‘Ecología y Biogeografía post posteriores a agosto de 2009’

Comunidades microbianas del suelo, falta de nutrientes, sistemas complejos y cambios de comportamiento

comunidades-del-suelo-y-comportamiento-oscilatorio

Fuente: Colaje Imágenes Google

Las comunidades del suelo pueden cambiar abruptamente de comportamiento al enfrentarse a estrés ambientales. Tales cambios pueden ser inesperados y sorprendentes. En los sistemas complejos se trata de un proceso frecuente que da lugar a la emergencia de comportamientos y estructuras asombrosas. Así pues a Sistemas dinámicos complejos,comportamientos complejos, (Sistemas dinámicos no lineales). Obviamente la falta de nutrientes en el suelo resulta ser una fuerza motora muy poderosa. En los siguientes post que editamos hace ya algunos años, os explicamos un caso fascinante, es decir como microorganismos unicelulares generan estructuras pluricelulares con diferenciación de pseudo-órganos: (i) La Inteligencia de los Mohos del Suelo y su Papel en los Ecosistemas; (ii) Mohos Mucilaginosos del Suelo: La Difusa Frontera entre los Organismos Unicelulares y Pluricelulares (iii)  Mohos Mucilaginosos del Suelo: La Difusa Frontera entre los Organismos Unicelulares y Pluricelulares y (iv) Los Mohos Mucilaginosos del Suelo: Ciclo de Vida en Videos.

Hoy os explicamos un caso relacionado con un organismo aún más simple, esa bacteria del suelo a la que se denomina Bacillus subtilis. Cuando escasea su alimento, los biofilms (biopelículas) que forman crecen hasta un umbral en los que súbitamente comienzan a oscilar, de alguna manera, como os muestro en la figura que encabeza este post. Tales dinámicas oscilatorias son bastante habituales en los sistemas complejos. Si me permitís que sea aún más coloquial….. “falta la comida debajo del suelo y se genera espontáneamente una gran revolución estructural”, como lo harían en la biota aérea e incluso las sociedades humanas.

Antes de finalizar debemos rectificar algún aserto redactado por el plumillas de turno. Veamos, los biofilms son o suelen ser comunidades que asocian en una matriz muchas bacterias de diferentes clases, no afectando a una sola, por lo general.  Y peor aún, cuando uno lee la noticia, da la impresión que los biofilms tan solo los produce Bacillus subtilis. Se trata de una aserción totalmente falsa. Por ejemplo, el color oscuro de algunos clastos y fragmentos de roca de los desiertos (pavimentos) resultan ser biopelículas bacterianas compuestas por numerosas especies. Empero desde el punto de vista de la salud pública, la multirresistencia bacteriana a los antibióticos, la generan bacterias patógenas que, a menudo, se protegen en el seno de biopelículas que se adhieren a muchas superficies.

En cualquier caso, os recomiendo leer la nota de prensa que os deparará algunas sorpresas inesperadas.   También he recogido dos vídeos sencillos, aunque en inglés, sobre comportamiento oscilatorio.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

¿Mejoran la calidad del suelo los fertilizantes biológicos?

biofertilizantes-y-tecnonegocio 

Fuente: Colaje Google imágenes

 Ya os he comentado en más de una ocasión el auge de los biofertilizantes y sus presuntos beneficios, como en el siguiente post: “Microorganismos Eficientes o Efectivos (EM) y Rehabilitación de Suelos”. También se publican estudios que se me antojan tan estúpidos en sus contenidos como para entender que solo puedo tacharlos de propaganda o marketing encubierto. Por ejemplo, partiendo de la siguiente  noticia: “Demuestran que la combinación de dos bacterias mejora la salud de las plantas”, elaboré el correspondiente post “calidad del suelo, fertilizantes biológicos, biofertilizantes, mejora de calidad,”. El problema estriba en que la indagación actual ya no se basa tanto en los principios de la ciencia, como en los de esa extraña y deforme criatura a la que denominamos tecnociencia. Y bajo el imperio de la última separar el grano de la paja, resulta endiabladamente difícil, cuando no imposible. En consecuencia, resulta estimulante leer notas de prensa como esta, cuyo título en castellano vendrá a decir ¿Los aditivos ayudan al suelo? Como podréis leer abajo tanto en suajili como en mi traducción al castellano, la entrevistada contesta lo que desde un principio cabría esperar y para bien.  La respuesta viene a ser, frecuentemente no, a veces sí y de vez en cuando generan daños medioambientales. Seguidamente recalca lo que ya suponíamos muchos, bien pudiéramos estar ante un nuevo modelo de negocio, cuyos pilares científicos, son demasiado frágiles para ser considerados genuinos avances científicos y no “la princesa prometida”. También acertadamente compara estos “organismos denominados benéficos/beneficiosos, con las especies invasoras que tanto nos inquietan, y con razón.  

Si aplicáramos el sentido común y los conocimientos ecológicos adquiridos durante un par de siglos, el tema resulta ya perturbador desde el principio. No son muchos los casos bien fundados en los que la introducción de nuevas especies en los ecosistemas les ayudan a repararse de algún daño previamente sufrido. Por el contrario, abundan los que denuncian perturbaciones de gran calado, o simplemente no se adaptan y desaparecen al no ser competitivas con la biota del lugar.  Si leéis detenidamente la nota de prensa, comprobareis que vengo defendiendo es ¡lo mismo que ella!, pero con diferentes palabras. Eso sí, aquí se trata de producir alimentos, que no de la salud de los ecosistemas. Empero las empresas que comercializan estos productos, nos hablan casi de sus poderes milagrosos, a la hora de restaurar la “armonía ecológica”, aumentar la productividad de las cosechas y como no, garantizar la soberanía alimentaria, y todo lo que se les ocurra.

Ya hablemos de ecosistemas naturales, o de sistemas agrarios, la introducción de nuevas especies, debe hacerse con suma cautela. Un biofertilizante puede tener efectos positivos en algunos tipos de suelos y bajo ciertos tipos de manejo, y los opuestos en otros. La naturaleza muestra que a menudo son neutralizados por las especies residentes en la zona, aunque si logran medrar, llegan a generar estragos. Todo este asunto concierne a la ecología de las comunidades, ya se encuentren sobre el suelo o en su seno. Nadie ha logrado demostrar que la ecología microbiana se base en principios ecológicos distintos que la de seres vivos de mayor tamaño. Dudo mucho también que la ecología sub-aérea diste de la aérea, en cuanto a sus leyes. Pues bien, Miranda Hart, nos cuenta su experiencia, que a mí me ha resultado especialmente estimulante.

No existen remedios milagrosos. Como los medicamentos, en algunos casos  solucionan la dolencia, en otros no y finalmente en ocasiones hacen morir al paciente. Y me viene a la mente la experiencia que me contaron en Cuba en diciembre de 2012. Debido a que entre su débil economía y los malditos bloqueos de países “enemigos” no pueden comprar pesticidas, ni a penas fertilizantes, todo es ecológico por “pura necesidad (la mejor forma para evitar engaños), reciclándose al máximo, lo cual depende tanto de los escasos recursos que atesoran como de la imaginación.  Pues bien, ante la imposibilidad de adquirir esos mágicos fertilizantes, se pusieron a experimentarlow cost”, estúpido anglicismo traducido del Chino “todo a cien: barato, barato”.   Quiero decir que ante la falta de medios, pero no de imaginación y voluntad, recolectaron muestras de suelos de diferentes lugares, mezclándolas con diversos  productos/desechos locales a reciclar. Seguidamente llevaban a cabo unos cócteles/ una especie de compostaje en grandes recipientes. Tras el periodo o periodos que consideraban oportunos, extraían los diferentes líquidos con sus inóculos, rociando diversas parcelas con ellos. Luego sembraban y observaban el rendimiento de los cultivos con cada “biofertilizante casero”, respecto al control. Tal tipo de investigación atesora al menos dos ventajas, al margen de que así raramente te publiquen un “paper”. La primera deviene en que no dependes de agentes externos que te vendan como oro, posiblemente veneno, y además tengas que pagar dinero por ello.  Empero por otro lado, los posibles microorganismos beneficios son locales, por lo cual raramente podría hablarse de especies invasoras. Y así “con el tiempo y una caña, hasta los verdes se alcanzan”. ¿¿??.

