Seguridad nacional e inmigración

En nuestros días, iniciado ya el siglo XXI, los distintos puntos del planeta se encuentran conectados en cuestión de segundos. Se producen intercambios a una velocidad inimaginable entre puntos remotos del planeta, de modo que la circulación de información o de recursos materiales y económicos se ve facilitada enormemente… pero las fronteras están abiertas para las transacciones financieras y comerciales, no para las personas.

 

Mientras por doquier se levantan las barreras que impiden la libre circulación de mercancías y capitales, simultáneamente se niega o se restringe la libre circulación de las personas. A ninguna autoridad del Estado parece preocuparle esta flagrante contradicción entre los principios de las democracias liberales. Sin apenas pararse a pensar en las consecuencias, en nombre de la seguridad y el interés nacional se refuerzan las medidas de control de las fronteras, se desarrolla una estrategia de creciente militarización de las mismas  (vallas, SIVE, FRONTEX) y de control de las aguas territoriales de diversos países africanos. El efecto de esta deriva es que el Atlántico y el Mediterráneo se han convertido en una fosa para miles personas que intentaron la travesía desde diferentes puntos del continente africano.

“Con la excusa de combatir la inmigración clandestina, los gobiernos están adoptando políticas represivas y expanden cada vez más las fronteras de las naciones enriquecidas mediante centros de detención, desalojos, expulsiones, y selección de la mano de obra.” (Extracto de Llamamiento sobre migración del Foro Social Mundial Policéntrico  de Bamako/Malí, de enero de 2006).

 

Con esta última frase se abre el Manifiesto Estatal por los Derechos de los Inmigrantes, puesto recientemente en circulación con el objeto de denunciar la creciente violación de derechos en nombre de la seguridad nacional.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

El capital quiere crear fictisiamente un nuevo enemigo mundial ( ya lo es el terrorismo), pero no es tan fuerte como la Ex-Union Sovietica, por lo que crea crepúsculos de enemigos para blindar las fronteras y que los negocios del Capital ( armamento, seguridad ( frontex, Sive, Vallas, Muros), construcción) , sigan teniendo su razón de ser. Que sería de un mundo en Paz , la ruina del Capital y del Dinero.

http://inmigracionunaoportunidad.blogspot.com

TOD@S SOMOS PERSONAS INMIGRANTES

Saludos, el tema da para mucho, pero lo más interesante y problematico es el giro que está tomando el gobierno de Zapatero respecto de la emigración, ya si bien entendio en un principio el problema y impulsó la regularización ahora apuesta a una política más agresiva. Ciertamente el problema es europeo, pero esto tiene más que ver con la necesidad de un plan Marshall para África que con simplemente mandar tropas disfrazadas de guardas jurados a las fronteras

Escribí hace un tiempo un artículo llamado "Las fronteras como gestión de la fluidez existencial" que puede interesarle a alguién está en

http://christian-retamal.blogspot.com/index.html

Ante la lamentablemente extendida tendencia a tildar la situación de la migración en España de ‘avalancha’ o incluso de ‘invasión’, como si nos encontrásemos ante una agresión migratoria en toda regla, es preciso más que nunca hacer un ejercicio de pedagogía.

Para ello es preciso empezar aclarando algunos datos: la llegada de inmigrantes en cayucos es, sin lugar a dudas, un drama humanitario, pero no alcanzan el 5% del total de los que acceden al territorio español de forma irregular por fronteras aéreas y terrestres. Las nuevas rutas de llegada son ahora mucho más peligrosas, eso es cierto. También que la desesperación en África ha crecido, y que, por mucho que digamos que sólo aceptamos inmigración regular, ningún inmigrante procedente del África subsahariana tiene mecanismo legal de entrada.

(requerido)

(requerido)


*