Privatizando el Procomún de las Comunidades Científicas. El Caso de la Edafología (Contestando a Rossiter sobre el “Presunto” Nuevo Mapa Digital de los suelos del Mundo)

Todo esta cambiando en el futuro institucional de la edafología, pero casi nadie parece percatarse de ello. Espero y deseo que este sea el último post sobre el tema que editemos en nuestra bitácora, al menos durante mucho tiempo, pero…. ¡a saber! El sueño de Alex McBratney se ha cumplido, tanto en el plano técnico como en su búsqueda por el poder. El defiende una perspectiva que personalmente detesto en ambas esferas. Ya os comentamos que nuestro post: “Presunto Mapa Global Digital de Suelos del Mundo “GlobalSoilMap.net”, buscan información Edafológica Desesperadamente ha causado malestar a miembros de la nueva cúpula de la IUSS, aunque reitero que desconozco si en el plano institucional o personal. El problema surgido lo comentamos en la siguiente entrega:Blogs de Ciencia: Los Éxitos y sus Problemas Inherentes. Seguidamente os explique, muy  someramente mis críticas en el plano técnico (Sobre el Mapa Digital de los Suelos del Mundo: Contestando a D. G. Rossiter y A. Hartemink). Habría mucho más que añadir pero lo dejaremos estar “de momento”. Ahora bien, con independencia de estas discrepancias científico-técnicas, existe otra de mayor calado que nos afecta a todos los expertos de la ciencia del suelo. Y tal problema fue esbozado ya hace pocos años en el siguiente post: Las Autoridades de la FAO son Recriminadas en una Evaluación Externa por Su Rácana Política en Materia de Suelos. Os preguntaréis que relación existe entre un tema y otro. Resulta que en mi opinión mucha. La FAO ha sido tradicionalmente la Institución Internacional que más ha colaborado con la IUSS y todos nosotros. Pues bien, mientras la edafología en aquella institución muere de inanición, tanto a nivel de recursos humanos como pecuniarios, surge un consorcio de organismos nacionales, en su mayor parte, que pretenden reemplazarla, ¿gracias? a una donación de esa Fundación de los Gates que o no quiere o no desea saber si sus dineros se dispensan para bien o para mal de la ciudadanía global. Hablamos pues de la destrucción del procomún, por cuanto unos  centros nacionales de investigación, con sus lógicos intereses de visibilidad y poder no pueden ni deben reemplazar a un ente internacional que velaba (mejor o peor) sin el menor interés de protagonismo. Resumiendo, se está privatizando, de una forma u otra lo que podía considerarse de todos. Hablamos de nuestro propio “procomún”. Y esta sí resulta ser una tragedia que pagaremos el colectivo de edafólogos, salvo unos pocos que extraerán suculentas ganancias. Veamos de qué hablo.

juanjo-ibanez-protestando-por-el-futuro-de-la-edafologia-institucional  

Juan José Ibáñez protestando metafóricamente por la pérdida del procomún (privatización) del patrimonio de los edafólogos

 Como científico y ciudadano, uno debe denunciar lo que considera que perjudica a los intereses de su comunidad. No hay nada en nuestra sociedad y cultura que sea verdaderamente objetivo. Y por tanto así lo hago. ¡Moleste a quien moleste! Esta es mi opinión o versión de lo ocurrido y de lo que podrá ocurrir.   

 Acabo de releer varias de las contribuciones al 1er Taller  Latinoamericano de GlobaSoilMap.net Atlas de Suelos LAC, celebrado en Brasil durante el mes de septiembre de 2010. Debería haber asistido ya que estaba invitado para la primera reunión preparatoria encargada de redactar el Atlas De Suelos de Latinoamérica, subvencionado por la Unión Europea (European Soil Buro –ESB-). Empero la responsable del “Nodo” para Latinoamérica y el Caribe del GlobaSoilMap fusionó de una manera improcedente y sibilina (a mi modo de ver) dos iniciativas muy dispares, entrando los edafometras a quedarse con lo que no les corresponde (no saben nada de geografía de suelos, salvo honrosas  excepciones). Ya os hablaremos de este espinoso tema más adelante. El Secretario General del ESB verá si prefiere un producto políticamente correcto pero insustancial, o uno de buena calidad. Me temo lo peor. Personalmente he desistido colaborar con pésimos compañeros de viaje “en general” (algunos decentes supongo que participarán). Pues bien, tras releer los detalles técnicos, me ratifico en mi opinión sobre los propósitos y las deficiencias técnicas que observo en GlobalSoilMap. Pero vayamos al grano.       

 La FAO albergaba hace años un buen equipo de personal técnico y asesores externos, responsabilizándose a nivel mundial de una buena parte de las actividades relacionadas con la ciencia del suelo. De este modo era el principal soporte de la Actual IUSS (Unión Internacional en Ciencias del Suelo). Así, entre cientos de reportes y documentos técnicos, se llevaron a cabo el primer y único mapa de los suelos del mundo y tras este lanzaron la denominada iniciativa SOTER (algo más detallada, que ha ampliado y mejorado en parte la mentada cartografía, por regiones del globo). Sin embargo, los nuevos responsables de la FAO comenzaron a considerar que invertir en el estudio del medio edáfico era tirar el dinero “por los suelos. Poco a poco comenzaron a menguar la plantilla y los recursos económicos destinados a estos asquerosos menesteres. Nadie ha parecido entenderlo. Fruto de ello, y demostrando que no soy un ser estrafalario, resulta que hace dos o tres años “Las Autoridades de la FAO fueron Recriminadas en una Evaluación Externa por Su Rácana Política en Materia de Suelos. Pero debieron pensar que “a pretensiones necias oídos sordos”.

 Y es aquí en donde se juntaron el hambre con las ganas de poder. Alex MacBratney (que ya había intentado ser galardonado y acceder al poder de la IUSS infructuosamente hasta ese momento –obviaremos los detalles-) encontró aliados para acceder y conseguir de la Fundación Gates la financiación necesaria con vistas a lanzar su sueño hacia adelante. Hablamos del GlobalSoilMap. Advirtamos que, a lo largo de mi carrera profesional no he hablado con personal alguno de la FAO que se adhiriera a las tesis de Alex, lo cual me tranquilizaba. ¡Ya no! Hemos perdido la batalla. La mayor parte de los colegas no han entendido lo que entraba en juego. Algo me barruntaba al concederse a Australia (en donde trabaja Alex) la Organización del último Congreso Mundial de Suelos (Brisbane, Julio de 2010). Y así fue. Si en Filadelfia fracasó, aprovechó jugar en casa para meternos un gol. Y de este modo, el nuevo Secretario General de la IUSS (Alfred Hartemink) junto al propio Alex adjunto han comenzado a comandarla.

 ¿Qué relación existe entre Alfred Hartemink” y Alex McBratney?. Poner en Google académico ambos nombres simultáneamente y comprobarlo. ¡Sin comentarios!. Lo mismo ocurre con los responsables de una buena parte de los nodos continentales de GobalSoilMap, ya sea con Alex o los miembros que pertenecen a la Comisión de Edafometría (pedometrics). ¡Comparar los nombres! ¡Sin comentarios!

 El ISRIC, que siempre había sido el mejor y más fiel aliado de la FAO (de hecho allí reside el Museo Mundial de Suelos), ha virado diametralmente de rumbo. Y hoy Alfred Hartemink, perteneciente a este Instituto, lidera tanto la IUSS como GlobalSoilMap. Empero si analizáis los organismos que participan en este último proyecto Global (ver abajo) resulta que la FAO no aparece por ningún lado. Veamos quienes la comandan a nivel mundial, así como en sus nodos regionales:

 Sub-Saharan Africa –Earth Institute at Columbia University (EI), World AgroforestryCentre (ICRAF), Tropical Soil Biology and Fertility Institute (TSBF-CIAT), and CIESIN/Earth Institute of Columbia University.

 North America –USDA Natural Resources Conservation Service, National Geospatial Development Center, Morgantown, USA.

 Latin America and Carebbean–EMBRAPA (EmpresaBrasileirade PesquisaAgropecuária), Brazil.

 Europe and Eurasia –Institute for Environment and Sustainability (IES) of JRC (Joint Research Centre of the European Union) in Ispra, Italy.

 Australia and Oceania –Commonwealth Scientific and Industrial Research Organization (CSIRO) in Canberra, The University of Sydney

 Asia -Institute of Soil Science, Chinese Academy of Sciences in Nanjing, China

 West Asia / North Africa / South Asia not yet. Pero mirar aquí, ya han elegido Jordania: ver el Instituto que lo avala ¡Sin comentarios!

 ISRIC – World Soil Information in Wageningen, the Netherlands is the global coordinator

 ¿Se encuentra la FAO? ¡Pues paree no!. Al parecer, tan solo Europa mantiene una institución continental como nodo independiente. En otras palabras, a partir de ahora, los que no creen en los mapas de suelos convencionales, los que defienden que las clasificaciones de suelos son subjetivas (Como la de la FAO o la WRB y la propia USDA), etc., son los dueños del ¡cotarro!, mientras que Instituciones que velan principalmente por sus intereses, que no por los de todos, se beneficiarán a costa de los demás. ¡Veámoslo!.

 Los Institutos o Centros nodos de Global, resultan ser los que reciben los fondos del proyecto, siendo responsables de la coordinación y centralización de los productos recibidos. Con tales fondos económicos, compran el instrumental sofisticado, contratan o forman a los jóvenes investigadores y, en definitiva, crecerán a costa de los demás. ¡Privatización pura y dura de los bienes y el futuro del procomún!.   ¿Y el resto de los países incluidos en el dominio de cada nodo regional-continental? ¿Recibirán dinero? ¿Saldrán reforzados? Pues en principio, al parecer, va a ser que no. Ellos proporcionarán los datos que atesoren de sus países gratuitamente. Rossiter defiende que a la llamada de GlobalSoilMap, muchos Estados reforzarán su política en inventario y cartografía de suelos. Sinceramente lo dudo, aunque tal estrategia podría funcionar en casos aislados, será más la excepción que la regla. Veamos un caso, por ejemplo en Europa.

 Sobre la denominada iniciativa SoilNet   

A principios de este milenio, me encontraba en el “Steering Committee” del Buro Europeo de Suelos. Pocos meses después, la Presidencia Semestral Española de la UE iba a lanzar la hasta ahora fallida Directiva de Protección de Suelos”. Pero comenzaron a surgir los problemas, al menos para mi). Cranfield por UK y Wageningen por Holanda comenzaron a lanzar la iniciativa denominada SoilNet que pretendían comandar con el apoyo de algún que otro país. Pero, ¿Cuál era el propósito de SoilNet? Su objetivo consistía en coordinar un programa pan-europeo de monitorización de suelos, bajo la cobertura de tal iniciativa. Me opuse frontalmente, por cuanto pensaba que el ESB era la institución europea que debía coordinar tal empresa, no instituciones ya de por si muy privatizadas, en las cuales gran parte de su personal vive de captar financiación de proyectos. Pero si estos no llegan, algunos (o muchos) investigadores de su plantilla se queda sin trabajo. De hecho, guardo un mail de un edafólogo de allí que así lo atestigua. En un momento dado, alguien espetó: ¡y si tenemos éxito quizás el ESB ya no tendrá razón de existir!. En mi modesta opinión, se trataba de un golpe de estado contra el ESB por parte de miembros nacionales de la Red del ESB (que no es lo mismo). Al protestar muy enérgicamente, mis problemas aumentaron y quisieron expulsarme del “Steering Committee”. No podían por el reglamento, ya que de no ser así. Eso si, mis problemas se multiplicaron hasta límites inimaginables, transcendiendo las fronteras de este asunto. Sin embargo, sobre estos avatares cabría escribir un libro de intriga o suspense. Afortunadamente para la edafología europea fracasaron, y así el  ESB, sigue comandando los destinos de la edafología en Europa, y como corolario la de GlobalSoilMap (¡de momento!). Parece ser que Wageningen siembre está en todas estas tramas. En principio, nadie puede culpar a los propios implicados, por cuanto se juegan su puesto de trabajo. Pero hay formas y formas de hacer las cosas. Y todo aquello fue muy sucio. ¡Pero hay más!.

