‘Historia de la Tierra y de los Suelos.’

¿Y si la Vida se originó en la tierra emergida en lugar del mar?.

 estromatolitos-cuatrocienagas-y-origen-vida

Fotos de Juan José Ibáñez en las charcas con estromatolitos en la reserva de la Biosfera de Cuatrociénegas (México)

Sobre los Posibles Orígenes de la Vida (Entre Jaimito y Mafalda) fue el título de un post que edité ya  el 5 de marzo de 2011. Ha trascurridouna década y seguimos mareando la perdiz una y otra vez. ¿Dónde se originó la vida en la Tierra? Cada publicación de este tipo defiende que sus pruebas son sólidas, que han utilizado el instrumental más sofisticado, que se encuentran tan emocionados que han perdido el sueño, y otras sandeces dignas de esos políticos a los que actualmente denominan populistas. Sin embargo, la literatura científica constata un contumaz debate, una historia interminable.  La nota de prensa que os mostramos hoy defiende que en tierra firme, no en los mares-océanos. Y cuando eso ocurre, Jaimito tiene razón. Llevamos no diez años, sino interminables décadas,  con las pruebas, corroboraciones y refutaciones, y vuelta a empezar, sin avanzar ni un paso. Digamos que los estromatolitos no son realmente entidades que vivan en los suelos o rocas secas sino en medios acuosos, por lo que podríamos hablar de Suelos Hídricos. Tuve la oportunidad de verlos y fotografiarlos en México. También debo recordar que hemos redactado bastantes más post al respecto, aunque muchos más fueron descartados por las razones aludidas. Si hoy elegimos este ha sido precisamente con vistas a demostrar que cuando la comunidad investigadora se pone cazurra, lo hace con tanto entusiasmo, estupidez y arrogancia como cualquier otro colectivo.

Ni tan siquiera el origen de la vida es un caso singular. Por ejemplo, sigue el partido de tenis interminable acerca de si la extinción de los dinosaurios fue debida  a un meteorito o a unas erupciones volcánicas masivas que alteraron profundamente la atmósfera terrestre a finales delo Cretácico. Obviamente, espero que el paralelismo sea claro: El origen de la vida y los dinosaurios serían la pelota, y la comunidad científica los virtuales tenistas. Empero en este caso, el partido se encuentra tan igualado como para no poder predecir el desenlace. Y aquí acaba el juego de palabras, ya que en este evento pesudodeportivo el espectáculo se me antoja soporífero. No entiendo porque el autor pierde el sueño emocionado, en lugar de hacerlo, como un espectador hastiado, o como un recogepelotas con los riñones destrozados.  Conjetura, tras conjetura esto es como el juego de la oca: de oca a oca y tiro porque me toca. Aparece un artículo que defiende como la vida nació en el mar para a renglón seguido publicarse otro que especula que  no, que fue en la tierra firme, aunque algunos desvaríen aún más, como explicamos en aquel post. Jaimito que razón tienes. Cuándo surgen estos tediosos debates, se oculta lo que nadie quiere reconocer. ¡No tenemos ni idea!. Os dejo la noticia en inglés y español-castellano.  Y mis paupérrimas fotos en Cuatro Ciénegas.

Voy a echarme una siesta.

Juan José Ibáñez

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Geotropismo, gravitropismo: En los albores del nacimiento de los suelos “modernos”

gerotropismo-gravitropismo

Tropismo: Fuente: Grezzi

El crecimiento de las plantas se encuentra condicionado por la búsqueda de los elementos esenciales para su desarrollo, mediando la fuerza de la gravedad. Mientras las partes aéreas lo hacen rehuyendo su efecto, lo contrario puede decirse de las raíces. ¿Lógico no? La fotosíntesis demanda luz  mientras que los sistemas radicales agua y nutrientes. Por eso suele hablarse de geotropismo negativo en los órganos verdes y positivo en los de anclaje al suelo. Geotropismo era el término que yo recordaba aunque ahora también se usa el de gravitropismo.

Nadie interesado en el mundo de los suelos dudará que sin la tarea mecánica y biogeoquímica de las raíces los suelos serían mucho más someros, es decir muy poco profundos, a la par que geoquímicamente pobres (nutrientes). El trabajo de los sistemas radiculares en lo concerniente a la alteración biogeoquímica de rocas y minerales, es formidable, incrementado su superficie efectiva y permitiendo que las plantas superiores  puedan explorar un área enormemente más extensa a la caza de nutrimentos, favoreciendo el desarrollo de la vida sobre la tierra emergida. ¿Cuándo el geotropismo surgió en la historia de la Tierra?. Esta es justamente la pregunta a la que intenta responder el estudio que ha dado lugar a la nota de prensa que os mostramos en este post. No obstante, la respuesta es trivial, aunque bien está ir intentando corroborar hechos ya asumidos (pero no exahustivamente corroborados) en la literatura científica, aunque en esta caso……   La investigación original incide en los mecanismos biológicos que tuvieron que desarrollar las plantas, y aunque estos no sean de especial interés para los contenidos de nuestro blog, el texto sí aporta de paso información relevante.

