¿Qué es el dividendo digital y cuánto pagaré por él?

La Televisión Digital Terrestre (TDT) llegó a los hogares de todos los telespectadores mediante un apagón progresivo que finalizó en abril de 2010. Conllevó dejar atrás el sistema analógico utilizado hasta ese momento para la transmisión de señales y adoptar esta nueva tecnología digital. Esta evolución obligó bien a renovar los televisores que teníamos en nuestros salones bien a complementarlos mediante el uso de un decodificador y, además, a renovar las antenas de los tejados de las comunidades de vecinos.

Ahora, otra vez se aproximan nuevos cambios en este sentido. El Gobierno ha anunciado su intención de adelantar la finalización del Plan Marco para la Liberalización del Dividendo Digital a Enero de 2014, por lo que ya comenzaremos a ver las primeras medidas a adoptar a finales del verano de este mismo año 2012.

¿Pero en qué consiste el dividendo digital? Pues en distribuir las frecuencias del espectro radioeléctrico que estaban reservadas hasta este momento a la emisión de las televisiones para que puedan ser usadas por las tecnologías móviles. Con ello se cumple con las normativas de ámbito europeo que impulsan la introducción de la Cuarta Generación (4G) de telefonía móvil.

En lo que respecta a las cadenas de televisión, esta reorganización les obliga a trasladar sus canales a las nuevas frecuencias que les sean asignadas. Sin embargo, al ser éstas un número menor, puede dar lugar al cierre de algunos de los canales que hasta este momento se emiten en la TDT o a la reducción de la calidad de la señal, poniendo en entredicho el desarrollo de la alta definición en nuestro país.

Para los telespectadores, el dividendo digital también conllevará modificaciones. Además de tener necesariamente que resintonizar los televisores de los hogares, habrá que reorientar y adaptar las antenas colectivas de las comunidades vecinales para que puedan captar las nuevas frecuencias. El coste medio de esto se calcula entre 400 y 500 euros, ya que el Gobierno, finalmente, sólo destinará unos 40 millones a subvencionar esta nueva antenización.

Con todo, estas transformaciones no acabarán en 2014. Víctor Calvo Sotelo, Secretario de Estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, afirmó recientemente que, en unos 5 o 6 años, veríamos más cambios, entre los cuales no podía descartarse un segundo dividendo digital.

Pero por el momento, esperaremos a ver qué ocurre pasados estos meses veraniegos cuando se inicie todo este proceso, cuyos últimos objetivos persiguen reducir la brecha digital existente entre los ciudadanos europeos, alcanzar los 30 Mbps de banda ancha móvil y, especialmente, fomentar el desarrollo de la “revolución móvil”.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] del espectro radioeléctrico motivada por la necesidad de liberar la banda de frecuencias del dividendo digital [...]

[...] anteriores artículos publicados en FONTA comentamos qué es el dividendo digital y cómo iba a afectar a ciudadanos y empresas audiovisuales este cambio. Pero de nuevo se ha [...]

[...] anteriores artículos publicados por el grupo de investigación FONTA se planteó qué es el dividendo digital y cómo iba a afectar a ciudadanos y empresas audiovisuales este cambio. Pero de nuevo se ha [...]

[...] digital y el 4G móvil Publicado por FONTA el 20 junio, 2013 Comentarios (0) TweetEl “dividendo digital” es un asunto candente en la actualidad informativa del que cada cierto tiempo tenemos alguna [...]

(requerido)

(requerido)


*