Suum cuique

Una rectificación.- Rectificar cuando se advierte un error propio va de suyo y más si con ese error se causa un perjuicio a otra persona. Esta declaración de principio viene a cuento por lo siguiente.

En este mismo blog, en un post titulado “Civitas sine suffragio”, y firmado por mí, mediante un link se remitía a un artículo mío más largo y de igual título. En este artículo, publicado este mismo año en Barcelona, se incurría en error. En dos pasajes se omitía la referencia a un post de Guillermo Toral publicado en este blog en octubre de 2008 y titulado “Las papeletas y el papel de los inmigrantes”, parte de cuyo contenido era reproducido. Esto era lo que sucedía en el artículo largoCivitas sine suffragio. Sobre el derecho al voto de los extranjeros”, en las páginas 136 y 139. Este error ha sido ya subsanado en la nueva versión a la que ahora reenvía el link.

Quede así constancia del yerro y de las disculpas públicas a Guillermo Toral. Es de justicia. A cada uno lo suyo o, dicho con un latinajo, suum cuique.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*