Ya hablamos en nuestra entrega: “La invasión de la tierra emergida por las plantas (musgos y hepáticas) generó la atmósfera actual rica en oxígeno y los primeros suelos o protosuelosde lo acaecido con los taxones más primitivos del reino vegetal terrestre/emergido. Esas conclusiones siguen en pie, por cuanto se trata de taxones cuyos sistemas radiculares son someros, y arcaicos y sin apenas geotropismo, ya que serían preferentemente como un mero anclaje. Empero tal hecho no significa que también poseen acciones biogeoquímicas sobre las rocas que así liberan nutrientes en los escasísimos centímetros de contacto. Fueron pues las plantas superiores, como coníferas y angiospermas, en las que la evolución dio lugar a un fuerte geotropismo negativo. ¿Cuando acaeció tal hecho?. Al parecer hará unos 350 millones de años, en la era Paleozoica y aproximadamente en la transición entre el devónico y el carbonífero. Será pues durante este último cuando los suelos y la edafosfera en general comenzarán a parecerse a las actuales, realizando las mentadas funciones del suelo.  No os olvidéis tampoco del hidrotropismo, que, como su nombre indica, tiene como misión la detección de agua….

Eso sí, adelanto la frase que más me ha impactado de la noticia y que he suscrito desde hace decenios: “”La naturaleza es mucho más inteligente que nosotros

Os dejo ya con la nota de prensa original y su traducción al español-castellano. Tener en cuenta que los enlaces para entender ciertos términos los he colocado exclusivamente por motivos divulgativos, no apareciendo, obviamente en la nota de prensa en Suajili.

Juan José Ibáñez

Continúa……

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

Materiales parentales de los suelos (roca madre) y sus propiedades: Global Heritage Stone

sagrada-familia-y-su-roca-madre

La roca madre y la Sagrada Familia, ahora y finalizada ¿?. Fuente: Colaje google Imágenes

Ya hemos hablado en numerosas ocasiones de las propiedades de las roca madre de los suelos y de su influencia sobre la génesis y propiedades de los mismos. Os comentamos en otras ocasiones como, tradicionalmente, la edafología ha soslayado la ingente cantidad de otros materiales parentales que pueden llegar a formar parte del solum, llegando allí por la acción del viento o de las aguas. A veces, en ciertos ambientes, estos últimos pueden constituirse en los genuinos sustratos a partir de los cuales se forma el perfil edáfico, y no de las rocas subyacentes. Sin embargo, hoy nos centraremos en el primer caso, es decir cuando los suelos se forman haciendo uso del sustrato litológico que se encuentra debajo de los mismos.

Por costumbre, y la costumbre genera pereza mental, los edafólogos seguimos pensando que todas las rocas de una misma clase (granitos, pizarras, calizas, dolomías, margas, etc.) atesoran composiciones y estructuras tan semejantes, como para no prestar más atención al tema. ¡Gravísimo error!, como ocurriría en el caso trasladar dicha inferencia a los propios tipos de suelos o edafotaxa. Debemos prestar mucha más atención a los falsos tópicos Impregnantes. Si una persona observa atentamente un paisaje montañoso granítico, por ejemplo, detectará modificaciones y una gran variedad de formas, muchas de las cuales no dependen de la dinámica que modela la superficie terrestre. Es usual que cada tipo de roca no sea homogénea, sino que atesore una variabilidad en sus componentes estructurales  tales como como, mineralogía, tamaño de granos o partículas, agentes cementantes, fracturación, etc. Hace unos años me invitaron a formar parte del tribunal de una tesis doctoral. El autor y el director de la Tesis doctoral concluían que muchos tipos de suelos ya estuvieran sobre granitos, pizarras, etc., justamente en la Sierra mentada en la noticia que os mostramos hoy, se comportaban de una forma u otra en función de la roca madre de partida. Empero yo realicé mi tesis doctoral decenios antes en aquel territorio y sabía sobradamente que tal generalización abusiva, daba lugar a falsas conclusiones. Finalmente y para evitar conflictos decliné la invitación.

Existen diferentes clases/variantes, de granitos, gneises  pizarras y cuarcitas en aquellos lares, cuya respuesta a la alteración del sustrato es palmariamente diferente.  En el seno de un mismo tipo los hay muy resistentes, mientras que otros dan lugar a la formación del suelo con mucha mayor rapidez, por ser fácil presa de la intemperización biogeoquímica. Es decir, debiéramos analizar además de la mineralogía, otros factores, como por ejemplo, la resistencia a la alteración/disolución de los cementos que cohesionan los granos, e incluso otros como la fracturación que presentan las rocas, e incluso la tectónica. La velocidad de formación de un suelo se encuentra muy condicionada por esos rasgos litológicos a los que se denominan propiedades petrofísicas.

El ejemplo que os muestro hoy os resultará sorprendente, pero “a buen entendedor pocas palabras bastan”. Eso si soslayemos estupideces como eterno, y otras da la misma guisa.

Os dejo con esta noticia y reitero que: “a buen entendedor pocas palabras bastan”, por lo que apelar al material parental sin más a la hora de explicar la génesis de los suelos no es suficiente, de ninguna manera. Ojalá fuera sí pero…….

Juan José Ibáñez

Continúa……..

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

El Guano, una genuina piedra preciosa: ¿Gaia y Gea son una sola unidad indivisible

triazolita-guano

¿La triazolita es el Guano?. Fuente Colega imágenes Google: Triazolita, descubierta en Chile, se cree que derivó del guano de cormoranes

 Ya os explique en otro post el hermoso, fructifero y heurístico  progreso científico del que goza actualmente la mineralogía. ¿Lo sabías?. Claro que la mayoría posiblemente no, ya que este tipo de estudios no interesan a los medios de comunicación de masas. Sin embargo, lo he venido explicando en post como el siguiente: “Diversidad de los minerales de La Tierra y sus relaciones con la vida”. Redactando esta entradilla, así como recopilando el material suplementario (que no menor ni en cantidad ni en calidad) que os expongo abajo, hoy si he disfrutado a lo grande. Espero que a vosotros os ocurra lo mismo.

