Posts etiquetados con ‘creatividad científica’

La Creatividad Científica y El Futuro de la Ciencia

el-fin-de-la-ciencia

El Fin de la Ciencia. Fuente: Plixid

En 1996 John Horgan, respetado periodista científico, publicó en libro titulado “EL Fin de la Ciencia”, causando un gran alboroto, así como la indignación de numerosos colegas. Pero la historia ahí está. Una buena parte de las grandes teorías científicas fueron propuestas entre mediados del siglo XIX y XX. Tras eclosión de enorme creatividad, hemos vivido de las rentas, desarrollando aquellas magníficas propuestas y creando tecnologías para su aplicación. Sin embargo, en los últimos años, han aparecido demasiados debates que vuelven a hundir la llaga en este espinoso asunto, mientras curiosamente se reclama en la educación, ante los rígidos esquemas de aprendizaje actuales Así, en algunos de los foros más respetados de Internet se han planteado debates como los siguientes: ¿Cuál es el papel de la creatividad en ciencia? o ¿Tienen cabida los genios en la ciencia del futuro?. Pero hagámonos la pregunta inversa: ¿Se imaginan el progreso científico en manos de unos expertos y cultura poco creativos? ¿Y si hablamos de la biotecnología?; ¡perdón! de la tecnología?  ¿No será que los investigadores somos muy ignorantes en demasiadas materias?

Del mismo modo, algunos expertos vaticinan, que en el devenir de la indagación científica, tal como hoy lo entendemos, no habrá cabida para personajes como Darwin, Einstein, Gödel o Heisenberg. Según estos “eruditos”, la investigación resultará ser más colectiva y anónima, mientras que la tecnología desempeñará un papel que mermará paulatinamente el rol de la creatividad. Me siento desconcertado y espero que no sea así. Hasta la fecha, los mayores logros han sido alcanzados por científicos transgresivos que en su día retaron al establishment de sus disciplinas. Adelantemos también que casi todos los escritos de aquellos afamados genios, pero también de muchos de los actuales, han fracasado estrepitosamente a la hora de vaticinar el futuro de sus disciplinas científicas.  

Nuestro cerebro es una enorme red neuronal que alberga entre 50 y 100 mil millones de neuronas, que envían señales a través de unos 1.000 billones de conexiones sinápticas. ¿Alguien conoce algún ingenio de tal guisa? ¿Puede la creatividad humana ser reemplazada por las máquinas qué ella misma crea? Lo dudo, aunque también me alivia que los cerebros más superdotados patinen a la hora de reemplazar su sabiduría por una bola de cristal al objeto de vaticinar un futuro intrínsecamente incierto. Empero lo que más me inquieta es el planteamiento actual, muy pertinaz al insistir en este tipo de cuestiones. Cuando se cuestiona lo obvio, mal asunto. Veamos la trama que urde, pero se esconde, en todo este espinoso asunto (…)

(más…)

Etiquetas: , , ,

Super-Suelos: Los Suelos de los Campeones (Supersoils: ¡¡oh yeah!!)

¿Habían ustedes oído hablar de los súper suelos? Si, hablo de ¡los suelos de los campeones!. Posiblemente, debido a que los suelos son muy malos, mejor decir perversos, y atentan malévolamente contra los intereses humanos, algunos colegas iluminados van en búsqueda de fabricar súpersuelos y venderlos por doquier¿Verdad o mentira?. Hace varios meses días me inscribí a una red en linkedlin relacionada con la SSSA a través de una iniciativa (o algo así) denominada Soil Science Education. Se me antojó interesante indagar de que se hablaba en las redes sociales. Así pues, con vistas a recibir sus alertas reitero que me inscribí. Alguno de los participantes en este foro preguntó a los demás si habían oído hablar de los “Super Soils”, y como corolario solicitaba información al respecto. Abajo os dejo los comentarios que me parecieron más interesantes y que, por lo demás, no dejan de ser bastante decepcionantes, en mi modesta opinión. La culpa no es la de SSSA, por supuesto, sino de los propios edafólogos. ¿Nuestros cerebros no dan más de sí? Lo mismo me ha ocurrido con otros debates. Sigo lamentándome de que, como comunidad o colectivo científico, andamos bastante descarriados.

