Posts etiquetados con ‘riesgos tecnológicos’

Los Avances Tecnológicos Amenazan el Futuro de la Humanidad

apocapisis-tecnologica

¿Apocalipsis tecnológica?: Depende del sentido común de la humanidad. Fuente: RedOrbit

 Ya está Juanjo en uno de esos días en que lo ve todo de color negro. Desde luego no parece un “científico” sino uno de esos catastrofistas que se intuye que va en contra del progreso. ¡Pues va a ser que no!.

Ya hemos comentado en diversas ocasiones que la ciencia y la tecnología son amorales, cuyos riesgos y beneficios dependen del uso que les destinemos los propios humanos que las hemos concebido, soslayando los secretos “progresos” de la investigación militar. Y así, vimos en algún post precedentes que, por ejemplo, los avances en la inteligencia artificial son sufragados esencialmente por las industrias de los videojuegos y la mencionada ciencia aplicada a la industria relacionada con los ministerios de defensa y/o de la guerra, según países. Ya denunciaba a principios de los años setenta el filósofo de la ciencia, Paul Feyerabend que se intentaba convertir a la ciencia en la nueva religión ante la que todos debíamos postrarnos. Corrientes filosóficas posteriores también aceptaban tal conjetura. Empero una religión, sin principios éticos, se me antoja un contrasentido, una de las empresas intelectuales más peligrosas creadas por el ser humano, a no ser que existiera un  juicioso y benevolente “Dios de la Ciencia”,  que tutelara el incierto camino de los desarrollos tecnológicos por un “sendero luminoso”.  Vivimos en una sociedad en donde  los principios éticos y morales se vienen abajo aplastados por el imperio de las finanzas y las ansias de poder sin escrúpulos. Personalmente considero que bastaría con seguir a rajatabla la carta de los derechos humanos y poco más, para paliar los desmanes que sufren la naturaleza y gran parte de los ciudadanos por el insaciable egoísmo de unos pocos y la tiranía de un mercado bajo  la doctrina del capitalismo neoliberal. El principio de precaución parece ser un estorbo para nuestros gestores y políticos. Los seres humanos muestran constantemente su dialéctica jánica. Cualquier aplicación que se desarrolla para el bien de la humanidad, pero que también pueda servir para manipular, subyugar o, asesinar a los ciudadanos, suele terminar implantándose desde ambos lados de la moneda.   

Reiteramos hasta la saciedad que necesitamos urgentemente introducir a todos los niveles de la educación y legislación, asignaturas y códigos éticos que sirvan de líneas rojas que no puedan traspasarse, ¡jamás!. Pero si la ciencia en si misma es una religión… Pues bien, el día que escribo este post, ha caído en mis manos la noticia que os expongo abajo y que da cuenta de un estudio llevado a cabo por sesudos expertos. Eso sí, su redacción pueda der lugar a confundir la realidad con la ficción y la religión, como pueden leer en estas líneas que adelantamos, y que son un palmario reflejo de que se nos trata a todos como tontos de remate:   Un reciente informe detalla los 12 grandes riesgos que podrían provocar el Apocalipsis anunciado en los textos sagrados o en las salas de cine (…)” ¡Amén!. Pero como seguimos avanzando “El IFH y la Fundación Retos Globales, ubicada en Suecia, han recopilado todo lo que la ciencia sabe sobre estos posibles cataclismos con tan poco encanto. Una treintena de expertos repasaron centenares de libros y artículos científicos hasta obtener un listado con los eventos que podrían acabar con la civilización humana, incluso con la propia existencia de los humanos. El informe 12 riesgos para la civilización humana hace hasta una estimación de la probabilidad de que alguno suceda en los próximos 100 años. ¿Investigadores o adivinos con una bola de cristal?.

Como os mostramos al reproducir la noticia, resulta que entre los retos que amenazan a la humanidad, la mayoría proceden del ámbito de la tecnología de las que nos sentimos tan orgullosos. Y así este panel de expertos divide tales cataclísmicas apocalipsis en tres categorías: Riesgos actuales, riesgos emergentes, y riesgos de las políticas mundiales. Pues bien como se detalla en la nota de prensa

(i) Riesgos actuales (7) de los cuales cinco 5 derivan de las actividades humanas; (ii) Riesgos emergentes (4) todos tecnológicos; y (iii) Riesgo de las políticas mundiales (…), sin comentarios. En consecuencia diez de las mentadas 12 amenazas para la humanidad proceden directamente del seno de nuestra civilización tecnológica y sus veleidades que tanto abrazamos acríticamente.  ¿Somos nosotros los catastrofistas?. No, me parece que no. Obviamente no atacamos en si mismos el progreso de la ciencia y los avances tecnológicos. Empero lo que sí nos alarma es su uso y quién vigila sus aplicaciones. Es justamente este último punto el que debería ser vigilado hasta la extenuación si queremos tener un futuro. De hecho tan solo se trataría de aplicar correctamente el tan cacareado principio de precaución.

Seguidamente os dejo otra en apariencia buena nueva de la tecnociencia “Un ojo impreso en 3D podría mejorar la visión y grabar nuestra vida”. ¡Fantástico!. Nada que objetar. Podría ser, por ejemplo fabuloso retroceder y estudiar nuestro pasado sin que la memoria distorsione los recuerdos. Ahora bien os dejo como ejercicio una reflexión un tanto más seria e inquietante. Imaginemos que terminemos grabando nuestras vidas, y que alguien en algún momento, o las vigile o las analice. ¿”A dónde iría a parar nuestra privacidad/intimidad en el sentido más profundo del término”?.  ¿Quién quedaría libre de culpa?. ¿Cuántas vidas podrían ser destruidas?, etc. etc. Les animo a todos a que analicen todas las noticias sobre prometedores progresos científicos y tecnológicos  desde todos los ángulos alternativos a la prensa timorata y los propios investigadores implicados. Y entonces a sabiendas que siempre ha habido, hay y habrá seres humanos que malévolamente las valorarán desde la perspectiva de sus ocultas, oscuras y depredadores ambiciones, pensamos a dónde queremos ir y a dónde vamos.     

Juan José Ibáñez

Os dejo con las noticias……

(más…)

Etiquetas: ,