Ciertamente este post podía haber dado lugar a tres o cuatro adicionales, sin embargo a fecha de su redacción (14 de noviembre de 2019) me he visto obligado a evitarlo, por cuanto una parte muy interesante del mismo, aunque no la mayoritaria, ha sido publicado bajo copyright en un fascinante artículo de National Geographic. Más concretamente hablo del siguiente: “Las rocas de la Tierra pueden absorber una cantidad de carbono impresionante”. Os recomiendo que lo leáis completo, sin perderos detalle. Personalmente editaré mi post reproduciendo unos pequeños fragmentos de este último exclusivamente. No se trata de hacer competencia ilegal (yo saldría perdiendo y además detesto tales actitudes) sino recordar a los amantes de las ciencias del suelo unos descubrimientos que me han fascinado, especialmente por su belleza. Esa es la razón por la que suelo dilatar un año, o más, muchos de mis post sobre las noticias originales. No intento aprovecharme de nadie, sino reflexionar sobre ciertos hechos científicos reemplazando la novedad del tema, por la reflexión e informaciones posteriores que pudieran contradecir a los cazadores de noticias de última hora. Espero que desde National Geographic se entienda mi posición. Tampoco hago uso de su maravilloso museo de fotografías. Eso si, gran parte del texto ,lo he obtenido de páginas Web y traducido por mi incompetente amigo Google Translate, retocado un poco. Pero a lo que vamos.

En un post previo ya hablé de la importancia de ese formidable fertilizante natural al que en España se denomina Nitrato de Chile (Las Aves y los Suelos (Suelos Ornitogénico): El valor del Guano). Por casualidad, repasando otras notas de prensa topé con una que mostraba un mineral precioso, de nombre estrambótico y el vocablo guano. Me despertó la curiosidad, indagué …. y esta vez (¡uno de esos casos excepcionales que me ocurren de vez en cuando!) causó mi regocijo.  Dado que tenéis material más que de sobra como para entender el valor de lo descubierto, me limitaré a elaborar unos breves comentarios.

Cuando este abono o suelo ornitogenético se deposita en los fondos marinos, cerca de las zonas de subducción de la tectónica de placas, se sumerge en el manto terrestre, sufriendo todo tipo de transformaciones hasta convertirse en un mineral hermoso. Se han descubierto otros muchos en ese ambiente, como podréis leer tanto abajo, como  en el post sobre diversidad mineral previamente enlazado y que redacté hace ya más de tres años. Curiosamente, uno de los interlocutores vuelve a ser el mismo. Reitero que me fascina este tipo llamado Robert Hazen, en su forma de capitanear la mineralogía por unos derroteros que los denominados expertos en geodiversidad debían seguir, aunque ni siquiera lo citan, como en el caso de la edafodiversidad. Si se quiere inventariar la geodiversidad, hay que seguir sus pasos y los míos, antes de acomodarse sobre unas plataformas teóricas enclenques que no conducen, se mire por donde se mire, al progreso de la ciencia. Pues sí, Gea convierte las heces del guano del cormorán en piedras preciosas y otras sustancias cerrando un círculo fascinante, si las conclusiones obtenidas hasta la fecha por el proyecto DCO (Deep carbón Observatory) son corroboradas.

Como veréis abajo,  los autores dicen constatar que existe mucha más vida y biomasa en las profundidades de la litosfera y el manto terrestre (debajo del suelo), que entre este los recursos edáficos y biosféricos conjuntamente. Del mismo modo, postulan la génesis abiótica de ingentes considerables cantidades de hidrocarburos como el metano, o que también en el seno de este planeta existe más agua acumulada que en su superficie.   Pues bien la génesis del mineral que procede del guano, se produce justamente en donde la ciencia cree que se genera la mayor concentración de diamantes.

La documentación que he leído da lugar a preguntase cuestiones muy relevantes que, en un futuro necesitarán respuesta por parte de la ciencia. Por ejemplo: (i) ¿la vida se originó y evolucionó en las profundidades del planeta?; (ii) ¿realmente podemos defender que el ecosistema más grande de la Tierra se encuentre a decenas y centenares de Km de profundidad?; (iii) puede ser este cosmos subterráneo el lugar donde pudo/puede originarse la vida en otros planetas?. Finalmente Robert Hazen afirma, quizás con cierta ligereza: “Ahora comprendemos que la biosfera y la geosfera terrestres son un sistema integrado y complejo, y que el carbono es la clave. Idea más que sugerente pero que habrá que plantearse con más datos y reflexión.

Os dejo con el material mentado, estando seguro que os fascinará.

Juan José Ibáñez

Continua……….

(más…)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Holoceno: Erosión y Actividad Antrópica (A vueltas con el Supuesto Antropoceno)

holoceno-eosion-y-antropoceno

Holoceno, Erosión y Antropoceno y Erosión Fuente: Imágenes Google

La noticia sobre la que versa el post de hoy atesora su interés, si bien cabrían matizar las conclusiones a las que llegan sus los autores. Según el estudio, se han detectado claros síntomas de que (i) la erosión del suelo a escala mundial ha aumentado ostensiblemente desde hace 10.000 años, es decir desde los albores del Holoceno y (ii) tal perdida de suelo se aceleró dramáticamente durante los últimos 3.000-4000 años, debido a la deforestación y enormes cambios de los usos del suelo alrededor de todo el mundo. Por ejemplo, uno de los autores del artículo científico, manifestó al entrevistarle: “Mucho antes de las influencias más recientes y abruptas de las emisiones de gases de efecto invernadero, las actividades humanas deben haber influido en el medio ambiente mundial hace ya 4.000 años“. ¡Como mínimo diría yo!. La investigación llevada a cabo analiza la cronoestratigrafía de lagos, ya que a ellos van a parar los sedimentos erosionados de las laderas. También datos y fechas se antojan coherentes por lo que conocemos de nuestra historia hasta la fecha. Nada que objetar. No obstante habría que matizar algunas cuestiones que vertidas en la nota de prensa. Tan solo reseño cinco: (i) los sedimentos lacustres, como los suelos, sufren procesos de bioturbación que pueden llegar a enmascarar o alterar ciertas rasgos relevantes por alterarse la cronosecuencia estratigráfica; (ii) los sedimentos sufren una decantación granulométrica desde los bordes de las lagunas hacía sus centros, no siendo pues homogénea en toda la extensión de la masa de agua; (iii) Los lagos y lagunas se encuentran fundamentalmente en paisajes montañosos y/o fuertemente ondulados, no siendo “exactamente” representativos del impacto del hombre sobre la edafosfera global; (iv) cambios climáticos menores, como también los propios usos del suelo por la acción del hombre alteran las fronteras de estos cuerpos de agua con el tiempo, por lo que la instantánea que ofrecen hoy no tiene porqué ser representativa de morfologías previas, cuando no han sido borradas totalmente al colmatarse de materiales; (v) en la nota de prensa no se menta nada en absoluto de restos orgánicos como carbones, indicativos del uso del territorio incluido el fuego e incendios forestales en las laderas. Del mismo modo, en los espacios geográficos planos este tipo de proceso erosivo, es mucho menos representativo, pudiendo ser la erosión eólica la más relevante.  En otras palabras, la detección de la erosión en sedimentos lacustres es un aceptable indicador del impacto del hombre sobre la cobertura de suelos, pero no el único. Es decir nos da una imagen, que debiera ser completada por otro tipo de estudios.

El aumento de tal erosión, es lógica desde el origen de la agricultura, tanto por su  impacto directo, como por permitir un crecimiento demográfico casi explosivo respecto a los poblamientos de cazadores/recolectores. Cabría recapacitar acerca de si el Neolítico surgió tan sincrónicamente en todos los continentes como sugieren las fechas “citadas en la nota de prensa”.

Y como corolario de todo ello, volemos una vez más al tema del Antropoceno (ver relación de post previos abajo). Una de dos, o hacemos equivaler el Antropoceno con el Neolítico o cambiamos a este último la denominación por el primero, soslayando la plausible posibilidad de fijar su límite en el propio Holoceno, según otras evidencias científicas.  Personalmente, defiendo borrar del mapa “formal” el  concepto del Antropoceno o usarlo simplemente de forma coloquial. Cuando los científicos nos ponemos a rizar el rizo, la sociedad termina confundida, perdiéndose de paso financiación y energía que debería dirigirse hacia fines más útiles, ya sea de ciencia básica y/o aplicada. Antropoceno = capricho de moda y oportunidad mediática, sin una base científica clara.  En el siglo XIX, no cabe duda, la transformeción de la biosfera se recrudeció brutalmente, empero la faz de la Tiarra ya había cambiado miles de años antes.

Juan José Ibáñez

Continúa…….

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Hormigas del suelo y la lucha contra las bacterias multirresistentes a los antibióticos

hormigas-atta-y-resistencia-antibioticos

Hormigas del Suelo y la búsqueda de resistencia a antibióticos: Fuente: Colaje Google Imágenes.

Ya os hemos hablado en innumerables ocasiones del papel de los insectos sociales (hormigas, y termitas especialmente) en los suelos, Así como de sus asombrosas estructuras, comportamientos, edificaciones etc. Abajo podéis encontrar toda la información que necesitáis de un modo asequible. Entre otros muchos temas os comentamos como las hormigas Atta llevan cultivando hongos para su alimentación en el seno del suelo desde hace más de 100 millones de años.  Ellas tienen sus propios sistemas de manejos del sistema planta-suelo- plagas entre los cuales hacen uso de antibióticos generados por microorganismos. Obviamente, resulta ser una dieta muy monótona, pero ese es otro asunto. Pues bien, a lo lardo de tantos millones de años, sus granjas con fungiculturas no parecen haber sufrido plagas.  Muy por el contrario, nuestra sociedad y tecnología agraria jamás ha logrado tal proeza, sembrando por el camino muerte y destrucción, tanto en lo que concierne a la diversidad biológica,  como a la salud humana y la biosfera en general. En consecuencia me parece muy acertado estudiar esos productos biocidas contra los que no han podido luchar otros organismos de la biosfera. Más aun, nuestra tecnología ha convertido a muchos  patógenos en lo que llamamos Superbacterias, es decir multirresistentes a casi todos los antibióticos que descubrimos o fabricamos. En la nota de prensa que he recogido de la excelente Agencia de Noticias SINC, se pueden leer frases como estas: “(…) las hormigas cultivadoras de hongos –de la tribu de los atinos– es su capacidad para aliarse con bacterias que producen ingredientes antimicrobianos para proteger a sus cultivos de otros parásitos. En entornos clínicos, el uso de antimicrobianos conduce rápidamente al aumento de cepas bacterianas resistentes, pero las hormigas no tienen ese problema (…) Las bacterias asociadas a las hormigas producen antimicrobianos siempre cambiantes e impredecibles (…)”. Y justamente en esta última frase reside la gran novedad de la que informa SINC. No debe por tanto extrañar que algunos investigadores comiencen a estudiar cual es tal prodigio que desconocemos los humanos, con vistas a intentar obtener productos que nos libren de los patógenos comunes y sobre todo de los multirresistentes. Lo que yo me pregunto es la razón de haber tardado tanto en desviar la mirada hacia un hecho que se conoce desde hace bastante tiempo. Se trata de una buena nueva, aunque existen algunas dudas que me asaltan. Expondré tan solo una.

