Los suelos de los manglares y su fertilidad ante los huracanes y el ascenso del nivel del mar

 manglares-fertilidad-del-suelo-y-huracanes

Los Manglares y los autores del estudio: Fuente: Colaje Imágenes Google.

 Los ecosistemas litorales, generalmente muy dinámicos, protegen la costa de las adversidades causadas por los desastres naturales. Empero la naturaleza es sabia y el hombre no. Por talmotivo, las legislaciones con vistas proteger a ambos brillan por su ausencia o resultan ser muy deficientes. El papel de manglares y otras comunidades costeras, a menudo pantanosas, resultan ser la primera línea de defensa ante la erosión y desastres naturales que provienen de los mares y océanos. También lo serían ante el previsible aumento del nivel del mar frente al calentamiento climático. Empero deseamos disfrutar de la orillita del mar destrozándola, y con el transcurso del tiempo primero nos lamentamos, para a la postre volver a tropezar en la misma piedra. Y así, se estima que “La cobertura mundial de manglares se ha reducido a la mitad en un periodo de cuarenta años”. Erradicamos estas comunidades como si fueran malas hierbas. para a la postre llorar como plañideras de los estragos originados por los “desastres naturales”, que como veis no lo son tantoNosotros ocupamos actualmente el primer puesto en el ranquin de los eventos catastróficos.

 Pues bien, la noticia sobre la que versará el post que os mostramos hoy (en inglés y español-castellano) demuestra que, “seguramente” los suelos de los manglares y los ecosistemas que sobre ellos se asientan se necesitan mutuamente.  Ya hablemos de huracanes y tifones, aunque posiblemente también de tsunamis, estos eventos les proporcionan nutrientes imprescindibles como lo son el nitrógeno y el fósforo, entre otros. Del mismo modo, allí depositan sedimentos y los redistribuyen a la par que elevan las zonas afectadas sobre el nivel del mar, evitando la erosión costera, y el mentado ascenso de las aguas marinas. Tal aporte de nutrientes y materiales ayuda a restaurar o a la recuperación espontánea del ecosistema natural, obviamente si no existen otras obras humanas en sus alrededores que alteren tal dinámica natural, física y químicamente. De no ser así, pueden ocurrir los hechos que comenta la segunda entrevistada en la nota de prensa que podéis leer abajo, a la que no responderé aquí ya que tendría que explayarme en demasía. Tan solo diré que efectivamente puede haber huracanes tan devastadores como para dañar los manglares irreversiblemente, aunque para saberlo hay que dar tiempo al tiempo, ya que podrán tarderse varios decenios. También es cierto que pudieran generar floraciones algales. Sin embargo, los materiales marinos no atesoran ingentes cantidades de fósforo y nitrógeno, al contrario de lo que puede suceder a causa de nuestras que nuestras actividades y los residuos que allí se depositan. No se puede desear todo, ya que la naturaleza sigue su curso, al contrario que con harta frecuencia nuestros deseos y codicia.

 Interesante ejemplo de la importancia de los suelos en la auto-restauración de los ecosistemas tras padecer eventos catastróficos y causados por las manazas del ser humano.

 Juan José Ibáñez

 Continúa…..

Hurricanes benefit mangroves in Florida’s Everglades, study finds
by Paul Brinkmann; Washington DC (UPI) Feb 18, 2020

Mangrove forests in the Florida Everglades benefit from nutrients and sediment washed up during some major hurricanes, and that helps coastal areas adapt to rising seas, a study concludes.

The study found the effect of hurricanes is so dramatic that two major storms in Florida raised the coastal elevation in parts of Everglades-area mangroves by more than 2 inches each time, said lead author Edward Castañeda-Moya, a research assistant professor at Florida International University in Miami.

The research measured soil levels and phosphorus, a major nutrient for mangroves following hurricanes that raked Southwest Florida — Wilma in 2005 and Irma in 2017, Castañeda-Moya said.

“Hurricanes are depositing mud and sediment in mangroves, and we found out this provides natural fertilization that helps the mangroves,” he said.

The findings were published Tuesday online by the Proceedings of the National Academy of Sciences.

Other institutions that contributed to the study were Louisiana State University in Baton Rouge and the College of William & Mary in Williamsburg, Va.

Mangroves are swamp trees that thrive in salty or brackish water. They cover over 53,190 square miles of Earth’s surface in tropical coastal regions and over 700 square miles of Florida’s coasts, according to NASA.

Un estudio halla que los huracanes benefician a los manglares en los Everglades de Florida

por Paul Brinkmann; Washington DC (UPI) 18 de febrero de 2020

 

Los bosques de manglares en los Everglades de Florida se benefician de los nutrientes y sedimentos arrastrados durante algunos huracanes importantes, y eso ayuda a las áreas costeras a adaptarse al aumento de los mares, concluye un estudio.

El estudio encontró que el efecto de los huracanes es tan dramático que dos grandes tormentas en Florida elevaron la elevación costera en partes de los manglares del área de Everglades en más de 2 pulgadas cada vez, dijo el autor principal Edward Castañeda-Moya, profesor asistente de investigación en Florida International Universidad de Miami.

La investigación midió los niveles del suelo y el fósforo, un nutriente importante para los manglares después de los huracanes que arrasaron el suroeste de Florida: Wilma en 2005 e Irma en 2017, dijo Castañeda-Moya.

Los huracanes están depositando lodo y sedimentos en los manglares, y descubrimos que esto proporciona fertilización natural que ayuda a los manglares“, dijo.

Los hallazgos fueron publicados el martes en línea por las Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

Otras instituciones que contribuyeron al estudio fueron Louisiana State University en Baton Rouge y el College of William & Mary en Williamsburg, Va.

