son muy didácticos, por los que los reproduciremos íntegramente, o, cuando sea el caso, traduciremos del suajili al español castellano. No comentaremos nada, para no confundir a los lectores potenciales. Si algún post lo requiriera, cambiaríamos el título el título, añadiendo otros contenidos ajenos indicando la fuente de cada uno. La entrega de hoy lleva por título: “¡Towards a definition of soil health! o  Hacia una Nueva definición de la salud del Suelo, y ha aparecido en el nuevo boletín del El Panel Técnico Intergubernamental de Suelos (ver abajo la referencia). Abajo podéis leer este didáctico documento. Podéis preguntaros porqué reproduzco una noticia como esta. La razón es muy sencilla. Se trata de unos materiales que sirven a los docentes del mundo Latinoamericano (incluyendo España y Portugal), los cuales no tienen por qué estar supervisando en Internet lo que se cuelga de cada Portal. También la hemos traducido del inglés al español-castellano No se trata  de suplantar, sino de divulgar la importancia de la biodiversidad del suelo. Y aquí me paro. Eso sí, en este caso concreto albergo muchas reservas sobre la idoneidad de introducir tal jerga en edafología, y ya critique en nuestra bitácora sus serias carencias en varias ocasiones.  Pero en este contexto ese es mi problema. Como veréis, la nueva definición pretende ser oficial y que reemplace a las múltiples precedentes, si bien  adolece de muchos de los defectos de las que le preceden.  Abajo podéis leer este material íntegramente ¿Que es la salud del Suelo?

Juan José Ibáñez.

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , , , ,