Semana de la Weblog “Un Universo Invisible Bajo Nuestros Pies” Sobre el Año Mundial de los Desiertos y la Desertificación

Por si ustedes no lo sabían, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró al 2006 como el Año Mundial de los Desiertos y la Desertificación (2006 International Year of Deserts and Desertification). Nuestra weblog se suma a tal macro-evento y esta semana la dedicaremos fundamentalmente a explicar al ciudadano lo que “es o no es” la desertificación. Esperamos lograr nuestro objetivo ya que (..).

Tras buscar en Goodle solo hemos encontrado la escandalosa cifra 89 referencias en castellano. Como puede observarse, a parte de los medios de comunicación, la sociedad española parece muy “concienciada”, o mejor sería decir “desertificada”. En un periodo turbulento marcado por los éxodos y migraciones (o sus intentos), parece ser que acabamos de descubrir que el desierto también migra (ruego a ustedes que no se tomen en serio las cifras que menciona este último hipervínculo porque no lo son). No iban a ser los desiertos menos que los desheredados que intentan huir de él. Pues va a ser que no. Los que se afanan por escapar de la pobreza, aún poniendo en riesgo su vida, se traen el problema a sus espaldas como único equipaje. Habrá que avisar a nuestras autoridades inmigratorias con vistas a que les registren los “abundantes” enseres que pretenden pasar clandestinamente por nuestras fronteras, así como los desiertos que ocultan en ellos. Por favor los desiertos no migran, hablemos con propiedad.

 

Pido disculpas, por cuanto la ironía, acompañando a esta tragedia, puede resultar un tanto macabra. Lejos de nuestra intención. Lo que ocurre es que, los “presuntos” procesos de desertificación y todo lo que acompaña a estos, no pueden entenderse al margen de los temas socioeconómicos asociados. Intentaremos explicarlo en 5 o seis contribuciones breves, aunque sustanciosas. Al final de la semana ustedes sabrán si entienden algo mejor que la desertificación. Yo ya les anticipo que no entiendo, ni tan siquiera el concepto, a pesar de haber escrito abundantemente sobre el tema y editados dos libros sobre el mismo.

 

Tan solo anticipar que la “desertificación” resulta ser tal amasijo de procesos dispares que al final este administrador no sabe ni que decir. Un busca de mi coherencia profesional, hace unos meses cambié de mi posición en el Centro de Ciencias Medioambientales (nunca mejor dicho lo de “medio)” al de Investigaciones sobre Desertificación. Creo que queda todo dicho. No busquen encontrar en las notas que seguirán a esta un análisis pormenorizado de los procesos de desertificación. Se me antoja imposible. Ahora bien la historia resultará más que jugosa. Como en otras muchas ocasiones, la macedonia, de ciencia, política y dramas sociales da lugar a engendros poco “digeribles”. Veremos el porqué.

 

Juan José Ibáñez

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..