El crecimiento de la inmigración en España

España es desde hace siete años el país de la Unión Europea al que más inmigrantes llegan. En 2004, por ejemplo, a España llegó uno de cada tres inmigrantes a la Unión Europea. Así lo desvela un informe interno de las Naciones Unidas sobre movimientos de población, que destaca que los extranjeros han aumentado en cuatro años más del 304%, algo sin parangón en las naciones industrializadas. España es nueva en el club de los países receptores, aunque con una intensidad récord.

 

Este estudio, que fue presentado el pasado 25 de mayo a la División de Población del Departamento de Economía y Asuntos Sociales de la ONU, sitúa a España como vanguardia de los países de la «cuenca mediterránea que han pasado de ser importantes emisores de población emigrante a configurarse claramente durante la última década como países de destino de una parte creciente de la inmigración extracomunitaria».

 

Los técnicos de la institución recuerdan que España, con el 11% de la población comunitaria, «aporta el 23% del saldo migratorio neto de la Unión», por encima de otros países con mucha más población como Italia, que aporta el 21% de los recién llegados; Alemania, con un 16% del total; el Reino Unido, con un 10%, y Francia, con apenas un 6%.

 

El informe resalta el fuerte crecimiento de la inmigración en los últimos cuatro años. Según los datos de la ONU, en el 2000 la colonia extranjera ni siquiera llegaba al millón de personas (923.879 inmigrantes) -apenas el 2,3% de la población-, mientras que en el 2005 ya había 3,7 millones de personas extranjeras afincadas en el país, lo que representa el 8,5% de los residentes. «El aumento de la inmigración en España a lo largo de los últimos cuatro años ha sido del 304%», estima Naciones Unidas. [AÑADIDO DEL 26-07-2006:  Si nos remitimos al avance del padrón municipal presentado el 25 de julio de 2006, la población empadronada en España sería de 44,39 millones a 1 de enero de 2006, de los cuales 3,88 millones son extranjeros, lo que supone el 8,7 por ciento del total]

 

Más inmigrantes, pero también más diversos, según la ONU. El año pasado, indica el informe, eran 53 los grupos nacionales con una representación superior a los 5.000 miembros, cuando cinco años antes sólo había 26 colonias con esta representatividad.

 

La población inmigrante está conformada mayoritariamente por jóvenes menores de 35 años, y según datos del Consejo Económico y Social (CES) los trabajadores extranjeros suponen ya el 9,3 por ciento de los afiliados a la Seguridad Social en España, pero apenas representan uno de cada cien pensionistas. Esto se traduce en que la aportación de los inmigrantes supone la salvación del sistema público de pensiones.

 

- – - – - - – -

Como ya se ha indicado en otro lugar de este blog, a inicios del 2005 solo el 20,8% de los extranjeros residentes en España procedían de la UE. Entre los inmigrantes extracomunitarios, el estudio indica que algo más de la mitad (54,1%) corresponden a Marruecos, Ecuador, Rumanía y Colombia, aunque se añade que se aprecian aumentos significativos en colectivos como el búlgaro o el boliviano, hasta ahora prácticamente desconocidos.

En términos absolutos, Cataluña es la comunidad autónoma con mayor número de inmigrantes empadronados, con 798.904, seguida de cerca por Madrid, con 780.752. A continuación aparecen la Comunidad Valenciana (581.985) y Andalucía (420.207). Cataluña, Madrid, la Comunidad Valenciana y Andalucía concentran más de dos tercios (69,2%) del total. Las autonomías con un mayor peso porcentual de población inmigrante son Baleares (15,9%), Madrid (13,1%), Comunidad Valenciana y Murcia (12,4%), Cataluña (11,4%) y Canarias (11,3%).

—- El fuerte aumento de la inmigración en España tiene por supuesto su reflejo en el mercado de trabajo: en el período comprendido entre 1994 y 2004 España sextuplicó su mano de obra extranjera. Más concretamente, tan sólo en seis años, la afiliación de inmigrantes a la Seguridad Social ha pasado de 452.000 en diciembre de 2000 a 1.848.494 en agosto de 2006. Las cotizaciones de los extranjeros a este organismo alcanzan aproximadamente un total de 21.000 millones de euros, desde 1999.

ACTUALIZACIÓN DE DATOS

A 1 DE MARZO DE 2007

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, a 1 de enero de 2006, en España había 44.708.964 personas registradas en el padrón municipal, de las que 4.144.166, es decir, el 9,3%, eran extranjeros. Así las cosas, el número de españoles empadronados en 2005 aumentó en 186.878 (un 0,5%), mientras que el de extranjeros subió en 413.556 (un 11,1%).

El aumento de población más importante se produjo en la costa mediterránea, en Madrid y en Cataluña. Las zonas con menor crecimiento fueron las comunidades autónomas del interior y del norte del país. En concreto, Cataluña ganó 139.491 personas; Andalucía, 125.873; la Comunidad Valenciana, 114.459; y Madrid, 44.040. Por contra, Asturias sólo creció en 261 personas; Ceuta, en 585; Melilla, en 1.383; Extremadura, en 2.494; La Rioja, en 5.293; y Galicia, en 5.326.

La proporción de extranjeros residentes en España pasó ese año del 8,5% al 9,3%. Las regiones con mayor concentración de foraneos son Baleares (16,8%), la Comunidad Valenciana (13,9%), Murcia (13,8%) y Madrid (13,3%). Las de menor, Extremadura (2,5%), Galicia (2,7%), Asturias (2,8%), País Vasco (4%), Ceuta (4,1%), Cantabria (4,2%) y Castilla y León (4,2%).

Los extranjeros más numerosos son los marroquíes (563.012), seguidos de los ecuatorianos (461.310), los rumanos (407.159), los británicos (274.722) y los colombianos (265.141). Son los rumanos los que mayor incremento registraron en 2005 (89.793 inscritos más), seguidos de los marroquíes (51.718), los británicos (47.535), los bolivianos (41.855) y los italianos (20.414).

En los municipios de más de 10.000 habitantes, los seis con mayor porcentaje de extranjeros son alicantinos: Rojales, Teulada, Calpe, L’Alfàs del Pi, Jávea y Torrevieja, en los que más de la mitad de la población es foránea. En la primera localidad, el 56,8% de sus habitantes es de otro país comunitario (sólo el 12,7% es no comunitaria).



Actualización de datos. A 1 de enero de 2008 la población empadronada en España es de 46.063.511 habitantes, de los cuales 5,2 millones son extranjeros. El colectivo extranjero representa, pues, ya al 11,3% de la población total. Con respecto al padrón anterior, el número absoluto de habitantes aumentó un 1,9% y la población extranjera creció un 15,5%.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*