Me decepciona soberanamente de que a menudo (ver post en nuestra categoría “La calidad y las Funciones del Suelo”) nuevos conceptos sin contenido e incluso aberrantes, aunque aparentemente sugerentes, cuando son aceptados, e incluso alabados, por la comunidad científica, den lugar a este tipo de sandeces. Al parecer la “calidad” de los suelos naturales no resulta ser la que nos apetece, y por lo tanto les responsabilizamos de no cumplir debidamente sus “funciones”. Y por esta justificadísima razón vamos a la búsqueda de fabricar “supersuelos”. Todo esto me parece cojonudo, es decir, una matera maravillosa de engañarnos y engañar al ciudadano, ya que a la postre, parece ser que vendemos (una vez más) viejo vino viejo en nuevas botellas, como uno puede inferir de la foto que os mostramos (¿producto de 1954?). Eso si, ahora de mano del biochar y otros grandiosos progresos de la edafología moderna, vuelve a aparecer en Internet el vocablo de marras “Super Soils”. Al indagar, me he encontrado de todo, es decir Webs institucionales, empresariales, foros de discusión en los que se alude a los suelos de los campeones. Casi 35 años trabajando en edafología y no tenía ni la más remota noticia del asunto. Una vez a más este hecho constata que debo ser un profesional deleznable, analfabeto, caduco y trasnochado. Prefiero parar aquí y no entrar analizar otros debates de esa red social, ya que de hacerlo (….) desbarraría hasta límitites hilarantes (para unos) y poco afortunados (para otros). Pero comencemos ya con la antología del disparate…..

supersuelo

Super-suelo para arreglar la edafosfera desde 1954 ¡mamma mia! Y yo sin enterarme

Supersuelos: La Pregunta del Millón en Linkeding “Soil Science Education”…..

(más…)

Etiquetas: , ,

Creatividad Científica. Entre la Vigilia y el Sueño

Durmiendo la siesta bajo un manzano Newton pecó ¿involuntariamente?, al golpearle en su cabezón el fruto prohibido, teniendo a la “postre” un gran destello de creatividad que iluminó la ciencia durante siglos. Descartes se despertó un buen día excitado por un sueño alegando que Dios le había revelado el método científico.  La forma en que cada investigador descubre el germen de sus teorías científicas parece ser un secreto, si no lo manifiesta explícitamente. Resulta inusual en nuestros tiempos que las lumbreras aleguen que su “eureka” le surgiera casi espontáneamente en el tránsito dormido/deserpierto. Sin embargo, cuando uno le historia de la ciencia, se percata que, en muchas biografías de los héroes de la ciencia, se reconoce que a menudo (¡si!, ¿pero cuantas?) grandes teorías se les ocurrieron en lo que ahora los investigadores denominan sueños lúcidos (lucid dream). Sin embargo, otros mitos de la cultura, ya fueran escritores, músicos, pintores, escultores, etc., comentan situaciones similares, aunque también, eventualmente apelaron al uso de drogas como el cannabis o reconocieron que algunas de sus grandes creaciones las parieran bajo estados alterados de conciencia. Este hecho, me llamó la atención desde que comencé a leer historia de la ciencia, ya a los 16 añitos (“42 después de aquel Juanjo”).  Personalmente también he “disfrutado de alguna experiencia semejante” (aunque mi talento natural no de para mucho, ni estando lúcido). Existe la falsa creencia de que los físicos o matemáticos culminan sus  hallazgos teóricos de largo alcance apelando simplemente al desarrollo consciente de sus hipótesis tras largos y duros años esfuerzo. Sin embargo, realmente, muchos de ellos reconocen que fue debido al tipo de vivencias que he narrado anteriormente. ¿Porque la vida es un sueño y los sueños, sueños son? ¿Si o no? ¿Los sueños de la razón? ¿Se equivocaba Pedro Calderón de la Barca en su afamada obra?. Hasta donde yo tengo noticias, tal incremento de creatividad gracias al sueño  no se encuentra científicamente corroborado o refutado. Ahora bien, ya hace más de 1200 años que ciertas religiones y prácticas espirituales orientales reconocieron el valor de los sueños lúcidos. También existen narraciones a tal respecto en los albores la cultura occidental. Numerosos chamanes latinoamericanos ingieren drogas alucinógenas antes de espetar sus vaticinios y pronósticos. Se trata de un hecho reiterado, procedente de los más lejanos lugares, en el espacio y el tiempo, y proclamados por todo tipo de personas, con independencia de su actividad. En consecuencia no podemos desechar la hipótesis de que el sueño despierte nuestra creatividad. Eso sí, debemos entender que cuando dormimos pasamos por varias fases del sueño con sus características idiosincrásicas. Las que parece que conciernen a la creatividad  surgen en la frontera “Entre el sueño y la vigilia (sueño-vigilia video). Hoy sabemos que incluso uno puede adiestrarse con vistas a alcanzar conscientemente el mismo estado desde la vigilia a los sueños lúcidos. Por lo tanto, numerosas figuras de la cultura, de un modo u otro, han reconocido a lo largo de los tiempos que los denominados sueños lúcidos impulsan nuestra creatividad,  pero que tal hecho se produce en un estado determinado concreto, por cuento hay una multiplicidad de tipos de sueños.

lucid-dreaming-pau-omara

Sueño Lucido. Fuente: Paul O’Mara Tarot & Psychic readings

(más…)

Etiquetas: , ,