Sin embargo, no lo dudéis, el debate suele ganarlo, o al menos la primera batalla de una guerra, quien atesora más recursos económicos y/o, de poder, y/o de márquetin. De cualquier modo, hasta las fraudulentas multinacionales del agronegocio están siendo paulatinamente acorraladas. Empero si cambiamos la economía actual por otra aparentemente ecológica, bajo el mismo modelo de negocio que fomenta la dictadura financiera, preparémonos  para otro largo y estúpido debate  bajo los nauseabundos dictados de la tecnociencia ” Francamente yo elijo el modelo cubano y vislumbro que al final la clave estará en los sencillos, claros, breves y rotundos comentarios que abajo podréis leer de Miranda Hart.  

Continua…….

Juan José Ibáñez

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Agricultura Intensiva y Pandemias

pandemia-y-agricultura-intensiva

Agricultura Intensiva y Pandemias. Foto: Colaje Imágenes Google

 ¡Que pereza!, ¡Qué preocupación!, ¡Qué indignación!. La Pandemia Covid-19 nos ha dado un buen revolcón a todos, ya seamos ciudadanos, instituciones, economía, y un largo etc. De todas ellas no se cual es peor. Ya abundaré algún día, por cuanto que ante la bobalización de nuestro sistema socioeconómico, los ciudadanos estamos respondiendo con otra del mismo calibre, aunque algunos, no pueden decir lo mismo ante la falta de medios y las mil y una penurias arrastradas desde siembre.  ¡Qué indignación!. Pero a lo que vamos, ya que atónito desde hace meses que apenas escribo un post aunque mis “reservas” podrían permitir que lo hiciera durante un año más, sin teclear en el PC.

Y ayer, 16 de Agosto de 2020, en Madrid se manifestaron los negacionistas de lo evidente, de lo certero. No hay más ciegos que los que no quiere ver y sordos que los que no desean escuchar. ¿Racionalidad y sentido común?. Adiós, ante el miedo y teoría conspiranoicas. Yo solo me creo lo ue personalmente me interesa. Así va el mundo. ¡Somos un vergüenza!

Cuando ocurren este tipo de terremotos, causados por nuestra incuestionable estulticia, casi todos temblamos, menos los mequetrefes del botellón y la juerga, que son tan tontos como para creer que ¡esto no va con ellos!. ¡Ya pagareis las consecuencias, ya!, cuando vuestros parientes no tengan dinero para pagar vuestras peligrosas juerguistas. Vivo en el centro de Madrid y no puedo dar crédito ante la insensatez y falta de cerebro de muchos conciudadanos, aunque en especial los jóvenes. Insensatamente están tornando su futuro en ruina.

Parece ser que los científicos tampoco nos quedamos cortos. Ante este Pandemia, como cuando ocurrió la del SIDA, todo advenedizo se lanza a publicar.  ¿Y si no tiene datos?. ¡No pasa nada!. Existen dos posibilidades: (i) ensamblar un modelito predictivo y vaticinar, lo que casi con toda seguridad no va ocurrir y (ii) especular (ellos dirían las reflexiones de los sabios) sobre el futuro de cualquier cosa en la era post-pandémica. ¡Reitero!: ¡Cualquier cosa!. Eso sí, si perteneces a una institución reputada, hasta las revistas de mayor prestigio, te abren el corredor de una autopista sin peaje. La nota de prensa que os ofrecemos hoy, traducida al español-castellano, es producto de un artículo previo publicado en Nature. ¿Y qué nos dice?. ¡Nada de nada, que no sea ya archiconocido!, obviedades, una detrás de otra. Desde el principio de la Pandemia, numerosos investigadores denunciaron que la causa profunda del actual estropicio que se encuentra  generando ese pequeño bichito al que denominamos amigablemente SARS-CoV-2, resultaba ser la depredación por parte de la antroposfera sobre la ya maltratada biosfera y su biodiversidad.  Empero ante la “insostenibilidad” de la dictadura financiera que nos domina, el cambio climático, degradación ambiental, contaminación masiva de todos los recursos naturales, así  como los problemas de todo tipo que tales desmanes generan la salud pública de la población humana, las mentadas campanadas de alarma vienen repicando sin cesar,  al menos durante la última década. Incluso la Propia Organización mundial de la salud –OMS- tiene una página Web sobre zoonosis y medio ambiente. Zoonosis: “Se dice de cualquier enfermedad propia de los animales que incidentalmente puede comunicarse a las personas.”. Y de eso va la noticia, que tan solo adolece de un pequeño defecto. Lo han dicho hasta las musarañas con bastante antelación. Tampoco debemos olvidar que soslaya otros factores, al incidir esencialmente en la agricultura.

Necesitamos ser más respetuosos con el medio ambiente, abandonar la agricultura industrial y en especial esa intensísima interacción, en espacios pequeños, entre animales y seres humanos.

 Hoy os ofrecemos una noticia que lleva por título “La agricultura intensiva aumenta el riesgo de pandemia”. Es decir defiende que o somos más respetuosos con la biosfera, o destruiremos nuestro hábitat global. ¡Trivialidad ecológica!. Sin embargo, al menos este susto, o tragedia a escala global (a saber cuales terminan siendo las consecuencias, sin fallar “atinadamente” como resultado de apelar a modelitos de simulación”) sirva para reforzar que, o giramos actuando en consecuencia, o la biosfera nos volteará como si fuéramos muñecos de peluche.

Empero si comemos insaciablemente y seguimos destruyendo tierras marginales para su puesta en cultivo, ya que suelos fértiles no quedan, ¿Qué se puede hacer?. Y aquí la nota de prensa no nos dice nada. De hecho da lugar a pensar que o nos acogemos a dietas estrictamente hipocalóricas hasta que nos quedemos famélicos, y de este modo logremos retrasar algún tiempo la agonía, o….. ¿Qué?. Y resulta ser justamente este ¿Qué?, el que me causa una honda preocupación.  Tenemos dos, tres, cuatro, cinco…… problemas por resolver, antes de empezar. Superpoblación, inasumibles desigualdades sociales (nacionales e internacionales) en el reparto de la riqueza, una dictadura financiera que debemos hacer desaparecer, por cuanto atesora el control de todo lo que ocurre, ya que cualquier cosa es convertible en sus desquiciadas mentes como “un modelo de negocio” que reclama “emprendimiento” y bla, bla, bla.

Pues bien, ante este tipo de artículos, todos ofrecen alternativas, todos creer tener en sus mentes el santo Grial. Y aquí los defensores de primero la tecnología ( tener dinero para adquirirla. Por supuesto) y luego “de todo lo demás” pueden frotarse las manos, volviendo las supuestas buenas intenciones del artículo, en una especie de virus infeccioso que actuaría a modo de bomba de relojería contra la sociedad. Veamos, sin ser exhaustivos.

“La evolución de los cultivos puede seguirse mediante al arsenal de sensores remotos que “atesoramos”.  Los jornaleros que recogen las cosechas, serán reemplazados por ingenios robóticos apoyados por una agricultura inteligente repleta de instrumentación, y que a la postre generará menos puestos de trabajo y como corolario más pobreza en el mundo. ¿Y si se extinguen las abejas y otros vitales polinizadores de nuestras especies cultivadas? ¡No preocupéis! Varias multinacionales están al acecho de crear diminutos drones que las reemplacen.  Y así podríamos seguir “ad neuseam”. Empero, entonces que hacemos los humanos corrientes?. Caben varias alternativas como (i) fallecer por el coronavirus, (ii) seguir confinados ¿¿?? (iii) o ser emprendedores ¿?.  Estas son las cuestiones que pueden desprenderse desde este inocuo y insustancial artículo.

Empero como defendemos la agricultura ecológica, abajo os dejo una tormenta de noticias que la FAO ha publicado y recopilado para añadirla al Internet FAO COVID-19 website. Nadie quiere quedarse atrás de a la hora de manifestarse como seriamente preocupados. Dicho de otro modo, el giro agroecológico puede tornarse en un juego de malabarismos tecnológicos propios de la tecnociencia que nos ha conducido hasta aquí.

Hoy si tenéis material en abundancia sobre el COVID y la agricultura, gracias a la FAO.  Empero recordar que las epidemias zoonoticas han existido como un azote para la humanidad, desde siempre, como ya os comenté en otros post. Lo único que hemos logrado demostrar a los espectros de nuestros antepasados, es que no se trata de tecnología, ya que lo estamos haciendo igual o peor que en pandemias precedentes de la misma guisa que acaecieron siglos tras, cuando ni se sabía lo que era un microbio.

Uff ¡Qué pereza!. ¡Cuanto me ha costado”, no decir nada.

Juan José Ibáñez

Continúa…..

(más…)

Etiquetas: , , ,

Biodiversidad del Suelo, Micorrizas, Bacterias: Obviedades, Novedades y Contradicciones (bases de datos y grandes redes de investigación)

biodiversidad-del-suelo-micorrizas-bacterias

Colaje Imágenes Google

 En un principio, cabría suponer que el uso de redes de investigación compuestas por numerosos científicos y bases de datos con miles de muestras, debieran dar lugar a obtener resultados más sólidos y fiables que los defendidos por grupos pequeños o equipos individuales. Permitirme que os comente que no siempre es así. Más aun, con harta frecuencia, ocurre lo contrario. Llevo casi tres décadas en tales menesteres y se lo que me digo. Posiblemente sea un tema para ser abordado en otro post dada un importancia, aunque resulta ser un tanto complejo.  Últimamente veo publicar en revistas de mucho prestigio artículos elaborados bajo estas premisas y francamente, detecto obviedades de principiantes, extrapolaciones temerarias, y tan solo alguna que otra sorpresa. Ahora bien, las novedades pueden encontrarse bien fundadas o no.  En las dos noticias que os ofrecemos hoy, y que dan cuenta de sendos “papers”, podréis observar que una se encuentra firmada por dieciséis autores y la otra por ocho. Existen otras que incluso superan con creces tales cifras. Hace un par de décadas, los documentos firmados por tantos autores solían ser rechazados por las mentadas editoriales, ya que los propios editores alegaban que no era de rigor. ¿Quiénes de ellos realmente habían hecho el trabajo?, ¿quiénes figuraban sin haber hecho nada, o al menos nada al menos relevante?. De hecho, se generó una gran polémica, más aun por cuanto el número de autores que firmaban una publicación concreta, aumentaba en paralelo, al crecimiento anual de “papers” que bate récords sin cesar anualmente.  ¡Muchos no es sinónimo de mayor calidad o fiabilidad que pocos!

 Empero las bases de datos, como he comentado, no se encuentran exentas de problemas. No es infrecuente que en diversos laboratorios usando los mismos protocolos se obtengan resultados excesivamente dispares, incluso en el proceso de calibración, es decir usando las mismas muestras de suelo. Otras veces los instrumentales no son equiparables, mientras que en ocasiones son los criterios de los investigadores y la destreza de los técnicos de los diferentes laboratorios, los que pueden ser cuestionados. Obviamente un problema no excluye al otro. A veces, tan solo resulta necesario que un par de laboratorios entre veinte de una red ofrezcan resultados deficientes para que las estadísticas, y como corolario las conclusiones que pueden desprenderse de ellas, den lugar a genuinos disparates. Ni crítico, ni denostó, sino que explico mi propia experiencia en el seno de Europa, en iniciativas que afectaban a todos sus países. Empero tampoco se puede negar que con vistas a llevar a cabo evaluaciones y estudios de extensos territorios se requiera la acción concertada de diversas instituciones y una plétora de investigadores. No lo niego. Por lo tanto se trata tanto de un serio problema científico, como de una advertencia al lector. ¡Ser prudentes!, y no os dejéis impresionar por las cifras.    

 En uno de los artículos, se menciona la vital importancia de la simbiosis entre árboles y micorrizas, como si fuera un descubrimiento novedoso. No lo es, se trata de una mera trivialidad, a la que los autores embadurnan con apelaciones al cambio climático, secuestro de carbono etc.  De hecho, en nuestra categoría “biología y ecología del suelo”, podéis encontrar decenas de post que abordan estudios previos que defienden lo mismo una y otra vez, ya que sin tal simbiosis la biosfera emergida sería muy distinta. Tan solo el siguiente comentario se me antoja digno de ser tenido en cuenta (al margen de los mapas que muestran los autores en la publicación original): “(….) .

 Por su parte, la segunda noticia sorprende, al defender que las comunidades fúngicas del suelo serían menos diversas de lo que se decía demostrar hasta la fecha. Resulta llamativo que cuando los expertos engrosan la lista de nuevas especies de organismos que habitan en el medio edáfico incesantemente, esta investigación sugiera todo lo contrario. Podría ser, no lo niego, si bien mantengo serias reservas. No obstante, tomo algunas de las sentencias y las pego con vistas a que observéis detenidamente tantos palabros condicionales: “apuntan”, “sugiere”, “suponemos”, “puede permitir”, “también puede”. Demasiadas conjeturas, y varias de ellas  con escasa solidez científica. Por cierto, es bien conocido, y ya expusimos en este blog” que muchos hongos depredan invertebrados como son los nematodos.   Ninguna novedad en el horizonte.

 Una nueva investigación muestra que las comunidades microbianas en los suelos de todo el mundo son menos diversas de lo que se sugirió anteriormente. (….) las muestras de suelo albergan grandes poblaciones microbianas, ya que la mayoría de los hongos se encuentran en muestras de todo el mundo que pertenecen a algunas especies comunes (….) con hongos generalistas menos dominantes apuntan a un número significativamente mayor de genes relacionados con la tolerancia al estrés y la captación de recursos en los hongos dominantes, lo que sugiere que podrían ser mejores para colonizar una amplia gama de entornos”. Dada la notable versatilidad de las interacciones mostradas por estos linajes de hongos, suponemos que poseer capacidades tróficas flexibles puede permitir que algunos taxones dominantes ocupen múltiples nichos ambientales”, (…) Los científicos determinaron que las especies de hongos carnívoros eran sorprendentemente comunes. Las especies de hongos son capaces de colonizar y comer las canales de insectos muertos. Pero la misma especie también puede colonizar las raíces de las plantas.

 Finalmente cabe señalar como actualmente sabemos que una buena parte de las especies de microrganismos que habitan en el suelo no pueden aislarse en el laboratorio. Del mismo modo, no se especifica, en estos estudios la profundidad del muestreo (¿hasta que profundidad desde la superficie se obtuvieron las muestras?),ya que, a menudo cada horizonte del suelo atesora sus propios ensamblajes pluriespecíficos. Por último dejar constancia de que al ir añadiendo nuevas técnicas y procesamiento de datos a la hora de determinar especies, suele ser usual que no se puedan comparar los resultados de diferentes investigaciones directamente. Y me calló ya que al revisar uno de los artículos he detectado demasiadas lagunas y ambigüedades, ¡demasiadas!

 Os dejo puyes con el material, que no deja de aportar observaciones interesantes entre un mar de brumas.  

 Juan José Ibáñez

 Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Cambio De Paradigma o el Decrecimiento Económico frente al Crecimiento. Esperanza para la Humanidad y el Planeta

consumismo-y-glogalizacion

Consumismo y globalización. Fuente: Colaje imágenes Google

Si el primer artículo que os mostramos hoy hubiera intentado haber sido publicado en la misma revista un par de años antes de la crisis económica de 2007, dudo mucho que no fuera rechazado en cinco minutos. Ya lo advertimos desde el nacimiento de esta bitácora en 2005, que vivimos en un mundo insustentable, se mire por donde se mire. Solo las mentes retorcidas y cegatas como las de Milton Friedman y sus secuaces economistas, junto a políticos codiciosos eran capaces de generar un sistema tan irracional como pernicioso, excepto para unos pocos. Y por ello al primero le otorgaron el Premio Nobel. Es decir insistimos en que bajo la aparentemente benefactora globalización subyacía soterradamente una bobalización económica de calibre descomunal (“La Decadencia de Occidente y el Colapso del Estado del Bienestar (Y la Ciencia de por Medio”; post de 2011 aunque no el primero). Ya al inicio de la recesión económica, en 2008, escribimos otro post en la misma línea: “Crisis Económica y Cambio Climático versus Blogs y Pobreza en el Mundo”. Empero los codiciosos mentecatos seguidores de Milton, debieron pensar “a palabras necias oídos sordos”, de estas estrategias no sacaremos provecho. La cuestión resulta ser que los necios eran ellos (….) y si tan solo el problema hubiera estribado en su estrechez mental (…). Empero una codicia infinita siempre ha andado detrás de los que buscan el poder, caiga quien caiga.

El problema estriba ahora en arrancarles de sus posiciones de poder e intentar que sean suplantados por mentes lúcidas y sensatas. El daño a la biosfera ya está hecho, el daño a los seres humanos ya está hecho, se han malgastado veinte años, empero todo puede seguir empeorando hasta un punto de no retorno. Y ahora como fruto de la degradación ambiental (que ya no discute casi nadie) hoy sacude al mundo una pandemia descomunal, y no lo dice este bloguero, sino los propios organismos internacionales. Empero obras son amores y no buenas razones. Una cuestión es cotorrear y otra bien distinta pasar a la acción ¿verdad? Hemos hablado hasta la saciedad del cambio climático (“¿Porque Decir Cambio Climático y no Degradación Ambiental?”). Y tras treinta años de concienciación seguimos en babia: “COP 25 ¿Qué cabe esperar?. ¡Nada!, ¡Nada de Nada!”. Empero aún permanece otro factor del que nadie desea discutir a pesar de su enorme gravedad:  “Cambio Climático, Degradación Ambiental, Demografía y Envejecimiento”. Pero a lo que vamos. La primera noticia traducida del suajili al español castellano, que os reproducimos abajo, lleva el tibio título de La crisis del cambio climático requiere una economía global menos orientada al crecimiento. Sin embargo al leerla comprobaréis que su contenido es mucho más duro, y yo lo comparto. Por fin se habla de decrecimiento. El consumismo al que nos han impelido la dictadura financiera es el principal causante del estado del Planeta y de nuestra civilización. ¿Y qué decir de la ciencia?. Pues bien, el problema no es la ciencia sino la nauseabunda tecnociencia en que se ha convertido el quehacer investigador, casi siembre servil con los poderes fácticos. Permitirme ahora que adelante unas breves frases de la primera noticia que os exponemos abajo:

los economistas y los consumidores no pueden aspirar a la riquezamaterial y la sostenibilidad simultáneamente” (….) la búsqueda de riqueza termina siendo un impedimento importante para frenar el calentamiento global y reparar los ecosistemas dañados de la Tierra (….) es peligroso y conduce a la destrucción a escala planetaria” (….) Con vistas a protegernos del empeoramiento de la crisis climática, debemos reducir la desigualdad y desafiar la noción actual de que las riquezas” (…) los ciudadanos más ricos del mundo tienen la mayor parte de la culpa de los problemas ambientales del planeta (….) ofuscarse en impulsar el crecimiento económico e inhibir los cambios sociales necesarios (.…) El consumo de los hogares ricos en todo el mundo es, con mucho, el determinante más fuerte, y el principal acelerador del aumento de los impactos ambientales y sociales mundiales (….) Para abordar el problema del consumo excesivo por parte de los ciudadanos más ricos del planeta, los investigadores sugieren que se podría usar una variedad de impuestos que frenen los comportamientos de gasto y modifiquen los patrones de inversión (….) Los defensores del ‘decrecimiento’ van un paso más allá y sugieren un cambio social más radical que aleje nos del capitalismo actual a acerque a otras formas de gobernanza económica y social” (….) un ingreso básico garantizado demás de una reducción de las horas de trabajo” (…) un nivel que entre dentro de los límites planetarios, mientras se satisfacen las necesidades humanas” (….)

Como podéis observar, estos “sabios en la Revista Nature” abogan por un cambio radical del modelo económico actual hacia otro respetuoso con el medio ambiente, que erradique las desigualdades sociales y la pobreza. La felicidad no nos la otorgan los medios materiales (puro consumismo)  sino el bienestar mental, salud ciudadana y necesidades básicas satisfechas.

¿Han hecho falta decenios para que nuestros sabios (resabiados) reconozcan que 2+2 =4?. Francamente no creo que lleguemos a tal cuota de bobalización, sino que las evidencias hablan por sí solas, mientras que Nature se afana por “hacer caja” (ganar más y más dinero)  y este comienza a ser un trending topic.

La segunda noticia es fruto de una entrevista a otro Premio Nobel de Economía, quien de un modo más diplomático nos viene a decir más de lo mismo. Por la que os la dejo traducida sin más. Y aquí sí, la mente de un economista debe cerrar las bocas de todos los que nos denostan, acusándonos de iletrados, a la hora de defender ese bodrio de sistema económico que sufrimos y del que nos quejamos amargamente.

Os dejo pues con la noticia, tanto más cuando no somos pocos los que llevamos también décadas defendiendo tal aparente novedad.

Juan José Ibáñez

¿Porque Decir Cambio Climático y no Degradación Ambiental?

Continúa…………

Climate change crisis requires less growth-oriented global economy
by Brooks Hays; Washington DC (UPI) Jun 19, 2020

Economies and consumers can’t aspire to both affluence and sustainability, researchers warn in a new paper, published Friday in the journal Nature Communications.

Hundreds of studies have highlighted the challenges facing the planet’s climate, biodiversity and food systems — global warming, pollution, habitat loss — but few have focused on the relationship between Earth’s climate and ecological crises and the planet’s growth-oriented economies and the pursuit of affluence.

Many economists, business leaders, policy makers and even a few climate scientists have suggested technological advances will see planet Earth and its economies through the climate crisis — continuing economic growth but with a smaller carbon footprint.

But a new paper by an international team of scientists argues such predictions ignore the realities of economic and environmental history.

The authors claim the pursuit of affluence is a major impediment to curbing global warming and repairing Earth’s damaged ecosystems.

“Our paper has shown that it’s actually dangerous and leads to planetary-scale destruction,” Julia Steinberger, a professor of ecological economics at the University of Leeds in Britain, said in a news release. “To protect ourselves from the worsening climate crisis, we must reduce inequality and challenge the notion that riches, and those who possess them, are inherently good.”

La crisis del cambio climático requiere una economía global menos orientada al crecimiento

Por Brooks Hays; Washington DC (UPI) 19 de junio de 2020

Los investigadores advierten en un nuevo documento, publicado el viernes en la revista Nature Communications, que los economistas y los consumidores no pueden aspirar a la riqueza y la sostenibilidad simultáneamente.

Cientos de estudios han resaltado los desafíos que enfrenta el clima, la biodiversidad y los sistemas alimentarios del planeta (calentamiento global, contaminación, pérdida de hábitat), aunque muy pocos se han centrado en la relación entre el clima de la Tierra y las crisis ecológicas y las economías orientadas al crecimiento imperantes actualmente en el planeta y la búsqueda de riqueza material.

Muchos economistas, líderes empresariales, formuladores de políticas e incluso algunos científicos climáticos han sugerido que  en el futuro los avances tecnológicos y económicos estarán condicionados en nuestro planeta  a causa de la crisis climática, buscándose un crecimiento económico continuo, si bien con una huella de carbono menor.

Pero un nuevo artículo de un equipo internacional de científicos argumenta que tales predicciones ignoran las realidades de la historia económica y ambiental.

Los autores afirman que la búsqueda de riqueza termina siendo un impedimento importante para frenar el calentamiento global y reparar los ecosistemas dañados de la Tierra.

“Nuestro artículo ha demostrado que en realidad es peligroso y conduce a la destrucción a escala planetaria“, dijo en un comunicado de prensa Julia Steinberger, profesora de economía ecológica en la Universidad de Leeds en Gran Bretaña. “Con vistas a protegernos del empeoramiento de la crisis climática, debemos reducir la desigualdad y desafiar la noción actual de que las riquezas y para quienes las poseen son inherentemente positivas”.

For the study, researchers looked at the drivers of consumption across the world’s largest economies, as well as the role of technology in the pursuit of sustainability.

“In our scientists’ warning, we identify the underlying forces of overconsumption and spell out the measures that are needed to tackle the overwhelming ‘power’ of consumption and the economic growth paradigm — that’s the gap we fill,” said lead study author Tommy Wiedmann, professor of environmental engineering at the University of New South Wales in Australia.

Analysis of economic and energy-use trends over the last four decades showed that wealth growth has continuously outpaced efficiency gains.

“Technology can help us to consume more efficiently — to save energy and resources — but these technological improvements cannot keep pace with our ever-increasing levels of consumption,” Wiedmann said.

The new research also highlighted what many critiques of climate change mitigation plans have pointed out — that the world’s wealthiest citizens shoulder most of the blame for the planet’s environmental problems.

The wealthiest citizens have the largest carbon footprint and apply the greatest negative pressure to natural resources, researchers said.

“Consumption of affluent households worldwide is by far the strongest determinant – and the strongest accelerator — of increased global environmental and social impacts,” said study co-author Lorenz Keysser, researcher at ETH Zurich in Switzerland.

But authors of the new study suggest it is not just individual attitudes about affluence that must change. They also note that all of the world’s largest economies are designed to prioritize growth, which they call problematic.