Por decirlo de alguna manera, un hormiguero funciona como un invernadero, es decir el ambiente, temperatura, humedad, etc. son bastante constantes (aquí no coincido con el contenido de la nota de prensa). Una coevolución, en tal situación de confort casi permanente, puede dar lugar a simbiosis estables y duraderas entre las hormigas y sus aliados productores de los mentados biocidas. Ahora bien, ¿funcionaran en el ambiente aéreo y sus tanto constantes como bruscas inclemencias (no solo meteorológicas), repletas de presiones ambientales, la estrategia de tal estructura simbiótica?.  Ya hemos convertido microrganismos patógenos manejables en armas de destrucción masiva, y sin desearlo. Cabe pues rezar para que no terminemos creando un Armageddon. Las hormigas Atta han sido desde tiempos inmemoriales capaces de alcanzar la sostenibilidad, mientras que nosotros la insostenibilidad. Se trata de una pequeña diferencia…. ¿verdad?.

Os dejo con la noticia y post anteriores que versan sobre el tema.

Juan José Ibáñez

Continúa………

(más…)

Etiquetas: , ,

Suelos, Arqueología, Paleontología y Cartografía Predictiva

artefactos-de-valor-cultural-enterrados-bajo-el-suelo

Artefactos de valor cultural enterrados bajo el suelo. Fuente: Colaje Google Imágenes

Ya os informamos en algunos post previos (ver relación abajo) como, al preservar los suelos, también lo hacemos con el patrimonio biológico, geológico y cultural. Si bien el primero de ellos es ya motivo de interés por parte de la comunidad científica, no ocurre lo mismo con el segundo y tercero. El estudio de la preservación de los suelos, como parte indisociable del patrimonio geológico, resulta ser lamentable y especialmente, en este caso concreto, las responsabilidades deben recaer sobre la propia comunidad científica.  En años 2019 publiqué dos artículos en revistas importantes (detesto el vocablo “excelencia”) sobre el tema, por lo que actualmente debo ser un tanto odiado por los expertos en geodiversidad. Tan solo mentar que debía hacerlo y lo hice, por el bien de todos de ellos, como también de los edafólogos. Esperemos que alguno aprenda la lección y se recapacite sobre el tema.

Por lo que respecta al patrimonio cultural/arqueológico/paleontológico que se esconde en el suelo y regolito, el tema es más complejo, ya que previamente los arqueólogos deben interesarse por los conocimientos de los edafólogos e incorporarlos a su equipo. También pudiera ser que expertos en las ciencias del suelo avezados las materias mentadas, descubran en sus trabajos de campo algún resto del pasado en los suelos e informen oportunamente a los arqueólogos. Empero este último caso debe ocurrir en un menor número de ocasiones, ya que muchos de nosotros o (i) no tenemos estudios sobre arqueología y paleología y (ii) nos podemos topar con tales tesoros al excavar zanjas y calicatas, es decir justamente cuando estamos alterando/destruyendo ese antiguo y potencial preciado material en la secuencia. Hablamos de restos culturales y paleontológicos de toda índole, desde artefactos culturales hasta restos funerarios y orgánicos de la más variada naturaleza. Es de esperar que en un futuro todos los edafólogos de campo dispongan de sensores sobre el terreno que nos informan antes de excavar si podemos encontrarnos materiales inesperados, debiendo de realizar la tarea con sumo cuidado. Hoy por hoy su precio es prohibitivo para la mayoría de los colegas.

En lo concerniente al patrimonio cultural, personalmente si he sido testigo de campo de varios estudios interesantes (al margen de alguna que otra publicación teórica), si bien, hoy por hoy es prácticamente terra incognita. La razón estriba en la falta de formación de los edafólogos para participar en estudios transdisciplinares, así como por el desconocimiento de lo que podemos aportar a las materias mentadas. Sin embargo, hoy os presento un caso un tanto idiosincrático.   En esta ocasión no hablamos de nota de prensa sino de un artículo científico original realizado por colegas que yo conozco: “Predecir la preservación de artefactos culturales y materiales enterrados en el suelo. La aportación se encuentra redactada en inglés, permitiéndome traducir al español-castellano el resumen, así como los ¡¡reflejos!!. También cabe señalar que el documento original se encuentra en acceso abierto y podéis adquirirlo sin costo alguno. Por ejemplo, los autores mentan: ““Este estudio identifica las propiedades del material y del suelo que afectan a la preservación, relacionándolas con los tipos de suelo; evaluando sus capacidades de conservar huesos, dientes y conchas, materiales orgánicos, metales (Au, Ag, Cu, Fe, Pb y bronce), cerámica, vidrio y evidencias estratigráficas. La preservación de Au, Pb, así como la de cerámica, vidrio y fitolitos es buena en la mayoría de los suelos, pero las tasas de degradación de otros materiales (por ejemplo, Fe y materiales orgánicos) se encuentran fuertemente influenciadas por el tipo de suelo.