 Si leéis el post: “La Protección del Suelo en Europa: Desinterés por el Medio Ambiente y Algo Más Turbio…….”, Constataréis que si todavía no se ha aprobado la Directiva de Protección de Suelos (y posiblemente el programa para el inventario y monitorización de los suelos de Europa) es porque existe una minoría de bloqueo en el seno de la UE que lo impide. ¿Y que países constituyen tal minoría?. Sencillamente, y como en tal post se recogía de una nota de prensa:

 En 2006 el Ejecutivo comunitario lanzó una propuesta legislativa, con el apoyo del Parlamento Europeo, para proteger los suelos europeos, pero desde entonces está bloqueada en el Consejo debido a la oposición de seis Estados miembros (Alemania, Austria, Países Bajos, Reino Unido, Malta y Polonia).

 Dicho de otro modo, los que se encuentran devastando el procomún (bienes y patrimonios de todos), no son otros que los que intentaban comandar la edafología europea, algunos de los cuales pueden llegar a ser responsables  (si no lo son ya) de la mundial. Y ahora la pregunta del millón ¿Retirará Holanda su posición en la minoría de bloqueo? Al liderar GlobalSoilMap se encuentra en posición inmejorable. ¿O no? Posiblemente esta situación sea casual. Pero como suele decirse, cada día que pasa creo menos en las casualidades. El tiempo dictará sentencia. En cualquier caso cabría contestar a Rossiter que es el país en el que trabaja uno de los que impide un nuevo inventario de suelos, a la par que desplaza a la FAO (en lugar de apoyarla), asumiendo su rol. ¿Entendido? No me digáis que no deja de ser un tanto paradójico todo este embrollo.

 ¡Pues sí!, como se dice, “me estoy colocando yo solo la soga en el cuello”. Sin embargo, voy ligero de equipaje y así todo es más fácil (de hecho como edafólogo en activo para estos asuntos tenía una prevista una fecha de caducidad que ya sobrepasé hace años). Quizás algún día alguien lea este post y entienda una historia que padece, pero que hoy por hoy ha pasado casi totalmente desapercibida para la mayoría de los edafólogos. Si la edafología en la FAO andaba en apuros la han rematado algunos edafólogos. ¿No hubiera sido más razonable que el GlobalSoilMap hubiera ido a recalar en esta Institución?. Ahora estamos en manos privadas y si no al tiempo (…..)

 Quedaba por escribir otro post sobre el origen e historia de mis verdaderas disputas con Alex McBratney, aunque  prefiero “de momento” no entrar al trapo. Ya tienen suficiente artillería para ahorcarme institucionalmente. Eso si, si persisten (….)

 Juan José Ibáñez  

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Pues…… en 2006 le comenté a Luca Montanarella que abandonaba el ESBN. Un año después el volvió a preguntarle y le respondí lo mismo. Sin embargo, hace unas semanas mi nombre seguía apareciendo en el listado de la ESBN. Esta mañana, picado por la curiosidad, he vuelto a entrar en su página Web y….. ya estaba borrado del Mapa. Mi nombre no aparecía por ningun lado ¿Casualidad? ¡Tal vez si, tal vez no!. Pero, ¿que casualidad no?.

¿Quien me sustituye?. Pues España va a pagarlo también. ¿Habrán preguntado al CSIC, quien debía reemplazarme?. Dudo que mi institución diera ese nombre. Eso sí, este personaje no les causará problemas (es de la misma guisa), pero defender los intereses patrios (jejejeje).

Saludos

Juanjo Ibáñez

Entiendo que algunos paises si donaron la base de datos de perfiles de suelos como prestación a un servicio académico validado en un curso de mapeo digital de suelos realizado en un país latinoamericano. El objetivo apuntaba a la realizaciòn del mapa mundial de suelos de la FAO. Colombia entregó el mapa pero no sus datos puntuales; no es conveniente dar esa información tan valiosa, aunque en mi país, muchos no piensan lo mismo. La estrategia de los metadatos también debe tener un propósito escondido.

Hola Carlos,
desde que escribí este post han pasado seis años y desde entonces han ocurrido muchas cosas. Realmente ya no se a quien te refieres y a lo que te refieres ¿FAO o la iniciativa de Alex?. Ha llovido mucho y debías ser más preciso.
Un abrazo
Juanjo Ibáñez

(requerido)

(requerido)


*