“The structural imperative for growth in competitive market economies leads to decision makers being locked into bolstering economic growth, and inhibiting necessary societal changes,” Wiedmann said. “So, we have to get away from our obsession with economic growth — we really need to start managing our economies in a way that protects our climate and natural resources, even if this means less, no or even negative growth.”

To address the problem of overconsumption by the planet’s wealthiest citizens, researchers suggest a range of taxes could be used to alter spending behaviors and shift investment patterns.

A la hora de llevar a cabo este estudio, los investigadores analizaron las fueras conductoras del consumo en las economías más grandes del mundo, así como el papel de la tecnología en la búsqueda de la ansiada sostenibilidad.

“En la advertencia de nuestros científicos, identificamos las fuerzas subyacentes del consumo excesivo y detallamos las medidas que se necesitan para abordar el abrumador ‘poder’ del consumo y el vigente paradigma del crecimiento económico, esa es la brecha que llenamos“, dijo el autor principal del estudio Tommy Wiedmann, profesor de ingeniería ambiental en la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia.

El análisis de las tendencias económicas y de uso de energía en las últimas cuatro décadas mostró que el crecimiento de la riqueza ha superado continuamente las ganancias de eficiencia.

La tecnología puede ayudarnos a consumir de manera más eficiente, para ahorrar energía y recursos, pero estas mejoras tecnológicas no pueden seguir el ritmo de nuestros niveles actuales, progresivamente más consumistas“, dijo Wiedmann.

La nueva investigación también destacó lo que muchas críticas de los planes de mitigación del cambio climático han señalado: que los ciudadanos más ricos del mundo tienen la mayor parte de la culpa de los problemas ambientales del planeta.

Los ciudadanos más ricos tienen la mayor huella de carbono y aplican la mayor presión negativa a los recursos naturales, dijeron los investigadores.

El consumo de los hogares ricos en todo el mundo es, con mucho, el determinante más fuerte, y el principal acelerador del aumento de los impactos ambientales y sociales mundiales“, dijo la coautora del estudio Lorenz Keysser, investigadora de ETH Zurich en Suiza.

Más aún los autores del nuevo estudio sugieren que no solo las actitudes individuales sobre la riqueza deben cambiar. También señalan que todas las economías más grandes del mundo están diseñadas para priorizar el crecimiento, lo que llaman problemático.

El imperativo estructural para el crecimiento en economías de mercado competitivas lleva a los encargados de tomar decisiones de ofuscarse en impulsar el crecimiento económico e inhibir los cambios sociales necesarios“, dijo Wiedmann. “Por lo tanto, debemos alejarnos de nuestra obsesión con el crecimiento económico; realmente necesitamos comenzar a administrar nuestras economías de una manera que proteja nuestro clima y nuestros recursos naturales, incluso si esto significa un crecimiento menor, nulo o incluso negativo“.

Para abordar el problema del consumo excesivo por parte de los ciudadanos más ricos del planeta, los investigadores sugieren que se podría usar una variedad de impuestos que frenen los comportamientos de gasto y modifiquen los patrones de inversión.

Some scientists estimate that the world’s economies will actually need to shrink in order to stave off ecological disaster.

“‘Degrowth’ proponents go a step further and suggest a more radical social change that leads away from capitalism to other forms of economic and social governance,” Wiedmann said.

“Policies may include, for example, eco-taxes, green investments, wealth redistribution through taxation and a maximum income, a guaranteed basic income and reduced working hours,” Wiedmann said.

While there is disagreement on what must be done, authors of the new paper claim there is no doubt that current economic trends are unsustainable.

“The strongest pillar of the necessary transformation is to avoid or to reduce consumption until the remaining consumption level falls within planetary boundaries, while fulfilling human needs,” researchers wrote in the new paper.

“Avoiding consumption means not consuming certain goods and services, from living space (overly large homes, secondary residences of the wealthy) to oversized vehicles, environmentally damaging and wasteful food, leisure patterns and work patterns involving driving and flying.”

Algunos científicos estiman que las economías del mundo realmente necesitarán contraerse si deseamos evitar un irreversible desastre ecológico.

Los defensores del ‘decrecimiento’ van un paso más allá y sugieren un cambio social más radical que aleje nos del capitalismo actual a acerque a otras formas de gobernanza económica y social“, dijo Wiedmann.

“Las políticas pueden incluir, por ejemplo, impuestos ecológicos, inversiones ecológicas, redistribución de la riqueza a través de los impuestos y un ingreso máximo, un ingreso básico garantizado demás de una reducción de las horas de trabajo“, dijo Wiedmann.

Si bien existe desacuerdos a cerca de lo que debe hacerse, los autores del nuevo artículo afirman que no hay duda de que las tendencias económicas actuales son insostenibles.

“El pilar más fuerte de la transformación necesaria estriba en evitar o reducir el consumo hasta que el nivel un nivel que entre dentro de los límites planetarios, mientras se satisfacen las necesidades humanas“, escribieron los investigadores en el nuevo artículo.

“Evitar el consumo significa no consumir ciertos bienes y servicios, desde el espacio habitable (hogares demasiado grandes, residencias secundarias de los ricos) hasta vehículos de gran tamaño, alimentos perjudiciales para el medio ambiente y derrochadores, patrones de ocio y patrones de trabajo que involucran conducir y volar“.

Build a better, greener world economy after pandemic: Stiglitz
By Manon BILLING; Paris (AFP) June 19, 2020

Business as usual is not an option once the world emerges from the coronavirus pandemic, according to Nobel laureate economist Joseph Stiglitz, who wants new climate-laced metrics to measure growth beyond the blunt instrument of GDP.

Interviewed by AFP, Stiglitz said the debilitating effects of COVID-19 worldwide offered governments a chance to forge a green recovery with a new emphasis on fairness.

“And it shouldn’t be just going back to where we were,” he said.

“GDP does not take into account the inequalities, the lack of resilience or the lack of sustainability. What we want to do now is to lead the economy in a direction that reflects all these concerns.”

Stiglitz, winner of the Nobel prize for economics in 2001 who served as a top adviser at the World Bank and in Bill Clinton’s White House, has long argued that gross domestic product is far too broad a measure.

A decade ago, he co-chaired a commission convened by the French government that recommended a new approach encompassing metrics for sustainability and a “green GDP”.

“We argued for a dashboard,” he told AFP, “We pointed out that if we had had better measures, we would have had a better sense of the damage that the 2008 crisis was doing.”

Today, “the most important indicator is the impact of greenhouse gas emissions”, Stiglitz said.

“What we’ve been learning more about is the multiple manifestations of climate change, in terms of for instance how it will affect extreme weather events. What we have learned is the complexity in climate change itself.”

Stiglitz is not alone in demanding a break with the past as the world strives to overcome a pandemic that has so far killed more than 450,000 people and infected at least eight million, according to an AFP tally.

- ‘No spare tyres’ -

Shutdowns sparked by the outbreak have led to dizzying declines in growth rates and mammoth government bailouts in a number of countries, especially in Europe and the United States.

Some of the rescue packages have come attached with strings demanding companies refocus their investment plans on strategies to fight climate change. An overarching plan was unveiled Thursday by the International Energy Agency and International Monetary Fund.

The project aims to boost GDP growth by 1.1 percentage points, “save or create” nine million jobs, and slash CO2 emissions by 1.5 billion tonnes in each of the next three years.

Construir una economía mundial mejor y más verde después de la pandemia: Stiglitz

Por Manon BILLING; París (AFP) 19 de junio de 2020

Los negocios como siempre no son una opción una vez que el mundo emerge de la pandemia de coronavirus, según el economista ganador del Premio Nobel Joseph Stiglitz, que quiere nuevas métricas relacionadas con el clima para medir el crecimiento más allá del instrumento contundente del PIB.

Entrevistado por AFP, Stiglitz dijo que los efectos debilitantes de COVID-19 en todo el mundo ofrecieron a los gobiernos la oportunidad de forjar una recuperación verde con un nuevo énfasis en la equidad.

“Y no debería ser solo regresar a donde estábamos”, dijo.

El PIB no tiene en cuenta las desigualdades, la falta de resistencia o la falta de sostenibilidad. Lo que queremos hacer ahora es liderar la economía en una dirección que refleje todas estas preocupaciones”.

Stiglitz, ganador del premio Nobel de economía en 2001 que se desempeñó como asesor principal en el Banco Mundial y en la Casa Blanca de Bill Clinton, ha argumentado durante mucho tiempo que el producto interno bruto es una medida demasiado amplia.