Conozco bien al primero de los autores, Mark Kibblewhite, y francamente no confraternizamos precisamente, sino que más bien guerreamos y mucho, pero hace años.  Todos los investigadores firmantes, o son edafólogos, o se encuentran más cerca de tal actividad que de las que conciernen a los restos del pasado. Pero Mark, en su momento, demostró ser muy astuto, aprovechando la ocasión de participar en el Buró Europeo de Suelos para poder “empoderarse” de la cartografía digital y bases de datos de suelos de toda Europa, aun no publicadas por aquél entonces. Por tal razón, puede entenderse el término “predictivo” de la frase que ya he reproducido. Debido a que diferentes los tipos de suelos preservan mejor o peor ciertos restos arqueológicos que otros, el mapa que habíamos hecho centenares de edafólogos le permitió realizar este ensayo metodológico. Más aun, como apenas existe bibliografía al respecto….. Hubiera sido deseable la participación de paleontólogos y arqueólogos pero, por la razón que fuera, no sucedió.

Con independencia de mis dudas sobre el poder predictivo de la metodología que relatan los autores, existen sentencias muy generales y de interés que pueden ser de interés para muchos de vosotros. Sería deseable que comenzáramos a formar expertos en el tema, para lo cual habría que contar con los de las otras disciplinas mentadas.

Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , , , ,

Paleosuelos de las Islas Canarias y el Origen del Sahara

paleosuelos-canarias-sahara

El secreto de los paleosuelos de Canarias y el Origen del Sahara. Fuente: Imágenes Google

La noticia que os ofrecemos hoy aborda el tema de como los paleosuelos pueden albergar información valiosísima sobre los climas del pasado que incumben al lugar, pero también a otros que pueden ser muy distantes. Los investigadores que han realizado el estudio, intentan esclarecer cuando se formó el gran desierto del Sahara.  Y con tan motivo analizaron los restos y evidencias que se encuentran bien guardados en los paleosuelos enterrados de las Islas Canarias, y más concretamente en los de Fuerteventura y Gran Canaria. Los resultados, francamente interesantes, que podéis leer tras esta entradilla, no los discutiré aquí, aunque adelantaré que varios millones de años. Ahora bien, digan lo que digan los autores, otros estudios han constatado un Sahara verde y al parecer de carácter mediterráneo hará unos pocos miles de años.  No se trata de hipótesis contrapuestas ya que una cuestión estriba en saber cuándo los patrones generales de circulación de la atmósfera comenzaron a establecerse como ahora, y otra bien distinta que cambios climáticos menores ocurren de vez en cuando, cíclicamente o no, los regímenes de humedad y temperatura regionales. En consecuencia, personalmente, considero que una de las hipótesis que describen estos científicos, entre otras muchas, se me antoja la más acertada: “También existe otra evidencia que sugiere que  el desierto ha tomado descansos y ha tenido períodos más verdes y húmedos intercalados con épocas áridas. Es esta sensibilidad al clima, y el papel del Sahara en el clima global, lo que hace que la región sea tan interesante (….)”.

 Existen zonas del planeta que son exportadoras natas de materiales y tanto el Sahara como su sureño vecino Sahel, son dos de ellas. Y tal mercancía suele beneficiar a ecosistemas tan lejanos como los americanos, fertilizando sus suelos y, según algunos, causando a los humanos problemas de salud respiratorios hasta en américa. De todo esto ya hemos hablado en varios post anteriores que os muestro abajo, aunque en algunos de los títulos no pueda infeirse.

 Ya comentamos también que, entre otras valiosas informaciones, los suelos y más aún los paleosuelos que se encuentran enterrados, y como corolario mejor preservados, son un archivo de memoria de la vida y los ambientes del pasado. Hoy seré breve, aunque os proporciono información abundante. Espero que sea del interés de algunos de vosotros.

 Juan José Ibáñez

Continua…….

(más…)

Etiquetas: , , , , ,

Suelos y Vegetación de las Montañas en el Mundo: ¿Por qué su diversidad y edafodiversidad es tal elevada

catenas-de-montana

Catenas de montaña del Chimborazo y Teide: Fuente: Imágenes Google

En septiembre de 2019 recibí una Noticia científica que llevaba el sugestivo título de “La Vida en las Montañas del Planeta” (Mountains of life across Planet Earth). Empero cuando lo leí me quedé boquiabierto, y no precisamente por su novedad. Al buscar el artículo original me percaté que era un número especial en honor de uno de mis ídolos, Alexander von Humboldt, quien descubrió por primera vez los pisos de vegetación de las montañas y su maravillosa diversidad escalonada. También fue determinante en la conceptualización de los gradientes latitudinales.  Según las fuentes, la imagen de concatenación en altura de los pisos de vegetación se le ocurrió visitando las islas Canarias en España, o ese imponente Chimborazo, en los andes ecuatorianos. (viajaba en una expedición del antiguo Imperio Español).  De ahí que en la imagen de presentación de esta entradilla muestre los dos. Empero en realidad la nota de prensa versaba sobre  varios trabajos dedicados a von Humboldt, mientras que la nota de prensa “debe” dar cuenta de todos ellos.