Los manglares son árboles pantanosos que prosperan en agua salada o salobre. Cubren más de 53,190 millas cuadradas de la superficie de la Tierra en las regiones costeras tropicales y más de 700 millas cuadradas de las costas de Florida, según la NASA.

Mangroves have been valued for centuries because they prevent erosion, trap runoff from the land and provide a home to aquatic life such as oysters, mussels and small fish, according to the Florida Fish and Wildlife Conservation Commission.

The study noted that wind damage to mangroves in Florida was severe during Wilma and Irma, snapping branches or trunks and uprooting trees. But the outcome had favorable aspects.

“Despite the destructive effect of hurricanes on mangrove forests in tropical and subtropical latitudes, hurricanes are major drivers controlling soil fertility gradients in the Florida Everglades mangroves, and therefore represent a positive influence,” the study said.

It added: “Hurricane-induced mineral inputs to near-coast mangroves in the Everglades enhance phosphorus concentrations in soils, increase plant phosphorus uptake, promote soil elevation gains relative to sea level, and facilitate rapid forest recovery following disturbance.”

Castañeda-Moya said hurricane damage from Irma shocked him.

“You see the trees completely defoliated, knocked down, uprooted. We also saw a lot of debris and sediment buildup,” he said. “It turns out, it’s not all negative, and the trees can use that sediment.”

According to the study, Everglades-area mangrove forests were able to recover almost completely five years after Hurricane Wilma.

Los manglares han sido valorados durante siglos porque evitan la erosión, atrapan la escorrentía de la tierra y proporcionan un hogar para la vida acuática, como las ostras, los mejillones y los peces pequeños, según la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida.

El estudio señaló que el daño del viento a los manglares en Florida fue severo durante Wilma e Irma, rompiendo ramas o troncos y arrancando árboles. Pero el resultado tuvo aspectos favorables.

“A pesar del efecto destructivo de los huracanes en los bosques de manglares en latitudes tropicales y subtropicales, los huracanes son los principales impulsores que controlan los gradientes de fertilidad del suelo en los manglares de los Everglades de Florida y, por lo tanto, representan una influencia positiva“, dijo el estudio.

Agregó: “Los aportes minerales inducidos por el huracán a los manglares cercanos a la costa en los Everglades aumentan las concentraciones de fósforo en los suelos, aumentan la absorción de fósforo de las plantas, promueven las ganancias de elevación del suelo en relación con el nivel del mar y facilitan la recuperación rápida del bosque después de la perturbación“.

Castañeda-Moya dijo que los daños causados por el huracán de Irma lo sorprendieron.

“Ves los árboles completamente deshojados, derribados, desarraigados. También vimos muchos escombros y acumulación de sedimentos”, dijo. “Resulta que no todo es negativo, y los árboles pueden usar ese sedimento”.

Según el estudio, los manglares del área de Everglades pudieron recuperarse casi por completo cinco años después del huracán Wilma.

Castañeda-Moya noted that South Florida sea levels have increased dramatically in the past decade, and the mangrove trees need that sediment buildup from hurricanes “to keep pace with sea-level rise.”

But not all hurricanes may have the same effect, said Betty Staugler, a research biologist with Florida Sea Grant, who was not involved in study. Florida Sea Grant is university-based program that supports research and public education to conserve the state’s coastal resources.

“We’ve seen storms in other areas where mangroves take much longer to recover if they do at all,” Staugler said. She is based in Charlotte Harbor, an area that has mangroves but is some 70 miles north of the Everglades mangrove forests.

Staugler noted that hurricane-roiled waters also are viewed as a source of phosphorus that feeds toxic red tide algae blooms.

“The benefit to mangroves is something I had not thought of before. I think this demonstrates in this case that such a natural phenomenon isn’t all bad,” Staugler said.

But Staugler cautioned that too much sediment from a hurricane could bury mangroves. She said Hurricane Charley damaged them near Charlotte Harbor, and they didn’t recover for 10 years — even with extra planting and restoration work.

Some parts of South Florida along the Everglades and Florida Bay are lacking in phosphorus, so a hurricane delivering phosphorus is a pretty cool thing,” Staugler said. “But each hurricane and each region is a little different.”

Castañeda-Moya señaló que los niveles del mar en el sur de la Florida han aumentado dramáticamente en la última década, y que los manglares necesitan que los huracanes acumulen sedimentos “para mantener el ritmo del aumento del nivel del mar“.

Pero no todos los huracanes pueden tener el mismo efecto, dijo Betty Staugler, bióloga investigadora de Florida Sea Grant, que no participó en el estudio. Florida Sea Grant es un programa universitario que apoya la investigación y la educación pública para conservar los recursos costeros del estado.

Hemos visto tormentas en otras áreas donde los manglares tardan mucho más en recuperarse si es que lo hacen“, dijo Staugler. Ella tiene su sede en Charlotte Harbor, un área que tiene manglares, pero está a unas 70 millas al norte de los bosques de manglares Everglades.

Staugler señaló que las aguas con huracanes también son vistas como una fuente de fósforo que alimenta las floraciones tóxicas de algas de la marea roja.

“El beneficio para los manglares es algo en lo que no había pensado antes. Creo que esto demuestra en este caso que un fenómeno tan natural no es tan malo“, dijo Staugler.

Pero Staugler advirtió que demasiado sedimento de un huracán podría enterrar los manglares. Dijo que el huracán Charley los dañó cerca del puerto de Charlotte y que no se recuperaron durante 10 años, incluso con trabajos adicionales de plantación y restauración.

Algunas partes del sur de Florida a lo largo de los Everglades y la Bahía de Florida carecen de fósforo, por lo que un huracán que entrega fósforo es algo muy bueno”, dijo Staugler. “Pero cada huracán y cada región es un poco diferente.

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..