Hace una década, copresidió una comisión convocada por el gobierno francés que recomendaba un nuevo enfoque que abarcara métricas para la sostenibilidad y un “PIB verde”.

“Pedimos un tablero”, dijo a la AFP, “señalamos que si hubiéramos tenido mejores medidas, habríamos tenido una mejor idea del daño que estaba causando la crisis de 2008″.

Hoy, “el indicador más importante es el impacto de las emisiones de gases de efecto invernadero“, dijo Stiglitz.

“De lo que hemos estado aprendiendo más es de las múltiples manifestaciones del cambio climático, en términos de, por ejemplo, cómo afectará los eventos climáticos extremos. Lo que hemos aprendido es la complejidad del cambio climático“.

Stiglitz no está solo en exigir una ruptura con el pasado mientras el mundo se esfuerza por superar una pandemia que hasta ahora ha matado a más de 450,000 personas e infectado al menos a ocho millones, según un recuento de AFP.

- ‘Sin neumáticos de repuesto’ -

Los cierres provocados por el brote han provocado descensos vertiginosos en las tasas de crecimiento y enormes rescates del gobierno en varios países, especialmente en Europa y Estados Unidos.

Algunos de los paquetes de rescate se han vinculado con cadenas que exigen que las empresas reorienten sus planes de inversión en estrategias para combatir el cambio climático. La Agencia Internacional de Energía y el Fondo Monetario Internacional dieron a conocer un plan general el jueves.

El proyecto tiene como objetivo impulsar el crecimiento del PIB en 1,1 puntos porcentuales, “salvar o crear” nueve millones de empleos y reducir las emisiones de CO2 en 1.500 millones de toneladas en cada uno de los próximos tres años.

IEA Executive Director Fatih Birol said world leaders have a “once-in-a-lifetime opportunity” to reboot their economies and tackle global warming at the same time.

But those goals continue to pull against each other, Birol acknowledged, pointing to lessons learned from the global recession triggered by the 2008 collapse of the US housing market.

Stiglitz, who has extensively criticised the laissez-faire policies that led up to 2008, said the current crisis had again exposed short-sighted thinking.

“We created an economy without spare tyres, without extra hospital beds, we didn’t do pandemic preparedness, we didn’t do a lot of the things that would have enabled us to respond to the pandemic,” he said.

“It’s not that we could have prevented it, but we could have had a much more resilient economy, more able to respond to that.”

Stiglitz said there were grounds for hope now, especially in the European Union, whose executive arm is pushing a five-year “Green Deal” as part of a strategy to achieve “carbon neutrality” by 2050.

But the plan remains hostage to other financial pressures, as EU leaders squabble over a coronavirus recovery plan worth 750 billion euros ($843 billion).

The 2050 goal is “attainable” and “very positive”, Stiglitz said.

“But it’s not enough to have that aspiration. You have to actually start spending the money. And obviously the pandemic is being a big impetus to begin spending the money.”

Stiglitz said he backed proposals by both the European Commission and by US presidential contender Joe Biden to impose a tax on carbon-intensive goods from abroad.

“I think this is something that needs to be implemented. Of course it would have to be used in a non-protectionist way,” the economist said.

El Director Ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, dijo que los líderes mundiales tienen una oportunidad única en la vida” para reiniciar sus economías y enfrentarse al calentamiento global simultáneamente.

Sin embargo, Birol reconoció que esos objetivos continúan en conflicto unos contra otros, señalando las lecciones aprendidas de la recesión global provocada por el colapso del mercado inmobiliario de Estados Unidos en 2008.

Stiglitz, quien criticó ampliamente las políticas de laissez-faire que condujeron a 2008, dijo que la crisis actual había vuelto a demostrar su miopía.

Creamos una economía sin neumáticos de repuesto, sin camas de hospital adicionales, no hicimos preparación para una pandemia, no hicimos muchas de las cosas que nos hubieran permitido responder a la pandemia actual”, dijo.

“No es que pudiéramos haberlo evitado, pero podríamos haber tenido una economía mucho más resistente, más capaz de responder a este tipo de retos”.

Stiglitz dijo que ahora hay motivos para la esperanza, especialmente en la Unión Europea, cuyo brazo ejecutivo está impulsando un “Acuerdo Verde” de cinco años como parte de una estrategia para lograr la “neutralidad de carbono” para 2050.

Pero el plan sigue siendo rehén de otras presiones financieras, ya que los líderes de la UE se pelean por un plan de recuperación de coronavirus por valor de 750 mil millones de euros ($ 843 mil millones).

El objetivo para 2050 es “alcanzable” y “muy positivo”, dijo Stiglitz.

Pero no es suficiente tener esa aspiración. Debes comenzar a gastar el dinero. Y obviamente la pandemia está siendo un gran impulso para comenzar a gastar el dinero“.

Stiglitz dijo que respaldó las propuestas de la Comisión Europea y del contendiente presidencial estadounidense Joe Biden para imponer un impuesto a los bienes con alto consumo de carbono del exterior.

“Creo que esto es algo que debe implementarse. Por supuesto, tendría que usarse de una manera no proteccionista”, dijo el economista.

Etiquetas: , , ,

El extraordinario efecto en los ecosistemas Polares de los suelos ornitogenéticos

nitrato-de-chile-y-fertiliad-del-antartico 

Fuente: Arriba imágenes tomadas por Juan José Ibáñez, abajo Google imágenes

La nota de prensa que abordamos hoy se me antoja curiosa y muy interesante, pudiendo considerarse como una continuación de un post que redactamos hace nueve años y que lleva por título: “Las Aves y los Suelos (Suelos Ornitogénicos): El valor del Guano, que posiblemente sea el mejor fertilizante del mundo.  Empero va mucho más allá al mostrar que el guano es esencial para el funcionamiento natural de los ecosistemas terrestres antárcticos. Este fertilizante natural depositado por pingüinos, focas y otros animales desencadena una serie de procesos que fertilizan el medio natural en aquellos gélidos lugares, haciendo prosperar musgos y líquenes, así como creando abundantísimas comunidades de organismos del suelo, más allá de donde se deposita. Y así los animales mostrados y otros semejantes generan suelos denominados ornitogenéticos y estos a su vez generan ecosistemas mucho más ricos en nutrientes. Por lo tanto sin esta tipo de edafotaxa, los paisajes de suelos antárticos serían menos productivos y biodiversos.  En cualquier caso cabe mentar que tal proceso acaece también hasta los trópicos, cuando a la megafauna aludida la dejan medrar a la orillita del mar. De hecho, al menos algunas de las culturas precolombinas de la costa del Perú ya daban buena cuenta del guano con vistas a fertilizar sus áridos territorios costeros.   

 Ya os comenté, en aquel post, como son las heces de estos animales imprescindibles para completar el ciclo reproductivo de las aves que las eyectan. Las heces, es decir el guano se cumula en sus colonias, aportando ricos nutrientes al suelo. Tales excrementos ricos en nitrógeno, que a la postre es asimilado por la vegetación, lixiviado al agua, o evaporado a la atmósfera en forma de amoniaco. Ahora resulta que, según los autores: “el amoniaco es recogido por el viento y arrastrado hacia el interior del terreno emergido, y este se abre camino en el suelo, proporcionado el nitrógeno que los productores primarios necesitan para sobrevivir en este paisaje“, generalmente cubierto de musgos y líquenes. Sin embargo tal proceso cubre una extensión que supera ampliamente el área de las colonias de focas y pingüinos. Puede defenderse pues de que esta megafauna causa islas de biodiversidad y fertilidad al formar sus propios ,suelos, indispensables para completar su ciclo de vida. En la mentada noticia puede leerse también que: “los ecosistemas polares tienden alcanzar una altisima abundancia de invertebrados en comparación con los ecosistemas de latitudes medias (…)  Un círculo de nutrientes, conocido como la huella de nitrógeno, rodea la colonia. Lo que ha sorprendido a los científicos reside en que extensión de dicha huella no parece encontrarse relacionada con las condiciones climáticas, sino que depende en gran medida de la cantidad de animales presentes en las colonias. Utilizando esta información, Bokhorst y su equipo pudieron mapear puntos calientes de biodiversidad en toda la península (..).Hallamos una fuerte asociación entre la presencia de colonias de pingüinos y la biodiversidad de invertebrados terrestres. La presencia y el tamaño de las colonias de pingüinos se pueden cuantificar a través de satélites”.