 Y este material publicado en una de las revistas más importantes del mundo, en mi opinión deja bastante que desear. Gracias a von Humboldt, sabemos que la diversidad de la vida y de los suelos es mucho mayor en las montañosas que en las zonas bajas circundantes. Se han debatido mucho las razones, varias de las cuales son obvias y otras descabelladas. Ninguno de los tres artículo que revisé aportaba nada de sustancia, debatir por enésima vez lo que sabemos y lo que seguimos sin saber. Por lo tanto sorprende leer frases como esta: Otra explicación de la riqueza de las montañas, dice el estudio, puede estar en la interacción entre geología y biología. Los científicos informan de un hallazgo novedoso y sorprendente: la gran diversidad se encuentra en la mayoría de las montañas tropicales estrechamente ligadas a la geología del lecho rocoso”. En fin mejor me callo. ¿Novedoso y sorprendente?: tan solo para los más ignorantes sobre estos asuntos.

 Al subir desde la base de una montaña (zona baja, llanura) hasta las cimas van sustituyéndose unos ecosistemas por otros, al disminuir las temperaturas y por lo general aumentar las precipitaciones, por lo que al proyectar estas áreas “planimetricamente” se observa que en espacios geográficos pequeños se acumula una gran cantidad de especies. De hecho existe una relación entre cliseries altitudinales y gradientes latitudinales. En cualquier caso, los autores patéticamente se sorprenden de estos puntos calientes de biodiversidad, cuando su asombro debiera haber sido que no fuera así. Conceptos como: Catena altitudinal, Cliserie altitudinal, Pisos altitudinales y pisos de vegetación, toposecuencias en laderas montañosas, son ideas por las que podéis seguir tirando del hilo e informaros mejor.  Es sencillo, debatir, punto por punto, la nota de prensa y los resúmenes de los trabajos traducidos que dejo abajo, aunque muchas aseveraciones sean ciertas, también son sobradamente conocidas. Sin embargo tal análisis daría lugar a una novela, que no a un post.

 Personalmente me ha sorprendido muchísimo de que no se mente nada de los suelos y la edafodiversidad en las mismas condiciones. Lo cual implica que no se han informado debidamente, por cuanto apelar a ejemplos de las rocas, como en el párrafo que he incluido en la entradilla, y dejar al margen los edafotaxa no deja de ser más que un craso error. ¡Gravísimo!. Me explico.

 Existen numerosos trabajos sobre el tema, aunque al hablar de edafodiversidad bastará con citar algunos de los míos, aunque hay más, y también de otros autores. Si ustedes analizan los siguientes, sin exponer una lista exhaustiva de todo lo que publicado: (I) Pedodiversity and global soil patterns at coarse scales (with discussion); (ii) Soil geography and diversity of the European biogeographical regions; (iii) Global Relationships of Pedodiversity and Biodiversity; (iv) Pedodiversity deserves attention in plant biodiversity research, observará que, a nivel planetario, la mayor edafodiversidad se produce en las regiones montañosas, mientras que en Europa ocurre lo mismo. Sin embargo el patrón es de naturaleza casi fractal, ya que también se detecta tal relación e nivel regional.  Dicho de otro modo, no ocurre tan solo en el mundo biótico, sino abiótico. Del mismo modo, se ha demostrado que biodiversidad, edafodiversidad, diversidad del modelado, y diversidad climática, son las principales fuerzas que determinan la biodiversidad estando generalmente todas ellas correlacionadas. Y resulta palmario que, por término general, en la montaña se ofrezca mayor variedad de todas ellas que en las extensas llanuras que las rodean, cuyos climas, formas del relieve, suelos y geomorfología suelen ser más homogéneos.  Obviamente, un cambio climático puede producir, otros correspondientes en la zonación de los pisos bioclimáticos, permitiendo que las especies asciendan o desciendan en altitud (dependiendo de las modificaciones en los regímenes de precipitación y temperatura). No debe soslayarse que tampoco la zonación e incluso que algunos ecosistemas cambien entre las orientaciones de las diferentes laderas montañosas (efecto de pantalla), lo cual es otro factor que incrementa la heterogeneidad. Y finalmente nadie duda de que la especiación, en estos ambientes y por las causas aludidas sea muy elevada. Resumiendo, ninguno de los tres artículos ofrece nada especialmente relevante. “viejo vino en nuevas botellas”. Todo esto ya se sabía desde hace muchísimas décadas.

 Sobre estos temas, ya al comienzo de la andadura de nuestro blog en 2005, editamos 14 posts sobre el tema, abundando acerca del mismo desde entonces en varias ocasiones. Todo este material está incluido en nuestra Categoría: Diversidad, Complejidad y Fractales’. E este documento, también encontraréis detalles e ideas de interés sobre este mentado asunto: “El paisaje mediterráneo a través del espacio y del tiempo : implicaciones en la desertificación”.

 Eso sí, algo suele pasarse siempre por alto en este tipo de análisis, y estriba en la  maldita Planimetroifilia (página 26; de la revista Biólogos). Un espacio montañoso es mucho más rugoso que uno llano, por lo que su proyección en el plano euclidiano (léase mapa) subestima considerablemente el área que realmente abarca. Os dejo pues ya con el abundante material aludido.

 Juan José Ibáñez

 Continúa…..

(más…)

Etiquetas: , , , ,

Antropoceno y Analfabetismo (Época geológica afortunadamente cuestionada)

antropoceno-holoceno

Antropoceno Holoceno Fuente: Colaje Imágenes Google

Antropoceno = Paleolítico + Neolítico = Holoceno = Antropoceno.. ¿?

El tránsito de la ciencia a la tecnociencia ha dado lugar a un gran número de dislates científicos, muchos de los cuales han ido en detrimento del bienestar de los ciudadanos. Hoy hablaremos de uno que, aunque  no ha causado estragos, si da mucho que pensar de la praxis científica actual. Hablamos del Antropoceno. La noticia que os vamos a mostrar hoy, como veréis, ha desmontado el dislate que ha ocupado a una parte considerable de la comunidad científica. Entre la vanidad  e ignorancia del  premio Nobel de química, Paul Crutzen, quien popularizó un término que de hecho ya fue propuesto un poco antes en “términos geológicos, es decir, “1867” y quizás con más tino, se sumó rápidamente el arribismo de abundantes científicos, que, con razón o sin ella, defienden que a partir de la revolución industrial deberíamos hablar de una nueva época geología, es decir del Antropoceno. ¿Razón?: la devastación del Planeta Tierra por las actividades humanas desde el Siglo XIX.  Rápidamente el tema permeó hasta las más altas instancias de la Geología y se debate sobre ello. Al mismo tiempo, y dada la naturaleza del vocablo y su irresistible poder mediático, los medios de comunicación de masas se ocuparon de hacer saber al mundo, esta iniciativa, tan inútil, como intelectualmente ridícula.  Inútil, porque acuñar vocablos no conlleva solución alguna. Ridícula al poner de manifiesto el analfabetismo de los que se arrogan falazmente el derecho de hablar en nombre de la comunidad científica. Pues bien, la nota de prensa que os mostramos hoy pone los puntos sobre las íes. Antes de terminar la entradilla, os dejo mis puntos de vista plasmados en post escritos desde hace ya casi 13 años. Se corrobora todo lo que he ido afirmando e incluso pueden llegar a quedarse cortos. Lo que los autores constatan es que desde hace 10.000 años, como mínimo, el ser humano ha ido cambiando rápidamente la faz del planeta, y más aun considerando que hablamos de épocas geológicas. Si este fuera el caso, el Antropoceno incluiría todo el neolítico, posiblemente el paleolítico y quizás habría que retroceder bastante más en el tiempo, como comprobareis en parte de los post que os muestro.  Mal asunto cuando los ecólogos presionan a los geólogos desde la más absoluta ignorancia de nuestro pasado y que todo el mundo de palmas con las orejas. Cuando un científico se introduce en otros ámbitos ajenos, sin ni tan siquiera informarse de que el pasado condiciona y conduce al presente, habría mucho que reprochar. Hablamos de ciencia que no de ocurrencias. Como veréis, el Antropoceno resulta ser un vocablo sobrelapante al de neolítico y posiblemente al paleolítico, aunque posiblemente hubiera que retroceder hasta el Pleistoceno. Y a las pruebas me remito (ver post de lo ocurriendo en el continente austral y la polinesia).

Del mismo modo, considero incómodo y hasta estúpido discurir y clasificar im periodo geológico cuando estamos en su eno y no sabemos como terminará. La geología histórica se hace desde una profunda observación retrospectiva. ¿Somos vanidosos hasta en nuestros actos más indignos?. Incluso la editorial Elsevier acaba de editar una nueva revista denominada, ¡cómo no!, “Anthropocene”. Pues ya tienen tema para discutir, pero no del vocablo y sus repercusiones ecológicas, sino de arqueología, antropología, etc. ¿Y qué decir ahora de todos los arribistas que se encuentran luchando por proponer esa nueva época?: “zapatero a tus zapatos”.   He buscado en Wikipedia y me he quedado atónito. La versión del Antropoceno que yo leía no tiene nada que ver con la actual, ya que este última comienza a recoger lo que llevo defendiendo desde hace años, no porque sea muy listo, sino porque leía sobre los paisajes del pasado y la acción humana, noble actividad que parece entrar en desuso entre muchos colegas ¡Lamentable!.

Seguidamente termino la entradilla colocando los post que he escrito sobre el tema cronológicamente, para reproducir a continuación lo que expone a dia de hoy Wikipedia (octubre de 2019) y luego os reproduzco el trabajo realizado por multitud de colegas que desmonta las argumentaciones “antropocentricas al uso” por aquellos que más que ciencia solo pretenden ser famosos y alcanzar la gloria, incluso con argumentos peregrinos.

Antropoceno = Paleolítico + Neolítico = Holoceno  

Post Previos sobre el Antropoceno y los suelos

El Antropoceno: ¿Una Nueva época Geológica? (15 de agosto de 2007)

El Antropoceno y la Sexta Extinción (6 de mayo de 2010) …

Neocatastrofismo Ecológico y Evidencias Científicas (Las Grandes Extinciones de la Megafauna Durante el Paleolítico) (2 de septiembre de 2015)

El Hombre Paleolítico y la Transformación de la Biosfera y Edafosfera (24 de febrero de 2016)

Mamuts, Cultura Clovis, Estepas y su Impacto sobre los Suelos (4 de noviembre de 2015)

La Gran Extinción de la Megafauna Terrestre: Australia (8 de Octubre de 2015)

Extinción de la Megafauna de Australia y sus Repercusiones Clima, Suelos y Ecosistemas (2 de octubre de 2015)

Mamuts, Cultura Clovis, Estepas y su Impacto sobre los Suelos (4 de noviembre de 2015).

Juan José Ibáñez

Continúa………

(más…)

Etiquetas: , , , , ,