Abajo os dejo la noticia original y mi pedestre traducción al español-castellano. Ahora bien, en último lugar os dejo su contenido traducido mucho más correctamente por Agencia SINC (La Ciencia es noticia). Os recomiendo este página Web sobre prensa científica en general.

No puedo evitar avocar mis viajes infantiles de Madrid al pueblo de mi Madre en Alicante. Las estrechas y maltrechas carreteras de hace cincuenta años se encontraban jalonadas de carteles entre los cuales, como en el mosaico que os expongo al comienzo de la entradilla, aparece una que se repetía sin parar en el curso de aquellos tortuosos e interminables viajes, en coches sin refrigeración que apenas superaban los 60 Km/hora. Nos referimos al márquetin utilizado para comercializar en España el guano, conocido también por nitrato de Chile (y al parecer, del mismo modo por Nitro del Perú). Las dos fotos superiores son de mi propia cosecha, justamente tomadas en las Islas Ballesta de las tórridas tierras de Paracas en Perú.  

 No obstante cabría añadir otro elemento a la ecuación en el que no han reparado de los autores.   Lamentablemente hemos contaminado las aguas con todo tipo de compuestos hasta convertir nuestras las extensas masas de agua en un  vertedero azul y una repugnante plasticosfera. En consecuencia, vía cadena trófica, las focas, pingüinos y demás de fauna asociada, que consumen pescado contaminado por todo tipo de venenosos aditivos de origen antrópico, al margen de enfermar y alterar su ciclo de vida, si no se pone remedio, depositarán un guano repleto de contaminantes y entre ellos microplásticos.   Los autores del estudio han reparado en otros riesgos que podréis leer seguidamente, pero no en este, que resulta ser de gran relevancia, en mi opinión.  

 Os dejo ya pues con la noticia que interesará tanto a los amantes de la ecología como de la edafología.

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,

Paisajes agrarios y biodiversidad: Retornando al pasado para alcanzar la sostenibilidad perdida

0-pasejes-agrarios-retornando-al-pasado

Fuente: Google Imágenes, J.J. Ibáñez y J.L. González Rebollar

Entre tanta denuncia, redactar post como el que os mostramos hoy eleva los ánimos. Sin embargo, personalmente, también alimenta mi nostalgia. Posiblemente muchos de vosotros, más jóvenes que yo, no  lo entendáis. Júbilo, ya que por fin aparece alguna rendija que pudiera del lugar al retorno de la cordura. Melancolía por cuanto ya desde muy joven, atisbé, intelectual y visualmente,  los restos que permanecían de aquel naufragio causado por la agricultura industrial y los cánticos falsamente embelesados de la revolución verde de los años 60. Es decir la que terminó arrasando nuestros terroir o terruños, paso a paso, o como diría Antonio Machado, golpe a golpe, verso a verso. A mis 23 años, cuando entré con una beca predoctoral en el CSIC, la atmósfera de una Escuela Española de Ecología de los Paisajes Culturales y Agroecología emanaba sus fragancias en mi instituto, y yo quedé prendado de su principal figura, es decir  Pedro Montserrat Recoder. Nuestro paisaje es cultura e historia, y la cultura hace el paisaje, como nos lo explicaba sabiamente Pedro. Efectivamente los paisajes agrarios y su biodiversidad fueron en Europa, hasta la década de los sesenta del siglo XX, mucho más hermosos y ricos en todos los sentidos. Y me retornan a la cabeza “los Cantares de Antonio Machado”: “Hace algún tiempo en ese lugar, donde hoy los bosques se visten de espinos, se oyó la voz de un poeta gritar, “Caminante no hay camino, se hace camino al andar… golpe a golpe, verso a verso”.. Reitero que los paisajes culturales previos a la revolución agraria industrial eran enormemente ricos y variados. Empero esa envenenada revolución verde tornó la frondosidad en desierto y monotonía, envenenándola de paso. Y así, las dehesas de clima mediterráneo menguaron en extensión, mientras que bocages de los biomas templado húmedos, prácticamente desaparecieron. Del mismo modo la agricultura en mosaico de la montaña retrocedió hasta casi su práctica extinción. Así pues:  ¿agricultura ecológica o una agricultura industrial?;¿agriculturas tradicionales o agricultura industrial?”. Sin embargo, “el debate acerca de las agricultura ecológica y las tradicionales también se encuentra viciado. A pesar de todo, como ya os comenté en otro post: “ agricultura moderna es alimento y veneno para el hombre y la biosfera”, actualmente la balanza se inclina a retornar a esos principios abandonados en aras de un mal entendido progreso que ha conllevado miles de problemas (“pérdida de biodiversidad”, resistencia a los herbicidasy un interminable etc.) , a la par que añadido una montaña de arena al problema del denominado cambio climático.

Hoy os vamos a mostrar dos noticias traducidas al español-castellano que versan sobre estos temas. La primera abunda en nuestra pensamiento, si bien sus autores desempolvan, sin saberlo, las tesis de esas raíces anteriormente mentadas, como la de que la cultura hace paisaje”, que hemos defendido muchos durante décadas ante el desprecio, de la agroindustria, tocagenes y administraciones. La segunda nota de prensa muestra un interesante estudio acerca del balance entre rendimientos de la producción y pérdida de biodiversidad. Los datos resultan ser muy clarificadores.

¿Agricultura ecológica, conocimiento campesino o etnoagricultura?. En mi opinión todas se  encaminan en la misma dirección, siendo fértil estudiar y aplicar combinaciones, según ambiente y objetivos.   No debemos olvidarnos de que por fin se reconoce que “los policultivos son más rentables que Los monocultivos”. De hecho, la primera nota de prensa se me antoja un calco de la “agricultura ecológica-oriental, es decir, del método de Masanobu Fukuoka (ver su libro de libre acceso en Internet”). Digamos para finalizar esta entradilla que, del mismo modo ha terminado por reconocerse que la diversidad de esos paisajes culturales puede llegar incluso a sobrepasar la biodiversidad natural.

 Juan José Ibáñez

Continua………
Y me retorna la nostalgia al terminar. Recordemos de nuevo a Antonio Machado y su hermosísima interpretación musical con la voz y composición de Joan Manual Serrat:…

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Mercurio como contaminante global y posibles vías para la mitigación de su impacto

mercurio-contaminacion-deposicion

Fuente Colaje imágenes Google

La nota de prensa que os mostraremos hoy lleva por título: “Identifican un proceso que reduce la presencia de mercurio oxidado en la atmósfera”. En ella se expone una nueva propuesta metodógica con vistas a paliar sus dramáticos efectos sobre la biosfera, salud humana y, como no, los suelos que tanto nos interesan. En ella puede leerse por ejemplo, como: El nuevo proceso de fotólisis solar reduce el mercurio oxidado a mercurio elemental, dando lugar a un incremento importante del tiempo de vida de este metal en nuestra atmósfera y, por tanto, un aumento en las distancias que puede alcanzar desde los puntos de origen. El trabajo, que se publica en la revista Nature Communications, plantea una nueva opción para destruir este metal en la atmósfera y aportar cambios en su ciclo de vida en los ecosistemas terrestres y marinos. Ahora bien, se trata especialmente de evitar o mitigar sus efectos a larga distancia. También os exponemos otra noticia en la que los autores defienden que las cenizas, blancas o negras, que se depositan sobre el medio edáfico, tras los incendios forestales, podrían unirse a las formas reactivas de este elemento químico (especialmente en la ceniza a la que denominamos carbón negro o carbón vegetal), transformándolo en otras no reactivas, manteniéndolo en suelos y sedimentos, evitando así su liberación y contaminación en las aguas.

Ya hemos hablado de la contaminación por mercurio en diversas ocasiones. Incluso en algunos post explicamos que sus efectos dañan la salud humana desde tiempos ancestrales. Empero el impacto humado ha generados enormes emisiones de tal metal pesado hasta límites alarmantes. Dado el ciclo del mercurio y su transporte a enormes distancias de las fuentes de emisión, algunos expertos lo califican como contaminante global.  Abajo os exponemos ambas notas de prensa, así como bastante material con vistas a que entendáis, tanto de forma didáctica como técnica, cuales son las fuentes de mercurio, sus procesos de deposición en suelos y sedimentos, pero también lo efectos e impactos en los suelos, la vegetación etc.  Obviamente, del mismo modo os detallamos los post más relevantes que hemos publicado por el tema (no se trata de repetirse una y otra vez). Tener presente que, aunque, en el título de estas últimas no aparezca, en sus contenidos sin hablamos del mercurio, metal pesado, pero que muy pesado, en todos los sentidos. Espero que os sirva de introducción a alguno de vosotros. Gracias al Portal troposfera que, junto con Wikipedia, son las fuentes del material más didáctico que podréis leer abajo.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

La quema de los rastrojos de las cosechas: Implicaciones en la contaminación, salud humana y cambio climático

quema-rastrojos-y-contaminacion

Fuente: Colaje Google imágenes

 La contaminación y calidad del aire de las grandes urbes es materia de preocupación mundial. Son millones los ciudadanos que anualmente enferman o fallecen a consecuencia de este gravísimo deterioro ambiental. Y entre las grandes ciudades del mundo, me “llueven” las noticias que conciernen a Nueva Delhi y Beijín. Por ejemplo leer esta noticia.: “El aire de Nueva Delhi está tan contaminado que respirarlo equivale a fumar 45 cigarrillos al día”. La nota de prensa sobre la que versa el post que os mostramos hoy abunda en el tema, aunque va mucho más allá. El estudio se me antoja francamente interesante. Ahora resulta que el veneno que se respira allí, no obedece tan solo a las emisiones urbanas e industriales sino a también a la quema de los rastrojos agrícolas a nivel regional y con intensidad regional.  La noticia se encuentra también redactada, como para no tener que trabajar mejorando “algo” las pésimas traducciones de los ingenios tipo Google. Seré pues breve.

Ciertamente, he mentado dos ciudades que tienen el dudoso honor de encontrarse en la vanguardia del “top ten”  de mega-urbes inhabitables. Existen muchas más en el SE asiático. Sin embargo los países del denominado estado del bienestar/malestar no son ajenos a este problema, estando sus autoridades y ciudadanos muy reocupados. Así se restringe el tráfico, el acceso a las grandes ciudades por vehículos desde la periferia, etc. etc. Vivir en las ciudades resulta a todas luces insalubre. Por eso yame he comprando una casa en el campo para mi retiro.

Empero hay más. Si la quema de restrojos produce demasiado carbón negro, emitiéndose de paso otros gases nocivos para la salud y el calentamiento climático, debería calcularse en que magnitud a escalas locales y regionales. En lo que concierne al calentamiento de la atmósfera, la escala global resulta ser, incuestionablemente, la más pertinente. La investigación llevada a cabo debe ser motivo de consternación, preocupación y merecedora de investigaciones muy serias.  En hora buena a los autores.

Juan José Ibáñez

Continua……

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Diversidad y carga para una ganadería más sustentable: Lecciones del pasado

dehesas-y-poliganaderia

El ganado de las dehesas incluido este bloguero. Fotos: Juan José Ibáñez

La presente entradilla debe ser considerada como una continuación del post previamente publicado y que llevaba por título: “Paisajes agrarios y biodiversidad: Retornando al pasado para alcanzar la sostenibilidad perdida”. En este último encontraréis información complementaria. Sin embargo, en ambos casos nos topamos con el mismo problema. Si la prensa da por extraordinariamente novedosas, conclusiones archiconocidas desde hace más de medio siglo: ¿Qué puede uno pensar? Pues vamos allá, aunque dando un pequeño rodeo.

José Luís Gonzales Rebollar, experto en ecología pastoral y estimación de carga ganadera, fue merecedor del Premio de Andalucía de Medio Ambiente a su trayectoria profesional. Al margen de este hecho, es un más que entrañable amigo personal. Sus investigaciones sobre carga ganadera en España han sido un hito, por los caminos que ha abierto, como lo es el caso de demostrar que una de las mejores estrategias con vistas a limpiar el monte y los cortafuegos de maleza estribaría en desbrozarlas con ganado, previa siembra con especies pratenses del lugar. Tales estudios y algunos más, le aportaron galardones como el que podréis leer abajo. Por su parte a Teodoro Lasanta, otro excelente científico, le conocí hace varias décadas  y mantuvimos colaboraciones conjuntas en la de los 90 del siglo pasado. Luego, como consecuencia de caminar por diferentes “vías pecuarias” de investigación, con el tiempo y la distancia perdimos el contacto. ¿Y a qué viene toda esta desiderata ahora? Simplemente me basaré primordialmente en algunos de sus estudios con vistas a replicar el contenido de la nota de prensa, que parece novedosa aunque no lo es, en absoluto, al menos en sus conclusiones: “Más diversidad de ganado para mantener la biodiversidad y el funcionamiento de nuestros ecosistemas”: En principio, la única novedad estribaría en que se abordan de suelos, empero tampoco resulta ser el caso. Como veréis más abajo, también yo personalmente he publicado a cerca de la repercusión sobre el medio edáfico de la ganadería múltiple en sistemas agrosilvopastorales. Sin embargo, no soy el único ni mucho menos. Quizás la indignación que en estos momentos padezco, proceda de la siguiente frase de los autores entrevistados en la aludida nota de prensa: “Nuestros resultados son de vital importancia para mejorarla gestión de zonas de pastoreo en un mundo sobrepoblado”. Pues miren ustedes ¡No, No, y No!, ya que hace ya sesenta años que el pastoralismo, al menos el mediterráneo, dio buena cuenta de ello. Otra cuestión bien distinta estriba en que muchos jóvenes hispanoparlantes tengan alergia a leer estudios publicados en su propia lengua. Llegado a este punto, mejor me callo.

Estoy seguro, y sé que otros muchos colegas también, de que la nota de prensa da cuenta de una investigación en la que se han obtenido conclusiones semejantes en China. ¡Bien venido!  Tampoco me enoja que se publiquen estos resultados en una revista tan prestigiosa como el PNAS, como si se tratara de conclusiones sorprendentemente novedosas. Empero la modestia, como también conocer adecuadamente los antecedentes bibliográficos, son siempre preferibles a la arrogancia y posverdades. Siento una enorme tristeza de que ya los edafólogos en sentido estricto, y la mayoría de los pastoralistas que antaño abundaron, hayan sido erradicados de mi Institución, para que a la postre otros repiquen campanas ajenas. 

Durante la década de 70 y 80 del Siglo XXI, sistemas, como a los que se refiere la noticia que ha dado lugar a este post, despertaron el interés del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MaB) patrocinado por la UNESCO. Como os comenté en ese post anterior al que previamente he aludido, el pastoralismo ibérico se encontraba preparado para afrontar el reto gracias principalmente a una Escuela Española de Ecología de los Paisajes Culturales y Agroecología, en la cual destacaron  el IPE del CSIC con Pedro Montserrat Recoder, a la cabeza. “La cultura hace el paisaje”. Empero parece que sus trabajos y muchos más,resultan invisibles para las nuevas generaciones de científicos.  

Por mi parte, ya os comenté, en otra ocasión, que mi primera publicación científica, a finales de los años 70 del siglo pasado, fue acerca de las dehesas: “Propuesta de ordenamiento de los agrosistemas de dehesa en la Península Ibérica”, en la que ya se hablaba, por ejemplo, del uso de estos sistemas agrosilvopastorales para la obtención de “biofuel”, en un periodo en el que los precios de los combustibles fósiles generaron serios problemas económicos. Otras publicaciones posteriores, versaban sobre profundizar en el consabido efecto benéfico del pastoreo, con diversas especies ganaderas, sobre las propiedades del suelo, sus comunidades de invertebrados, etc., así en el propio pasto. Abajo os dejo las referencias y los enlaces para que podáis también analizar aquellos resultados. Pero a lo que vamos…. 

Teodoro Lasanta, del Instituto Pirenaico de Ecología del CSIC, dice mucho en poco espacio, acerca del papel que debe desempeñar del pastoralismo con múltiples especies ganaderas en el siguiente artículo:Pastoreo en áreas de montaña: Estrategias e impactos en el territorio”. Abajo os dejo, una pequeña porción del texto. Os ruego que la comparéis con el contenido de la nota de prensa y valoréis la novedad de la publicación de marras. Como comprobareis de lo que los autores nos hablan es de la Facilitación, proceso descrito por Lasanta y que hace referencia a otros previos, algunos de la década de ¡1960!. Nadie dudábamos de ello.

En fin…. Os dejo ya con estas noticias y material adicional sobre el tema. Si  bien, con mi secuestro de un fragmento de la publicación de Lasanta bastaría.  

Juan José Ibáñez

Continúa………

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , ,